Poderosa Oración a San José Para el Amor Imposible

La Oración a San José, es una de muchas oraciones realizadas por las personas que son creyentes católicos, a este santo se le reza con el fin de poder tener protección y ayuda aún más en los casos de amores imposibles. En el siguiente artículo conoceremos todo lo referente sobre las distintas clases de oraciones realizadas a este santo.

Oración-a-San-José-1

Oración a San José

Estas son una serie de oraciones a San José con el fin de poder obtener de parte de él ayuda para el amor, el amor imposible, y mucho más. Por lo que la oración dice de la siguiente manera:

San José, casto esposo de la Virgen María que llegas a interceder para que pueda tener el don de la pureza. Tú que, a pesar de las inseguridades personal supiste aceptar de manera dócil el plan de Dios tan rápido te enteraste de él, ayúdame a poder tener la misma actitud para poder responder en todo momento y en todo lugar, a lo que el señor me solicite.

Hombre prudente que se llega a apegar a las seguridades de los humanos, sino que más bien en todo momento estuvo abierto a responder a las cosas inesperadas te pido que me des del auxilio divino del Espíritu para que pueda vivir en el prudente desasimiento de todas las seguridades terrenales.

Tú que eres modelo de celo, de un constante trabajo, de silenciosa fidelidad, de solicitud paternal, te pido que me des de esas bendiciones, para que pueda yo crecer durante cada día más en cada una de ellas y de esa forma asemejarme en todo momento al modelo de la humanidad plena nuestro Señor Jesús.

Oración a San José N° I

Este es uno de los modelos más comunes de oración a San José la cual es realizada por los devotos de él. La oración es la siguiente:

San José, gran casto esposo de la Virgen María; te pido que intercedas por mi para poder obtener el don de la pureza divina. Tú que a pesar de las inseguridades personales que tenías, lograste saber y aceptar de manera dócil el Plan de Dios tan pronto llegastes a saber de él, por lo que te pido que me ayudes a tener la misma clase de actitud para poder responder en todo momento y en todo sitio a lo que el Señor me solicite. Amén.

Te pido oh san José te pido que me ayudes en esta petición que te tengo en este día, la cual trata de que (decir el nombre de la persona) se fije en él o ella con ojos de amor, que me vea como a una pareja, que cuando le pregunta acepte tener una relación conmigo, una relación duradera, que sea para toda la vida llena del gran amor de Dios sobre nosotros. Amén.

Oración a San José N° II

Este es otro de los modelos de oración a San José para que nos socorra con su poder y fuerza divina. La oración dice de la siguiente manera:

Gran y bienaventurado San José, ante ti acudimos en este día en nuestra tribulación; y, luego de llegar a invocar por tu auxilio de tu Santa Esposa la Virgen María, te solicito de manera confiada tu patrocinio.

Por toda aquella caridad que, con la gran e Inmaculada Virgen María, quien es la Madre de Jesús, que os tuvo unido, y por el amor paterno con la que abrazastes al Sagrado Niño Jesús, de manera humilde te pedimos y suplicamos que vuelvas benigno todos los ojos a la herencia que, con la Sangre de Jesucristo, y con tu poder y tu auxilio socorras a todas nuestras necesidades.

Te pedimos que protejas, oh Santo Custodio de la Sagrada Familia, la descendencia escogida de Jesús; te pedimos que apartes de nosotros toda clase de mancha de error y también de corrupción; te pedimos que nos asistas como propicio, desde tu santo lugar el cielo, fuerte libertador de todos nosotros, en esta lucha contra el poder de las tinieblas.

Y como en los otros tiempos liberaste al niño Jesús del peligro eminente de su vida, de la misma, manera en este día, te pedimos que defiendas a tu iglesia santa de Dios de todas las asechanzas del enemigo de los enemigos y de toda clase de adversidad.

Y a cada uno de nosotros tus siervos, te pedimos que nos protejas con tu perpetuo patrocinio, para que, como ejemplo tuyo y sostenido por tu auxilio, podamos vivir de manera santa y también piadosamente antes de morir y lograr alcanzar en el Cielo la gran y Eterna felicidad. Amén.

Súplica a San José

Oh San José esta Oración dulce a ti oh padre amado del corazón de cada uno de los creyentes tuyos, a ti te ofrecen elogio, como el gran protector de la vida y en la muerte; y los muchos devotos tuyos consagran culto en este día, como recompensa y satisfacción de los varios que vanamente he llegado a dar L mundo, y a sus vanísimas vanidades.

En este día se te pide con todo el corazón que por tus 7 dolores y goces me logres alcanzar por tu hijo adoptivo enviado desde el cielo Jesús, y también de ti esposa verdadera, la Santa Virgen María, la gracia de emplearlos a gran honra y gloria tuya, y en bien y en provecho de las almas de tus seguidores.

Te pedimos que los alcances con tus vivas luces para poder conocer la verdadera gravedad de mis culpas, las lágrimas de contrición para llegar a llorarlas y detestarlas, los propósitos firmes para que no sean cometidas nuevamente, te pedimos fortaleza para poder resistir a las tentaciones, perseverancia para seguir el buen camino de la virtud; particularmente lo que te pido durante esta oración:

(Haga su petición en este momento)

Y una disposición cristiana para llegar a morir bien. Esto es, oh santo José, lo que te pido; y esto es lo que, por medio de tu poderosa intercesión, espero poder alcanzar de parte de mi Dios y Señor, a quien verdaderamente deseo amar con todo mi corazón y poder servir como lo llegaste a amar tú y lo serviste en todo momento, por siempre y por toda la eternidad. Amén.

Oración Para Todos los Días

Oh ¡Glorioso Patriarca San José!, el cual es animado de una gran confianza en su gran valimiento, a ti vengo y acudo para que seas mi protector en el transcurso de los días de mi destierro en este valle de muchas lágrimas. Tu altísima dignidad de Padre putativo de mi gran y amado Jesús hace que nada se nos niegue de cuanto se le es pedido en el cielo.

Te pido que seas mi abogado, en especial al momento de que ocurra la muerte de alguno de tus siervos, y te solicito que nos alcances con la gracia de que mi alma, cuando se llegue a desprender de la carne, y se vaya a descansar junto a las manos del Señor. Amén.

Jaculatoria. Bondadoso San José, gran Esposo de María, te pedimos que nos protejas; defended a toda la Iglesia y también al Sumo Pontífice y que ampares a mis parientes, como también a mis amigos y a los bienhechores.

Visita a San José

Esta es otro Oración al Señor San José, para que sea el amparo y la protección de sus fieles en todo momento de angustia y aflicción. La oración dice de la siguiente manera: 

¡Oh gran y castísimo esposo de la Virgen María, el amado protector San José! Todo el que te implora por tu protección llega a experimentar tu consuelo. Sed, pues, nuestro amparo y nuestra guía. Te pedimos que al Señor intercedas por mí; libradme de todo el pecado, te pedimos que nos socorres en las tentaciones y que nos apartes de todo mal y también del pecado.

Te pedimos que nos consueles en las enfermedades y en las aflicciones. Que todos mis pensamientos, mis palabras y las obras fieles trasunto de cuanto te pueda ser acepto y agradable para poder llegar a merecer de manera digna tu amparo en la vida y también al momento de la muerte. Amén.

Oración-a-San-José-4

Consagración a San José

Oh santo y Glorioso Patriarca San José, aquí estamos, postrado ante ti de rodillas, para pedirte protección y fortaleza de tu parte.

Desde este momento te elogiamos como el padre, el guía y el protector de todos tus creyentes. Bajo tu amparo es que ponemos nuestro cuerpo y nuestra alma, al igual que te pedimos prosperidad y salud. Te pedimos que aceptes a todos nosotros como tus hijos. Te pedimos que preserves a tus hijos de todos los peligros, las asechanzas y del lazo del enemigo. Te pedimos que nos asistas en todo momento y sobre todo al momento de la muerte de tus devotos. Amén.

Consagración a San José Ante las Tribulaciones

¡Oíd, oh amado San José, una palabra que va de parte de mía!… Yo que me veo abrumada(o) de las aflicciones y de los cruces, y generalmente lloró ante ti… Despedazada(o) bajo lo que es el peso de estas cruces, me siento a desfallecer, ni tampoco tengo las fuerzas para poder levantarme y el deseo que mi buen amado señor me llame pronto a estar a su lado.

En la tranquilidad, cuando empero, entiendo que no es una cosa difícil el llegar a morir… sin embargo, si el buen vivir. ¿A quién, pues, voy a acudir sino a ti, que eres tan bueno y tan querido, para poder recibir luz, consuelo y tu ayuda?

A ti, pues, oh San José es que consagro toda mi vida, y en tus manos coloco las congojas, las cruces, todos los intereses de mi alma, de mi familia, de todos los pecadores, para que, luego de una vida que es tan trabajosa, es que pueda ir a gozar para toda la eternidad contigo de la bienaventuranza del Paraíso de Dios. Amén.

Esta Antigua Oración a San José es “Conocida por no Fallar Nunca”

Se debe de hacer la oración con fe y pedir lo que es un beneficio espiritual. A pesar de que San José jamás llegó a decir una sola palabra en las escrituras de la Biblia, el silencio de este hombre es un claro ejemplo de fidelidad, de obediencia y de cuidado para con su Sagrada Familia en el transcurso de los muchos años de formación que tuvo nuestro amado Señor Jesús lo cual fue lo que hizo de este hombre uno de los Santos más amados y queridos por el catolicismo.

Se llega a estimar que la devoción al padre adoptivo de nuestro señor Jesucristo empezó entre los siglos III Y IV. Sin embargo, de acuerdo al libro de la Oración de Pietá, existe una oración a San José que llega a datar desde el año 50.

Esta clase de oración llegó a ser encontrada en el año 50 de los tiempos del Señor Jesucristo. En el año 1505, llegó a ser enviada por el conocido Papa al llamado emperador Carlos, cuando este se encontraba trasladándose a la batalla de Lepanto.

Quién llega a leer esta clase de oración, quien la escuche o la guarde consigo jamás va a morir de una muerte que sea repentina ni se va a ahogar, ni tampoco le va a afectar las batallas a donde salga. Por lo que las personas deben de rezar esta oración en el transcurso de las 9 de la mañana por cualquier clase de intención que se tenga. Esta oración es muy común por todo el mundo por ser la que nunca falla.

Ahora sí sin más rodeos esta es la oración a San José que tiende a ser generalmente conocida como la que jamás falla, que llega a ofrecer el pedido para el beneficio a nivel espiritual para aquel que se encuentre rezando o para la persona por la que se está poniendo en oración. La oración dice así:

Oración-a-San-José-6

Oh San José, del cual cuya protección suele ser tan enorme, tan fuerte y también tan inmediata ante el gran trono blanco de Dios, a ti es que confío todas mis intenciones y todos mis deseos.

Te pido que me ayudes, oh San José, con tu gran y poderosa intercesión, para obtener todas las bendiciones espirituales por medio de la intercesión de tu Hijo adoptivo, nuestro señor Jesucristo, de manera que, al confiarme yo, aquí en la tierra, a todo tu gran poder celestial, Te tribute con mi enorme agradecimiento y homenaje.

Oh San José, yo que jamás me llegó a cansar de contemplarte con el señor Jesús adormecido entre tus brazos. No me llegó a atrever a acercarme cuando Él se encuentran descansando junto a tu corazón. Por lo que te pido que le abraces en mi nombre, le beses por mí en su delicado rostro y le pidas que me devuelva ese gran beso cuando yo llegue a exhalar mi último suspiro en este mundo.

Oh ¡San José, patrono de las muchas almas que parten, te pido que ruegues por mí! Amén.

Siempre debes de recordar: Que Dios en todo momento llega a atender a nuestras oraciones. Sin embargo, nosotros no siempre estamos esperando las respuestas que llegamos a recibir.

Si te gustó nuestro artículo de Oraciones a San José, no puedes dejar de visitar los siguientes enlaces:

(Visited 309 times, 1 visits today)

Deja un comentario