Conozca los mejores versículos para mujeres valientes y esforzadas, aquí

En el siguiente post conozca más sobre los mejores versículos para mujeres valientes y esforzadas. También podrás conocer la historia de mujeres virtuosas y valientes a la luz de la escritura.

versículos para mujeres 1

Versículos para mujeres

Dios tiene muy buen concepto de la mujer, a través de la escritura Dios ha descrito en diferentes ejemplos lo valientes, esforzadas y perseverantes que son. Muchas de ellas sin importar dejar familia, hijos o su tierra por heredad deciden luchar por la gracia de Dios que es mejor que cualquier diamante.

Sin pasar por alto lo delicado que es Dios, podemos encontrar en la dulzura de su promesa como exalsa, elogia, y enuncia a la mujer. En la escritura no se evidencia a Dios menospreciando su creación, aunque considera que por ser humana es un ser capaz de cometer errores, aun así, piensa en ella con adoración.

Las promesas de Dios para su vida son las que le hacen amar y la guían por el camino sabio y prometedor del propósito de Dios. Debe ser tratada con consideración para no menospreciar a la luz del hecho de que en ellas hay significativamente más poder del que el hombre podría sospechar y que pueden seguir adelante y lograr lo que se propongan. (Ver: La Biblia)

Son firmes, confiables, radicales y con dominio propio; adoradoras, sensibles, simultáneamente sólidas y determinados; generalmente buscan de algún modo socializar y ayudar.

versículos para mujeres 2

Por eso te traemos 22 versos que serán de gran ayuda y que en su momento también podrás compartir son el resto de tu circulo social y laboral. Todos estos versos son tomados de las escrituras.

  • Proverbios 14:1

La mujer sabia construye su casa; mas la necia con sus manos la echa a perder.

  • Proverbios 31:11-12

Su esposo confía plenamente en ella y no necesita de beneficios mal ganados. Ella le es fuente de bien, no de mal, todos los días de su vida.

  • Proverbios 31:13-15

Anda buscando lana y de lino, y gustosa trabaja con sus manos. Es como los barcos mercantes, que traen de muy lejos su alimento. Se levanta de madrugada, da de comer a su familia y asigna tareas a sus criadas.

  • Proverbios 19:13

Dolor es para su padre el hijo que no obedece, Y gotera continua las discusiones de la mujer. (Proverbios 19:13)

  • Rut 3:11

Y ahora, hija mía, no temaís. Haré por ti todo lo que me pidas. Todo mi pueblo sabe que eres una mujer única.

  • Proverbios 31:10

La mujer virtuosa ¿quién la encontrará? Ella es mucho más valiosa que los diamantes. (Proverbios 31:10)

  • Proverbios 19:14

La casa y el dinero se heredan de los padres, pero la esposa ideal es un regalo del Señor.

  • 1 Timoteo 3:11

Las mujeres asimismo sean honestas, no mentirosas, sino sobrias, dedicadas en todo. (1 Timoteo 3:11)

  • Proverbios 11:16

La mujer agraciada tendrá honra, y los fuertes tendrán posesiones. (1 Timoteo 3:11)

versículos para mujeres 2

  • Génesis 2:18

Entonces el Señor Dios expreso: “No es bueno que el hombre esté solo, le haré ayuda idónea para él.”

  • Proverbios 31:20-21

Alarga su mano al pobre, Y extiende sus manos al menesteroso. No tiene temor de la nieve por su familia, porque toda su familia está vestida de ropas dobles.

  • 1 Corintios 11:3

Pero que sepáis que la cabeza de todo varón es Cristo, y la cabeza de la mujer es el hombre, y la cabeza de Cristo es Dios.

  • Efesios 5:22-23

Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor. Pero el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, su cuerpo, y es él es su Salvador.

versículos para mujeres 3

  • Efesios 5:22-33

Sin embargo, que cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo, y la mujer, que respete a su marido.

A las ancianas, enséñales que sean reverentes en su conducta, y no calumniadoras ni adictas al mucho vino. Deben enseñar lo bueno y aconsejar a las jóvenes a amar a sus esposos y a sus hijos, a ser sensatas y puras, cuidadosas del hogar, bondadosas y sumisas a sus esposos, para que no se hable mal de la palabra de Dios.

Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos, para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, considerando vuestra casta y respetuosa manera de vivir.

  • Génesis 12:11, 14

Cuando estaba a punto de entrar en Egipto, dijo a Sarai su mujer: “Yo sé que tú eres una mujer hermosa en aspecto… Cuando Abram entró en Egipto, los egipcios vieron que la mujer era muy hermosa.”

  • Génesis 24:16

La joven era muy hermosa, y además virgen, pues no había tenido relaciones sexuales con ningún hombre. Bajó hacia la fuente y llenó su cántaro y se preparaba para subir. (Génesis 24:16)

  • Esther 2:7

Estaba criando a Hadasa, es decir, Ester, hija de su tío, porque no tenía padre ni madre. La joven tenía una figura hermosa y era una maravilla para la vista, y cuando su padre y su madre murieron, Mardoqueo la tomó como su propia hija.

  • Cantar de los Cantares 4:1

He aquí que tú eres hermosa, amada mía, he aquí que tú eres hermosa. Tus ojos son como palomas detrás de tu velo. Tu cabello es como manada de cabras saltando por las laderas de Galaad. (Cantares 4:1)

  • 2 Corintios 12:9

Pero él me dijo: «Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad». Por lo tanto, gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo. (2 Corintios 12:9)

  • 2 Corintios 4:16-18

Por tanto, no nos desanimamos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día.

Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento. Así que no nos fijamos en lo visible, sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno.  (2 Corintios 4:16-18)

  • Efesios 3:16-19

Le pido que, por medio del Espíritu y con el poder que procede de sus gloriosas riquezas, los fortalezca a ustedes en lo íntimo de su ser, para que por fe Cristo habite en sus corazones.

Y pido que, arraigados y cimentados en amor, puedan comprender, junto con todos los santos, cuán ancho y largo, alto y profundo es el amor de Cristo; en fin, que conozcan ese amor que sobrepasa nuestro conocimiento, para que sean llenos de la plenitud de Dios.

  • 1 Pedro 3:3-4

Que la belleza de ustedes no sea la externa, que consiste en adornos tales como peinados ostentosos, joyas de oro y vestidos lujosos. Que su belleza sea más bien la incorruptible, la que procede de lo íntimo del corazón y consiste en un espíritu suave y apacible. Esta sí que tiene mucho valor delante de Dios.

  • Isaías 60:1

¡Levántate y resplandece, que tu luz ha venido hasta aca! ¡La gloria del Señor brilla sobre ti! (Isaías 60:1)

  • Salmos 139:13-14

Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre. ¡Te alabo porque soy una creación única! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé perfectamente! (Salmos 139:13-14)

  • Proverbios 12:4

La mujer ejemplar es corona de su esposo; la desvergonzada es carcoma en los huesos.

Mujeres  valientes de la Biblia

La Biblia tiene muchas historias de damas temerosas de Dios que tuvieron mucho efecto en ese momento. Estas mujeres pasaron el rato en un mundo comandado por hombres y demostraron que Dios nos utiliza a todos para realizar sus maravillas. Estas son 9 mujeres que sobresalieron, sin embargo, de ninguna manera son las únicas.

Sara

Rebosante de confianza, consciente, encantadora, madre de los individuos de Israel. Sara, a pesar del hecho de que estaba en ese punto en años, entregó todo para continuar con un resto alucinante en tiendas de campaña.

Generalmente se quedaba junto a su media naranja, Abraham, apoyándolo. Sara confiaba en Dios, y a los 90 años, vio su fantasía de tener a un hijo trabajando como se esperaba. Dios llenó su corazón de felicidad. Sara entonces declaró: “Dios me ha hecho reír, y todos los que descubran que he tenido un hijo se reirán conmigo”.

Miriam

La hermana más experimentada de Moisés, profetisa, aclamada pionera, sabia. Miriam fue criada como esclava en Egipto. Él trató con su hermano Moisés cuando era un niño. Ese es un Moisés similar a quien Dios usó para liberar a los individuos de la servidumbre. (Ver: Nuevo Testamento)

A pesar de ser una innovadora en aplausos, Miriam fue una profetisa y los hebreos la consideraron por todas partes. Miriam les cantó así: Canten al Señor, a quien se le ha delegado triunfante.

Rahab

Valiente, adherente a Dios, salvó a su familia. Rahab era una prostituta de Jericó que salvó la vida de dos agentes del gobierno hebreo. Esa fue la motivación detrás de por qué su familia se salvó cuando los hebreos atacaron a Jericó.

Debido a su confianza, esta odiada dama se ganó un lugar entre los individuos de Israel, terminó siendo uno de los precursores de Jesús y adquirió una situación entre los santos de la confianza. Por confianza, la ramera Rahab no murió junto al insubordinado, Porque él había puesto a los agentes del gobierno en armonía.

Débora

Juez, profetisa, pionera de la guerra. Deborah fue una profetisa y juez que condujo a Israel cuando no había gobernante. Ella trajo al ejército e instó a los guerreros a vencer a los opresores. Bajo la iniciativa de Deborah, Israel tuvo tranquilidad por mucho tiempo.

Los guerreros de Israel desaparecieron; Se desvanecieron hasta que me levanté. Yo, Deborah, me levanté ¡Como una madre en Israel!

Ruth

Firme, devota, dedicada, inquebrantable ante Dios. Ruth no era israelita, pero se ganó un lugar entre los parientes de Dios por su devoción a Dios y por su relativo amor. Ella dejó su hogar y su familia para servir a Dios. Ruth fue perseverante y consciente. Él venció el corazón de Booz y fue la increíble abuela del rey David.

En cualquier caso, Ruth respondió:

“¡Trata de no exigir que te deje o que me separe de ti!”

Ya que iré a donde vayas, y viviré donde vivas.

Tus parientes serán mis parientes, y tu Dios será mi Dios.

Ana

Dama de súplica, confiable, admiradora, madre del profeta Samuel. Ana no podía tener hijos, sin embargo, confió en Dios y le pidió uno con confianza. En el momento en que Dios se lo ofreció, ella lo aceptó como una muestra de mucha obligación. Samuel experimentó la infancia en el santuario y se convirtió en un profeta extraordinario.

Ana planteó esta oración:

Mi corazón celebra en el Señor; En él yace mi capacidad. Puedo alabar tu salvación. También, ridiculizar a mis enemigos.

Esther

Realmente, inteligente, razonable, valiente. Esther era una joven israelita que ganó el espectáculo de magnificencia más significativo de su tiempo y se convirtió en la gobernante de Persia. Ella fue valiente y se arriesgó con su vida para evitar que su familia fuera una masacre extraordinaria.

Dios le dio a Esther excelencia, esfuerzo y conocimiento para que ella pudiera asegurar a su familia. La gobernante amaba a Esther más que a las diversas damas, y ella se ganó su respaldo y compasión más que las diversas vírgenes. Así que sostuvo la corona real y declaró a su gobierno en lugar de Vasti.

María

Es considerada desde mucho antes como una mujer modesta, devota, madre de Jesús. María era una joven básica que fue elegida para una misión extraordinaria: ser la madre de Jesús. Ella no descartó esa misión, sin embargo, la reconoció con confianza, con seguridad y equilibrio, María le enseñó a Jesús y, años después del hecho, lo vió ascender en magnificencia.

“Aquí tienes a los asalariados del Señor”, dijo María. Dale la oportunidad de hacerme lo que me has hecho saber.

Priscilla

Se describe como una mujer educadora, valiente, agradable, pionera en la congregación, con muchos dones. Priscilla es un caso de colaboración. Ella trabajó con su pareja, Aquila, sacando el mensaje de Dios y llevándolo por todo el mundo de extremo a extremo.

Eran compañeros de Pablo y establecieron una congregación en su hogar. Priscilla y Aquila, además, instruyeron y organizaron a un hombre llamado Apolos para que Dios la creara.

Actitudes

Muchas Iglesias han acostumbrado  tener en poco la participación de las mujeres. La verdad es que han sido un regalo increíble en la vida de la Iglesia del Señor Jesús. Independientemente del extraordinario machismo existente en la forma de vida descrita en la Biblia, descubrimos mujeres increíbles que tienen mucho que enseñarnos.

En reverencia a las damas, me gustaría presentar siete estados de ánimo de las damas en la Biblia que se deben copiar:

La quietud de María

María fue elegida entre diferentes señoritas para ser la madre del Salvador. Tal vez eso podría haber traído a su corazón un orgullo específico, único. Ella, en cualquier caso, dijo algo que en su conjunto necesitamos expresar día a día a Dios: Y María dijo:

” Mi espíritu amplifica al Señor y mi alma celebra en Dios mi libertador, ya que ha mirado la modestia de su seguidora, así que desde ahora todas las edades me llamarán favorecida … “(Lc 1, 46-48).

La quietud de María, al ponerse en manos de Dios y colaborar con el Señor en su extraordinaria misión, es algo realmente interesante, que cada creyente debe reflejar.

Perseverancia en la petición de Ana

Ana no había tenido una vida simple. Además, Ana era estéril, algo pensaba en una especie de vileza en su tiempo. La otra esposa del cónyuge la desmotivó y la rechazó y la envolvió a una miseria increíble en su corazón debido a todo eso.

Sea como fuere, no abandonó su objetivo de tener un hijo y no cedió a los murmullos, a pesar de lo que podría esperarse, continuó en la petición y pudo decir: “Ana imaginó y cuando llegó la oportunidad ella sacó a relucir a un tío a quien Samuel llamó, alegando que, según él, le preguntó a Jesus “.

La valentía de María Magdalena para vencer el pasado

La Biblia dice que María Magdalena era una demoníaca. Jesús echó siete demonios de ella, sin embargo, no tenemos numerosas sutilezas del pasado de ella,  sin duda, definitivamente no fue un pasado que satisfizo a Dios.

Ella, sea como fuere, tuvo la fortaleza mental para conquistar su oscuro pasado y ser una increíble asalariada del Señor Jesús. Ella es constantemente referenciada en la organización de los devotos, y fue la primera en conocer y evaluar el avivamiento de Jesucristo. Fue una persona quien demostró una supervivencia sin igual, una imagen genuina de cambio que Dios obra en la vida de las personas.

El conocimiento de Miriam para vencer las emergencias

Faraón había verificado que Egipto necesitaba ejecutar jóvenes varones. Esa solicitud puso en peligro la vida de Moisés, que aún era un bebé. Sea como fuere, la metodología de la madre de Moisés y Miriam, su hermana, le perdonaron la vida.

Fue difícil, Miriam indicó una inteligencia extraordinaria al seguir al niño que fue puesto en un celemín en la corriente, persuadiendo a la niña del faraón de que llevara al niño a su propia madre, para que lo tratara durante bastante tiempo. Ella evitó la existencia de Moisés con su método perspicaz para manejar circunstancias hostiles.

El temor de Dios de la prostituta Raabe

Raabe se menciona en la Biblia como una prostituta. La Biblia no cubre lo que ella era. Sin embargo, tampoco oculta el cambio que estaba ocurriendo en su corazón. En el discurso que tuvo con los agentes del gobierno de Israel, que guardó en su casa con el fin de asegurarlos, nos demuestra un temor extraordinario de Dios:

Una increíble admisión de temor al Señor. Teniendo en cuenta que Raabe vivía en un pueblo agnóstico, su anuncio indica cuán extraordinario fue su temor. Su actitud mental hacia Dios era tan increíble que fue parte de la paternidad de Jesucristo, decidió guardar a estos personajes y encubrirlos hasta que pasaran los guardias.

El entusiasmo del predicador de la dama samaritana

La dama samaritana, como todos saben, tuvo una experiencia extraordinaria con Jesús cerca de un pozo donde fue a buscar agua. Jesús le descubre los errores que había cometido en varias ocasiones y le reveló algo extremadamente innovador que afectó su corazón.

¿El resultado? El entusiasmo de la mujer fue notable, que llevó las expresiones de Jesús a sus parientes, que no lo conocían: “La mujer, dejando su contenedor, se apresuró a la ciudad y dijo a la gente:« Ven a ver un hombre que me hizo saber todo lo que he hecho. ¿Es correcto decir que no es el Cristo? “Salieron de la ciudad y fueron a él”.

El personaje de la mujer prudente.

Las últimas estrofas del libro de proverbios están dedicadas a reconocer el carácter de una dama que no tiene nombre, pero que bien podría ser una de las mujeres piadosas extraordinarias, que existieron y existen en nuestras ocasiones.

Esa dama presenta excelencias bajo la atenta mirada de la familia, el cónyuge, los hijos; en la forma genuina y devota con la que trabaja; en el modelo que le brinda a su vecino, en la forma inteligente en que continúa con su vida, y así sucesivamente. Este contenido demuestra un resumen de las características de las mujeres justas y cómo son importantes.

(Visited 3.543 times, 14 visits today)

Deja un comentario