Oración virgen de San Juan para tener un bebé

La oración virgen de San Juan es usada muchas veces como una petición espiritual con el objeto de tener un bebé, cuando los métodos tradicionales para gastarlo no funcionan, conoce todo lo referente a esta oración leyendo el siguiente artículo.oración virgen de San Juan

Oración virgen de San Juan

Para comprender mejor la oración debe entenderse quién es la Virgen de San juan, esta preciosa madre de Dios forma parte del extenso mundo del marianismo en México se encuentra ubicada en la región de los lagos, específicamente en el cerro de Tepeyac.

Es la segunda virgen más veneradas en el país después de la Virgen de Guadalupe, se considera una madre milagrosa patrona de la ciudad de Jalisco, anualmente recibe a más de seis millones de fieles, es llamada también la Virgen de Cihualpilli.

La imagen fue elaborada en el siglo XVI en la ciudad de Michoacán, fabricada en el pueblo de Pátzcuaro, Michoacán. La virgen es venerada y tienen varias oración que los fieles utilizan con el objeto de solicitar los servicios para salir embarazada, salud, prosperidad y diversas situaciones difíciles.

La oración según algunos fieles debe ser realizada tantas veces desee la persona, pero se recomienda hacerla los días previos a la festividad de la virgen, entre el 24 de enero y el 1 el febrero.

Otros recomiendan realizarla durante nueves días seguidos (Novena) siempre con mucha fe y esperanza, también se hacen recomendaciones de acompañarla con el rezo de varios padrenuestros y algunas avemarías.

Novena a La Virgen De San Juan

Como explicamos anteriormente, la novena es una a dedicación de oración durante nueves días seguidos, con el objeto de cumplir la promesa de petición, durante el día se puede realizar las veces que desee la persona y comienza haciendo la señal de la cruz.

Seguidamente se realiza un padre nuestro y comienza el llamado acto de contrición que veremos seguidamente, el lugar donde se realiza esta novena es indiferente, la persona debe estar en un lugar tranquilo donde no haya ruidos ni situaciones molestas, si puede dirigirse a una iglesia resulta mejor.oración virgen de San Juan

Acto de Contrición hacia la virgen de San Juan

Considerar el acto de contrición como un gesto de arrepentimiento que solo se da en la religión católica, de manera que muchos fieles utilizan la oración a la Virgen San Juan con el objeto de concretar esa culpa y redimir sus pecados.

La oración comienza con: “Oh Virgen Purísima, Madre admirable de Dios, abogada de los pecadores y Reina de los ángeles”, luego describe el arrepentimiento de la persona que se encuentra postrado a sus pies, sumiso y subordinado a la gracia de dios, agradeciendo por darle la vida.

Luego describe la inmensidad del universo y el cielo formado por Dios para culparse de su pequeña humanidad ante toda aquella inmensidad, y no valorarla para cometer un pecado. Seguidamente la oración se enfoca en la solicitud a la virgen de San Juan, para agradecer y solicitar la muerte antes de volver a pecar.

La oración incluye algo de dramatismo pero es muy pura y profunda espiritualmente. Para finalizar esta primera parte de la oración, la persona hace sus votos de confianza en la virgen, solicitando el perdón y el gozo hasta que se termine su vida.

Oración Virgen de San Juan para una petición difícil

Esta oración tiene una forma y contenido espiritual muy similar a la descrita anteriormente, sin embargo es usada por muchos fieles para solicitar soluciona sus problemas y situaciones complicadas, muchos proveen incluso algunas ofrendas en los altares y se compromete a realizar por nueve días oraciones de agradecimiento.

Estas gratitudes en ciertas ocasiones son confundidas con actividades  rituales, donde algunos desviados espirituales confunden la gracia de Dios con favores directos para conseguir beneficios que en nada  tienen que ver con la espiritualidad del alma pura.

La oración contiene un comienzo muy parecido a la de la contrición: “Mi amadísima Virgen de san Juan de los Lagos, Santísima Virgen María soberana, digna Emperatriz del Cielo y de la tierra, que en tu venerable Imagen de San Juan”

Luego continúa con una serie de alabanzas hacia su bondad, sus virtudes e incluso resaltando sus facultades físicas, la hermosura de sus manos, su piel, su cara etc., seguidamente se hacen las solicitudes respectivas como la entrega de los milagros bondadosos para salir de la crisis en que se encuentra la persona.oración virgen de San Juan

Se pide de corazón lo siguiente: “¡Devuélvenos Gran Señora en tu acogedor manto azulado y ayúdanos a conseguir las misericordias del Altísimo!”, posteriormente la persona hace entrega de su corazón y la entrega de cualquier alabanza y veneración, estos halagos son extensos y muy condicionados a la fe.

Se hace una solicitud de ruego con el objeto de que perdona los pecados propios y de  todos los seres humanos, se deja en manos de ella las angustias y penas, se pide que interceda a través de la humildad para otorgar la confianza necesaria en función de recibir toda la ayuda espiritual solicitada.

En ningún momento la oración establece peticiones materiales, solo se pide fuerza y bondad para poder corregir los errores y seguir la ruta que lleva hacia la meta propuesta, los clamores se realizan con el objeto de que, la virgen reciba las oraciones y pueda otorgar consuelo y esperanza. Después de llenar de alabanzas a la virgen la parte central de la oración permite que la persona establezca la petición por ejemplo: “Te pido madre le otorgues salud a……nombre de la persona, etc.”.

También se puede hacer otro tipo de solicitud que esté fundamentada en virtudes y soluciones de tipo espiritual. Después de hecha la solicitud, se procede a pedir que no se abandone este pedido, que la eficacia de la gracia de Dios llegue y pueda ofrecer solución de la mejor forma como lo hace Dios.

La persona se entrega a Jesús, con el objeto de que sea el vigilante de las acciones y acompañe a la persona en los momentos más fuertes y difíciles, se pide a la virgen cubrir con el manto para llenar de amor y bondad toda acción que se lleva a cabo.

Culmina la oración con un sencillo “Amén”, luego se ofrecen siete avemarías, un padrenuestro y un gloria, la oración se debe realizar durante nueve días seguidos, sin importar el lugar ni l ahora ni la cantidad de veces que la persona desee realizar.

Primer día

Se realiza la oración comenzando cada día con: “Oh! Inmaculada y siempre bendita, singular e incomparable Virgen María”, luego continua con una serie de descripciones como:

  • “Señora hecha a imagen y semejanza de Dios, ahora tan envejecida por mis culpas, tan apolillada por los apetitos, tan deshecha por las pasiones; compadécete”.
  • Señora de su ruina y alcanza de Dios Nuestro Señor que así como tu santa imagen, por ser imagen suya, quiso su majestad que se renovará por manos de ángeles, mi alma por los esmeros de la gracia, concediéndole también lo que te pido en esta novena, si es para gloria de su divina majestad y bien de mi alma”.

La oración concluye siempre con un amén y reflexionando sobre la importancia de haber entregado palabras y oraciones de amor bondad y gratitud hacia la madre de dios.

Segundo día

Después de hacer la introducción, se procede a realizar en este segundo día la oración pertinente. Se hacen las alabanzas respectivas, se dice en varias partes y de diversas maneras utilizando incluso si la persona lo desea la antífona:

  • “¡Oh madre soberana! Esos, tus misericordiosos ojos, compadécete de mí, que soy de aquellos que teniendo ojos no ven”.
  • “Eres divina, dame la luz que deseo para no tropezar con los engaños del mundo, para no caer en los lazos del demonio ni perecer en los precipicios de la carne, y si el favor que te pido en esta novena me conviene y es del agrado de Dios, concédeme y si no, dame resignación perfecta en la divina voluntad.”

Tercer día

Comienza la oración de la misma forma y se establece la relación de la madre con el espíritu santo, su intercesión ante Dios para poder recibir los favores y bondades divinas, entre las formas y contenidos de la oración se pueden apreciar:

 ¡Oh! Madre, los ojos de tu misericordia a este enfermo concebido en flaquezas y miserias, lleno de dolencias en el alma y cuerpo, a Ti vengo para sanar, que sanas paralíticos y que eres el Jordán para los leprosos, el óleo para los heridos, generoso vino para los flacos, consuelo para los afligidos, antídoto para el mortal, y medicina de todos los enfermos.

Sáname Señora, de todas mis enfermedades interiores y exteriores, y concédeme también el favor que en esta novena te pido si ha de ser remedio para mi salvación, y si no concédeme lo que fuere del mayor agrado de Dios Nuestro Señor. Amén.

Cuarto día

En este día la oración establece el perdón y la forma de asumir las culpas por los pecados cometidos, se solicita el perdona a través de diversas formas dejando el espíritu y alma en manos de Dios, de manera que las súplicas por el perdón son de un valor emocional importante veamos:

“Tú, piadosísima Madre, que no desdeñas el favorecer aun a éstos, dígnate de alcanzarme de su majestad la gracia, de parecer una migaja del Eucarística pan que tú preparaste al calor del Espíritu Santo en tu purísimo vientre, para nuestra salud y vida eterna; si el favor solicitado en esta novena conduce a este fin, concédeme, y si no, que se haga lo que fuere del divino agrado. Amén.

Quinto día

El comienzo en este día es: “¡Oh! Madre de misericordia, esos luceros refulgentísimos, tus misericordiosos ojos” La solicitud es con el objeto de llamar la atención firme de la Virgen de San Juan con el objeto de permitir la permanencia en la tierra para cumplir con las promesas:

“Alcánzame, Señora que al suave soplo de la gracia en la nave de la Santa Iglesia, camine seguro a la patria celestial, y si el favor que te pido en esta novena conduce a este fin, concédeme a mayor honra y gloria de Dios y bien de mi alma. Amén”.

Sexto día

La persona establece en este día una oración que le permite recibir seguridad y luz para poder seguir el camino que lo lleva a lograr sus metas, que la llama de la luz de los ojos de la Virgen le permita doblegar las penurias y obstáculos que se presentan en el camino, alguna de sus partes dicen así:

¡Oh! Madre de misericordia esos tus divinos ojos a este indigno siervo que encendido en ira se abrasa, en llamas de concupiscencia se quema y en brazas de apetito se arde.

Compadécete, Señora de mí, y haz que entre tan crueles llamas no me consuman, antes que de tan purificado, sin mancha de culpa, que abrasado sólo en fuego del amor divino, camine seguro en la patria celestial, en donde espero lograr, la bienaventuranza eterna, y si para este fin conduce la gracia que te pido en esta novena, concédeme a mayor honra de su divina majestad. Amén.

Séptimo día

La súplica se hace presente en la oración del séptimo día, se solicita la intervención de la virgen en el corazón de la persona para evitar la fragilidad y rotura de la fe, las malas intenciones deben ser eliminadas mediante esta oración, buscar las herramientas a través de la fortaleza entregada por la virgen. En ella se puede leer lo siguiente:

“¡Ay! Señora, no lo permitas, mira que en ella está el tesoro de la purísima sangre de tu amable Hijo Jesús, mira que es la misma que tú liberalmente le diste en la encarnación, con el fin de que la vertiese a raudales en la cruz para nuestra dicha”

“Acuérdate Señora, que entonces con indecibles dolores, aceptaste ser madre de los hombres, y estos en cabeza del purísimo apóstol San Juan, son hijos y esclavos tuyos, obligados desde aquella hora a amarte y a servirte, cuya obligación, Señora y si para este fin conduce lo que te pido en esta novena, alcánzame de su Majestad a mayor honra y gloria suya, y provecho de mi alma. Amén”.

Octavo día

En el octavo día la oración se  basa en la impureza y limpieza del alma, perdonar los pecados, la contrición se hace más fuerte en este día y la entrega es pura y llena de fe, se pide adhesión al alma de la virgen, veamos:

“Señora que tus milagrosos rayos de luz inclinen y alumbren mi alma para que registrando mi conciencia y lo más oculto de mis culpas, horrorizado de mi fealdad, la procure limpiar con una buena confesión y lavar con lágrimas de contrición”.

“No permitas, madre admirable, salga yo de tu presencia sin el logro de esta dicha, sin la riqueza de esta gracia y si lo que te pido en esta novena conduce a este fin, concédeme a mayor gloria de Dios y tuya. Amén”.

Noveno día

La culminación de la novena, termina con esta oración, tiene un preámbulo siguiente: “Oh! Inmaculada y siempre bendita, singular e incomparable Virgen María, Madre de Dios, templo suyo muy agradable, sagrario del Espíritu Santo, puerta del reino del cielo médica soberana, inclina.

Se hace una súplica a la virgen para que invada el alma de la persona con la llama de la verdad, e manera que pueda enfrentar el camino de la vida con regocijo y paz, y culmina diciendo:

“Señora y si para este fin conduce lo que te pido en esta novena, alcánzame de su Majestad a mayor honra y gloria suya, y provecho de mi alma. Amén”.

Oración de la Virgen de San Juan para tener un bebé

Para finalizar este interesante artículo, sugerimos la siguiente oración Virgen de San Juan como una herramienta espiritual que sirva a las mujeres que han utilizado cualquier cantidad los métodos científicos y tradicionales, en función de salir embarazadas y no ha resultado.

La devoción y la fe, son las principales  herramientas para lograr el objetivo propuesto, es importante contar con una orientación previa que pueda establecer las condiciones y la manera de cómo realizar esta oración, la eficiencia depende del empeño y la esperanza de la persona.

Aunque también pueden ser solicitadas por hombres, pidiendo que su esposa pueda tener la fertilidad o   si el que tienen el problema es el propio hombre. Buscar a través de la luz de Virgen de San Juan, proveerlos con la dicha de tener un hijo.

El regocijo y la pasión interna de querer tener un bebé, impulsa a muchas personas a buscar esta alternativa espiritual, que con fe puede lograr muchos objetivos, de manera que nunca olvide tener en cuenta que la Virgen de San Juan  es una de las más milagrosas después de dentro del mundo mariano.

La oración generalmente concluye agradeciendo de antemano a Dios, Jesús y el espíritu Santo, además de prometer realizar varios avemarías y padre nuestro, algunos  consideran prudente incluso realizar Glorias y hacer algunas afonías relacionadas con la Virgen de San Juan.

Visita ahora los siguientes enlaces para que puedas ampliar toda la información recibida en este articulo.

Oracion de los fieles

(Visited 1.496 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO