¿De Dónde Vengo? ¿Quién Soy? ¿A Dónde Voy?

Algunas veces los seres humanos nos hemos hecho preguntas claves que nos hacen pensar en cuanto a las distintas teorías filosóficas que se manejan pero ¿de dónde vengo?. En este artículo hablaremos de ello y más.

de dónde vengo

¿De dónde vengo? Filosofía

Si nos remontamos a lo que denominamos Misionerismo, nos asaltaría la duda si provenimos de los monos y ello ha producido angustia en algunas personas pensando cual es su origen.

¿El hombre viene del mono o hemos estado engañados por mucho tiempo hasta la actualidad?

La angustia no debe venir por el sólo hecho de que provengamos del mono, sino que se trata de un tema fundamental sobre el cual el hombre como tal no ha tomado conciencia de la Gran Dignidad de que trata el hecho de que somos creados por Dios, a imagen y semejanza de él.

Debemos primeramente aceptar y entender la teoría de la evolución de las especies. Tal vez veamos el parecido que existe entre un Dinosaurio, un lagarto y el cocodrilo. Podemos entender que el proceso de regreso al mar de animales como delfines y ballenas es fácil.

Igualmente podemos ver el parecido de las aves prehistóricas con las aves actuales, sin embargo cada día vemos como los propios científicos difieren de esta teoría.

En ello la diferencia entre el hombre y el mono se hace tan difícil y complicada de entender que el sentido nos hace difícil la comprensión de tener un determinado origen.

Igualmente podemos decir que esta interrogante ¿de dónde vengo? Netamente la respuesta debe ser personal ya que nosotros mismos somos los que podemos tener esa respuesta, y por medio de ella darle un sentido a la vida, significado y propósito.

De acuerdo a los conocimientos de la ciencia, Deepak Chopra determina una tercera respuesta en cuanto a la recuperación de la naturaleza sagrada del cuerpo en base al orden e inteligencia, así como haciendo uso de lo aprendido de la ciencia.

Aunque para la conciencia, la propia ciencia y la creatividad, así como el alma no son asuntos materiales, ello no quiere decir que no puedan ser reales para nosotros mismos como seres humanos, ya que esto resulta un misterio que debemos descubrir que nos pertenece.

¿De dónde vengo? proyecto de vida

En la India piensan que el universo completo está dentro de cada uno de nosotros mismos. Por ello la respuesta a ello la tenemos dentro de nosotros mismos a partir de que cada uno se conozca así mismo.

Las personas que quieran conseguir sus propias respuestas y que sean objetivas, terminarán encontrándolas dentro de sí mismos, ya que la realidad es como nosotros mismos nos vemos y cualquiera que explore la teoría de la creación ya ha visto a Dios.

Deepak Chopra afirma que la única respuesta a esto es que nosotros mismos nos creamos. Esto podría catalogarse de blasfemo, desde la óptica religiosa.

de dónde vengo

Algunas preguntas de raciocinio humano

¿Si fuera cierto que nuestra descendencia es del mono, cuándo se produce la Gran Evolución, y si el mono se mantiene como mono y si el mono aparece como hombre?

¿Cuándo le da Dios al mono el alma y en que momento pasa a ser hombre?

¿Por qué  permite que un solo mono sea hombre y al otro lo deja como animal? Si esto hubiese sido así que mala actitud paso para que le habría hecho al mono-mono.

Si analizamos con detenimiento la evolución de cada una de las especies, podemos ver que poseen una lógica aceptable y las características entre las especies son primitivas y las actuales son razonables.

Sin embargo suele ser tanta las diferencias entre el hombre y el mono, que el ser humano no terminará de comprender nunca tal teoría.

Debemos entender y aceptar que los primeros hombres como lo menciona la propia Biblia (Adán y Eva) se dice que estos no tuvieron características como de que no eran rubios de ojos azules.

Se cree que sí tenían parecido en lo físico con los monos, tal como se podría pensar en la actualidad que tienen parecido algunas personas o razas aborígenes, sin embargo esta teoría es difícil de aceptar o asimilar por el propio hombre.

Es impresionante oír dichas teorías tanto las del origen del universo como esta del origen de la vida. En esencia estas teorías sólo son teorías y nada más. Llama la atención cuando se le pregunta a determinadas personas sobre ello y sus respuestas son irracionales pero sin embargo sus respuestas son plenas y están convencidos de las respuestas que dan, todo lo cual suele ser cuestionable.

Durante muchos años nos han dado información sobre el origen evolutivo del hombre, es impresionante ver como incluso los hombres de Fe, tienden a afirmar estas teorías que el origen verdadero y espiritual del mismo hombre.

Para los creyentes verdaderamente en Dios tenemos claro el poder inmenso de Él. Por tal motivo debería ser más fácil la aceptación que sí existió un momento en que Dios formó y creó al hombre del barro y luego a través de un soplido Divino le dio el espíritu.

Viendo estas diferencias entre hombre y animal, debería ser más factible creer en el principio católico del hombre de Fe, que el hombre fue creado por Dios. Sin embargo para muchos científicos éste punto de vista es rechazado por ellos.

No debe tampoco tratarse de invalidad ninguna de las teorías del origen del universo o de la evolución de las especies en general, ya que en relación con los animales suele tener bastante lógica.

En este sentido lo que debe tratarse es de que se piense en la profunda reflexión pero también utilizando la lógica en relación a lo aceptable de la teoría de la evolución del hombre.

Podríamos igualmente preguntarnos si Charles Darwin, debido a sus declaraciones en cuanto al origen del hombre sería o perteneció a alguna organización de tipo maquiavélica. Por otra parte podemos preguntarnos ¿Charles Darwin fue un hombre de fe, sin tener fe verdaderamente?

En relación a esto debemos preguntarnos si hemos estado engañados hasta la actualidad.

Un sabio consejo sería que para redescubrir nuestro pasado debemos tomar plena conciencia de “quién soy” así como “a dónde voy”.

Como ejemplo de ello un ejemplo es un gran edificio se desploma sobre unas bases sólidas, sin embargo si éstas bases no fueran verdaderamente sólidas o resistentes no se puede levantar un edificio y lo que sucederá será colocar parches alrededor y crear inestabilidad.

Todo ello nos lleva a pensar en lo fundamental que resulta que el hombre se redescubra  a sí mismo. Por ello la persona que no valora su pasado no podrá valorar el futuro. El mismo hombre tiene que pensar sobre este planteamiento.

Por tal motivo si el hombre sigue pensando en la teoría que el origen de éste es el mono sencillamente deberá vivir en la selva actual donde nos movemos la cual se agrava con el pasar de los tiempos.

A diferencia de ello si piensa y acepta que el origen proviene del propio Dios, y su actuación se rige por ello, su destino será la Gloria.

¿Quién soy?

Existen algunas afirmaciones o determinaciones que a continuación detallaremos para que el lector comprenda mejor el tema en cuestión.

“Formó Dios al hombre con polvo del suelo, y sopló en su nariz aliento de vida, y así el hombre se convirtió en ser vivo”.

“Dios creo al hombre, a su imagen y semejanza, macho y hembra los creó”.

Si nuestra descendencia no proviene del mono, entonces ¿de dónde venimos? ¿Qué es el hombre y quién es?

Como ya decíamos anteriormente el hombre debe reanalizarse y descubrirse el mismo. El propio Dios hizo a su imagen y semejanza al propio hombre. Lo formó del barro y le dio espíritu a través de un soplo en la nariz.

Según una afirmación de sor Eugenia Elisabetha Ravasio sostuvo que Dios le comunicó que el hombre es su Obra Maestra. Según afirmaciones de Santa Faustina Kowalska el mundo se encuentra sostenido por almas santas que existen en él, y el día que estas desaparezcan el mundo se terminará.

¿Quién es el hombre para que, en unión con Dios, tenga ese poder?

Según la madre Teresa de Calcuta, existieron ocasiones en las que por medio de la oración se para la lluvia. ¿Debemos preguntarnos quién es el hombre para que en unión con Dios, pueda detener los fenómenos de la naturaleza?

La propia Virgen en su representación como de la Paz, en un mensaje dado a la humanidad, sostiene que el hombre a través de la oración y el ayuno tiene la potestad de detener las leyes de la naturaleza.

Debemos igualmente preguntarnos ¿Por qué ha habido tantas apariciones de la Virgen María dando mensajes de conversión al mundo y solicitándonos cambios en nosotros mismos? ¿Quién es el hombre para que la propia Madre de Dios, se preocupe por él?

Igualmente la pregunta sería ¿Quién es el hombre para que Dios, siendo Dios Todopoderoso, envíe a su hijo para librar de los pecados al hombre y salvarlo del demonio?

Luego de que Dios creara el mar, la tierra, las estrellas y el propio cielo, luego de crear la naturaleza y los animales, crea al hombre en la tierra para que tenga el dominio sobre todo lo que Dios creó.

Cuando un artista crea su obra maestra, pone en ella todo su empeño, grandeza, o sea da lo mejor de si. Si vemos esto debemos preguntarnos ¿Quién es el hombre para que Dios, el gran creador de todo el Universo, diga que el hombre es su obra Maestra?

Sin embargo ¿cómo podemos estar tan ciegos? El propio demonio por medio o valiéndose del hombre tapa los ojos al mismo hombre, a objeto que no sepa quien es él mismo.

Para el propio Dios el hombre es la obra cumbre de la creación. Por tal motivo tomar conciencia de ello o descubrirlo como tal es una tarea que tenemos todos los seres humanos.

Por todo lo expuesto anteriormente nada puede estar por encima del hombre, ni gobiernos, empresas, ideologías, todo deberá estar a su servicio y así permitir su crecimiento y ayudarlo a su descubrimiento del mismo.

¿A dónde voy?

Si mantenemos la teoría de que el hombre no viene del mono, si Dios lo hizo a su imagen y semejanza, si el hombre es considerado más que el cuerpo que lo cubre, si es espíritu, si su espíritu es energía, si esta energía no se daña, si Dios es potencia por excelencia, si es energía por excelencia, si el hombre es creado por Dios, su destino final deberá ser Dios mismo.

Sin embargo para que el hombre valore a Dios asimismo debe valorar lo que no lo es. Como un ejemplo podemos decir que para que podamos valorar el amor debemos conocer el desamor. Para valorar la alegría debemos conocer la tristeza. Si conocemos la plenitud debemos saber lo que es la indiferencia. Para conocer y saber de la luz debemos conocer la oscuridad.

Por tal motivo Dios le da el libre albedrío o poder de decisión para que por medio o a través de éste el hombre mismo experimente muchas situaciones de su vida, y de esta forma valore lo que no es, y lo que es.

Dios tiene preparado un regalo tan grande al final del camino, para aquellos hijos de él que obren correctamente, de modo que valdrá la pena el esfuerzo en la tierra con la esperanza que disfrutaremos de ese premio a través de toda la eternidad.

Existe una frase muy conocida por todos sobre: “Muchos son los llamados y pocos los elegidos”, ya que solamente los elegidos de Dios, serán los que logren la capacidad de agradecer y valorar lo que Dios nos tiene preparado.

Dios no excluye a ninguno de sus hijos, al contrario busca la forma todo el tiempo de que las personas crean en el de distintas maneras. En esto existe otra palabra de afirmación que: “el que no crea, ni aunque vea que los muertos resucitan creerá”.

Por eso debemos tener tanto conocimiento así como la oración, son dos armas importantes ya que son el camino por donde debemos transitar todos los creyentes en Jesús, ya que a través de ello es que se enciende la luz que nos ilumina en nuestro profundo caminar, y nos lleva al verdadero entendimiento y comprensión del porqué de la vida y la conciencia de cual es nuestra vida real.

El hombre actual observa hacia el pasado y no le es fácil creer lo simple de algunos conocimientos, herramientas, conductas de nuestros propios ancestros. Debemos tener paciencia que el hombre del futuro puede hacer lo mismo, desde un ámbito más cercano al verdadero origen, y así la evolución del hombre sea la verdadera, o sea la evolución interior.

San Ramón Nonato

Las Bodas de Cana

(Visited 10 times, 1 visits today)

Deja un comentario