Preciosa oracion de los fieles para la eucaristía

La oración a los fieles, es llamada también la oración universal, y forma parte el proceso de culminación de la liturgia, contiene un significado de mucha relevancia espiritual que todo católico debe conocer, entérate más de este tema leyendo el siguiente artículo.oración de los fieles

Oración de los fieles

Consiste en un importante oración que se realiza en la misa durante la eucaristía, el sacerdote es el principal representante para decirla, es quien determina además su forma y su estructura, el momento que se va a decir en la misa y que tiempo puede durar.

La palabra en la liturgia termina con esta oración, luego de ella la misa toma otro rumbo. Se considera la parte más importante de la ceremonia, los inicios de la oración de los fieles se desconoce, pero existe una similitud con la oración que se lleva a cabo en la liturgia de las sinagogas judías.

Allí se expresan las oraciones en forma de letanías, que son similares a as de la tradición católica, la tradición según expresaba en su momento San Pablo, estas se realizaban con el objeto de llevar las oraciones a todos los hombres, pero sobre todo que llegarán directamente a los gobernantes.

Según las propias palabras de San Pablo: «Dios nuestro Salvador quiere que todos los hombres se salven y vengan al conocimiento de la verdad», mientras tanto unos siglos después San Justino manifestó que las plegarias y oraciones representaban el amor y la pasión hacia los otros hermanos y por todos los seres humanos que se encuentran en diferentes lugares.oración de los fieles

Esta oración de los fieles, forma parte de los aprendizajes que todo sacerdote debe manifestar al momento de estar oficiando cualquier servicio religiosos Eucarístico, sobre todo si se utiliza en mayor medida durante la celebración de las misas.

Haciendo un pequeño recuento de cómo ha evolucionado la oración universal en la Eucaristía, algunos datos arrojan que en ciertas iglesias Orientales, la oración tomó una forma de letanía de tipo intersecciones, las cuales eran relatadas por el diácono, los fieles escuchaban y generalmente responden inmediatamente con el llamado Kyrie eleison, que traducido al español significa “Señor ten piedad”.

En Occidente se adoptó directamente este tipo de oración en todos los oficios religiosos católicos, incluso en la mayoría de las iglesias y servicios Europeos, de manera que establecen este tipo de letanía con la finalización de la frase “Señor ten piedad“.

San Agustín en África, interpreta el significado y lo convierte en un momento relevante dentro de la misa, sobre todo en las homilías, donde las plantea además, como una  forma de petición hacia dios, finalizando los fieles en coro con un “Amen”.

El momento de ubicación en la liturgia era al final de la misma, de manera obligatoria durante todo el siglo V, donde se relaciona incluso con las oraciones de solemnidad que se llevaban a cabo durante la semana santa.

En la actualidad la oración universal representa una oración donde se ruega por todos los hombres y se sugiere a todo sacerdote u obispo llevarla  a cabo durante la celebración donde asienta el pueblo de manera voluntaria y masiva, casi siempre los domingos y las fechas importantes de celebración en el calendario católico.oración de los fieles

Celebrante

Es denominado al encargado de decir la oración de los fieles, generalmente es el sacerdote que oficia el servicio, en muy pocas ocasiones se puede asignar un laico o a un feligrés, se considera un acto muy relevante para el oficio religioso.

El celebrante se otorga únicamente al sacerdote que oficia la misa, del resto llamar por ese nombre a un fiel o laico no sería lo más indicado, la asignación generalmente de la oración a los fieles es llevada a cabo por el sacerdote.

La oración universal presenta varias alternativas y su contenido expresa peticiones y agradecimientos a diversos factores que habitan en él plantea, por ejemplo, esta oración involucra petición por los obispos, los padres y sacerdotes así como a todo lo vinculado a la iglesia, por la familia, los enfermos, los desamparados sociales y por todo aquello que pueda ser atendido por la gracia de Jesús.

Oración Universal

Su contenido relaciona diversos temas e implica peticiones muy concretas que buscan ayudar a los seres humanos más necesitados, así como establecer y buscar protección y luz a los que se encuentra desarrollando todo lo relacionado con la Iglesia

Por la santidad

Al solicitar al Padre la intercesión de todos los involucrados a través de la oración, se pide para que todas las actividades pastorales tenga como meta principal a su santidad el papa Francisco. Se ruega dios para que los obispos y monseñores estén lleno de luz espiritual hacia la humanidad.

Presentan la oración como un elemento para obtener la gracia de dios a través del bautismo considerándolo como una de las formas para llegar a Dios. Así mismo establece la oración por la santidad,  que la Eucaristía es un complemento de crecimiento espiritual junto al espíritu santo y la guía de Santa María.

Al final de esta parte el celebrante menciona “Roguemos al señor” y los fieles responden “Te lo pedimos señor“, y finaliza diciendo: “Protege, Padre todopoderoso a tu pueblo en oración, para que reconfortado con tu gracia llegue a gozar de los bienes futuros en la compañía de Todos los Santos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén”.

Por el santo padre

En esta parte la oración comprende peticiones y dones hacia el santo Padre, se rememora la edificación de la Iglesia que Jesús le encomendó a Pedro, indicando una plegaria y elevación de la oración hacia la bendición del Papa Francisco, como vicario de Cristo y sucesor de San Pedro.

En esta parte oración cambia al final y los fieles repiten en cada párrafo “Señor Escúchanos”, seguidamente se realiza una oración por la Santa Iglesia, pidiendo paz unidad y libertad en todo el mundo, se pide a  Jesús por el acompañamiento al santo Padre donde se sostenga su fuerza con la gracia y amor de Dios.

La luz perpetua ilumine al Santo padre para que ayude a liberar a muchos pueblos de la guerra, la injusticia y a barbarie, que pueda llevarlos al camino de la reconciliación y la paz, que la luz de señor ilumine a todos fieles y pueda darle fortaleza para lograr las metas propuestas por Jesucristo.

La finalización de esta parte de la oración culmina con: “Escúchanos, Dios de bondad, y protege al Papa Benedicto XVI, que tú has elegido como pastor universal de tu Iglesia. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén”. 

Pedir al Señor la salvación

La oración se estructura de tal manera, que los fieles deben tener conciencia espiritual para que se realiza, dentro de ella se debe establecer que la sangre de cristo se ofrece por los cristianos con el objeto de perdonar los pecados, en el caso de la Iglesia, considera a la oración un elemento estructural del sacramento universal de salvación.

Es decir, la oración de los fieles es un medio de salvación de todos los hombres, a través de la Iglesia de el señor Jesucristo, sobre todo si son cristianos o su acción es medianamente espiritual, lo que determina la inclusión de cualquier persona sin importar su creencia.

Con esta relación se busca fomentar la manera de cómo Jesús sanaba, directamente con el contacto físico o a través de la distancia. La verdadera enfermedad del hombre (Según la tradición católica cristiana) es el pecado, el cual se redime a través de la conciliación con la Iglesia, la oración a los fieles en la Eucaristía y las comuniones.

¿Cómo esperar el reino de Dios?

La oración es llevada a cabo por los fieles laicos quienes se unen a cristo a través de la comunión y el sacerdocio bautismal, ellos buscan interceder ante dios por las necesidades espirituales de los hombres, así como las necesidades de tipo material, que aunque no son la prioridad permiten tener un valor espiritual de importancia.

Según el criterio filosófico de la Iglesia Católica, la acción y la enseñanza de la oración a los fieles junto al sacrificio eucarístico, forman la base que mantienen al mundo en constante estabilidad, se le ofrece a Cristo nemorosos bienes materiales y espirituales, impidiendo caer en la ruina total.

Los cristianos en el mundo representan al alma del pueblo, y las peticiones para la misa ayudan a la obtención del reino de Dios, donde se establece el alma liberadora por encima de la carne, la renuncia a los placeres, pero no está contemplado desertar a los mandatos de Dios, por eso la devoción de los laicos es importante, la fe y la entrega de la espiritualidad en la convicción que les ofrece la oración de los fieles.

Cuando infiel realiza una oración universal, se encuentra consciente de que la sangre de cristo se ofrece con el objeto de perdonar los pecados del hombre, pero no como una especie de varita mágica, sino a través de una serie de valores espirituales entre los que comprenden la concientización de la oración a los fieles.

Eucaristía

Este proceso contempla la estructuración de la adoración de los fieles, determina su forma y su tiempo, permite establecer diversas oraciones que ayudan a reforzar la fe de los fieles, el contenido general de ela oración que también es acompañada con peticiones para la eucaristía está conformado de la siguiente manera:

Primera parte.

Se realiza la oración en función de la salvación del hombre, se establece la posición de Jesucristo, basado en su sufrimiento en la cruz, expresando la gracia de la salvación, pidiendo su ayuda con respecto al peligro de la tentación y sigue con las siguientes solicitudes:

  • Inmediatamente se sugiere un llamado al papa, los obispos y los sacerdotes, para que presten atención a los mandatos del señor y obtenga la sabiduría para predicar el evangelio de Cristo a todos los fieles y no fieles.
  • Se pide por todos los gobernantes del mundo, de manera que los pueda iluminar al momento de tomar las decisiones que ayuden y no perjudiquen al pueblo.
  • Se intercede por todos los que viven solos, los marginados los aislados de la sociedad, con el objeto de que el Señor les otorgue la bondad que le permitan sobrellevar su situación.
  • Por los no creyentes y negadores de Dios, los alejados de Jesús, con el objeto de que Dios los llame y pueda atenderles y escuchar sus situaciones.
  • Se pide en la oración por las familias, para que sean la base de toda la sociedad cristiana del mundo.

La segunda Parte

Establece la forma de cómo se debe esperar el reino del señor, tomando en cuenta la época actual y los tiempos difíciles que vive la humanidad, la ausencia de paz, libertad y unión, se invoca la fe , el amor y la esperanza, de allí parte la importancia del padre nuestro, cuando expresa “Venga a nosotros tu reino”. Estableciendo el siguiente:

  • Pedir por toda la Iglesia de Dios, la cual debe ser perseverante en la búsqueda del reino.
  • Se solicita sabiduría y gracia para el Papa, quien con su conocimiento profundo establezca el camino a mostrar hacia el reino.
  • Por todos los componentes sociales, como educadores, y profesionales que ayuden a  todos es mostrar el verdadero reino de Dios.
  • Por las personas aisladas de esta sociedad injusta, que no provee de las necesidades básica para vivir, y sepan que para ellos es el reino de Dios.
  • Se ora y se pide por todos nosotros, cada miembro de nuestro entorno, lo cual permite establecer una plegaria universal que permita reconocer el reino de los cielos.

La finalización de la oración de los fieles debe culminar de la siguiente manera, “Por Jesucristo nuestro señor”, “Amén“.

La santísima trinidad en la oración a los fieles

En la oración universal, está incluida la santa madre como elemento y pilar en la forma de las solicitudes, cada pequeña frase de la oración debe estar intercalado con la frase “Roguemos señor“, posteriormente se expresa el sentido espiritual de las solicitudes.

En el caso de la Santísima trinidad, se incluye en toda la oración a través de diversas maneras, puede establecer los pedidos hacia las actividades Eucarísticas que permitan obtener la fuerza espiritual para la evangelización.

Pedir a través de la santísima trinidad implica colocar la cristiandad y los valores a la orden de la espiritualidad católica, donde la función del amor busca solventar cada situación de problema, donde la comunión con dios se haga presente.

Expresión de amor a Jesucristo

Es importante mencionar que en cada oración que estamos detallando no se realizan el mismo día, este proceso se lleva a cabo durante las fechas más importantes, involucra la semana santa, el tiempo del corpus Christi y la pascua es decir que  durante una semana se establecen las fechas para oficiar dentro de la misa cada oración a los fieles.

En el caso de la oración que corresponde a la expresión de devoción y amor Jesucristo, generalmente se realiza un día jueves de Semana Santa, allí se describe de una forma muy elegante lo que Jesús representa para la Iglesia, es considerado el máximo sacerdote.

El mediador entre Dios y el hombre, el eterno padre que dirige las vidas del ser humano basadas en el amor. La oración rememora el proceso de pasión, muerte y resurrección de Cristo, a través de párrafos muy emotivos, que finalizan con “Roguemos al señor” o la variante de “Roguemos a Dios”.

Se solicita el servicio incansable de los padres y Arzobispos hacia Jesucristo, que sea inagotable y perenne, se intercede en la oración para que los sacerdotes tengan una vida sana y consagrada a la comunión del señor, dándole fuerzas para seguir llevando la paz que Cristo promocionaba.

Invocar la fuerza de Jesús para que se introduzca en los corazones de los jóvenes que estén dispuesto a seguir la palabra. Involucran en la operación a la comunidad y los pueblos para que formen parte del sacrificio espiritual en nombre de la Eucaristía.

Incentiva la intervención del espíritu santo en los corazones de las almas que no consiguen refugio y paz, donde cada ser humano pueda ofrecer sus servicios a la gratitud del señor. “La oración finaliza con el celebrante diciendo: Movidos por el Espíritu Eterno, en el que tu Hijo Jesucristo consumó su oblación sacerdotal en la cruz, te pedimos, Padre de bondad, que santifiques a tu pueblo y escuches nuestra oración. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén”.

Oración por la familia

Esta oración de los fieles comienza con el Celebrante expresando: “Oremos al Señor nuestro Dios, Padre de la gran familia humana. Y digamos con fe y confianza”, allí todos los fieles dicen: “Señor, renueva en tu amor a nuestras familias”.

Se solicita la intervención de todas las partes involucradas en la arquidiócesis para que la dedicación al fortalecimiento de la familia se convierta en una prioridad, en un acto de fe que permita consolidar los valores transmitidos por Jesús.

En cada finalización de los párrafos de la oración los fieles expresan lo siguiente: “Señor, renueva en tu amor a nuestras familias”. Se pide por el matrimonio, la fidelidad, el amor, la solución de los problemas, a través de esfuerzos comunes de la pareja.

Se exige a los gobernantes del país crear legislaciones que protejan el núcleo familiar y todos sus componentes, motiven la gracia de los valores humanos y espirituales otorgados por Dios. La solicitud en la oración por cada padre cristiano para que asuma la responsabilidad moral de criar en la buena esperanza y fe a sus hijos.

Se invoca la fuerza de Jesús con el objeto de proveer a todas las familias cristianas y católicas, en la asistencia a las actividades de la Eucaristía, la misa de domingo, y el resto de las acciones que anualmente lleva a cabo la Iglesia. A los ancianos se les busca protección donde puedan vivir sus últimos años de vida en tranquilidad.

La oración, que generalmente se realiza un jueves termina con: “Oh Dios, que en la Sagrada Familia de Nazaret has dejado a las familias cristianas un maravilloso ejemplo; renueva en todos los hogares las maravillas de tu amor para que ellas experimenten siempre tu presencia. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén”.

Oración por los enfermos

Esta oración comienza con: “Oremos, amados hermanos, a Dios todopoderoso, Padre de nuestro Señor Jesucristo, por nuestros hermanos enfermos y por todas las necesidades humanas”, en cada párrafo petitorio y de oración  los fieles dicen: “Roguemos al señor” o “Roguemos a Dios”.

Las solicitudes en la oración están basadas en la purificación de la Iglesia para que pueda darle ayuda espiritual a las personas con problemas de salud, se hace una especie de llamado a todas las personas que viven cerca de la parroquia con el objeto de que abran su corazón e intervengan en la ayuda hacia los enfermos.

Se da gracias y se alaba la labor de los que día a día luchan al lado de las personas enfermas, los moribundos y los más necesitados, que necesitan de la comunión del señor para que su espíritu se encuentre en sosiego.

Solicitar la oración como una herramienta de poder que pueda aliviar las dolencias de las personas, esta oración concluye con el Celebrante diciendo: “Dios todopoderoso y eterno: escucha con bondad la oración de tus fieles y dígnate visitar con tu consuelo a nuestros hermanos enfermos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén”

En memoria de Santa María Virgen

Considerada la reina de los apóstoles, la oración a los fieles dedica unas bellas líneas a la madre de Jesucristo, y comienza de la siguiente manera: “En esta memoria de Santa María Virgen, Estrella de la Nueva Evangelización, presentamos a Dios Padre nuestras súplicas”

Se solicita por la arquidiócesis parroquial, con el objeto que la madre santa bendiga todos los corazones y almas de los fieles, así como a todo el pueblo de Jesús, cumpliendo con la meta de su hijo de llevar paz y amor todos los seres humanos.

Se pide a la madre que proteja al país, que la fe mueve toda la fuerza espiritual para tener la paz y la concordia entre todos los habitantes, pidiendo que interceda ante Jesús para llenar los vacíos emocionales y espirituales de cada ciudadano.

Pedir a la Virgen que pueda ofrecer una Eucaristía llena de vitalidad y fervor, para que los cristianos puedan sentirse identificados con su vida católica, que involucre a través de su hermosa bondad a los jóvenes en todas las actividades de la Eucaristía.

La Oración Universal concluye cuando el Celebrante expresa: “Padre, que las oraciones de tus hijos te sean agradables, pues con gran amor honran hoy a la Madre de tu Unigénito, como Madre suya. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén “.

 

Oración al cuerpo y sangre de Jesús

Generalmente se realiza esta oración el último domingo de semana santa o cuando finaliza una fecha relevante en el calendario católico, la oración comienza así: “Unidos en la fe, en la esperanza y en la caridad, oremos al Señor para que nuestra vida cristiana tenga en la Eucaristía su fuente, su centro y su cima“. La finalización de cada párrafo está acompañado por “Roguemos al señor”, que los fieles lo dicen al unísono.

Se pide por la iglesia, que pueda celebrar la nueva de Jesús resucitado, la bondad de los sacerdotes y  toda su estructura, donde se pueda conocer el misterio Eucarístico de Jesús. Donde la resurrección sea motivo de esperanza para muchos, que se motive la comunión y el bautizo.

Se ruega por la fidelidad de los sacerdotes hacia el señor, y que puedan cumplir con la misión encomendada por Jesucristo, la finalización de la oración concluye con este hermoso párrafo: “Oh Dios, que no cesas de alimentar a tu Iglesia con los misterios del Cuerpo y la Sangre de tu Hijo Jesucristo; escucha nuestras oraciones y haz que encontremos siempre nuestro gozo en la riqueza de tus dones”.

“Por Jesucristo nuestro Señor. Amén”.

Complementa esta información visitando los siguientes enlaces

Oración a San Martín Caballero

 Oración para Pasar un Examen 

Oración a la Virgen de la Luz 

 

(Visited 166 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO