Aprende cómo hacer las oraciones poderosas a Dios, aquí

En el siguiente post conocerás cómo hacer las oraciones poderosas a Dios y los excelentes resultados que por causa de ellas obtienes en tu vida.

oraciones poderosas a Dios 1

Oraciones poderosas a Dios

Increíblemente Dios en su infinito amor, dedica tiempo a escuchar cada una de nuestras oraciones, sin importar el tiempo que duren o la cantidad de peticiones que vengan en ella. Su palabra dice que la comunión íntima con Él la tienen los justos, los limpios y los que le buscan de corazón genuino. A continuación te presentamos algunas oraciones poderosas a Dios que puedes elevar en diferentes circunstancias. (Ver: La Biblia)

Dios amado, dador y proveedor de vida,

Luz de increíble consuelo y dirección de mi espíritu,

deleite que mejora mi vida,

Bajo tu luz me cubro

Busco en ti encender el fuego de tu afecto en mi confianza,

¿Puedo percibirte y aclamarte?

Quiero sentir felicidad con tu cercanía celestial,

Intento no lamentarme con tormentos

Desde el momento en que supe que me cuidarías.

oraciones poderosas a Dios 2

En este momento de mi vida

Cuando experimento mil problemas,

Además, cuando siento que mi confianza se desintegra,

Cuando me da vergüenza mi poca firmeza,

Te busco y me doy cuenta de que me contestas,

No sigues huyendo de mí como mis adversarios

Me agarras de la mano y me conduces a ti.

Junto a ti necesito caminar

A pesar del hecho de que parece ser difícil ayudar a mis pies en el camino brusco,

Hoy percibo cada uno de mis defectos,

Lo que es más, no tener ningún deseo de pensar en estar lejos de ti,

aunque este absolutamente arrepentido,

Vengo a conducirme por tu camino benevolente.

oraciones poderosas a Dios 4

Que mis peticiones lleguen a tus oídos

Lo que es más, que mis dudas se terminen.

Me doy cuenta de que no merezco tu mirada,

Sea como fuere, confío en tu extraordinario poder,

Además, me doy cuenta de que con cada oración,

Me escuchas y me ayudas

Con el objetivo de que pueda cantar los gestos de reconocimiento,

Además, bullicioso y claro, hace eco en todas partes del planeta,

por eso y más me quedo en tus manos ¡Oh, mi Señor!

Que así sea.

Oraciones poderosas a Dios 5

Por la familia

El regalo de Dios está en mi hogar.

Estamos cargados del Espíritu Santo de afecto, poder y equilibrio.

En mi familia hay comprensión, correspondencia, amor.

Nos une el poder de Jesús.

Tiene ventaja sobre todos los demás en esta casa.

Él nos criará, en caso de que hayamos fracasado.

Su palabra llenará nuestras vidas cada día.

Asumo la responsabilidad de dirigir a mis hijos en tu palabra

e impartirles el afecto que por Dios deben sentir y el respeto por su vecino.

Oraciones poderosas a Dios 6

En esta casa no habrá sentimientos ni conductas desenfrenadas.

Por el bien de Jesús podemos controlar lo que hablamos.

No afligiré a mi compañero ni a mis hijos con mi lengua.

Mis hijos no escucharán mentiras, críticas o chismes contra nadie en esta casa.

Les daré instrucciones para que se contenten con lo que tienen, sin embargo,

que consideren, ahorren, luchen y trabajen genuinamente

para obtener una compensación razonable.

NO CRIARÉ NIÑOS CAPRICHOSOS,

HARAGANES, PENDIENTES DE LO AJENO,

CRÍTICOS, CONTAMINADOS Y AMANTES DE ELLOS MISMOS.

Mis hijos no pasearán en centros penitenciarios, ni en posesiones,

ni en medicamentos, a la luz del hecho de que en mi hogar recibirán consideración,

amor, respeto, compañía y comprensión;

y no simplemente gritos, reproches y ofensas.

Amor en tiempo de adoración, disciplina cuando se requiere control,

mas no la más mínima disciplina de sangre fría y despiadada.

Les mostraré a mis hijos que, por comportamiento desafortunado,

frivolidad, egoísmo y apatía, HAY UN CASTIGO:

Ruina espiritual, buena y relacionada con el dinero.

Es cualquier cosa menos una disciplina de Dios,

pero resulta que TODOS nos enfrentaremos,

en caso de que demostremos desorden.

Jesús, mi familia depende de ti: esta familia es TUYA.

En cualquier caso, percibo mi obligación y mi responsabilidad de impulsar a mi familia.

Buscaré constantemente de ti, me beneficiaré de tu promesa:

DAME DE TU GRACIA, TU FUERZA, TU PODER SOBRENATURAL

PARA CUIDAR Y SER UN BUEN PADRE.

En el poderoso nombre de Jesús

AMÉN.

oraciones poderosas a Dios 7

Por trabajo

Querido Dios,

te precedo hoy para solicitar ayuda con esta súplica.

Como una cuestión de primera importancia,

Dios, necesito disculparme por mi conducta,

alegando que, de la misma manera que Adán te ignoró al comer los alimentos

que no debía y crecía de la tierra, fue sorprendido.

Como resultado de él, también fracasé.

Disculpe y no me deje experimentar un trabajo agonizante cada día de mi vida.

 Dios, te grito con el argumento de que solitario te sintonizas con amabilidad con mis súplicas;

¡Miren la desesperanza, el trabajo y los abusos forzados

por las personas que maltratan al trabajador y me lo transmiten!

Dios, te necesito conmigo a la luz del hecho de que sólo haces equidad para el trabajador.

Por el contrario, las personas por ahí no están solicitadas e incluso

están listas para despedir al representante con apenas un centavo.

Con esta súplica, te pido que me des conocimiento para que no caiga en un insulto

y que otros tomen el producto de mi trabajo.

Oraciones poderosas a Dios 8

Amado Rey, protégeme de tener supervisores que traten a los trabajadores a sangre fría

y los maltraten con trabajo limitado,

emprendiendo negocios que los beneficien a ellos y a nadie más.

Dios mío, no me des la oportunidad de continuar con una vida dura debido al trabajo

subyugante y perjudicial que necesitan para imponerme.

Independientemente de si tuve el mejor trabajo en el planeta,

en esta petición de trabajo me someto, Señor, para cumplir con tus decretos

y ofrecer descanso a mi cuerpo una vez por semana,

y por lo tanto tengo la opción de respetarte, Dios mío.

Gracias por las aptitudes y habilidades en mi trabajo,

de manera similar a como le diste a tus empleados Bezalel y Aholiab,

quienes hicieron maravillosos trabajos para ti.

Suplico que llegará el día en que pueda reunirme con mi familia

y celebrar los logros de mi trabajo,

a la luz del hecho de que su Señor Dios nos habrá favorecido.

Oraciones poderosas a Dios 9

Maestro, me doy cuenta de que en caso de que usted favorezca mi trabajo,

no hay nada ni nadie que me impida avanzar;

Esa es la razón por la que te garantizo que ayudaré

a los que tengan menos suerte para que puedan comer;

No seré malo, por liberal que sea con mis dotaciones;

si mi hermano en la confianza me alcanza, no lo acusaré de intriga;

e independientemente de si fue accidental o falta de consideración,

si una parte del producto de mi trabajo se dejara a alguien

más necesitado que yo, no le pediré que lo devuelva.

Dios mío, deseo con toda mi existencia que me favorezcas,

a la luz del hecho de que en tu aprobación

hay un verdadero éxito para mi trabajo, mi familia, mis bienes y mi futuro.

Abre el cielo, tu fortuna liberal,

para derramar tu lluvia de regalos a su debido tiempo.

En ese momento, prestaré a muchos y nunca más volveré a recibir de nadie.

En este momento, te aclamé, Señor,

porque, siendo leal, obtendré tu aprobación en mis fondos de reserva,

en todos los elaborados por mis manos y en la tierra que me ofreces para vivir.

Por el bien de Jesús,

que así sea.

Restauración matrimonial

Padre Altísimo incesante

ciertamente me presento ante su honrada posición de belleza,

presentándole nuestra circunstancia matrimonial,

las diferencias, los problemas que tenemos,

el tormento que nos hemos causado.

Le presentamos nuestra circunstancia pasada de que tal vez hasta hoy

no hemos tenido la opción de vencerlo, y de esta manera hay una ausencia de absolución

Hoy, Santo Padre, mortificado ante usted, le pedimos, le rogamos recuperar,

nuestro matrimonio,

que vengan a nuestro matrimonio, rompan en él, y nos cambien,

por favor nos cambien.

Aléjese, aléjese de nuestro matrimonio, la conmoción, la dureza, los reclamos,

las diferencias, la contradicción, la infidelidad, la separación,

el engaño, la tergiversación no son bienvenidas en nuestro matrimonio.

A partir de ahora, me dirijo a cada alma de crueldad.

Alma de salvajismo sométete ahora,

te sostengo ahora, te ato y te expulso, por el bien de Jesús.

Dejas mi casa, mi matrimonio,

te someto al poder y experto de Jesucristo.

Nunca más avanzas o prosperas en mi matrimonio,

huye, te dispersas ahora, nunca vas a impactar,

ni estarás calificado para mi matrimonio, en mi hogar.

Nunca habrá maltrato en mi hogar con el argumento de que la administración,

el poder, el dominio y el especialista de Dios

están en mi hogar desde ahora y por la eternidad.

Satanás te digo que nunca tendrás control, ni directamente aquí en mi casa.

Por el bien de Jesucristo.

¡Tu nombre tiene control Santo Padre,

tu nombre tiene tanto control!

¡Favorezco tu nombre en bondad!

¡Sumo Padre!

Los impuros son expulsados ​​de mi hogar,

yo los saco de mi hogar, de nuestras vidas ahora,

nunca prosperan ni avanzan en nuestro matrimonio.

Anulo, desconcierto y arruino cualquier plan de separación que Satanás

espera tener para mi matrimonio, en ese mismo momento,

todo ese arreglo se desactiva y Dios recupera mi matrimonio ahora,

en el presente, por el bien de Jesús.

Amén.

Por sanidad

Padre, por el bien de Jesús, venimos a alabar y exaltar tu nombre.

Agradecemos tu adoración y benevolencia.

Jesús, gracias por la penitencia que hiciste en la cruz del Calvario.

Padre, a partir de ahora precedo a tu presencia sagrada por el bien de Jesús

para intervenir para la recuperación de mis hermanos, que necesitan tu toque celestial

con el objetivo de restablecer su bienestar.

Muy agradecido a ti Padre por tu amabilidad.

Eres Dios en el paraíso y en la tierra y está escrito en tu palabra:

“Herido fue por nuestras rebeliones, motivo de nuestros errores,

la disciplina de nuestra tranquilidad había llegado, y por sus heridas fuimos sanados”.

Padre, escrito en tu palabra dice:

“Estas señales perseguirán a las personas que aceptan:

en mi nombre expulsarán los espíritus malignos,

hablarán nuevas lenguas y, además, declararán que pondrán

sus manos sobre los borrados y enmendarán”.

Padre, por el bien de Jesús, por la sangre del Nuevo Pacto en Jesús,

a partir de ahora reprendo y anulo  espíritus de adicciones, distracciones

 miseria, estrés, temor, desesperación.

Por el bien de Jesús, reprocho cada efecto secundario de cualquier enfermedad

que esté atacando a este individuo.

Por el bien de Jesús, por la sangre de Cristo,

ato el espíritu de enfermedad, la confusión ansiosa,

la agitación, problemas  cerebrales, la enfermedad coronaria,

el SIDA, la neoplasia, la ansiedad, la debilidad, la anorexia,

la leucemia, la inflamación de las articulaciones, los tumores, el desarrollo imperfecto, diabetes.

Le pido que abandone su cuerpo de inmediato por el bien de Jesús.

Por el bien de Jesús, solicito la reproducción de tejidos, músculos, ligamentos, tendones.

Solicito  la nueva fabricación de rodillas, caderas, pulmones, hígados, corazones, páncreas.

Padre, a partir de ahora, dependa de los asistentes celestiales en recuperación para traer

estos nuevos órganos, a la magnificencia de su nombre sagrado.

Solicito por el bien de Jesús, el grosor óseo típico en toda la estructura esquelética

y el funcionamiento normal del marco hormonal.

Pido la reparación de cada parte hereditaria de este individuo actual

y para su cuerpo en la cruz del calvario,

solicito la recuperación de cada enfermedad y

variación de la norma en la ciencia de su mente.

Por el bien de Jesús, solicito reparar todo el daño causado por la tensión acumulada

todos los días.

En el asombroso nombre de Jesús,

solicito que cada calidad deficiente que haya experimentado

una transformación sea evacuada y restablezca mis órganos a su condición única y apropiada

por la razón por la cual fue propuesta.

Padre, envía a tus guerreros asistentes celestiales a expulsar a toda enfermedad,

por el bien de Jesús.

Muy agradecido a usted, Padre, por tomar nota de nuestras súplicas.

Que así sea.

Por la prosperidad

Soberano de los cientos de años, rey de reyes.

Eres increíble, por intervención tus jóvenes, te pedimos sumisamente

que nos liberes con éxito de todo lo detestable y difícil, de todo enemigo y terrible individuo;

vístenos con tu escudo, envíanos tu luz, llénanos de favores y danos tu seguridad

para aprovechar al máximo tu tranquilidad.

Solicito su ayuda, extiéndame con sus brazos altos e innovadores,

refine mi psique, corazón, elementos de la vida, no le dé a nada hiriente

la oportunidad de entrar en mí.

Gobierna sobre mí, hoy y para siempre,

y no permitas que nada ni nadie me haga daño.

Señor grito, tengo fe en ti, en tu capacidad y en tu asombro,

tengo fe en tu promesa, que es la que en particular puede edificarme;

Me acerco al perdón por cada una de mis transgresiones y problemas,

y por el bien de Jesús y por la intensidad de su sangre, te suplico que seas caritativo conmigo,

te pido que disipes todo lo que me atormenta y me daña,

lejos de mi vida y hogar, todas las sombras tenues, sálvame

de todo lo que viene contra mí y rompe las cadenas que me detienen en pedazos,

para que pueda satisfacer tu voluntad sagrada

sin obstrucciones físicas o de otro mundo.

Alma de nuestro Señor,

de nuestro creador Dios, Nuestro Padre, Hijo y Espíritu Santo,

Fórmame, mi Señor, úneme y entra en mí, ayúdame.

Toma de mí a todos los astutos que me oprimen y que tengo,

asesínalos, cúbrelos, para que mi espíritu pueda encontrar una sensación de satisfacción

y continuar la armonía.

Toma de mí maldiciones,

hechizos, encantamientos negativos, miradas hostiles,

peticiones sagradas, amarres y condenas;

Enfermedad diabólica y mal hábito sobrio.

Todos los errores, rencor, pecado, envidia y presunción;

Enfermedades físicas, mentales, morales y a través de todo lo insidioso.

Todos los matices de malicia los expulsan a la llama del infierno,

con el objetivo de que nunca aparezcan de nuevo

y no se pongan en contacto conmigo ni con el mundo.

Pido y quiero con mi corazón, por el Dios creador,

Jesucristo nuestro libertador de pecados, por el trabajo

a cada una de las condenas, cada una de mis angustias,

cada una de las espíritus malignos que permanecen en mí,

para irse, que rápidamente me dejan,

que me abandonan totalmente y no regresan,

regresan a su fuego infernal interminable

y desde ese momento nunca se van.

Serás pisoteado y atado, abusado y escupido,

Que así sea.

Solicitamos su amabilidad con la más extrema humildad,

con el objetivo de que te rebajes para liberarte de todo lo aborrecible

a quien acompañamos con constancia y confianza a su llamado.

Que tus manos nos aseguren,

que tu espada nos proteja,

lo que es más, eso, debido a su seguridad inquebrantable

¿qué tal si miramos constantemente más cerca?

Para la gloria del Señor.

Que su esfuerzo nos vigorice de todos los días,

para que podamos llegar efectivamente a nuestro objetivo,

También, particularmente en mis instantáneas de angustia,

Me das esa belleza, que me favoreció hasta tal punto.

Que tu fuerza interminable nos proteja

de la serpiente liberada diabólica

Además, de todas sus criaturas detestables enviadas,

En el momento en que nuestro espíritu escapa de este mundo,

Necesito que seas tú quien me lleve a la entrada,

lo que es más, una vez allí, expulsar cada una de mis angustias y faltas,

para llegar perfectamente a la gloria celestial.

Que así sea.

(Visited 569 times, 1 visits today)
Categorías Oraciones

Deja un comentario

DARIO