Oración de sanación y curación para un bebé enfermo

Si pensar que una persona adulta tiene complicaciones de salud y para nosotros es sumamente difícil, ya que puede ser la vida de un ser querido que está en riesgo, que sea un bebé el que está luchando por su vida es aún más difícil y preocupante. Es por ello que  en esta oportunidad te traemos una oración para un bebé enfermo no dejes de leer el post.

oración para un bebé enfermo

Oración para un bebé enfermo

Los bebés tienen un lugar muy especial en nuestras vidas al momento de su llegada solo nos llenan de alegría, ilusión y entusiasmo.  En esta vida no hay nada más dulce y tierno que un bebé recién nacido, son una creación perfecta de nuestro señor Jesucristo, formados con mucho amor y dedicación

Los bebés son una gran bendición para toda la familia, sin importar su sexo o sus rasgos sólo llegan para llenar nuestro corazón y nuestra familia de alegría y amor.  Los bebés son un gran regalo de Dios por ello debemos amarlos, cuidarlos y protegerlos  sin distinción alguna .

Sin embargo, no todo es perfecto y enfrentamos situaciones  difíciles  como lo es que nuestro bebé llegue a este mundo con problemas  de salud que puedan afectar gravemente  su vida, como padres, hacemos todo lo que está a nuestro alcance para que  nuestro bebé pueda salir adelante y recuperarse satisfactoriamente. Así mismo  hay que llevarlo con  diferentes especialistas, brindarle mucho amor y cuidado, siguiendo las recomendaciones de los expertos al pie de la letra para que el bebé se logre recuperar  lo más pronto posible y esté sanito.

Se puede dar el caso que veamos que todo lo que estamos haciendo, está resultando ser en vano y que nuestro bebé sigue enfermo y esto nos preocupa demasiado, ya que son más frágiles   y delicados que una persona  adulta ante una enfermedad. Pero cabe destacar que ante estas situaciones podemos recurrir a nuestro padre celestial y mediante la oración pedirle por la salud de nuestro bebé, que nos ayude a salir bien de toda esta situación y lo cuide y lo proteja  siempre.

Bien sabemos que ante estas situaciones solemos perder la fe y la esperanza, ya que al ver a nuestro bebé enfermo nos resulta sumamente difícil y complicado de entender, sin embargo nunca nos olvidemos que nuestro padre es grande y bondadoso  y está  allí para;  escucharnos y socorrernos ante cualquier situación difícil.

oración para un bebé enfermo

Solo necesitamos confiar en nuestro Padre celestial, acudir a él mediante la oración cargados de fe y esperanza que él va a escuchar todas y cada una de nuestras peticiones, nos va ayudar ante esta complicada situación. Y nuestro bebé lo más pronto posible va estar completamente sano, lleno de vida, de esta forma solo nos dedicaremos amarlo y darle cariño eternamente.

Agradeciéndole siempre a nuestro padre por los favores recibidos, ya que no solo debemos acudir a él para pedirle y solicitarle alguna gracia, sino también para honrarlo y agradecerle eternamente su amor y su bondad con nosotros sus amados hijos. A continuación  vamos de describir una linda oración para un bebé enfermo:

Glorioso San Juan de Dios, tú que eres de  alma buena y noble, tú que eres grande señor y que engrandecido por Dios con su poder y su gracia compartiste  los sufrimientos y aflicciones de los demás.

San   Juan de Dios  Bendito tú que ahora  estás junto a nuestro señor Jesucristo, y por tu gran corazón  nuestro señor te honra y nada te niega. Tú que ante nuestro padre eres quien intercede por la salud y la enfermedad   de cada uno de nosotros acá en la tierra .

Te pido encarecidamente que intercedas por la salud de mi bebé ante nuestro padre celestial, y que hagas lo posible para que lo más pronto mi bebé, pueda estar fuera de  peligro, sano y salvo (  decir el nombre del bebé)

Tú eres grande y misericordioso y llenas de fe y esperanza, a todas aquellas personas que irradias de fe y devoción acuden  a ti para implorar tu generosidad y tu clemencia.    San  Juan de Dios  somos muchas las personas que acudimos a ti para que nos socorras, ante tan cruel situación,  ya que somos testigos de la serie de milagros que  se te acreditan  desde hace muchos siglos, y también somos testigos como muchas naciones te veneran internamente.

