En momentos difíciles, una oración para pedirle a Dios

La oración en momentos difíciles representa en muchos casos el alivio para miles de personas que saben que Dios todo lo puede y que nunca se cansa de escucharnos.

oración en momentos difíciles

En este articulo podrá encontrar algunas plegarias para momentos desesperados y cuando sentimos que las dificultades nos sobrepasan, no deje de leerlo.

La oración en las dificultades

Sabemos que en nuestra vida siempre ocurren cambios y se presentan circunstancias que parecen superarnos, sin embargo, cuando estos momentos difíciles tocan a nuestra puerta, es importante recordar que tenemos a quien recurrir.

La oración es una forma de cultivar nuestra relación con Dios, un dialogo entre el ser humano y su Padre, que nos permite abrir el corazón y exponer nuestro más anhelados deseo, nuestras alegrías.

Pero también nuestros temores y preocupaciones, por eso recuerde hacer una oración en momentos difíciles.

Por medio de la oración se le da gloria a Dios y nos disponemos a recibir todos los beneficios espirituales y el amor del Padre.

oración en momentos difíciles

Como orar correctamente

Es importante que tomemos un momento y un lugar especial para orar, ciertamente podemos orar cuando lo necesitemos y en el lugar que sea.

Pero es importante que tomemos en algún momento un tiempo para conversar con nuestro padre sin prisas y con tranquilidad y no realizar solo una oración en momentos difíciles.

Apaga la televisión o la radio, pon en silencio tu celular y busca un lugar donde nadie pueda perturbarte.

Puedes orar en voz alta o mentalmente, pero si eres de las personas que le cuesta concentrarte puedes escribir tus oraciones.

Comienza por reconocer su grandeza y agradecerle por escucharte, por la vida, por su amor y por todo aquello que quieras agradecerle.

Pide perdón por todos tus pecados y errores, busca en tu corazón cuáles son tus flaquezas y debilidades y ponlas a sus pies, pide que te de fortaleza y te aleje del mal.

Cuéntale a Dios todos tus problemas, tus preocupaciones, tus conflictos y deseos, pide la sabiduría para entender sus designios y actuar conforme a su deseo. Recuerda siempre incluir en tus oraciones a aquellos que también necesitan.

Pide siempre a Dios Padre que te ayude a comprender sus respuestas, agradece nuevamente y termina tu momento de oraciòn.

oración en momentos difíciles

Oración en momentos difíciles

Nunca deje de recurrir a Dios, sobre todo en situaciones complicadas, aquí le recordamos que una oración en momentos difíciles es un alivio para el espíritu:

Para pedir ayuda en momentos confusos

Amado Dios Padre Todopoderoso, es este día vengo a ti, a pedirte que llenes mi alma, mi ser y mi vida con tu claridad, transparencia y sabiduría.

Te pido que me ayudes a llevar una vida con honestidad, rectitud y felicidad, que este acorde a los principios de amor y gracia que nos enseñas. 

Señor mío, te pido que te quedes en mi corazón y en mi vida, que pueda servir al prójimo con agrado y pasión, como sea tu voluntad.

Que mis actitudes y acciones sean integras y fieles a tus enseñanzas, que quienes me rodeen y tengan contacto conmigo, puedan sentirte para gloria tuya.

Ayúdame a ser honesto conmigo mismo, actuar con serenidad, sabiduría y justicia en las decisiones que debo tomar cada dia de mi vida.

Ayúdame Señor a irradiar la luz del Espíritu Santo, apartarme de la corrupción, el odio, la envidia, la rivalidad, el rencor y el deseo de venganza. 

Te pido Señor, que en estos momentos de gran angustia, seas tú el que tome el control de mi vida, el que actúe y me de soluciones a los problemas que no  he podido y no se como resolver: (Mencione sus angustia o problema).

Escucha Señor Jesucristo esta oración, porque no tengo la sabiduría ni las fuerzas para resolver mis problemas y conflictos, pero se que si tu actúas en mi vida, todo se soluciona a mi favor.

Señor, dame tranquilidad, valor, paciencia, sabiduría y caridad, frente a lo que no puedo cambiar.

Padre glorioso y eterno, guía mis acciones, mis pensamientos y mis palabras, que mi vida sea agradable a tus ojos y que jamas me falte tu amor, tu consuelo, tu ayuda y tus bendiciones. Amén. 

Para situaciones desesperadas

Dios Padre Celestial hoy vengo ante ti en busca de tu ayuda, son momentos difíciles en mi vida que solo tú puedes entender, pues solo tú me conoces y solo tú puedes respuesta a mis problemas.

Señor tu eres bueno, grande y misericordioso, para ti no existen imposibilidades, aun cuando para mí todo se torne difícil e imposible.

Aun cuando me pareciera estar frente a un muro gigante e impenetrable, aun cuando siento mi manos encadenadas y pensamientos obscuros y negativos, que me hacen sentir derrotado, estoy seguro de tu amor, creo en ti y en tu poder.

Señor tú me conoces y sabes mi situación, pongo ante ti mi dolor, mis conflictos y mis sentimientos, para que me sanes y me des tu ayuda.

Señor eres mi pastor, eres mi abrigo, eres mi Padre que todo lo puede y declaro que a mi nada me faltará, pues tú tienes un plan maravilloso para nosotros.

Hoy te alabo Señor, porque nada te sobrepasa, no hay momento difícil, ni problema grave, ni situación imposible para ti, porque tú todo lo puedes resolver. Sé que esta prueba será para mi crecimiento y el bien de mi alma.

Gracias Señor Jesús, porque tuyo es el poder, el honor y la Gloria por siempre. Amén. 

Para causas muy difíciles o imposibles

Señor, hoy acudo a ti, para orar por aquellas causas  muy dificiles e  imposibles, porque se que tu eres el Señor, el Dios para lo que todo es posible. Acudo a ti o Señor Jesús ¡has lo imposible en mi vida!

¡Oh Dios Celestial!  tu que abriste el mar rojo, derribaste muros, resucitaste a los muertos, curaste a los enfermos e hiciste que paralíticos volvieran a caminar.

Te traigo hoy una causa imposible para mi, pero no para ti y por eso la pongo en tus manos, porque se que contigo esta causa está ganada.

¡En el nombre de Jesús Hijo del Padre! ¡Que todo mal en nuestro camino, salga y se aleje! Y que todo bien y tus bendiciones vengan sobre mí,  en el nombre de Jesucristo nuestro Señor! Amén.

Para librarnos del temor y la ansiedad

Oh Padre Todopoderoso, cuando me sienta derrotado por mis preocupaciones y penas, te pido des claridad a mi mente y me ayudes a ver la verdad.

Cuando el miedo intente apresarme y sienta que no pueda continuar, ayúdame a no temer, a dar un paso a la vez y hazme libre de mis temores, dame libertad.

Cuando el dolor oprima mi corazón y me haga sentir como si estuviera a punto de desmayar, dame consuelo y paz, cálmame con tu dulce amor.

Hoy Señor escojo confiar en ti, cada hora del día cada, cada momento de mi vida, confío en ti. Porque yo sé que a ti puedo confiar mis cargas y que tú calmaras toda mi ansiedad, pues con tu muerte en la cruz nos has dado libertad.

Señor escojo confiar en ti, cada hora del día, cada momento de mi vida, confío en ti. Porque se que vivo en tu gracia, que me perdonas y me restauras, con tu sacrificio rompiste las cadenas de la ansiedad.

Hoy Señor escojo confiar en ti y te agradezco que siempre estés a mi lado. Se que puedo estar en paz porque tú me has liberado. Amén.

Para momentos difíciles a nivel económico

La oración en momentos difíciles que se realiza a San Vicente Ferrer es empleada para momentos desesperados en materia económica, se dice que si se realiza con fe es muy efectiva:

¡Glorioso San Vicente Ferrer, hombre bueno y generoso, de corazón grande! 
Tu que alcanzaste las virtudes y los dones del Espíritu Santo, que eres amado por Dios y los hombres, que con tus plegarias y ejemplos has llevado consuelo a las almas y a las vidas de las personas

Que tienes la autoridad y el  poder que el Señor te otorgó para aliviar aflicciones, dificultades y carencias, recibe mis ruegos y peticiones y ayúdame a conseguir lo que solicito en esta plegaria.

¡Oh San Vicente, abogado y protector mío! Hoy mas que nunca preciso de tu auxilio, acudo a ti para suplicar un cambio en mi vida y superar esta difícil situación en la que me encuentro.

Ruega a Dios Todopoderoso para que derrame sobre mi sus bendiciones y bienes, yo (diga su nombre) me encomiendo a su misericordia y se que por medio de tu intercesión lograré aliviar mis necesidades económicas.

Te solicito san Vicente Ferrer, con toda fe y confianza que me des tus bendiciones y el alivio a mis aflicciones. Tu divino amparo me de cobijo, protección y auxilio en esta situación tan difícil  (debe decir el favor que requiere al santo).

San Vicente, tu que fuiste bondadoso desde niño, que estas atento a nuestras necesidades y nunca nos desamparas, tu que das ayuda y concedes bienes a quienes con esperanza te lo solicitan, pongo es tus manos mis aflicciones, necesidades y problemas.

Despeja mis caminos hacia la abundancia y la prosperidad, quiero dar una vida prospera y mejor a mi familia, por eso solicito que intercedas por mi y me socorras cuanto antes.

Haz, por favor que encuentre en mi camino buenas personas que me brinden su ayuda, pon a mi disposición y alcance los medios necesarios para que tenga una buena economía.

Aleja por favor, todo aquello que me impida avanzar y líbrame del mal y del peligro que me rodea, y  remedia todas mis carencias, necesidades y mis males.

¡Oh San Vicente amado, modelo de caridad para con los demás, ayúdame a alcanzar la gracia de convertirme en un mejor hijo de Dios y de servirle hasta el dia de mi muerte.

Ayúdame a alcanzar un corazón lleno de compasión y generosidad, que sea misericordioso con el prójimo y ame a Dios sobre todas las cosas, 

San Vicente que obtenga el perdón de mis pecados y las bendiciones y tesoros de la Gloria eterna. Amén. 

Para una mujer que sufre

Gracias Padre Celestial, por todo lo que me das, por tu misericordia y por tu amor.

Hoy vengo a ti llena de pesares, por un día que no fue bueno para mí, he tenido inconvenientes y problemas familiares, (mencione el que le preocupa)

Te pido Padre, llena de humildad que nos protejas y nos guardes del mal siempre. Que tomemos decisiones correctas, que me des la sabiduría y la paciencia para soportar esta carga, solo tú nos confortas, solo tú alivianas el peso que llevo sobre mi espalda.

Dios mío, cuida de mi familia, has que la solución a nuestros problemas se presente ante nuestros ojos y podamos resolverlos.

Confío en ti y sé que tienes preparado algo mejor para mí, porque tus designios son justos. Amén.

Para casos difíciles y urgentes oración a la Santísima Trinidad

Cuando se trata de casos difíciles y urgentes que no es posible resolverlos, sugieren realizarla con mucha fe, ya que es muy efectiva.

A continuación, le invito a ver este vídeo que le enseña a recitar una oración en momentos difíciles a la Santísima Trinidad:

Si encontró útil este articulo, no dude en consultar otros de nuestro blog:

Rezando Voy

Oración de alabanza

Oración al Nazareno 

(Visited 688 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO