San Anselmo de Canterbury, vida y aportaciones

San Anselmo de Canterbury  fue un popular teólogo y un gran doctor que perteneció a la iglesia católica,  de esta forma también se puede destacar  que fue  abad en  un monasterio en Santa María de Bec (Francia). Si deseas conocer más de su vida llegaste al lugar correcto acá te describiremos toda la información que deseas conocer de tan importante personaje no dejes de leer el post.

san anselmo de canterburry

 San Anselmo de Canterbury

San Anselmo de Canterbury nace en el año 1033 en Aosta Italia, fue de una familia noble cabe destacar que San Anselmo desde temprana edad se vio interesado y se inclinó hacia lo que conocemos como la vida  contemplativa,  sin embargo su padre que llevó por nombre Gandulfo se opuso rotundamente a ella,  ya que estaba  totalmente negado que su primogénito fuera un monje ya que él anhelaba con todas sus fuerzas que él siguiera sus huellas y construyera una familia tal cual como él lo hizo.

Con toda esta situación  Anselmo sufrió mucho  ya que el rechazo de su padrea a lo que tanto el anhelaba le hacía mucho daño, tanto así que llevó a enfermarse de  gravedad sin embargo aún al verlo así su padre no se conmovió por nada y su pensamiento seguía siendo el mismo que por ningún motivo él se podría entregar a esa vida, Anselmo ya cansado de toda esa lucha decide cumplir el deseo de su padre y se incorpora a la vida mundana de la época.

Se adaptó a ella y hasta se le podía ver contento de la vida que estaba llevando tal cual como su padre lo quería, se le observaba muy contento con todas las facilidades y beneficios que le brindaba su rango y la familia a la que pertenecía, sin embargo, en su corazón y su más grande sueño siempre seguía su deseo de seguir el llamado de Dios.

Tras pensarlo mucho Anselmo decide abandonar la casa paterna y perseguir su sueño, se marcha hacia Francia y luego se dirige a Normandía donde se ubicaba el monasterio donde el gran monje Lanfranco célebre maestro de la teología impartía sus conocimientos respectivamente y él quería a toda costa aprender de este gran maestro de la teología.

San Anselmo logró dedicarse al estudio de la teología de lleno, de esta forma sigue las huellas de su insigne maestro, Anselmo muy joven se convierte en su sucesor como abad del monasterio, y se convierte en un elocuente y eminente maestro, ya que fue un gran predicador y reformador de todo lo que implica ser parte de la vida monástica, pero sobre todo y lo más importante Anselmo se convirtió un gran teólogo  para esta época.

Su gran sencillez y su condición de vida le trajeron muchas oposiciones a sus pensamientos y forma de vida, sin embargo pese a ello  gracias a su gran  humanidad y humildad se logró ganar el amor y estima hasta de los menos creyentes y entusiastas, fue reconocido por ser un genio en rama de a metafísica, con mucha inteligencia y corazón se logró acercar a los más profundo de los misterios cristianos y logró escribir lo siguiente: “Haz, te lo ruego, Señor, que yo sienta con el corazón lo que toco con la inteligencia”.

Dentro de sus obras resaltan especialmente dos y la más conocida es Monologion o también conocida como la forma de meditar sobre las razones de la fe, y también el Proslogio que trata específicamente de la fe o la búsqueda de la inteligencia. San Anselmo comentaba que era necesario incrementar cada vez más tanto nuestra fe como inteligencia y de este modo siempre estar en espera de la visión beatífica.

Por otra parte, se puede mencionar que tanto sus obras filosóficas tanto como sus meditaciones que hablan sobre la redención parten del vivo impulso tanto del corazón como de la inteligencia, en esta teoría, el padre de la Escolástica se asemejaba mucho a San Agustín.

En el primado de Inglaterra en la sede de Canterbury , fue nombrado como arzobispo gracias a su dignidad y entre durante toda su carrera. Cuando estuvo en Bec como monje siempre con la gran humildad que lo caracterizó tuvo que luchar incansablemente con la hostilidad tanto de Guillermo el Rojo como de Enrique primero respectivamente, al principio solo se trataba de disputas, pero al pasar del tiempo se convirtió en una gran lucha a tal forma que llevó a pasar por dos destierros.

Luego de uno del destierro se dirige hasta Roma no solo con el propósito de que sus derechos fueran reconocidos, sino también con el fin de solicitar ante las autoridades correspondientes que las sanciones decretadas contra sus adversarios fueran disminuidas, logrando con esta acción que los ánimos entre todos se calmaran y de esta forma logró desarmar por completo a sus dos adversarios.

San Anselmo muere un 21 de abril del año 1109 en la ciudad de Canterbury, es importante mencionar que para el año 1720 en papa Clemente XI declara a san Anselmo como el doctor de la iglesia, título que se ganó a pulso por su ejemplar vida.

Sobre la vida de Anselmo es poco lo que se conoce y en los textos lo que se logra encontrar es gracias a Eadmero un discípulo del doctor de la iglesia, que mediante de un gran trabajo se encargó de documentar lo que su hagiografía y es mediante ella que podemos conocer un poco más sobre este insigne monje que dedicó su vida a ese llamado que le hizo Dios para entregar su vida él.

Es muy importante comentar y resaltar que Anselmo cuando se involucró en la rama de la teología destacó principalmente por ser un gran defensor de la Inmaculada Concepción de María, también se le recuerda por haber sido un gran filósofo que aportó muchas ideas para esta rama, además de ello se le suele recordar por su célebre argumento ontológico, por ser padre de la escolástica.

Ahora bien ya que conocimos un poco sobre su  vida, vamos a conocer sobre sus obras, aportaciones y frases célebres

san alselmo de canterburry

Frases célebres  de San Anselmo de Canterbury

Anselmo de Aosta fue considerado como uno de los más grandes pensadores de la edad media, ya que destacó como filósofo él más brillante escolástica y teólogo para la época además de insigne vida como monje que llevó y por el cual también se es recibido y hasta fue nombrado como el doctor de la iglesia por el padre clemente XI. Es por ello que a continuación vamos a describir algunas de sus frases célebres más relevantes de toda la historia y han dejado huella al pasar de los años:

  • No busco, en efecto, entender para creer, sino que creo para entender. Pues creo esto, porque si no creyere, no entendería.
  • Al reexaminar el trabajo a menudo, no he podido encontrar nada de lo que he dicho en él, que no concuerde con los escritos de los Padres Católicos y especialmente con los del bendito Agustín.
  • Aunque no quisiera creer en ti, no puedo dejar de comprender que existes.
  • Vamos, pequeño hombre! Huye por un tiempo de tus tareas, escóndete por un pequeño espacio de la agitación de tus pensamientos.
  • Ven, deja a un lado tus penosos cuidados y deja de lado tus trabajos.
  • Por un momento, dedique su tiempo a Dios y descanse un momento en él.
  • Entra en la cámara interior de tu mente, cierra todas las cosas, excepto Dios y todo lo que pueda ayudarte a buscar a Dios; y habiendo bloqueado la puerta de tu cámara, búscalo.
  • Habla ahora, oh mi corazón, oh mi corazón entero, habla ahora y di a tu Dios: Mi rostro te busco: Tu rostro, oh Señor, buscaré.
  • Enséñame a buscarte y revelarte a Ti cuando te busque, porque no puedo buscarte excepto que tú me enseñes, ni te encuentre, a menos que te reveles a ti mismo.
  • Déjame buscarte en anhelo, déjame anhelarte en buscarte; déjame encontrarte en amor y amarte en encontrar.
  • Señor, te agradezco y te agradezco porque me has creado en esta tu imagen, para que pueda ser consciente de ti, conocerte y amarte.
  • Pero esa imagen ha sido consumida por los vicios, y oscurecida por el humo del mal que no puede lograr aquello para lo que fue creada, excepto que Tú la renuevas y la creas de nuevo.
  • No me esfuerzo, Señor, por cubrir Tus alturas, porque de ninguna manera comparo mi entendimiento con Tuyo; pero anhelo entender en cierto grado Tu verdad que mi corazón cree y ama.
  • Anhelo, oh Dios, conocerte, amarte, para que pueda regocijarme en Ti.
  • Y si no puedo alcanzar el gozo total en esta vida, al menos puedo avanzar de día en día hasta que ese gozo llegue a mí por completo.
  • Allí donde están los verdaderos goces celestiales, allí deben estar siempre los deseos de nuestro corazón.
  • Haz, te lo ruego, Señor, que yo sienta con el corazón lo que toco con la inteligencia.
  • Dios fue concebido como una Virgen muy pura… era apropiado que la virgen fuera radiante con una pureza tan grande que no se puede concebir una mayor pureza.
  • Dios a menudo trabaja más por la vida de los analfabetos que buscan las cosas que son de Dios, que por la habilidad de los eruditos que buscan las cosas que son suyas.
  • Porque la venganza no pertenece a nadie sino a Aquel que es el Señor de todos; porque cuando los poderes del mundo lograron este fin, Dios mismo lo hizo para diseñarlo.
  • ¡Oh luz suprema e inaccesible! ¡Oh, verdad completa y bendita, cuán lejos estás de mí, que estoy tan cerca de ti! ¡Cuán alejado estás de mi visión, aunque estoy tan cerca de ti! En todas partes estás completamente presente, y no te veo.

Pensamiento de San Anselmo

Como ya se mencionó anteriormente San Anselmo de Canterbury fue uno de los filósofos y pensadores más grandes  de la edad media, por ende, también uno de los más relevantes dentro de la tradición agustiniana, es por ello que a San Anselmo se le debe identificar dentro de los influenciadores de la filosofía del platonismo.   Las principales preocupaciones de Anselmo eran básicamente de tipo espiritual y religioso y mediante ello describe que la filosofía puede ayudar a entender y comprender fe.

San Anselmo pensaba que: hay una sola verdad, la revelada por Dios, que es objeto de fe; pero la razón puede añadir comprensión a la fe y, así, reforzar. La expresión “credo, ut intelligam” resume su actitud. la razón sola no tiene autonomía ni capacidad para alcanzar la verdad por sí misma, pero resulta útil para esclarecer la creencia. La razón queda situada en una relación de estricta dependencia con respecto a la fe.

Dentro de sus obras fundamentales de la teología sus pensamientos y argumentos están dedicados exclusivamente a Dios, sin embargo, él también trato de tocar temas nuevos para poder indagar y descubrir sobre hechos relevantes.  Cómo se tocó en el punto anterior el estuvo presente en toda la tradición agustiniana y en la  neoplatónica también. Todas y cada unas de sus bases se sustentan desde la fe sin embargo no se limita a ellas ya que el piensa que la fe no es algo definitivo si que al contrario la fe es un suceso transitorio.

El estado definitivo es la visión directa de Dios: la visión beatífica, el estado místico. Entre una y otra se encuentra la razón, que ayuda a entender lo que se cree. La aspiración de Anselmo es entender desde la fe, a sabiendas que fe y razón no son suficientes.

Otra de las teorías o argumentos de Anselmo que se pueden mencionar es que no el solo el uso autónomo de nuestra razón, sino que la razón complemente de aplicar con fines religiosos, pero siempre teniendo en cuenta que somos capaces de entender y comprender la fe y todo lo que ella nos trae y nos puede enseñar si atendemos en llamado de nuestro señor tal como lo hizo san Anselmo en su momento.

Anselmo describe que las ideas o  cualquier hecho relacionado con el verbo o logos divinos que percibimos captamos dentro de la fe y el llamado de Dios no más que iluminaciones directa que vienen de Dios para cada uno de nosotros es por ello que el  piensa que:

Estas ideas o modelos son lo que podemos saber sobre Dios, pero no son la esencia de Dios, porque la esencia de Dios no se puede conocer.

Dentro de una de sus obras para ser más específicos proslogion san Anselmo describe, que el punto de partida del ser humano es el mismo, ya que en nuestro interior tenemos a Dios, que solo debemos saber encontrarlo y para ello primero debemos revisarnos y entendernos nosotros mismos y de esta poder entender y descubrir la existencia de Dios en nuestro interior.

Anselmo dice que el paso de lo ideal a lo real no es lícito salvo en el caso de Dios, porque la idea de Dios es de un carácter peculiar: es la única justamente que incluye la necesidad de la existencia.

Además, en esta obra san Anselmo describió un argumento ontológico único es donde indica que el no necesitaba más sino a sí mismo como prueba de su fe, con esto era más que suficiente para poder comprobar y mostrarle a todos que realmente Dios su existe, y que solo él es el único ser supremo, y que solo de él depende todo lo que podemos ver a nuestro alrededor de nadie más,  nuestro ser, nuestro bienestar y todo lo que se encuentra creado en la naturaleza divina depende de ´Dios y de su existencia.

Por otra parte, también podemos mocionar su otra gran importante obra conocida como Monologion donde él argumenta y describe que todos en nuestra vida debemos dejar huella y por ella debemos hacer algo que sea supremamente bueno y que de esta forma estas cosas buenas tengan bondad, amor y fe. Es mas que obvio que lo eso supremamente bueno que realicemos en nuestra vida va ser un gran bien para nosotros mismos también.

Todo ser humano tiene la idea de un ser superior tal que no existe ningún otro ser mayor que él que pueda ser pensado (aliquid quo nihil majus cogitari possit).

 

Pero lo que existe en la realidad, es mayor que lo que existe sólo en el pensamiento, porque la existencia en lo real supone una perfección más que la mera existencia intra – mental. 

Si ese ser tal que nada mayor que él puede concebirse existiera sólo en la inteligencia, este mismo ser del que nada mayor puede ser concebido sería tal que algo mayor que él podría ser concebido, pero ello es contradictorio.

 

Ergo, dicho ser existe. Todo el argumento descansa en un presupuesto implícito: que la existencia es un atributo de perfección. Cualquier cosa que exista en la realidad es más perfecta que aquellas cosas que sólo existen en el pensamiento.

Aportaciones

Dentro de la iglesia san Anselmo ocupó un puesto alto ya que él cumplió la función de prelado y se le debe destacar que fue el más culto de esa época, él consideraba que la especulación para la filosofía era nada más y nada menos que la consecuencia de la de, para San Anselmo era importante creer en algo y de esta forma lograr comprender en lo que se había llegado a creer un fiel ejemplo para él era la fe que se tenía en Dios.

Él argumentaba que bajo ninguna circunstancia se debía anteponer la razón por encima de nuestra fe, pero también el pensaba y escribía dentro de sus teorías que también llegar al extremo de no hacer uso de la razón es considerado como una gran negligencia de nuestra parte como humanidad.

Él para lograr explicar la realidad de todas sus aportaciones y argumento usó como base y respaldo la conocida teoría universal del gran Platón. De allí usando el realismo platónico provienen el mensaje que encontramos dentro de su obra titulada Proslogium” y mediante la cual es explica a través de esta popular teoría del maestro Platón.

Con esta obra él solo busco demostrar que la Dios es un ser mas que perfecto y que esta idea siempre la debemos tener en mente, el argumento que uno de los cientos atributos que hace a Dios perfecto es su existencia, y es por ello que el indico lo siguiente:

Por lo tanto en caso de que este ser carezca de existencia, carece de perfección. Es por ello que el ser perfecto existe.

Es importante también destacar que dentro del argumento que fue usado por San Anselmo para el lograr describir y de esta forma establecer una buena base entre lo que sería una correlación de ideas y una realidad, fue totalmente avalado y más que aceptado por los por filósofos como René Descartes y Gottrifried Wilhelm.

Sin embargo, este argumento que él planteó no fue aceptado por todos fue víctima de rechazo especialmente con filósofos como Kant, ya que el planteaba que el hecho de solo creer la existencia de algo no implica que realmente exista que todo puede ser producto de la necesidad que tengamos de que exista, además el destaca que todos estos hechos solo pueden ocurrir más en la mente de una persona y por ende no en realidad es decir que todo puede ser  producto de tu imaginación.

De esta forma se puede resaltar que una de más obras más destacadas dentro de su larga lista fue la de “ Cur Deus Homo”, ya que dentro de esta obra san Anselmo por parte encontró una bonita forma poder explicar sobre la bonita doctrina y lo que vendría siendo la rendición a Dios, además otro de los aportes que se le puede atribuir a él, es que fue el fundador e impulsor de lo que hoy se conoce como la teología escolástica.

Obras

A continuación, vamos a conocer las obras realizadas por este importante, personaje y por las cuales en la actualidad sigue siendo recordado y reconocido como; ese gran teólogo, filósofo y pensador de la edad media:

  • Monologion.
  • Proslogion y la respuesta que el mismo Anselmo hiciera a las objeciones de Gaunilo Lo que a esto responda el autor del
  • mismo libro.
  • De Grammatico.
  • De veritate.
  • De De libertate arbitrii.
  • De casu diaboli.
  • Epístola sobre la encarnación del verbo.
  • Cur Deus Homo.
  • Sobre la concepción virginal y el pecado original.
  • De processione spiritus sancti
  • Las epístolas sobre el sacrificio de los ázimos y fermentados.
  • Sobre la concordia de la presciencia divina y la predestinación y de la gracia de Dios con el libre albedrío.

En total fueron 12 las obras literarias  escritas por Anselmo de Aosta  o como popularmente siempre se le conoció Anselmo de Canterbury, pero también es de gran importancia  mencionar que no solo estas obras, sino que aparte de estas obras aún también se conversan 19 oraciones que fueron escritas por él, 3 meditaciones también de su autoría y, por último, pero no menos importante un total de 472 cartas perdonas que logró escribir durante la edad media.

Se puede mencionar que de todas sus obras el libro titulado Grammatico, fue dedicado hablar sobre temas paganos y en el mismo se trata o mencionó ejercicio dialéctico.  De igual forma  se debe recalcar que el resto de sus obras si van directamente a tocar temas sobre la teología.

Además de mencionar sus obras también se debe mencionar que recibió reconocimientos como:

  • En el año 1494 fue canonizado por la iglesia.
  • En el año 1720 el papa de la época lo nombra el doctor de la iglesia.
  • El nombre de San Anselmo de Canterbury se encuentra reflejado dentro del calendario Santos Luterano.

Oración a San Anselmo

Señor Dios, Tú que resucitaste en san Anselmo un deseo ardiente de encontrarte en la oración y la contemplación en medio del ajetreo de las ocupaciones cotidianas, ayúdanos a buscar tiempo en el ritmo frenético de nuestra época, entre las preocupaciones y trabajos de la vida moderna, para conversar contigo, que eres nuestra única esperanza y salvación. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.

Oración de viernes santo extraída de los texto de san Anselmo

¡Eres Tú, Señor, quien ha sufrido la muerte para que yo viva!

¿Cómo puedo alegrarme de mi libertad si la debo a tus ataduras?

¡Eres Tú, Señor, quien ha sufrido la muerte para que yo viva!

¿Cómo puedo alegrarme de mi salvación, si la he adquirido por tu sufrimiento?

¡Eres Tú, Señor, quien ha sufrido la muerte para que yo viva!

Señor, Tú has sufrido porque has querido, por amor y misericordia.

¡Eres Tú, Señor, quien ha sufrido la muerte para que yo viva!

Amén

Si este artículo de San Anselmo de Canterbury, vida y aportaciones te ha parecido interesante  no dejes de leer los siguientes que también puede ser de tu total agrado:

(Visited 16 times, 1 visits today)

Deja un comentario