Por ello este día acudo ante ti humildemente, para rogarte que tu  intercedas por mi bebé ante nuestro señor . Mira mi niña (o) con compasión, dale tu asistencia divina y tu efecto milagroso desde los cielos. Te ruego encarecidamente que, mi bebé pueda salir con bien de esta difícil situación. Te pido que pueda librar esta dura batalla de tu mano señor.

No me abandones a mi niña (o) en este momento tan duro,  y envía junto a su cama al Arcángel san Rafael para que, al igual que tú  cuide y proteja a mi bebé, envíalo a su lado para que además  sea su amigo y compañero, lo proteja y custodie.

Glorioso San Juan de Dios tú que eres el patrón de los enfermos , tú  que les das tu amor, cuidado, atenciones y protección al más necesitado y los que padecen. Tú que ante Cristo intercedes por cada  de ellos, eres su representación te esfuerzas  en hacerles el bien y caridad, en sustentarlos, vestir y curar. Te suplico recibas a ( decir el nombre del bebé) con amor ,caridad y pide por él-ella, para que en breve recupere su energía y vitalidad y sea una niña (a), completamente sana, alegre y dichosa.

San Juan de Dios, esclavo de Jesús y María, te imploro  que con tu gran bondad, intercedas con mucho fervor ante la  Santísima Virgen, por el amparo, el consuelo de mi bebé. Que nuestra madre eterna acune   entre sus amorosos brazos a  ( decir el nombre del bebé),  y con sus maternales caricias mitigue sus dolores.

Glorioso y bendito San Juan de Dios, así mismo te ruego que ante el niño Jesús intercedas por mi bebé,  con su infinito amor y misericordia limpie su cuerpo de toda enfermedad física y mental, sane sus dolencias y le devuelva la salud, para que tenga una larga y buena vida.

Nosotros sus padres  la- lo   amamos y necesitamos a nuestro lado, ( decir el nombre del bebé nuevamente), ella- él es nuestra felicidad ayúdanos señor  y escucha mis súplicas.

San  Juan de Dios, tú que eres grande, eres misericordioso, eres bendito y muy milagroso, te suplico que tus manos y tu corazón; no se separen de mi bebé que padece y sufre al estar enfermo.  Te pido que infundas en cada doctor y enfermera que estén a cargo de la salud de mi bebé, la vocación, la inteligencia y la sabiduría necesaria, para que a través de la gracia divina de nuestro señor puedan salvar a mi bebé .

Que  Dios Padre Todopoderoso, sea su guía y su luz   para  que logren administrar las medicinas adecuadas, y de esta manera también puedan darnos   fortaleza a sus familiares y amigos,  para que en ningún momento perdamos la esperanza y sepamos hacer todo lo necesario y preciso para afrontar esta situación con entereza y sin decaer nunca.

 Señor de las alturas, padre mío amado te ruego que  contemples con ojos de misericordia, visites y sanes a tu pequeña (o) sierva (o), que tanto necesita de ti en estos momentos.  San Juan de Dios  por tu muestra de misericordia sé que escucharás mis súplicas  y atenderás mi  pedido, porque eres grande amoroso, bondadoso y milagroso señor.

Por ello  te doy mil gracias San Juan  de Dios, por anticipado y no pierdo la fe y la esperanza de que todo va salir muy bien, y que lo antes posible mi niña (o), estará totalmente recuperada y libre de toda enfermedad que la ataca, estoy segura (o) que mi pedido  ha sido escuchado, que así sea, así será.

Oh Dios concédenos que, siguiendo el ejemplo de san Juan de Dios llevemos en el corazón y manifestemos en la práctica
el amor a los pobres, a los enfermos y necesitados, y extiende tu acostumbrada bondad sobre ( decir el nombre del bebé)guarda, cuida y sana a  mi niña ( o)  que se encuentra afligida (o) por la enfermedad, padre Dios, concédele la ayuda de tu Poder para que su enfermedad sea cambiada por salud total,  y la tristeza que ahora tenemos se convierta en gozo.

Por Jesucristo, nuestro Señor, Amén.

Como podemos ver es una oración muy completa en la que por medio de San Juan de Dios pedimos a  nuestro señor Jesucristo  la  sanación de nuestro bebé y de esta forma que interceda también ante  nuestra madre amada, por la vida y la salud de nuestra criatura,  también le imploramos que acuda al divino niño  y le solicite la gracia que con tanta urgencia le pedimos. Solo necesitamos hacer la oración con mucha fe, devoción y esperanza de que todas nuestras suplicas serán escuchadas.

Y nuestro bebé estará competentemente sano y curado de cualquier  enfermedad y dolencia.

Acompañar la oración con un padre nuestro un gloria y Ave  María.

Oración para un bebé recién nacido enfermo terminal

Señor, gracias por tu misericordia y gracias por todo lo que me brindas, yo sé que tú padre amado tienes un plan de vida  acá en la tierra para cada uno de nosotros, y si tu decidiste que mi bebé se tiene que marchar a tu lado, con todo el dolor de mi  alma te lo entrego señor, porque sé que a tu lado será un angelito y estará en descanso eterno y no sufriendo atado a una enfermedad  terminal.

Señor  al entregarte la vida de mi bebé te entrego mi vida  entera, pero estoy completamente segura (o) que mi bebé a tu lado  siempre estará en paz, y sé que mi bebé  estará eternamente  bajo tus majestuosas alas padre amado. Y  desde el cielo el me cuidara a mí y toda su familia, que tanto lo ama.

En este día Dios mío, te quiero dar gracias infinitas, por esta  maravillosa oportunidad que me distes de tener a mi bebé ( decir su nombre)  entre mis brazos y por dejarme conocerlo/la. Pero solo tú tienes el control de  nuestra vida y de nuestros sentimientos, Señor yo se que tú me darás la fortaleza  para superar esta pérdida que me partirá el alma, pero son tus designios y antes que mi bebé esté a mi lado padeciendo por una  enfermedad terminal, te lo entrego a ti señor para que le concedas el descanso eterno y la paz que tanto necesita ante tanto sufrimiento.
En el nombre de Jesús.

Amén.

Con esta oración como logramos observar, un padre o una madre le entregan la vida  de su bebé que está sufriendo de una enfermedad   terminal a nuestro señor  Jesucristo, y le piden que si es su designio llevarlo a su lado lo haga antes de que su bebé siga sufriendo con una terrible enfermedad. No es una decisión fácil para ningún padre pero sí la más acertada.

Acompañar esta oración con un Ave Maria y un padre nuestro.

Oración para un bebé a punto de morir

Padre eterno tú que eres, magnífico, poderoso y misericordioso. A ti señor te doy eternamente la gloria y alabanza porque eres grande y poderoso señor, porque eres digno de ser alabado por todos los que creemos en tu nombre. Hoy Señor quiero presentar ante ti, mi gran dolor y mi terrible angustia, este dolor que  está destrozando el alma. Mis lagrimas ya no cesan señor  ya tú lo sabes, porque eres Omnisciente y no hay nada que quede oculto de ti.

Ya tú conoces completamente mi angustia señor, sabes de mi bebé y lo conoces mucho más que yo. Ya que yo solo lo he tenido en mi vida, en mi corazón y entre mis brazos por unos meses y ya está a punto de partir de este mundo y dejarme con el alma completamente destrozada, en cambio tú señor conoces a mi bebé eternamente en tus pensamientos desde antes de la fundación del mundo.

Por esta razón señor acudo a ti en este  día con el corazón en la mano  para rogarte e implorarte de rodillas, que por tu gracia divina mi señor  le extiendas la vida a mi bebé  para que pueda vivir , servirte y adorarte desde  la tierra señor , porque
¿De qué te sirve en el sepulcro?

Señor todas y cada unas de esas personas que están en el sepulcro no tienen, memoria de ti ni de lo grande que eres padre mio, por ello acudo a ti, para expresarte este dolor que me esta consumiendo lentamente, para que por tu misericordia y tu grandeza señor lo logres mitigar. Señor te imploro que llenes los pulmones de mi bebé con una bocanada de vida de tu boca. Con tu poder señor haz que lo médicos queden totalmente sorprendidos ya que ellos han desahuciado totalmente a mi bebé.

Con tu bondad y misericordia señor llena de vida a mi bebé ( decir su nombre),  te ruego no me la- lo arrebates de mis brazos, dame la oportunidad de criarlo, verla -lo crecer y hacerla- lo una mujer o un hombre de bien. Te prometo ser señor ser la mejor madre ( el mejor padre) del mundo para mi bebé nunca tendrá porque reprocharme nada, señor te lo ruego por lo que más quieras escucha mis súplicas por favor no me desampares.

Te ruego señor que sanes cada parte del cuerpo de mi bebé, alivia sus dolores,  desarrolla sus pulmones totalmente y haz un milagro creativo en esa pequeña vida, Señor yo creo en ti, confió en tu gran misericordia y  en tu amor hacia nosotros  tus  amados hijos señor.

Tú que formaste los cielos y la tierra, tan solo con pronunciar tu poderosa Palabra,   se que tu voluntad prevalece sobre todas las cosas, así como tu palabra que es viva y eficaz para siempre, Padre envía tu Palabra sanadora sobre mi bebé  en
el nombre de Jesucristo, Amén y Amén.

oración para un bebé enfermo

Oración por la salud de tu bebé

Padre eterno en este día acudo a ti, para rogarte encarecidamente por la salud de mi bebé,  sé que muchas personas al igual que yo acuden  a ti para pedirte por la salud de sus seres queridos  y que tú como el padre amoroso y bondadoso que eres, estás atento a todas las personas que te piden y oran por la salud de esa persona afectada.

Señor ante ti me postro de rodillas,  para honrar, glorificarte y adorarte señor y de esta manera también   pedirte por la salud de mi bebé, que con tu gran poder de sanación puedas restaurar su salud completamente, y sanes cada uno de sus dolencias y malestares que la (lo) aquejan padre mío.

La salud de mi bebé en estos momentos agoniza señor, por ello te pido humildemente  que  ingreses a su cuarto, acércate  a su cunero pon tus manos  milagrosas sobre su cuerpo para que toda enfermedad y todo mal quede completamente eliminado de mi bebé desde ese momento señor. No importa que los médicos me digan una y otra vez que la vida de mi bebé ya se está acabando  yo sé tú eres grande y misericordioso señor, yo confió en ti y sé que me ayudarás  con lo que te solicito.

Por tanto, en este momento decido  creer en ti ciegamente y ya no temer en que mi bebé se irá a tu lado, eliminaré por completo todo aquello que quiera destruir mi fe y mi esperanza, Dios desde este momento ya no   miraré los rostros de aquellos que no tienen fe en ti señor ya no más, solo buscaré  tu amor y tu misericordia siempre.

Desde este momento no me alejaré de mi bebé para sí a su lado orarte, bendecir  su cuerpo y rogarle por su pronta sanación. Prometo padre Celestial que mientras    otros se alborotan, yo te bendeciré, que mientras otros   se lamentan, yo te bendeciré, que mientras  otros lloran, yo le bendeciré eternamente.

¡Señor estoy completamente segura (o), que el milagro que tanto necesito en pocas horas lo realizamos, por eso siempre diré   gloria, oh Señor! Eres grande eres bueno y desde este momento declaro que mi bebé será sano, mi bebé se levantará!Levántate preciosa creación de Dios!

Levántate y anda. Levántate y que todos den gracias al Señor por su gran bondad. ¡En el nombre de Jesús. Amén!

Oración para mujeres embarazadas de alto riesgo

Padre amado tú que eres el creador de la vida,  me presento a ti señor para suplicarte por mi embarazo te pido señor que mi bebé llegue a este mundo con bien.   Pasa tu santa mano, tu mano que  es milagrosa y sanadora por mi vientre donde se está formando el fruto de mi amor.

Señor te ruego que me brindes la tranquilidad que requiere, padre amado dale paz a mi alma, permite traer al mundo a mi bebé sano y fuerte  y sin complicación alguna.   Con la calidez de tu amor de padre cúbrenos a los dos con tu espíritu, aleja tanto de mí como de mi bebé todo mal que nos pueda  amenazar o tocar, aparta de mi lado toda intranquilidad que pueda interferir  con un  el satisfactorio nacimiento de mi bebé.  

Dios santo te pido de rodillas por la salud y el bienestar de mi bebé y de mi persona, padre eterno hoy más que nunca te quiero pedir  no nos abandones. Tú conoces mis angustias y preocupaciones  señor, así como  también conoces los deseos de  mi corazón. Tú más que nadie sabes lo que yo anhelo y  deseo ver crecer a mi bebé.

Señor  te ruego y escuches cada una de mis súplicas y no me abandones, antes este pedido que tan desesperada te hago, me encuentro ante ti, llena de temor y de miedo. Pero sé que tú eres grande y  poderoso y me vas a socorrer ante tal situación señor, de antemano  te doy las gracias por tu amor y por tu misericordia. Y estoy segura de que en tu nombre mi bebé  llegará este mundo con bien . Te lo pido por tu hijo Jesucristo. Que así, que así sea , así será Amén.

Si este artículo  oración para un bebé enfermo, te ha parecido interesante  no dejes de leer los siguientes que también puede ser de tu total agrado:

(Visited 2.054 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO