Hechos a imagen y semejanza de Dios, que significa

Si lees o escuchas la palabra “hechos a imagen y semejanza de”, inmediatamente lo asocias a que es idéntico, pero esto se refiere a que, tienes el dominio y el cuidado de toda la creación. En esta oportunidad te enseñaremos a través de este artículo, todo sobre hechos a imagen y semejanza de Dios, y mucho más no deje de leerlo.

imagen y semejanza de dios

¿Qué significa ser hechos a imagen y semejanza de Dios?

Tal aseveración se fundamenta en las Santas Escrituras de la biblia, por ejemplo, en el libro de Génesis capítulo 1, versículo 27 se evidencia que efectivamente Dios tuvo la maravillosa idea de crearnos a su viva imagen.

“Dios creó al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”

Génesis 1:27.

El hombre, sin distinción de género, empieza a ser imagen de Dios, desde el mismo instante en que somos concebidos por nuestros padres, es por ello que la dignidad de Dios, se encuentra presente en cada fase que nos toca transitar, en nuestra vida terrenal. Esta verdad es anunciada por la iglesia católica, no solo a través, de la palabra. También lo hace con el poder de la razón, haciéndole un llamado de atención a todos los hombres, para que reciban esta verdad, en la esperanza de que seamos una mejor sociedad religiosa.

Características de ser imagen de Dios

Somos seres especiales, irrepetibles y, además privilegiados por tener la dicha de haber sido hechos a imagen y semejanza de Dios, semejanzas que guardan relación con lo social,  mental y moral.  A continuación se dan detalles de esas características en común.

Mentalmente

Dios creó al hombre, para que tuviera raciocinio y actuara por propia voluntad. Es decir, está en la capacidad de hacer su propio razonamiento lógico y, elegir la mejor opción. Esta es una característica inequívoca, de cómo Dios refleja su inteligencia en nosotros.

Por eso, cuando el hombre para mejorar las labores de un trabajo inventa una herramienta, escribe un libro, para compartir sus experiencias, dibuja un paisaje, compone y disfruta una sinfonía, hace cálculos matemáticos, le da un nombre a su perro, la mujer o el hombre, están dando fe, de que en verdad fueron hechos a la imagen de Dios.

imagen y semejanza de dios

Moralmente

Dios creó a la humanidad en justicia e inocencia, y esto es un reflejo de la santidad del Padre. Cuando el Creador, observó todo lo que había hecho, su corazón se regocijó tanto que lo llamó “muy bueno”, como se evidencia en Génesis 1:31. Es la conciencia del ser humano, la brújula de la moralidad, y veo esta cualidad cuando el hombre dicta una Ley, porque se aparta del pecado y, se confirma una vez más que fuimos creados a imagen y semejanza de Dios.

Socialmente

El hombre y la mujer, fueron creados para convivir en sociedad y en pareja. En el paraíso el primer episodio de relación con otros, fue con Dios, y así lo dice la biblia en Génesis 3:8:

“Y escucharon la voz de Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se ocultaron de la presencia de Dios entre algunos árboles del huerto”.

Otra señal de que Dios tenía previsto que el hombre no estuviera solo, es la razón por el cual creó a Eva, su mujer. Para confirmar este hecho, solo basta con leer el capítulo 2, versículo 18 del libro de Génesis:

Y entonces Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté solo; para eso le haré una pareja adecuada”

En cada instante que pasa en nuestras vidas y alguna pareja se casa, hacemos otro amigo, acudimos a la iglesia o abrazamos a un niño, estamos en una demostración más, de que fuimos hechos a la semejanza de Dios.

imagen y semejanza de dios

¿La imagen de Dios también está en la diferencia de sexos?

Debido a que los seres humanos fueron hechos a imagen y semejanza de Dios, existen solamente como varón o como hembra. Esta diferenciación sexual, lejos de que sea visto como algo accidental o accesorio de la personalidad, en sí mismo, es un elemento que se constituye en la identidad personal.

Porque fuimos creados a la viva imagen de Dios, todos los seres humanos estamos llamados a participar del amor y la comunión. Este llamado a establecer relaciones amorosas, guardan relación con la necesidad de unión entre un hombre y una mujer para la procreación por mandato divino. Los roles atribuidos a uno y otro sexo pueden variar a través del tiempo y en el espacio, pero la identidad sexual de cada persona no es una construcción cultural o social.

A través del acto de procreación, Dios nos está diciendo que la gracia es transferida a imagen y semejanza de Dios, para niños que fueron concebidos bajo las leyes de la iglesia y de la sociedad. Pero que esto no significa, que deja por fuera a los niños que fueron procreados en condiciones de violencia y abusos sexuales.

“Este es el libro de las generaciones de Adán. El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo. Varón y hembra los creó; y los bendijo, y llamó el nombre de ellos Adán, el día en que fueron creados”.

Génesis 5:1-2

Relación entre el haber sido creado a imagen de Dios y la ley natural

Como Dios crea al hombre a su imagen, también colocó en el interior de la conciencia humana, preceptos de una ley, que se conoce como “Ley natural”. Dicha ley no es otra cosa que, un conjunto de normas morales, que le son comunes a todos los hombres que pueden ser descubiertas por la sencilla razón natural, y también porque sus preceptos se originan de la misma naturaleza humana.

La ley natural, esculpida por el Creador en los corazones de los hombres, consiste en una participación de la sabiduría y de la bondad de Dios, a través de un sentido moral primigenio, que permite al hombre hacer sus elecciones, mediante el uso de la razón, en otras palabras, elegir entre el bien y el mal.

Si éste artículo te pareció interesante, te puede interesar:

Quién creó a Dios

Contradicciones de la Biblia

Sacramentos de Iniciación

(Visited 371 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO