¿Sabe cómo hacer oraciones para guerra espiritual? Aprenda todo sobre ellas, aquí

Las oraciones para guerra espiritual deben ser poderosas porque con ellas tenemos el objetivo de lidiar con demonios y echarlos fuera, haciéndonos del poder del Espíritu Santo. Aquí le enseñaremos cómo hacer oraciones para guerra espiritual.

ORACIONES PARA GUERRA ESPIRITUAL

¿Cómo hacer oraciones para guerra espiritual?

En una guerra espiritual se genera la confrontación de poderes espirituales, en esta guerra Dios hace manifiesto su poder, su fuerza, su soberanía a través de la iglesia y el enfrentamiento es sobre satanás y todos las maneras en como él y sus ángeles ataquen al mundo.

Al tener que luchar contra las fuerzas del mal y contra el propio Satanás, la iglesia debe mostrar su mayor fe, porque es ella quien le mostrará el poder y la soberanía de Dios, la iglesia es su vehículo y debe estar preparada.

Oración

Amado Padre celestial;
Señor, Creador y Dueño de todo el universo;
Tú que eres Fiel guardián de la verdad

Hoy acudo a ti, convencido de tu Poder

Fortalecido en mi Fe y Protegido de tu armadura

Para pedir me acompañes en esta guerra que hoy voy a librar

Te imploro mi Señor que escuches mi llamado de ayuda

Y me liberes de todo lo que no me pertenece

porque no es tuyo, ni  honra tu propósito Señor.

Permite ser feliz en tu Reino Sagrado

Dios mío, Señor mío. Hazme Victorioso en esta Guerra,

Dame la Fuerza para echar al mal y borrar las tinieblas con tu luz.

Gracias Padre Amado por nunca abandonarme. En nombre de Jesucristo. Amén

Es importante antes de comenzar a realizar una oración de guerra espiritual conocer bien las diferencias entre una oración, una intercesión y una guerra espiritual. Cuando hacemos una oración es una comunicación personal con Dios, es una conversación intima en la cual le hacemos conocer a Dios de nuestras necesidades, gratitudes, entre otros.

ORACIONES PARA GUERRA ESPIRITUAL

Por su parte una intercesión u oración de intercesión es cuando oramos para otras personas, es decir, asumimos los problemas, necesidades, enfermedades, etc., de otras personas y oramos, suplicamos, pedimos por ellos, guiados por el amor y la misericordia.

Un intercesor es entonces un creyente que siente el deseo de orar por otro y tomar su lugar, se identifica con el dolor de otros, se encuentra en comunión con el Dios Padre. Por su parte en la Guerra Espiritual se entra al terreno del enemigo de manera violenta y le arrancamos lo que nos pertenece, lo que es nuestro, la guerra espiritual se realiza en una atmósfera de agresiva porque debemos pelear para lograr arrebatarle a las fuerzas del mal, lo que hemos ido a buscar.

Armadura para las oraciones de guerra espiritual

Conociendo entonces las diferencias entre oración, intercesión y Guerra Espiritual, comencemos por saber cómo debemos prepararnos para poder hacer oraciones para guerra espiritual. En las cartas escritas por Pablo encontramos muchas referencias para enfrentarnos, sin embargo es en la carta escrita a Efesios capitulo 6 versículos del 12 al 18 que nos indica todo con mucho detalle.

ORACIONES PARA GUERRA ESPIRITUAL

“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.

Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos”

Cinturón de la verdad

Como claramente describe San Pablo en su carta a Efesios debemos estar vestidos para la guerra y colocarnos una armadura. La primera pieza de esa armadura es La Verdad, el cinturón de la verdad, ¿cuál es la verdad? No hay otra que la palabra de Dios, por eso debemos ser estudiosos de la palabra, siempre orar y pedir sabiduría para entender la palabra de Dios y no interpretarla. Por lo tanto conocer la palabra de Dios es la primera pieza de la armadura.

Cuando entonces estamos envestidos con el cinturón de la verdad tenemos unas de las fortalezas más notable para poder vencer las mentiras del mal, estamos en capacidad de responder en las batallas espirituales, llevando siempre la autoridad espiritual. (Ver también: Oración por la familia unida).

Coraza de Justicia

La segunda pieza de la armadura es la coraza de justicia, para las guerras espirituales es un deber tener siempre puesta nuestra coraza de justicia. Cuando somos salvos tenemos nuestros corazones llenos de justicia, debemos estar por supuesto  ataviados con la verdad para no colocar en juicio nuestra justicia.

Calzado de paz

La tercera pieza de la armadura es el calzado de paz, debemos estar parados firmemente sobre nuestro pies calzados  con zapatos que nos permitan estar bien anclados, así cuando venga satanás a empujarnos para derribarnos estaremos bien estables y fuertes para soportar su embestida. Cuando caminamos seguros sobre la paz que Dios nos brinda nada ni nadie puede perturbarnos.

ORACIONES PARA GUERRA ESPIRITUAL

Es sobre ese calzado que debemos estar firme la paz que nos entrega la fe, la que nos hace alabar, la que nos mantiene con esperanza, la que tiene el control de nuestro corazón lleno de justicia. Cada embate que trate de quitarnos esa paz, debemos enfrentarla con la verdad de Dios, no podemos olvidar que es una guerra espiritual.

Con estas tres piezas tenemos la armadura de Dios y la debemos tener siempre, no podemos dejarla olvidada o guardada, siempre debe estar a la mano, porque no podemos descuidarnos con el enemigo, recuerden que es traicionero y ataca cuando menos lo esperamos.

Escudo de fe

También debemos tener el escudo de la Fe, es definitiva para conquistar las victorias en las batallas que enfrentemos. Recuerden que es la fe la que permite la entrada de Dios. Claramente la fe es mostrada como un arma en verdad poderosa en el Libro de 1 Juan capítulo 5, versículo 4” Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe”.  Para ganar una guerra espiritual hay que tener fe.

ORACIONES PARA GUERRA ESPIRITUAL

Para hacer oraciones para guerra espiritual esta debe estar estrechamente ligada a una verdad, ya que de no ser así no es una oración fundamentada en la Fe. La fe siempre se manifestara en nuestra acciones, no solo en las palabras, por lo tanto, si un embate de los espíritus malignos, logra que me preocupe estamos perdiendo la batalla, porque eso dice que mi Fe no está fuerte como se necesita para vencerlos.

Yelmo de la salvación

Necesitamos el yelmo de la salvación, al colocarnos el yelmo cubrimos y protegemos nuestra mente. Dios está por encima de todo, pero si no protegemos la mente quizás perdamos la guerra espiritual, nuestra mente es un punto débil.

Al colocarnos el yelmo de la salvación , nada podrá contra nosotros porque estaremos aceptando la vida tal cual este sucediendo, sin molestarnos, sin preocuparnos, sin juzgar lo que suceda porque estamos conscientes que lo que esté sucediendo en nuestro presente es lo que Dios quiere que sea y punto.

ORACIONES PARA GUERRA ESPIRITUAL

Espada del Espíritu

Por último la Espada del Espíritu, es si analizamos todo lo que compone la armadura, la única arma ofensiva y no defensiva que tenemos. La espada del espíritu es para defendernos cuando tenemos las fuerzas del maligno tan cerca que sentimos que está manejando mi voluntad, mi mente, mis emociones.

Es entonces cuando la usamos, no importa si vemos al enemigo más fuerte que nosotros, no importa si nuestra condición física está en desventaja, la espada del espíritu es la palabra de Dios, la declaramos, frente al enemigo usamos los pasajes de las escrituras que tienen relación con la situación que se está presentando y que nos hace débiles ante el mal. La palabra de Dios siempre vencerá.

Ya entonces envestidos con la armadura y todas sus piezas incluyendo la espada del espíritu, antes de salir a la guerra debes hacer una oración, porque es en oración que te colocas la armadura. Ya  que conocemos cada una de la piezas que conforman la armadura para poder ir a la guerra espiritual estamos listos para construir nuestra oración. Ver también: Oración de la noche al Espíritu Santo)

Oración

Primero nos colocamos el Cinturón de la verdad y decimos: Amado Dios dueño de la verdad absoluta, debo escuchar muchas voces en mi vida y muchas de ellas en oportunidades ganan influencia en mi, a veces hasta mis pensamientos buscan interpretar tu palabra y estoy consciente que eso no está bien.

Por eso Padre amado te pido que el Espíritu Santo sea mi guía y me haga encontrar la verdad, que sea él el que guíe mis decisiones, mis pensamientos y mi palabra. Permíteme Señor siempre hablar con la verdad y que mis acciones sean coherente con tu palabra mi Dios, en el nombre de Jesús. Amén

Nos colocamos la Coraza de Justicia y oramos: Padre vives en mí y estoy salvo, llenaste mi corazón de justicia, pero soy humano Señor y quiero agradarte siempre , estoy consciente que la ley no es mi justicia, porque soy un pecador incluso en mi mejor día Señor, dame tu Gracia Señor. En el nombre de Jesús. Amén

ORACIONES PARA GUERRA ESPIRITUAL

Ahora hay que colocarse el calzado de la paz:  Gracias Padre por permitirme haber sido tocado por el Espíritu Santo, permítele acompañarme siempre para mantenerme fortalecido y no dejar que nada me perturbe, que nada me quite la paz, que pueda dar respuestas  que no te decepcionen mi Señor, en el nombre de Jesús. Amén.

Agarra con fuerza el escudo de la fe: Amado Padre Creador, me enfrento en oportunidades al temor, a la ansiedad, a la duda, es en esos momentos en que necesito que no me dejes solo porque no quiero recurrir a otra cosa que no sea a mi fe en ti Señor. Muéstrame tu presencia mi Dios, recuérdame tu existencia Señor, recuérdame orar, invocarte para mantenerme firme y fuerte en mi fe. En nombre de Jesús. Amén

Toma el yelmo de la salvación: Me siento seguro mi Señor, Gracias por tu presencia en mi vida, por el Espíritu Santo que siempre me acompaña, el me recuerda tu promesa, te alabo y bendigo tu nombre mi Señor, porque no hay condena para aquellos que están en Cristo. Toma mis pecados, mis errores, mis culpas, permíteme caminar confiado tu camino Señor. En el nombre de Jesús. Amén.

ORACIONES PARA GUERRA ESPIRITUAL

Toma la espada del Espíritu: en las oraciones para guerra espiritual pedimos: Señor permíteme hoy y siempre la sabiduría de tu palabra, la que sea adecuada a mis respuestas, las que sea justa en mis acciones. Muéstrame siempre las escrituras que sean coherentes con el momento que me perturba para poder responder con tanta fuerza y contundencia que no exista posibilidad alguna que satanás vuelva a intentar embaucarme con sus mentiras Señor. En el nombre de Jesús. Amén.

Victoria: Ya en victoria oramos pidiéndole a Dios que nos revele nuestras debilidades, cualquier palabra equivocada, que te muestre cuando has dado respuesta por ti y no inspirado o guiado por el Espíritu Santo. En ese momento que te sean reveladas las mentiras debes contrarrestarla con una verdad y declarar firmemente que nunca más afectará tu vida, ni a de tus seres queridos, ni de aquellos que estén cerca de ti.

Declara la Victoria, sobre el mal, has triunfado.

(Visited 19.608 times, 2 visits today)

Deja un comentario

DARIO