Poderosa Oración para un Embarazo Sano, Conocela

El embarazo es el acto más hermoso que puede sentir la mujer y es un regalo del mismo Dios para cada mujer que lo vive. En este artículo le daremos un regalo a todas esas madres sobre la oración para el embarazo feliz y sano.

oración embarazo

Oración para el embarazo

El embarazo es como decíamos la etapa más hermosa en la cual la mujer tiene la posibilidad de llevar en su vientre una nueva vida, la cual es un regalo de la propia divinidad.

A través de este período suceden un sin número de cambios en la mujer propios de ese momento de 9 hermosos meses de gestación. Sin embargo en algunas mujeres se dan algunos síntomas como cambios hormonales, los cuales producen cambios en el humor, haciéndola sentir muchas veces con miedo a que todo salga bien, angustia, nervios.

Sin embargo en esta etapa también el mismo Dios les regala la oración para un embarazo sano, ellas deben profesar una gran fe hacia Dios y esto es de gran ayuda ya que se sienten más tranquilas, seguras de su estado y esperanzadas que todo saldrá muy bien.

La oración siempre ha sido definida como la comunicación que tenemos de manera íntima con el propio Dios. Por ello a través de la oración podemos tanto agradecer a Dios como pedirle por cualquier situación que estemos atravesando en cualquier etapa de nuestra vida.

Más la mujer embarazada posee la herramienta de oración para el embarazo por medio o a través de la cual puede superar cualquier dificultad que esté presentando tanto al inicio o durante la etapa de su embarazo, confiando y teniendo siempre fe en el propio Jesucristo que así será.

Oración para el embarazo pleno y feliz

Cualquiera que sea la situación de dificultad por la que la mujer esté atravesando durante el embarazo, ella podrá encomendarse a Dios por la oración embarazo sano y feliz, y a través de su propia fe lograr que ese momento de dulce espera sea grato, ameno, tranquilo y esperanzador.

Durante este momento puedes rezar una oración para mujeres embarazadas a fin que enfrentes la angustia, preocupación y momentos difíciles con mucha fe y confianza en Dios.

Es también válido la oración para el embarazo de alto riesgo, en esos momentos en que suelen presentarse casos difíciles o de riesgo tal como lo dice su propio nombre en las mujeres embarazadas.

A continuación compartimos la oración para embarazadas, que sugerimos sea hecha con mucha fe y confianza tanto en el mismo Dios que es el que concede la nueva vida dentro del vientre materno, como de nuestra propia Madre la Virgen María quien es símbolo de la Madre Universal de la humanidad.

Oración por el embarazo a la Virgen María

A través de la oración especial a la Virgen María puede la mujer pedirle a ella misma protección no sólo para ellas sino para el bebé que está por venir al mundo.

Esta oración nos llama a reconocer igualmente a la Virgen María como la muchacha de Nazaret elegida por el mismo Dios para llevar en su inmaculado vientre al Salvador del mundo entero, y ella en actitud sumisa, noble y humilde acepto en aquel momento, esa hermosa responsabilidad dada por el propio Dios.

Ello debe dar ánimo a todas las mujeres embarazadas a tener fe en ella y llevar con amor y calma el proceso de embarazo confiando plenamente en su divina voluntad, ya que si se está en las manos de Dios todo saldrá bien.

Oración del embarazo para rezar con mucha fe

No sólo deben hacer oraciones de peticiones las embarazadas o las que planean tener un hijo, ya que debemos dar gracias a Dios sólo por el hecho de ya haber concebido en nuestro vientre una nueva vida.

Las mujeres embarazadas elevarán oraciones al Señor para agradecer a   él  y expresarle a esa nueva criatura todo el amor que albergue en su corazón. Existen muchas oraciones de protección de Dios, la Virgen María y de los propios Santos para un embarazo feliz.

Existen dos patronos de la iglesia católica considerados protectores de las embarazadas, ellos son San Ramón Nonato y Nuestra Señora de la Dulce Espera. A través de los Santos patronos pueden lograr un embarazo placentero y tranquilo.

Virgen de la Dulce Espera

El origen,  de la Virgen de la Dulce Espera data desde pasajes del evangelio, en los cuales se observan momentos diferentes del período de embarazo de la Virgen, éste período comienza durante la Anunciación del Arcángel Gabriel a la Virgen.

oración embarazo

Momento que se presenta desde que iban a la oportunidad  del censo haciendo una parada en Jerusalén la cual finaliza en la propia Belén con el nacimiento de  Jesús. De la misma forma esta imagen de la Virgen de la Dulce Espera se observa en el momento de la visita  en la ocasión en que María visita a su prima Isabel, la cual también se encontraba embarazada en ese entonces de Juan el Bautista.

Esta es una advocación mariana asociada con el Adviento o espera de la Natividad de Jesucristo. Igualmente esta veneración a la Virgen se asocia con las mujeres embarazadas, esta a su vez tiene una oración para el embarazo que pueden elevar las mujeres encinta para pedirle a ella la protección del hijo en su vientre.

Igualmente existe una oración de esta figura de la Virgen para las mujeres que aún no estando embarazadas por diversos motivos, suelen invocar a la Virgen para pedirle que las ayude a quedar embarazadas.

Por tal motivo la figura de la Virgen de la Dulce Espera es respetada y vista por las mujeres embarazadas como identificación permanente con ese momento tan importante como es el ser madre o llevar una nueva vida en el vientre materno.

Por ello las mujeres se aferran en ese bendito momento de sus vidas a que la figura de esta Madre bendecida de Dios las ayude e ilumine en esos nueve meses de felicidad que vive cada una de ellas en esa fase de su vida.

También se conoce como el patrono de las embarazadas al Arcángel Gabriel, ya que él fue el encargado de la Anunciación a la propia Virgen María.

La oración para el embarazo de San Ramón Nonato, Santo muy conocido de protección igualmente para las embarazadas, es una oración muy tierna ya que ella menciona el agradecimiento a Dios por conceder ese pequeñito débil y vulnerable, como lo dice la propia oración en su contenido.

Igualmente es una oración que da gracias por que el Señor le ha confiado a esa futura madre la vida de ese pequeño, acogerlo, como un día la madre de cada una de ellas igualmente las llevó en su vientre.

Oración del embarazo en la vida del bebé

El embarazo es considerado un milagro concedido por el propio amor. A través de la oración del embarazo para  dar las gracias, quiere decir que se  ofrece gratitud a la propia vida y a Dios mismo por ese gran milagro concedido.

Durante el embarazo, la futura madre podrá encomendarse a la protección divina a través de la oración de las embarazadas de forma especial para un embarazo saludable y pleno.

Por medio de esta oración se glorifica a Dios Padre por el hecho de las cosas grandes que hace en la vida de la mujer embarazada. Ella da gracias y pide que le conceda bellos dones de la naturaleza misma a esa hermosa criatura que crece en su vientre.

Oración para el embarazo de alto riesgo

Con esta oración se pide a Dios la fuerza necesaria para que la madre logre el milagro de que su bebé venga al mundo sano, que goce de buena salud, agradece igualmente por el regalo en la vida de la madre de ese bebé, poder abrazarlo, ver su rostro, criarlo, etc.

¿En qué momento debe orar la madre durante su embarazo?

En esta respuesta debemos decir que no existe un momento específico para que la mujer pueda orar, ya que la fe puede manifestarse en cualquier momento que se quiera tener conexión directa con Dios.

Sin embargo, existen algunos momentos que podríamos considerar en el día para hacerlo y con ello elevar la paz del espíritu de las mujeres embarazadas.

Al despertar en la mañana: es el mejor momento para hacer las oraciones y hablar con Dios, encomendarle las necesidades, dar gracias igualmente a la Virgen para que el tiempo de embarazo se torne pleno y feliz.

Al momento de bañarse: este es una buena ocasión para conectarse con el bebé dentro del vientre materno. La mujer debe aprovechar ese momento para sentirse sin preocupación, relajada y aprovechar ese momento para una oración.

Al tomar alimentos: es otro momento en el día considerado provechoso para orar y pedir que el desarrollo del niño sea sano, que crezca bien sin complicaciones de ningún tipo.

Al dormir: en esta ocasión de silencio, paz y tranquilidad absoluta es bueno dar gracias por el día que termina y pedir que tenga un sueño reparador donde recupere horas de sueño y así al día siguiente tener más energías y evitar las preocupaciones.

Esta etapa del embarazo es considerada llena de emoción, alegría para la pareja de futuros padres del bebé en camino. Siempre es normal sentir angustia, miedo, incertidumbre, pero con cada una de estas oraciones y la fe, es posible lograr un embarazo feliz, tranquilo y pleno.

Oración para el embarazo del niño en el vientre materno

Con esta oración la madre agradece al Padre Celestial por la formación de esa nueva criatura en su vientre, así mismo se pide poder, gloria para que esté lleno de luz como estuvo el vientre materno de la Virgen María en el momento de engendrar al propio Jesús.

Esta oración será hecha por la madre dirigida directamente a nuestro Señor Jesucristo para que a través de su amor, misericordia infinita haga derramar gracia sobre la nueva criatura de su vientre.

Igualmente la madre se dirige al Señor para que quite toda negatividad que pueda haber recibido el niño o cualquier rechazo, incluso se renuncia al aborto. Y se pide que lave y limpie de toda contaminación que venga del mal.

Remueve Señor cualquier efecto negativo que pueda haber heredado de forma consciente o inconsciente, así mismo rechazo cualquier pensamiento de aborto, si lo hice, ¡renuncio ahora! Con todo mi corazón.

Límpiame de toda posible herencia o maldición que pueda haber por nuestros antepasados; cualquier tipo de enfermedad genética o que se haya transmitido por alguna infección; cualquier tipo de deformidad; todo tipo de maldad  que pueda adquirir mi pequeño por causa de nosotros, sus padres. Limpia a mi pequeña criaturita con Tu preciosa Sangre e infúndelo con tu Santo Espíritu y Verdad. Desde ya, te lo entrego y consagro, solicitándote que le concedas el don del bautismo a través del Espíritu Santo y que su vida sea prospera por tu amor  infinito.

Quita cualquier efecto negativo que tenga que ver con ocultismo, maldiciones, espiritismo, bebidas preparadas o comidas consagradas. Te pido esto ya que estoy segura que fue tu Espíritu Santo quien me lo concedió y asimismo se que tu Espíritu es capaz de lograr cosas nuevas, por eso te lo suplico.

Virgen María y madre nuestra ven a mí y enséñame en el cuidado de este hijo como tu misma cuidabas de Jesús dentro de  tu inmaculado vientre materno. Manda Padre Amado, a los ángeles, para que medien por este mi hijo adorado, por ante cada persona de la Santísima Trinidad.

Gracias, te doy Señor! por este hermoso bebé.

Espíritu Santo de Dios, gracias por llenar a este hijo de todas las gracias.

Te agradezco mi buen Jesús, por proteger a mi hijo.

Se los entrego a todos con la mayor confianza. Que él sirva para glorificar y honrar a Dios Padre hoy y por la eternidad. Así sea.

Oración del embarazo para dar las gracias

En el embarazo esta oración busca que la madre agradezca a Dios por el momento mismo en que se entere que va a ser madre. Ella a través de la misma busca ser la colaboradora de Jesús para llevar en su vientre con dignidad y orgullo a ese ser regalado por la divinidad.

En ella la madre reconoce que Dios es capaz de hacer muchas obras y milagros maravillosos, lo reconoce como el único Dios que concede la vida. Igualmente reconoce que es una gran responsabilidad la que Dios le da.

Aparte de reconocer todas estas cosas, es igualmente dirigida tanto a Jesucristo como protector directo así como a su Santísima Madre la Virgen María, igualmente al Ángel de la guarda de esa hermosa criatura por nacer, para que todos ellos escuchen cada una de estas oraciones y sea para bien de la nueva vida que está por llegar.

Consejos finales para embarazadas

Ya vemos en todo el contenido del presente artículo como una vez más Jesús nos muestra como es el único dueño de la vida así como de los milagros. Y es que Él es el único que da la posibilidad de que las mujeres embarazadas logren el bello gesto de amor más grande como es el ser madre.

Desde el comienzo de los tiempos vemos como Dios concede el milagro de la vida siendo la propia Virgen María la indicada para ello al concebir por medio del Espíritu Santo la responsabilidad de traer al mundo al Mesías.

Esperamos que este artículo haya podido servir de ayuda, esperanza y tranquilidad para muchas mujeres en estado de gravidez que actualmente tienen muchas dudas en cuanto al paso previo de ser madre.

Igualmente esperamos que sientan más claras y firmes en cuanto a la fe que deben tener en Dios en todo momento a partir de la ocasión de la concepción del hijo, y tener a Dios presente como el único capaz de dar esa tranquilidad, paz, esperanza y alegría de esos bellos nueve meses que dura el embarazo.

Y aun más allá después del alumbramiento seguir en las poderosas manos de Dios Padre así como de la propia Virgen María, quien es el mejor ejemplo de Madre abnegada por su hijo, y teniéndola presente como ejemplo digno.

Recomendamos al lector ver:

Oración de perdón

Oración por la paz del mundo

(Visited 535 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO