Milagrosa oración de sanación para niños enfermos

Oración de sanación es una plegaria que se realiza con el objeto de pedir ayuda  en niños que puedan padecer enfermedad, cansancio o alguna dolencia, también sirve para adultos, en este artículo podrás conocer más de este tema.oración de sanación

Oración de sanación

La oración de sanación forma parte de una forma de solicitar un favor a través de una plegaria, generalmente para curar enfermedades en los niños, curara comportamientos inestables y eliminar algunas dolencias. También es usada para ayudar a solventar problemas de salud en familiares y amigos.

También sirve como Oración de sanación para curar enfermedades y problemas de salud, solicitando a Dios en los momentos más apremiantes, porque se sabe que siempre está allí para ayudarnos.

¿En qué momento se debe realizar?

Generalmente se debe realizar cuando presentamos algún tipo de mal físico, emocional o espiritual, en la mayoría de las veces está dirigida hacia los niños que siempre son los más vulnerables, de manera que, se puede realizar en cualquier momento, y se sugiere hacerla cuando exista la necesidad específica.

También se puede rezar cuando se sienta la necesidad de la presencia de Dios. En cualquier momento es una buena oportunidad para realizar una oración de sanación, ya que Dios estará disponible y a nuestra disposición cuando lo queramos.

¿Por qué hacer una oración sanadora?

En la mayoría de los casos es importante realizarla para buscar la salud de los niños, familiares, amigos o beneficio propio, esta salud se busca desde las formas físicas y mentales, la estabilidad que Dios nos provee cuando estamos sanos es lo que permite desarrollar el bienestar de la persona, y la Oración de sanación interior otorga ese gran beneficio.

¿Cuáles son las oraciones de sanciones?

Existen diversas plegarias que pueden ayudar a situaciones anómalas específicas, tenemos la Oración de sanación para los enfermos con cáncer, donde la plegaria está dirigida a buscar la paz y el restablecimiento total en el paciente, si por algún motivo es inevitable, buscar calmar su espíritu y darle paz a su alma.

La Oración de sanación para los enfermos, sirve para aliviar problemas de salud variados y se hace con el objeto de aliviar las dolencias en cualquier familiar o amigo, sobre todo en niños, tenemos también la Oración de sanación espiritual, que consiste en una plegaria dirigida a equilibrar las deficiencias espirituales de cualquier persona, siempre en solicitud y gracia de Dios.oración de sanación

La Oración de sanación física, se debe utilizar cuando alguna persona mantiene niveles de preocupación, estrés, cansancio y agotamiento, bien sea por situaciones de entorno familiar o actividades muy exigentes, es indispensable para buscar la nivelación de las energías corporales, Dios provee todo lo necesario para lograrlo a través de esta oración.

Seguidamente tenemos la Oración de sanación y liberación dirigida específicamente aquellas personas que espiritualmente se encuentran sin rumbo y perdida en sus ideas religiosas, buscando alguna forma de salvación y utilizando energías espirituales negativas, con esta oración se logra obtener el restablecimiento de la fe y la esperanza en Dios.

Para buscar un equilibrio más extenso en lo que a el sistema corporal se refiere, todo católico puede realizar una Oración de sanación física y espiritual, donde se combinan el equilibrio  mental, físico y espiritual, para dar un bienestar completo a nuestro cuerpo, esta oración es muy buena en personas que llevan una vida muy activa y dinámica.

Oración de sanación cristiana, consiste en una oración que  todo cristiano debe aprender con el objeto de buscar de forma general la curación de todos sus problemas y deficiencias de tipo espiritual, sirve para reforzar y renovar la fe en Dios, cuando se sienta que por algún motivo se está perdiendo la esperanza.

¿Cuál es la verdadera oración de Sanación?

Aunque las plegarias pueden ser muy variadas, a continuación describiremos una oración de sanación que puede ser utilizada para sanar cualquier tipo de enfermedad, sea crónica o leve, así como solventar los problemas  emocionales, espirituales o de cualquier otro tipo, es importante mencionar, que la oración de sanación es sencillamente una herramienta alterna.

Cada persona debe tomar en cuenta que realizar esta oración, le va ayudar a solventar los problemas y deficiencias que nuestro organismo en su totalidad esté padeciendo, pero siempre contando que la misma se debe realizar con mucha pasión y fe en Dios como entidad única omnipresente.

La oración general

“Bendito y adorado Señor, hoy me dirijo hacia Ti para elevar una oración por mis necesidades, por esa enfermedad que afecta mi vida, por ese dolor que no me deja continuar, incluso, por esa tristeza y aquellas heridas que no me dejan salir adelante. Hoy voy a orar por mi vida y te voy a pedir, Dios de mi vida, que me sanes, que me limpies y que me hagas renacer en tu amor por tu infinita misericordia”.

“Amado Padre, en estos momentos quiero dirigirme a Ti, con un corazón dispuesto, un corazón abierto a recibir tu bendición. Precioso Señor, hoy me dirijo a Ti a través de esta oración, porque quiero poner mi vida en tus manos, pues solo Tú conoces en realidad todo lo que me pasa, todo lo que me sucede, es por ello que con mucha fe y esperanza me acerco a Ti y te pido en primer lugar que sanes mi corazón”.

“Que toda tristeza, que todo rencor, odio y desilusión se aparten de mí para siempre, para que mi corazón lastimado, amado Padre, sea restaurado, sea fortalecido y revestido de tu amor incomparable. Sana mi corazón, Señor amado, porque yo sé que Tú eres el único que puede hacerlo”.

Oración corta

La oración puede ser más amplia o más corta, según la condición o situación de quien o a quien se le pide el favor, a continuación detallamos una oración corta precisa y muy hermosa que puede ser utilizada en cualquier momento:

“Enmienda Tú todas mis heridas, Señor poderoso. Sana mi corazón quebrantado, mi corazón despreciado, que mi corazón, Señor, que ha sido humillado por otros, sea restablecido con tu infinito amor, Padre bueno y eterno”. 

“Que ese profundo dolor que una vez me fue ocasionado, sea sanado hoy con tu mano victoriosa, mi Señor; que si alguna vez llegué a sentir que no sirvo para nada, que he fracasado, que nadie me valora, recuerde a través de la luz de tu Espíritu Santo paráclito, que Tú has hecho perfectas todas tus cosas”

“Señor, que Tú todo lo has hecho a imagen y semejanza tuya y por eso hoy yo quiero alabarte y bendecirte y pedirte con un corazón contrito, que me sanes mi Señor. Amen”.oración de sanación

La oración puede ser más amplia o más corta, según la condición o situación de quien o a quien se le pide el favor, a continuación detallamos una oración corta precisa y muy hermosa que puede ser utilizada en cualquier momento:

“Enmienda Tú todas mis heridas, Señor poderoso. Sana mi corazón quebrantado, mi corazón despreciado, que mi corazón, Señor, que ha sido humillado por otros, sea restablecido con tu infinito amor, Padre bueno y eterno”. 

“Que ese profundo dolor que una vez me fue ocasionado, sea sanado hoy con tu mano victoriosa, mi Señor; que si alguna vez llegué a sentir que no sirvo para nada, que he fracasado, que nadie me valora, recuerde a través de la luz de tu Espíritu Santo paráclito, que Tú has hecho perfectas todas tus cosas”

“Señor, que Tú todo lo has hecho a imagen y semejanza tuya y por eso hoy yo quiero alabarte y bendecirte y pedirte con un corazón contrito, que me sanes mi Señor.  Yo creo que Ti, mi Señor, y con mucha fe deposito mi confianza en tus manos, y sin temor enfrentó la enfermedad que estoy atravesando, porque sé que este problema es el medio de manifestación para la gloria de Dios, porque lo que hoy en día es una enfermedad, mañana más tarde será un testimonio de la acción de Dios en mi vida”.

Oración necesaria

La plegaria puede realizarse de manera directa donde se especifique directamente en la dolencia o enfermedad que padezca veamos:

“Quiero elevar mi oración, Señor, por aquellos fuertes dolores que me aquejan, porque yo creo en Ti y sé que si lo sigo haciendo, podré ver tu gloria haciéndose realidad en mi vida. Al final sé que la última palabra la tienes Tú, mi Dios”.

“Tú eres el médico de médicos, el doctor de doctores, eres Tú mi precioso Señor, es por eso que a Ti te entrego el dolor corporal que me aqueja, mi cabeza, mis extremidades, mi cuerpo entero, Señor; mis órganos internos o algo fuera de lo común que me haya sido detectado, yo lo pongo en tus milagrosas manos, Omnipotente Señor, porque sé que Tú, podrás sanarte de cualquier mal. Amén”.

Consulta los siguientes enlaces para conocer otras oraciones:

Rosario de Sanación 

Oración a la Sangre de Cristo para los hijos

Oración al Divino Niño

(Visited 48 times, 1 visits today)

Deja un comentario