¿Por Qué se Debe Rezar el Rosario para los Difuntos?

El Santo Rosario para los Difuntos, es un rezo que es realizado cuando la persona que muere es un ser querido, amigo o conocido de la familia, lo cual tiene que ser hecho frente al cuerpo del difunto. En este artículo conocerás todo lo referente sobre como debe de ser realizar esta oración del Rosario para los Difuntos.

Rosario-para-los-Difuntos-2

Indice De Contenido

Rosario Para los Difuntos con Todos los Misterios

En esta ocasión conoceremos todo lo relacionado al Rosario de los Difuntos, se trata de una oración muy extensa, la cual se puede realizar de 3 formas diferentes:

En primer lugar, se practica utilizando el cuerpo presente del fallecido o fallecida, de igual forma se sugiere seguir haciendo rezos después que la persona ha sido sepultada (a), el tiempo de duración será por varios días. Es importante señalar que el día que corresponda recitarlo, se debe rezar el misterio asignado para esa ocasión.

Otra de las técnicas es el caso de las personas ya fallecidas con anterioridad, en este tipo de circunstancias no importa el tiempo que haya pasado. Por tal motivo se puede realizar un día o incluso una semana completa.

También existe una forma de donación esta consiste en pedir por el bienestar del alma de la persona que falleció.

 Por lo general el Rosario de los Difuntos contiene las siguientes partes:

1.- Misterios Gozosos (Se debe realizar los días Lunes y sábados)

2.- Misterios Dolorosos (corresponde a los días martes y viernes).

3.- Misterios Gloriosos (miércoles y domingo).

4.- Misterios Luminosos (Rosario para los Difuntos el día Jueves).

Introducción

Estos tipos de rosarios o Rosario para los difuntos se llegan a rezar ante el cuerpo de la persona que ha muerto, es decir, durante el velorio y en el cementerio o novenario. Si no llega a ser posible hacer esto, o poder asistir al duelo, lo que más conviene es llegar a realizarlo en familia o personalmente, a pesar de la distancia, para poder interceder con la Santa Madre por el alma de la persona. Los días posteriores de la exhumación se comienza con el novenario.

La alegría de la Madre es el poder mirar a sus hijos todos unidos en el Amor y llegar a ser el consuelo y la intercesión por los hermanos. La Santa Madre es la que ruega con nosotros al Padre Nuestro, con su Hijo y el Espíritu Santo, en el momento y en la hora de la muerte.

Al momento de llegar a invocarla, en el Santo Rosario, ella intercede por los difuntos para que logren alcanzar el Descanso eterno y también la luz perpetua en el cielo que es la que nos tiene prometido para nosotros nuestro Señor.

Al momento de orar, se dialoga y descansa en la Paz y el Gozo de la presencia del Dios nuestro Señor, pues se encuentra presente cuando 2 o más personas se reúnen en su nombre para clamar a él. Para poder ofrecer este Santo Rosario, deja que el perdón los limpie de los errores, al igual que de los rencores, las deudas y de la separación. Debes de escuchar a la Madre del Cielo, la cual hizo a los hombres hermanos en Cristo y pide, como en las Bodas de Caná:

“..hagan todo lo que Él les mande.”

Juan 2:5

Misterios Gozosos (Lunes y Sábado)

Vamos a presentar una pequeña oración de los misterios gozosos.

 Velorio

Queridos hermanos, en este momento mientras realizamos de manera piadosa el gesto de velar a (dice el nombre de la persona que falleció) debemos pedir con fe a Dios, para que proporcione paz a nuestro hermano(a) (dice el nombre de la persona que falleció) y que pueda llegar hasta su santa gloria.

Roguemos que la misericordia de Dios se haga presente en él, (ella), y que pueda ser librado(a), el día del juicio; de toda condenación y de esta manera quede libre de los castigos merecidos por sus culpas, también te pedimos que sea reconciliado(a) con el Dios todopoderoso y así pueda llegar a recibir el descanso eterno. Amén.

Oración para Ofrecer el Santo Rosario

Esta Introducción fue compuesta por San Luis María de Montfort, y debe realizarse de la siguiente manera.

En este momento nos unimos:

–A cada uno de los Santos, los cuales se encuentran en el Cielo,

–También pedimos que la unidad se manifieste a todos los Justos que están en la Tierra,

–y que todas las Almas fieles y piadosas que se encuentran en este lugar; pueda recibir las misericordias del creador.

–Nos unimos con fe a Jesús, Para rendirle toda alabanza y adoración.

–Por tal motivo hoy renunciamos a cada una de las distracciones que puedan producirse durante el Rezo de este significativo y poderoso Rosario, el cual pronunciamos con mucha devoción, como si fuera el último, recemos juntos el santo rosario.

Modo de Rezar el Rosario para Difuntos

Existen muchas formas de como rezar el Rosario para los Difuntos ya que el rosario para los difuntos por lo que vamos a descubrir por medio de este artículo como se hace, que es lo que se debe de hacer y que no.

Inicia El Rosario

Con gran devoción iniciamos diciendo Ave María Purísima. Sin pecado concebida. Estas oraciones son realizadas por un guía que es el que dirige la oración y por las personas que se encuentra en el lugar. 

  • Guía:

En este momento y en esta hora por la señal de la Santa Cruz, te pedimos que de todos nuestros enemigos puedas mi señor librarnos, oh Señor Dios Nuestro. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

  • Guía:

Oh gran y poderoso Dios te pedimos que llegues a colocar cada una de las palabras que debes de expresarte con una fe y devoción.

  • Todos:

Confesamos que nuestra boca es la que proclamará tu Alabanza mi Dios.

  • Guía:

Dios Mío te pido que vengas en mi Auxilio.

  • Todos:

Date prisa oh Señor en Socorrerme. Gloria sea al Padre, Gloria sea al Hijo y Gloria sea al Espíritu Santo. Como era en el principio, en el presente y siempre por todos los siglos de los siglos Amén.

Dulce Jesús de mi vida la Prenda de mi Corazón, a tus Pies yo me arrodillo y te ruego tu perdón, te pido de penitencia me otorgues la absolución por si este día, o esta noche tu devoto llega a partir de este mundo esto me sirva de confesión. Que el Padre me dé su toda su Gracia y el Hijo su Bendición que la Santa Virgen me llegue a confortar por si a la hora la muerte no pueda llegar a pedir el perdón por lo que ahora mismo te lo pido con un Acto de Contrición.

Acto de Contrición

Oh Señor Mío Jesucristo, Dios y el Hombre Verdadero, el Creador, el Padre y también mi Redentor por ser tú quién eres y porque verdaderamente te amo sobre todas las cosas me pesa de todo en el corazón el haberte ofendido, por lo que te prometo firmemente con la ayuda de tu Gracia que jamás voy a pecar, por lo que te pido que me apartes de todas las ocasiones de ofenderte confesarme y poder cumplir la penitencia Amén.

Virgen María

¡Oh Virgen María, la Madre de Dios y también nuestra Madre, ¡la Reina del Santo Rosario! Fiados en tu Bondad nos acercamos a ti, para poder honrar tu Nombre y al mismo tiempo poder consolar nuestras almas.

Ábrenos, Señora, la Puerta de tu Corazón y descúbrenos la Luz de tus Misterios, contenidos en el Santo Rosario para que en estos podamos encontrar Virtud para nuestras Almas, la Tranquilidad para nuestro corazón, la Paz para todas nuestras familias, la Salud para los enfermos y la Libertad para las Almas del Purgatorio.

Te pedimos que socorras en especial a nuestro (a) hermano (a) (decir el nombre de la persona) y que nos concedas la dicha de llegar a ser Hijos tuyos en la vida y en la muerte. Amén.

Padre Clemente, te pedimos que el Alma de nuestro (a) hermano (a) (decir el nombre de la persona) apoyados en la certeza de que él va a resucitar en el último día con el propio Cristo y también con todos los que han llegado a morir en Cristo.

Que tu Corazón Misericordioso se conmueva, por nuestro (a) hermano (a) (decir el nombre de la persona) te pedimos que abras a tu hijo (a) las puertas del cielo, y también a todos nosotros, que permanecemos en este mundo, por favor mi Dios consuélanos con las palabras de la Fe, hasta que un día todos nos podamos encontrar a Cristo y siempre permanezcamos con Él y con nuestro hermano (a) (decir el nombre de la persona) Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

Los Misterios que van a ser ofrecidos por el Descanso Eterno de nuestro hermano (a) (decir el nombre de la persona) tienden a ser los siguientes:

Primer Misterio Gozoso: La Encarnación del Hijo de Dios

“Y el ángel le dijo: No temas, María, porque has hallado Gracia delante de Dios: Concebirás en tu Seno y darás a Luz un Hijo, y le pondrás por Nombre Jesús. Dijo entonces María: He aquí la Esclava del Señor, Hágase en mi según tu Palabra”.

Lucas 1:30-31 al 38

El Ángel anuncia de parte de Dios. Por lo que es conocido como el Alto Misterio de la Encarnación.

AVE, AVE, AVE, MARÍA……

Te pedimos que nos concedas oh Señor la ayuda continua de la Virgen María, la Madre de Dios por el Anuncio del Ángel para que en todo momento llegue a ser Nuestra Abogada ante el Divino Juicio tuyo especialmente te rogamos por el Alma del hermano (a) (decir el nombre de la persona) que se encuentra ante tu hermosa Presencia.

María con solo el nombrarte el alma de tus fieles reciben la alegría, con la esperanza que tienen de llegar a verte en su compañía, del Arca testamento y de la Paz alegría, con el Nombre de María comienzo el Padre Nuestro.

Padre Nuestro

  • Guía:

Padre Nuestro que estas en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.

  • Todos:

Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona todas nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

El ave maría debe de ser recitado unas 10 veces.

  • Guía:

Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.

  • Todos:

Santa María, Madre de Dios, ruega por él o ella y por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Estos rezos son realizados luego de las 10 ave marías. Y Después

  • Guía:

Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.

  • Todos:

Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén. Por tu Limpia Concepción ¡oh! Soberana Princesa, una de las muy Grande Pureza te pido de todo corazón, que las Almas no se lleguen a perder ni tampoco mueran sin confesión.

Oh Jesús Mío te pedimos que perdones todos sus pecados que los libres del fuego del infierno lleva a todas las Almas al cielo en especial a las más necesitadas de tu Divina Misericordia. Amén.

La Sábana Santa

Señor Dios que nos llegaste a dejar la Señal de tu Pasión y de la Muerte Santísima en la Sábana Santa, en la cual llegó a ser envuelto tu Cuerpo Santísimo, cuando por el mismo José llegaste a ser bajado de la Cruz del calvario, por lo que te pedimos que nos concedas oh Piadoso Señor, que por tu Muerte y por tu Sepultura Santa.

También por los Dolores y las Angustias de tu Santa Madre la Señora de tus hijos sea llevada el Alma del hermano (a) (debes de decir el nombre de la persona) a la Gloria de tu Resurrección en dónde habitas y Reinas con el Dios Padre en la Unidad del Espíritu Santo y es el mismo Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Dale Señor el Descanso Eterno que merece su alma y luzca para él o ella la Luz Perpetua, que Descanse en Paz. Amén.

Si por tu Preciosa Sangre oh Señor lo o la habéis Redimido. Que él o ella haya sido perdonado te lo pido es te pido por tu Pasión Dolorosa. De las puertas del infierno oh señor te pido que libres su Alma Señor.

María Madre de Dolores, te pido que recuerdes que en la cruz te nombró tu hijo Jesús la madre de todos los pecadores. Que se haga las obras buenas por esta alma sin cesar que Dios las saque de sus penas y la lleve al descanso eterno, que en gloria lleguen a habitar las benditas animas del purgatorio. Amén

Toda hermosa, pura, santa e inmaculada eres tú, oh maría… te pido que ruegues para que se salve

esta pobre alma de tus siervos. Que el Alma del hermano (a) (se debe de decir el nombre de la persona que murió) y las demás que se encuentran en el Purgatorio por la Misericordia de Dios logren descansar en Paz. Amén.

Canto: El Señor es Mi Luz

El Señor es mi Luz y mi Salvación, El Señor es la Defensa de mi Vida;

Si el Señor es mi Luz, ¿A quién temeré?

¿Quién me hará temblar? Una cosa pido al Señor:

Habitar por siempre en su casa, Gozar de la Dulzura del Señor

Contemplando su Rostro Santo.

No me escondas Tu Rostro, Señor Buscaré todo el día Tu Rostro;

Si mi padre y mi madre me abandonan El Señor me recogerá.

¡Oh Señor! Enséñame el Camino, Guíame por la Senda Verdadera,

Gozaré de la Dicha del Señor, en la Tierra de la Vida.

Segundo Misterio Gozoso: La Visita de Nuestra Señora a Santa Isabel

“Y en cuanto oyó Isabel el saludo de María, el Niño saltó de Gozo en su Seno, e Isabel quedó llena del Espíritu Santo; y Exclamando en voz alta, dijo: ¡Bendita tú entre las Mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre! ¿De dónde a mí tanto bien, que Venga la Madre de mi Señor a visitarme?”.

Lucas 1:41-43

Este es el momento en que María Visita a su prima Isabel y allí se llega a magnificar al Dios de Israel.

AVE, AVE, AVE, MARÍA…..

Oh Señor que atiendes a todos los que en ti confiamos te pedimos que nos concedas la Gracia de poder ser Visitados por la Virgen María en todas las necesidades, en especial te pedimos por el hermano (a) (decir el nombre de la persona) para que llegue a quedar limpio de toda clase de pecado.

María con solo el llegar a nombrarte el alma de tus seguidores llegan a recibir gran alegría, con la gran esperanza que tienen de llegar a verte en su compañía, del Arca testamento y también de la Paz alegría, con el Nombre de María se comienza todos juntos el Padre Nuestro.

Padre Nuestro

  • Todos:

Padre Nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.

  • El Guía:

Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona todas nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

El ave maría debe de ser recitado unas 10 veces.

  • Guía:

Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.

  • Todos:

Santa María, Madre de Dios, ruega por él o ella y por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Estos rezos son realizados luego de las 10 ave marías. Y Después

  • Guía:

Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.

  • Todos:

Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén. Por tu Limpia Concepción ¡oh! Soberana Princesa, una de las muy Grande Pureza te pido de todo corazón, que las Almas no se lleguen a perder ni tampoco mueran sin confesión.

Oh Jesús Mío te pedimos que perdones todos sus pecados que los libres del fuego del infierno lleva a todas las Almas al cielo en especial a las más necesitadas de tu Divina Misericordia. Amén.

La Sábana Santa

Señor Dios que nos llegaste a dejar la Señal de tu Pasión y de la Muerte Santísima en la Sábana Santa, en la cual llegó a ser envuelto tu Cuerpo Santísimo, cuando por el mismo José llegaste a ser bajado de la Cruz del calvario, por lo que te pedimos que nos concedas oh Piadoso Señor, que por tu Muerte y por tu Sepultura Santa.

También por los Dolores y las Angustias de tu Santa Madre la Señora de tus hijos sea llevada el Alma del hermano (a) (debes de decir el nombre de la persona) a la Gloria de tu Resurrección en dónde habitas y Reinas con el Dios Padre en la Unidad del Espíritu Santo y es el mismo Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Dale Señor el Descanso Eterno que merece su alma y luzca para él o ella la Luz Perpetua, que Descanse en Paz. Amén.

Si por tu Preciosa Sangre oh Señor lo o la habéis Redimido. Que él o ella haya sido perdonado te lo pido es te pido por tu Pasión Dolorosa. De las puertas del infierno oh señor te pido que libres su Alma Señor.

María Madre de Dolores, te pido que recuerdes que en la cruz te nombro tu hijo Jesús la madre de todos los pecadores. Que se haga las obras buenas por esta alma sin cesar que Dios las saque de sus penas y la lleve al descanso eterno, que en gloria lleguen a habitar las benditas animas del purgatorio. Amén

Toda hermosa, pura, santa e inmaculada eres tú, oh maría… te pido que ruegues para que se salve

esta pobre alma de tus siervos. Que el Alma del hermano (a) (se debe de decir el nombre de la persona que murió) y las demás que se encuentran en el Purgatorio por la Misericordia de Dios logren descansar en Paz. Amén.

Canto: Entre Tus Manos

Entre tus Manos está mi vida, Señor entre tus Manos pongo mi existir

Hay que morir, para vivir entre tus Manos confío mi ser.

Si el grano de trigo no muere, si no muere solo quedará,

Pero si muere en abundancia dará un Fruto Eterno que no morirá.

Es mi anhelo mi anhelo creciente, en el surco contigo morir,

Y fecunda será la simiente, Señor revestida de Eterno Vivir.

Y si vivimos, para el vivimos; y si morimos, para el morimos;

Sea que vivamos o que muramos, somos del Señor, somos del Señor.

Cuando diere por fruto una espiga, a los rayos de ardiente calor,

Tu Reinado tendrá nueva vida de Amor, en una Hostia de Eterno Esplendor.

Tercer Misterio Gozoso: El Nacimiento del Niño Dios

“Y sucedió que, estando en Belén, le llegó a María la hora del Parto, y dio a Luz a su Hijo Primogénito; lo Envolvió en Pañales y lo Recostó en un Pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada”.

Lucas 2:6-7

La ciudad de Belén ve Nacer al Buen Redentor, el cual el Ángel le canta, le Adora el pastor.

AVE, AVE, AVE, MARÍA….

La Estrella oh Señor, reveló a los Hombres a tu hijo Unigénito, has de la misma manera que por ella tus hijos puedan llegar a contemplar en algún día el Esplendor de su Majestad, así Señor te pedimos por el o la hermano (a) (decir el nombre de la persona que partió de este mundo) para que pueda llegar a contemplar tu Rostro por los Siglos de los Siglos. Amén.

Rosario-para-los-Difuntos-10

María con solo el llegar a nombrarte el alma de tus seguidores llegan a recibir gran alegría, con la gran esperanza que tienen de llegar a verte en su compañía, del Arca testamento y también de la Paz alegría, con el Nombre de María se comienza todos juntos el Padre Nuestro.

Padre Nuestro

  • Guía:

Padre Nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.

  • Todos:

Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona todas nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

El ave maría debe de ser recitado unas 10 veces.

  • Guía:

Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.

  • Todos:

Santa María, Madre de Dios, ruega por él o ella y por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Estos rezos son realizados luego de las 10 ave marías. Y Después

  • Guía:

Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.

  • Todos:

Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén. Por tu Limpia Concepción ¡oh! Soberana Princesa, una de las muy Grande Pureza te pido de todo corazón, que las Almas no se lleguen a perder ni tampoco mueran sin confesión.

Oh Jesús Mío te pedimos que perdones todos sus pecados que los libres del fuego del infierno lleva a todas las Almas al cielo en especial a las más necesitadas de tu Divina Misericordia. Amén.

La Sábana Santa

Señor Dios que nos llegaste a dejar la Señal de tu Pasión y de la Muerte Santísima en la Sábana Santa, en la cual llegó a ser envuelto tu Cuerpo Santísimo, cuando por el mismo José llegaste a ser bajado de la Cruz del calvario, por lo que te pedimos que nos concedas oh Piadoso Señor, que por tu Muerte y por tu Sepultura Santa.

También por los Dolores y las Angustias de tu Santa Madre la Señora de tus hijos sea llevada el Alma del hermano (a) (debes de decir el nombre de la persona) a la Gloria de tu Resurrección en dónde habitas y Reinas con el Dios Padre en la Unidad del Espíritu Santo y es el mismo Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Dale Señor el Descanso Eterno que merece su alma y luzca para él o ella la Luz Perpetua, que Descanse en Paz. Amén.

Si por tu Preciosa Sangre oh Señor lo o la habéis Redimido. Que él o ella haya sido perdonado te lo pido es te pido por tu Pasión Dolorosa. De las puertas del infierno oh señor te pido que libres su Alma Señor.

María Madre de Dolores, te pido que recuerdes que en la cruz te nombro tu hijo Jesús la madre de todos los pecadores. Que se haga las obras buenas por esta alma sin cesar que Dios las saque de sus penas y la lleve al descanso eterno, que en gloria lleguen a habitar las benditas animas del purgatorio. Amén

Toda hermosa, pura, santa e inmaculada eres tú, oh maría… te pido que ruegues para que se salve

esta pobre alma de tus siervos. Que el Alma del hermano (a) (se debe de decir el nombre de la persona que murió) y las demás que se encuentran en el Purgatorio por la Misericordia de Dios logren descansar en Paz. Amén.

Canto: Eran Cien Ovejas

Eran cien ovejas que había en el rebaño, eran cien ovejas que amante cuidó;

Pero una tarde al contarlas todas, le faltaba una (2) y triste lloró.

Las noventa y nueve dejó en el aprisco y por la montaña a buscarla fue;

La encontró gimiendo, temblando de frío, ungió sus heridas (2) y al redil volvió.

Esta misma historia vuelve a repetirse: hay muchas ovejas que aún errantes van,

vagando en el mundo sin Dios, sin consuelo (3) y sin Su perdón

Cuarto Misterio Gozoso: La Presentación del Niño Jesús en el Templo

“Y cumplidos los Días de la Purificación, llevaron a Jesús a Jerusalén para Presentarlo al Señor, y para presentar como ofrenda un par de tórtolas o dos pichones, según lo mandado en la Ley del Señor”.

Lucas 2:22-24

Este fue el momento en que la virgen al Templo su ofrenda llevó; en la pureza de sus hijos en Don les dejó.

AVE, AVE, AVE, MARÍA…..

Oh santa madre de Dios en este día o noche te rogamos oh Señor que ayudes a que tus hijos te ofrezcan con gran amor toda su vida como el mismo señor nuestro Jesús se dio a sí mismo como ofrenda en el Templo, se te pide que aceptes todas las plegarias y peticiones de tus hijos, al igual que las alabanzas por el Eterno Descanso del ser querido (a) (en este momento va a decir el nombre de la persona que partió de este mundo) y también por el perdón de todos sus pecados. Amén.

María con solo el llegar a nombrarte el alma de tus seguidores llegan a recibir gran alegría, con la gran esperanza que tienen de llegar a verte en su compañía, del Arca testamento y también de la Paz alegría, con el Nombre de María se comienza todos juntos el Padre Nuestro.

Padre Nuestro

  • Todos:

Padre Nuestro que estas en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.

  • El Guía:

Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona todas nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

El ave maría debe de ser recitado unas 10 veces.

  • Guía:

Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.

  • Todos:

Santa María, Madre de Dios, ruega por él o ella y por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Estos rezos son realizados luego de las 10 ave marías. Y Después

  • Guía:

Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.

  • Todos:

Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén. Por tu Limpia Concepción ¡oh! Soberana Princesa, una de las muy Grande Pureza te pido de todo corazón, que las Almas no se lleguen a perder ni tampoco mueran sin confesión.

Oh Jesús Mío te pedimos que perdones todos sus pecados que los libres del fuego del infierno lleva a todas las Almas al cielo en especial a las más necesitadas de tu Divina Misericordia. Amén.

La Sábana Santa

Señor Dios que nos llegaste a dejar la Señal de tu Pasión y de la Muerte Santísima en la Sábana Santa, en la cual llegó a ser envuelto tu Cuerpo Santísimo, cuando por el mismo José llegaste a ser bajado de la Cruz del calvario, por lo que te pedimos que nos concedas oh Piadoso Señor, que por tu Muerte y por tu Sepultura Santa.

También por los Dolores y las Angustias de tu Santa Madre la Señora de tus hijos sea llevada el Alma del hermano (a) (debes de decir el nombre de la persona) a la Gloria de tu Resurrección en dónde habitas y Reinas con el Dios Padre en la Unidad del Espíritu Santo y es el mismo Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Dale Señor el Descanso Eterno que merece su alma y luzca para él o ella la Luz Perpetua, que Descanse en Paz. Amén.

Si por tu Preciosa Sangre oh Señor lo o la habéis Redimido. Que él o ella haya sido perdonado te lo pido es te pido por tu Pasión Dolorosa. De las puertas del infierno oh señor te pido que libres su Alma Señor.

María Madre de Dolores, te pido que recuerdes que en la cruz te nombro tu hijo Jesús la madre de todos los pecadores. Que se haga las obras buenas por esta alma sin cesar que Dios las saque de sus penas y la lleve al descanso eterno, que en gloria lleguen a habitar las benditas animas del purgatorio. Amén

Toda hermosa, pura, santa e inmaculada eres tú, oh maría… te pido que ruegues para que se salve

esta pobre alma de tus siervos. Que el Alma del hermano (a) (se debe de decir el nombre de la persona que murió) y las demás que se encuentran en el Purgatorio por la Misericordia de Dios logren descansar en Paz. Amén.

Canto: Resucito, Resucito

RESUCITO, RESUCITO, RESUCITO, ALELUYA

ALELUYA, ALELUYA, ALELUYA, RESUCITO.

La muerte, ¿Dónde está la muerte?

¿Dónde está mi muerte?

¿Dónde su Victoria?

Gracias sean dadas al Padre, Que nos pasó a su Reino, Donde se vive de Amor.

Alegría, alegría, hermanos, Que, si hoy nos queremos, Es que resucitó.

Si con él morimos, Con él vivimos, Con él cantamos: Aleluya.

Quinto Misterio Gozoso: El Niño perdido y hallado en el Templo

“Cuando tuvo doce años, subieron a la fiesta, como era costumbre. Pasados aquellos días, al regresar, el Niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo advirtiesen sus padres, y ocurrió que, al cabo de tres días, lo encontraron en el Templo, sentado en medio de los Doctores, escuchándoles y preguntándoles”.

Lucas 2:42-43 al 46

Si el pecado me hace perder a Dios, al templo me iré y ahí lo encontraré.

AVE, AVE, AVE, MARÍA….

María no puede llegar a permanecer sin su hijo Jesús, nada puede llegar a llenar el Vacío de su ausencia, de la misma manera se encuentran oh Señor muchas personas por la ausencia de su ser querido (decir el nombre de la persona que partió de este mundo) sin embargo, muchos tienen su confianza en ti y también saben que cuan amoroso es el Padre por lo que pronto habrás de acogerlo en su Morada Celestial.

María con solo el llegar a nombrarte el alma de tus seguidores llegan a recibir gran alegría, con la gran esperanza que tienen de llegar a verte en su compañía, del Arca testamento y también de la Paz alegría, con el Nombre de María se comienza todos juntos el Padre Nuestro.

Padre Nuestro

  • Guía:

Padre Nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.

  • Todos:

Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona todas nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

El ave maría debe de ser recitado unas 10 veces.

  • Guía:

Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.

  • Todos:

Santa María, Madre de Dios, ruega por él o ella y por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Estos rezos son realizados luego de las 10 ave marías. Y Después

  • Guía:

Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.

  • Todos:

Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén. Por tu Limpia Concepción ¡oh! Soberana Princesa, una de las muy Grande Pureza te pido de todo corazón, que las Almas no se lleguen a perder ni tampoco mueran sin confesión.

Oh Jesús Mío te pedimos que perdones todos sus pecados que los libres del fuego del infierno lleva a todas las Almas al cielo en especial a las más necesitadas de tu Divina Misericordia. Amén.

La Sábana Santa

Señor Dios que nos llegaste a dejar la Señal de tu Pasión y de la Muerte Santísima en la Sábana Santa, en la cual llegó a ser envuelto tu Cuerpo Santísimo, cuando por el mismo José llegaste a ser bajado de la Cruz del calvario, por lo que te pedimos que nos concedas oh Piadoso Señor, que por tu Muerte y por tu Sepultura Santa.

También por los Dolores y las Angustias de tu Santa Madre la Señora de tus hijos sea llevada el Alma del hermano (a) (debes de decir el nombre de la persona) a la Gloria de tu Resurrección en dónde habitas y Reinas con el Dios Padre en la Unidad del Espíritu Santo y es el mismo Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Dale Señor el Descanso Eterno que merece su alma y luzca para él o ella la Luz Perpetua, que Descanse en Paz. Amén.

Si por tu Preciosa Sangre oh Señor lo o la habéis Redimido. Que él o ella haya sido perdonado te lo pido es te pido por tu Pasión Dolorosa. De las puertas del infierno oh señor te pido que libres su Alma Señor.

María Madre de Dolores, te pido que recuerdes que en la cruz te nombro tu hijo Jesús la madre de todos los pecadores. Que se haga las obras buenas por esta alma sin cesar que Dios las saque de sus penas y la lleve al descanso eterno, que en gloria lleguen a habitar las benditas animas del purgatorio. Amén

Toda hermosa, pura, santa e inmaculada eres tú, oh maría… te pido que ruegues para que se salve

esta pobre alma de tus siervos. Que el Alma del hermano (a) (se debe de decir el nombre de la persona que murió) y las demás que se encuentran en el Purgatorio por la Misericordia de Dios logren descansar en Paz. Amén.

Canto: A Ti Levanto Mis Ojos

A TI LEVANTO MIS OJOS A TI QUE HABITAS EN EL CIELO

A TI LEVANTO MIS OJOS PORQUE ESPERO TU MISERICORDIA.

Como están los ojos de los esclavos Fijos en las manos de sus señores, Así están nuestros ojos en el Señor.

Esperando su Misericordia. Misericordia, Señor, Misericordia.

Que estamos saciados de burlas; Misericordia, Señor, Misericordia.

Que estamos saciados de desprecios.

Nuestra Alma está saciada, Del sarcasmo de los satisfechos;

Nuestra Alma está saciada, Del desprecio de los orgullosos.

Oraciones Finales del Santo Rosario

¡Oh! Gran Soberano Santuario, la Madre del Divino Verbo, el que libra Virgen del infierno a los que llegan a rezar su Rosario para los difuntos. La gran emperatriz Poderosa de los Mortales el mismo Consuelo; te pedimos que le abras oh Virgen el Cielo con una muerte dichosa y que le otorgues pureza de Alma, tú que eres tan Poderosa.

María

María con solo el llegar a nombrarte el alma de tus seguidores llegan a recibir gran alegría, con la gran esperanza que tienen de llegar a verte en su compañía, del Arca testamento y también de la Paz alegría, con el Nombre de María se comienza todos juntos el Padre Nuestro.

Padre Nuestro

  • Guía:

Padre Nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.

  • Todos:

Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona todas nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Las Tres Ave Maria

Madre que tanto quieres a las personas, que estas en el cielo siempre rogando por todos; en este momento muchos te ruegan que el día que se mueran piadosa en tus brazos sea llevado hasta ti. Por las primeras horas de la mañana cuando muchos se levantan de sus camas el primer suspiro es para ti y te rezan el ave maría para que en el resto del día que van a tener siempre te acuerdes de ellos.

  • Guía:

Dios te Salve María Santísima Hija del Dios Padre, la Virgen Purísima y Castísima antes del Parto, en tus Manos es que muchos encomiendan su Fe para que la alumbres y también el Alma del hermano (a) (decir el nombre de la persona) para que la salves, siempre eres llena de Gracia, el Señor siempre está contigo, Bendita eres entre todas las mujeres de este mundo y también es Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.

  • Todos:

Santa María, Madre de Dios, te piden que ruegues por el o por ella y por todos sus familiares y por los pecadores de ahora y en la hora de su muerte. Amén.

La Salve

Dios te Salve Reina y también Madre, la Madre de la Misericordia, la Vida Dulzura y la real Esperanza de muchos, Dios te Salve a ti nombraron a los desterrados hijos de Eva a ti suspiramos de tal manera que gimiendo y llorando en este valle de lágrimas, pues Señora, tú que eres la Abogada nuestra te pedimos que vuelve a nosotros esos bellos Ojos Misericordiosos y después de este destierro nos muestres a Jesús, el Fruto de tu Bendito Vientre.

¡oh! Clemente, ¡oh! Piadosa ¡oh! Dulce Siempre Virgen María, la que ruega por él o por ella y por todos los familiares, Santa Madre de Dios para que seamos verdaderamente dignos de poder alcanzar las Divinas Gracias y las Promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Letanía de la Santísima Virgen

Estas son unas letanías de la virgen maría por el rosario para los difuntos que son los siguientes:

Señor, ten piedad de él o ella, Cristo, óyenos. Cristo, por favor escúchanos, Padre Celestial que eres Dios.

Ten piedad de él o de ella, Hijo, Redentor del mundo que eres Dios Ten piedad de él o de ella.

Espíritu Santo que eres Dios, Ten piedad de él o de ella.

Santísima Trinidad que eres 1 solo Dios, Ten piedad de él o de ella.

Santa María……Ruega por el o por ella Santa Madre de Dios.

Santa Virgen de las Vírgenes.

Madre de Jesucristo.

Madre de la Divina Gracia.

Madre Purísima

Bajo Tu Protección

Bajo tu gran Amparo es que los devotos se acogen oh Santa Madre de Dios por lo que te piden que no desprecies las suplicas que te hacen en sus necesidades antes bien libéralos de todos los peligros ¡oh! Virgen Gloriosa y también Bendita ruega por él o ella y por todos tus hijos oh Santa Madre de Dios para que lleguen a ser dignos de poder alcanzar las Divinas Gracias y al mismo tiempo las Promesas de Nuestro Señor Jesucristo Amén.

Oremos

¡Oh! Gran Dios cuyo Hijo Unigénito con su propia Vida, Muerte y su Resurrección nos llegó a alcanzar el premio de la Vida Eterna por lo que te pedimos que nos concedas a los que te recuerdan estos diversos Misterios del Santo Rosario para los difuntos los cuales imitan lo que contienen y pueden alcanzar lo que prometen por el mismo señor Jesucristo. Amén.

Ofrecimiento

Por estos mismos Misterios Santos del Rosario para los difuntos de que hemos llegado a hacer recuerdo, te pedimos ¡Oh María! de la Fe Santa el incremento, la exaltación de la Iglesia, de sus dirigentes, de la Nación donde vivo la unión y un feliz gobierno.

Que el gentil llegue a conocer a mi Dios, que el hereje pueda ver sus hierros, ellos y todos los pecadores logren tener un arrepentimiento, que los cautivos cristianos puedan ser libres del cautiverio, que goce puerto el navegante y de buena salud los enfermos.

Las Almas del Purgatorio puedan gozar de su refrigerio y que este gran Santo Ejercicio, tenga incrementó de manera perfecto en toda la cristiandad, que logremos alcanzar por su medio el ir a Alabar a Dios en tu compañía en el cielo. Amén.

Oremos

Vuelve, oh Dios Jesús desde el excelso Trono de tus Ojos de Clemencia hacia el seno más profundo de la cárcel del Purgatorio; las esposas tuyas tienden a ser las Almas que se encuentran en ese lugar purificándose; las mismas están incluso marcadas con el Sello de la Trinidad; ellas son el Precio de tu Sangre, son tierno objeto de tu Amor. Amén.

Ofrecimiento

Este Padre Nuestro y el Ave María es ofrecido por el Descanso Eterno de las Ánimas Benditas del Purgatorio y también por los hermanos agonizantes, en especial por los de esta hora que no lleguen a desfallecer en su Fe, que digan llenos de confianza: hágase en mi Señor su Santa Voluntad.

Bienaventurada es la Virgen María, que sus brazos recojan a tus hijos y que la caricia de sus manos seque el sudor de toda su agonía. A tus pies muchos se encuentran rendidos adorando al mismo señor de los cielos, para poder rezar el rosario para los difuntos al padre del cielo. Amén.

Padre Nuestro

  • Guía:

Padre Nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.

  • Todos:

Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona todas nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

  • Guía:

Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.

  • Todos:

Santa María, Madre de Dios, ruega por él o ella y por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dale Señor el Descanso Eterno que merece su alma y luzca para él o ella la Luz Perpetua, que Descanse en Paz. Amén.

Rosario-para-los-Difuntos-20

Si por tu Preciosa Sangre oh Señor lo o la habéis Redimido. Que él o ella haya sido perdonado te lo pido es te pido por tu Pasión Dolorosa. De las puertas del infierno oh señor te pido que libres su Alma Señor.

María Madre de Dolores, te pido que recuerdes que en la cruz te nombro tu hijo Jesús la madre de todos los pecadores. Que se haga las obras buenas por esta alma sin cesar que Dios las saque de sus penas y la lleve al descanso eterno, que en gloria lleguen a habitar las benditas ánimas del purgatorio. Amén

Toda hermosa, pura, santa e inmaculada eres tú, oh maría… te pido que ruegues para que se salve

esta pobre alma de tus siervos. Que el Alma del hermano (a) (se debe de decir el nombre de la persona que murió) y las demás que se encuentran en el Purgatorio por la Misericordia de Dios logren descansar en Paz. Amén.

Hermano (a) (en este momento va a decir el nombre de la persona que murió) Te encomendamos a la gran Misericordia Divina. Por lo que bendecimos tu luz y les pedimos a los Ángeles que te conduzcan por los hermosos Senderos de Claridad y de Paz. Que la Paz del Dios todo poderoso envuelva tu Alma y que su Amor sea el que te llene de felicidad. Por lo que te enviamos nuestro amor y al mismo tiempo rogamos tu asunción hacia el Padre. Amén.

Bendita Sea Tu Pureza

Bendita llegue a ser su Pureza y Eternamente lo sea pues todo un mismo Dios se recrea en tan hermosa Belleza, a ti Celestial Princesa la bella Virgen Sagrada María tus fieles te ofrecen en esta noche o día el Alma Vida y el Corazón, por lo que te ruegan que los mires con compasión no los dejes Madre ni de noche ni de día en que caigan en la tentación. Amén.

Dulce Madre

Dulce Madre te pedimos que no alejes tu vista de la vida de tus hijos, no te apartes de ellos, ve con ellos a todas partes y que nunca los dejes pues tú que los proteges tanto como a una Verdadera Madre has que sean bendecidos por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Amén.

El Rezo del Santo Rosario para los Difuntos para los Días Miércoles y Domingo (Misterios Gloriosos)

San Gregorio Magno es el que afirma: “Si Jesucristo dijo que hay faltas que no serán perdonadas ni en este mundo ni en el otro, es señal de que hay faltas que sí son perdonadas en el otro mundo. Para que Dios perdone a los difuntos las faltas veniales que tenían sin perdonar en el momento de su muerte, para eso ofrecemos misas, oraciones y limosnas por su eterno descanso”.

Ofrecimiento del Rosario

Padre Todopoderoso, te pedimos que apoyados en la fe de tus hijos que proclaman la vida, muerte, la pasión y la resurrección de tu Hijo amado Jesucristo, te llegamos a ofrecer este Santo Rosario por causa del hermano (a) (de dice el nombre de la persona) y te pedimos de la misma manera, que así como ha llegado a participar de la muerte de Jesucristo que igualmente llegue a participar de la alegría de la gloriosa resurrección. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Primer Misterio: La Resurrección de Jesús

El Rosario para los difuntos del día Martes, Miércoles y Domingo de los Misterios Gloriosos, Jesús murió y también resucitó. Para Él los sufrimientos y la muerte llegaron a ser el camino para poder llegar a la resurrección y a la gloria. Lo mismo va a pasar con nosotros: si aceptamos lo que son las pruebas de esta vida con una gran paciencia, se va a lograr que un día el gran progreso que todos lo que desean es: Morir y resucitar con Cristo.

¡Oh, María, ¡la alegría de los justos y el consuelo de todos los pecadores!, este Misterio te es ofrecido en la memoria de la alegría que llegaste a tener al ver resucitado y glorioso a tu Santo Hijo: en donde le suplicaste, que así como, con la resurrección de Jesús, se alegraron todos los seres que fueron creados, así merezca el hermano(a) (decir el nombre de la persona) y todos los que se llegan a encontrar en el purgatorio, la resurrección eterna. Te lo pedimos por el nombre glorioso de Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Segundo Misterio: La Ascensión de Jesús

El Rosario para los difuntos – del día Miércoles y Domingo – los Misterios Gloriosos, Subiendo al cielo, Jesús acompaña a las personas desde ese lugar santo y enseña a todo el mundo que en el reino de los cielos se encuentra nuestra patria verdadera. La única preocupación de las personas es verdaderamente acatar las enseñanzas y los mandamientos de Dios.

Tercer Misterio: La Venida del Espíritu Santo

El tercer Rosario para los difuntos, es que después de haber pasado unos 10 días de haber subido al cielo, Jesús envió a los apóstoles el regalo más grande el Espíritu Santo, que fue el que transformó toda su vida. Por fin habían logrado entender el mensaje y tuvieron la fuerza necesaria para poder vivirlo y anunciarlo con gran valentía.

Cuarto Misterio: La Asunción de la Virgen María

Otro de los misterios del Rosario para los difuntos, fue el que anunció que luego de haber terminado su periodo de vida en este mundo terrenal, María llegó a ser llevada al cielo tanto en cuerpo como en alma. Se trató de un regalo muy especial que Jesús hizo a María, quién fue su madre.

Quinto Misterio: La Coronación de María como Reina y Señora de Todo lo Creado

El último de los misterios del Rosario para los difuntos, es que en este mundo nadie llegó a tener el privilegio de poder estar tan cerca de Jesús como lo hizo María, su Madre, igualmente que ahora se encuentra en el cielo, nadie ha estado tan cerca de él como ella lo está.

Avemarías por la Fe, Esperanza y la Caridad

Dios te salve, oh María Santísima, Hija del Dios Padre, la Virgen Purísima antes del parto. En tus manos todos tus creyentes encomiendan su fe para que por favor los ilumines y el alma del hermano hermano(a) (decir el nombre de la persona) para que la salves. Llena eres de gracia, el Señor siempre esté contigo. Bendita eres Tú, entre todas las mujeres de este mundo y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios y también Madre de las personas, ruega por todos, por los pecadores, ahora y en la hora de su partida de este mundo. Amén.

La Salve

Dios te salve, oh Reina y Madre de misericordia, vida, la dulzura y la esperanza de muchos; Dios te salve, a Ti por lo que llamamos a los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, de tal manera que gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Sea pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a tus hijos esos ojos misericordiosos; y luego de este destierro te pedimos que muestres a Jesús, el fruto bendito de tu vientre.

Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre la Virgen María. Te pedimos que ruegues por nosotros, Santa Madre de Dios, para que podamos ser dignos de lograr alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Petición

En este día se va a pedir a la Virgen María que llegue a interceder por el alma del hermano(a) (decir su nombre en este momento) y también por todos quienes se encuentran purificándose en el purgatorio, así como por los que todavía se encuentran vivos, para que logren alcanzar de Dios la resignación, el consuelo y también la paz; invocándola con los títulos más bellos, que en el transcurso de los siglos, el pueblo cristiano ha llegado a estar descubriendo en su honor.

Bajo su amparo muchos son acogidos, Santa Madre de Dios; no llegues a despreciar las súplicas que te son dirigidas en las necesidades de tus hijos; antes bien, te pedimos que los libres de todos los peligros, oh Virgen Gloriosa y Bendita.

Por favor ruega por todos ellos, Santa Madre de Dios, para que sean dignos de poder alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Por estos misterios santos del rosario para los difuntos  por completo de los que han hecho recuerdo, se le solicita, ¡oh María!, de la Fe santa el incremento; la exaltación de la Iglesia; de sus dirigentes; de la Nación (se va a mencionar el país donde usted vive), la unión y feliz del gobierno.

Que el gentil llegue a conocer a mi Dios, que el hereje pueda ver sus hierros, ellos y todos los pecadores logren tener un arrepentimiento, que los cautivos cristianos puedan ser libres del cautiverio, que goce puerto el navegante y de buena salud los enfermos.

Las Almas del Purgatorio puedan gozar de su refrigerio y que este gran Santo Ejercicio, tenga incrementó de manera perfecto en toda la cristiandad, que logremos alcanzar por su medio el ir a Alabar a Dios en tu compañía en el cielo. Amén.

Oración del Santo Sudario

Oh Señor Jesucristo, que llegaste a dejarnos las señales de tu Pasión en la sábana santa, en la que llegó a ser envuelto tu santo cuerpo cuando por José fuiste bajado de la cruz:

Te pedimos que concedas, oh piadosísimo Señor, que por tu muerte y por tu sepultura santa, y por los dolores y las angustias de tu Santa Madre la Virgen María, sea llevada a descansar el alma de su siervo(a) (decir el nombre de la persona que murió) y de todos los que se encuentran en el purgatorio, a la gloria de tu resurrección, en donde habitas y también reinas con Dios Padre en la unidad del Espíritu Santo, por todos los siglos. Amén.

Oremos

Te pedimos en este día que les concedas, Señor Dios nuestro, el poder gozar de una salud continua del alma y también del cuerpo, y por la gloriosa intercesión de la virgen maría bienaventurada siempre, que puedan verse libres de las tristezas de la vida presente y el poder disfrutar de las alegrías eternas. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Peticiones Finales

En este momento se le va a pedir a Dios, nuevamente, por el descanso eterno de todos los familiares y por el hermano(a) (decir el nombre de la persona) y por las necesidades de la Iglesia y el mundo entero en la actualidad. A cada una de las peticiones se les va a responder con un: Te rogamos señor.

Por todos nuestros familiares y los amigos difuntos, para que Dios sea el que limpie completamente su alma de toda clase de mancha de pecado y al mismo tiempo les conceda el descanso eterno.

  • Te rogamos Señor.

Por todos los que se encuentran por dejar este mundo, para que se lleguen a arrepentir de sus pecados y logren entregar su vida a Cristo, como una ofrenda agradable.

  • Te rogamos Señor.

Por todos los que aún no conocen a Cristo, para que Dios sea el que mueva su corazón y les conceda la oportunidad de poder llegar a conocerlo y entregarse a Él, sin reservas algunas.

  • Te rogamos Señor.

Por todas las personas, para que se encuentren siempre muy bien preparados para el gran encuentro con Cristo.

  • Te rogamos Señor.

Por todos los pastores de la Iglesia, para que ellos siempre prediquen con valentía y con autenticidad la Palabra de Dios y de esa manera vayan despertando en los feligreses el sentido verdadero de la vida y también de la muerte.

  • Te rogamos Señor.

Oración de los Fieles

En este día se pido por el hermano (a) (decir el nombre de la persona) a nuestro Señor Jesucristo, que ha llegado a decir: Yo soy la Resurrección y la Vida, el que cree en Mí aunque haya muerto vivirá y el que está vivo y cree en Mí no morirá para siempre. A cada una de las peticiones se responde: Te lo pedimos, Señor.

Señor, Tú que oraste en la tumba de Lázaro de manera digna y enjugar nuestras lágrimas.

  • Te lo pedimos, Señor.

-Tú que llegaste a resucitar de entre los muertos. Dígnate dar la vida eterna a tu hijo (a) (nombre de la persona fallecida)

  • Te lo pedimos, Señor.

-Tú que perdonaste en la cruz al buen ladrón y que también le prometiste el paraíso, por favor dígnate de perdonar y llevar al cielo al hermano (a) (nombre de la persona)

  • Te lo pedimos, Señor.

Fin

Para finalizar todo simplemente se reza el Ave María Purísima que sin pecado concebida. Podemos ir en Paz ya que el Rosario para los difuntos ha terminado por lo que damos gracias a Dios.

Oración a San Miguel Arcángel

Oh San Miguel Arcángel, te pedimos que nos defiendas en la pelea contra Satanás y todos sus demonios; te pedimos que seas nuestro amparo y protección; que el mismo Altísimo te dé el poder y también el permiso para que nos llegues a nos asistas y que el mismo Dios haga oír su gran voz imperiosa para que llegues a expulsar al mismo Satanás y a todos sus demonios que quieren lograr hacer perder la humanidad entera. Que tu grito:

“¿Quién como Dios?, ¡nadie es como Dios!”, llegue a someter a Satanás y a todos sus demonios bajo nuestros pies. Te lo pedimos en el nombre del Padre, del Hijo, del Espíritu Santo, Amén.

Este es el fin del Rosario por los difuntos – Miércoles y Domingo / Misterios Gloriosos.

Si te gustó nuestro artículo del Rosario para los Difuntos, te invitamos a que visites los siguientes enlaces los cuales van a ser de su gran interés:

(Visited 19 times, 1 visits today)

Deja un comentario