Concepto de Gratitud, su significado y de la virtud

Estar permanentemente agradecidos, debe ser una filosofía de vida.  Cuando aprendemos a ser agradecidos nos permitimos ser nosotros mismos, valorar lo que tenemos y lo que somos. En esta oportunidad te enseñaremos a través de este artículo todo sobre la gratitud, que es, valor, virtud, y mucho más, no deje de leerlo, te será muy útil

gratitud

¿Qué es gratitud?

Es la gratitud, un sentimiento, una emoción o estar preparado para reconocer o agradecer por algo que recibimos o está pronto a concretarse. La gratitud puede expresarse a través de palabras o gestos, y como es algo interno de cada individuo, no puede ser obligado a que se manifieste.

Etimológicamente, la palabra gratitud deriva del vocablo latino “gratitudo”, que está constituido por la raíz “gratus” que quiere decir agradable; y el sufijo “tudo”, que se encarga de expresar la cualidad.

La gratitud no expira, en el momento que la persona agradecida, responde ante el evento. Por el contrario, el sentimiento por el bien recibido, se mantiene en el tiempo, ya que es algo que no puede medirse, eterno o invaluable. Veamos el siguiente ejemplo, con el cual podemos entender un poco mejor de lo que acabamos de mencionar: Nunca dejaré de tener gratitud por lo que hicieron mis padres para que yo fuera un profesional universitario.

Como vemos en el ejemplo anterior, ese sentimiento de estar agradecido con los padres, estará allí presente, es algo de por vida, porque gracias al esfuerzo de ellos, hoy puede considerarse un hijo afortunado.

¿Qué es el valor de la gratitud?

La gratitud se considera como un valor que tiene un alcance social, por la sencilla razón, de que se forma un entramado con otros valores muy similares, tales como, el valor del reconocimiento del semejante, los dones mutuos, ser fieles, la lealtad y la amistad. Y todo esto en conjunto, deviene en que es posible establecer una relación de amor, en un sentido bastante amplio.

Para los seres humanos, y por ende para las relaciones humanas, la gratitud es de gran importancia. Implica, que las partes involucradas, establezcan periodos en el que dar y recibir, sea de manera equitativa. Y a través de este equilibrio, se pueda establecer un sistema de sociedad solidaria, característica que denota que la gratitud es una virtud, ya que los individuos que la conforman, están en la disposición de hacer el bien.

Características

  • La gratitud es un conjunto de emociones positivas, que consisten en permanecer centrados en las vivencias buenas y permanecer agradecidos por ellos.
  • Permite que se produzca ese llamado de atención, y nos demos cuenta del verdadero valor de todo lo que ocurre en nuestras vidas. En ocasiones damos como un hecho que viene con la misma vida y no apreciamos que podamos contar con ese bien, por ejemplo, damos por sentado el hecho de tener una casa donde vivir, alimentos, agua, familiares, entre otras.

Importancia de la gratitud

El tema del agradecimiento y vivir a través de él, para muchas personas les resulta muy difícil, muchos se cuestionan el ¿qué debo hacer para vivir el valor de la gratitud?, y simplemente basta con vivirla, porque la gratitud, además de hacer que nos sintamos bien, nos enseña a hacer de la gratitud un hábito de vida.

Tal como sucede, con otras emociones a las que nos vemos expuestos, cuando nos sentimos agradecidos, por lo general tiene un enorme efecto en nuestras vidas. Por ejemplo, la gratitud a Dios, nos causa un gran gozo en nuestros corazones, porque nos hizo parte de esta maravillosa de la Creación.

  • Ser receptores de muchas emociones positivas, permiten que ampliemos el abanico de posibilidades. Además, de que se refuerzan las habilidades y destrezas, para que podamos aprender y tomar las mejores decisiones.
  • Mediante las emociones positivas, se pueden equilibrar las emociones negativas.
  • Los seres humanos que han experimentado el valor de la gratitud con regularidad, y que además les otorgan un valor a las cosas son más felices, menos estresadas y están vacunadas contra la depresión. Pueden transmitir el verdadero valor de la gratitud, para niños que forman parte de hogares, en donde la tendencia es a quejarse y envidiar todo aquello que no tienen.
  • Estar sometido a emociones positivas, conlleva a otras emociones positivas. Si el ser humano se siente agradecido, entonces, también se sentirá feliz, sosegado, amable y serpa alegre y de trato cordial con sus familiares y vecinos.
  • La gratitud puede generar que tengamos pensamientos de gratitud, y por ende se produzcan acciones positivas. Si nos sentimos agradecidos, por lo amable que fueron con nosotros o con algún familiar, es un combustible para que también retribuyamos con amabilidad, a las demás personas que nos rodean. Y así, también tu gratitud, será positiva para las acciones de los demás.
  • A través de la gratitud, se construyen las bases sólidas en la edificación de mejores relaciones interpersonales. Al sentir y expresar gratitud, a quienes nos rodean, creamos vínculos de afecto, confianza y colaboración con nuestros semejantes.

