Descubre las virtudes humanas de todos los católicos

Virtudes humanas de todos los católicos, corresponde  a un término relativo a las buenas acciones que llevan al ser humano a lograr la paz y el bienestar espiritual, existen muchas virtudes y a través de este artículo podrás conocer su concepto y valor.virtudes humanas (2)

Virtudes humanas

El término como tal, se refiere en una disposición que tienen cada persona con el objeto de hacer el bien, se consideran patrimonio moral del hombre, ayudan enormemente a equilibrar el comportamiento de cualquier persona en diferentes situaciones y circunstancias.

¿En qué consisten las virtudes?

Realmente las virtudes humanas, conllevan hacer el bien por sobre todas las cosas, de manera que cada ser humano está en la obligación de tener un desempeño excelente, con el objeto de mantener entre sus hijos y amigos la ética y moral muy en alto.

Alejarse de los vicios, acerca a la persona hacia las virtudes, no es posible mantener ambas situaciones en el comportamiento habitual, de manera que, no se tienen virtudes o no se tienen. Una persona llena de virtudes es totalmente libre en sus actos, no depende de una acción o hábito que lo limite actuar de alguna manera específica.

Consumir alcohol,  droga y el tabaquismo, son vicios que aparte de destruir la salud de cualquier persona, la esclavizan y la convierten en una dependiente y limitada de sus acciones, el vicioso debe mantener constantemente una relación con su adicción, de manera que no puede considerarse espiritualmente libre, cuando no domina esos malos hábitos.

Establecer un camino para obtener verdaderos beneficios para considerarse independiente y libre es la adquisición de las virtudes, en la propia Biblia se establece lo siguiente:

 “Sed perfectos como es perfecto vuestro Padre que está en los cielos”

La virtud es la cualidad que permite enfrentar situaciones difíciles y modificarlas a su favor, las cualidades que posee una persona con respecto a las virtudes, le ayuda a ir en contra de la corriente negativa, es un poder interno que cada ser humano debe descubrir.

Forman parte de un modo de vida, donde Dios nos otorga las herramientas para poder desarrollarlas y practicarlas todos los días. Cada virtud es considerada una cualidad positiva y da forma a la manera de ser de cada uno, permite moldear los comportamientos e incluso los sentimientos.

Desde hace muchos años diversos  filósofos y pensadores han intentado dar una explicación clara de lo que son las virtudes humanas, estableciendo condiciones y conceptos en cada una de sus componentes.

Según Platón

Este interesante filósofo griego planteó alguna vez que todo ser humano posee tres grandes herramientas que le permiten establecer un equilibrio en sus comportamientos:

  • El intelecto
  • La voluntad
  • La emoción

Plantea además que cada una de ellas contiene una virtud, tales como la sabiduría, el autocontrol y el valor, en este caso  la sabiduría permite identificar cuáles acciones son las correctas, y establece cuando se pueden realizar , por su lado el valor creaciones superiores a las que se presentan durante las amenazas, con el objeto de defender las propias ideas.

El autocontrol incentiva comportamientos que llevan a la persona a relacionarse  correctamente con otros, sin importar las situaciones adversas que puedan presentarse.virtudes humanas

Según Sócrates

Plantea Sócrates que la virtud es lo que permite al hombre resolver calificaciones que lo ayuda a  distinguir el bien sobre el mal, el respeto por lo irrespetuoso, y definir el comienzo y el final, estas virtudes se adquieren a través de una buena educación que se debe fundamentar en la moral aprendida de forma diaria.

El intelectualismo moral, como lo llamó Sócrates, en la sabiduría y la ética, herramientas definidas únicamente para seres racionales, donde cada persona debe actuar en función de la razón, evitando dejarse llevar por actos lascivos, pasionales y viciosos. Por otro lado plantea  que una persona que actúa de buena fe con acciones positivas, generalmente tiene la capacidad de obtener sabiduría.

Según Aristóteles

  • Este gran pensador estableció diversas formas de apreciar y valorar las virtudes, veamos:
  • Las llamadas virtudes dianoéticas o intelectuales, diferenciadas en propias del intelecto teórico: la Inteligencia, la Ciencia y la sabiduría.
  • Propias del intelecto práctico: La Prudencia. el arte, la discreción, la perspicacia y buen consejo.
  • Virtudes éticas o del carácter, clasificadas en propias del autodominio como la fortaleza o Coraje, la templanza o Moderación, el pudor.
  • Referentes a las relaciones humanas como, La justicia, La bondad, la amabilidad  la veracidad, el buen humor, la dulzura y la magnificencia.

Según los estoicos

Estos pensadores establecen que la virtud de una acción que todo hombre debe realizar de acuerdo a su naturaleza, de manera que le permita actuar como ser racional sin dañar a nadie ni a sí mismo, evitando dejarse llevar por los  afectos, vicios, pasiones y tentaciones, de manera que se debe eliminar todo acto irracional interno a través del autocontrol.

Los dones del Espíritu Santo

Son diversas disposiciones de tipo permanentes muy relacionadas con la caridad, lo que permite hacer del hombre un ser dócil que ayuda a seguir las inspiraciones dadas por el espíritu santo, y son los siguientes:

  • La sabiduría
  • La fortaleza
  • La inteligencia
  • La piedad 
  • El consejo,
  • La ciencia
  • El temor de Dios.

Cada uno de estos dones pertenecen a la gloria y plenitud de Jesucristo, sin embargo la virtud más importante para la Iglesia y el catolicismo es la caridad, representa la virtud divina más relevante, permite el hábito infundido, la inclinación de la voluntad del hombre a amar a Dios por Sí mismo sobre todas las cosas y al hombre por el amor a Dios.

Las virtudes cardinales

Se cree que el catolicismo establece cuatro virtudes que desempeñan un papel vital para las acciones de los fieles católicos en todo el mundo, se consideran muy importantes y el resto de las virtudes se agrupan en función de ellas, estas son:

  • La prudencia
  • La justicia
  • La fortaleza
  • La templanza.

Las virtudes humanas son el fruto de un esfuerzo, donde incrementan la paz, el bienestar y la gloria hacia Dios que todo ser humano debe poseer.

La prudencia

Consiste en una virtud que permite a las personas discernir sobre cualquier circunstancia con el objeto de decidir de hacer el bien hacia uno mismo y hacia otras personas, en ellas se establece la sensatez y los sobrios comportamientos para poder definir una acción positiva, algunos la confunden con la timidez o el miedo, otros con la disimulación.virtudes humanas

La prudencia conduce a otras virtudes, sobre todo hacia conocer y realizar acciones del juicio y conciencia, gracias a ella se pueden aplicar los principios morales en situaciones particulares, permitiendo  superar las dudas que puedan existir con respecto hacer el bien y conocer el mal, que definitivamente se debe evitar.

La justicia

Forma parte de la moral humana, ya que permite mantener una constante en la firmeza de la voluntad de dar a Dios y al prójimo únicamente lo que le corresponde, en religión esta virtud es llamada “virtud de la religión”.

Su disposición es la de establecer en los hombres el criterio de la armonía en función de la igualdad y el equilibrio, el hombre justo se diferencia por promover la equidad y el bien entre todos los hombres. 

La fortaleza

Asegura firmeza y fuerza en las dificultades a través de la constancia permite dominar y controlar lo que se considera adversos, resiste las tentaciones y crea las condiciones para superar los obstáculos inmorales. Ayuda a las persona a dirigirse hacia el sacrificio, en función de defender la causa justa.

La templanza

Es una virtud que permite moderar la atracción hacia los vicios y placeres, controla el equilibrio hacia el uso excesivo de los bienes materiales, permite dominar la voluntad sobre los instintos y regula los deseos de deshonestidad.

Una persona con templanza, es moderada se dirige a controlar sus apetitos más sensibles, e gusta guardar discreción  no se dejó llevar por la pasión irresponsable sino por la pasión verdadera de su corazón, aunque las pasiones buenas son espirituales, una persona jamás debe dejarse dominar por las pasiones malas.

Según el catolicismo, para vivir bien se debe tener presente a Dios en el corazón, a través de buenas acciones manteniendo las cuatro virtudes cardinales que representan la línea principal de toda acción moral del hombre, obedecer a Dios es un acto de Justicia, quien no se deja sorprender por una mentira es prudente.

La entrega de amor eterno a Dios está en mantener la templanza, y no permitir que ninguna desgracia nos destruya y drive está dentro de la virtud  llamada fortaleza, practica diariamente este tipo de acciones y los resultados sean agradables y placentero

Bienaventuranzas evangélicas

Consisten en todas las descripciones que Jesús formula cuando se encontraba dando el famoso sermón de la montaña, forman parte de todas las cualidades que se deben tener en  función de la caridad, la bondad la gratitud y la fe veamos:

“Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos.”

“Bienaventurados los sufridos, porque ellos heredarán la tierra.”

“Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.”

“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos quedarán saciados.”

“Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.”

“Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.”

“Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos se llamarán los hijos de Dios.”

“Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque ellos es el Reino de los cielos.”

Tipos de virtudes

Existen dos tipos de virtudes las llamadas teologales y las virtudes humanas, cada encierran conceptos que van dirigidos hacia hacer el bien, de diversas maneras conseguimos la forma de establecerlas, algunas muy relacionadas con las otras.

Virtudes teologales

Son considerados como los hábitos y comportamientos positivos y buenos, que Dios otorgó al hombre con el objeto de establecer la inteligencia y su voluntad hacia otros hombres, también para mantener un orden en sus acciones, se dice que solamente existen tres Virtudes teologales:

La fe

Consiste en la virtud que le permite al hombre creer en el poder de Dios, en su revelación y en lo que para todo católico significa que la Iglesia ha otorgado para tener confianza en una vida plena y llena de bienestar.

Esta virtud que su palabra proviene del latín fides, otorga seguridad y confianza en algo, sea una persona cosa, Dios y doctrina, se encuentra por encima de cualquier tipo de necesidad que intenten demostrar la verdad

Es utilizada en diversas religiones, por ejemplo en el Budismo donde es denominada “pali Saddha”, y se intenta enseñar  toda la sabiduría de Gautama buda donde: se manifiesta como una convicción de algo existente, determinación para lograr metas personales y sentir la dicha que genera la práctica de las anteriores.

En el Islam se refiere a una total obediencia sobre la voluntad de Dios, reconociendo y afirmando que solamente hay un creador y se debe adorar únicamente a él, en el Judaísmo se establece como el mandato de reconocer a Dios a través de los mandatos de la creencia y el entendimiento.

En el cristianismo es una forma de actuar con respecto  a Dios, la fe está basada en la obra y enseñanza de Jesucristo, esto conduce a una vida más activa complementada con ideales y ejemplos  con la vida de Jesús.

La Esperanza

Es la virtud por la cual cada persona desea y espera de Dios, confianza y vida eterna, así como saber que va a recibir la gracia para merecer las promesas espirituales de Dios. Santo Tomas de aquino decía:

«Virtud infusa que capacita al hombre para tener confianza y plena certeza de conseguir la vida eterna y los medios, tanto sobrenaturales como naturales, necesarios para alcanzarla, apoyado en el auxilio omnipotente de Dios».

Se manifiesta a nivel religioso como la espera de los acontecimientos que sucederán por voluntad de Dios, es una acción liberadora para todo cristiano, donde la gloria Divina es esperada con fe para conseguir paz y bienestar.

De allí el concepto de salvación donde esta decisión divina  traerá la verdadera libertad espiritual, la ampliación de la sabiduría religiosa y la plenitud  de las acciones en cada persona, de manera que la esperanza se convierte en un elemento dentro del as virtudes teologales más esperadas por cualquier católico.

Está contenida dentro de las virtudes naturales también como una herramienta para hacer una descripción muy detallada de la espiritualidad de u hombre, quien debe confiar en la bondad del creador por encima de todas las cosas, esperando la acción salvadora.

La esperanza nunca se termina si los valores cristianos se encuentran muy estables, aunque puede llegar a disminuir y pensar que ya no existe bondad en la gloria de Dios, es importante que todo cristiano jamás deje de tener las esperanzas en su corazón y en su mente, para los católicos Dios siempre provee, aunque se tarde un poco, y para eso devasta tener esperanza.

La caridad

Se convierte en una virtud teologal por la cual amamos a Dios por sobre todas las cosas y damos a nuestro prójimo ese amor tan necesario y vital en las vidas, se convierte en un amor filial donde la mano de Jesús entra en nuestras vidas.

Las virtudes teologales están consideradas como la base del amor, hacia Dios, hacia la propia persona y hacia los demás, de manera que mientras más amamos a Dios de esa misma forma se debe amar al prójimo.

De las tres virtudes teologales, una de las más importantes es la caridad, con ella se puede lograr la perfección, con se excluye el pecado mortal y elimina todo aquello que pueda impedir la implementación del amor hacia Dios, todo católico que haya logrado este nivel superior de caridad, vive en plenitud y mantienen las bienaventuranzas (Descritas anteriormente).

La caridad es dirigida generalmente hacia Dios, y posteriormente se expresa hacia nosotros mismos, para luego llevarla hacia otras personas, en ese orden es donde se puede establecer el criterio amplio de la verdadera caridad.   Por otro lado es importante decir que la caridad se pierde cuando se comete un pecado mortal.

Si la caridad se pierde las personas deben cumplir con la acción del sacramento de la Confesión o Penitencia, también a través de un acto de contrición perfecta, donde se mezcle con las acciones sacramentales de la penitencia.

Características de las virtudes teologales

Existen una cantidad de definiciones y descripciones que permiten observar cuales son las características de estas virtudes:

  • Amar a Dios por sobre todas las cosas
  • SE encuentra arraigada en la moral humana, cada persona está en el deber de descubrirlas, reside en la propia  voluntad racional.
  • Establece la benevolencia y la amistad como elementos vitales en el amor a Dios, el cual representa un acto recíproco.
  • Tiene un motivo muy especial referente a bondad divina y la amabilidad con el objeto de conocer a través de la propia persona la fe.
  • Tienen un alcance muy amplio que abarca entre la relación hombre Dios, y establece la bondad divina y el amor sobrenatural de Dios hacia los hombres. Está relación permite tener a Dios como el elemento principal y al hombre como elemento secundario.
  • Influyen en gran medida sobre cada acción virtuosa humana, es decir son situaciones que permiten al hombre crear méritos hacia el cielo, por eso se busca establecer el estado de gracia.
  • se sostiene por tres etapas principales que son, la liberación del pecado mortal a través  de la resistencia a la tentación, evitar los pecados veniales y unirse con Dios por medio de la repetición de los actos de amor.

Virtudes humanas

Están consideradas aquellas donde se disponen de los sentimientos y la voluntad que controlan los actos, permiten ordenar nuestras pasiones y guían al hombre hacia la razón y la fe.

Las virtudes humanas  son muchas y se establecen en diferentes renglones de la conducta y el comportamiento humano hacia otras personas, estas son La justicia la fortaleza la templanza y la prudencia, llamadas también Virtudes cardinales (explicadas anteriormente).

¿Para qué sirven las virtudes?

Ambas virtudes permiten cumplir de una manera muy rápida acciones relacionadas con el bien, lo que permite mantener un estado de felicidad y alegría en cada situación de la vida, así mismo contribuyen a fomentar las relaciones humanas, el comportamiento y la comunicación estable.

Las virtudes humanas son las más necesarias en el mantenimiento de cualquier relación de tipo laboral, familiar o social, son vitales y aunque provienen de Dios están descritas únicamente para reforzar las relaciones entre los humanos, y mantener la subordinación hacia Dios el creador.

¿Es posible hacer el bien sin las virtudes?

Resulta poco probable que esta situación pueda estar planteadas dentro de los comportamientos y relaciones entre personas, aunque algunos filósofos han podido demostrara que se pueden hacer muchas accione sin contar con las virtudes, se llega a la conclusión que puede haber contradicciones y de allí problemas para poder llevar cabo acciones del bien.

Sin las virtudes humanas, el hombre está limitado a realizar buenas acciones, solo es un deseo particular, que se puede llevar a cabo una sola vez pero no permite la consecuencia posterior y utilizando esfuerzos notorios que desgastan y disminuyen energías espirituales.

¿Se debe creer en todas las virtudes?

Generalmente la respuesta es sí, al ser revelaciones de Dios es imposible que puedan dañar al ser humano, de manera que se crea una confianza enorme en la fe en Dios, es importante creer en todas ellas e incluso en las propuestas por las grandes elites del catolicismo.

Negar una verdad implica directamente no ser católico, por eso cada fiel debe tener en cuenta q su compromiso con Dios estableciendo la creencia en las virtudes, desconfiar de ellas es cómo no confiar en Dios.

Si un creyente no lleva a cabo la acción donde pueda desarrollar las virtudes, se convierte en una persona que pronto comenzara a tener muchos problemas, para intentar no flaquear con respecto a la creencia de las virtudes, se debe mantener la esperanza y la fe sobre Dios.

Estas herramientas permiten consolidar la esperanza y no permiten que se disgregue o se pierda, las actividades de la Iglesia ayudan enormemente a mantener reforzar las acciones que generan cada una de las virtudes, en función de intentar toda la vida hacer el bien.

Forma de volver a ser católico

Algunas personas por diversos motivos llegan a desconfiar y denegar de las acciones y fundamentos del catolicismo, para esto es necesario lo siguiente, comprometerse una vez con Dios sin ningún tipo de duda, teniendo la fe de que se recibirá la gracia.

Utilizar el arrepentimiento como herramienta vital para eliminar el desorden espiritual donde se haya caído, hay que tener presente que previamente quien ha renegado de la fe, debe también pedir autorización para buscar la absolución de la excomunión, por haber ocurrido caer en pecado.

La premisa

“quien permanece en Dios nunca peca”

Es una forma de conocer y  confiar en todas las acciones de las virtudes, en el caso de la caridad esta puede ir variando y modificándose según la circunstancia y la fortaleza que cada católico tiene en su interior.

No es garantía para nadie la posibilidad de perderla, aunque pueda llegar disminuir con los pecados, la falta grave no es suficiente por considerar que a caridad se ha perdido totalmente. Cada ser humano debe comprender que debe levantarse por su cuenta, contando siempre con las herramientas de las virtudes, otorgadas por Dios.

Algunos teólogos plantean la utilización de alternativas con respecto a las virtudes y las han llamado “virtudes alternas” que están relacionadas por la elevación espiritual buscando la semejanza con Dios.

Por su parte la prudencia mantiene la contemplación por las cosas divinas, se protege en función de esta situación, deja a un lado las cosas terrenales  y se enfoca hacia el pensamiento del alma, la templanza ayuda a cualquier católico a confiar aún más en la fe en Dios.

La fortaleza por su parte elimina el temor de abandonar la vida y se enfrenta a las situaciones del más allá, la justicia aprueba todas las virtudes antes mencionadas. Con esto se busca obtener grados de perfección en las almas, que ya están purificadas y unidas firmemente, 

Se cree a nivel religioso que la propia fortaleza quita el temor de abandonar esta vida, y se enfrenta la vida del más allá; la justicia aprueba las disposiciones antes mencionadas. Ignorar los deseos terrenales es de las acciones más importantes de la templanza, que  sirve de alimento a católicos que buscan la confianza en la fe.

Otras opiniones

Existen muchos filósofos religiosos que piensan que las virtudes humanas realmente son diez, ya que todo lo proveniente del espíritu humano son tipos de perfección de la propia persona, algunos coinciden en este criterio otros plantean opiniones un tanto diferentes, pero por ejemplo para lograr la Gloria eterna la Iglesia nombra las siguientes virtudes humanas:

  • El gozo, es una forma de la intensidad de los sentidos, es natural en los seres humanos y refleja en el espíritu una enorme alegría y es fruto del espíritu santo, forma parte de la segunda virtud nombrada por San Pablo en su carta a las galgas.
  • La paz, es el sentido de tranquilidad y relajación mental y espiritual con la que puede contar una persona
  • La paciencia, representa la capacidad de cualquier ser humano para sufrir y tolerar desgracias y  adversidades, que se presentan en su vida.
  • La bondad, es el comportamiento que se debe tener para hacer el bien se considera una forma de comportamiento virtuoso espiritual que no todos los seres humanos dominan.
  • La mansedumbre, es el fruto de la acción del espíritu santo, donde cualquier persona que se considere cristiana, mantienen bajo control la ira  y el desorden que ella genera.
  • La fidelidad, es la firmeza y constancia que las personas mantienen de sus ideas, pensamientos obligaciones y acciones, con el objeto de lograr las metas espirituales.
  • La modestia  es la cualidad que se tienen para moderar nuestros actos y pensamientos, impidiendo creer más de lo que realmente es, regula los sentimientos poniendo a raya a la vanidad, la altanería, la presunción entre otras.
  • La continencia, se aplica mucho a las acciones que moderan los actos sexuales, los deseos y se relaciona con la castidad.
  • La castidad, es una virtud que excluye y aísla el apetito y los actos sexuales, se considera una virtud dentro de la templanza, donde los deseos deben ser controlados.

Virtudes humanas relevantes

Ya hemos visto una cantidad de virtudes teologales y humanas donde se ha descrito el porque de su existencia y para qué sirven, pero existe una cantidad enorme de virtudes que también son muy relevantes, pudieran llamarse secundarias pero que tienen igual relevancia en las conductas y acciones humanas.

No dejan de ser importantes y se plantean como elementos y herramientas que Dios otorgó al hombre con el objeto de obtener los beneficios espirituales y religiosos, en función de llevar una vida más tranquila y acorde con los lineamientos morales de la humanidad.

Resiliencia

Es un tipo de virtud otorgada al ser humano con el objeto de seguir adelante sin importar los obstáculos que se tienen enfrente, se aceptan las decepciones y las derrotas, y están siempre al lado del ser humano, ayudan a levantar el ánimo de otras personas.

La Empatía

Sirve para conectarse con otra persona a través de experiencias similares, así como la fortaleza para ponerse en el lugar de la otra persona y comprender internamente su situación.

El sacrificio

Es la capacidad que se tienen para dejar a un lado las situaciones propias y enfrentar y resolver las de otras que la necesitan, en ocasiones esas personas carecen de herramientas espirituales y se debe ayudar de forma plena para que las obtenga y pueda solucionar las adversidades.

Buenos modales

Forman parte de la amabilidad y cortesía humana, forman parte de las reglas básicas para la convivencia y las relaciones humanas, están relacionadas con la tolerancia, ya que una persona educada tiene que soportar a otras que tengan un criterio diferente.

Sentido del humor

Se considera una virtud donde el carácter hace la diferencia, estar con un sentido del humor bueno, permite resolver las cosas de una mejor manera, se piensa mejor con la mente tranquila y alegre.

Lista de las virtudes humanas

A continuación describiremos una larga lista de todas las virtudes humanas describiremos las más desconocidas y detallaremos algunas que para algunos son desconocidas, veamos:

  • Comedido, persona que es moderada, no exagera ni es agresivo ni irrespetuoso.
  • Ambición, consiste en el deseo intenso y tenaz para conseguir una cosa difícil, especialmente riqueza, poder o fama.
  • Adaptabilidad, que se puede amoldar a cualquier situación.
  • Afabilidad, relativo a la amabilidad y consiste en la atención de una persona en el trato con otras.
  • Afectividad, son los sentimientos buenos que siente una persona hacia otra.
  • Apacibilidad, es una virtud que se relaciona con estar libre de brusquedad y violencia resultando una persona tranquila y agradable. 
  • Hacendoso, se dice de alguien que tiene la virtud de realizar tareas sin molestarse ni quejarse.
  • Autenticidad, es una virtud que permite a la persona mostrar su verdadera personalidad sin ocultar algún comportamiento con el objeto de obtener beneficios, los obtienen por sus cualidades particulares.
  • Audaz, es la virtud de una persona que tiene la capacidad de emprender actividades poco comunes sin importar las dificultades o el riesgo que implican.
  • Brillantez, consiste en la acción donde sobresale una persona de su line natural, tienen características y propiedades especiales.
  • Bienestar, más que una virtud es un estado mental, donde la persona crea condiciones físicas y espirituales que le proporcionan satisfacción y paz.
  • Capacidad, es una acción que permite tener las herramientas naturales para realizar cualquier acción o actividad, pocas personas poseen esta gran virtud.
  • Circunspección, consiste en la seriedad y la forma en que una persona manifiesta su estado de personalidad y carácter, al momento de hablar y comportarse.
  • Compromiso, es la virtud de toda persona en mantener una obligación contraída de una actividad acción u otra situación y debe ser mantenida.
  • Contentamiento, es una virtud relacionada con la alegría y consiste en dominar las acciones negativas y adversas de enemistad, teniendo elementos para volver a establecer buenos lazos de amistad con respecto a otras personas.
  • Creatividad, se considera la acción donde una persona  tienen la capacidad para crear de una forma positiva situaciones beneficiosas para él y su entorno.
  • Desprendimiento, son las acciones y virtudes de un ser humano cuando deja a un lado sus acciones personales y se enfrenta a las de otra persona.
  • Devoción, Sentimiento de respeto y admiración hacia Dios o hacia otras personas, se realiza inspirado por la dignidad, la virtud y por méritos e la otra persona, institución o causa.
  • Efectividad, es la virtud relativa a la efectividad que no es otra cosa en realizar actividades y acciones de manera rápida y de calidad.
  • Empatía, Participación en cuestiones de  afecto de una persona en la realidad de otra, en la mayoría de los casos con respecto a los sentimientos.
  • Emprendedor, son acciones que permiten  tomar decisiones a través de iniciativas llenas de riesgo y dificultad.
  • Franqueza, Actitud que expresa lo que piensa o siente con sinceridad, claridad y transparencia, en ocasiones se busca de no hacer daño, pero a veces resulta inevitable utilizar la franqueza.
  • Integridad, consiste en la entereza moral en la capacidad para realizar completamente una acción, sin dejar malas situaciones alrededor
  • Intelectualidad, se relaciona con un grupo de personas que se unen para desarrollar acciones de bien hacia sus entornos sociales, en función de análisis de procesos e ideas inteligentes.
  • Modestia, es una virtud muy interesante que permite a las personas no hacer alarde de sus éxitos y cualidades, se relaciona mucho con la humildad.
  • Pasión, es una forma de sentimiento que las personas la realizan dejándose llevar por el racionamiento lógico, establecen acciones sin tomar en cuenta las consecuencias de sus actos, es una virtud que de no controlarse se puede convertir en un acto negativo.
  • Perspicaz, se cree de las personas que tienen la capacidad de observar más allá de las situaciones y se adelantan a los acontecimientos, perciben detalles a mucha distancia.
  • Providencia, en el ámbito espiritual consiste en el cuidado del planeta y de los hombres, donde los  fieles de alguna religión atribuyen a Dios. 
  • Prudencia, es la capacidad de analizar sobre ciertos acontecimientos o acciones que generan un riesgo y los posibles daños que puedan ocasionar, adecuando las condiciones para evitarlos.
  • Receptividad, está relacionado con la capacidad para recibir estímulos externos.
  • Reservado,  que no exterioriza de manera espontánea ni ligera sus sentimientos e ideas.
  • Sacrificio, consiste en el esfuerzo, o acción que una persona se impone a sí misma para conseguir o tratar de merecer algo con el objeto de beneficiar a otra.
  • Sagacidad, es una virtud que tienen algunas personas para comprender más fácil las cosas, percibiendo con más claridad las ideas y llevarlas a cabo de una manera sencilla.
  • Sobriedad, condición que mantiene a la persona libre de acciones negativas y vicios.
  • Verdad, él la virtud principal de Dios, después del amor, para el hombre representa el pensamiento o afirmación que se expresa de forma clara, directa y sincera, claramente demostrable.

El resto de las virtudes humanas conocidas por todos y que no hace falta describirlas, se mencionan a continuación:

  • Afectividad
  • Ser Agradable
  • Alegría
  • Amabilidad
  • Amistad
  • Amor
  • Armonía
  • Atención
  • Autoconfianza
  • Autoconocimiento
  • Autocontrol
  • Autocrítica
  • Autoestima
  • Belleza
  • Bondad
  • Buen Carácter
  • Buena comunicación
  • Bueno
  • Calidez
  • Calma
  • Carácter
  • Cariño
  • Cautela
  • Colaborador
  • Cómico
  • Compañerismo
  • Compasión
  • Comprensión
  • Comunicación
  • Conciencia
  • Confianza
  • Considerado
  • Constancia
  • Cordialidad
  • Cordura
  • Cortesía
  • Críticas constructivas
  • Decencia
  • Decisión
  • Determinación
  • Diligencia
  • Dinamismo
  • Diplomacia
  • Disciplina
  • Discreción
  • Diversión sana
  • Docilidad
  • Don De Mando
  • Dulce
  • Ecología
  • Educación
  • Emociones
  • Encantador
  • Enérgico
  • Entusiasta
  • Equidad
  • Equilibrio
  • Esperanza
  • Espontaneidad
  • Ética
  • Exuberante
  • Felicidad
  • Fidelidad
  • Flexibilidad
  • Fuerte
  • Generosidad
  • Generosidad
  • Gracia
  • Gratitud
  • Honestidad
  • Honradez
  • Imaginación
  • Imparcialidad
  • Independencia
  • Ingenio
  • Iniciativa
  • Inteligencia
  • Intuición
  • Justicia
  • Laboriosidad
  • Lealtad
  • Liberal
  • Meticulosidad
  • Moderación
  • Moral
  • Nobleza
  • Obediencia
  • Objetividad
  • Optimismo
  • Orden
  • Perfeccionismo
  • Perseverancia
  • Persistente
  • Poder
  • Practicidad
  • Pulcritud
  • Puntualidad
  • Racionalismo
  • Resistente
  • Respeto
  • Responsabilidad
  • Romanticismo
  • Sabiduría
  • Seguridad
  • Sencillez
  • Sensatez
  • Sensibilidad
  • Serenidad
  • Servicial
  • Sinceridad
  • Sociabilidad
  • Solidaridad
  • Superación
  • Tolerancia
  • Trabajo
  • Tranquilidad
  • Transparencia
  • Valentía
  • Vergonzoso
  • Versatilidad
  • Voluntad

La gracia y las virtudes humanas

Estas dos condiciones están muy relacionadas y se vinculan entre la situación del hombre con respecto a su posición hacia Dios. En el caso de las virtudes humanas se adquieren por medio de la educación, se refuerzan con ella a través de actos deliberados y mediante la perseverancia.

Las virtudes humanas junto a la gracia divina perduran en el tiempo por medio del esfuerzo y son purificadas por la gracia divina, Dios ayuda aflojar el carácter y dan solvencia a las conductas dirigidas hacer el bien, cuando un hombre es virtuoso en las prácticas, mantienen su felicidad.

La gracia divina permite colocar las virtudes en un lugar privilegiado en la conducta del hombre, Jesucristo permite mantener el equilibrio de esas cualidades a través de la solicitud particular que cada ser humano debe realizar de la fe

Es importante saber que estas virtudes no teologales, están relacionadas con la gracia solo y únicamente cuando son realizadas de manera espiritual, y como pudimos observar en las descripciones de las virtudes humanas, algunas no están relacionadas con la gloria de Dios, lo que puede llevar a desarrollar acciones buenas pero no en concordancia con la espiritualidad.

Las Virtudes y Santo Tomás de Aquino 

La mayoría de los católicos conocen las acciones que llevaron a santo Tomás de Aquino a convertirlo en Santo,  su premisa “Una virtud sin prudencia no es virtud, ha sido uno de sus señalamientos más importantes para con el tema en cuestión.

Esta gran Sacerdote y posterior sato católico nació en 1224, en Italia, hijo de una familia muy poderosa, quienes tuvieron diferencias con las órdenes de los hermanos predicadores, Tomás fue arrestado por sus propios hermanos, quienes al ver su vocación religiosa decidieron tomar esa decisión, en la cárcel comenzó a  estudiar algo de teología a través del aprendizaje de ciertos pasajes de la Biblia.

La idea del encarcelamiento fue con el objeto de eliminar las ideas espirituales y cristianas que Tomás tenía en su mente, sin embargo no pudieron  eliminar estos criterios y al salir de la cárcel decidió ir Alemania a estudiar teología, donde se gradúa en el área y posteriormente se dirige a París donde obtienen un doctorado también en Teología

La iglesia católica lo reconoce como santo por sus destacadas acciones y aportes a la metafísica, lógica entre otras materias, pero principalmente en contenidos profundos referentes a las 5 vías para conocer a Dios.

Con este criterio Santo Tomás de Aquino, presenta la forma de cómo las virtudes pueden  superar a los vicios, plantea que “Una virtud debe vivirse con prudencia, ya que al llevarla al extremo negativo (ausencia de la virtud) se vuelve un vicio”, también explica lo siguiente:”El extremo al que le podríamos llamar positivo (a pesar de que no lo sea) es el que se da cuando la virtud se lleva al extremo”.

Dice también que cuando se vive sin prudencia, se puede llegar incluso a cometer pecados. Para él la Modestia representa: “Humildad, falta de vanidad y no ostentación de los propios méritos.”, es el punto medio entre lo que se debe hacer y lo que se ignora, atribuyendo más de lo merecido.

Con respecto a la desvergüenza explica que es un acto de insolencia y falta de pudor, con respecto a la timidez explica que consiste en una falta de seguridad en la propia persona, donde los temores rodean el ser y limpian acciones para conversar en público y relacionarse con otras personas.

Clasificación de las virtudes según Santo Tomás de Aquino

Sus grandes ideas con respecto a las virtudes humanas, lo llevaron clasificarlas en dos tipos las morales, las intelectuales y las teologales

Intelectuales 

Se refiere al hábito del entendimiento, consecuencia de las prácticas y que se pueden llevar a cabo gracias a la voluntad y el debido conocimiento de las cosas

Morales

Establece los hábitos del alma como referencias que se adquiere a través del tiempo, por medio de la práctica llevando a toda persona a obtener una vida tranquila y sana. 

Teologales

Definidas anteriormente, pero desde el punto de vista de este santo, representan a Dios como el ser que otorga la voluntad e inteligencia para actuar de forma divina, con el objeto de desprenderse de los impulsos terrenales negativos y egoístas.

Cuando se analizan estas clasificaciones, observamos en Santo Tomás una clara idea de lo que tenía en mente y analizaba con respecto a las virtudes, se entienden mejor y se clarifican algunas cosas, por ejemplo cuando un hábito es positivo los resultados son directamente iguales a su acción principal.

Si este hábito es llevado al extremo inmediatamente se convierte en un vicio, los hábitos son vistos como algo bueno hasta cierto límite, donde el propio ser humano puede descalificarse y modificarlos hasta convertirlos en algo dañino, este análisis de santo Tomás tiene un valor muy grande, sobre todo para los estudiantes de Teología, que buscan respuestas en su proceso de aprendizaje.

Análisis final

Desde el punto de vista espiritual y religioso la virtud es una disposición habitual y firme para hacer el bien.  Con respecto a las virtudes humanas, son más estables para comprenderlas y dependen de la voluntad propia para poder regular sus actos, ayudan a  equilibrar y organizar las pasiones y guían la conducta, establecidas según la razón y la fe.

Y como dijimos al principio se basan en cuatro acciones principales: la prudencia, justicia, fortaleza y templanza. Cada una establece criterios donde las circunstancias definen de qué forma se debe hacer el bien y elegir los medios más justos para poder llevarlos a cabo.

Las virtudes morales van creciendo poco a poco, se refuerzan con la educación, actos deliberados, espontáneos y con la perseverancia, siempre apoyados por la gracia divina que las purifica cuando se hacen con buena fe.

Las virtudes teologales establecen a los cristianos vivir en relación con la Santísima Trinidad, siendo su origen en Dios, donde cada uno debe manifestar  sus virtudes a través de la fe y el amor hacia él. Por eso que estas virtudes la fe, la esperanza y la caridad, rodean y le dan vida al resto de las virtudes morales.

Algunos creen que cada vicio y acción adversa puede ser eliminada a través de la utilización de las virtudes, por ejemplo:

  • La soberbia se combate con humildad
  • Contra la avaricia, la generosidad.
  • Contra la lujuria, la castidad
  • La ira se combate con paciencia.
  • La gula se elimina con templanza.
  • La envidia es combatida con caridad.
  • la pereza se excluye con la diligencia.

Todas estas acciones son fáciles de llevar a cabo si cada persona  tienen la fortaleza necesaria para hacerlas, las limitaciones para salir de los acciones negativas y los vicios son impuestas únicamente por el hombre, Dios nos te otorga herramientas espirituales, como las virtudes para poder llegar a la meta del bienestar y la paz interior que cada ser humano necesita.

Si deseas obtener más información con respecto a este y otros temas te invitamos hacer click en los siguientes enlaces que se presentan a continuación:

Devociones y oraciones católicas

Oración de San Ignacio de Loyola

Mapa de Palestina en tiempos de Jesús 

(Visited 587 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO