Oración a la Coraza de San Patricio Para Protección

La Coraza de San Patricio, es una oración realizada a este santo con el fin de poder obtener por medio de la misma protección, ayuda y paz en todas las cosas que me necesitan en la vida de las personas que creen en este Santo de la iglesia católica. En el siguiente artículo conoceremos todo lo referente sobre esta oración.

Coraza-de-San-Patricio-1

Coraza de San Patricio

La Oración a la Coraza de San Patricio, es una de las oraciones que se utiliza con el fin de poder obtener la protección del señor Jesús de todos los males. La Oración a la Coraza de San Patricio dice de la siguiente manera:

Me envuelvo en este día y me ato a mí a una fuerza muy poderosa la cual es la misma invocación de la Santísima Trinidad y también de las 3 Divinas Personas. Me envuelvo en este día y me ato a mí a la fuerza de Jesucristo, el gran hijo de María siempre virgen, con su bautismo, la gran fuerza de su crucifixión y de su entierro, la fuerza de su Resurrección y también de la Ascensión, la fuerza de su vuelta para la realización del gran juicio de la eternidad.

Me envuelvo en este día y me ato a mí la fuerza del amor de los mismos Querubines, la obediencia de los mismos Ángeles, al igual que el servicio de los Arcángeles, a la esperanza de la resurrección para el premio, las oraciones de todos los patriarcas, las predicciones de dos tus grandes profetas, las predicciones de los reconocidos apóstoles, la fe de los mártires, a la inocencia de las santas vírgenes, a las buenas obras de los confesores.

Me envuelvo en este día y me ato a mí el amor maternal y también la pureza virginal de María Santísima, la hija de Dios Padre, la Madre de Dios Hijo. Me envuelvo en este día y me ato a mí la fuerza de Dios para poder orientarme.

Que el poder del mismo Dios sea para sostenerme, la sabiduría de Dios sea para guiarme, el ojo de Dios sea para prevenirme, el oído de Dios sea para escucharme, la palabra de Dios sea para apoyarme en todo momento, la mano de Dios siempre esté dispuesta para defenderme, que el camino de Dios sea para recibir mis pasos.

Que el escudo de Dios siempre sea para protegerme, que los ejércitos de Dios estén para darme seguridad contra todas las trampas de los demonios, contra las tentaciones de los vicios, contra las inclinaciones de la misma naturaleza, contra todos aquellos los que me desean el mal a mi vida, tanto de lejos como de cerca, estando yo solo o dentro de la multitud.

En este momento convoco a todas las fuerzas de mayor poder, que se encuentran entre mí persona y estos males contra las encantaciones de los falsos profetas, contra todas aquellas leyes negras del paganismo, contra todas esas leyes falsas de los llamados herejes, contra toda astucia de la propia idolatría, contra los conjuros lanzados por las brujas, los magos y los brujos.

Contra toda curiosidad que llega a dañar tanto el cuerpo como el alma de las personas. Por lo que invoco el santo nombre de Jesucristo que me protege en el día de hoy contra el veneno, el ahogo, las heridas, el incendio, para que podamos lograr alcanzar el premio en abundancia.

Jesucristo está conmigo, Jesucristo delante de mí, Jesucristo está detrás de mí, Jesucristo está a mi derecha, Jesucristo está a mi izquierda, Jesucristo en la anchura, Jesucristo en la longitud, Jesucristo en la altura, Jesucristo dentro del corazón de todo hombre que piensa en mí, Jesucristo se encuentra en la boca de todos los que hablan de mí, Jesucristo se encuentra presente en todo ojo que me ve, Jesucristo en todo oído que me escucha.

Del Señor es la salvación, del mismo señor Jesucristo es la salvación, Tu salvación, oh Señor, esté siempre con nosotros. Amén.

Esta clase de oración a San Patricio es la que posee muchas especies de versiones y de acuerdo a la tradición fue llegó a ser empleada por el obispo Patricio de Irlanda para poder convertirse, junto con los 8 de sus hermanos, en ciervos entre tanto que ellos caminaban por el bosque y estaban siendo acosados por el druida Tara. Desde ese momento es muy conocida como una poderosa oración para la protección y también de invocación al Señor.

La coraza de San Patricio, Oración Contra las Asechanzas del Mal

Esta oración posee 2 clases de versiones: Una corta y una versión larga, las cuales vamos a conocer a continuación:

Oración Contra las Asechanzas del Mal y las Fuerzas Oscuras

A esta clase de oración a la coraza de San Patricio, la misma se encuentra conformada por San Patricio. Es usada para llegar a alejar todas las clases de influencias malignas y también las demoníacas.

La siguiente oración se encuentra estructurada por el mismo San Patricio, una clase de oración poderosa de protección y también de invocación al Señor. Se le llega a conocer como el Pectoral o incluso la Coraza de San Patricio porque es la que constituye, en el plano espiritual, lo que en esas épocas se constituían como las armaduras que eran colocadas sobre el pecho de los mismos guerreros que solían ir a la batalla.

La oración es recomendable que se haga en un estado de gracia, pues posee un gran poder tanto protector como liberador. Diversas personas la utilizan para poder alejar las influencias demoníacas o incluso la presencia de cierto tipo de algún mal presente en otras maneras.

La oración de San Patricio posee muchas cantidades de versiones, y de acuerdo narra la tradición, la misma llegaron a ser compuestas por el propio obispo San Patricio entre tanto q él se encontraba huyendo de los druidas por medio de un amplio bosque.

Se llega a decir que cuando la llegaron a hacer, él y unos 8 de sus discípulos se llegaron a transformar en ciervos, y sus perseguidores, quienes se encontraban acosándolos y acechándolos de cerca, no lograron ver más nunca a San Patricio y a ninguno de los 8 integrantes del grupo sino a una simple manada de ciervos que iban caminando en el bosque. Desde ese momento es mejor conocida como una poderosa oración de protección y también de invocación al Señor.

(Versión Corta)

Cristo conmigo, Cristo está ante mí, Cristo está detrás de mí, Cristo en mí, Cristo bajo en mí, Cristo encima de mí, Cristo está a mi derecha, Cristo a mi izquierda, Cristo cuando duermo, Cristo cuando estoy sentado, Cristo cuando me paro, Cristo en todo ojo que me ve, Cristo en todo oído que me oye.

Coraza-de-San-Patricio-3

(Versión Larga)

Me levanto en este día a través de la poderosa fuerza, la invocación de la misma trinidad, a través de llegar a creer en las 3 personas que la conforman, por medio de llegar a confesar la unidad, del mismo creador con lo creado.

Me levanto en este día por medio de la fuerza del nacimiento del mismo señor Jesucristo y por su bautismo, por medio de la fuerza de la crucifixión y del sepulcro de nuestro amado señor, por medio de la fuerza de la resurrección y de la asunción, a través de la fuerza de su descenso para poder juzgar el mal.

Me levanto en este día a través de la fuerza del amor de los Querubines, en la obediencia de los ángeles, al servicio de los mismos arcángeles, en la esperanza que la resurrección haya la recompensa, en las oraciones de los patriarcas, en las palabras dadas por los profetas, en las diversas predicas de los apóstoles, en la inocencia de tus Santas Vírgenes, y también en las obras de los hombres de bien.

Hoy en este día me levanto a través del poder del cielo, de la Luz del Sol, del esplendor del fuego, por la rapidez del rayo, por la ligereza del viento, por la profundidad de los mares, por la estabilidad de la tierra y la firmeza de la roca.  

Me levanto en este día a través de la fuerza de Dios que es la que me conduce, el poder de Dios es el que me sostiene, la sabiduría del Creador es la que me guía, la Mirada de Dios es la que me vigila, el oído de Dios es aquel que me escucha, la palabra de Dios que llega a hablar por mí, la mano de Dios es la que me guarda, el sendero de Dios el cual es tendido frente a mí.

El escudo de Dios es el que me protege, las legiones de Dios altísimo dispuestas para salvarme de las trampas de los demonios, al igual que de las tentaciones de los vicios, de cualquier clase de mal que me sea deseado, tanto lejano como cercano, solo en una multitud. Por lo q yo en este día invoco todos estos poderes para que se pongan entre el malvado y yo, contra los despiadados poderes que se oponen a mi alma y cuerpo.

Contra los hechizos y los conjuros de los profetas falsos, contra las leyes negras de los paganos, contra todas aquellas leyes falsas de los herejes, contra todas las obras de fetiches, idolatría, encantamientos de las brujas, los brujos y los magos, contra los conocimientos corruptos del cuerpo y también del alma.

Cristo mío te pido que me ayudes en este día contra los filtros y los venenos, contra las quemaduras, la sofocación, las heridas de tal manera que pueda obtener una abundante recompensa.

Cristo conmigo, Cristo en frente de mí, Cristo detrás de mí, Cristo en mí, Cristo a mi diestra, Cristo a mi siniestra, Cristo al momento de descansar, Cristo al momento de levantarme, Cristo en el corazón de cada hombre que llegue a pensar en mí, Cristo en la boca de todos aquellos los que hablen de mí, Cristo en cada ojo que me llegue a mirar, Cristo en cada oído que me escucha.

Me levanto en este día a través de la poderosa fuerza, de la invocación de la Trinidad, a través del creer en las 3 Personas, Por medio del confesar la Unidad, Del Creador de la Creación.

Si te gustó nuestro artículo te invitamos a que ingreses en los siguientes enlaces los cuales pueden ser de ayuda para ti:

(Visited 2.014 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO