Muerte y crucifixión de Jesús, un hecho de la biblia

Jesús es llevado ante Poncio Pilato, quien en ese momento era el regente romano, realmente a Poncio no le pareció que Jesús era un hombre un hombre culpable de ningún delito, sin embargo este decidió ceder  ante los deseos del pueblo, que pedía a gritos por la muerte de Jesús. Entérate más del tema leyendo este artículo.

la muerte de jesus

Detalle de la crucifixión de Jesús

Todos siempre se preguntan ¿Dónde murió Jesús? Jesús muere en Judea entre los años 30 y 33 d. C. clavado una cruz  se dice que el día 14 de Nisán, viernes 7 de abril para ser más exactos.

La muerte de Jesús  y su crucifixión es relatada por los evangélicos y esto es certificado en los escritos bíblicos. Casi todos los cronistas y expertos en el Nuevo Testamento aceptan  la muerte de Jesús de Nazaret es tanto así, que es considerado como un hecho histórico, legitimado por historiadores y diferentes autores cristianos y no cristianos de los siglos i y ii d. C. Aun así, no existe un asentimiento entre los distintos historiadores sobre las circunstancias o hechos específicos de la crucifixión.

En el Nuevo testamento se dice que, Jesús fue arrestado, juzgado por el Tribunal de Jerusalén y sus crucifixión fue dictada por el procurador Poncio Pilato Jesús fue azotado y crucificado. Todos estos eventos se conocen como la pasión de cristo. En alguna fuente no perteneciente a la fe cristiana como: Josefo o Tácito, han aportado imágenes históricas aunque bastante extracta, de la violenta muerte de Jesús.Sin embargo, son los cuatros evangelios canónicos lo que realmente componen las reseñas más características de los hechos históricos de la pasión de cristo.

Para gran parte de los biblista la representación  de la leyenda u obra especial de cómo murió Jesús de Nazaret está estampada en los cuatros evangelios.Todo el sufrimiento que padeció ante su muerte representa los aspectos centrales de las teologías cristianas, esto contiene algunas doctrinas de salvación y el cumplimiento, son los cristianos los que han sabido estudiar la muerte de Jesús en la cruz y la considerar como la muerte como sacrificio compensador.

Los cristianos católicos y ortodoxos suponen que el hecho de celebrar la eucaristía o comunión es reajuste o persistencia, del tiempo y del espacio, de este sacrificio.

la muerte de Jesús

Entendimiento de los evangelios (armonización)

En la Pasión de cristo se describen los sufrimientos que padeció Jesús antes de morir en la clavado a la cruz, todos los evangelio particular, canónico o apócrifo sin ninguna relación alguna han tratado de crear una armonía de los 4 evangelios canónicos.

Tacio entre los académicos K. Bornhäuser y P. Benoit,  por allá en el siglo II narraron  armónicamente  la historia e imagenes la muerte de Jesús pero esta jamás fue aceptada, como homogénea pues distintas demostraciones podríamos nombrar, las disputas entre griegos, cristianos y latinos sobre la fecha de la Pasión. Aun así la Iglesia siria, que amparó obra de la literatura cristiana del siglo II (170 d.C.) Diatessaron, escrita por de Taciano, que armoniza los cuatro evangelios canónicos, que después prefirió dejar en favor de los cintas evangelios.

Al tiempo después Agustín de Hipona (354–430) iba notado las desigualdades entre las narraciones de la pasión de Jesús que se leen en los evangelios canónicos, sin por eso rechazarlos.

la muerte de jesus

Juicio y condena

Según los tres Evangelios de Mateo, Marcos y Lucas, Jesús fue arrestado en el jardín de Getsemaní por un conjunto de hombres a las órdenes de los sumos sacerdotes, los escribas y los ancianos, y fue identificado por Judas Iscariote con un beso. Marcos 14:43-46 dice que: Arrestan a Jesús:

43: Todavía estaba hablando Jesús cuando Judas, uno de los doce discípulos, llegó acompañado de mucha gente armada con espadas y con palos. Iban de parte de los jefes de los sacerdotes, de los maestros de la ley y de los ancianos. 44: Judas, el traidor, les había dado una contraseña, diciéndoles: «Al que yo bese, ése es; arréstenlo y llévenselo bien sujeto.»45: Así que se acercó a Jesús y le dijo: — ¡Maestro! Y lo besó. 46: Entonces le echaron mano a Jesús y lo arrestaron.

Según Juan, quienes arrestaron a Jesús fueron  guardias elegidos por los sacerdotes y  fariseos, junto a un pelotón de soldados al mando del tribuno militar romano como trabajo de un oficial romano. En esta versión Jesús se identificó a sí mismo. Juan 18:3-12 Dice:

3: así que Judas llegó con una tropa de soldados y con algunos guardianes del templo enviados por los jefes de los sacerdotes y por los fariseos. Estaban armados, y llevaban lámparas y antorchas. 4: Pero como Jesús ya sabía todo lo que le iba a pasar, salió y les preguntó: — ¿A quién buscan?5: Ellos le contestaron: —A Jesús de Nazaret. Jesús dijo: —Yo soy. Judas, el que lo estaba traicionando, se encontraba allí con ellos. 6: Cuando Jesús les dijo: «Yo soy», se echaron hacia atrás y cayeron al suelo. 

7: Jesús volvió a preguntarles: — ¿A quién buscan? Y ellos repitieron: —A Jesús de Nazaret. 8: Jesús les dijo otra vez: —Ya les he dicho que soy yo. Si me buscan a mí, dejen que estos otros se vayan.9: Esto sucedió para que se cumpliera lo que Jesús mismo había dicho: «Padre, de los que me diste, no se perdió ninguno.»10: Entonces Simón Pedro, que tenía una espada, la sacó y le cortó la oreja derecha a uno llamado Malco, que era criado del sumo sacerdote. Jesús ante Anás:

11: Jesús le dijo a Pedro: —Vuelve a poner la espada en su lugar. Si el Padre me da a beber este trago amargo, ¿acaso no habré de beberlo?. 12: Los soldados de la tropa, con su comandante y los guardianes judíos del templo, arrestaron a Jesús y lo ataron.

la muerte de Jesús

Algunos contradicen lo que dice Juan acerca de una participación de soldados romanos en la operación momentos antes la muerte de Jesús, otros simplemente lo aceptan.​

Después de la detención de Jesús este es conducido a la casa del alto sacerdote Caifás. El evangelio de juan dice que primero fue llevado ante Anas, quien después lo envió a donde Caifás quien sería su yerno en ese momento.

Juan 18:13-28 dice: El sumo sacerdote interroga a Jesús:

13: Lo llevaron primero a la casa de Anás, porque era suegro de Caifás, sumo sacerdote aquel año. 14: Este Caifás era el mismo que había dicho a los judíos que era mejor para ellos que un solo hombre muriera por el pueblo. 19: El sumo sacerdote comenzó a preguntarle a Jesús acerca de sus discípulos y de lo que él enseñaba. 20: Jesús le dijo:—Yo he hablado públicamente delante de todo el mundo; siempre he enseñado en las sinagogas y en el templo, donde se reúnen todos los judíos; así que no he dicho nada en secreto.

21: ¿Por qué me preguntas a mí? Pregúntales a los que me han escuchado, y que ellos digan de qué les he hablado. Ellos saben lo que he dicho.22: Cuando Jesús dijo esto, uno de los guardianes del templo le dio una bofetada, diciéndole:—¿Así contestas al sumo sacerdote? 23: Jesús le respondió: —Si he dicho algo malo, dime en qué ha consistido; y si lo que he dicho está bien, ¿por qué me pegas? 24: Entonces Anás lo envió, atado, a Caifás, el sumo sacerdote.

Marco y Mateo en evangelio habla de la primera reunión que sucedió en una asamblea o consejo de sabios estructurado en veintitrés o setenta y un rabinos en cada ciudad de la Tierra de Israel (sanedrín), que hacían la función de juez. todo esto sucede en la misma noche del arresto a Jesús, en esta primera asamblea se decidió que Jesús merecería la muerte por blasfemia, y a la mañana siguiente se realizó una segunda reunión del Sanedrín, lo que envió a Jesús ante Pilatos.

Mateo 26:57-68 dice: Jesús ante la Junta Suprema quienes deciden la muerte de Jesús:

57: Los que habían arrestado a Jesús lo llevaron a la casa de Caifás, el sumo sacerdote, donde los maestros de la ley y los ancianos estaban reunidos. 58: Pedro lo siguió de lejos hasta el patio de la casa del sumo sacerdote. Entró, y se quedó sentado con los guardianes del templo, para ver en qué terminaría todo aquello.

59: Los jefes de los sacerdotes y toda la Junta Suprema buscaban alguna prueba falsa para condenar a muerte a Jesús, 60: pero no la encontraron, a pesar de que muchas personas se presentaron y lo acusaron falsamente. Por fin se presentaron dos más, 61: que afirmaron: —Este hombre dijo: “Yo puedo destruir el templo de Dios y volver a levantar en tres días.”

62: Entonces el sumo sacerdote se levantó y preguntó a Jesús: — ¿No contestas nada? ¿Qué es esto que están diciendo contra ti? 63: Pero Jesús se quedó callado. El sumo sacerdote le dijo: —En el nombre del Dios viviente te ordeno que digas la verdad. Dinos si tú eres el Mesías, el Hijo de Dios.

64 Jesús le contestó: —Tú lo has dicho. Y yo les digo también que ustedes van a ver al Hijo del hombre sentado a la derecha del Todopoderoso, y viniendo en las nubes del cielo.65: Entonces el sumo sacerdote se rasgó las ropas en señal de indignación, y dijo: — ¡Las palabras de este hombre son una ofensa contra Dios! ¿Qué necesidad tenemos de más testigos? Ustedes han oído sus palabras ofensivas;

66: ¿qué les parece? Ellos contestaron: —Es culpable, y debe morir. 67: Entonces le escupieron en la cara y lo golpearon. Otros le pegaron en la cara, 68 diciéndole: —Tú que eres el Mesías, ¡adivina quién te pegó!.

la muerte de Jesús

Marcos 14:53-65 dice: Jesús ante la Junta Suprema

53: Llevaron entonces a Jesús ante el sumo sacerdote, y se juntaron todos los jefes de los sacerdotes, los ancianos y los maestros de la ley. 54: Pedro lo siguió de lejos hasta dentro del patio de la casa del sumo sacerdote, y se quedó sentado con los guardianes del templo, calentándose junto al fuego.

55: Los jefes de los sacerdotes y toda la Junta Suprema buscaban alguna prueba para condenar a muerte a Jesús; pero no la encontraban. 56: Porque aunque muchos presentaban falsos testimonios contra él, se contradecían unos a otros. 57: Algunos se levantaron y lo acusaron falsamente, diciendo:

58: Nosotros lo hemos oído decir: “Yo voy a destruir este templo que hicieron los hombres, y en tres días levantaré otro no hecho por los hombres.” 59: Pero ni aun así estaban de acuerdo en lo que decían.

60: Entonces el sumo sacerdote se levantó en medio de todos, y preguntó a Jesús: — ¿No contestas nada? ¿Qué es esto que están diciendo contra ti? 61: Pero Jesús se quedó callado, sin contestar nada. El sumo sacerdote volvió a preguntarle: ¿Eres tú el Mesías, el Hijo del Dios bendito?

62: Jesús le dijo: —Sí, yo soy. Y ustedes verán al Hijo del hombre sentado a la derecha del Todopoderoso, y viniendo en las nubes del cielo.63: Entonces el sumo sacerdote se rasgó las ropas en señal de indignación, y dijo:

— ¿Qué necesidad tenemos de más testigos? 64: Ustedes lo han oído decir palabras ofensivas contra Dios. ¿Qué les parece? Todos estuvieron de acuerdo en que era culpable y debía morir. 65: Algunos comenzaron a escupirlo, y a taparle los ojos y golpearlo, diciéndole: — ¡Adivina quién te pegó! Y los guardianes del templo le pegaron en la cara.

Lucas solo menciona una única reunión a la mañana y ahí no se menciona ni se explica la condena. Y pues como ya hablamos ante Juan quien  no habla de la condena solo habla de una  reuniones sanedrín que se llevó a cabo una semana antes en relación a la resurrección de Lázaro de Betania en donde Caifás se decide que de llevarse a cabo la muerte de Jesús.

Lucas 22:63-71 dice: Se burlan de Jesús, Jesús ante la Junta Suprema

63: Los hombres que estaban vigilando a Jesús se burlaban de él y lo golpeaban. 64: Le taparon los ojos, y le preguntaban: — ¡Adivina quién te pegó! 65: Y lo insultaban diciéndole muchas  otras cosas.

66: Cuando se hizo de día, se reunieron los ancianos de los judíos, los jefes de los sacerdotes y los maestros de la ley, y llevaron a Jesús ante la Junta Suprema. Allí le preguntaron: 67: —Dinos, ¿eres tú el Mesías? Él les contestó: —Si les digo que sí, no me van a creer. 68: Y si les hago preguntas, no me van a contestar.

69: Pero desde ahora el Hijo del hombre estará sentado a la derecha del Dios todopoderoso.70: Luego todos le preguntaron: — ¿Así que tú eres el Hijo de Dios? Jesús les contestó: —Ustedes mismos han dicho que lo soy.

71 Entonces ellos dijeron: — ¿Qué necesidad tenemos de más testigos? Nosotros mismos lo hemos oído de sus propios labios.

la muerte de Jesús

Juan 11:47-53 Dice:

47: Entonces los fariseos y los jefes de los sacerdotes reunieron a la Junta Suprema, y dijeron: — ¿Qué haremos? Este hombre está haciendo muchas señales milagrosas. 48: Si lo dejamos, todos van a creer en él, y las autoridades romanas vendrán y destruirán nuestro templo y nuestra nación.

49: Pero uno de ellos, llamado Caifás, que era el sumo sacerdote aquel año, les dijo: —Ustedes no saben nada, 50: ni se dan cuenta de que es mejor para ustedes que muera un solo hombre por el pueblo, y no que toda la nación sea destruida.

51: Pero Caifás no dijo esto por su propia cuenta, sino que, como era sumo sacerdote aquel año, dijo proféticamente que Jesús iba a morir por la nación judía; 52: y no solamente por esta nación, sino también para reunir a todos los hijos de Dios que estaban dispersos. 53: Así que desde aquel día las autoridades judías tomaron la decisión de matar a Jesús.

Estas son las diferentes sinópticas sobre la interrogación de Jesús por las autoridades judías.

Juan prefiere  mencionar esa reunión que se lleva acaba  unas escasas semanas antes de la muerte de Jesús. Según Brown, uno de los primeros académicos católicos en usar la crítica histórica en la exégesis, esta reunión del Sanedrín en esa ocasión, antes del arresto de Jesús, puede parecer más digna que la sesión nocturna de urgencia mencionada por Marcos y Mateo. Juan toma la resurrección de Lázaro como causal de la sentencia del Sanedrín contra Jesús.

Köstenberger También piensa que la mención en Juan de una reunión relacionada con Lázaro explica su silencio sobre la sesión de la que hablan Marcos y Mateo.

Köstenberger También piensa que la mención en Juan de una reunión relacionada con Lázaro explica su silencio sobre la sesión de la que hablan Marcos y Mateo. Brown señala, cinco puntos que tienen una base concreta en las narraciones de los 4 evangelios:

  • Se convoca una sesión del Sanedrín para considerar cómo tratar con Jesús.
  • La noche del arresto a Jesús fue interrogado por el sumo sacerdote;
  • Se discutió la amenaza que establecía Jesús  al Templo en aquellos días;
  • Quien  instó a los otros para decidir la muerte de Jesús era el sumo sacerdote, al que Mateo y Juan identifican como Caifás;
  • Se realizó un equivalente de una sentencia de muerte.

Ed Parish Sanders, académico y uno de los precursores en la investigación contemporánea sobre cuándo murió Jesús y su história, al analizar las diferencias del relato del juicio, también cree poco probable la reunión nocturna de Mateo y Marcos este dice:

“Es difícil creer que un tribunal se reuniese realmente la primera noche de la Pascua, tal como Mateo y Marcos lo afirman. Notemos que Lucas dice que Jesús fue conducido al Sanedrín al romper el día (Lc 22,66). Juan no presenta ningún juicio ante el Sanedrín. Es incluso más difícil creer que Mateo y Marcos estén en lo cierto al presentar dos juicios: uno durante la noche y otro a la mañana siguiente. Se ha pensado desde hace ya tiempo que el juicio nocturno (Mt 26,57-75//Mc 14,53-72) parece una expansión de la breve nota de una reunión en Mt 27,1//Mc 15,1 que se convierte en un proceso.”

Sanders concluye:

“No tenemos un conocimiento detallado de lo que ocurrió cuando el sumo sacerdote, y posiblemente también otros personajes, interrogaron a Jesús. No podemos saber si realmente se reunió «el Sanedrín». Además, dudo de que los primeros discípulos de Jesús lo supieran. […] No pongo en duda que Jesús fuese arrestado e interrogado por orden del sumo sacerdote. Pero no podemos saber más. Los especialistas seguirán diseccionando los relatos del «juicio», pero mucho me temo que nuestro conocimiento no avanzará más por ello. Los relatos nos dan la impresión general de una noche confusa, y es probable que fuera así […] Es improbable que alguien, incluso cercano a la escena, conociera precisamente quién hizo qué. Parece imposible que aquellos de quienes dependían los evangelistas conocieran los motivos internos de los actores”.

A Sanders y Brown califican que la acusación contra Jesús de blasfemia por declararse el Mesías e Hijo de Dios es un predominio atrás al tiempo de la Pasión, de las ideas del período de la composición de los evangelios, cuando estos términos tenían para los cristianos le dan un sentido que a los contemporáneos judíos no cristianos le parecía blasfemia.

“La causa que según Mateo y Marcos condujo a la acusación de blasfemia es la afirmación de Jesús de ser Cristo (el Mesías) y el Hijo de Dios, pero eso no es convincente… Como admiten casi todos los autores, ninguna de estas proposiciones puede catalogarse como blasfema. […] Los pretendientes posteriores a mesías no fueron acusados de blasfemia, y el título «hijo de Dios» puede significar cualquier cosa. En efecto, todos los israelitas se consideraban «hijos de Dios» (cf., por ejemplo, Rom 9,4), y sólo puede considerarse blasfemia la posterior afirmación cristiana de que Jesús era un ser divino… Me parece completamente concebible que hablar y actuar contra el Templo pudiera haber sido considerado blasfemo, pero según los evangelios esta acusación no llevó a la sentencia por blasfemia. Así pues, tenemos una acusación que podría constituir una blasfemia, pero de la que se nos dice que no condujo a nada, y una combinación de títulos que al tiempo que improbables no son blasfemos, pero que acabaron en una sentencia por «blasfemia». La escena del juicio es, pues, improbable desde todos los ángulos”.

Brown expresa que la interpreta que los evangelistas escribían para gente que estudia la pregunta del sumo sacerdote de la narración, “¿Eres el Mesías, el Hijo de Dios bendito?”, como expresión de la hostilidad.

En lo que sí coinciden los 4 evangelios es que, en la mañana siguiente luego de su captura, Jesús fue llevado antes Poncio Pilato, se le entregó a las autoridades de la gran Roma pues allí se hacían los juicios hasta antes del mediodía y se llevó a cabo el de la muerte de Jesús . El procurador en, Marcos 15:1-15 Dice: Jesús ante Pilato:

Al amanecer, se reunieron los jefes de los sacerdotes con los ancianos y los maestros de la ley: toda la Junta Suprema. Y llevaron a Jesús atado, y se lo entregaron a Pilato. 2: Pilato le preguntó: —¿Eres tú el Rey de los judíos? —Tú lo has dicho —contestó Jesús.

3: Como los jefes de los sacerdotes lo acusaban de muchas cosas, 4: Pilato volvió a preguntarle: — ¿No respondes nada? Mira de cuántas cosas te están acusando. 5: Pero Jesús no le contestó; de manera que Pilato se quedó muy extrañado.

Mateo 27:11-26: Jesús ante Pilato: se dice algo muy parecido al evangelio Marcos 15:1-15. En el evangelio de Lucas se añade que Pilato envía a Jesús antes Herodes Antipas, gobernador de galilea que se encontraba en Jerusalén de visita por la pascua, Herodes desprecio a Jesús y lo envió de regreso con Pilatos al no hallar ningún delito ni y mucho menos malhechor.

Lucas 23:1-25 dice: Jesús ante Pilato y Jesús ante Herodes:

23.- Todos se levantaron, y llevaron a Jesús ante Pilato. 2: En su presencia comenzaron a acusarlo, diciendo: —Hemos encontrado a este hombre alborotando a nuestra nación. Dice que no debemos pagar impuestos al emperador, y además afirma que él es el Mesías, el Rey.

3: Pilato le preguntó: — ¿Eres tú el Rey de los judíos? —Tú lo has dicho —contestó Jesús. 4: Entonces Pilato dijo a los jefes de los sacerdotes y a la gente: —No encuentro en este hombre razón para condenarlo.5: Pero ellos insistieron con más fuerza: —Con sus enseñanzas está alborotando a todo el pueblo. Comenzó en Galilea, y ahora sigue haciéndolo aquí, en Judea.

6: Al oír esto, Pilato preguntó si el hombre era de Galilea. 7: Y al saber que Jesús era de la jurisdicción de Herodes, se lo envió, pues él también se encontraba aquellos días en Jerusalén. 8: Al ver a Jesús, Herodes se puso muy contento, porque durante mucho tiempo había querido verlo, pues había oído hablar de él y esperaba verlo hacer algún milagro. 9: Le hizo muchas preguntas, pero Jesús no le contestó nada. 10: También estaban allí los jefes de los sacerdotes y los maestros de la ley, que lo acusaban con gran insistencia.

 11: Entonces Herodes y sus soldados lo trataron con desprecio, y para burlarse de él lo vistieron con ropas lujosas, como de rey. Luego Herodes lo envió nuevamente a Pilato. 12: Aquel día se hicieron amigos Pilato y Herodes, que antes eran enemigos.

Los evangelios presentan a Pilatos como vacilante pues este ante su condena coloca una corona de espinas  sobre Jesús y el cargo escrito en el letrero del cargo indican que fue condenado a morir en la cruz bajo el cargo de pronunciamiento, al considerarse que se había anunciado rey de los judíos.

Flagelación antes la muerte de Jesús

Todo esto Discrepa con lo definido por Flavio Josefo, quien fue un historiador judío fariseo, y tiene descendencia de una familia de sacerdotes, este dijo que la personalidad de Pilatos era  violenta y actos de extrema crueldad.  Además el episodio que presenta a Pilato otorgando al pueblo la decisión de liberar por aclamación a un prisionero por ocasión de la fiesta de Pascua carece de precedente válido en las fuentes romanas, judías y helenísticas.

Hasta ahora No se sabe cuántos latigazos le dieron a Jesús, pues se dice que en  la ley judía sólo se daban 39 golpes, ahora los romanos acostumbraban a dar mucho más. La deshonra subsiguiente que incluyó que lo disfrazaron de rey con un manto rojo, una caña en su mano derecha a manera de cetro y una corona de espinas, son costumbre de las legiones, que escojan a un esclavo en las saturnales de fin de año para vestirlo de rey, humillarlo y luego sacrificarlo. Los soldados romanos le escupieron y golpearon. Se burlaban de él diciendo: “¡Salve, rey de los judíos!’’.

Juan 18:28-19:16 narra: Jesús ante Pilato

29: Por eso Pilato salió a hablarles. Les dijo: — ¿De qué acusan a este hombre? 30: —Si no fuera un criminal —le contestaron—, no te lo habríamos entregado.31: Pilato les dijo: —Llévenselo ustedes, y júzguenlo conforme a su propia ley. Pero las autoridades judías contestaron: —Los judíos no tenemos el derecho de dar muerte a nadie.

32 Así se cumplió lo que Jesús había dicho sobre la manera en que tendría que morir. 33 Pilato volvió a entrar en el palacio, llamó a Jesús y le preguntó: — ¿Eres tú el Rey de los judíos? 34: Jesús le dijo: — ¿Eso lo preguntas tú por tú cuenta, o porque otros te lo han dicho de mí?35: Le contestó Pilato: — ¿Acaso yo soy judío? Los de tu nación y los jefes de los sacerdotes son los que te han entregado a mí. ¿Qué has hecho?

36 Jesús le contestó:—Mi reino no es de este mundo. Si lo fuera, tendría gente a mi servicio que pelearía para que yo no fuera entregado a los judíos. Pero mi reino no es de aquí. 37: Le preguntó entonces Pilato:—¿Así que tú eres rey? Jesús le contestó:—Tú lo has dicho: soy rey. Yo nací y vine al mundo para decir lo que es la verdad. Y todos los que pertenecen a la verdad, me escuchan. 38: Pilato le dijo: —¿Y qué es la verdad?

Jesús es sentenciado a muerte:

Después de hacer esta pregunta, Pilato salió otra vez a hablar con los judíos, y les dijo:—Yo no encuentro ningún delito en este hombre. 39 Pero ustedes tienen la costumbre de que yo les suelte un preso durante la fiesta de la Pascua: ¿quieren que les deje libre al Rey de los judíos?40: Todos volvieron a gritar: — ¡A ése no! ¡Suelta a Barrabás! Y Barrabás era un bandido.

19.-  Pilato tomó entonces a Jesús y mandó azotarlo. 2: Los soldados trenzaron una corona de espinas, la pusieron en la cabeza de Jesús y lo vistieron con una capa de color rojo oscuro. 3: Luego se acercaron a él, diciendo: —¡Viva el Rey de los judíos! Y le pegaban en la cara.

4: Pilato volvió a salir, y les dijo:—Miren, aquí lo traigo, para que se den cuenta de que no encuentro en él ningún delito. 5: Salió, pues, Jesús, con la corona de espinas en la cabeza y vestido con aquella capa de color rojo oscuro. Pilato dijo:—¡Ahí tienen a este hombre!6: Cuando lo vieron los jefes de los sacerdotes y los guardianes del templo, comenzaron a gritar: —¡Crucifícalo! ¡Crucifícalo! Pilato les dijo: —Pues llévenselo y crucifíquenlo ustedes, porque yo no encuentro ningún delito en él.

7: Las autoridades judías le contestaron: —Nosotros tenemos una ley, y según nuestra ley debe morir, porque se ha hecho pasar por Hijo de Dios. 8: Al oír esto, Pilato tuvo más miedo todavía. 9: Entró de nuevo en el palacio y le preguntó a Jesús: — ¿De dónde eres tú? Pero Jesús no le contestó nada.

10: Pilato le dijo: — ¿Es que no me vas a contestar? ¿No sabes que tengo autoridad para crucificarte, lo mismo que para ponerte en libertad? 11: Entonces Jesús le contestó: —No tendrías ninguna autoridad sobre mí, si Dios no te lo hubiera permitido; por eso, el que me entrego a ti es más culpable de pecado que tú.12: Desde aquel momento, Pilato buscaba la manera de dejar libre a Jesús; pero los judíos le gritaron: — ¡Si lo dejas libre, no eres amigo del emperador! ¡Cualquiera que se hace rey, es enemigo del emperador!

13: Pilato, al oír esto, sacó a Jesús, y luego se sentó en el tribunal, en el lugar que en hebreo se llamaba Gabatá, que quiere decir El Empedrado. 14: Era el día antes de la Pascua, como al mediodía. Pilato dijo a los judíos:—¡Ahí tienen a su rey!

15: Pero ellos gritaron:—¡Fuera! ¡Fuera! ¡Crucifícalo! Pilato les preguntó:—¿Acaso voy a crucificar a su rey? Y los jefes de los sacerdotes le contestaron:—¡Nosotros no tenemos más rey que el emperador! 16: Entonces Pilato les entregó a Jesús para que lo crucificaran, y ellos se lo llevaron.

Jesús hasta el calvario

Se dice que Jesús, en lo que fue sacado para ser ejecutado se obligó a llevar la cruz a un hombre llamado Simón de Cirene. En los sinópticos de los evangelios, nunca se menciona que Jesús cayera en tierra bajo el peso de la cruz o que una mujer llamada Verónica le limpiara el rostro con un paño: estas historias surgen de la tradición eclesiástica posterior.

¿Dónde muere Jesús?, según en el Evangelio de Juan tampoco se menciona a Simón de Cirene, sino que describe a Jesús cargando su propia cruz, hasta un lugar llamado Calvario que significa, en arameo, «lugar del cráneo». El Evangelio de Marcos 15:25 dice que Jesús fue crucificado a la hora tercera (9 de la mañana), mientras que el Evangelio de Juan 19:14-16 dice que fue en la hora sexta (11 de la mañana a 12 del mediodía). Mateo 27:38 y Lucas 23:33 dice que fue crucificado entre dos salteadores​ o malhechores,​ uno a su izquierda y otro a su derecha.

Haciendo una estimación de cruz clásica completa se calcula que  habría pesado alrededor de 100 kg, haciéndose imposible que un hombre debilitado por la tortura pudiera cargarla. Esta confusión procede desde que la palabra griega para cruz (stauros) se usaba en las fuentes clásicas para referirse indistintamente a cualquier parte componente de la misma, y no precisamente a una cruz completa. En Judea las crucifixiones no eran muy altas, en vista de que la madera más disponible para ejecuciones sería la de olivo y estos árboles no son muy altos, lo cual sugeriría que las personas eran crucificadas “a la altura de los ojos del observador”.

Letrero con la inscripción del cargo

El Evangelio de Juan 19:19 se dice que, que el letrero del cargo de Jesús decía “Jesús el Nazareno, el rey de los judíos” (ιησους ο ναζωραιος ο βασιλευς των ιουδαιων).​ En la versión más escueta de Marcos 15:26 solo dice: “El rey de los judíos» (ο βασιλευς των ιουδαιων) Lucas 23:38 “Este es el rey de los judíos”  (ο βασιλευς των ιουδαιων ουτος); y en Mateo 27:37 “Este es Jesús el rey de los judíos” (ουτος εστιν ιησους ο βασιλευς των ιουδαιων).

Solo en Juan 19:19-22 se hace mención  la objeción de los principales sacerdotes.

19.- Pilato mandó que se pusiera sobre la cruz un letrero en el que estuviera escrito: «Jesús de Nazaret, Rey de los judíos». 20: Muchos de los judíos lo leyeron, porque el sitio en que crucificaron a Jesús estaba cerca de la ciudad. El letrero estaba escrito en arameo, latín y griego.

21: —No escribas “Rey de los judíos” —protestaron ante Pilato los jefes de los sacerdotes judíos—. Era él quien decía ser rey de los judíos. 22: —Lo que he escrito, escrito queda —les contestó Pilato.

 

Expoliación y muerte

La palabra Expoliación se refiere a, Quitarle a una persona de manera injusta y con violencia algo que le pertenece, en los grupos de ejecución en la antigua roma estaban compuestos por 4 soldados y 1 centurión,  estos reclaman los bienes de la víctima como parte de su salario (expollatio). La Biblia cuenta que, tras la crucifixión, los soldados se repartieron la ropa de Jesús.

Es posiblemente que la bebida que se le ofreció a Jesús mientras estaba en la cruz fuera el “posca”, una un vino flojo, ácido o amargo, conocido en latín como “acetum (vinagre)”, En tiempos de Jesucristo, los soldados romanos lo bebían.  En el evangelio se dice, que él rehusó a beber un vino agrio mezclado y drogado con mirra (o hiel) que se le presentó para aliviar su sufrimiento. Muchos creen que este vino era preparado por las mujeres de Jerusalén para aliviar los dolores de las víctimas de crucifixión.

Cuando ya se hacían las 3 de la tarde, Jesús pronunció: “Eloi, Eloi, lamá sabactani”, que en arameo se define como: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”. Sus últimas palabras fueron: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”. Juan 19:25-30 no hace mención a Elías, dice que Jesús se expresó naturalmente diciendo “Todo ha sido cumplido”, así las palabras finales de Jesús también difieren en los evangelios.

Marcos 15:33-41 y Mateo 27:45-50 Dice algo parecido a: Muerte de Jesús:

33: Al llegar el mediodía, toda la tierra quedó en oscuridad hasta las tres de la tarde. 34: A esa misma hora, Jesús gritó con fuerza: «Eloí, Eloí, ¿lemá sabactani?» (que significa: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?») 35: Algunos de los que estaban allí, lo oyeron y dijeron: —Oigan, está llamando al profeta Elías.

36: Entonces uno de ellos corrió, empapó una esponja en vino agrio, la ató a una caña y se la acercó a Jesús para que bebiera, diciendo: —Déjenlo, a ver si Elías viene a bajarlo de la cruz.

37: Pero Jesús dio un fuerte grito, y murió. 38 Y el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. 39 El capitán romano, que estaba frente a Jesús, al ver que éste había muerto, dijo: —Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios.

40 También había algunas mujeres mirando de lejos; entre ellas estaban María Magdalena, María la madre de Santiago el menor y de José, y Salomé. 41 Estas mujeres habían seguido a Jesús y lo habían ayudado cuando él estaba en Galilea. Además había allí muchas otras que habían ido con él a Jerusalén.

Colocación de los clavos

El reconocido doctor Frederick Zugibe, médico forense del condado de Nueva York, nos habla de que los clavos con los que fijan a Jesús a la cruz  se pudieron haber ubicado entre la palma, en la base del dedo pulgar y resurgiendo por la muñeca, cruzando por el túnel carpiano. Pues los evangelios se dice que a Jesús le clavaron las manos, pero recordemos que la palabra griega mano es “χείρ (kheír)”, esto hace referencia al antebrazo como a la mano.

Juan 20:25 habla de: Tomás ve al Señor resucitado

24: Tomás, uno de los doce discípulos, al que llamaban el Gemelo, no estaba con ellos cuando llegó Jesús. 25: Después los otros discípulos le dijeron: —Hemos visto al Señor. Pero Tomás les contestó:—Si no veo en sus manos las heridas de los clavos, y si no meto mi dedo en ellas y mi mano en su costado, no lo podré creer.

26: Ocho días después, los discípulos se habían reunido de nuevo en una casa, y esta vez Tomás estaba también. Tenían las puertas cerradas, pero Jesús entró, se puso en medio de ellos y los saludó, diciendo: —¡Paz a ustedes!27: Luego dijo a Tomás:—Mete aquí tu dedo, y mira mis manos; y trae tu mano y métela en mi costado. No seas incrédulo; ¡cree! 28: Tomás entonces exclamó:—¡Mi Señor y mi Dios! 29: Jesús le dijo:—¿Crees porque me has visto? ¡Dichosos los que creen sin haber visto!

La investigación dirigida por el profesor Joe Zias y el doctor Eliezer Seketes, de la Universidad en donde se llevaba la investigación de la crucifixión, demostró que demostró que el clavo que se había supuesto que media entre 17 a 18 cm de longitud, en realidad era de solo 11,5 cm, con lo que cada pie fue clavado por separado a cada lado de la cruz. Mientras se realizaba la investigación, se encontró una pieza de madera de acacia entre el hueso y la cabeza del clavo, posiblemente utilizada para evitar que los talones se deslizaron a través del clavo. Así pudo haber sido como fijaron a Jesús a la cruz.

Dado esto, existen dos hipótesis de cómo pudo haber sido clava Jesús. En las representaciones más antiguas de la crucifixión los pies de Jesús aparecen clavados por separado (s. V), pero en las representaciones posteriores están cruzados y fijados al palo vertical con un solo clavo”. Cualquiera de las dos son  a los romanos les  encantaba la crueldad realmente eran bastante ingenioso para clavar a los prisioneros en diferentes posturas en una cruz así los expresa Flavio Josefo.

En distintas costumbres artística cristiana también muestra Sedile crucifixión (latín: Suppedaneum) un para fijar los pies de Cristo, que consiste en una tabla  para apoyar los pies junto a una cruz, la cual era usada en la Crucifixión en el Imperio Romano como método para alargar la duración de una ejecución con tortura.

En los evangelios no se especifica como fueron colocando los clavos ni la cantidad exacta de clavos que se usó para crucificar a Jesús.

Causas de la muerte de Jesús

Se piensa e que la muerte de Jesús en la cruz sucedió por muchas razones, como:

  • Shock hipovolémico a consecuencia de la hemorragia causada por los azotes y los clavos.
  • Sepsis generalizada por las heridas infectadas.
  • También podría ser por la mezcla de una serie causas como deshidratación, insolación, cansancio crónico, que eventualmente podrían llevar a un paro cardíaco.
  • Una ruptura cardíaca habría estado relacionada con un daño miocárdico previo que podría haber sucedido debido a un golpe en el pecho durante la ejecución.

Por todo ello sería injusto afirmar que la muerte de Jesús fue por una sola causa. Existen teorías que establecen que la causa típica de la muerte en la cruz era la asfixia. Dado que todo el peso del cuerpo es soportado por los brazos estirados, el condenado tenía severos problemas para inhalar, debido a la  inestabilidad  los músculos intercostales y del pecho.

Se dice que los romanos cuando querían adelantar la muerte del crucificado solían fracturar las piernas con mazos de hierro, ya que así la víctima quedaba sin soporte  para poderse levantar  y seguir respirando. Existen investigadores que creen que la muerte de Jesús se produjo como resultado de una “rotura del corazón”, debido a la historia evangélica del agua y la sangre que fluye de la herida de Cristo.

Juan 19:34 habla de esto; La lanzada en el costado de Jesús:

31: Era el día antes de la Pascua, y los judíos no querían que los cuerpos quedaran en las cruces durante el sábado, pues precisamente aquel sábado era muy solemne. Por eso le pidieron a Pilato que ordenara quebrar las piernas a los crucificados y que quitaran de allí los cuerpos. 32: Los soldados fueron entonces y le quebraron las piernas al primero, y también al otro que estaba crucificado junto a Jesús.

33: Pero al acercarse a Jesús, vieron que ya estaba muerto. Por eso no le quebraron las piernas.34: Sin embargo, uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza, y al momento salió sangre y agua. 35: El que cuenta esto es uno que lo vio, y dice la verdad; él sabe que dice la verdad, para que ustedes también crean. 36: Porque estas cosas sucedieron para que se cumpliera la Escritura que dice: «No le quebrarán ningún hueso.» 37: Y en otra parte, la Escritura dice: «Mirarán al que traspasaron.»

Aun así  hay quienes defienden la hipótesis de que Jesús pudo no morir en la cruz, sino que simplemente hubiese caído inconsciente.

Fecha de ¿Cuándo murió Jesús?

En los evangelios no se especifica la fecha  los sinópticos sólo dicen que Jesús habría sido crucificado el mismo día de la Pascua judía, mientras que en el Evangelio de Juan fue en la víspera de esa fiesta.

La Enciclopedia Judaica explica:

“Tenemos que suponer que Jesús celebraba el festival la víspera, de acuerdo con la costumbre galilea, en caso de que la festividad tuviera que coincidir con el sábado. Pues según el concepto de [la escuela farisea de Shamay], prevaleciente en Galilea, el sacrificio del cordero pascual era un sacrificio particular y no era admisible en sábado”.

Lo que sí está establecido en los evangelios canónicos (Mateo 27:27-61; Marcos 15:1-47; Lucas 23:25-54; Juan 19:1-38) es que, Jesús fue crucificado al mando de Poncio Pilato. De acuerdo a Flavio Josefo, Poncio Pilato fue gobernador de Judea entre 26 d. C. hasta que fue reemplazado por Marcelo, ya sea en el año 36 o 37 d. C., podemos establecer la fecha de la muerte de Jesús entre los años 26 y 37 d. C.

Aspectos astronómicos

Cuándo murió Jesús se dice que el cielo se oscureció pero un eclipse solar no pudo suceder en fecha muy cercana al catorce de nisán, debido a que en los calendario judío, todos los años en esa fecha, aparece  la luna como llena. Un eclipse sucede, cuando la tierra está entre la luna y el sol y el fenómeno astronómico únicamente se produce cuando hay luna nueva es decir, cuando la luna está entre la tierra y el sol. Además, un eclipse solar no dura tres horas.En los cuatros evangelios indican que la crucifixión ocurrió hacia las horas del mediodía. Los de Mateo y Marcos dicen que, hubo tres horas de oscuridad. Lucas usa un término que puede significar que el sol se eclipsó.

Mateo 27:45-56: Muerte de Jesús

45: Desde el mediodía y hasta la media tarde a toda la tierra quedó en oscuridad. 46: Como a las tres de la tarde, Jesús gritó con fuerza: —Elí, Elí, ¿lama sabactani? (que significa: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”). 47: Cuando lo oyeron, algunos de los que estaban allí dijeron: —Está llamando a Elías.

48: Al instante uno de ellos corrió en busca de una esponja. La empapó en vinagre, la puso en una caña y se la ofreció a Jesús para que bebiera. 49: Los demás decían: —Déjalo, a ver si viene Elías a salvarlo.50: Entonces Jesús volvió a gritar con fuerza, y entregó su espíritu.

51: En ese momento la cortina del santuario del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. La tierra tembló y se partieron las rocas. 52: Se abrieron los sepulcros, y muchos santos que habían muerto resucitaron. 53: Salieron de los sepulcros y, después de la resurrección de Jesús, entraron en la ciudad santa y se aparecieron a muchos.

54: Cuando el centurión y los que con él estaban custodiando a Jesús vieron el terremoto y todo lo que había sucedido, quedaron aterrados y exclamaron: — ¡Verdaderamente este era el Hijo de Dios! 55: Estaban allí, mirando de lejos, muchas mujeres que habían seguido a Jesús desde Galilea para servirle. 56: Entre ellas se encontraban María Magdalena, María la madre de Jacobo y de José, y la madre de los hijos de Zebedeo. 

Lucas 23:45-47 dice: Crucifixión y muerte de Jesús

45: Y el sol se oscureció, y el velo del templo se rasgó por la mitad. 46: Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró. 47: Cuando el centurión vio lo que había acontecido, dio gloria a Dios, diciendo: Verdaderamente este hombre era justo.

 Descendimiento de la cruz

Tomando en cuenta que la lanza que atravesó a Jesús en la cruz pudo haber perforado el pulmón y el corazón del costado derecho, y dado que todo esto se pasa después que el señor hubiera muerto, en el cadáver pudiera existir evidencia de laceres que perturbara un órgano vital y causarían la muerte de inmediata a Jesús.

Al descender a Jesús de la cruz y colocar en posición horizontal le favoreció por la dureza del cuerpo. Existen investigadores  que dicen que pudo haber sido probable que parte del líquido del edema pulmonar y pleural saliera al exterior por la boca y las fosas nasales, mojando el sudario colocado alrededor de la cabeza. Normalmente estos líquidos podría tener partículas de sangre, lo cual es frecuente en cualquier persona muerta por causa de un edema pulmonar agudo esto también es conocido como encharcamiento pulmonar.

En definitiva la muerte de Jesús es el resultado de un largo proceso agonizante que ha durado unas 12 horas aproximadamente desde la dos de la madrugada de la noche del jueves  que comienza con el canto del gallo en el cual ocurrió la negación de Pedro, sin la Agonía que vivió en el Huerto sucedió poco tiempo antes de si arresto, hasta las 3 de la tarde después del mediodía, esta es la hora del viernes siguiente.

Para los judíos era costumbre envolver con un sudario o paño la cabeza del difunto, sobre todo si ésta estaba especialmente desfigurada.

Los evangelios de, Mateo15:42-47, Lucas23:50-56 y Juan19:38-42: Jesús es sepultado

57: Cuando llegó la noche, vino un hombre rico de Arimatea, llamado José, que también había sido discípulo de Jesús. 58: Este fue a Pilato y pidió el cuerpo de Jesús. Entonces Pilato mandó que se le diese el cuerpo. 59: Y tomando José el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia, 60: y lo puso en su sepulcro nuevo, que había labrado en la peña; y después de hacer rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro, se fue. 61: Y estaban allí María Magdalena, y la otra María, sentadas delante del sepulcro.

Se dice que el momento que José de Arimatea desclava a Jesús de la Cruz y lo procede a colocar el cuerpo inactivo de Jesús en el suelo, lo sostuvo en sus brazos, le quita la corona de espinas, y quizá él pudo percibir que del cuello y en los hombros de Jesús un agradable aroma de nardo legítimo, de gran valor, que una mujer generosamente derramó sobre su cabello pocos días antes de su crucifixión.

Mateo 26:7 cuenta: Una mujer unge a Jesús en Betania

6: Estando Jesús en Betania, en casa de Simón llamado el Leproso, 7: se acercó una mujer con un frasco de alabastro lleno de un perfume muy caro, y lo derramó sobre la cabeza de Jesús mientras él estaba sentado a la mesa. 8: Al ver esto, los discípulos se indignaron. —¿Para qué este desperdicio? —dijeron—. 9: Podía haberse vendido este perfume por mucho dinero para darlo a los pobres. 10: Consciente de ello, Jesús les dijo:

—¿Por qué molestan a esta mujer? Ella ha hecho una obra hermosa conmigo. 11 A los pobres siempre los tendrán con ustedes, pero a mí no me van a tener siempre. 12 Al derramar ella este perfume sobre mi cuerpo, lo hizo a fin de prepararse para la sepultura. 13 Les aseguro que en cualquier parte del mundo donde se predique este evangelio, se contará también, en memoria de esta mujer, lo que ella hizo.

Existencia real y comprobada de la muerte de Jesús

Para muchos el hecho de que Jesús viviera y muriera, mentira pero el hecho de su  muerte pública que ha alterado el curso de la historia es cierto. No necesita ir a la Biblia para su verificación. Hay varias referencias a Jesús dado el impacto que tuvo Jesús en todo el mundo. En su época en la historia Que duró un siglo.  se dice que,El gobernador historiador romano Tácito hizo una referencia bien sugestiva a Jesús al describir cómo Nero martirizó cristianos del siglo primero (en el año 65), como chivos expiatorios de la quema de Roma.

“Nerón… castigó con las penas más refinadas a unos a quienes el vulgo odiaba por sus maldades y llamaba cristianos. El que les daba este nombre, Cristo, había sido condenado a muerte durante el imperio de Tiberio por el procurador Poncio Pilato. Esta funesta superstición, reprimida por el momento, volvía a extenderse no sólo por Judea, lugar de origen del mal, sino también por la ciudad de Roma” Tácito. Anales XV. 44

Tal vez la mejor manera de tratar de responder es todas pregunta es pensar de todas las alternativas posibles y ver cuál tiene más sentido – sin prejuzgar por «fe» ninguna explicación sobrenatural. Pero hoy día,  le dan a la crucifixión de Jesús un auténtico respaldo sin precedentes para un personaje de la antigüedad. Pues desde la exégesis-teológica y la frase: “Sin su muerte, Jesús no habría sido histórico” que es respaldada por la historiografía moderna; hasta la crítica más radical de acuerdo al consenso de los eruditos del Jesús como un “hecho accidental, pero histórico al fin”.

Los hecho del bautismo de Jesús y su crucifixión son considerados dos hechos ciertos sobre Jesús. Aquí se mencionan palabras y lo que expresan varios investigadores cristianos y no cristianos:

  • James Dunn quien expresa “que hay dos hechos en la vida de Jesús: el bautismo de Jesús y la crucifixión de Jesús que reclaman casi aceptación universal” y que “resaltan con tanta preeminencia… aquellos hechos que son imposibles de dudar o de negar… en la escala de hechos históricos” que muy a menudo son los puntos de inicio en el estudio del Jesús histórico.
  • Bart Ehrman expresa que la crucifixión de Jesús por mandato de Poncio Pilato es el hecho más fehaciente que se tiene sobre Jesús, es tan cierta como cualquier otra afirmación histórica puede ser.
  • Eddy y Boyd junto a Craig Blomberg manifiestan que a esta fecha ya ha sido “firmemente definido” de que tenemos acceso a confirmación no-cristiana de la crucifixión de Jesús. dicen que la gran mayoría de los académicos de la tercera “búsqueda del Jesús histórico” consideran la crucifixión como indisputable.
  • Christopher M. Tuckett enseña que aunque las razones precisas para la muerte de Jesús son difíciles de determinar, uno de los hechos indisputables sobre él es que él fue crucificado. ​

Si bien es cierto aun así existen teorías bastantes despectivas de otras visiones religiosas como lo es El Corán, es un libro fue escrito hasta alrededor de 500 a 600 años después de la muerte de Cristo. Algunos creen que Mahoma escribió en persona este libro sagrado para muchos pero no fue así. La transmisión de su doctrina fue oral y tras su muerte fue cuando adquirió forma de manuscrito y en él se encuentran las revelaciones que tuvo Mahoma en La Meca y en Medina. Actualmente en las escuelas islámicas se sigue ensenando sus memoria, una tradición que perdura desde hace más de 1300 años.

Corán 4:157-158,  dice en la historia. Los musulmanes que  consideran que Jesús mencionado como Isa, Profeta y Enviado de Dios Alá, no fue crucificado ni matado sino que Alá o sea Dios lo elevo hacia sí.

La cruz de Cristo

La cruz  representa el símbolo primordial para los cristianos. Su forma es distinta en diferentes grupos cristianos, por ejemplo, para la Iglesia católica su representación es: una línea vertical atravesada en su parte superior por una línea horizontal es conocida o llamada como cruz latina. Para la Iglesia ortodoxa predomina la cruz de ocho brazos que están constituidos por una línea vertical y tres en horizontal. Para los cristianos  la cruz se representa como un “árbol de salvación”, pero para todas las religiones se refiere al método de ejecución de cuando murió Jesús.

Al imaginarnos la cruz decimos que es, la manifestación de cumplimiento y de la plenitud de Jesús. Para nosotros Entender el significado de la cruz, tendríamos que comprender los misterios escondidos por Dios. Ahora bien, la palabra original usada en la Biblia para referirse a este instrumento de muerte, σταυρός (saturós), primariamente solo significó “poste”, “estaca” y luego llegó a emplearse.

Es en la cruz donde se conjugan las elevaciones de sabiduría más asombrosas se trata de la descubrimiento del infinito amor que está ahí, expresa la culminación de las verdades escondidas más allá de la humillación, todo esto se debe a que en la cruz también se encuentra el hecho de resurrección esto está allí. La palabra cruz  llegó a emplearse, ya antes de Cristo, para referirse a una amplia gama de cruces que fueron utilizadas por los romanos en la antigüedad clásica.

Podemos decir que la puerta a lo más alto de las dimensiones de su verdad. Algunas interpretaciones místicas aclaran que la porción vertical representa la muerte de Jesús y su divinidad y la horizontal su humanidad.  para algunos investigadores como:

Raymond Edward Brown quien afirma: “El término “cruz” condiciona nuestro concepto de ella, porque transmite la idea de dos líneas que se cortan, a pesar de la imposibilidad de saber a ciencia cierta, sobre la sola base del significado de la palabra σταυρός, cuál fue la forma específica de la cruz en que murió Jesús, está si se puede concluir por el hecho de que Simón de Cirene o el mismo Jesús llevaron la cruz al lugar de la ejecución, que debe referirse al patibulum que debía servir como travesaño de la cruz de ejecución. Así, por tanto, Jesús murió en una crux compacta.

Una evidencia de la forma de la cruz se encuentra en la interpretación dada por los primeros cristianos a su postura de oración. Para las Odas de Salomón (desde finales del siglo i hasta principio del siglo ii d. C.), la posición orante, la representación de la silueta del orante, la cruz y la crucifixión de Jesús de alguna marera no eran entendidas por los no iniciados. Así los cristianos oraban con los brazos extendidos en forma de cruz, esta era la figura que tomaban los primeros cristianos al rezar, representaba la posición de Jesús en la cruz. Mientras que los paganos oraban con las manos elevadas por encima de la cabeza.

Entre los 150 y 270 también compara la forma de la cruz (crux) a la de un hombre que reza con las manos extendidas y a otros símbolos similares: Minucio Félix abogado y apologista de roma dice que “Pues vemos la señal de la cruz, como es natural, en un barco llevado con velas hinchadas o deslizándose con remos expandidos; y cuando se eleva el travesaño es el signo de la cruz; y cuando un hombre con las manos extendidas venera a Dios con mente pura”.

En el Museo Británico Presenta a Jesús barbudo y desnudo, atado por cuerdas al travesaño de una cruz. La inscripción en idioma griego combina palabras mágicas con términos cristianos. La descripción en el catálogo de una exhibición en la que fue incluida observa: “La aparición de la crucifixión en una gema grabada de fecha tan temprana sugiere que imágenes del crucifijo (ahora perdidas) pueden haber sido generalizadas en el segundo y tercer siglo, más probablemente en contextos cristianos convencionales”.

La terminología que se usa para referirse a diversas formas de cruz fue fabricada por Justo Lipsio en 1594.La distinción fundamental se apoyan en la cantidad de piezas de madera usadas para hacer la cruz, una o dos. Si consiste en una única pieza, es una crux simplex ad affixionem: un único poste vertical al que atar al condenado con las manos elevadas sobre la cabeza. Si consiste en dos piezas, es una crux compacta: un conjunto donde el condenado tiene los brazos extendidos a ambos lados.Como subdivisión de la crux compacta, Lipsio distinguió entre la crux decussata (a forma de X), la crux commissa (a forma de T) y la crux immissa (a forma de †).

Mención de la cruz en la biblia

La biblia se refiere a la cruz como el instrumento en donde murió  Jesús y A Jesús lo ejecutaron “colgándose de un madero” y ambas palabras se refieren a un solo pedazo de madera. En los Hechos 5:30 se habla de, Pedro y Juan son perseguidos:

17: Entonces levantándose el sumo sacerdote y todos los que estaban con él, esto es, la secta de los saduceos, se llenaron de celos; 18: y echaron mano a los apóstoles y los pusieron en la cárcel pública.19: Mas un ángel del Señor, abriendo de noche las puertas de la cárcel y sacándolos, dijo:20: Id, y puestos en pie en el templo, anunciad al pueblo todas las palabras de esta vida.

21: Habiendo oído esto, entraron de mañana en el templo, y enseñaban. Entre tanto, vinieron el sumo sacerdote y los que estaban con él, y convocaron al concilio y a todos los ancianos de los hijos de Israel, y enviaron a la cárcel para que fuesen traídos.22: Pero cuando llegaron los alguaciles, no los hallaron en la cárcel; entonces volvieron y dieron aviso,

23: diciendo: Por cierto, la cárcel hemos hallado cerrada con toda seguridad, y los guardas afuera de pie ante las puertas; mas cuando abrimos, a nadie hallamos dentro. 24: Cuando oyeron estas palabras el sumo sacerdote y el jefe de la guardia del templo y los principales sacerdotes, dudaban en qué vendría a parar aquello.

25: Pero viniendo uno, les dio esta noticia: He aquí, los varones que pusisteis en la cárcel están en el templo, y enseñan al pueblo. 26: Entonces fue el jefe de la guardia con los alguaciles, y los trajo sin violencia, porque temían ser apedreados por el pueblo. 27: Cuando los trajeron, los presentaron en el concilio, y el sumo sacerdote les preguntó,

28: diciendo: ¿No os mandamos estrictamente que no enseñaseis en ese nombre? Y ahora habéis llenado a Jerusalén de vuestra doctrina, y queréis echar sobre nosotros la sangre de ese hombre. 29: Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.

30: El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándole en un madero.

31: A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados. 32: Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen. 33: Ellos, oyendo esto, se enfurecen y querían matarlos.

34: Entonces levantándose en el concilio un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, venerado de todo el pueblo, mandó que sacasen fuera por un momento a los apóstoles, 35: y luego dijo: Varones israelitas, mirad por vosotros lo que vais a hacer respecto a estos hombres.36: Porque antes de estos días se levantó Teudas, diciendo que era alguien. A éste se unió un número como de cuatrocientos hombres; pero él fue muerto, y todos los que le obedecían fueron dispersados y reducidos a nada.

37: Después de éste, se levantó Judas el galileo, en los días del censo, y llevó en pos de sí a mucho pueblo. Pereció también él, y todos los que le obedecían fueron dispersados.38: Y ahora os digo: Apartaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá; 39: más si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios.

40: Y convinieron con él; y llamando a los apóstoles, después de azotarlos, les intimaron que no hablasen en el nombre de Jesús, y los pusieron en libertad.41: Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre. 42: Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.

Es tan profundo y tan maravilloso todo lo que está minuciosamente oculto en cada gota de su sangre derramada  por Jesús en la cruz que para el Apóstol Pablo vivió esta verdad, y era su anhelo ardiente vivir crucificado juntamente con Cristo, para que todo lo que Jesús era se manifestará a través de su ser.

En 2 Corintios 4:10: Viviendo por la fe, nos lo explica:

7: Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros, 8: que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; 9: perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;

10: llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos.11: Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal.12: De manera que la muerte actúa en nosotros, y en vosotros la vida.

13: Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos, 14: sabiendo que el que resucitó al Señor Jesús, a nosotros también nos resucitará con Jesús, y nos presentará juntamente con vosotros.

15: Porque todas estas cosas padecemos por amor a vosotros, para que abundando la gracia por medio de muchos, la acción de gracias sobreabunde para gloria de Dios. 16: Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.

17: Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; 18: no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.

Simbología y significado de la cruz

Siempre que nos referimos a la cruz la gente piensa que el la imagen con la que se representa el cristianismo pero este símbolo es muy antiguo y a lo largo del tiempo ha ido cambiado su forma tan simple, para adaptarse a distintas culturas y creencias adoptando de esta manera  diferentes interpretaciones nuevas siempre haciendo referencia a cuando  murió  Jesús.

  1. Cruz tau: Pertenece a la decimonovena letra del alfabeto griego, quien a su vez, viene de la última letra del alfabeto fenicio y hebreo. Originalmente, su significado fue “vida”, pero a lo largo de los siglos se ha convertido en símbolo de diferentes órdenes religiosas, con un significado nuevo: “salvación”. Esta cruz también es conocida como la cruz de San Antón, y fue utilizada por el mismo San Francisco como su sello personal, de ahí pasó a ser asociada a los Franciscanos.
  2. Cruz Egipcia: También conocida como la Cruz de la Vida, “Anj” o “Cruz Ansada”, resulta sumamente fascinante. Nace en el Antiguo Egipto como jeroglífico su significado es “vida”, así mismo se puede contemplar con frecuencia en el arte egipcia. Pasó en el Cristianismo a través de los Coptos, o mejor conocido como cristianos egipcios.
  3. Cruz de la paz: Los comienzos de esa cruz tienen inicio en la etapa del Cristianismo primitivo. Los símbolos que se ven en el anverso de la cruz corresponden a la primera y la última letra del alfabeto griego, Alpha y Omega, que cobra su significado cristiano a partir de la célebre citación del libro de Apocalipsis, “Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último”, que representa a la eterna esencia de Dios.
  4.  Cruz cristiana: En el mundo cristiano, la cruz representa el instrumento de crucifixión de Jesús. A pesar de su diseño sencillo, la cruz se ha ido formando hasta llegar a tener demasiadas variables, cada una de las cuales tiene su propio significado.
  5. Cruz del buen pastor: la cruz que ha sido elegida por el Cardenal Bergoglio para acompañarle en su papado. Esa cruz pastoral es extremadamente distintas  a las otras, porque tiene un estilo y forma única en su especie. Es más, además de no ser un crucifijo, pone el foco en el papel que el Papa Francisco quiere desempeñar para nosotros: el del Buen Pastor, guiándonos a través de las dificultades de la vida, y ayudándonos a seguir por el buen camino.

Tipo de cruz

Brow ha venido indicando que existen diferentes tipos de cruz utilizada por los romanos y aquí estaremos definiendo cada una de ellas. Crux commissa, immissa, simplex  y Cruz árbol era el lugar en que se dispusiera de la muesca en el poste vertical, o encima o en el lado, donde insertar el  travesaño traído al lugar de ejecución para el condenado.

Crux commissa

La crux commissa, o “cruz de San Antonio” como las fuentes griegas y latinas expresan esta cruz, era la forma más común y la que acostumbraba el imperio romano para las crucifixiones. Pues para esta no era tan forzosa al bajar el madero para colocar el letrero del cargo, pues se podría colocar y  añadir un aditamento para ello, o para aumentar el ángulo de los brazos para dejar un espacio sobre la cabeza.

El uso de esta cruz se volvió popular y común para los romanos que con el tiempo se llevó a considerar como la forma natural de la cruz, esta representa forma de la cruz de Cristo presente en el arte temprano del paleocristiano, y en los más antiguos escritos sobre la cruz de Jesús.

El escritor  Luciano de Samosata, sirio-griego del siglo ii d. C., en su obra “El Juicio de las Vocales”, confirmó la popularidad de este tipo de cruz:

“Así injuria a los hombres (la letra Τ) en cuanto a las palabras; y de hecho, ¡cómo los ultraja! Lamentándose los hombres, deploran su desgracia y maldicen a Cadmo por haber introducido la Tau (Τ) en el Gremio de las letras. Dicen que los tiranos la tomaron por modelo e imitaron su forma para labrar bajo el mismo tipo los maderos y fijar en una cruz en ellos a los hombres; y que de esta máquina infame proviene su nombre infame. Yo creo que no puede imponérsele en justicia otra pena menor que condenarla al suplicio de sí misma, para que en su propia figura expíe su delito, ya que la cruz se formó por ella y por ella también la llamaron así los hombres”.

En relación a los literatos cristianos de los primeros siglos los cuales culpan a esta forma de cruz de la muerte Cristo, se basan en la comparación que hacen con la letra Tau que tiene relación con la palabra “stauros”  esto no involucra que Según las reglas de la etimología “stauros” signifique “fijar en Tau”, sino que es un juego de palabras que manifiesta la manera habitual en que los hombres recordaban este instrumento de muerte.

La seudoepigráfica que  consiste en adjudicar o firmar un documento con el nombre de alguien famoso de Epístola de Bernabé de autor anónimo aparece en citas de Clemente de Alejandría y Orígenes a mediados del siglo II d. C. y por eso fue rasgueada al más tardar en la primera mitad de ese siglo,​ o a fines del siglo i d. C.., ​ lo que la formaría en uno de los textos más antiguos del cristianismo, junto a la Dianche esta obra explica que la cruz (σταυρὸς) de ejecución es muy similar a la letra T:

“Abraham, que fue el primero en practicar la circuncisión, circuncidó a los de su casa mirando anticipadamente en espíritu hacia Jesús, tomando los símbolos de tres letras. Dice, en efecto, la Escritura: Y circuncidó Abraham de su casa a trescientos dieciocho hombres. Ahora bien, ¿cuál es el conocimiento que le fue dado? Atended que pone primero los dieciocho y, hecha una pausa, los trescientos. El dieciocho se compone de la I, que vale diez, y la H, que representa ocho. Ahí tienes el nombre de IHSOUS.

Más como la cruz había de tener la gracia en la figura de la T, dice también los trescientos. Consiguientemente, en las dos primeras letras significa a Jesús, y en otra, la cruz.”.​ A su vez se dice que Moisés hizo “una figura de la cruz y del que había de sufrir en ella” (τύπον σταυροῦ καὶ τοῦ μέλλοντος πάσχειν) al extender sus brazos para salvar al pueblo de la derrota.

En el  Éxodo 17:8-13 se narra: Guerra con Amalec

8: Entonces vino Amalec y peleó contra Israel en Refidim. 9: Y dijo Moisés a Josué: Escógenos varones, y sal a pelear contra Amalec; mañana yo estaré sobre la cumbre del collado, y la vara de Dios en mi mano.10: E hizo Josué como le dijo Moisés, peleando contra Amalec; y Moisés y Aarón y Hur subieron a la cumbre del collado.

11: Y sucedía que cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecía; mas cuando él bajaba su mano, prevalecía Amalec.12: Y las manos de Moisés se cansaban; por lo que tomaron una piedra, y la pusieron debajo de él, y se sentó sobre ella; y Aarón y Hur sostenían sus manos, el uno de un lado y el otro de otro; así hubo en sus manos firmeza hasta que se puso el sol.

13: Y Josué deshizo a Amalec y a su pueblo a filo de espada.

Todo esto se hace para manifestar que el escritor de la Epístola no podía ser Bernabé apóstol la Cyclopædia de McClintock y Strong del 1867 declaró: “Evidentemente el escritor no estaba familiarizado con las Escrituras Hebreas y ha cometido el disparate de suponer que Abrahám haya conocido el alfabeto griego varios siglos antes de que existiera.”

Dicha Epístola se manejó para la interpretación alegórica de las Escrituras, como hacían muchos Padres en las distintas Iglesia, esta técnica admitida por antecedentes en las mismas Escrituras, habiendo sido muy utilizada por los escritores del Nuevo Testamento,​ en Pablo su Epístola a los gálatas dice:

Tertuliano (escribió entre el 190 y 220 d. C.) “Pero, para regresar a Moisés ahora, me pregunto, ¿por qué, cuando Josué estaba luchando contra Amalec, él no oró sentado, sino que extendió las manos,…? A no ser que allí, […] la figura de la cruz también era necesaria…”. “Ahora la letra griega TAU en nuestra propia letra es una T y es la misma forma de la cruz”’.

Jerónimo (vivió en 347-420 d. C.) “¿Qué es lo que dice indignado? ‘¡Esto podría haber sido vendido por más de trescientos denarios!’, porque a él, que fue ungido con este perfume, se le crucificó. Nosotros leemos en Génesis que el arca que Noé construyó era de trescientos codos de longitud, de cincuenta codos su anchura y de treinta codos su altura. Noten la importancia mística de los números […] El trescientos contiene el símbolo de la crucifixión. La letra T (tau) es la señal para trescientos.” ​

Crux immissa

Esta cruz representa la iconografía cristiana es la más común se personifica con el travesaño abajado. El Evangelio de Mateo dice que el titulus fue puesto “por encima y arriba” de la cabeza de Jesús.

Véase en Mateo 27:37, Jesús es crucificado:

32: Al salir de allí, encontraron a un hombre llamado Simón, natural de Cirene, a quien obligaron a cargar con la cruz de Jesús. 33: Cuando llegaron a un sitio llamado Gólgota, (es decir, «Lugar de la Calavera»), 34: le dieron a beber vino mezclado con hiel; pero Jesús, después de probarlo, no lo quiso beber.

35: Cuando ya lo habían crucificado, los soldados echaron suertes para repartirse entre sí la ropa de Jesús. 36: Luego se sentaron allí para vigilarlo. 37 Y por encima de su cabeza pusieron un letrero, donde estaba escrita la causa de su condena. El letrero decía: «Éste es Jesús, el Rey de los judíos.»38: También fueron crucificados con él dos bandidos, uno a su derecha y otro a su izquierda.

 39: Los que pasaban lo insultaban, meneando la cabeza 40: y diciendo: —¡Tú ibas a derribar el templo y a reconstruirlo en tres días! ¡Si eres Hijo de Dios, sálvate a ti mismo y bájate de la cruz!41: De la misma manera se burlaban de él los jefes de los sacerdotes y los maestros de la ley, junto con los ancianos. Decían:

42: —Salvó a otros, pero a sí mismo no puede salvarse. Es el Rey de Israel: ¡pues que baje de la cruz, y creeremos en él! 43: Ha puesto su confianza en Dios: ¡pues que Dios lo salve ahora, si de veras lo quiere! ¿No nos ha dicho que es Hijo de Dios? 44: Y hasta los bandidos que estaban crucificados con él, lo insultaban.  

Del prefijo que se utiliza en los evangelios de Lucas «sobre él». (Gr.: ἐπάνω, epanō), ἐπί (“encima”) y ἄνω (“por sobre”), véase en Lucas 23:38 : Jesús es crucificado:

26: Cuando llevaron a Jesús a crucificar, echaron mano de un hombre de Cirene llamado Simón, que venía del campo, y lo hicieron cargar con la cruz y llevarla detrás de Jesús.27: Mucha gente y muchas mujeres que lloraban y gritaban de tristeza por él, lo seguían. 28: Pero Jesús las miró y les dijo:—Mujeres de Jerusalén, no lloren por mí, sino por ustedes mismas y por sus hijos.

29: Porque vendrán días en que se dirá: “Dichosas las que no pueden tener hijos, las mujeres que no dieron a luz ni tuvieron hijos que criar.” 30: Entonces comenzará la gente a decir a los montes: “¡Caigan sobre nosotros!”, y a las colinas: “¡Escóndannos!” 31: Porque si con el árbol verde hacen todo esto, ¿qué no harán con el seco?

32: También llevaban a dos criminales, para crucificarlos junto con Jesús. 33: Cuando llegaron al sitio llamado La Calavera, crucificaron a Jesús y a los dos criminales, uno a su derecha y otro a su izquierda. [34: Jesús dijo: «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.»] Y los soldados echaron suertes para repartirse entre sí la ropa de Jesús. 

35 La gente estaba allí mirando; y hasta las autoridades se burlaban de él, diciendo: —Salvó a otros; que se salve a sí mismo ahora, si de veras es el Mesías de Dios y su escogido.36: Los soldados también se burlaban de Jesús. Se acercaban y le daban a beber vino agrio, 37:diciéndole: — ¡Si tú eres el Rey de los judíos, sálvate a ti mismo!

38: Y había un letrero por sobre su cabeza, que decía: «Éste es el Rey de los judíos.»

39: Uno de los criminales que estaban colgados, lo insultaba: — ¡Si tú eres el Mesías, sálvate a ti mismo y sálvanos también a nosotros!40: Pero el otro reprendió a su compañero, diciéndole: — ¿No tienes temor de Dios, tú que estás bajo el mismo castigo? 41: Nosotros estamos sufriendo con toda razón, porque estamos pagando el justo castigo de lo que hemos hecho; pero este hombre no hizo nada malo. 42: Luego añadió: —Jesús, acuérdate de mí cuando comiences a reinar. 43: Jesús le contestó: —Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso.

Brown, nos dice que esta es la  última delineación que se debe la representación de la cruz en forma de crux immissa en vez de crux commissa.  Si a Jesús se le tuviese fijado en una crux simplex o commissa, el titulo se habría puesto sobre sus manos o a una altura que le habría dificultado mucho para respirar.

Es el profesor J. H. Bernard quien indica que esta declaración en Mateo “sugiere que la cruz era de la forma llamada crux immissa, con un travesaño para los brazos, como los pintores generalmente han representado que es.”​ La “International Standard Bible Encyclopedia” hace la misma observación: “La forma que normalmente se ve en las pinturas, la crux immissa (Cruz Latina “†”), es aquella donde el poste derecho se proyecta con un travesaño más corto. Por la mención de la inscripción clavada sobre la cabeza de Jesús, puede inferirse seguramente que esa es la forma de la cruz en que él murió.”

Los escritores cristianos de los primeros siglos que profesaban que fue esta la forma de la cruz de Jesús, tenemos además del ya citado anónimo autor de la Epístola de Bernabé: En su Primera Apología Justino expuso:

[…] la cruz es ahora el símbolo más grande del poder de Dios y de su soberanía. De hecho, todos podemos observar que la forma de la cruz es esencial a nuestros asuntos rutinarios de la vida. Por ejemplo, tú utilizas la cruz cada vez que navegas a través del mar, el mástil forma una cruz. El arado del granjero es de esta misma forma, como lo son la mayor parte de las herramientas usadas por artesanos y trabajadores. Además, mira la forma del cuerpo humano y cómo difiere de los animales irracionales. Diferimos de los animales en el hecho de que nosotros nos mantenemos erguidos. Y cuando nuestros brazos se extienden formamos la figura de la cruz (τὸ σχῆμα τοῦ σταυροῦ). Finalmente, miren sus propias banderas y los estándares militares. Estos también tienen la forma de la cruz”.

Crux simplex

Una de las manera de figurar la cruz de Cristo es con la “crux simplex ad affixionem” o poste vertical sin travesaño, con las manos directamente sobre la cabeza la cual es sostenida por varios eruditos y religiosos de los siglos xix y xx.

El pastor Hermann Fulda se refleja es sus escritos del año 1878: “No había árboles disponibles en todo lugar que se escogía para una ejecución pública. Por eso, se hundía en el terreno una simple viga. A esta, con las manos levantadas hacia arriba, y frecuentemente también con los pies, se ataba o clavaba a los forajidos.” En efecto al parecer en ocasiones los romanos podían usar la forma de crucifixión simple sin travesaño, incluso directamente sobre árboles vivos, a este respecto

Joe Zias declara a su criterio que: “El número de individuos a ser crucificados, de hecho, puede haber determinado la forma en que la ejecución tomaba forma. Así, como en el caso de la cuenta de 6.000 prisioneros de guerra que fueron crucificados a lo largo de la Vía Apia entre las ciudades de Roma y Capua [cuando la rebelión de Espartaco], como parte de una celebración de la victoria, parece plausible que se emplea la manera más rápida y eficiente. Eso sería simplemente atar a la víctima al árbol o cruz con las manos suspendidas directamente sobre su cabeza.”

Zias no hace ningún comentario al respecto de la muerte de Jesús, situación en la que los condenados eran tres, no 6000.

Existen 2 objeciones ante esto:

  1. Una que se ha presentado a esta hipótesis referida al caso de Jesús es la descripción de los propios Evangelios, donde se da a entender una pluralidad de clavos usados en las manos de Cristo. También la mención que el letrero del cargo estaba sobre la cabeza de Jesús, y no sobre sus manos, presentaría una refutación a esta tesis.
  2. Es que, como se ha visto, los cristianos del siglo ii, en la misma etapa de la composición de los Evangelios, conociendo la manera habitual de crucifixión romana, nunca describen la cruz de Cristo como una crux simplex sino como una cruz patibular conformada con travesaño.

De igual manera se ha  cuestionado la teoría de la presencia de un travesaño haría que la víctima muriera rápidamente de asfixia. Según el doctor Frederick Zugibe, la suspensión por las manos que se extienden directamente sobre la cabeza a distancia de menos de un metro la una de la otra como se realiza en una crux simplex, precipitaba la asfixia en pocos minutos, pero Jesús quedó suspendido por una hora como mínimo.

Zias afirma que “la muerte de esta manera, que es una forma de crucifixión, es el resultado de asfixia”, y que “si las víctimas eran amarradas con las manos extendidas sobre sus cabezas [como en la hipótesis de la crux simplex], y se les dejaba colgando, la muerte podía predecirse en menos de media hora, o en cuestión de minutos, dependiendo si las piernas de las víctimas eran clavadas, de tal forma que no pudieran utilizar sus brazos y subir el cuerpo para exhalar”.

New Bible Dictionary (1962) de James Dixon Douglas en su obra escribe que : “La palabra griega para ‘cruz’ (stauros, verbo stauroō) quiere decir una estaca o viga vertical y, secundariamente un poste utilizado como instrumento de castigo y ejecución. […] Además de la sola estaca vertical en la que se ligaba o se empalaba la víctima, hubo tres tipos de cruces […] la crux immissa era la consabida a dos vigas †, que la tradición mantiene ser la forma de la cruz en la que murió nuestro Señor (Ireneo, Haer. ii. 24. 4).

Esta toman fuerza por las referencias en los cuatro Evangelios (Mt 28:37; Mc 15:26; Lc 23:38; Jn 19:19-22) al título clavado a la cruz de Cristo sobre su cabeza”.​ “Stauros” viene de la palabra griega ἵστημι (Ístemi), que significa “estar, parar, sostener, mantener (en pie)”, etc., y a su vez deriva del indoeruopeo “stáo”, que significa “tallo, erguido, erecto” (y de ahí “stand, en inglés, Stecken, Stand en alemán y nuestra palabra “estaca”).

Cruz árbol

Una de la hipótesis que existen se basa en el hecho de que Jesús fue crucificado en un árbol vivo. Dado a la eventualidad de los escases de madera.  Joe Zias dice que los romanos en distintas oportunidades crucificaban a las víctimas directamente en árboles. Zías, como ya se ha dicho, no se pronuncia sobre la ejecución de Jesús.

En los  programas de televisión es donde documentalistas, como Jean-Claude Bragard y Bryan Bruce han afirmado que Jesús también podría haber sido ejecutado en un árbol vivo, y Bruce atribuye esta opinión a Zias. El pastor evangélico John D. Keyser, de la iglesia “Hope of Israel”, afirmó que Jesús murió en un patibulum fijado en un árbol y que los dos ladrones crucificados con él fueron atados al mismo árbol.

Citando el libro The Secrets of Golgotha de Ernest L. Martin, dice que el conjunto de árbol y patíbulo fue un stauros en el sentido amplio que esta palabra había  sido tomada en el siglo i d. C.

Se usa para referirse a la cruz de Cristo la palabra griega ξύλον (xylon), palabra que entre muchas otras acepciones tiene el significado de “árbol”. La posibilidad del sentido de “árbol” para la palabra ‘‘xylon’’ está confirmada en la Anábasis de Jenofonte, 6.4-5, y en lo que podemos visualizar en:

Apocalipsis 22:14, La venida de Cristo está cerca:

6: Y me dijo: Estas palabras son fieles y verdaderas. Y el Señor, el Dios de los espíritus de los profetas, ha enviado su ángel, para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto. 7: !!He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro.8: Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas.

9: Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios.10: Y me dijo: No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo está cerca.11: El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía.

12: He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.13: Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.

14: Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.

15: Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira.16: Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. 17: Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.

18: Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. 19: Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.20: El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús. 21: La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén.

No obstante, se ha contradicho que el significado de “madera” para la palabra xylón hace referencia a la materia de la que esta estaba construida, y no a su forma. Este uso de la palabra xylón, para referirse a la cruz de Cristo, ha expresado por siglos, sin por ello haber significado un árbol vivo. Ya en la literatura cristiana primitiva se usaba esta palabra como en las Odas de Salomón dice:

Las Odas de Salomón (desde finales del siglo i hasta principio del siglo ii d. C.): “Extendí mis manos y las acerqué a mi Amo, porque la extensión de mis manos es Su signo: Mi expansión es el xylón (árbol / cruz) extendido, el cual estaba levantado en el camino del Justo. (Oda 42:1-2).

Descubrimientos arqueológicos de representaciones de la muerte de Jesús

En el arte paleocristiano el cual es rico en simbología. Y en el que aparecen representaciones como El Buen Pastor, el Orante, la Paloma, el Pez, el Ancla, entre otras cosas., pero extrañamente el signo de la cruz con la imagen de Cristo en ella , esto aparece en forma pánfila, De alguna manera se encuentran  algunos bastantes interesantes en este  hallazgos que podrían significar, según su adaptación e interpretación, representaciones de la muerte de Cristo todavía más antiguas, y por ende, esto arroja alguna pista sobre las más tempranas tradiciones acerca de su crucifixión.

Cruces en osarios e inscripciones judías

El análisis arqueológico mediante una cámara robótica de una tumba indemne del primer siglo en Jerusalén ha descubierto una serie de osarios de piedra caliza judíos que están talladas con una inscripción griega y una imagen iconográfica única que los expertos identifican como cristiano.

En 1873 un famoso erudito francés, llamado Charles Clermant-Ganneau, informó del descubrimiento de una caverna de sepultura en el Monte de los Olivos. Dentro había 30 osarios, varios de ellos tenían signos cruciformes junto a nombres tan comunes para ese tiempo como Juan o Jesús.

Luego, en 1945 se descubrió una tumba familiar en “Talpiot”, Jerusalén, por el Profesor E. L. Sukenik del “Museo de Antigüedades Judías de la Universidad Hebrea de Jerusalén”. Dos osarios tienen el nombre de “Jesús” en griego. El segundo tiene también cuatro cruces grandes dibujadas. El Prof. Sukenik concluyó que las inscripciones y las cruces estaban relacionadas, siendo ellas “expresiones de pesar por la crucifixión de Jesús”. A la luz de estudios paleográficos, estas inscripciones datarían desde el siglo i a. C., al i  d. C.

La inscripción griega de cuatro líneas en un osario  se refiere a  Dios “alzando” a alguien y una imagen tallada encontrado en un osario adyacente muestra lo que parece ser un pez grande con una figura humana en su boca, interpretado por el equipo de excavación como una imagen que evoca la historia bíblica de Jonás.En los primeros escritos del evangelio, Jesus se refería a la “señal de Jonás”, lo que ha sido interpretado como un símbolo de su resurrección.

A partir de ahí, las imágenes de Jonás en el temprano arte cristiano, como las imágenes que se encuentran en las catacumbas romanas, son el motivo más común encontrado en las tumbas como símbolo de la esperanza de la resurrección cristiana. Por el contrario, la historia de Jonás no es representada en el arte judío del primer siglo y las imágenes iconográficas en osarios son extremadamente raras, dada la prohibición dentro del judaísmo de la representación de imágenes de personas o animales.

El grafito de Alexamenos

Se reveló en 1857, cuando el edificio denominado domus Gelotiana fue exhumado en el monte Palatino. El monarca Calígula había logrado la morada para el Palacio Imperial, después de que falleció el emperador se cambió en un Paedagogium o internado para los pajes imperiales, luego, la calle donde se ubicaba la casa fue apartada con un muro para dar soporte a las ramificaciones del edificio, por lo que permaneció sellada durante siglos.

La imagen personifica a un hombre con cabeza de burro que estaría crucificado. A la izquierda hay un hombre que levanta una mano. Bajo la cruz hay una leyenda escrita en griego:

Αλεξαμενος σεβετε θεον – Alexamenos [adora a su dios].Aunque  la época de adquisición de la morada para el palacio imperial y su posterior conversión en Paedagogium, se ha fechado el grafito entre los años 85-95 d.C. La gran mayoría de los afanosos conciertan en que la inscripción es una escritura irónica contra el cristianimos.La cabeza de asno insinúa la acusación en sorna de idolatría (adoración de un asno), que recibía la secta cristiana de ese entonces, por parte del mundo intelectual greco-romano.

Es aserción irónica de que los cristianos ejercían prácticas de adoración de un asno figuradamente sería algo común en esa época. Tertuliano, quien fue el que escribió a fines del siglo II y comienzo del III, relata que se  pensaba que los cristianos y judíos de ser adoradores de una omnipotencia con cabeza de asno.

En Pompeya y Herculano

Herculano la ciudad en donde Pompeya sobrevivió a la gran erupción volcánica yen donde se llevaron a cabo el descubrimiento de descubrimiento de varias cruces, circunscrita una de yeso en la pared a quien se le llama “Casa Panza” y la vestigio de otra en la pared de una panadería en la llamada “Casa del Bicentenario”, se han interpretado como prueba de un temprano culto a la cruz cristiana y testimonio de la forma en que sucedió la muerte de Jesús , anterior al año 79 d. C.

La existencia del grafito de la Domus 22 de Pompeya, que dice Bovius Audit Christianos (“Bovio presta oídos a los cristianos”), esto fortalecer esta hipótesis.

Es el profesor José María Blázquez, en su obra “Cristianismo Primitivo y Religiones Mistéricas”, quien afirma que “es dudoso que sea un símbolo cristiano en una fecha tan temprana,… pues la cruz como símbolo cristiano está atestiguada a partir del siglo iv, como en los sarcófagos núm. 171 y núm. 169 del Museo Laterano, ya de mediados de ese siglo, o el núm. 106 de este mismo museo, de finales de siglo”.​

Para el arqueólogo español Antonio García y Bellido, el descubrimiento de Herculano tiene las características básicas de una especie de talla perteneciente a un santuario privado cristiano. Disintiendo en mucho a una actividad condensada en los no cristianos de la cruz conocida en la región; ello se apoya en 4 hechos esenciales:

  1. Destaca la cruz, única y aislada, en el paño estucado, y el estar éste precisamente, al fondo de la habitación, frente por frente de la puerta de entrada, a través de la cual pasaba la luz que venía de una ventana abierta en el corredor, precisamente hacia el Oriente. Recordando además, las alas o batientes que la debían flanquear para cubrirla (algo ilógico en los cultos cruciformes pre-cristianos).
  2. Está íntimamente ligada en su historia al desembarco en Pozzuoli, de Pablo de Tarso en el año d. C. de acuerdo con Hechos de los Apóstoles.
  3. Su inesperable desaparición violenta del paño estucado que la enmarca, sólo puede explicarse de forma plausible en relación con un evento cuya amenaza fuera la exposición del símbolo en sí, cumpliéndose muy probablemente esto durante la persecución neroniana del año d. C., dado que no ocurre el mismo caso con otro tipo de reliquias religiosas, que si fueron encontradas íntegras en demás viviendas (inclusive el cuadro de la serpiente tótem). Lo que pudo interpretarse en su momento como «símbolo no grato» por su distintivo.
  4. Se encontró en un tipo de aposento que eran muy probablemente destinados a esclavos que servían en ese tipo de comercios dentro de la villa patricia.

La crucifixión de Jesús según la teología

Aun para la teología, la imagen de la crucifixión en donde murió Jesús se encuentra resguardada en el antiguo testamento siglos antes. En Números 21:8-9  nos hablan de, una figuras como la Serpiente de bronce:

8: Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre la bandera: y será que cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá.9: Y Moisés hizo una serpiente de metal, y púsola sobre la bandera, y fue, que cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de metal, y vivía.

Para  la cual fue puesta sobre sobre un asta, existió un medio de sanación para los israelitas picados por culebras, o la sangre del cordero inmolado en

éxodo Éxodo 12:7 se nos hablan de La Pascua

12.-  Habló Jehová a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo, 2: Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año. 3: Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia.

4: Mas si la familia fuere tan pequeña que no baste para comer el cordero, entonces él y su vecino inmediato a su casa tomarán uno según el número de las personas; conforme al comer de cada hombre, haréis la cuenta sobre el cordero.5: El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomaréis de las ovejas o de las cabras.6: Y lo guardaréis hasta el día catorce de este mes, y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes.

7: Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer.

8: Y aquella noche comerán la carne asada al fuego, y panes sin levadura; con hierbas amargas lo comerán.9: Ninguna cosa comeréis de él cruda, ni cocida en agua, sino asada al fuego; su cabeza con sus pies y sus entrañas.10: Ninguna cosa dejaréis de él hasta la mañana; y lo que quedare hasta la mañana, lo quemaréis en el fuego.11: Y lo comeréis así: ceñidos vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano; y lo comeréis apresuradamente; es la Pascua de Jehová.

Esto significa que el grabado en los postes y el dintel de las casas de los hebreos, los preservó de la plaga de la muerte. ​También está la marca que Ezequiel puso en la frente al pueblo que permaneció fiel salvándolos de la muerte. La palabra hebrea para la marca es la misma de la última letra del alfabeto (Tav), la cual escrita a mano tiene la forma de la cruz griega Tau (T), una de las formas posibles de la cruz donde murió Jesús.

Ezequiel 9:4, Visión de la muerte de los culpables:

9.-  Clamó en mis oídos con gran voz, diciendo: Los verdugos de la ciudad han llegado, y cada uno trae en su mano su instrumento para destruir.2: Y he aquí que seis varones venían del camino de la puerta de arriba que mira hacia el norte, y cada uno traía en su mano su instrumento para destruir. Y entre ellos había un varón vestido de lino, el cual traía a su cintura un tintero de escribano; y entrados, se pararon junto al altar de bronce.

3: Y la gloria del Dios de Israel se elevó de encima del querubín, sobre el cual había estado, al umbral de la casa; y llamó Jehová al varón vestido de lino, que tenía a su cintura el tintero de escribano, 4: y le dijo Jehová: Pasa por en medio de la ciudad, por en medio de Jerusalén, y ponles una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella.

 Aunque para la teología se necesitan características y propiedades de la divinidad, para los cristianos la pasión se considera más allá de palabras y hallazgo lo que realmente los mueve es la fe y la devoción.

Si leíste y te gusto este artículo, te invito a que visites los siguientes enlaces, esperando que lo que encuentres aquí sea de tu total agrado:

Pasión, muerte y resurrección de Jesús

 Jesús Verdadero Dios y Verdadero Hombre

milagros de Jesús

(Visited 557 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO