La Iglesia Católica, Apostólica y Romana, Descúbrela

El término católico apostólico romano puede generar ciertas inquietudes para la comunidad en general, y es un tema sumamente interesante. En tal sentido, si quieres conocer un poco más acerca de lo que significa la santa iglesia católica apostólica romana, sigue leyendo, este artículo es para ti.

Iglesia católica apostólica romana

La Iglesia católica, apostólica y romana

La iglesia católica apostólica romana, es una de las religiones más reconocidas en el mundo entero, de suma importancia y renombre a nivel internacional; así como también comprende un generoso número de fieles y creyentes, y es considerada la religión más importante de todas. Esta es la iglesia más reconocida en virtud de que depende del Papa jurídicamente, y está esparcida por todo el mundo, por lo que es universal.

Cabe destacar que en esta religión se practica el bautismo coaccionado, el cual se lleva a cabo en los primeros años de la infancia, cuando la persona no puede elegir ni decidir por sí misma si quiere o no ser bautizada, motivo por el que aún se desconoce el número exacto de verdaderos católicos hoy en día.

En tal sentido, el número de católicos que se puede aludir va en proporción al número de personas bautizadas, que según datos recabados por el Anuario Pontificio del año 2010, eran alrededor de 1.166 millones de personas, quienes por supuesto fueron bautizadas en sus primeros años de vida. Esta cantidad representa el 17% de la población a nivel mundial.

De igual manera, la iglesia católica apostólica romana posee una serie de rasgos que la distinguen de los otros grupos cristianos y religiosos, que hacen presencia en todo el mundo.

Estos rasgos son característicos y únicos, junto con su estructura jerárquica hacen de esta una de las religiones más importantes y de mayor envergadura, que aún en la actualidad posee el mayor número de seguidores y creyentes. Cabe destacar que también es la religión predominante en América Latina, puesto que fue traída del continente europeo en los tiempos de la colonización.

Sede

La Iglesia católica apostólica romana propiamente dicha, es una importante institución religiosa cuya sede principal, también conocida como sede apostólica, se encuentra en la capital de la república italiana: Roma. La misma guarda una estrecha relación con la sede central de la iglesia católica romana, la cual está ubicada en la ciudad estado de El Vaticano, el cual es un enclave dentro de Roma, Italia; dicha ciudad es también el hogar del Papa y se considera un tesoro arquitectónico y artístico de talle mundial.

Con respecto al Vaticano, este es un estado independiente que ha sido reconocido por toda la comunidad internacional como tal, y se debe resaltar que si bien guarda una íntima relación con la sede apostólica, ambas figuras son distintas en el siguiente sentido: el Estado del Vaticano es un poder temporal, mientras que por su parte la sede apostólica representa para los católicos el poder espiritual. Como se mencionó anteriormente, el Vaticano es el hogar del Papa, quien es su máxima representación y responde al nombre honorífico de “su santidad”. Cabe acotar que el Papa que se encuentra regente en la actualidad es el cardenal Jorge Bergoglio, a quien se le conoce como Papa Francisco.

Historia y Origen del nombre

Fuera del Catolicismo, se hace necesaria realizar la designación de la Iglesia católica, apostólica, romana como tal o bien como iglesia católica romana, debido a que hay personas que sostienen que las Iglesias de la Comunión Anglicana y las Iglesias Ortodoxas se reconocen a sí mismas como parte de la “Iglesia única, santa, católica y apostólica”, que también se consideran católicas etimológica y literalmente.

Ahora bien, estas se diferencian debido a que no están bajo la autoridad del Papa, o también porque se trata de personas que provienen de países en los cuales el habla ha adquirido dicha expresión en virtud del gran uso por parte de las comunidades anglicanas, de ortodoxos y también de otros protestantes.

Aunado a ello, se debe mencionar que existen otras iglesias que se mantienen en plena comunión con el obispo de Roma, que poseen tradiciones litúrgicas distintas y en consecuencia no se añaden el término de “Romana”.

Es por ello que se utiliza el término general de Iglesia Católica para englobar tanto a las iglesias orientales y a la iglesia romana, ambas católicas. Ahora bien, también hay una extensa tradición según la cual existen otros términos que hacen alusión a la iglesia católica, entre los cuales se destacan los siguientes: Sacramento de Cristo, Pueblo de Dios, Esposa de Cristo, Barca de Pedro, Jerusalén de arriba, Cuerpo Místico de Cristo, Edificación de Dios o Nave de salvación.

Iglesia católica apostólica romana

Doctrina

La Iglesia católica se entiende a sí misma y se presenta ante el mundo como la entidad que ha sido establecida por Jesucristo, cuyo objetivo es ayudar a recorrer el camino espiritual hacia Dios, mediante el amor recíproco y bajo el cumplimiento de los sacramentos a través de los cuales Dios le otorga la gracia a sus creyentes, como lo son: bautismo, eucaristía, confirmación, penitencia, matrimonio, orden sacerdotal y unción de los enfermos.

Para tal fin, se considera que la iglesia católica tiene el objetivo de elaborar, impartir y propagar las enseñanzas cristianas, así como también de procurar la unidad de todos los fieles a lo largo del mundo. De igual manera, también debe establecer el ministerio de sus sacerdotes en aras de disponer la gracia de los sacramentos a los fieles, por lo que la iglesia católica tienen una organización en forma de pirámide. Por ende, necesita mantener la unidad de sus fieles y que a la vez estos obedezcan la doctrina establecida de forma oficial.

Aunado a ello, esta iglesia se considera a sí misma como la única iglesia auténtica frente a las demás Iglesias y denominaciones cristianas que han surgido a lo largo de la historia, puesto que se considera como la única que ha sido fundada por Cristo. Ahora bien, el magisterio de esta iglesia basa sus enseñanzas en la Revelación, la cual se encuentra explícita en las sagradas escrituras y en la sagrada tradición.

Se debe mencionar además que la doctrina elemental de la iglesia católica, tiene sus basamentos en el Credo de los apóstoles, el cual comprende un conjunto de fórmulas de fe que fueron elaboradas durante los primeros concilios de la historia.

Este credo se puede explicar sistemáticamente en el catecismo de la iglesia católica, que fue aprobado en el año 1992 por el Papa Juan Pablo II. Por otra parte, un carácter distintivo entre los católicos y los demás grupos cristianos, tiene que ver con su aceptación de todos los concilios ecuménicos de la historia, lo cual va desde el concilio de Nicea I hasta el concilio Vaticano II.

Por otra parte el Obispo de Roma, llamado Papa, es considerado obispo de la iglesia católica entera, es decir, doctor y pastor de todos los cristianos, puesto que se considera que es el sucesor del apóstol San Pedro. El procedimiento para la selección de los papas ha variado con el transcurso de la historia, pero desde el siglo XI el mismo es elegido en una reunión denominada cónclave, que realiza el colegio cardenalicio.

También existen otros aspectos de la doctrina católica que la distinguen con respecto al resto de los grupos cristianos, como lo son la creencia del dogma de la Inmaculada Concepción y la Asunción de María, madre de Jesús. A esto se le puede adicionar la fe en la efectiva autoridad espiritual de la iglesia católica para perdonar los pecados de sus fieles, así como también remitir las penas temporales a que haya lugar, mendiante el Sacramento de la penitencia y la indulgencia.

Por último es pertinente acotar otro dogma sobresaliente que caracteriza a la iglesia católica, el cual es la creencia de la presencia real de Jesucristo en la eucaristía; esto debido a que mediante el cambio llamado transubstanciación, el pan y el vino que es presentado en el altar se transforma en el cuerpo y la sangre de Cristo respectivamente.

Iglesia católica apostólica romana

Atributos de la iglesia católica

La iglesia católica posee cuatro atributos inseparables, también llamados notas, que tienen que ver con sus rasgos esenciales y lo que se considera que es su misión; en tal sentido, la misma es “una, santa, católica y apostólica”. De allí que los católicos profesen su fe en estos cuatro atributos, mediante el credo de los apóstoles y el credo niceno-constantinopolitano. A continuación se explica en detalle cada uno de ellos.

Santidad

La iglesia católica en sí misma es Santa, puesto que su fundador es santo y sus fines y objetivos son santos, a pesar de todas las faltas y pecados que cometen los miembros que peregrinan sobre esta Tierra. También es santa mediante sus fieles, puesto que ellos ejercen una acción santificadora, y principalmente aquellos que han logrado un alto nivel de virtud y en consecuencia han sido canonizados por la misma iglesia.

En tal sentido, esta iglesia es santa debido a que todos sus miembros están llamados a ser santos, ella contiene en su totalidad los medios para alcanzar la santificación y la salvación.

Unidad

Con respecto a este atributo hay que mencionar que la iglesia es “una” en virtud de su origen: Dios mismo, quien es uno según la doctrina católica. Del mismo modo, es “una” debido a su fundador: Cristo. En tal sentido, el apóstol San Pablo hace referencia a la iglesia como el Cuerpo de Cristo, en la primera carta a los Corintios, y las partes del cuerpo son muchas, pero el cuerpo sigue siendo uno solo.

En otra carta este mismo apóstol enseña un poco acerca de este atributo, haciendo un llamado a las personas que forman parte de la iglesia a que mantengan entre ellos lazos de paz, y permanezcan unidos en el mismo espíritu.

Así, se mantendría un solo cuerpo y un mismo espíritu, pues ellos habrían sido llamados a una misma vocación y esperanza. Es un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo y un solo Dios padre de todos, que se encuentra por encima de todos, actúa y está en todos. El mismo Cristo enseña esta unidad de la iglesia y a la vez ruega porque se mantenga, en las siguientes palabras: “Que todos sean uno, como tú, Padre, estás en mí y yo en ti. Que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado”.

Catolicidad

La iglesia es Católica por cuanto es universal y busca anunciar las buenas nuevas, para poder recibir en su seno a todos los seres humanos, en cualquier tiempo y lugar, que acepten su doctrina y reciban el bautismo. Así, se quiere que en cualquier lugar en el cual se encuentre uno de sus miembros, esté allí presente la iglesia católica. Por otra parte, también se considera católica porque Cristo está presente en ella, lo que significa que recibe de él la plenitud de los medios para alcanzar la salvación.

En tal orden de ideas, esta iglesia es Católica debido a que es universal, es decir, está en todo el mundo. Antes de que Jesucristo ascendiera al cielo, le dijo a sus discípulos las siguientes palabras contempladas en Mateo 28:19-20: “Vayan, entonces, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Y yo estoy con ustedes hasta el fin del mundo”.

Este mandato establecido por el Señor fue entendido desde el rechazo de los judíos, y la dispersión de todos los apóstoles por el mundo que se conocía hasta ese entonces, que era el Imperio Romano. En este sentido, todos ellos fueron cumpliendo la orden del Señor, llevando su palabra por el mundo: Pedro y Pablo llevaron la fe a Roma, Santiago el mayor a España, San Bartolome a Oriente. Posteriormente, cuando Juan estaba a punto de morir finalizando el Siglo I, se puede afirmar que la Iglesia, debido a su universalidad, ya era católica, conocida en todo el mundo.

Así lo indica San Ignacio de Antioquía en su carta dirigida a los esmirnotas, la cual fue escrita cerca del año 110 y estipula lo siguiente: “Donde está el Obispo está la comunidad, así como donde está Cristo Jesús está la iglesia católica”. De dichas palabras se puede derivar que la iglesia está unida como cuerpo místico que tiene a Cristo  a la cabeza.

Apostolicidad

En cuanto a la Iglesia católica apostólica romana, la misma fue fundada por Cristo sobre el fundamento del apóstol Pedro y todos los demás. En tal sentido, el colegio apostólico en pleno posee autoridad y poder hacia la misma siempre y cuando se esté en comunión con Pedro y sus sucesores. Cabe destacar que los sucesores de Pedro y los demás apóstoles son el Papa y los Obispos, quienes ejercen la misma autoridad y el mismo poder que ejercieron aquellos en sus tiempos, en virtud de que fueron elegidos e instituidos por Cristo.

También se considera que esta iglesia católica  apostólica romana es Misionera, porque el Papa recibió el mandato de los apóstoles de enseñar a todo el mundo la palabra de nuestro Señor. Por otra parte es apostólica ya que está fundada sobre la sucesión de los apóstoles, tal y como se mencionó anteriormente. Y en consecuencia, las Iglesias particulares que han sido levantadas en los territorios, son plenamente católicas en el sentido de que mantengan su comunión con la Iglesia de Roma.

Por otra parte, se dice que también es Apostólica debido a que guarda y transmite de generación en generación, todas aquellas enseñanzas que se encargaron de predicar los apóstoles. Dichos atributos se pueden hallar en todas las iglesias particulares que forman parte de la iglesia católica romana, conocidas como rito latino; y las iglesias rituales autónomas, conocidas como ritos orientales.

En tal sentido, todas estas Iglesias comprenden los atributos antes mencionados, que también se consideran características esenciales, cuya autoridad suprema es la del Papa, quien es el vicario de Cristo en la Tierra, es decir, su representante.

Es entonces, católica la iglesia puesto que es universal, y apostólica ya que recibió de los apóstoles y sus sucesores la misión de enseñar a todas las naciones lo que Jesús le enseñó. Aunado a ello, nos confirma en la fe mediante un pastor que es infalible, es decir que no se equivoca, y es el Papa. Ahora bien, se añade a su nombre también el termino de “Romana”, ya que Pedro eligió a Roma como su sede apostólica, y en consecuencia los católicos que están directamente sujetos a sus directrices, poseen un mismo rito llamado Latino.

Estructura

La Iglesia católica apostólica romana posee miembros en todos los países del mundo, en algunos de los cuales se puede encontrar una población numerosa, o casi nula en otros. Dicha organización se basa en una estructura jerárquica que mantiene la comunión con los fieles, en la que el clero se divide en obispos, presbíteros y diáconos. Cada uno de los miembros del clero depende de una autoridad superior, la cual debe ejercer su gobierno tomando en consideración a la comunidad, con la cual mantiene un intercambio de ideas llevando a cabo consultas y reuniones.

Por otra parte, en cuanto al territorio se refiere, la iglesia católica se encuentra organizada en diócesis o iglesias particulares, estando cada una de ellas bajo la autoridad de un obispo. Algunas de estas Iglesias que tienen un rango mayor, son llamadas arquidiócesis, y se encuentran bajo la autoridad de un arzobispo. En las Iglesias orientales católicas, estos distritos se llaman, respectivamente, eparquías y archieparquías. Por otra parte, la Basílica de San Juan de Letrán, catedral de Roma es la madre y cabeza de todas las Iglesias del mundo, debido a que es la sede del Pontífice Romano.

Para el año 2010 existían alrededor de 2810 diócesis, de las cuales 623 son arquidiócesis. Cabe destacar que la diócesis de Roma es la sede Papal, que contempla a la ciudad del Vaticano. De igual manera existen nueve patriarcados de los cuales tres son latinos y seis son de ritos orientales; también hay nueve exarcados patriarcales y cinco territorios dependientes de patriarcas.

Por otra parte también existen otros territorios que no llegan a ser considerados diócesis, pero que en la práctica funcionan como tal; estas son las prelaturas y abadías territoriales, que son regidas por un prelado o un abad, respectivamente.

Ahora bien, en la actualidad existen aproximadamente 46 prelaturas territoriales, de las cuales más del 80% se encuentra en países de América Latina; y existen también once abadías territoriales, que se encuentran mayoritariamente en Italia, y una prelatura personal, que es la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei cuya sede se encuentra igualmente en Italia. También existen 35 ordinariatos militares y 8 ordinariatos para los que son fieles de los ritos orientales.

Gobierno

Con respecto al gobierno de la iglesia católica apostólica romana, se debe mencionar que el mismo está a cargo de los obispos, quienes son ayudados por los sacerdotes. Ahora bien, con respecto a cada una de las autoridades católicas, cabe realizar las siguientes consideraciones:

Obispos

Son las personas encargadas de cada una de las diócesis, y su labor es apoyada por los presbíteros y diáconos. Cabe destacar que ningún obispo tienen autoridad sobre otro, ni siquiera aunque haya sido nombrado cardenal, pues cada uno depende del Papa directamente.

Cardenales

Los cardenales son los encargados de ayudar al Papa a ejercer la acción pastoral de la iglesia católica, y también colaboran en la administración del Vaticano y de la Curia Romana. De igual manera, una vez que el Papa fallece, ellos se encargan de elegir al sucesor en un acto llamado cónclave; en conjunto, los cardenales conforman el Colegio Cardenalicio, y son elegidos por el Papa directamente en el cumplimiento de sus funciones.

Papa

Esta es la autoridad electa por el Colegio de Cardenales en un acto de reunión denominado cónclave. Durante el año 1817 el Concilio del Vaticano hizo especial énfasis sobre la doctrina existente relacionada con la infalibilidad papal, característica que ha generado múltiples controversias. La misión del Papa consiste en desarrollar su ministerio con la ayuda de dos grandes grupos de personas, que le ayudan a ejercer sus funciones, los cuales son los cardenales y el concilio ecuménico.

Concilio Ecuménico

El Concilio Ecuménico es la asamblea de todos los obispos que ejercen sus funciones en el mundo, el cual se encuentra presidido por el Papa. Este concilio es convocado cada vez que se deben tomar las decisiones más importantes, en cuanto se refiere a tópicos de fe y de moral.

Hay que acotar, además, que los obispos que hacen vida en un país determinado pueden organizarse en una conferencia episcopal, también denominada asamblea de ordinarios en el Oriente, y los mismos poseen cargos electivos entre los obispos que forman parte de la misma nación. De igual manera, también existen otras formas de organización inter diocesanas que están conformadas por varios países, y finalmente se puede contabilizar de la siguiente manera:

  • 113 Conferencias Episcopales.
  • 6 Asambleas de Ordinarios.
  • 6 Sínodos Patriarcales, uno por cada iglesia patriarcal.
  • 4 Sínodos archiepiscopales mayores, uno por cada iglesia archiepiscopal mayor.
  • 2 concilios de iglesias, los cuales con ritos etíope y ruteno.
  • 14 conferencias internacionales de diversa índole.

Congregaciones y Órdenes

Si bien las órdenes religiosas no forman parte de la estructura jerárquica de la iglesia católica, las mismas dependen directa o indirectamente del Papa y de los obispos, y pueden ser clasificadas en la siguiente forma:

  • Órdenes religiosas de derecho diocesano: Estas órdenes dependen del Obispo que rige la diócesis en la cual han sido reconocidas.
  • Órdenes religiosas de derecho pontificio: Estas dependen directamente del Papa, pero deben trabajar en conjunto con los obispos de las diócesis en las cuales actúan.

En este sentido, las ordenes religiosas y las congregaciones se establecen de acuerdo a los tres votos básicos que son: pobreza, castidad y obediencia. Cabe destacar que no todas las congregaciones hacen el voto de pobreza, puesto que algunas solamente realizan un compromiso de pobreza utilitaria.

Dentro de la iglesia católica también se encuentran muchas órdenes religiosas monásticas de frailes y monjas, y congregaciones e institutos de vida religiosa cuyos miembros suelen hacer votos de obediencia, pobreza y castidad; sea como sea, los votos que haya que realizar quedan sujetos a la potestad de cada institución.

Cada uno de los integrantes de las congregaciones y órdenes religiosas, dedican sus vidas enteras a Dios, y el objetivo de las mismas mismas es salvar su propia alma y ser un ejemplo para toda la sociedad de pobreza, castidad y obediencia. Todos estos votos vividos de acuerdo con el carisma particular que caracteriza la constitución de cada orden o congregación. Aunado a ello, existen otras prácticas religiosas tales como el ayuno, meditación, oración, penitencia y peregrinación.

Extensión

La iglesia católica apostólica romana, está distribuida a lo largo y ancho del mundo, y se destacan las siguientes extensiones como sedes igualmente importantes:

  • Iglesia Católica en Andorra.
  • Iglesia Católica en España.
  • Iglesia Católica en Francia.
  • Iglesia Católica en Marruecos.
  • Iglesia Católica en Mónaco.
  • Iglesia Católica en Portugal.

Historia

Para lograr entender a cabalidad lo que significa la santa iglesia católica apostólica romana, es necesario dar un breve recorrido por la historia de la misma, puesto que es una de las religiones más antiguas y que ha sobrevivido con el transcurso de los siglos y de los años. En tal sentido, esta institución se originó desde los tiempos de Cristo, y su mensaje fue divulgado y diseminado por sus discípulos a lo largo y ancho del mundo.

Por otra parte, este mensaje disgregado por todos los países a cargo de los discípulos y apóstoles de Jesús, se ha mantenido con los años gracias a la figura del Papa, quien es el sucesor de San Pedro según lo que estipula la tradición católica. Esta importante figura ha cobrado gran relevancia con el paso de los años, motivo por el cual es la máxima autoridad de la institución, y tiene a su cargo un amplio equipo y una serie de responsabilidades y compromisos, que deben ser cumplidos a cabalidad en todos los países en los que la iglesia tiene presencia.

Así, los preceptos de la iglesia católica han perdurado con el tiempo y han adquirido un gran poderío, que es mantenido por la figura del Papa y de los obispos que colaboran en el ejercicio de sus funciones, tanto en Roma como en el resto del mundo. Cabe destacar que si bien el Vaticano es la sede principal de la iglesia católica apostólica romana, la misma tiene presencia en todos los países, con sus respectivas autoridades que se encuentran en comunión con Roma y en consecuencia, prosiguen con sus preceptos.

A continuación, se explica un poco acerca de los principales acontecimientos que tienen que ver con la historia de la iglesia católica apostólica romana, desde sus inicios hasta nuestros tiempos.

Edad Antigua

Al estudiar un poco la doctrina católica se entiende que Jesucristo formó una comunidad cristiana, la cual poseía una estructura jerárquicamente organizada, y una autoridad específica, que era dirigida por los apóstoles, principalmente por San Pedro. Se cree que más tarde, los apóstoles y los primeros seguidores de Jesucristo fundaron la iglesia organizada.

El texto más antiguo que ha sido hallado, en el cual ya se utiliza el término de iglesia católica o universal, consiste en una carta escrita por san Ignacio de Antioquia, la cual estaba dirigida a los Esmirna un poco después del año 100, y de la misma se extraen las siguientes palabras: “Allí donde aparezca el obispo, allí debe estar el pueblo; tal como allí donde está Jesús, allí está la iglesia católica”.

Evidentemente, él excluía a los herejes de esta iglesia, contra quienes además usó palabras muy fuertes, como que eran fieras en forma humana y hombres con los que ni siquiera se debería tener trato alguno. El mismo personaje Ignacio de Antioquia estipula una estructura jerárquica basada en tres niveles, que consistía en Obispos, Presbíteros y Diáconos.

Posteriormente San Cipriano, quien era Obispo de Cartago en el siglo III, hace referencia a una jerarquía monárquica de siete grados, cuya máxima posición era ocupada por el Obispo. Hay que destacar además, que en esta jerarquía el Obispo de Roma ocupaba un lugar especial, puesto que era el sucesor de San Pedro.

Algunas personas aluden que el Obispo de Roma llegó a tener dicha posición tan especial y una notoria importancia, debido a motivos políticos; el primero de ellos por el hecho de que Roma fue la capital del Imperio Romano, hasta que la misma fue cambiada por Constantinopla por el Emperador Constantino I el Grande el día 11 de mayo del año 330.

Por otra parte, otro motivo para reconocer su importancia se le atribuye al conocido hecho de que el Obispo de Roma era el sucesor de san Pedro, y fue éste a quien Jesús eligió para confiarle la misión de confirmar a sus compañeros en la fe, según lo que se establece en el Evangelio de san Lucas.

Es tanto así que inclusive en el primer siglo, cuando el apóstol Juan aún estaba vivo, el obispo de Roma entre 89 y 97 quien era el Papa  Clemente, escribió a la comunidad cristiana de Corinto, con el objeto de resolver un problema interno que tenía esa iglesia en particular. Otros autores han sostenido la ausencia de argumentos suficientes, para afirmar que Pedro haya sido obispo de Roma; pero por su parte la tradición que afirma que Pedro si fue a Roma y murió allí como mártir, se basa en esta carta de san Clemente, la cual hace mención a su martirio.

Edad Media

Ya para el siglo V, la iglesia católica se había extendido por casi todo el territorio del Imperio Romano, abarcando una extensión desde Hispania hasta Siria, incluyendo las zonas costeras ubicadas en el norte del continente africano.

Con el paso del tiempo, se fueron llevando a cabo misiones dirigidas hacia zonas ubicadas al norte de Europa, que alcanzaron Irlanda, Gran Bretaña y Germania, y posteriormente Escandinavia, centroeuropa y poblaciones eslavas, para el siglo XI. Muchas de estas misiones, incluían la tarea de inculcar el cristianismo a los territorios del antiguo imperio romano occidental, y se pudo llevar a cabo gracias a los monasterios, principalmente a los benedictinos.

Por otra parte, el incremento en el número de poblaciones que se convirtieron al Islam conllevó a un declive progresivo del Catolicismo existente en el norte de África, que llegaría a ser casi completo en el mundo moderno. Posteriormente muchas Iglesias se dividieron, debido al gran cisma entre sus oraciones de occidente y oriente, cuya iglesia denominada Católica Ortodoxa, pasó a ser llamada solamente por el ultimo nombre, Ortodoxa; hecho este que tuvo lugar en el año 1054 como consecuencia de las rivalidades entre los patriarcados de Roma y Constantinopla.

Progresivamente se fueron instituyendo universidades eclesiásticas, cuyo tema principal era la teología pero también poseían facultades de arte, Derecho, y algunas hasta de medicina; lo que produjo un notable desarrollo cultural durante los siglos XI y XIV. De igual manera en el siglo XIII se comenzaron a fundar y desarrollar las órdenes mendicantes, que influyeron notoriamente en la vida religiosa de la sociedad.

Finalizando el siglo XIV se produjo el conocido Cisma de Occidente, que provocó fuertes tensiones en la iglesia católica en los años 1378 hasta 1417, lo que generó nuevas ideas conciliaristas, de las cuales se dice que los concilios tienen inclusive más autoridad que el Papa en ciertos aspectos. En el Concilio V de Letrán llevado a cabo en 1516, el conciliarismo fue condenado.

La Inquisición

La Inquisición es el término con el que se designa a un conjunto de instituciones que se dedicaron a suprimir la herejía, bajo el seno e instrucción de la iglesia católica. La primera de la que se tiene conocimiento fue fundada en 1184, bajo el nombre de Inquisición Medieval, en una zona al sur de Francia para combatir las herejías de los cataros, albigenses, y valdenses, y de esta primera inquisición se derivan todas las demás.

Posteriormente en 1249, se implantó la primera Inquisicion estatal en el reino de Aragón, que luego se unió con Castilla para extenderse bajo el nombre de Inquisición Española, que tuvo lugar entre los años 1478 y 1821 y se encontraba bajo el total control de la monarquía hispánica, por lo que su ámbito de acción se extendió hasta América. En este sentido, también tuvo cierta importancia la Inquisición portuguesa (1536-1821) y la Inquisición romana (1542-1965), que también respondía al nombre de Santo Oficio.

Edad Moderna

Durante el transcurso de la Edad moderna, la iglesia católica estuvo sujeta a grandes cambios entre los que se pueden destacar, por una parte, el inicio de la expansión de las misiones hacia muchas zonas ubicadas en el continente africano y asiático, incluyendo también el continente americano en virtud de los viajes realizados por los europeos para conquistar territorios. También se viven ciertas tensiones internas, y se levanta un espiritu profundo de solicitar reformas y reestructuraciones.

Por otra parte, gracias a la invención de la imprenta fue posible una mayor expansión y difusión de la Biblia y de todas sus traducciones, por lo que de hizo más fácil su circulación entre los católicos que hacían vida en diferentes lugares. También tuvo lugar el rechazo por parte del Papa por causas de independencia política y económica, y el rechazo de Martin Lutero al hecho de cobrar dinero por las indulgencias; todo esto tuvo como consecuencia el surgimiento del movimiento llamado protestantismo, en el año 1517.

Del mismo modo, en este siglo XVI se comenzó a llevar a cabo el movimiento llamado Calvinismo en Suiza, que posteriormente se fue extendiendo a otros países de Europa. Luego siguió un importante cisma que se concatenó con el surgimiento de la Iglesia Anglicana nacida del Acta de supremacía inglesa durante el año 1534.

Edad Contemporánea

El conocido Papa Juan Pablo II se caracterizó por sus ideales an contra del comunismo. Por su parte, el Papa Benedicto XVI fue un prominente teólogo alemán, que se ocupó de representar una de las alas más prominentes de la derecha del Vaticano. Y más recientemente, el Papa Francisco representa a la iglesia latinoamericana, por lo que también se ha inclinado un poco más a la ayuda de los más  pobres y necesitados.

En este sentido, los principales acontecimientos dentro de la iglesia católica apostólica romana que han tenido lugar en el transcurso de la edad contemporánea, pueden ser delimitados en la siguiente línea de tiempo:

  • 1869-1870: Tuvo lugar el Concilio Vaticano I.
  • 1870: Desaparecieron los Estados Pontificios.
  • 1878: Se dio inicio al Pontificado de León XIII.
  • 1891: León XIII promulgó la encíclica Rerum Novarum, la cual fue la primera encíclica social dentro de la iglesia católica, que se encarga de tratar el tema del problema obrero.
  • 1897: Durante este año el Papa León XIII promulgó algunas restricciones en su Constitución Apostólica Officiorum, relativas al uso de biblias traducidas a idiomas comunes.
  • 1903: Se dio inicio al pontificado de san Pío X.
  • 1914: Se dio inicio al pontificado de Benedicto XV.
  • 1917: Fue promulgado un nuevo Código de Derecho Canónico.
  • 1922: Se dio inicio al pontificado de Pio XI.
  • 1929: Fueron firmados los pactos de Letrán, mediante lo que nació el Estado soberano de la ciudad del Vaticano.
  • 1939: Se dio inicio al pontificado de Pío XII.
  • 1958: Se dio inicio al pontificado de Juan XXIII.
  • 1962-1965: Tuvo lugar el Concilio Vaticano II.
  • 1963: Se dio inicio al pontificado de Pablo VI, quien se encarga de continuar con el Concilio y mantiene la obra de Juan XXIII.
  • 1978: Este fue el año de los tres Papas, ya que Pablo VI muere y se inicia el pontificado de Juan Pablo I que solamente dura 33 días; tras su muerte se realiza un segundo cónclave, que generó la elección de Juan Pablo II como nuevo Papa. El pontificado de este importante personaje estuvo orientado principalmente a poner en práctica las conclusiones del Concilio Vaticano II, y también viajó por numerosos países en el mundo.
  • 1981: Durante este año, específicamente el día trece de mayo, el Papa Juan Pablo II sufrió un atentado en la plaza de San Pedro.
  • 1983: Se promulgó el Código de Derecho Canónico, que fue actualizado con las conclusiones emitidas en el Concilio Vaticano II.
  • 1992: Es publicado el Catecismo de la Iglesia católica.
  • 2000: Se llevó a cabo el jubileo del nuevo milenio, el cual fue decretado y celebrado por el Papa Juan Pablo II, quien pidió perdón por los errores cometidos por todos los hijos de la iglesia.
    2005: Se dio inicio al papado de Benedicto XVI, quien propicia el diálogo ecuménico e inter religioso, en aras de proseguir con los ideales esgrimidos durante el pontificado de Juan Pablo II, en comunión con la tradición de la iglesia.
    2013: Se celebró un nuevo cónclave tras la renuncia de Benedicto XVI, del cual salió electo el Papa Francisco, quien quiso llamarse así en honor al santo de Asís.

Financiación

La iglesia católica apostólica romana, así como sus instituciones relacionadas, logran ser financiadas a través de diversas vías, entre las cuales se pueden distinguir las siguientes:

  • Aportaciones de las instituciones propias o que se encuentran vinculadas a la propia iglesia católica.
  • Rendimientos económicos que son recibidos en forma de plusvalía de empresas o de instituciones, en las cuales se ha invertido un capital.
  • Aportaciones o recolectas directas o indirectas, que pueden ser de carácter público o privado.
  • Financiaciones provenientes de las arcas públicas, de muchos de los países en los cuales la iglesia está presente.
  • Otras fuentes de financiamientos.

El Instituto para las Obras de Religión, conocido como IOR por sus siglas, es la institución financiera principal de la iglesia católica, y popularmente se le conoce como Banco Vaticano. El mismo ha sido objeto de múltiples escándalos de variada índole, entre los que se pueden destacar los sucesos relacionados con el Banco Ambrosiano, por el hecho de no regirse por las normas financieras de Italia en virtud de la extraterritorialidad que caracteriza a la ciudad del Vaticano. Desde entonces, el IOR se encuentra bajo investigación y proceso judicial en ciertos países.

Si este artículo te ha resultado interesante, te invitamos a compartirlo y leer los que te recomendamos a continuación:

La Religiosidad Popular en la Evangelización Descúbrela

Las Características de la Iglesia ¿Cuáles son?

(Visited 677 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO