Biografía de San Ramón Nonato, nuestro patrono

San Ramón Nonato es el santo patrono de las mujeres embarazadas, al que también recurren aquellas que desea ser madres, requieren protección o alejar los rumores.

San Ramón Nonato

Si desea conocer algunas de las oraciones que se ofrecen a San Ramón, continúe leyendo este articulo.

¿Quien es San Ramón Nonato?

San Ramón Nonato, nació en el año 1204 en Portell, comarca de la Segarra, para la época, perteneciente a la diócesis de Urgel y posteriormente a la diócesis de Solsona, desde 1593, pequeña población de la antigua Corona de Aragón en España.

Se le conoce como Nonato o no nacido, porque su madre murió antes de darlo a luz y fue necesario hacerle una cesárea para extraerlo de su cuerpo.

Existen muy pocos documentos que permitan determinar si realmente existió o si la información que se maneja es veraz, sin embargo, los datos que se tienen indican que, con permiso de su padre, estando aún muy joven ingreso a la orden de los Mercedarios

Los Mercedarios fue fundada por San Pedro Nolasco, con el objetivo de rescatar a los católicos que eran prisioneros de los musulmanes, en el Norte de África.

Su progreso fue rápido y reconocido por su orden, en 1222 fue ordenado como presbítero y superior en algunas comunidades de la congregación.

Llegado su momento, su virtud le hizo el sucesor de San Pedro Nolasco, tomando el cargo de redentor de cautivos, viajando al norte de África.

Le acompañó su fe, valor y una cantidad considerable de dinero, que le permitiría dar la libertad a numerosos esclavos en Argel.

San Ramón Nonato

Cuando el dinero se terminó, se entregó como prisionero a cambio de la liberación de algunos cautivos que estaban en condiciones precarias y desesperadas.

Esta actitud causo la molestia de los poderosos, quienes arremetieron en su contra y lo maltrataron terriblemente.

Sin embargo, el magistrado principal del lugar, pensando en una posible recompensa por el y otros prisioneros ordeno que no se tratara con semejante crueldad.

Pero una vez pudo salir a la calle San Ramón Nonato siguió ayudando y confortando a los prisioneros cristianos o no, y su labor hizo que mucho se convirtieran al cristianismo, recibiendo el bautismo.

En esa época predicar el cristianismo a los musulmanes era castigado con la muerte y tal audacia despertó nuevamente la ira de las autoridades.

El gobernador, enfurecido le condenó a ser empalado, sin embargo, los intereses económicos de un cierto grupo que esperaban el pago del rescate por el religioso evito su condena.

El castigo fue azotarlo en todas las esquinas de la ciudad, luego le perforaron los labios y le colocaron un candado para evitar que continuara predicando.

La llave estaba bajo el poder del gobernador y solo se le entregaba al carcelero para ser alimentado.

No es necesario decir que la situación fue sumamente angustiosa y dolorosa, pasado ocho meses de esto, San Pedro Nolasco pudo enviar miembros de los mercedarios para rescatarlo.

En 1239 regresa a España, con pena por dejar aún en tierras africanas muchos prisioneros.

El Papa Gregorio IX le nombra Cardenal, sin embargo, a pesar de este honor continuó su labor de siempre, sin modificar sus ropajes, ni su austera celda del convento y mucho menos su forma de vivir.

El Papa solicito su presencia en Roma y camino allá, contrajo algún mal que le causó la muerte en agosto de 1240, siendo aún joven.

Novena al Santo

Es una costumbre de muchos de los devotos realizar una novena a San Ramón Nonato, para  colocar a sus pies muchas intenciones.

Oraciones a San Ramón Nonato

No podemos subestimar el poder de la oración, que siempre ofrece tranquilidad a nuestro corazón y la respuesta  adecuada para nuestras necesidades.

Si es devoto de este santo o desea pedirle por alguna intención en  particular, a continuación podrá encontrar la oración a San Ramón Nonato para quedar embarazada, tener un buen embarazo y alumbramiento que libre de todo mal.

Para quedar embarazada

Oh San Ramón Nonato deseo ser madre más que nada en el mundo, pero la vida no me sonríe con este precioso regalo. No logro quedar embarazada y por eso acudo a ti.

Bendito San Ramón Nonato concédeme este maravilloso deseo, ilumina mi vientre y bríndame la gran oportunidad de darme un hijo, te lo pido por favor.

No desestimes mis ruegos, no dejes de lado mis suplicas y no me desampares, porque mi corazón ansia ser madre, deseo tener esa dicha, escúchame y permítemelo.  Amén

Para un buen embarazo

Oh bondadoso y prodigioso San Ramón Nonato! A ti acudo movida por la bondad  y la benignidad con que siempre trataste a quienes te rodeaban y ahora a tus devotos.

Acepta Santo mío, las plegaria que con fervor  y buenas intenciones te ofrezco, amado patrón de las embarazadas.

Aquí estoy San Ramón Nonato, soy una de ellas y me pongo humilde bajo de tu protección y amparo, suplicándote que, así como se conservó inquebrantable y victoriosa tu paciencia en los ocho meses en que fuiste torturado con el candado en tus labios.

Y sobreviviste a las demás penas y martirios que pasas dentro de tu calabozo, saliendo libre y victorioso de aquellas torturas al noveno mes, así mi amado San Ramón Nonato abogado mío, te suplico con humildad alcances de mi Dios y Señor para mi este gran favor:

Que esta criatura que está en mi vientre se conserve en vida y salud por todos los ocho meses de gestación y en el noveno salga libre, sano y fuerte a la luz de este mundo.

Haciendo oh Santo mío, que así como el día que salió su alma del cuerpo, que fue día de regocijo, así sea el día de mi parto, lleno de alegría y gozo.

Que se cumplan todas aquellas circunstancias y condiciones que tu sabes protector mio, más convienen a mi alma y a la de mi hijo, para mayor gloria de Dios y suya. Amén.

Para un buen parto

Oh San Ramón Nonato! Excelso patrono, eres modelo de caridad para aquellos que tienen necesidad.

Estoy ante ti, postrado con humildad a tus pies, implorando que me auxilies en mi necesidad.

Tu que eres dichoso ayudando a los que te necesitan, que pasaste tu vida confortando y socorriendo a los pobres de la tierra, te pido me mires.

Socorredme, te lo suplico, oh glorioso San Ramón Nonato! Oh glorioso protector, acudo a ti para pedirte que bendigas a mi hijo, el que en este momento llevo en mi vientre. Danos protección a él  y a mi en el parto que se aproxima!

Te prometo amarlo, protegerlo y educarlo según los mandamientos de Dios.

Escucha mis plegarias y oraciones, mi amante y bondadoso protector San Ramón Nonato.

Que sea la madre feliz de este hijo, que espero dar a luz protegida y bendecida por tu gran y bondadoso poder. Amén.

Para protección

San Ramón Nonato es un santo al que también se le pide para que nos brinde protección.

En este vídeo puede escuchar la oración a San Ramón Nonato para esta intención y emplearla cuando le sea necesario:

En este blog podrá encontrar artículos muy interesantes y útiles, le invitamos a visitar los siguientes enlaces para comprobarlo:

San Lino

Oración por el Papa

La pesca milagrosa

(Visited 8 times, 1 visits today)

Deja un comentario