Historia de la Virgen de Itatí y sus milagros

Como fieles creyentes y practicantes católicos, creemos en la Virgen María, madre de Jesús y en sus distintas advocaciones. Gracias a este artículo podrás conocer todo lo relacionado con la Virgen de Itatí, oración, imagen, y mucho más, no dejes de leerlo.

virgen de itatí

Historia de la Virgen de Itatí

Esta advocación mariana, es adorada en el santuario del departamento de Itatí, al lado norte de la provincia de Corrientes, en la ribera del río Paraná, Argentina. Dicha ciudad fue fundada por el religioso franciscano Luis de Bolaños, en el 7 de diciembre de 1615.

La veneración a la Virgen de Itatí data del año 1589 a raíz de que el religioso franciscano llevará la imagen a su lugar actual en el santuario. Debe su nombre a la lengua nativa de los pobladores guaraníes Ita  que quiere decir roca y ti que significa blanca, es decir la traducción sería “Piedra blanca”, ya que se encontró muy cerca de los yacimientos de cal, cercanos al riachuelo de Calería.

Para esa época colonial había muchas disputas entre los pobladores indígenas, por el control territorial y sus peleas eran muy sangrientas. Entonces los miembros de la orden franciscana que dirigía Luis de Bolaños, deciden trasladar la imagen desde la reserva de Ciudad Real hasta la provincia de Guayrá en donde levantaron un santuario para orar y pedirle a la virgen. Debido al ataque de una tribu rival fue destruido el lugar y la imagen de la virgen se extravió.

Según los historiadores, la figura de la virgen la localizaron un grupo de indios  en el cauce del río Alto Paraná, muy cercano al puerto de Santa Ana. Dicen que la imagen de la virgen de Itatí apareció rodeada por una luz muy brillante, posada sobre una piedra, y que podía oírse una música que no era producida por humano alguno. De inmediato fue ordenado su reubicación a la reserva por el Fray Luis Gámez.

A raíz de que el puerto de Santa Ana, queda en total abandono ya que sus pobladores decidieron marcharse, es cuando el Fray Luis de Bolaños tiene la idea de asentar la reserva de indios en este lugar. Dándole en nombre de “Pueblo de Indios de la pura y limpia concepción de Nuestra Señora de Itatí”, que con el pasar de los años empezó a conocerse como Itatí.

Coronación de la Virgen de Itatí

La imagen de la Virgen de Itatí, fue exaltada por el Papa León XIII el 16 de julio de 1900, con el nombre de la Reina de Paraná. Corría el mes de febrero de 1910, cuando el Papa Pío X estableció la Diócesis de Corrientes y para el 23 de abril de 1918, es coronada como la patrona y protectora de Corrientes.

Es tal la belleza de la imagen de Nuestra Señora de Itatí, que muchos quedan impresionados de su tez oscura y su inigualable dulzura cada vez que tienen la oportunidad de verla. Pueden observarse en ella unos verdaderos ojos de Madre, que dan la sensación de que está mirando a todo creyente que acude a ella en búsqueda de un milagro o un favor. Su rostro transmite una serenidad y paz, que invade el alma del ferviente creyente.

Talla de la Virgen de Itatí

Su imagen fue tallada empleando dos magníficas especies arbóreas, el cuerpo a partir del árbol majestuoso de Timbó y rostro con el más esplendoroso Nogal. El porte de esta imagen es de un metro veintiséis centímetros de altura (1,26 metros), recreando la imagen de una Virgen con un hermoso cabello negro, la cual se encuentra de pie, encima de una especie de media luna, sus bellas manos se juntan en semejando la posición de oración, las cuales se encuentran rodeadas por un rosario.

Lleva una capa de color azul, provista de elementos bordados en hilo de oro, y sobre su cabeza lleva una túnica blanca, y encima para rematar el detalle descansa una corona que tiene doce estrellas a su alrededor.

Milagros de la Virgen

De llevar un registro pormenorizado de todos los milagros que la Virgen de Itatí realizaba a los feligreses del pueblo. Fueron acopiados de acuerdo a los relatos reales de los propios actores y de los testigos presenciales de dichos milagros.

Sus escritos son simples, ya que transcribió de manera fiel todo lo que expresaron sus protagonistas y testigos, entre los que se pueden mencionar:

  • El caso de una niña que habiendo nacido invidente por problemas congénitos, su madre pidió la intersección de la virgen para que su pequeña hija recobrara la vista. Su promesa era rezar una novena a Nuestra Señora de Itatí, y al concluir la novena la niña ya podía ver.
  • Se tiene registro de milagro del niño de doce (12) años, quien fue víctima de una muerte súbita y uno de sus familiares le colocó una estampa de la virgen sobre la frente amarrada con una cinta medida con el grabado de Nuestra señora de Itatí. Cuenta el relato que el niño fue volviendo en sí progresivamente, hasta quedar incorporado y sano por completo.

Oración a la Virgen de Itatí

“Tiernísima Madre de Dios y de los hombres, que bajo la advocación de la Pura y Limpia Concepción de Nuestra Señora de Itatí, miraste con ojos de misericordia por más de tres siglos a todos los que te han invocado”.

“Atiende nuestras necesidades que tú mejor que yo las conoces”.

“Concédenos un gran amor a tu divino Hijo Jesús y un corazón puro, humilde y prudente, paciencia en la vida, fortaleza en las tentaciones y consuelo en la muerte”.

Amén

Si te ha gustado este artículo, puede que te interese conocer más revisando en:

Rosa Mística

La medalla milagrosa

Oración por la paz del mundo 

 

 

(Visited 749 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO