La medalla milagrosa: Origen significado virgen y mas

La medalla milagrosa representa unos de los símbolos más importantes de la Iglesia católica, con una celebración anual se dan cita miles de fieles para  dorarla, conoce a través  este artículo, su origen e historia. La medalla milagrosa

La medalla milagrosa

Llamada también “Medalla milagrosa de la Inmaculada Concepción” es un objeto ovalado muy hermoso diseñado por indicaciones de la propia santísima virgen María en una de sus apariciones durante el siglo XVIII,  contienen impresiones poderes espirituales que han permitido a través de los años obtener el favor y la devoción de miles de personas.

Las personas la portan en su cuello o de alguna otra forma para buscar la gracia y protección de Dios a través de la virgen, se considera de suma importancia dentro de la religión católica y los creyentes mantienen la devoción desde hace muchos años.

¿Quién era Catalina de Labouré?

Pero era Catalina de Labouré, era una joven que había nacido el 2 de mayo de 1806 en la población de Fin les Moutiers, en Borgoña, Francia, nació en una familia humilde y desde muy joven su vocación por el ministerio de Dios se hizo presente en su vida.

Se inició en el mundo de la religión acudiendo a la comunidad de las hermanas de la Caridad el 22 de enero de 1830,  tres meses después fue trasladada al noviciado de la capital del país en la Rue du Bac, después de los hechos que acontecieron en su vida dedicada al cristianismo, Falleció el 31 de diciembre de 1876, en París, Francia  fue declarada. Fue canonizada el 27 de Julio de 1947. Por el papa Pío XII

San Vicente y su corazón.

Durante su servicio en la congregación Catalina tuvo momentos de luz donde se le revelaron algunas situaciones, la primera fue cuando la novel hermana se encontraba presente cuando llevaban los restos del fundador de la orden San Valentín de Paul, a la Iglesia recién inaugurada de los Padres Paules.

El brazo derecho del Santo fue dejado en la capilla que él había fundado de manera  que cuando se realizaban las novelas respectivas, Catalina observó el corazón de San Valentín de varios colores.

En su mente se reflejaron descripciones de cada uno de esos colores, donde  el blanco representaba la unión que debía de haber entre todos los congregantes de la hermandad fundada por San Vicente, el rojo la energía y la fuerza de las congregaciones. La medalla milagrosa

El rojo más oscuro expresaba según catalina la tristeza y sufrimiento que ella misma iba a padecer, luego escuchó una voz en su mente que le dijo:

“El corazón de San Vicente está profundamente afligido por los males que van a venir sobre Francia. Este corazón está más consolado por haber obtenido de Dios, a través de la intercesión de la Santísima Virgen María, el que ninguna de las dos congregaciones perezca en medio de estas desgracias, sino que Dios hará uso de ellas para reanimar la fe.”

Visiones en la Eucaristía.

Cuando Catalina se encontraba en la Rue du Bac, Durante los nueve meses que estuvo alojada, tuvo la gracia de ver diariamente al Señor en el Santísimo Sacramento. Era un domingo de Eucaristía el 6 de junio de 1830, según catalina el señor se le presentó durante el evangelio en forma de Rey, tenía una cruz en el pecho.

Inmediatamente las vestimentas del Jesús que se encontraba en la Iglesia, cayeron al piso, lo mismo pasó con la cruz que tenía en el pecho, Sor Catalina inmediatamente escribió lo siguiente:

“Tuve las ideas más negras y terribles: que el Rey de la tierra estaba perdido y sería despojado de sus vestiduras reales. Sí, se acercaban cosa malas.”

Sueños con la virgen

La víspera de las fiestas de San Vicente de Paul representaron para Sor Catalina un momento de importancia en su vida, durante el día la maestra les había dado información con respecto a la devoción de los santos y sobre todo de la virgen María, fueron tan hermosas las palabras de la instructora que impactaron a Catalina. La medalla milagrosa

Como una tradición de las fiestas a cada hermana se le entregó un pedacito de lienzo de un roquete del santo para que lo tragaran, Catalina hizo lo mismo y se dirigió a sus aposentos a dormir, ella pensaba siempre en San Vicente y la presencia del ángel de la guarda que siempre hablaba con ella.

Quienes todas la noches le otorgaba la gracia divina por su devoción, de esa forma Catalina obtenía alimento para su corazón y su espíritu, dándole confianza  permitiéndole vivir la vida llena de esperanza.

Apariciones de la virgen

La historia de la medalla de la milagrosa se encuentra enmarcada en tres importantes apariciones que se llevaron a cabo en la París, Francia, donde comenzaron a presentarse apariciones a catalina de Labouré que se encontraba en una comunidad de hermanas de la caridad, ella recibió un mensaje de la la virgen de la medalla milagrosa que posteriormente se fue dispersando por el mundo, pero veamos las apariciones paso a paso.

Primera aparición

Entre el 18 y 19 de julio de 1830, un niño muy extraño se dirigió hacia donde se encontraba durmiendo la hermana Catalina Labouré, y le dijo que debía ir urgentemente a la capilla, cuando la hermana llegó, encontró a una mujer resplandeciente muy hermosa vestida de blanco.

Era la Virgen maría que junto a su lado se encontraba un globo que brillaba mucho y sobre éste una cruz, La virgen abrió los brazos y extendió sus manos de donde salieron unos rayos luminosos que llegaron al suelo, y la virgen del dijo a catalina: “Mi niña te voy a encomendar una misión”

La virgen desapareció y catalina quedó con impresionada con esta aparición que al día siguiente la contó a todas sus hermanas que asombradas no podían creer lo que catalina había visto, pero las apariciones aún no habían terminado.

Segunda aparición

Después que la virgen le había dado esa información  María, la duda estaba rodeándola cuando el 17 de noviembre de 1930, (llamado también el  día de la medalla milagrosa), se volvió aparecer la virgen pero esta vez en la entrada  en la entrada de la capilla.

La virgen estaba encima de una figura circular brillante sosteniendo una medalla, y la iluminación era muy intensa, catalina asombrado estaba cuando de repente observó a Catalina, y dirigiendo su mirada al cielo le dijo:

“Este globo que has visto es el mundo entero donde viven mis hijos. Estos rayos luminosos son las gracias y bendiciones que yo expando sobre todos aquellos que me invocan como Madre. Me siento tan contenta al poder ayudar a los hijos que me imploran protección. ¡Pero hay tantos que no me invocan jamás! Y muchos de estos rayos preciosos quedan perdidos, porque pocas veces me rezan”.

La virgen explicó también que la esfera representa a todo el mundo pero especialmente a Francia, donde vendrán tiempos difíciles, sobre todo para los pobres que tienen muchas deficiencias, la dirigencias eclesiásticas de Paris y  el fallecimiento de algunos líderes espirituales.

Tercera aparición

Luego de las dos primeras apariciones  la virgen volvió aparecer a catalina quien de una forma un tanto extraña y montada sobre una especie de globo muy luminoso extendió sus manos y de los anillos de la virgen salieron unos rayos luminosos y la virgen le dijo:

“Estos rayos y las gracias que la obtendrán quienes las pidan las”

Catalina observó  que algunos anillos no resplandecían. Sin embargo, algunas de las joyas en los anillos estaban apagadas. María explicó a catalina que los rayos y las gracias estaban disponibles para todos pero nadie las había pedido. Luego a María se le formó una aureola grande donde se podían leer las siguientes palabras:

 “Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a Ti”. Luego se escuchó la voz de la virgen que le dijo: “Hay que hacer una medalla semejante a esto que estás viendo. Todas las personas que la lleven, sentirán la protección de la Virgen”.

En ese momento apareció una M y sobre ella una cruz, y bajo estos dos corazones uno de Jesús y el otro de María. Y el globo desapareció de las manos de la virgen.  De esta forma La virgen se dio a conocer  en el mundo como la mediadora de las gracias que vienen con Jesús, el globo de oro representa las riquezas de Dios que serán otorgadas a quien las pida.

Significado de la Medalla Milagrosa.

La medalla milagrosa tienen la representación de la Virgen maría estando de pie sobre un globo parecido a la tierra, pisando la cabeza de una culebra, esto representa a la virgen como la reina del cielo y la tierra. Pisar la cabeza de la serpiente es un reflejo de sometimiento a satanás y de no tener poder sobre la tierra.

Esta medalla es el reflejo de la idea principal de María concebida sin pecado llena de gracia y bendita por Dios, es bendita entre todas las mujeres por ser la hija del hijo de Dios y su pureza se ha mantenido en la iglesia por muchos siglos.

Anverso

En la medalla se puede apreciar a María aplastando su cabeza de la serpiente la cual está posada sobre el mundo o lo que parece ser el planeta tierra, esto es y como dijimos anteriormente el reflejo del poder de ella en el mundo como Reina.

Se observa un vestuario y muy hermoso junto a doce estrellas que está sobre su cabeza, lo que indica que es la mujer del apocalipsis representando al sol. Se observa además que la virgen tienen las manos extendidas de donde salen unos rayos que resplandecen.

Estos rayos son la gracia divina que maría ofrece al mundo, es su misión de madre proteger al hombre, como lo hizo con  su hijo. La jaculatoria establece el dogma de la inmaculada Concepción, la Misión de intercesión confianza y recurrir a la Madre.

Se observan también un globo bajo sus pies y en sus manos también se encuentra otro globo reflejando el ofrecimiento del mundo a Jesús

Reverso

La primera observación  que se aprecia es una cruz, el cual es el significado del ministerio de la redención. Luego se observa la letra “M”, que de María y de madre, los símbolos de la maternidad espiritual eterna, protección de padre para todos, los hombres del mundo.

Hay una barra la cual es una letra del alfabeto griego “J” Yota, que indica el nombre y la presencia de Jesús. Impresionan doce estrellas que son el reflejo perenne de la Iglesia de Jesús, fundada por los apóstoles y que perdura en el tiempo. 

Dos corazones que son la integridad de Jesús hijo y María Madre como nidos por el amor, una unidad que jamás se disolverá y manifestación del reinado de ambos en la tierra.la medalla milagrosa

Instrucciones dejadas por la virgen

Realmente son unas profecías que algunas se han ido cumpliendo y algunas faltan por  cumplirse, son una cantidad bastante extensas que la virgen le dejó explícitamente a Santa Catalina, algunas no son conocidas porque se mantuvieron en secreto, por orden e instrucciones de la propia Virgen, vemos las reveladas:

  • El comportamiento hacia la dirección, debía estar basada en la humildad y la obediencia, a pesar que su mentor el  padre Juan María Aladel, no crea en ella y menos en sus visiones, sugiriendo más bien que las olvidara.
  • El comportamiento hacia las penas debe estar manifestadas a través de la mansedumbre la paciencia y el gozo.
  • Acudir de manera constante y permanente a las puertas del altar, con el objeto de desahogar su corazón de todas las penas, allí es el único lugar donde recibirá consuelo divino, no humano.

Desde el punto de vista regulatorio la virgen expresa un significado especial con respecto a las apariciones y revelaciones que había tenido de San Valentín y el Señor, vemos:

“Dios quiere confiarte una misión; te costara trabajo, pero lo vencerás pensando que lo haces para la gloria de Dios. Tu conocerás cuan bueno es Dios. Tendrás que sufrir hasta que los digas a tu director. No te faltaran contradicciones; mas te asistirá la gracia; no temas. Háblale a tu director con confianza y sencillez; ten confianza no temas. Veras ciertas cosas; díselas. Recibirás inspiraciones en la oración.”

“Los tiempos son muy calamitosos. Han de llover desgracias sobre Francia. El trono será derribado. El mundo entero se verá afligido por calamidades de todas clases (al decir esto la Virgen estaba muy triste). Venid a los pies de este altar, donde se prodigaron gracias a todos los que las pidan con fervor; a todos, grandes y pequeños, ricos y pobres.”

“Deseo derramar gracias sobre tu comunidad; lo deseo ardientemente. Me causa dolor el que haya grandes abusos en la observancia, el que no se cumplan las reglas, el que haya tanta relajación en ambas comunidades a pesar de que hay almas grandes en ellas. Díselo al que está encargado de ti, aunque no sea el superior. Pronto será puesto al frente de la comunidad. El deberá hacer cuanto pueda para restablecer el vigor de la regla. Cuando esto suceda otra comunidad se unirá a las de ustedes.”

Y continúa con revelaciones que toman importancia y cuerpo, cuando se revisan y se aprecia que tienen una profundidad de contenido que sería imposible que una simple hermana por más devota y dedicada que fuera pudiera tener una profundidad espiritual tan amplia:

“Vendrá un momento en que el peligro será grande; se creerá todo perdido; entonces yo estaré contigo, ten confianza. Reconocerás mi visita y la protección de Dios y de San Vicente sobre las dos comunidades.”

“Mas no será lo mismo en otras comunidades, en ellas habrá víctimas (lágrimas en los ojos.) El clero de París tendrá muchas víctimas. Morirá el señor Arzobispo. Hija mía, será despreciada la cruz, y el Corazón de mi Hijo será otra vez traspasado; correrá la sangra por las calles”.

Según catalina cuando se le reveló esta información la virgen no podía hablar sentía la voz entrecortada por la emoción de la tristeza que la embargaba, y según ella su semblante era pálido, y entonces le dijo la virgen:

“El mundo entero se entristecerá. Ella piensa: ¿cuándo ocurrirá esto? y una voz interior asegura: cuarenta años y diez y después la paz.”

Cuenta Catalina que después de estar con ella más o menos unas dos horas desaparece en una forma muy similar a cuando desaparecen las sombras.

En estas apariciones la virgen le comunica realmente la misión que debe cumplir Santa Catalina, entre las principales una relación familiar entre madre e hija, María la adopta como su hija y se comunica con ella, le confía sus revelaciones y le explica que debe hacer, las revelaciones comenzaron manifestarse de la siguiente forma:

  • Comenzaba la Revolución Francesa una semana después que se le apareció la virgen.
  • El padre Aladel, que era el actual director nombrado director de las hijas de la caridad de toda Francia hecho ocurrido en 1846.
  • Cuando contaba con 40 años, catalina enfrenta un peligro predicho por la virgen, se enfrenta a los horrores de la comuna y el fusilamiento del arzobispo y monseñor Darboy junto a otros monseñores.

Se dice que aun quedaron revelaciones que no pudieron conocerse, ya que catalina ofreció sus votos de secreto y confianza a la  virgen, quien en una de sus apariciones le indicó que no debía revelar esos sucesos futuros, L santa se llevó esos secretos a la tumba y muchos creyentes  quedaron con la gran duda de que ocurriría posteriormente.

¿Porque el mensaje de la Virgen en la medalla?

Cuando la virgen aparece a Sor Catalina, estaba sumamente preocupada por los futuros acontecimientos que iban a suceder, de manera que ordenó acuñar una medalla con indicaciones específicas, según catalina esta fue la orden:

“Haz acuñar una medalla según este modelo. Quienes la lleven puesta recibirán grandes gracias, especialmente si la llevan alrededor del cuello”. 

Catalina jamás reveló el diseño de la medalla solo explicó a su confesor los detalles de las apariciones, no se sabe a ciencia cierta cuál realmente fue el modelo de cómo acuñar la medalla, sin embargo cuando contaba con 47 años, fue que dio algunos detalles de cómo debía estar conformada la medalla.

La Iglesia después de un gran análisis y estudio de las declaraciones de Catalina, aprobaron elaborar las primeras medallas alrededor del 1832, y de esa forma se distribuyen por toda Francia, el mensaje enviado a todos los portadores, los cuales quien tuvieran posesión podían tener la bendición de la virgen.

Esta devoción se propagó por todo el país de manera rápida lo que hizo que la devoción se convirtió para los fieles en una acción religiosa de importancia. Para 1836 comenzó una investigación con el objeto de establecer que las apariciones fueron declaradas auténticas.

Algunos consideran que las apariciones a Catalina están relacionadas con la magia y la superstición, sin embargo ha sido desviado su propósito por algunas personas que no están en armonía con la fe católica, utilizando la medalla como una especie de amuleto de buena suerte.

La medalla realmente es un testimonio de fe, reconocido por la Iglesia y considerada como uno de los objetos sagrados del catolicismo, la comunidad católica y la parroquia la medalla milagrosa, dispersa por el mundo reconoce sus milagros, que se la que se le atribuyen a la paciencia, el perdón, el arrepentimiento y la fe en Dios. Quien usa la medalla como un agente instrumento para otorgar la gracia divina.

La virgen otorgó el diseño de la medalla a Catalina con el objeto de dársela a todo el mundo de manera que según su orden cada persona debía portar una. En los Estados Unidos existe una organización llamada “Asociación fe la Medalla Milagrosa”, se encuentra ubicada en Perryville, Missouri. que también cuenta con el templo llamado Iglesia la medalla milagrosa

Esta Organización se encarga de llevar a cabo la petición de la virgen, de acuñar y  distribuir de manera gratuita la Medalla milagrosa, los interesados pueden ponerse en contacto con la organización y esta le envía la respectiva prenda.

Conversión

La medalla ha convertido a mucha gente que incluso no tienen fe en la Iglesia, la conversión religiosa establece la práctica religiosa por la que una persona adopta, de manera propia relacionadas con las creencias en una comunidad de creyentes específicos.

Existe un caso muy importante llamado la conversión de Ratisbona, es un hecho sucedido hace algunos años con respecto a una persona el cual era un judío, de profesión abogado y quien profesaba mucho odio a los católicos. Su hermano hace algunos años se había convertido al cristianismo ordenándose sacerdote y sobre todo era portador de una Medalla milagrosa.

En viaje que lo llevó a Roma por equivocación y días antes de casarse con la hija de su hermano mayor (estos casos en los judíos son relativamente normales y más aún en el siglo XIX). Estando en Roma en la casa de su amigo el barón Teodoro de Busier, quien era protestante convertido al catolicismo. Este le ofreció pasearlo por la ciudad para conocerla.

Llegan a un lugar donde se formaban reuniones y tertulias con muchos amigos del Barón, quienes eran cristianos y no cristianos, entre las conversaciones Alfonso hablaba muy mal del catolicismo, de manera que el Barón lo observaba y esperando con paciencia a que terminara y le dijo:

 “Ya que usted está tan seguro de sí, prométeme llevar consigo lo que le voy a dar”

Y le entregó la Medalla Milagrosa, a lo que Alfonso rechazó inmediatamente e indignado intentado botarla, el barón viendo la intención de su amigo le dijo:

“Según sus ideas, el aceptarla le debía dejar a usted indiferente. En cambio a mí me causaría satisfacción.”  Alfonso se colocó la medalla para demostrar al barón que no era tan terco y radical y mostrado una risotada se la colocó en el cuello.

El barón solicitó entre los presentes una oración con el objeto de agradecer a su amigo por haber intercedido de aceptar la Medalla y dijo:

“Si le ha puesto la medalla milagrosa y le ha hecho rezar el Memorare, seguro que se convierte.”  

Unos días después el barón se consigue con su amigo de nuevo, que estaba en su último día de visita en Roma, y lo invita a acudir a la Iglesia de San Andrés con el objeto de arreglar los servicios de su amigo el Conde La Ferronats quien había fallecido dos días después, de haber relajado la medalla a Alfonso.

El conde era un gran devoto de la Medalla y constantemente acudía a la Iglesia a rezar por su salud y su familia, al momento de entrar en la Iglesia Ratisbone declaró lo siguiente:

“A los pocos momentos de encontrarme en la Iglesia, me sentí dominado por una turbación inexplicable. Levanté los ojos y me pareció que todo el edificio desaparecía de mi vista. La capilla de San Miguel había concentrado toda la luz, y en medio de aquel esplendor apareció sobre el altar, radiante y llena de majestad y de dulzura.”

“La Virgen Santísima tal y como está grabada en la medalla. Una fuerza irresistible me impulsó hacia la capilla. Entonces la Virgen me hizo una seña con la mano como indicándose que me arrodillara. La Virgen no me habló pero lo he comprendido todo.”

Cuando el barón busca a su amigo por la Iglesia, lo consigue arrodillado, llorando y rezando con las manos unidas, también estaba besando la Medalla Milagrosa, sorprendido el barón, lo observa y no dice nada luego se retira. Unos, después Ratisbone fue bautizado en la Iglesia de Ges en Roma.

Por esos años la revelación llegó al papa y posteriormente comenzó un proceso de canonización por conversión donde la propia Iglesia consideró el suceso como un verdadero milagro. El ex judío Alfonso Ratisbone se ordenó sacerdote y se le asignó la congregación de París, donde se encontraba su hermano, allí trabajaron juntos por muchos años  en conversión de los judíos.

Esta revelación es considerada como milagrosa, y algunos judíos la refutan, y dicen que es una manipulación de la Iglesia con el objeto de convertir a los judíos, sin embargo existen declaraciones de testigos que demuestran la veracidad de estos hechos, verifican que Alfonso Ratisbone realmente era judío y debido a la aparición de la virgen Milagrosa pudo convertirse al cristianismo.

La Medalla de la milagrosa cuenta con una oración que tomada incluso de Alfonso Ratisbone, los creyentes y devotos la realizan con el objeto de tener la gracia, los portadores de la misma establecen una comunión perfecta entre el poder espiritual de la virgen y el ser, veamos cómo se hace:

“Medalla Milagrosa, sé mi escudo y protección contra todo dardo incendiario del maligno. Que mi ser físico y espiritual a través de tu medalla, permanezcan unidos a ti, Madre Milagrosa.”

“Que tu santa medalla me libre de todo mal y peligro; que tu santa medalla me proteja de toda enfermedad, pestes y virus; que al invocar tu santa plegaria: Oh María concebida sin pecado, rogad por nosotros que recurrimos a Ti, sea yo, mi familia y seres queridos, protegidos de toda calamidad y muerte imprevista.”

“Oh Medalla Milagrosa, protege mi hogar y bienes materiales de todo desastre natural, protege mi vida espiritual y todo mi ser; ampárame madre mía, con el escudo protector de tu medalla”

“Dichoso aquel que la lleva puesta como coraza en su cuerpo y en su alma, porque Tu protección estará con él de noche y de día. Gracias Madre Mía, por tu coraza espiritual, que aleja de mí, al invisible espíritu del mal.”

“Oh medalla de María Milagrosa, en los momentos de peligro: Cuídame, Oh medalla de María Milagrosa, de las pestes y enfermedades: Cúrame

“Oh medalla de María Milagrosa, del enemigo de mi alma: defiéndeme, Oh medalla de María Milagrosa, de los desastres naturales e imprevistos mi hogar y bienes materiales: Protege.”

“Y en la hora de mi muerte, que la luz de tu Medalla Milagrosa, me guíe a la Gloria Eterna. Amén.”

Realiza esta oración si eres seguidor y devoto de la medalla de la Milagrosa en lugar tranquilo y sin molestias, si puedes dirigirte a la capilla o iglesia más cercana es mejor, así que con mucha fe la puedes realizar.

Consigue más información con respecto a este y otros temas haciendo clic en los siguientes enlaces:

Oración a la virgen de la medalla milagrosa 

Medalla de San Benito

Devociones y oraciones católicas 

(Visited 589 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO