Novena a la Virgen del Carmen Para Protección del Hogar

La Novena a la Virgen del Carmen, es una de las plegarias más efectivas en la actualidad, por tal motivo cada uno de sus devotos la realizan con mucha fe, en el siguiente artículo conocerás cómo hacer cada una de estas importantes oraciones.

Novena-a-la-Virgen-del-Carmen-1

Novena a la Virgen del Carmen

A continuación, una serie de oraciones para realizar cada día de la novena, dichas plegarias suelen ser consideradas como efectivas, por tal motivo resulta ideal hacerlas los días previos a la festividad cuyas fechas corresponden del (7 al 15 de julio).

Acto de Contrición Para Todos los Días

Dios todopoderoso creador del cielo y la tierra, Señor mío, en este día me acerco a tu santa y hermosa presencia, para pedirte que llenes de tu misericordia todo mi ser, mi Dios te doy gloria y honor, te alabo con toda mi alma y con todo mi corazón, solo tú eres grande y sublime te adoro.

Mi Señor Jesús reconozco que necesito tu valiosa ayuda, solo tú tienes el poder para cambiar toda circunstancia, hoy voluntariamente te ruego que perdones cada uno de mis pecados, tu palabra me enseña que tú eres fiel y justo para perdonar, por eso te suplico que escuches mi oración. 

Oh gran Dios y mi Señor; en ti confío, gracias por tu infinita misericordia, gracias mi señor Jesús por quitar de mi vida todo lo malo, gracias nuevamente por perdonar mis culpas y darme tu favor para salir adelante, sigue llenando mi ser tu amor, que tu bondad se manifieste en todo tiempo.

También te ruego mi señor que me ayudes a sentir compasión, que cada día mi corazón sea más sensible a tu presencia y pueda agradarte en espíritu y en verdad, ayúdame mi amado Jesús a dar lo mejor en todo tiempo, a servirte de corazón y que en mi vida solo se haga tu perfecta voluntad, que limpies mis caminos y me guíes en todo tiempo.

Purifica mi alma oh Dios, lléname de tu presencia, que a través de estas oraciones pueda estar en comunión contigo, Señor dirige esta sincera intercesión dame tu gracia divina para que esta Novena sea recibida por ti, que así sea Amén.

Oración Inicial Para Todos los Días

Oh Dios!!! Grande y sublime me rindo a ti, Santa Virgen María, tú que eres considerada por cada uno de tus fieles devotos como la más piadosa que existe, te ruego que intercedas por mi y que me libres en todo momento de todo tropiezo.

Madre Santa, tu que eres fiel Protectora de todos aquellos que usan tu sagrado Escapulario; muestra en este día, tu compasión, que tu querido Hijo sea proporcionando a mi vida el perdón de mis pecados y me des salvación.

Tú, poderosa virgen maría eres muestra de amor y bondad, fuente que suple cada una de las necesidades de tus devotos, te ruego en este día que traigas paz a mi alma, y que me libres de toda aflicción, proporcióname la gracia divina para vencer todo obstáculo y con tu ayudar obtener en todo tiempo la victoria, que mi vida este llena del bienestar que tanto anhelo.  

Gran Señora, una vez más te agradezco por tu infinita misericordia permite que tú intercesión, ayude a tus fieles avanzar, que en todo tiempo se muestre la reverencia y el respeto que tú mereces, sigue dirigiendo cada uno de los pasos de quienes te buscan con sinceridad y amor.

(Se recomienda rezar 3 avemarías).

Oración Final Para Todos los Días

Oh Virgen santísima del Carmen; tus fieles devotos te damos gracias por cada uno de los favores concedidos, te pedimos en este día que sigas llenando nuestras vidas de amor y humildad, ayúdanos en todo tiempo a estar bajo la protección de tu santo Escapulario, que cada uno de los creyentes que con pasión y sinceridad te buscan permanezcan en unidad, te rogamos que sigas proporcionando a nuestras vidas la sabiduría que tanto necesitamos en estos tiempos difíciles, bendícenos y que podamos estar fortalecidos en todo momento.

Gran y poderosa señora, en esta ocasión con humildad te presentamos cada una de las necesidades del Santo Papa, y de cada una de las de la Iglesia Católicas que se encuentran constituidas para promover el amor y la fe, también acudimos a ti para pedirte que ayudes con tu poder a nuestra nación, que la paz se manifieste en cada rincón del mundo, y que la armonía y la unidad aumenten en las vidas de todos aquellos que atienden a tu llamado.

Santísima virgen, te rogamos que traigas esperanza a nuestras vidas, que cada día nos permitas avanzar por el camino del bien y que nos ayudes con cada una de nuestras necesidades al igual que las de nuestros amigos y familiares. También te rogamos que intercedas ante el trono de Dios para que escuche el clamor de sus fieles devotos y que la salvación llegue a las vidas de todos aquellos que desean un cambio, que el señor todopoderoso, grande y sublime, pueda ofrecerles pronto auxilio.

 Oh amado Jesucristo manifiéstate y trae un profundo y sincero arrepentimiento a las vidas de todos aquellos que necesitan de ti, solo tú eres verdadero y puedes librar el mundo de la perdición, quita las vendas de ellos y llénanos de tu luz divina, que puedan escuchar tu voz y reconocer que solo tú eres vida eterna.

Día Primero

Esta novena a la Virgen del Carmen se debe comenzar realizando el acto de contrición y la oración, de esta manera se obtienen excelentes resultados y se recibe lo que tanto se anhelas.

Oración

¡Oh! bondadosa Virgen del Carmen, María Santísima, en este día nos acercamos con respeto y humildad para ofrecerte a través de esta plegaria nuestra inmensa gratitud, te pedimos que ayudes a cada uno de tus fieles devotos, tú que eres grande en misericordia y que diste al mundo a tu querido Hijo Jesús, para que por medio de su sacrificio todo aquel que crea pueda recibir la salvación eterna y ser libre de la condenación.

Te rogamos gran señora que brindes auxilio, a todos aquellos que necesitan de tu favor y protección, también te pedimos que proporciones a sus vidas frutos dignos de ti, que se encuentren llenos de virtudes y buenas obras, que puedan ofrecer sus servicios a Dios en excelencia con dedicación y amor, permite que de esta manera reciban la paz que tanto buscan.

También te pedimos virgen santísima que intercedas ante el trono del Dios padre y creador de los cielos y de la tierra, para que cada uno de los fieles creyentes puedan sentir una verdadera compasión por todos aquellos que se encuentran perdidos y sin esperanzas, y que el Dios todopoderoso pueda restaurar sus vidas. Oh gran Señora, te lo pedimos con humildad, diciendo: Dios te Salve, Reina y Madre de misericordia.

Día Segundo

Antes de llegar a comenzar con la oración del 2do día de la Novena a la Virgen del Carmen se debe de realizar la oración de comienzo y luego empezamos con la oración del día 2.

Oración

¡Oh! Santa y sublime Virgen del Carmen, tú que estas llenas de amor y piedad, que entregaste tu misericordia a cada uno de los Carmelitas, y que, de una manera especial, iluminaste sus caminos, permitiéndoles alcanzar una gran sabiduría.

Sigue en este tiempo mostrando el valor de tus enseñanzas por medio de la fe y que de esa manera tus fieles devotos puedan ser dirigidos por el camino del bien, también te rogamos que nos llenes de una protección especial.

Pedimos con mucha humildad que tú bendito Hijo Jesús, sea la luz que traiga entendimiento a nuestras vidas y rompa con su poder toda tiniebla, que podamos conocer su infinita bondad y valoremos el gran sacrificio que hizo por toda la humanidad en la cruz del calvario, que podamos recibir la salvación que el tiene para nosotros y también amarle y servirle con todo nuestro ser.

Dios todopoderoso, te ruego que pueda entender como debe ser mi comportamiento, ya que deseo agradarte y servirte con todo mi ser, por eso te ruego que moldes mi vida, enséñame a buscar tu presencia Te suplico que escuches mi clamor, diciendo de corazón: Dios te Salve, Reina y Madre de misericordia, Amén.

Pedir la gracia particular que se desee conseguir en esta Novena. Terminar con la oración final.

Día Tercero

Primero se debe de empezar con la oración del acto de contrición y con la oración inicial.

Oración

¡Oh! Virgen del Carmen, tú que tienden a ser en gran manera buena y bondadosa, María Santísima, tú que llegastes a recibir de forma amorosa el obsequio filial de los Carmelitas, que entre todos los llamados mortales fueron los primeros que en tu honor llegaron a edificar un templo ubicado en el Monte Carmelo, en donde concurrían los fervorosos a darte un excelente culto y también alabanza.

Te ruego, oh Señora, te pido que me alcances y que sea mi alma el templo vivo de la Majestad del Dios, adornado de todas las virtudes, donde él habite en todo momento amado, el cual es adorado y alabado por mí, sin que nunca más le ocupen los afectos que son desordenados de lo temporal y del terreno. Así que, Señora, te lo suplico en este día de manera humilde, diciéndote: Dios te Salve, Reina y Madre de misericordia. Amén.

Pedir la gracia particular que se desee conseguir en esta Novena. Terminar con la oración final.

Día Cuarto

Primero que nada, antes de empezar la oración del 4to día se debe de hacer primeramente la oración del acto de contrición y posteriormente la oración.

Oración

¡Oh! Virgen del Carmen, Santa María Santísima, que para poder mostrar tu especialísimo de amor a los Carmelitas les llegastes a honrar con el dulce nombre de los hijos y también de los hermanos tuyos, alentando con un tan singular favor su gran confianza, para que fueran en post de buscar en ti, como en la amorosa Madre, en el remedio, en el consuelo y también en el amparo en todas sus necesidades e incluso de sus aflicciones, moviéndoles a la imitación de tus más grandes y excelsas virtudes.

Te ruego, oh Señora, que me mires, como a una amorosa Madre y me logres alcanzar con tu gracia para poder imitarte, de manera tal que dignamente pueda yo ser llamado de igual forma hijo tuyo, y que mi nombre llegue a ser inscrito en el libro de la predestinación de los hijos del Dios todo Poderoso y hermano de mi amado Señor Jesucristo. Así Señora, te lo pido de manera humilde, diciendo: Dios te Salve, Reina y Madre de misericordia, Amén.

Pedir la gracia particular que se desee conseguir en esta Novena. Terminar con la oración final.

Día Quinto

Como dos los días primeramente se inicia con la oración de contrición y la oración inicial. Una vez terminada estas 2 oraciones se comienza con la oración del día 5to, que es el siguiente:

Oración

¡Oh! Santa Virgen del Carmen, tú María Santísima, que para poder defender a los Carmelitas, a tus hijos, cuando se estaban intentando extinguir de la sagrada Religión del Carmen, mostrando en todo momento  el inmenso amor y singular predilección con que los llegas a amparar, tú oh Virgen enviaste al Sumo Pontífice, llamado Honorio III, a que los recibiese benignamente y pudiesen confirmar su instituto, dándole por la gran señal de que esta siempre era tu voluntad y la de tu Santo y divino Hijo, la repentina muerte de los 2 que especialmente la contradecían.

Te ruego, oh mi Señora, que me defiendas de todos aquellos mis enemigos de alma y también los enemigos de mi cuerpo, para que con gran quietud y paz pueda vivir en todo momento en el santo servicio de tu Dios y tuyo. Así, que mi Señora, te lo pido en este día muy humildemente, y digo: Dios te Salve, Reina y Madre de misericordia, Amén.

Ahora se debe de pedir la gracia particular que se desee para poder conseguir en esta Novena lo que se quiere. Terminar con la oración final.

Sexto Día

Como dos los días primeramente se inicia con la oración de contrición y la oración inicial. Una vez terminada estas 2 oraciones se comienza con la oración del día 6to, que es el siguiente:

Oración

¡Oh! Santa Virgen del Carmen, tú gran María Santísima, que, para llegar a señalar a los Carmelitas por especiales hijos tuyos, los llegaste a enriquecer con la muy singular prenda del santo escapulario de la Virgen del Carmen, asociando en él las tantas gracias y los muchos favores para con los que de manera devota lo visten y llegando a cumplir con sus más santas obligaciones, procuran en todo momento vivir de una forma que van imitando tus más grandes virtudes, como muestra de que son tus hijos.

Te ruego, oh mi Señora, que me alcances con la gracia de poder vivir para siempre como uno de los verdaderos cristiano y cofrade en poder ser un gran amante del santo escapulario, a fin de que pueda merecer y lograr los frutos de esta hermosa devoción que te hago. Así que, mi Señora, te lo pido de todo corazón y muy humildemente, te digo: Dios te Salve, Reina y Madre de misericordia, Amén.

Se debe de pedir la gracia muy particular que se desee para poderla conseguir en esta Novena. Finalmente se terminar con la oración final.

Día Séptimo

Primero que nada, antes de empezar la oración del 7mo día se debe de hacer primeramente la oración del acto de contrición y posteriormente la oración inicial. Una vez realizada ambas oraciones entonces de se comienza con la 7ma oración de la Novena a la Virgen del Carmen, que dice de la siguiente manera:

Oración

¡Oh! Virgen del Carmen, Santa María Santísima, que en tu santo Escapulario llegastes a dar a los que devotamente lo visten, un gran y firmísimo escudo para que pudieran defenderse de todos los peligros que los asechan en este mundo y de las muchas asechanzas del demonio, llegando a acreditar esta verdad con tantos y con tan singulares milagros.

Te pido y te ruego, oh mi Señora, que seas mi más grande defensa fuerte y poderosa en esta vida mortal, para que en todas las tribulaciones que padezca y en los muchos peligros logre encontrar la seguridad, y en las tentaciones salga yo con victoria, logrando en todo momento tu especial asistencia para poder conseguirlo. Así que, mi Señora, te lo pido en este día muy humildemente, y diciéndote: Dios te Salve, Reina y Madre de misericordia, Amén.

Se debe de pedir la gracia muy particular que se desee para poderla conseguir en esta Novena. Finalmente se terminar con la oración final.

Día Octavo

Primero que nada, antes de empezar la oración del 8vo día se debe de hacer primeramente la oración del acto de contrición y posteriormente la oración inicial. Una vez realizada ambas oraciones entonces de se comienza con la 8va oración de la Novena a la Virgen del Carmen, que dice de la siguiente manera:

Oración

¡Oh! Gran Virgen del Carmen, María Santísima, tú que ejerces tu gran y especial protección en la hora de la muerte para con todos los que devotamente tienden a vestir tu santo escapulario, a fin de que puedan lograr a través de la verdadera penitencia lograr salir de esta vida en gracia de Dios y poder librarse de las penas del infierno.

Te solicito, mi Señora, que me asistas, me ampares y también me consueles en la hora de mi muerte, y que finalmente me alcances con tu verdadera penitencia, la cual es perfecta como contrición de todos mis pecados, prendido con el amor de Dios y ardiente de gran deseo de verle y gozarle, para que siempre mi alma no se pierda ni sea condenada, sino que más bien vaya de forma segura a la felicidad eterna de la gloria. Así que, mi Señora, te lo pido de manera humilde y te digo: Dios te Salve, Reina y Madre de misericordia, Amén.

Novena-a-la-Virgen-del-Carmen-9

Se debe de pedir la gracia muy particular que se desee para poderla conseguir en esta Novena. Finalmente se terminar con la oración final.

Día Noveno

Primero que nada, antes de empezar la oración del 9no día se debe de hacer primeramente la oración del acto de contrición y posteriormente la oración inicial. Una vez realizada ambas oraciones entonces de se comienza con la 9na oración de la Novena a la Virgen del Carmen, que dice de la siguiente manera:

Oración

¡Oh! Gran Virgen del Carmen, Santa María Santísima, que llegando a extender tu amor hacia los Carmelitas, aún posteriormente de la muerte, como una santa piadosísima Madre de los que visten tu santo escapulario, la cual consuelas sus almas, cuando se encuentran en el Purgatorio, y con tus ruegos logras conseguir que ellos salgan cuanto antes de todas aquellas penas, para poder ir a gozar de la gracia y felicidad de Dios, nuestro Señor, en la más grande gloria suya.

Te pido mi, Señora, que verdaderamente me alcances con tu divina Majestad la cual cumpla yo con las obligaciones de ser un verdadero cristiano y con la devoción del santo escapulario, de manera tal que logre este muy singularísimo favor. Así que, Señora, te lo pido, te lo imploro muy humildemente, diciendo: Dios te Salve, Reina y Madre de misericordia, Amén.

Se debe de pedir la gracia muy particular que se desee para poderla conseguir en esta Novena. Finalmente se terminar con la oración final.

Una vez finalizado los 9 días de la novena a la virgen del carmen, dentro de un periodo de tiempo muy corto, la virgen le va a conceder lo que tanto le han estado pidiendo durante esos 9 días de oración, solo debe de tener fe en ella y así va a ser.

Si te gustó nuestro artículo, te invitamos a que visites los siguientes enlaces los cuales pueden ser de gran ayuda para su vida:

(Visited 18 times, 1 visits today)

Deja un comentario