Distintas visiones

La relación entre la espiritualidad y la gratitud, son dos temas que despiertan muchas pasiones. Si bien es cierto que estas dos virtudes no son dependientes una de la otra. Se puede inferir, que una persona con valores espirituales bien marcados, es capaz de sentirse y actuar con mayor gratitud, que le resto de las personas.

Entre las distintas religiones que se practican en el mundo, entre ellas, la católica, musulmana, budista, judía, entre otras, estar permanentemente agradecidos es una práctica del día a día. Es una costumbre, realizar oración de gratitud a Dios, en sus distintas concepciones, a lo largo del día.

​Óptica judía

Para los creyentes del judaísmo, el agradecimiento es una parte indivisible de su religión, y es de vital importancia en la vida cotidiana del creyente. Conforme a la visión que tienen del mundo los hebreos, todas las cosas sobre la tierra, provienen de Dios. Por tal razón, ser agradecidos, es muy importante para sus creyentes.

De la importancia que tiene para los judíos, el ser agradecidos, lo podemos observar en dos ejemplos de versículo de gratitud, que aparecen en el Libro de los Salmos, y estos son:

“Por eso, Señor y Dios, no puedo quedarme en silencio”:

¡te cantaré himnos de alabanza y siempre te daré gracias!

Salmo 30:12

“Entonces daré gracias al Señor con todo mi corazón”

Salmo 9:1

gratitud

Visión cristiana

Para los cristianos no es un secreto, que cuando somos agradecidos, estamos moldeando y dándole vida a las creencias cristianas. Los creyentes en Jesús, fervientemente están convencidos de que fueron creados por Dios, y por tal razón deben elevar al cielo, mensajes de gratitud a Dios, por el don de la vida.

El agradecimiento, visto desde la fe cristiana no es simplemente ​un sentimiento, además de eso, es una virtud que moldea las emociones, pensamientos y acciones.

Perspectiva islámica

El Corán, que es el libro del islamismo, se encuentra repleto de pasajes que hacen mención al agradecimiento. Es a través del islam, que se aúpa a sus fieles creyentes, que deben ser agradecidos con Dios, en cada una de las situaciones que les coloque la vida, porque a través de ella, serán premiados con grandes placeres.

El profeta Mahoma, mediante las escrituras deja saber que: “El agradecer por la abundancia que reciben, es la garantía de que toda esa abundancia continuará”. El fundamento del islam, es la práctica de la oración diaria, para dar gracias a Dios por su infinita bondad.

La gratitud y las observaciones empíricas

El hombre a través de los años, ha ido recabando información que no ha sido contrastada por la ciencia, pero que sin embargo da por sentado con un hecho verídico. Esto también se relaciona con el efecto placebo que produce en los seres humanos.

Conexión con el bienestar

Por lo general, aquellas personas que son agradecidas, tienden a ser más felices, no son invadidas por la depresión, el estrés, y sienten un mayor grado de satisfacción de sus vidas y las relaciones sociales que establecen. También son capaces de enfrentarse a situaciones adversas, ejerciendo el control máximo de las mismas.

El agradecimiento cuando se encuentra presente como un estilo de vida, propicia en las personas estados de adaptación, para hacer frente a las situaciones, con otro enfoque más constructivista. Tienden a ser ciudadanos que buscan la resolución de problemas, con el concurso de otras personas, reestructuran su pensamiento crítico, y aprenden de las experiencias vividas, para las planificaciones futuras.

La gratitud es directamente proporcional a la salud mental, sin desmedro de los otros rasgos, que definen el carácter.  Ingentes estudios, asoman la posibilidad, de que aquellas personas, que tienen como norma ser agradecidas, son candidatos a tener elevados de niveles de felicidad, y bajos índices de estrés y depresión.

​Relación con el altruismo

Las personas que se manejan en un ambiente en donde se potencie la gratitud, son más dadas a convertirse o generar condiciones de generosidad. Muchas personas que se dedican al estudio de estos fenómenos sociales, afirman que la gratitud es proporcional a lo generoso económicamente, que puedan ser las personas con el prójimo. A esto se le pudiera llamar “La economía de la gratitud”, y no es más que el poder con que obra Dios, para que aquellas personas que tienen cuantiosas sumas de dinero, sus corazones se apiaden y ayuden a los más desposeídos.

Intercesión psicológica

Considerando, que el agradecimiento, es un factor preponderante para el bienestar de los seres humanos, se han desarrollado varios experimentos psicológicos para estudiar el aumento de la gratitud.

Tal es el caso, del ensayo que consistió en pedir a los participantes, que pensaran en una persona que estuviera viva, y por la cual sintieran un profundo agradecimiento. Otro de esos estudios, consistía en redactar una carta de agradecimiento, la cual tenía que ser entregada a dicha persona, y un último experimento que tenía que ver con la descripción de un salón de estar.

El resultado de los estudios, arrojaron que aquellos individuos, que habían tenido episodios donde estuvo involucrado un hecho de gratitud, mostraban un incremento de emociones positivas.

Evaluaciones individuales

Investigaciones psicológicas referentes a la gratitud, orientan su estudio a la naturaleza de cada personalidad, y los resultados de tener menor o mayor grado de agradecimiento. Es decir, mientras mayor sea la capacidad de agradecer, en esa misma proporción, será capaz de propiciar el valor de la gratitud.

Para facilitar su comprensión se estableció una normativa que engloba tres escalas de mediciones, para el comportamiento humano, cuando se enfrenta a un hecho que involucra el agradecer a su par. A continuación, te la mencionamos:

  1. La escala de gratitud (GQ-6), cuantifica las diferencias de cada persona, a razón de las veces e intensidad, en la que las personas sienten gratitud.
  2. La escala de apreciación, registra variables distintas a la gratitud. En ella se valoran a las personas, de acuerdo a sus posesiones, el estado actual, los ritos que practica, la sensación de miedo, como se comparan socialmente, las angustias, preocupaciones, y el comportamiento, con el cual demuestran sus estados de agradecimiento.
  3. Por otro lado, la escala brasileña de gratitud (B-GRAT), evalúa el grado de agradecimiento que tiene la persona hacia los demás, para el mundo en general, además de la ausencia de sentimientos de resentimiento, por aquello que no se posee.

Beneficios de la gratitud

Como la gratitud tiene un valor social, este hecho desencadena aguas abajo, grandes aportes tanto personal, como comunitarios. A continuación, se mencionan alguno de ellos:

  • Incrementa la sensación de satisfacción, tanto para quien la siente, como también para el que la recibe.
  • Contribuye con la disminución del estrés, episodios depresivos y la ansiedad.
  • Promueve la conciliación del sueño.
  • Favorece las relaciones sociales, ya que es reconocido cada uno de los actores sociales, y el impacto que provoca en la vida del resto.
  • Fortalece la autoestima de las personas, y es fuente de inspiración a continuar teniendo una actitud de generosidad y amabilidad con el resto de las personas.

Gratitud y deuda

Estar agradecido no significa que estemos endeudados con esa otra persona, es decir, no tenemos una deuda moral. Y, aunque ambas sensaciones se generan una vez que somos objetos de una ayuda, la deuda moral se inicia, a partir de que una persona, siente que tiene la obligación de compensar dicha ayuda.

Por tanto, se puede decir, que la deuda moral es la presión, que es ejercida a través, de la razón sobre la voluntad. Es decir, es la capacidad que tenemos de decidir y ejecutar una conducta, frente a un valor que hace mención a una cualidad que confiere a las cosas, los hechos o personas. Por ejemplo, cuando nos postulan a un empleo, podemos escribir frases de gratitud laboral hacia esa persona, pero eso no nos ata, de por vida, a sentirnos en deuda con ella.

Tanto la gratitud como la deuda, se traducen o desencadenan distintos comportamientos de las personas. La deuda moral puede impulsar en quienes reciben la ayuda, a evitar a la persona que les ha brindado la mano, mientras que la sensación de gratitud, puede motivar a la persona a tender puentes con su benefactor, y tratar de mejorar su relación con él. Por ejemplo, cuando un amigo

Desarrolla el hábito de la gratitud

Por lo general, los sentimientos de gratitud se generan de forma espontánea. Sin embargo, puedes aprender a desarrollar este tipo de sentimientos. Por ejemplo, desde la tranquilidad de tu habitación, oficina o cualquier otro lugar que te produzca la calma necesaria, haz de manera intencional un repaso, de la suerte y la dicha que has tenido. Es decir, hacer reflexiones sobre la gratitud y la importancia que tiene para tener una vida plena.

Este ejercicio puedes hacerlo varias veces al día, ya que creas el hábito de recordar cada uno de los eventos que te han producido alegrías, placeres y desarrollo en tu vida. Al tomar conciencia de todas las cosas por las cuales te sientes agradecido, estarás dando el primer paso, para desarrollar el hábito de la gratitud.

¿Qué es la virtud?

La virtud es aquella propiedad que tienen los seres humanos, ya sea natural o aprendida, que le permiten actuar de acuerdo a los valores morales, religiosos y a las leyes de la sociedad. Y que tal comportamiento puede ir en beneficio propio o de las demás personas que conforman los grupos sociales.

La Iglesia después de identificar los pecados capitales, se propuso dar a conocer las virtudes, que permitirían a los seres humanos estar a raya del mal. A continuación, te los mencionamos.

Las virtudes cristianas

  1. Fe, se concentra en todo lo concerniente a Dios, en lo que creemos, pero no podemos ver. Se contrapone al pecado del orgullo, que se fundamenta en confiar en las propias capacidades antes que en las divinas.
  2. Esperanza, es confiar en que todo saldrá bien, a pesar de los inconvenientes que se presenten, siempre sales adelante con la ayuda de Dios. Su opuesto es la envidia, desear lo que no es tuyo, por esfuerzo propio.
  3. Caridad, te invita a interesarte en los problemas de los demás, y estar siempre dispuesto a tenderle una mano. Lo que es contrario a esta virtud, es la ira, que ocasiona el dolor en las otras personas que te rodean.
  4. Fortaleza, te permite resistir en la lucha, para alcanzar tus sueños. El opuesto de fortaleza es, el desgano y la apatía.
  5. Justicia, eres capaz de alcanzarlo, cuando tratas a las demás personas con equilibrio e igualdad. Su opuesto es el de la lujuria, que no permite valorar a las personas de manera proporcional.
  6. Prudencia, es la capacidad que tiene de actuar de manera mesurada, para preservar los recursos económicos de tu hogar. Se lo opone a esta virtud, la gula, que ocasiona gastos desmesurados, ocasionándote nefastas consecuencias.
  7. Templanza, a través de esta virtud, puedes identificar lo que realmente te es indispensable para tener una vida plena. Se le contrapone la avaricia, con la cual eres capaz de desear de manera desmedida.

Leyes de la gratitud que cambiarán tu vida

Cuando eres agradecido, puedes cambiar la manera en que ves la vida. El agradecer te lleva a la grandeza, es capaz de convertir lo que tienes, en suficiente, el trabajo ya no es una carga, el desorden en orden, y la incertidumbre en sosiego. A continuación, te mencionamos algunos principios de la gratitud.

  1. Mientras más agradecido eres, muchas otras cosas atraes para agradecer
  • Sé agradecido por lo que tienes y terminarás teniendo más.
  • Concéntrate en lo que no tienes, y nunca tendrás suficiente.
  1. Si eres feliz no siempre te hará ser agradecido, pero de ser agradecido, continuamente te hará feliz.
  • Si deseas apreciar el momento, te será imposible arrugar la cara a la vez.
  • El que seas feliz actualmente, no quiere decir que has deseado más que el resto. Significa que tú eres un ser, que se siente agradecido por y con lo que tiene.
  1. Nunca te hará falta, más de lo que Dios te ha dado.
  • Cuando das las gracias, estás diciendo la mejor y más bella oración. En vez de orar para pedir cosas, es mejor que des las gracias por lo que ya tienes.
  • Si la vida te da razones para pensar negativamente, recuerda algo que te devuelva ese positivismo nuevamente, porque siempre hay algo por lo que debas agradecer.
  1. En la gratitud, viene incluido todo.
  • El tener algunos días buenos te da la felicidad, pero toma esos días no tan buenos como lecciones de vida, ya que de ambos se aprenden.
  • Todas las cosas que has vivido, te han permitido avanzar, todas tienes que agregarlas en tu agradecimiento.
  1. Nunca olvides que la mayor gratitud no reside en una simple pronunciación, hay que vivir con ella como la base de todos los días.
  • Lo significativo no es lo que dices, es la manera en que lo vives.
  • No solo puede ser prometer, también importa que lo demuestres.
  1. En el agradecimiento, también se vale devolver
  • En la cotidianidad de nuestra vida, apenas logras ver cuánto recibes, y lo poco que eres capaz de dar.
  • Muchas veces, es fácil sobredimensionar tu esfuerzo, y si haces una comparación, notarás el peso que tiene la ayuda de los que te rodean.

gratitud

Si te gusta este artículo, también puedes visitar:

Virtudes humanas

Fe, Esperanza y Caridad

Vida oculta de Jesús 

(Visited 47 times, 1 visits today)

Deja un comentario