Oración a la Virgen de la Luz por Consuelo y Fortaleza

La Oración a la Virgen de la Luz, es una de las oraciones que se llega a recitar con el fin de poder obtener la ayuda de la Virgen de la Luz en cuanto a los distintos problemas que pueda presentar una persona en su vida. En el siguiente artículo conoceremos todo lo referente a esta clase de oración y sobre quien fue la Virgen de la Luz.

Oración-a-la-Virgen-de-la-Luz-1

Oración a Nuestra Señora de la Luz

La oración a la Virgen de la Luz tiende a ser recitada de la siguiente manera:

Madre y señora, tú que eres la luz que disipas la sombra del engaño; tú eres la gran dulzura que deleita al corazón de los seres humanos, y eres la poderosa madre en quien muchos esperan y confían. Aleja de mi lado todo tipo de peligro; te pido que me guardes, señora, y en estos 8 días quiero que me recibas por tuyo; yo volveré, señora, ante tus santísimos pies; yo le voy a dar a mi corazón la dicha de poder saludarte, y yo me renovaré en el amor que desde hoy te estoy ofreciendo.

Los Ángeles de la parte celestial, alaben por mi a la madre santísima de la luz que es la virgen; dios y señor de la majestad y de gran grandeza, pues sólo tu sabéis lo que es María la virgen, ensalzadla y engrandecedla y tú, madre y también señora, que admite mi corazón; las necesidades que posee solamente tú lo sabes; remédialas

Por lo que te pido que derrames el bálsamo suavísimo de tu amor sobre mí; haz que en todas mis acciones que realice te llame madre de la luz; alúmbrame, te pido que te compadezcas de mi, y no permitas que llegue a ser presa del demonio; y haz que, pues te portes como mi madre, y yo me llegue a portar como tu hijo. Amén.

Vida de Nuestra Señora de la Luz

La iconografía de la conocida Virgen de la Luz posee su origen en la reconocida ciudad de Palermo ubicada en Italia, durante el año 1722, cuando una monja llego a tener una visión en donde se le presentaba una imagen de la Virgen María la cual trataba de no caer en las fauces de un monstruo maligno, entre tanto que ella sostenía su alma.

La imagen de dicha visión fue plasmada por un reconocido pintor sobre las mismas fechas del año 1722, y que posteriormente llega a ser conservada en la ciudad de Palermo hasta finales del año 1732.

Cuando llega a ser objeto de sorteo por un padre llamado José Genovesi para el traslado a cierta fundación reciente de la Compañía de Jesús, llegando a ser en suerte trasladada el día 2 de julio del año 1732 a la iglesia jesuita de León ubicada en Guanajuato, ciudad de la nación Mexicana, que desde el año 2005 llega a ser llamada como la Basílica – Catedral Metropolitana de Nuestra Madre Santísima de la Luz.

Desde ese momento, los creyentes jesuitas fueron los responsables de difundir su culto por todas las áreas del continente americano. La representación de la Virgen de la Luz tiende a ser aquella en donde muestra a la Virgen María que evita caer en las fauces de un monstruo maligno, entre tanto que ella trataba de sostener su alma y también al niño Jesús.

La Virgen María llega a presentarse vestida con una túnica blanca y con el manto azul, este es muy parecido al de la iconografía de la inmaculada concepción, que llega a simbolizar la pureza y castidad, encima de un fondo que es de color amarillo dorado. En sus brazos llegaba a sostener con su mano derecha la figura de 1 alma, y con su brazo izquierdo sostiene al mismo Niño Jesús.

El cual llega a agarrar un par de corazones ardientes que le fueron dados por un ángel y que le ofrece dentro de una cesta. Los corazones ardientes tienden a simbolizar la caridad y también el amor a Dios.

Encima de la cabeza de la Virgen María se encuentra un par de ángeles que la llegan a coronar como la reina de cielo, entre tanto que, a los pies de ella, se encuentra esperándola un monstruo llamado Leviatán con las fauces abiertas para agarrarla. La figura del leviatán llegó a ser censurada desde el año 1760 por la misma iglesia Católica Romana y llegó a ser cambiada por unas llamas que tendían a aludir al purgatorio, o a unas especies de nubes oscuras que llegan a simbolizar el pecado de la humanidad.

Virgen de la Luz, Oración Para Problemas muy Difíciles y de Necesidades

Si tienes problemas difíciles y de necesidades fuertes, te recomendamos realizar la oración a la Virgen de la Luz para que ella le ayude en todos sus problemas. La oración puede ser de la siguiente manera:

Amor y también confianza llego a tus milagrosos brazos, y con mi mayor gratitud y también de sinceridad te llego a presentar mis más sinceros respetos y de veneración en esta tu imagen tuya de Nuestra Señora de la Luz.

Verdaderamente te encomiendo, con la seguridad de que voy a ser escuchado, mis dudas y también mis temores, mis penas e incluso mis tristezas, mis amarguras, las carencias y los desconsuelos, por lo que te ruego que como gran medianera nuestra puedas llevar mis peticiones difíciles ante el Padre Eterno para que sea él, el que se digne a protegerme y asistirme con su enorme Poder.

Madre, en quién yo confío hoy y por siempre, Madre, en quien yo espero hoy y por siempre ilumíname en cuanto a mi mente y corazón para poder escoger el buen camino, esparce tu luz de gran beneficio sobre mi y también ayúdame con tu presencia materna para que yo de la misma manera pueda consolar y también socorrer a quienes se encuentre en mi camino hasta que finalmente llegue un día a ver tu rostro muy radiante

Oración-a-la-Virgen-de-la-Luz-3

Y contigo y con todos los Ángeles y los Santos, llega a adorar por siempre al Padre Todopoderoso que la llegó a escoger desde la eternidad para llegar a ser la Madre de su Hijo amado por la santa obra del Espíritu Santo. Amén….!!!

Oración a Nuestra Madre Santísima de la Luz, para Cada Miércoles

Me postro a tus pies oh madre santa de la luz, para poder implorar por tu bondad, que me alcances con tu divino hijo, un gran dolor por mis muchos pecados cometidos, y una enorme esperanza en la misericordia, de que me perdonara y diera la gracia de poder perseverar en el bien.

Extiende oh Madre Santísima de la Luz tu gran mano protectora sobre todos los que llegan a sufrir algún dolor, poseen unas penas o las necesidades, ven en su auxilio, sé mi guía, por lo que te pido que nos ilumines con tu Celestial luz. En particular te llego a encomendar a (di el nombre de la persona) y a todas sus necesidades por lo que pongo en tu Corazón de Madre, para que, si conviene para la gloria de Dios y para el bien de mi alma, me llegues a obtener esta gracia de tu Jesús.

Haz, Oh Madre mía que todos aquellos Cristianos te podamos conocer verdaderamente y te amemos cada día más, para que en algún día, vayamos todos contigo a gozar con el Dios en el Cielo por toda la eternidad. Amen….!!!

Si te gustó nuestro artículo te recomendamos que visites los siguientes enlaces los cuales serán de su gran interés:

(Visited 417 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO