Simbolismo de las Bodas de Cana, en el Evangelio

Por todos es conocido que los relatos bíblicos mencionan que Jesús al igual que María fueron invitados a una boda en Cana de Galilea, y que habiéndose terminado el vino el hijo de Dios pudo transformar el agua en vino. En este artículo podrás conocer mucho más de cerca sobre las bodas de Cana, cita bíblica, María en la boda de cana, Veronés y mucho más, no dejes de leerlo

las bodas de cana

Las bodas de Caná

Este es un pasaje bíblico que es descrito en el libro de Juan, en la que se relata de una fiesta de bodas que tuvo lugar en Galilea, específicamente en Caná y a la que fueron invitados Jesús, María y todos sus discípulos. Y es allí cuando por la intermediación de sus Madre María, Jesús convierte el agua en vino.

En este relato bíblico se pone de manifiesto la fe absoluta que tenía María en su hijo Jesús, y de sus capacidades para poder enfrentar con determinación y aplomo todas las pruebas a las que fuera sometido. Es por ello que le solicita que convierta el agua en vino, ya que este se había terminado y los invitados se empezaban a impacientar. Razón de peso por lo arraigado que tenía su pueblo la celebración de sus festividades con la compañía del tan preciado elixir.

Jesús afronta tal pedimento de María en convertir el agua en vino, para que sus anfitriones de la boda pudieran apaciguar los ánimos ya un tanto caldeados de sus invitados.  Con este hecho pone de manifiesto, que con su sola voluntad es capaz de convertir un líquido que en este caso es el agua, en otro que servirá para continuar la celebración en las bodas de Caná a la cual fue invitado.

“Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús. Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos. Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino. Jesús le dijo: ¿qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora. Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere. Y estaban allí seis tinajas, de piedra para agua, conforme al rito de la purificación de los judíos, en cada una de cuáles, cabían dos o tres cantaros. Jesús les dijo: Llenad estas tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba. Entonces les dijo: Sacad ahora, y llevadlo al maestre-sala. Y se lo llevaron.

Juan 2:1-8

Epifanía en la conversión del agua en vino

La Epifanía del Señor se desarrolla en los ambientes de Nazaret, el Jordán y Caná. Son estos los lugares en donde Jesús se manifiesta como el mesías de los judíos, el elegido del Señor y su Profeta. Es en estas zonas en los cuales Jesús comienza su proceso de mostrar la verdad respecto a su persona y de cuál es la verdadera misión que le fue encomendada, de acurdo a la voluntad del Padre.

Su madre María, es quien lo aúpa para que dé a conocer y ponga de manifiesto todo el poder que le fue conferido por el Padre Todopoderoso. Es esa misma madre, junto a su esposo José, quienes lo han ido preparando durante toda su formación desde Belén hasta Caná, para que cuando fuera la hora, él estuviera listo para su revelación en la vida pública.

Todo lo que rodea a la revelación de Jesús con motivo de la asistencia a la fiesta de bodas de Caná, es el inicio de una de las tantas revelaciones que hace para demostrar la razón por la cual su Padre Dios lo ha enviado al mundo, y para que sus discípulos pudieran ser testigos de cómo había sido Ungido por Espíritu Santo.

A continuación, te presentamos algunos indicios para comprender un poco más, la simbología presente en este hecho de convertir simple agua para beber, en el más delicioso vino jamás probado por los asistentes a las bodas de Caná:

  • El agua representa a lo vacío que se encuentra nuestra religión.
  • Ese vino convertido, es la alegría y la promesa de Dios de que tendremos vida abundante.
  • Su Madre María es la mujer, que fue escogida por Dios.
  • Las bodas encarnan la unión existente entre Dios y su querido pueblo.
  • Las tinajas o vasijas de piedra, que se presentan como un número imperfecto ya que son seis, simbolizan la Ley, que viene en procura de la purificación del ser humano.
  • Cuando nos topamos con la expresión “Haced lo que él os diga”, tiene una significación muy parecida a la que fue expresada por el pueblo, cuando se produjo la alianza en el Sinaí:

“Es necesario que hagamos todo lo que el Señor ha dicho. Y Moisés se encargó de llevar al Señor lo que había dicho su pueblo”.

Éxodo 19:8

El Evangelio de San Juan

En el evangelio de San Juan, se nos hace el relato de una boda que en las escritura se le conoce como “las bodas de Caná”, y que tuvo lugar en Galilea, y empieza a relatar su historia diciendo que, al tercer día, se llevó a cabo una boda en Caná de Galilea de la cual se dice que fue una boda muy especial, ya que a la misma habían invitado a María, que era la Madre de Jesús.

El motivo por el cual fue invitada era para que atendiera y sirviera a los invitados. Las familias de los novios eran muy pobres y sencillos, a la fiesta como es sabido, también acudió Jesús, el cual se hizo presente en la compañía de sus primeros discípulos, a los cuales fue eligiendo a medida que iba recorriendo el camino.

Como en todas las fiestas de la antigüedad, los hombres siempre se agrupaban aparte, haciendo pequeños grupos, en unos de esos grupos se destacaba Jesús, ya que era muy alegre y en extremo muy extrovertido. Las mujeres por lo general se aglomeraban muy cerca del fogón, para estar atentas con la preparación de lo que se serviría a los comensales.

Por ese sexto sentido que tienen las mujeres y más si son madres, María se percató de que el número de invitados superaba por mucho lo que se había estimado desde el principio y la comida y la bebida no alcanzaría para todos. Lo que significaba un gran problema para los novios, ya que los novios serían recordados por mucho tiempo como los peores anfitriones.

Las bodas de Caná: Papel de María

Tal fue la preocupación de María por la deshonra de estos humildes novios, que sin ser notada se le acercó a su hijo Jesús y casi en susurro le dijo al oído: Hijo estos humildes novios ya casi se les termina el vino y aún tienen muchos invitados, esto no fue una petición que le hizo María, simplemente fue una sugerencia muy sutil que le hizo.

Jesús un tanto molesto, porque consideraba que aún no era su momento de manifestar sus dones, le hizo ciertos reproches a su madre. Y luego de haber pasado un buen rato, Jesús se dispuso a complacer a su madre, no porque quisiera salvar la honra de sus humildes anfitriones. Más bien sus razones tuvieron que ver con la oportunidad de encontrarse en el lugar indicado de poder manifestar su gloria, se dispone a cumplir la petición de su Madre.

María, sin comprender totalmente la negativa y las respuestas de su hijo, se dispuso con mucha firmeza a llamar a solas a los novios para decirles que hagan todo lo que su hijo Jesús les dirá. Jesús les hace una solicitud a los sirvientes, pero estos extrañados ante tal requerimiento se miran entre ellos atónitos.

Jesús les pidió que llenaran con agua las seis tinajas que estaban en la cocina, y luego se las llevaran al maestre-sala. Tal fue la sorpresa de los sirvientes cuando vieron en las copas el vino que salía de las tinajas.

Paolo Veronese

Es un pintor italiano quien es el autor del cuadro Las bodas de Caná, dicha obra está realizada al óleo sobre un lienzo de 9,94 m de largo, por 6, 77 m de alto, y fue pintada en 1563.

las bodas de cana

Si te pareció interesante el siguiente artículo, también puedes visitar:

Cuál es la misión de la Iglesia

Yo soy el camino, la verdad y la vida

Los milagros de Jesús

(Visited 215 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO