La hora santa para niños y adoración Eucarística

La hora santa para niños, se considera el momento en el cual los niños son recibidos por Dios a través del Bautizo, la primera comunión y la confirmación, conoce más de estos hermosos sacramentos leyendo el siguiente artículo.hora santa para niños

Hora Santa para niños

Llamada  de esa forma ya que representa el momento de reflexión al lado de Dios, se le realiza a los niños con el objeto de ir entrando en el reino del creador y conocerlo poco a poco, a través de una pequeña ceremonia de meditación y rezos, los niños aprender a adorar a Dios.

Se establece un diálogo entre el niño y Dios, algunos logran escuchar la palabra de Jesús quien les expresa cosas maravillosas, que le ayudan a llenar de fe su espíritu, aunque no resulta muy complicado incentivar a los menores en la hora santa para niños, algunos poco a poco se van adaptando al proceso.

Es necesario en estos tiempos que los jóvenes y niños realizan la hora santa, donde le niño por fin conoce a Dios, a través de la palabra de Jesús, la ceremonia es muy hermosa y busca dar tranquilidad y conexión a los niños.

Eucaristía con los niños

Consiste en una pequeña actividad durante la Eucaristía donde se involucran a los niños, y la misma comienza incentivando a todos los presentes a guardar silencio, y cerrar los ojos, los pensamientos deben estar conectados directamente en Jesús, en ese momento se dicen algunas palabras y se le indica al niño donde se encuentra.

Luego se le explica en donde se encuentra, con quien, y quienes son quienes se encuentran a su lado, se le pide que se relaje y se sienta cómodo, de manera que ceremonia comienza la con la exposición del Santísimo.hora santa para niños

Los niños representan el futuro del mundo, de la sociedad y sobre todo de la humanidad, Dios los tienen contemplado como sus hijos predilectos, por eso la Iglesia determina la importancia del establecimiento de la Hora Santa para niños, con el objeto de prepararlos para un mundo mejor.

Cada niño debe aprender a concentrarse, prepararse, entender y realizar las oraciones en la eucaristía, asistir a misa cada domingo, pero jamás sin ser obligado, la relación del niño con Dios así como la comunicación espiritual que debe afianzarse durante toda su vida se establece a través de la Hora santa para niños.

El bautismo, la primera comunión, la confirmación, representan la hora santa para niños de catequesis, por lo que todas las actividades sacramentales deben ser conocidas en su totalidad, con el objeto de desarrollar su personalidad espiritual llena de fortaleza, carácter y bañada de  virtudes.

Estas virtudes humanas en su mayoría son desconocidas por muchas personas, de manera que para cualquier familia cristiana católica resulta de suma importancia enseñarlas a sus hijos, por eso a través  de este artículo buscamos la forma de fomentar y comunicar la importancia que representa la hora santa para niños.

Exposición del santísimo sacramento

Se procede a rezar el padre nuestro y el ave María, luego se procede a entonar una canción, la misma es escogida por el sacerdote que oficia la misa. Seguidamente se realiza la primera “Adoración, donde se realizan alabanzas a Dios y a Jesús como su hijo.hora santa para niños

Luego se hace la segunda adoración diciendo la siguiente plegaria:

“¡Queremos consolar a Jesús!, Comenzamos cantando “Vive Jesús, el Señor” u otra canción adecuada, Vive Jesús, el Señor. Vive Jesús, el Señor. Él vive, Él vive, Él vive, vive. Vive Jesús, el Señor.”

“Son tantos los que no te quieren, Jesús… Son tantos los que dicen cosas tan feas de Ti… Pero nosotros sí te queremos, por eso estamos aquí, para consolarte; por eso queremos decirte muchas cosas bonitas que alegran tu corazón, por eso te decimos:”

En ese momento intervienen los niños donde cada uno lee una frase de la Biblia y el resto de los presentes le contesta:

“Jesús, Jesús, ven a mi morada”.

Luego se reza lo siguiente:

“Muchos niños no te quieren pero yo te quiero muchísimo. Tú has dado la vida por mí, toma ahora la mía. Tú dijiste: “Tomad y comed, esto es mi Cuerpo”, prepárame para recibirte. Señor, yo nunca te cerraré la puerta. Jesús, quiero consolarte.”

“Señor, te necesito, ven a mi corazón, Jesús, te quiero mucho, Jesús, Tú deseas entrar en mi corazón y yo deseo que vengas a mí, parece pan, pero es tu Cuerpo. Parece vino, pero es tu Sangre. Por eso todos te abandonaron pero yo no quiero dejarte solo.

“Tú dijiste: “Dejad que los niños vengan a Mí”, y aquí estoy, nadie me quiere como Tú”

Luego se hace silencio y se realizan uno momentos de meditación en silencio.

Al terminar el silencio se dice la siguiente plegaria:

“Jesús, nosotros somos tan pobres, tan pequeños, vemos tantas necesidades en el mundo y es tan poco lo que podemos hacer. Pero Tú que lo puedes todo y nos amas tanto, sí que puedes darnos lo que te pedimos, si lo pedimos con fe. Escúchanos, Señor, y haz lo que tu corazón te diga. Queremos, sobre todo, hacer tu voluntad.

“Por todos los niños y niñas que estamos ahora aquí, para que nunca nos separemos del Señor. Roguemos al Señor, por los que no conocen a Jesús, para que descubran que el Señor les quiere mucho. Roguemos al Señor.”

“Por nuestros padres, que nos han ayudado a conocer a Dios, para que vivan de tal modo que un día puedan ir al Cielo. Roguemos al Señor, por los niños que, después de haber recibido a Jesús, se han alejado de Él y ya no le quieren, para que vuelvan. Roguemos al Señor.”

Entonces todos los presentes rezan una plegaria a María la madre de Jesús, seguidamente y para terminar se realiza una operación, previa notificación del sacerdote o algún niño seleccionado donde dice lo siguiente:

“Jesús, queremos hacer una oración muy especial para consolarte, para decirte que los niños queremos ser tuyos y que Tú seas nuestro amigo, nuestro mejor amigo. Por eso decimos todos juntos”

Se reza el credo, al finalizar se le pide a la virgen María su ayuda a través de una pequeña oración:

“Pedimos ayuda a María, ella está aquí adorando a su Hijo con nosotros. Y le damos gracias por el regalo de su Hijo. Jesús está presente en la Sagrada Hostia, es nuestro Dios escondido. Él nos ama y quiere que nosotros le amemos. Él nos espera noche y día en la pequeña forma. Él quiere oírnos y nosotros le adoramos porque Él es Dios.”

Terminada esta parte uno de los niños se presenta frente al santísimo sacramento y se arrodilla, (En ese momento los presentes dicen):

“Jesús, Hijo de Dios, ten misericordia de nosotros. Yo sé que estás aquí Señor. Yo sé que estás aquí. Yo sé que estás aquí Señor. Yo sé que estás aquí.”

Otro niño se acerca también al Santísimo Sacramento y dice:

“Corazón eucarístico de Jesús, aumenta en nosotros la fe, la esperanza y la caridad.”

Los presentes lo acompañan cantando:

“Yo sé que estás aquí Señor. Yo sé que estás aquí. Yo sé que estás aquí Señor. Yo sé que estás aquí.”

De esa forma salen cinco Niños hacia el santísimo sacramento y las personas dicen:

“A veces, aunque queremos ser buenos, ofendemos a Dios. Ahora vamos a pensar cada uno en qué le hemos podido ofender y le pedimos perdón en el silencio de nuestro corazón. Dios nos ama y nos perdona cuando estamos arrepentidos y pedimos su Misericordia.”

La ceremonia finaliza cuando algunos niños dan agradecimiento a Dios por su presencia y el sacerdote decide termina la ceremonia agradeciendo a Dios y a todos los presentes por la gracia de haber hecho esta hora santa para Niños.

ESta forma de realizar la hora santa para niños es muy utilizada durante la catequesis que permite a los jóvenes comenzar una vida de amor y fe al lado del Creador, es uno de los encuentro que cada niño y después de adulto mantendrá con Dios, de allí su importancia.

Hora Santa para niños con Jesús sacramentado

Esta pequeña ceremonia, es muy similar a la anterior solo que es un poco más corta, se realiza también durante la Eucaristía y puede ser utilizada al momento de realizar la Primera Comunión.

Inicio

Generalmente comienza con un canto hermoso puede ser deducido por el sacerdote pero es importante que siempre esté relacionado con la figura de Jesucristo, se pueden tomar pasajes del nuevo testamento y colocarle letra.

Es importante recibir a los niños de una manera gentil y cordial, deben sentir que están entrando a la casa de Dios, al corazón de Dios y a la gloria de Dios, que sus vidas van a estar llenas de bondad y plenitud si aceptan entrar a la gracia de Dios.

Oración

SE realiza la oración respectiva, donde indiferentemente puede intervenir o hacerla un niño, en la cual se establezca una bendición y una alabanza a Dios, vemos una ¿ejemplo de ello:

“Señor mío y Dios mío, yo creo, espero, adoro y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no esperan, no adoran y no te aman. (Se realiza tres veces), Jesús queremos abrirte hoy, más que nunca, nuestro corazón, entra en él.”

Para terminar se reza un padrenuestro.

Realización de la adoración

Al igual que los describimos en el título anterior, la adoración consiste en una hermosa canción donde se alabe a Dios y a Jesús, existen muchas conocidas tales como “Cuánto he Esperado”, “Nadie te ama como yo” entre muchas que se pueden seleccionar para esta parte de la pequeña ceremonia.

Oración a María

Al terminar la oración inmediatamente se realiza esta hermosa oración: “Querido Jesús, te queremos dar gracias porque hasta en el momento de la cruz te acordaste de nosotros, y con amor, nos diste a María como Madre nuestra. También queremos acordarnos hoy de ella y ofrecerle nuestro cariño y nuestro amor.”

El Avemaría

Seguidamente se procede a realizar el canto del avemaría, al igual que la Adoración se selecciona un vanearía que esté relacionado con la hora Santa para niños, en ella se establece la importancia de la presencia de María como la Reina del mundo, la madre de todos los hombres del planeta y la protectora de los cielos.

El arrepentimiento

Consiste en el acto de contrición, donde los niños deben aprender abrir sus corazones y no ocultar las cosas que hayan hecho, es importante saber que los actos de contrición, establecen la eliminación del pecado, son previos a la confesión y se establece con el objeto de cometer otro pecado similar en la vida. Proceden a decir:

“Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante ustedes hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por mi culpa, por mi grande culpa. Por eso ruego a Santa María, siempre Virgen, a los Ángeles, a los Santos y a ustedes, hermanos, que intercedan por mí ante Dios, Nuestro Señor. Amén”

Establecimiento del Perdón

Esta parte de la hora santa para niños, contribuye a que comprendan que Dios es muy bueno y perdona todos los pecados siempre que exista la fe y la bondad en sus corazones realmente, el padre procede a perdonar los pecados de los presentes y los niños, y se acompaña con una hermosa canción.

Culminación y agradecimiento

Sin las palabras para concluir la Hora santa para niños, el proceso termina cuando el sacerdote agradeció a Dios por su amor eterno, por lo que hizo y hace por nosotros, da la gracias por todo lo bueno que diariamente nos entrega y finaliza solicitando su presencia ante nosotros por siempre para que pueda vivir en nuestra familia y en nuestros corazones.

Se otorga la bendición

Se da la bendiciones todos y especialmente a los niños a quienes se les dice: En el nombre del Padre, del Hijo y del espíritu Santo, Amén.

Hora santa para niños pequeños

La hora santa para niños pequeños se organiza en ocasiones especiales, la Iglesia católica la considera una de sus actividades y herramientas pastorales más efectivas que se realizan casi todos los países donde se sigue el catolicismo.

Está dirigida a niños entre los 3 y los 13 años, aunque también pueden incluirse jóvenes que deseen  entrar a la casa y la gloria de Dios, no existen limitaciones, y tal como lo hacía Jesús, los niños representan la prioridad para Dios.

La hora santa para niños puede hacerse en diversos lugares, participando durante la Eucaristía los domingos en misa o en las fechas del calendario religioso católico, en casas de retiro espiritual, capillas  y lugares santos, se pueden recibir niños para que conozcan a dios a través de la hora santa para niños. Algunos países establecen realizarlo durante el jueves y viernes santo de la semana Mayor.

La invitación a los niños a participar en la hora santa para niños de primera comunión representa un acto de fe, el cual debe ir realizando desde temprana edad y a medida que va creciendo, es importante ir dejando bases católicas en el espíritu de los niños. Con la implementación de la hora Santa para niños se está tratando de desarrollar emocional y espiritualmente seres humanos dignos y llenos de bondad.

Hoy en día la sociedad está cargada de violencia, en todos los aspectos, el bombardeo que hace más de 40 años representaba la televisión, hoy en día ha sustituido por una herramienta más letal en cuestiones de valores más fuertes, nos referimos a internet, la cual ahora es combatida incluso por la misma televisión.

La liberación de la información que se ha venido dando desde hace más de 20 años a través de la creación de las redes sociales y el acceso a la información sin ningún tipo de control, ha permitido que muchos niños observen el mundo de una forma distorsionada y si se quiere decir cruda, para lo cual algunos niños no están preparados.

Incluso la manera de enfrentar las situaciones de vida están completamente desvirtuadas, de allí la importancia de fomentar valores y virtudes católicas en los niños desde temprana edad, algunos miembros de la iglesia la consideran titánica, pero es la evangelización que se debe dar en estos tiempos.

Invitamos a que lleves a tu hijo a la iglesia y participe en la Hora Santa para niños, donde podrá encontrarse con Dios, de una forma real y espiritual, evitar que acuda de forma obligada, dejar testimonios de otros niños ayuda a que pueda incentivar y motivar su presencia.

Conoce más con respecto a esta hermosa actividad católica, interactuado y haciendo click en los siguientes enlaces.

Oraciones y devociones  católicas 

 Cómo Rezar los Mil Jesuses 

¿Cuáles son las obras de la misericordia?

 

(Visited 2.205 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO