Explicación del Padre Nuestro para Niños y Actividades

Con la oración del Padre Nuestro Jesús nos enseña a orar, ya que sus propios discípulos fueron los que se lo pidieron, en este artículo explicaremos de forma breve el Padre Nuestro para niños para enseñarle a los más pequeños la más bella oración enseñada por el propio Jesús.

padre nuestro para niños

El Padre Nuestro para niños

Tal como decíamos en párrafos anteriores, los propios discípulos que seguían a Jesús mediante sus prédicas y enseñanzas le pidieron en una oportunidad al  Señor enseñar a orar. Es cuando el mismo Jesús les enseña el Padre Nuestro y los incita a que oren a través de él al Padre Dios.

El Padre Nuestro para niños es una forma de comunicación directa como dice su nombre entre Dios y los niños, ellos eran especiales para el propio Jesús, recordemos el momento cuando en tiempos antiguos trataban de separarlos de Jesús y Él decía: “Dejad que los niños vengan a mí, ya que de ellos es el Reino de los Cielos”.

Explicación breve de cada frase 

A continuación explicaremos cada frase del Padre Nuestro para niños de manera breve, con la finalidad que lo aprendan y a su vez se vean incitados a rezarla de forma amena, interesante todos los días de sus vidas y tengan a Jesús presente en todo momento.

El Padre Nuestro para niños es un regalo del propio Jesús para todos los niños y cristianos, esta oración es sabida por todos, podemos rezarla en la casa, el colegio y hasta en la propia Misa.

Padre Nuestro que estás en el cielo

Jesús nos revela que Dios es nuestro Padre, de no haber ocurrido esto así, nunca se nos hubiera ocurrido a nosotros ni a nadie algo semejante. Y nos preguntamos ¿Dónde se encuentra Dios Padre aparte de estar en el Cielo?. Esta es considerada una pregunta que nos permite analizar los disparates más insólitos, inocentes y bellos de la inocencia de los propios niños.

padre nuestro para niños

  1. Santificado sea tu nombre

En esta parte de la oración glorificamos y bendecimos a nuestro Padre Dios, aunque más falta nos hace a nosotros mismos a que el sea glorificado ya que así él nos bendice y ayuda como nuestro Padre amado.

  1. Venga a nosotros tu reino

Sin votar  ni elegir, ni pelear. Los misioneros toda su vida se la pasan en eso. Anunciando el Reino de Dios.

  1. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo

¡Qué facilidad para la humanidad entera! Es como si viviéramos en el cielo, allí no necesitamos de médicos, farmacias, ya que aquí en la tierra los Santos también se enferman y hasta se mueren.

  1. Danos hoy nuestro pan de cada día

Jesús siempre piensa en nosotros. Existen tres peticiones para Dios y cuatro para beneficio de la gente. Sin embargo el pan es primero; sin comida no podemos rezar.

  1. Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden

Aquí la enseñanza puede notarse graciosa”dando y dando, pajarito volando”. Con Dios Padre nadie puede. Si perdonamos, nos perdonan, si no olvídalo y cambia.

  1. No nos dejes caer en la tentación

En este contenido de la frase debe entenderse que pidamos a nuestro Padre Celestial la protección contra todo mal que pueda venir del demonio y que nos haga caer en situaciones desagradables o como dice su propio nombre en tentaciones que afecten nuestra vida diaria.

  1. Líbranos del mal. Amen

El Padre Nuestro es conocido igualmente como “Oración del Señor” ya que Cristo nos la dejó y a través de ella pedimos las necesidades en el orden que nos convienen. Dios siempre sabe que es lo que más nos conviene.

Con esta oración del Padre Nuestro hablamos con Dios Padre. Debemos tratar de poner en práctica las enseñanzas encerradas en él y tratar de asimilarlas. Está compuesta por un saludo inicial y siete peticiones.

Saludo

Padre nuestro que estás en el cielo. Anteriormente se había explicado sobre esta frase, pero no tan explicito, esta frase de la oración significa que tenemos un encuentro directo con la presencia de Dios para adorarlo, bendecirlo y amarlo.

¡Padre Este calificativo permite que seamos reconocidos como sus hijos y sentimos el deseo y la obligación de actuar como tal, imitando sus enseñanzas. Confiemos en Dios ya que Él es nuestro Padre.

Al decir Padre Nuestro nos hace recordar las promesas de Él para con todos nosotros a través de su amor. Dios ha querido ser Padre de la humanidad entera y es un Padre fiel, amoroso y bueno que nos ama demasiado. La frase “Padre Nuestro” es referida a que es mío, de Jesús y de los cristianos.

“Que estás en el cielo”: El cielo no es un lugar es una manera de estar. Dios siempre se encuentra en las personas y corazones que creen en Él. Él habita en nosotros si se lo permitimos. Dios está más allá de lo que vemos y tocamos.

Las siete peticiones

Posteriormente estamos ante la presencia de Dios, a través de nuestro propio corazón, es momento de decir siete bendiciones o peticiones.

Las primeras son para glorificar al Padre, son nuestros deseos de amor a su Padre sobre todas las cosas. Las últimas son para solicitar su ayuda y gracia.

En este caso dando una acotación más específica de la oración del Padre Nuestro  en sus partes, continuemos con la frase de Santificado sea tu nombre, quiere decir es que Dios sea alabado, santificado por todo el mundo. Esto va a depender de la actitud de cada uno de nosotros que tengamos en nuestra vida diaria.

Debemos lograr santificarlo ya que Él está dentro de nosotros así como por todos los cristianos que creemos en Él y a los que aún no tienen o reciben su gracia. Debemos lograr que la humanidad este agradecida con el amor de Dios y este debe ser nuestro norte y deseo.

Igualmente debemos lograr que su nombre sea dicho de forma santa, para que sea bendecido y no blasfemado. En todo momento nuestro compromiso debe de ser bendecir el sagrado nombre de Jesús a través de nuestra vida.

Anteriormente se había mencionado la frase de “Venga a nosotros tu reino”, pero ahora indicando de una forma más detallada, esto significa que el Reino de Dios es referido a que lo hagamos vivo en nuestra vida diaria, sentirlo en nosotros para darlo a conocer ante los demás y aparte hacer que su Reino crezca hasta que Él mismo regrese y llegue con su Reino finalmente a la tierra.

Cristo llegó por primera vez a la tierra como sabemos de forma humana, naciendo de forma humilde en un pesebre. Dice su palabra que cuando sea el momento de su regreso a la tierra vendrá como Rey y desde ese día reinará sobre toda la humanidad a partir de ese momento.

Es bueno que implantemos el deseo de ayuda para la Evangelización y conversión de la humanidad entera. Darlo a conocer a través de apostolados a nivel de toda la humanidad. Para que sea amado por todos.

A diario en nuestras oraciones pidámosle al propio Jesucristo que su Reino se establezca en nuestras vidas hasta el momento de su venida final y su Reino.

 También esta parte de la oración donde dice “Hágase su voluntad así en la tierra como en el cielo”, se hizo mención de la misma en párrafos anteriores, pero no de forma tan específica, esto significa que Dios busca que tengamos la salvación y logremos algún día estar con Él.

Pidamos a Dios que su voluntad esté junto a nuestra vida para la salvación de la humanidad entera. Oremos para que el error sea sacado de la tierra, que la verdad se imponga el vicio se termine y las virtudes entre los hombres sea al fin lograda.

Esta forma de mencionar “Danos hoy nuestro pan de cada día” la palabra “danos”  se refiere a que nos dirigimos a nuestro Padre con una confianza única como cuando un hijo se dirige a su padre.

Al decir “nuestro pan” no sólo nos referimos al pan del alma sino al pan espiritual o sea las necesidades del espíritu. En el mundo es necesario que Jesús de estos dos tipos de alimentos, ya que la humanidad necesita de los dos y así poder ser nobles y humildes y ayudar a los necesitados.

Esto de perdonar nuestras ofensas también fue explicado, pero no de forma tan detallista, esto simplemente indica que en algún momento nos alejamos del Padre y es necesario que solicitemos el perdón por ello y en momentos en que ofendemos a otros hermanos. Para estar bien con Dios nuestro corazón debe ser puro, limpio, amoroso ante los demás.

Como también nosotros perdonamos a quienes nos ofenden. También se hizo mención unas líneas arriba de esta frase, la cual  indica que debemos perdonar de corazón, si perdonamos debemos olvidarnos por completo de la ofensa que nos hayan hecho, ya que sino el perdón no tiene sentido. Para ello necesitamos del amor del Espíritu Santo y tener presente que el amor puede más que el pecado.

La parte de no nos dejes caer en tentación , lo indica precisamente la palabra tentación , también se había mencionado con anterioridad, quiere decir que nos viene por el consentimiento al pecado, es permitirle al demonio que dirija nuestros pensamientos y actitudes y permitirle que hagamos el mal. En esta parte de la oración debemos solicitar a Dios que nos aleje de tomar la vía equivocada del pecado. Para ello el El Espíritu Santo nos ayuda a negarnos a las tentaciones.

El “libranos del mal”  está representado por Satanás y el pecado. Debemos pedir a Dios que nos ayude y proteja contra las tentaciones y actitudes del demonio en nuestra vida diaria. Pidamos la paz y la gracia que viene de Cristo. Y por último la palabra Amén.  Significa la afirmación de todo lo que se dice a lo largo de la oración.

Otros artículos de interés:

Rosario de Sanación

Gloria al padre

(Visited 16.969 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO