Novena a las Benditas Almas en el Purgatorio

La Novena a las Benditas Almas, esta es una oración realizada a Jesús por todas las benditas almas que se encuentran encerradas en el purgatorio para que Dios tenga misericordia y los libre de su dolor y tormento. En el siguiente artículo conocerás todo lo referente a como hacer esta oración.

Novena-a-las-Benditas-Almas-6

Novena a las Benditas Almas del Purgatorio

La Novena a las Benditas Almas del Purgatorio o también conocida como Novena a las Ánimas Benditas del purgatorio, consiste únicamente en una oración que va dirigida a Dios Padre, a su hijo amado Jesucristo y al Espíritu Santo con el fin de que ellos tengan piedad de todas las almas que se encuentran o se hallan en el purgatorio.

Esta oración es frecuentemente realizada por personas que han perdido un familiar o un ser querido y hacen la oración para que Dios tenga piedad de ellas y le de un descanso en paz en su siguiente vida espiritual por toda la eternidad.

Como Hacer La Novena

Ahora bien, muchos se preguntarán como se hace la Novena a las Benditas Almas pues la respuesta es que hay un orden para poder realizar la Novena a las Benditas Almas del purgatorio y es el que se encuentra a continuación:

  • Primero: La Oración Inicial

Esta es la manera de poder comenzar con la Novena y se tiene que hacer todos los días, es decir, durante los 9 días que dura la novena.

La oración inicial se encuentra compuesta por unas 3 oraciones que más adelante las pondremos como “Oración N° 1 – 2 – 3”.

  • Segundo – La Oración Diaria

De la misma manera que la oración inicial, este tipo de ofrecimiento debe de ser realizado durante los 9 días que dura la Novena a las Benditas Almas.

  • Tercero – Las Oraciones del Día

Luego de que se haya realizado las 2 oraciones anteriores, se va a proceder a hacer el rezo de cada día desde el 1 al 9, esto debe de hacerse y ser culminado con los rezos de 1 Padrenuestro, 1 Avemaría y 1 Gloria.

  • Cuarto – La Meditación

Después se va a meditar sobre que es lo que verdaderamente se quiere lograr conseguir por medio de la realización de esta novena.

  • Quinto – Los Lamentos

Después van a ser leídos los lamentos de las benditas almas del purgatorio. (aclaratoria: los lamentos se tienen que leer todos los días luego de lo que es la consideración del día que corresponde).

  • Sexto – La Oración Final

Luego de haber hecho todo lo anterior se va a proceder a hacer la oración final del día.

  • Séptimo – Otras Oraciones

Si la persona quiere antes de culminar con la novena de acuerdo a su día y antes de hacer la oración final puede llegar a hacer alguna de las oraciones y después finalizar con la oración final del día. Eso sí, siempre se hacen después de los lamentos a las benditas almas del purgatorio.

Ofrecimiento para Todos los Días

Esta es la oración para todos los días antes de comenzar la Novena a las benditas almas. La misma dice de la siguiente manera:

¡Padre celestial! ¡Padre amorosísimo! que para llegar a salvar a las almas quisiste que tu Hijo unigénito, ¡se hiciera hombre, que se sujetara a la vida más pobre y mortificada y que derramó su sangre en la cruz del calvario por amor a nosotros!

¿Cómo dejarías sufrir por un largo tiempo a las almas que tanto le costaron a tu hijo Jesucristo que se encuentran en el purgatorio y que también son tus hijas e hijos amados?

¿Cómo permitirías que fuese malograda la sangre de tan gran valor?

Te pido que te compadezcas pues de todas ellas y que las libres de la esclavitud y el tormento en el que viven. Y tú, ¡Oh Santa María, la Madre de Dios! Te pido que la socorras con tus poderosos ruegos. Amén.

Se finaliza con 1 Padrenuestro, 1 Avemaría y también 1 Gloria. En este momento se van a esforzar cada cual es su devoción, por lo que le va a pedir con anterioridad a Cristo crucificado lo que desea obtener por medio de esta Novena a las Benditas Almas del purgatorio.

Día Primero

Comenzando con el primer día lo primero es hacer una serie de 3 oraciones que son las siguientes:

Oración N° 1

Por la gran señal de la santa Cruz de todos nuestros enemigos te pido que nos libres oh señor, Dios nuestro. Te lo pido en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración N° 2

Señor mi Dios Jesucristo, el hombre verdadero, solamente por quien eres, porque te amo sobre todo y todas las cosas, llegando a conocer lo mucho que he llegado a pecar contra ti por mi propia culpa, 1 y mil veces, te digo en este día que si te he ofendido verdaderamente me pesa, te suplico misericordia. Te propongo de verdad y de forma firme la enmienda de mi vida, siempre y cuando sea ayudado por tu divina gracia. Amén.

Oración N° 3

Oh ángel de la guarda, mi gran dulce compañía, te pido que nunca me desampares, ni siquiera de día ni de noche. Hasta que haya en mi paz y alegría, junto a todos los santos, con Jesús, María y José. Amén.

 Día Segundo

Ahora para el segundo día de la Novena a las Benditas Almas se va a realizar lo siguiente:

 Consideración

 La Segunda pena que llega a afligir en elevado grado a dichas almas benditas llega a ser el tiempo que en su vida perdieron, en el transcurso del cual habrían llegado a poder obtener unos mayores méritos para el reino de los cielos, y el pensamiento de que la misma se encuentra pérdida y es para siempre de manera irreparable llegando a terminar con la vida del tiempo de merecer.

Para este segundo día se va a realizar la siguiente oración:

¡Infeliz de mí, oh Señor, que por un espacio de muchos años he vivido en la tierra no llegando a merecer sino los castigos del infierno! En este momento te doy las gracias porque todavía me llegas a conceder a tiempo para poder remediar el mal que he llegado a hacer y también el bien que he llegado a dejar de hacer.

Te pido que me concedas tu socorro para que lo que se encuentra en mi vida, lo empleé únicamente en llegar a servirte y amarte. Te pido oh mi señor que tengas piedad de mí y también de todas esas almas benditas que llegan a arder en el Purgatorio por no haber podido emplear como debían su tiempo que tú mi señor les disteis para su santificación. Y tú, ¡oh María, Madre de Dios! Te pido que las socorras con tus poderosos ruegos.

Ahora se realiza un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria.

Día Tercero

Primero como todo se va a comenzar con la oración inicial, luego con la oración para todos los días y una vez finalizadas estas 2 oraciones se comienza con la oración del día correspondiente.

Consideración

Otras de las mayores penas que llegan a afligir a estas almas benditas llega a ser la vista horrible de los pecados que se encuentran expiando. En la vida presente no es conocido lo que es la fealdad del pecado, sin embargo, muy bien se saben la otra, y este tipo de conocimiento llega a ser uno de los dolores más vivos que llegan a sufrir las almas en el purgatorio. La oración para este tercer día es la siguiente:

Novena-a-las-Benditas-Almas-1

¡Oh Dios mío!, te amo sobre todas las cosas debido a que eres pura infinita bondad; me duelo con todo mi corazón de haberte ofendido; te pido que me concedas la santa perseverancia; que tengas piedad de mí y también de todas aquellas santas almas que se encuentran siendo atormentadas con la vista de los pecados que no pudieron evitar y con el que cometieron sin horror.

Y tú ¡Oh María, la Madre de Dios! Te pido que las socorras con tus ruegos poderosos y que ruegues de la misma manera por todas las personas que se encuentran en peligro de ser condenados.

Se termina como lo dijimos en la explicación al comienzo con 1 Padrenuestro, 1 Avemaría y 1 Gloria.

Día Cuarto

Primero como todo se va a comenzar con la oración inicial, luego con la oración para todos los días y una vez finalizadas estas 2 oraciones se comienza con la oración del día correspondiente.

Consideración

Una de las penas que generalmente llega a afligir a las almas que se encuentran en el purgatorio, que llegaban a ser parte de la esposa de Cristo, es el de pensar que, en la vida de ellos, por sus propias culpas, llegaron a disgustar a toda persona que es hijo de Dios altísimo y que él mismo ama.

Se han podido observar a los penitentes que han llegado a morir de dolor en alguna oportunidad de pensar en que es lo que hubiera llegado a ofender al mismo Dios que es en toda ocasión buena. Una gran cantidad de personas que no llegan a conocer saben mucho de las almas del purgatorio cuando el amor de Dios y por lo consiguiente lo llegaban a amar con el infinito amor de su fuerza; por este mismo motivo, al momento de llegar a pensar en ese mismo gran poder de su fuerza; por ese mismo motivo; al momento de que llegue el señor dueño de la casa.

Mucho mejor que algunas personas llegan a conocer a las almas del purgatorio ya que Dios es enormemente amable y por lo consiguiente lo aman con todas sus fuerzas; por este mismo motivo, al pensar que le llegaron a disgustar en la vida, llegan a experimentar un fuerte dolor a cualquier otro dolor.

¡Oh, Dios mío!, y yo que te he ofendido con tanta facilidad, sin que me llegue a mover lo mucho que llegaste a hacer por mí, ni las penas que me llegan a esperar en el Purgatorio; por lo que te pido que tengas piedad de mí y de aquellas santas almas que tienden a arder en ese fuego por el desprecio que le hicieron de las faltas veniales y también que ahora te aman de todo corazón.

Y tú, oh santa María la madre de Dios, te pido que me protejas para que podamos acertar en llevar vida perfecta y que las socorras para que mitiguen todos sus dolores.

Ahora se va a culminar con el rezo de 1 Padrenuestro, 1 Avemaría y también 1 Gloria.

Día Quinto

Primero como todo se va a comenzar con la oración inicial, luego con la oración para todos los días y una vez finalizadas estas 2 oraciones se comienza con la oración del día correspondiente.

Consideración

Otras de las enormes penas que llegan a afligir a todas aquellas las benditas almas es el de sufrir en el fuego sin saber cuándo es que van a tener fin en sus tormentos. Es verdad que poseen la certidumbre de llegar a verse un día libres de ellos; sin embargo, la incertidumbre del tiempo en que se habrán de acabar, es lo que les causa un gravísimo tormento a sus vidas.

¡Oh, Señor, qué gran desgracia sería la de muchas personas si se hubiesen ido al infierno, a esa cárcel de enormes tormentos, ¡teniendo la plena seguridad de no salir de ella nunca jamás! Gracias te doy por mi vida; te pido que me perdones, que quisiera antes de morir que volver a ofenderos.

Te pido que tengas piedad de mí y también de las benditas almas que en la tierra no han llegado a temer bastante las penas del Purgatorio. Y tú, oh Madre de Dios y también Madre mía, te pido que las socorres con tu enorme poder y abreviad el tiempo que las espera de la eterna posesión del mismo Dios.

Finalmente se culmina este día con el rezo de 1 Padrenuestro, 1 Avemaría y 1 Gloria para terminar la Novena a las Almas Benditas del día 5.

Novena-a-las-Benditas-Almas-2

Día Sexto

Primero como todo se va a comenzar con la oración inicial, luego con la oración para todos los días y una vez finalizadas estas 2 oraciones se comienza con la oración del día correspondiente.

Consideración

Cuanto más grande llegue a ser el consuelo que todas aquellas benditas almas les llega a ocasionar el recuerdo de la Pasión de Cristo, por la cual cuya virtud se lograron salvar, y del santo Sacramento del Altar, que les llegó a proporcionar y todavía les da las gracias, a través de las misas y también de las comuniones tanto más les llega a atormentar el pensamiento de no haber llegado a corresponder en la vida a estos mismos 2 beneficios del amor de Jesús.

Oh Dios mío! Tú que moristeis también por mí, y tú que habéis dado en varias ocasiones a mí en la sagrada comunión, y yo siempre te he llegado a corresponder con una negra ingratitud; más ahora que verdaderamente te amo por sobre todas las cosas, ¡oh Supremo Bien mío! me arrepiento muy grandemente de todo corazón de haberte ofendido y con tu gracia propongo la enmienda.

Dádmela Señor mío, y te pido que tengas piedad de mí y también de las almas que llegan a arder en el fuego del Purgatorio por la poca estima que llegaron a hacer de tu dolorosa pasión y por las muchas comuniones que son omitidas por plena negligencia, o hechas con gran tibieza.

Y tú, oh María, la Madre de Dios y también la Madre de todas las personas devotas, por lo que te pido que intercedas por ellas para que logren obtener el perdón. Amén.

Finalmente se culmina este día con el rezo de 1 Padrenuestro, 1 Avemaría y 1 Gloria para terminar la Novena a las Almas Benditas del día 6.

Día Séptimo

Primero como todo se va a comenzar con la oración inicial, luego con la oración para todos los días y una vez finalizadas estas 2 oraciones se comienza con la oración del día correspondiente.

Consideración

Incrementan de la misma manera las penas de aquellas benditas almas todos los beneficios particulares que llegaron a recibir de Dios, como el haber recibido lo que es el bautismo, el llegar a haber nacido en un país católico, el haberle esperado Dios a penitencia y poder alcanzar lo que es el perdón de los pecados en varias ocasiones; ya que todos estos favores es lo que les hacen conocer una mejor ingratitud con que han llegado a corresponder a Dios.

Sin embargo, ¡Dios mío! ¿quién ha llegado a ser más ingrato que yo? Tú me habéis llegado a esperar con tanta paciencia, me has perdonado en muchas ocasiones con amor, y yo, luego de tantas promesas, te he vuelto a ofender.

Te pido mi Dios que nunca me arrojes al infierno porque te quiero amar verdaderamente y en el infierno no podría llegar a hacerlo. Por favor ten lastima de mi alma y al mismo tiempo piedad de las que se encuentran en el Purgatorio, que por las muchas culpas se han llegado a hacer menos acreedoras a tu misericordia.

Y tú, oh María, la Madre de Dios y también la Madre de todas las personas devotas, por lo que te pido que intercedas por ellas para que logren obtener el perdón. Amén.

Finalmente se culmina este día con el rezo de 1 Padrenuestro, 1 Avemaría y 1 Gloria para terminar la Novena a las Almas Benditas del día 7.

Día Octavo

Primero como todo se va a comenzar con la oración inicial, luego con la oración para todos los días y una vez finalizadas estas 2 oraciones se comienza con la oración del día correspondiente.

Consideración

Otra de las penas, en gran amargura para todas aquellas almas benditas, es el de pensar que en el transcurso de su vida utilizó Dios con ellas de los muchos pecados que les obligaron a que fueran condenados al infierno, a pesar que luego las muchas misericordias las haya perdonado y también salvado, llegando a verlas arrepentidas.

Oh Dios mío, veme aquí, yo que soy considerado como aquellos ingratos que luego de haber llegado a recibir de ti muchas gracias, he despreciado tu amor y te he obligado a condenar a algunos en el infierno.

Verdaderamente te doy gracias por la misericordia y la enorme paciencia que has tenido en cuanto a esperarme. Te pido que tengas piedad de mí y también de todas aquellas almas benditas que, habiendo llegado a poder alcanzar un elevado grado de perfección en la tierra, ahora merecen estar mucho más tiempo en el purgatorio por las infidelidades continuas a los llamamientos de tu gracia.

Y tú, oh María, la Madre de Dios y también la Madre de todas las personas devotas, por lo que te pido que intercedas por ellas para que logren obtener el perdón. Y que interpongas tus méritos en su favor. Amén.

Finalmente se culmina este día con el rezo de 1 Padrenuestro, 1 Avemaría y 1 Gloria para terminar la Novena a las Almas Benditas del día 5.

Día Noveno

Primero como todo se va a comenzar con la oración inicial, luego con la oración para todos los días y una vez finalizadas estas 2 oraciones se comienza con la oración del día correspondiente.

Consideración

Enormes son las penas que llegan a sufrir todas aquellas almas santas, que se encuentran en el tedio, la oscuridad, el fuego, la incertidumbre del tiempo en que han llegado a verse libres de toda esa cárcel; sin embargo, de todas, la más grande para esas esposas, es la de llegar a verse apartadas de su Esposo divino y privadas de su vista y de su presencia.

Novena-a-las-Benditas-Almas-10

¡Oh Dios mío! ¿cómo he podido yo llegar a vivir tantos años separado de ti, al mismo tiempo privado de tú gracia? ¡Oh Bondad infinita! os amo sobre todas las cosas, me arrepiento con todo mi corazón de haberte llegado a ofender y quisiera antes llegar a arrepentirme que llegar a volver a ofenderte.

Te pido que me concedas la santa perseverancia y que nunca permitáis que vuelva a caer nuevamente en la desgracia. Te pido mi Dios que tengas gran piedad de las almas del Purgatorio, en especial de mis padres, de mis hermanos, de todos mis parientes, al igual que de todos mis amigos y también de todos aquellos por quienes mi corazón y al igual que mi conciencia me obligan a pediros con mucho más empeño.

Que no sea por mi indiferencia o por causa de mis culpas por lo que ellas llegan a permanecer allí alejadas de ti. Te pido que abrevies el tiempo de su destierro y que admitas cuanto antes a la dicha de amarlos para siempre en el cielo en tu reino. Y tú, ¡oh dulce Virgen María, consoladora de los afligidos, Madre de nuestro amado Salvador Jesús y de todos los fieles.

Tú que eres también la Madre de las pobres almas que llegan a sufrir en el Purgatorio, yo en este día te imploro con gran confianza la inmensa bondad de tu Corazón y te ruego que intercedas con tu divino Hijo, para que, por los méritos de su santo sacrificio en la cruz, llegues a obtener el alivio y la libertad a que llegan a aspirar. Amén.

Finalmente se culmina este día con el rezo de 1 Padrenuestro, 1 Avemaría y 1 Gloria para terminar la Novena a las Almas Benditas del día 9.

Lamentos

Escuchen, mortales piadosos, y ayúdennos a poder alcanzar lo siguiente:

Que Dios saque de sus penas a todas estas almas y los lleve a descansar. ¡Oh ustedes, caminantes, suspended, escuchen, párense, bastará sólo el llegar a oírnos a mover su piedad! Hoy pide por su aflicción que quieres cooperar:

Que Dios los saque de las penas y los lleve a descansar. ¡Ay de los mortales, ay, Dios severo, ay llama voraz, activa, ay bien merecido fuego, ay de la conciencia, ¡que siempre está viva! Que Dios los saque de sus penas y los lleve a descansar.

Fieles cristianos, amigos, den el crédito necesario a estos lamentos, obren en el bien, fuera culpas, para poder huir de estos tormentos. Las almas de este lugar dicen ¡Socorro, piedad, alivio! concluimos con gritar. Escuchen oh mortales piadosos y ayúdalos a alcanzar: Que Dios los saque de sus penas y los lleve a descansar.

Oración Final para Cada Día

Esta es la oración que va a ser realizada cuando se va a culminar con la Novena a las Benditas Almas del Purgatorio de cada uno de los días. Son 2 oraciones que se hacen y las mismas son las siguientes que se presentan en la siguiente oración:

Oración

Recibe, oh Señor Dios mío, tu gran amada cuantos sacrificios ha llegado a ofrecer e incluso ofrece por todo el mundo entero, la santa iglesia, por lo que te pido que apliques al alivio y el descanso de las afligidas almas por quienes realizo esta novena en este día.

Por los acerbos dolores de tu santa madre María en el día de tu pasión dolorosa, te pido que le des, oh mi señor, refrigerio. Que conviertas a los pecadores, que salves a los agonizantes y a mi persona me concedas la santificación en mi actual estado y la muy particular gracia que te pido, si es de tu beneplácito. Amén.

Oración

¡Abrevia, oh Padre bondadoso! Todas las angustias que llegan a sufrir las almas queridas que se encuentran en el Purgatorio. Te pido que no dilates, Señor, el término de todas sus penas, que la sangre del Calvario logre satisfacer tu Justicia y que te dignes a admitirla en tu Santa Gloria, en donde al final todos los seres humanos nos vamos a ver y que podamos ensalzar tus misericordias de manera eterna. Amén.

Si te gustó nuestro artículo sobre la Novena a las Benditas Almas te invitamos a que visites los siguientes enlaces:

(Visited 28 times, 1 visits today)

Deja un comentario