Yemayá, oración para el amor, la salud y el dinero

En este artículo de oración a Yemayá analizaremos un poco diversas oraciones a esta orisha. En algunas regiones, le ofrecen velas, oraciones, y los devotos, realizan peticiones ante esta ancestral divinizada, para que los proteja, les brinde amor, protección, limpieza, ayuda, entre otros favores.

oracion-a-yemaya-1

Oración a Yemayá

Antes de entrar en materia, y explicar la oración a Yemayá, y las distintas oraciones para el dinero, la salud, quedar embrazada, protegerse y más, creemos que es importante hacer un breve resumen de la historia, origen y peticiones respondidas de esta ancestral.

¿Quién es Yemayá? Yemayá, es la reina de la creatividad, Abeokutá y la naturaleza, madre de la vida, dueña de las aguas y representa el mar y fuente fundamental de la vida. En ella, nace el amor.

Yemayá es indomable y astuta, sus castigos son duros y su cólera terrible, pero justiciera. Es por este carácter arrebatado, impulsivo y despiadado que perdió la hegemonía del mundo y le fue asignado el control del mar.

No obstante, Yemayá es la preferida por ser diligente, conciliadora y comprensiva con sus hijos. Es, modelo de madre, diosa de la maternidad universal. En ella, nace la naturaleza y la humanidad.

Yemayá es la madre de todos los orishas, y se dice que todos somos sus hijos porque permanecemos nadando como un pez en su inmensidad (placenta) a lo largo de nueve (9) meses; Yemayá, la milagrosa y misericordiosa reina del mar y de todos los hombres. Su número es el siete (7) y su día, es el sábado. En la religión católica es conocida como la virgen de regla.

En la naturaleza, está simbolizada por las olas del mar, por lo que su baile se asemeja al movimiento de las mismas. Su nombre proviene del yoruba “Yemoyá” (Yeyé = madre, Omo = Hijo, Eyá =  Peces, es decir, su nombre significa “madre de los peces”).

Olofin decidió crear el mundo y Yemayá fue la primera en pisarlo, de hecho, se dice, que todo lo que nos rodea y conocemos se originó  a partir de esta deidad yoruba. Junto a Obbatalá engendraron otros orishas que conocemos.

Yemayá es una orisha femenina y simboliza tanto una deidad de las aguas salada como el útero de la humanidad, una fuente de vida, la maternidad y hasta la fertilidad. SE dice, que como guardadora de tesoros, cualquier bien material que hayamos perdido, podremos recuperarlo gracias a ella.

En algunas regiones, han decretado el 02 de Febrero como el día de celebrar la protección que les ofrece esta madre Yemayá. El 31 de Diciembre, muchos le ofrecen presentes como ofrenda por los beneficios recibidos: velas, alimentos, un adilmuse o fruta que le gusta mucho es la patilla, canastas, entre otros.

Es importante destacar que cualquier oración a Yemayá no necesariamente debe ser única y exclusivamente este día, sino que puede hacerse durante el año. Hay oraciones más específicas como oración a Yemayá para abrir caminos, oración a Yemayá para el amor, oración a Yemayá para el dinero, oración a Yemayá para la salud, protección, entre otros.

Cuando buscamos a Yemayá debemos hacerlo en las crestas de las olas del mar, o bien, en las rocas y orillas de las costas, pues allí, es donde la hallaremos tormentosa y cautivante, moviéndose de derecha a izquierda.

En la religión Santera, Yemayá y Obbatalá son los más poderosos y han habitado el mundo desde su creación. Yemayá es una combinación entre belleza y sutileza, bondad y generosidad, sin duda, estas características, hacen que muchos le amen, aunque también, suele ser dura con sus hijos, tal y como cualquier madre. Es arrogante y orgullosa.

Dentro de algunos de nuestros órganos puede generar efectos maravillosos, entre ellos: útero, pecho e hígado, en ellos, puede ejercer gran influencia.

Oración

Esta oración a la diosa Yemayá, es una oración que le solicita a la diosa gobernante de las aguas saladas y tempestuosas que proteja a nuestra humanidad, limpiándonos con las olas de la inmensidad del mar que salve nuestro cuerpo y nuestra mente.

Se le pide, que mediante su amor infinito hacia sus hijos y con su alma justiciera, nuestra diosa y madre Yemayá nos conceda la energía y la fortaleza que requerimos para poder enfrentar de la mejor manera nuestra nuestros problemas y angustias, y podamos encarar estos con actitud positiva.

A ti, madre Yemayá, que irradias amor en nuestros corazones, protégenos con tu fuerza y veneración que encarnas, e intercede por nosotros para que tus tropas nos protejan y amparen tanto a nosotros como a los nuestros en todo lugar y momento.

Te rogamos madre Yemayá, a ti, poderosísima reina del mar, las olas y las costas, que nos mantengas protegidos y alejados de todo mal y de todo peligro que pudiésemos estar expuestos.

Confiamos en ti, en tu infinito poder, justicia y amor hacia nosotros para que nos ayudes a soportar y enfrentar cada momento de dificultad, pues no dudamos ni por un instante, que en ocasiones, merecemos ser castigados, pero así como nos quitas y castigas, también nos otorgas en abundancia y nos permites recuperar todo aquello que hemos podido perder.

Gracias madre Yemayá, por tu bondad, gracias, por tu justicia, gracias, por protegernos siempre, por brindarnos sabiduría y fortaleza cuando más lo necesitamos. Te pedimos perdón por cada vez que cometemos una falta hacia ti, pero como hijos, cometemos errores, pero también los enmendamos.

Gracias, por amarnos de manera infinita y por reprendernos cuando es necesario, pues un hijo no aprende solo de la compasión de su padre, sino también del castigo. Nos rendimos ante ti, diosa soberana y espléndida de las aguas saladas y del inmenso mar.

Gracias, por concedernos la dicha de poder vivir bajo tu armonía, poder y protección, a pesar de que no siempre lo merecemos. Con cuánta razón, te llaman justa.

Una vez que hemos finalizado nuestra oración a Yemayá, debemos inmediatamente realizarle una novena. Esta novena, debemos complementarla de preferencia con unas hermosas flores de color blanco, y ahora sí, hacer nuestra petición.

Estas flores, debemos llevarlas al mar durante el día, y luego, nuevamente cuando esté la puesta de sol. Importante: las flores que le ofrecemos a nuestra madre poderosa, deben estar atadas con una cinta celeste, y luego, arrojadas al mar con toda nuestra fe.

También, además, de ofrecer y arrojar nuestras flores blancas, debemos arrojar al agua nueve monedas, mientras procedemos a agradecerle a Yemayá por los favores que nos ha brindado hasta ahora.

Mientras realizamos este ritual para ella, podemos incorporar algunas oraciones adicionales, estas pueden ser de origen católico, o cualquier otra que sea de nuestro agrado. Lo que siempre debemos tener presentes, es que no importa la oración que decidamos realizar, sino la fe con la que la realicemos.

Nuestro optimismo, nuestra fe y devoción a Yemayá, nuestra convicción de que esta nos concederá los favores solicitados son los ingredientes más importantes para que sea efectiva, y estos se materialicen. Un detalle: este ritual, oraciones, y demás detalles mencionados anteriormente, debemos realizarlos no a orilla del mar o sobre las rocas de la costa, sino dentro del mismo agua, ya que esto nos permitirá mayor conexión con nuestra poderosa, hermosa y divina madre Yemayá.

oracion-a-yemaya-2

Oración a Yemayá: para el amor, dinero, salud y más

Yemayá, nombrada y reverenciada como patrona de todas las mujeres y diosa creadora y madre. Patrona de las mujeres embarazadas. Es una diosa poderosísima y por ser protectora de las mujeres, son mayormente estas quienes realizan oración a Yemayá para recibir favores diversos.

¿Cómo realizar una efectiva y poderosa oración a Yemayá? La mayoría de sus devotos le rezan con el objetivo de recibir cosas materiales que hayan perdido, sin embargo, otros, le rezan y solicitan su ayuda en cuestiones de amor, salud, dinero, protección, fertilidad, protección para el hogar y sus familiares, entre otros.

Por ejemplo, en el caso de oración para el amor, la intención principal es atraer a nuestra vida ese amor que para nosotros es imposible, o, que esa persona especial nos sea leal. Por supuesto, cualquier oración a Yemayá debe ser realizada con fe y con todo el amor de tu corazón.

Algunos devotos le rezan a ella una Oración a Yemayá con la única intención de ver materializada su solicitud y recibiendo su ayuda.

Antes de realizar cualquier petición u oración a Yemayá, debemos tomar en consideración y conocer cuáles son los alimentos, elementos u ofrendas que le agradan a esta orisha, ya que depende de estos, que tan efectiva sea nuestra petición.

Sin importar la Oración a Yemayá que decidamos realizarle el primer paso es encender una vela de color blanco, y luego, proceder a realizar unas ofrendas a Yemayá con cualquier fruta dulce, una de la que más le agrada, es la patilla.

Otra punto a tener en cuenta y que es muy importante para que la Oración a Yemayá sea efectiva, es que esta debe ejecutarse durante un periodo entre tres (3) y nueve (9) días, es decir, siempre, deben ser cifras impares, y mejor, si se realiza en la noche.

Evidentemente, para realizar esta oración a Yemayá debemos ubicarnos en un lugar donde nos sintamos cómodos, tranquilos y en paz. Luego, debemos expresar nuestra oración con fe, humildad, amor, esperanza, y total y absolutamente convencidos de que la solicitud que estamos realizando será concedido.

En el instante en que se decide invocar a la deidad Yemayá es necesario realizar los pasos descritos anteriormente para que la oración a Yemayá sea efectiva.

Importante: realizar la oración específica de acuerdo a lo que se es requerido, por ejemplo, si es un tema de salud, se realiza la oración de salud, si es tema de economía oración del dinero, y así sucesivamente.

Mediante cada oración específica a Yemayá, podemos solicitarle sabiduría para resolver nuestros problemas, dinero, fortaleza de nuestra femineidad, quedar embarazadas, ser fértiles, inspiración, abundancia, entre otros. Describamos un poco algunas de estas.

Algunas de las oraciones más realizadas a la madre y diosa yoruba Yemayá son “hechizos” de amor, quitar la tristeza, rituales para la fertilidad, proteger nuestra familia y el hogar en general, revelar misterios, eliminar nuestras tristezas, entre otros.

El nombre con que esta diosa es conocido (Yemayá) puede variar dependiendo del contexto de la solicitud o petición que se realice. Por ejemplo, cuando se busca obtener belleza, salud óptima o “suerte” en la fortuna, entonces se le llama Erzulie.

Como mencionamos anteriormente, las mujeres que se encuentran en la dulce espera son quienes más le realizan oración a Yemayá, por su gran poder e influencia en temas de maternidad y fertilidad. También, muchas mujeres embarazadas, realizan rezos para que la madre orisha cuide de sus bebés.

En medio de un ruego a esta diosa yoruba, las mujeres embarazadas le rezan con fe como Yemayá Olokun, para que proteja a sus niños aun no nacidos y vele por sus sueños; si se presentan problemas de fertilidad, entonces, debe ser conjurada como “Yemojá”.

Las mujeres y madres que conocen el poder ilimitado de su madre yoruba, le solicitan una oración a Yemayá nombrándola como “Emanjah”, para que las ayude en la educación de sus hijos.

Los productores que se encuentran en los campos y que desean combatir de alguna manera la sequía y esperaban más temporadas largas de lluvia le rezaban a Yemayá con el nombre “Yemana”. Ahora, que ya conocemos un poco de su origen, prosigamos a desarrollar y analizar distintas oraciones realizadas a ella.

oracion-a-yemaya-3

Para el dinero

Evidentemente, el tema económico para la mayoría del  ser humano es sumamente importante, aunque quizás, para algunos no sea lo más esencial en la vida y nos exime de tener problemas,  sin embargo, nos permite disfrutar de momentos especiales junto a familiares y amigos, además de, permitir alimentar y sobrevivir en este mundo, muchas veces, feroz y vacío.

Es por ello, que una de las solicitudes principales que le realizan la mayoría de los devotos a esta madre yoruba es el dinero, el tema económico, ya que como conocemos, es grandemente relacionada a la buena fortuna, el dinero, la abundancia y la prosperidad, así que no es de extrañarse que junto al amor, sea una de las solicitudes y oraciones más rezadas por sus devotos.

Como hemos destacado en párrafos anteriores, cada oración, petición, solicitud, o como desees llamarle, debe ser específica, por lo que en este caso, la oración más adecuada es una oración que nos permita atraer entonces ese dinero, conectar con la abundancia, o tener buena fortuna. Hacerlo de esta manera se traducirá en mayor efectividad.

 ¿De qué trataría una oración para atraer el dinero a nuestras vidas?

Inicialmente, se le pide a esta diosa Yemayá, reina de los mares y las aguas, que con su poder y amor infinito nos cubra con su luz, nos ilumine con su sabiduría sagrada y con su amor infinito.

A ella, que es ama, dueña y señora de las aguas y los mares de nuestro amado mundo, le pedimos por dirigir nuestra vida y encausarla siempre tal y como haces con los océanos, con sabiduría, justicia, armonía, y en algunos casos, con sacudidas, que son necesarias para recordarnos que debemos actuar de manera correcta.

Pedimos a nuestra madre yoruba que nos conceda los favores que le solicitamos, porque ella, como toda madre, conoce los anhelos de nuestro corazón, de nuestro ser, y nuestros genuinos deseos.

Por eso, te pedimos que apartes de nosotros toda mala vibra, mala suerte, o cualquier trabajo realizado para que nuestra abundancia y prosperidad en temas materiales y económicos puedan fluir libremente y con total libertad.

Ayúdanos a ahogar de una vez por todas nuestras angustias, temores, rencores, tristezas, miedos, y todo aquello que nos impide y nos bloquea nuestro ingreso de dinero de manera fluida.

Aleja nuestras quejas y permítenos disfrutar de la libertad de poder sentirnos merecedores de aquello que nos corresponde, pero que en ocasiones, rechazamos o bloqueamos de manera consciente o inconsciente.

Cada vez que nos auto saboteemos, cólmanos de sabiduría y paz, para poder comprender que a veces no tener es necesario para tener una perspectiva distinta y dejar los miedos y las excusas atrás.

Te pedimos entonces, a ti, madre, hermosa, bondadosa, sagrada y poderosa Yemayá, que le concedas a tu hijo (menciona tu nombre con apellidos incluidos) prosperidad, dinero, abundancia y fortuna, no solo para gozar de la vida, cubrir mis necesidades y las de mi familia, sino también, para ayudar a otros.

Gracias madre amada, por escucharme, por nunca abandonarme, y por estar para mí siempre, escuchando con atención mis súplicas, deseos, y hasta quejas, y más importante aún, materializar mis deseos, incluso, cuando no siempre lo merezco. Tu bondad es infinita madre, gracias. Y termina con una frase “Salve, oh, diosa Yemayá. Amén”.

Para la salud  

Las enfermedades afectan nuestra vida, nos restan energía, sobre todo cuando el padecimiento es físico, ya que limitan ampliamente nuestra movilidad, y nos hace sentir inútiles, discapacitados, que de ninguna forma podemos aportar, y esto, puede traernos consecuencias más graves a nivel psicológico, ¿cómo? Afectando nuestra paz mental.

En ocasiones, le restamos importancia al aspecto psicológico y nos enfocamos solo en lo visible, en lo físico, pero, nuestra mente, juega un rol importante en nuestra vida y es determinante para poder gozar de buena salud física. Veamos esto con un ejemplo.

Cuando tenemos miedo, nos sentimos angustiados, estresados, e incluso, tenemos baja autoestima o nuestra auto percepción es baja, inicialmente, afecta nuestra mente, pero permanecer es estos estados, el no valorarnos a nosotros mismos o sentir que otros no lo hacen genera un impacto en nuestra salud, e incluso, se puede manifestar en nuestro organismo, de manera física, externa, visible.

Cuidarnos a nosotros mismos es también auto valorarnos, aceptarnos, entender, que cada uno de nosotros es un ser único y maravilloso, con destrezas y retos. Este cuidado no debe ser solo externo, sino también interno. De hecho, comienza desde el corazón, y de allí, lo exteriorizamos.

Cuando no nos sentimos del todo bien ante una persona, una situación, o cualquier otro, podemos llegar a sufrir de una tristeza tan grande, que puede evolucionar y transformarse en una depresión de la cual se nos dificulte salir.

Alguna vez te has preguntado, ¿de qué sirve ser poderoso? O ¿tener mucho dinero? Si no tienes amor, salud y personas para compartirlo, entonces ¿de qué vale? La salud y el amor son lo más valioso que tenemos, tener la dicha de disfrutar de nuestros amigos y seres queridos, es algo que no todos pueden hacer.

La fortuna, no siempre implica dinero, en ocasiones, contar con todo esto también implica riqueza, ganancia, buena suerte y dicha. La felicidad y la salud van de la mano, el sentirnos plenos, no vivir auto castigándonos, el disfrutar de la vida cada día y al máximo.

Es por esto que los devotos a Yemayá, que desean gozar de buena salud, disfrutar su vida plenamente y mantener un estado de bienestar, rezan una oración a su madre con mucha fe, para que esta les conceda estos deseos.

Recordamos una vez más, que la oración, para que sea del todo efectiva, debe seguir los pasos mencionados en la primera parte de este artículo, además de realizarla con fe y ser específica para la salud.

Para realizar nuestra petición / solicitud / deseo a Yemayá, diosa del mar, debemos colocar dentro de una hoja blanca todos y cada uno de nuestras necesidades, deseos y anhelos de nuestro corazón, como mencionamos, la salud no solo es un aspecto físico, recuerda, que las necesidades o vacíos emocionales, forman parte de una salud integral y óptima.

No te fijes del color con que escribes estos deseos, en realidad, esto es completamente irrelevante, lo único que debes considerar es que la tinta, pluma o marcador que decidas realizar sea permanente, porque la intención es que ni el agua del océano pueda borrarlo.

Recuerda, que también debes tener a la mano las nueve monedas (preferiblemente de un tamaño promedio), y ahora sí, puedes realizar tu rezo o petición a la madre de todas las madres, la diosa, poderosa, hermosa y justa Yemayá.

Una vez que nos encontremos frente a la inmensidad del mar, procedemos a ubicarnos a la orilla de este, y es el momento ideal para confesarnos y pedirle perdón por nuestros errores, por nuestra terquedad, por querer hacer las cosas a nuestra manera y no fluir con la vida.

Este es el momento, para pedirle perdón a nuestra madre Yemayá, por en ocasiones dudar, no de su poder, sino del nuestro. Por dejarnos llevar por palabras ajenas y no hacer oídos sordos ante las críticas. Por trabajar tanto y olvidarnos de nuestras familias, por no prestarles la debida importancia.

No temamos ser sinceros con nuestra madre, pues es algo que ella valora mucho de sus hijos, así que vamos a abrir nuestro corazón y a ser franco sobre nuestras acciones, tanto buenas como malas. Y luego, pidámosles que tenga compasión y piedad con quienes poseen algún tipo de deuda con nosotros.

Como seres humanos, imperfectos y que cometemos errores, no solo debemos pedir perdón por nuestros errores y acciones no tan buenas o malas, sino también, rogar que perdone a esas personas que nos han lastimado y que poseen deuda con nosotros.

Nuestra madre, en especial Yemayá, posee una capacidad de perdón misericordioso, es justa, pero bondadosa, firme, y al mismo tiempo tan suave, como la caricia de una ola. Es agitada, pero también compasiva. Entonces, no tengamos miedo de ser completamente sinceros con ella. Podemos tener la certeza, de que no importa que tan malo sea lo que hayamos hecho, ella nos perdonará.

Una vez que hayamos aligerado nuestras cargas, nos colocamos en la orilla y la invocamos con fe. Realizamos nuestra oración y al leerle nuestros deseos arrojamos una moneda al mar. Recordemos también, la ofrenda: las flores color blanco.

La oración a Yemayá para la salud ruega a esta como fuerza creadora a que nos proteja no solo a nosotros, sino también a cada miembro de nuestra familia y nos mantenga unidos, saludables y en armonía, dentro y fuera del hogar.

Que nunca nos falte el dinero, el pan de cada día, el amor y la unión. Que no enfermemos, y si lo hacemos, que se manifieste nuestra fuerza interna y su poder y nos sane. Que nunca nos falte un lugar, al cual podamos llamar: hogar.

Para quedar embarazada

Yemayá, defensora y señora de las mujeres embarazadas, madre de todas las madres, y veladora de los niños aun no nacidos y de la familia. No sólo aquellas que desean ser madres le ruega, sino también, aquellas que desean serlo y por motivo de fertilidad, no pueden.

Esta oración a Yemayá, le pide a esta diosa que bendiga nuestro vientre sagrado y lo colme de amor, y que le conceda la dicha del fruto del amor de sus padres, transformado en hijo, y que la alegría por esta noticia inunde su hogar de felicidad y dicha.

Protección para tu familia invocando a Yemayá

Siempre, es importante cuidar a nuestra familia nuestro hogar, a cada miembro que habita en él, incluida nuestra pareja de males de ojo, algún hechizo trabajado desde la oscuridad, o cualquier otro que pueda afectarnos o afectar a nuestra familia y nos pueda generar incomodidad, peleas, distanciamiento, ruptura o alguna desgracia mayor.

¿Qué mejor manera de protegernos nosotros y a los nuestros que realizando una oración de amor a nuestra madre Yemayá? Al hacer esto, notarás como esa sensación de pesadez y tensión se deja de percibir, y empieza a fluir de manera positiva y armónica la paz, el amor y la felicidad.

Si el peligro que sientes o adviertes es muy fuerte, te recomendamos realizar esta oración de amor, e incluir una oración de protección y utilizarla a diario. Si sientes, que aun así, el problema insiste, entonces consulta con otros miembros que conozcan más y puedan guiarte sobre qué hacer.

Oración a Yemayá para abrir caminos y hacer realidad tus sueños

Esta oración para abrir caminos es una oración que puede realizarse a Yemayá durante sus fiestas, porque tiene más efectividad, sin embargo, podemos realizarla también en cualquier otra época del año, con mucha fe y con la convicción de que nuestros caminos y sueños ya son un hecho y así será.

Oración a Yemayá para abrir caminos

Esta oración es una manera de no solo solicitar su protección, sino también que sus ninfas, indias del mar y sirenas sean nuestras guías, y nos ofrezcan aliento y consuelo en nuestros momentos difíciles que son tan convulsivos como las mismas olas.

Que su amor y nuestra fe, sean un manto que nos cubra siempre, y que ella, sea siempre como esa estrella que nos guía cuando nos sentimos perdidos. También, se le ofrece una ofrenda como muestra de nuestro amor, devoción y fe en que con su guía nuestro camino siempre está iluminado y claro, es seguro y no debemos sentir miedo alguno.

Para hacer más efectiva esta oración, podemos realizar un pequeño ritual, ¿en qué consiste? Escoge un día de preferencia calmado, un sábado o un domingo, por ejemplo, y procede a construir tu lugar de adoración para Yemayá, este, deberá contener una toalla de color azul, en representación del mar.

Ahora, encenderás una vela de color blanco y otra de color azul, y también, deberás vestirte utilizando estos colores. Si posees una imagen, tarjeta, o bulto de Yemayá, utilízalo también. Y por supuesto, las rosas de color blanco no pueden faltar. Por último, tus deseos y oraciones específicas para realizar tus sueños o abrir los caminos que te impidan alcanzarlos.

Cierra los ojos, y visualiza todo aquello que deseas, mantenlo en tu mente y siente como si ya fuese de esa manera, como si estuviesen materializados en la realidad. Siéntete merecedor o merecedora, y poco a poco, y con mucho respeto hacia ella y hacia ti mismo, empieza a abrir tus ojos de a poco, sin prisa, permitiéndote volver nuevamente a este aquí y a este ahora.

Siente la energía femenina de Yemayá, como esta energía recorre todo tu cuerpo y finalmente, llega a tu corazón y lo colma de amor, felicidad, optimismo. Siente, como tus caminos inmediatamente se abren, y puedes, atravesarlo sin dificultad alguna. Da gracias y repítete que ya está hecho.

Para limpieza

Desde que el mundo es mundo las personas han conservado tradiciones y costumbres de “limpias” o limpiezas, de naturaleza físicas como espirituales, en esta área, no hay la menor duda de que la religión yoruba y sus orishas son las personas más indicadas para lograr tal fin.

Obviamente, existen también esencias, despojos, aceites y baños que conjuntamente a ciertos rituales, oraciones a y ofrendas a Yemayá sirven como complemento a estas limpias.

La oración para limpieza a Yemayá es un agradecimiento y al mismo tiempo una petición a esta reina que domina la superficie de los mares, y representa el origen de la humanidad, a que nos limpie tal y como una ola con fuerza lo haría.

Se le pide que su agua no sólo limpie nuestro cuerpo, sino que también, limpie nuestra alma, nuestra aura y toda energía que esté interfiriendo y robando nuestra energía vital.

Se le ruega que derrame sobre nuestro planeta su protección, y que esta su limpieza profunda y desde adentro nos proporcione fuerza, esa fuerza que sin duda, representas. Te pedimos, que elimines todo espíritu apegado a nuestro cuerpo, espíritu  auras, e incluso hogares.

Libéranos madre de cualquier trabajo mal intencionado, de toda envidia, negatividad o rabia que hayamos podido acumular. Límpianos desde adentro de toda aquello que nos haga impuros y nos aleje de ti y podamos ver claramente nuestro norte, los problemas desde otro punto de vista, y te pedimos que tus hijos cuiden de nosotros, nos cuiden y aparten de toda maldad y de todo ser que pretenda hacernos daño.

Queremos estar limpios para que podamos abrir nuestro camino y podamos alcanzar sin un sacrificio eterno nuestras metas y sueños. Que estemos tranquilos porque estamos protegidos de todo mal y lo único que atraigamos a nuestra vida sean bendiciones, lo bueno y lo bonito. Lo positivo, lo que nos permita crecer y ser mejores.

Es importante destacar que esta oración debemos recitarla cada día (por ocho días), preferiblemente en las mañanas y encender un velón de color azul celeste. Además, incluir en este ritual ocho claveles de color blanco, con forma circular y el velón azul puesto en medio.

Al consumirse el velón en su totalidad, debemos arrojar al mar lo que quedó como un símbolo de protección. Esto podemos hacerlo a los pies de un árbol inmenso, grande y frondoso, o en un río.

Para protección

Antes de realizar esta oración de protección es importante encender una vela azul, esto, como hemos explicado antes, se hace como un simbolismo, en representación del mar. Otra cosa que podemos hacer es utilizar una vaporización con algún perfume o aceite esencial.

Al expresar nuestra oración es importante que nuestro único pensamiento sea ese, lo que deseamos. Luego apagamos la vela y el sahumerio. En cuanto a la oración como tal, se le pide a Yemayá que limpie profundamente nuestras auras, purifique tanto nuestro cuerpo como nuestro espíritu, y que nos proteja y blinde contra cualquier ataque, mala intención o mal que nos esté asechando.

Es importante que realicemos esta oración diariamente, de preferencia, antes de irnos a dormir, y al despertar. Y debemos ofrecer una vela rosa, la cual, representa el socorro divino y la protección de nuestra madre.

Para pedir ayuda  

Yemayá, como madre poderosa pero protectora siempre va a ser llamada para proteger y cuidar de sus hijos, para que los ayude a enfrentar el camino y los problemas de la mejor manera y a salir victoriosos de ellos. Es una guerrera única, pues posee la indomabilidad del mar y la fuerza de todos los océanos cuando chocan contra las rocas.

No hay orisha que no acuda a ella cuando cree haber perdido el norte o siente que su problema no tiene solución. Ella es claridad, luz, calma,  auxilio, apoyo. Su poder ilimitado lo demuestra y se hace sentir. Esta oración es una conversación íntima con ella, en donde abrimos nuestro corazón y le pedimos todo lo que deseemos, sin importar el área.

Oración a Yemayá para el amor verdadero

Deja de buscar el amor o la persona ideal para tu vida, si de verdad confías en tu madre y en su poder, en su amor infinito, y en su influencia en temas amorosos entonces realiza una oración a Yemayá para el amor en yoruba y el amor fluirá hacia ti naturalmente.

Atraer el amor no siempre es buscar desesperadamente, por el contrario, es amarte a ti mismo primero, aceptarte, valorarte, y luego, eso es lo que atraerás. Ahora, si además de todo esto, también, decides, realizar una oración a Yemayá para el amor las posibilidades de que esta alma llegue a tu vida se amplifican.

Recuerda, que así como la violencia, genera y atrae más violencia, así mismo el amor, genera y atrae más amor. Reza con fe, pide con fuerza, y deja de buscar una pareja solo porque te sientes solo, hazlo, porque quieres crecer, mejorar y construir una vida junto a esa persona.

La vida y el amor, van mucho más allá que deseos carnales o la pasión, se trata de ser mejores amigos, cómplices, amantes y disfrutar de la compañía del otro. Que esa persona, nos inspire a ser mejores y nos apoye hasta en nuestros sueños más locos. El amor, es que esa persona nos escoja por encima de todo, que nos sea fiel a nosotros y al amor que nos profesamos.

La oración a Yemayá para el amor no correspondido

No ser correspondido es una de las peores sensaciones que puede existir, es dolorosa, frustrante, y puede llevar a la tragedia si no sabe manejarse.

Es por ello, que la oración a Yemayá para el amor no correspondido es una opción maravillosa que nos brindará fortaleza y nos ayudará a comprender mejor la situación, y a aceptar el hecho de que aunque nosotros amemos a esa persona, el amor no es recíproco (y no tiene por qué serlo).

Esta oración a Yemayá, debe ser diaria, y cuando el amor finalmente llegue a nosotros, debemos ayudar a otros, compartiendo nuestra experiencia.

Poderoso ritual para amores imposibles

Si consideras que el amor solo huye de ti, o te resulta imposible, este ritual puede ayudarte más de lo que imaginas. Una vela roja, una hoja blanca, sal marina y un lápiz rojo, es todo lo que necesitas. En luna llena, toma un poco de la sal marina, disuélvela en un vaso de agua y déjala reposar.

Escribe con el lápiz de color rojo tu nombre y menciona las características de esa persona. Y a las doce en punto de la madrugada, enciende entonces la vela y quema la hoja escrita y realiza una oración para el amor. Finalmente, agrega un poco de agua a las cenizas y déjalo allí hasta el próximo cambio de luna.

Oración a Yemayá para el amor para lograr que regrese

En ocasiones, nuestra pareja se ha distanciado de nosotros, se ha dejado manipular por terceros y se da la separación. Los bienes se dividen, y los sentimientos aparentemente también, pero con ayuda de Yemayá, puedes recuperar todo eso y mucho más.

Para amarre

Cuando existen malas intenciones de terceros, perversas, con intención de separar a una pareja que se ama el último recurso es realizar un amarre. Para lograrlo, se recurre a la diosa y se le realiza una oración para tal fin. De esta manera, tu pareja se mantendrá unida a ti y superarán juntos este amargo momento.

¿Te gustó este artículo? Te invitamos a leer más en:

Oración a Maria Lionza

Oración para atraer clientes

Oración para que me desee sexualmente

Oración a Oshun

(Visited 796 times, 1 visits today)
Categorías Santería

Deja un comentario

DARIO