¿Qué es El Fenómeno Religioso? y su Filosofía

En este artículo vamos a tratar sobre el fenómeno religioso en la vida de cada uno de las personas que son bien creyentes en Dios o que tienen relación con los aspectos religiosos o sagrados. Invitamos al lector a conocer más.

fenómeno religioso

El fenómeno religioso

Este al igual que el deseo de Dios son interpretados de varias formas debido a las distintas apariencias. En cuanto a las distintas teorías que se aplican es muy amplio el tema en relación a ello haciendo que sea imposible tener una representación correcta de las mismas.

En relación con esto existen muchas definiciones sobre estudios, y en cuanto a ello existe clara información de que la religión continúa de pie luego de años y años de la historia de la humanidad.

En todos los tiempos podemos encontrar distintas personas que buscan a Dios de forma apasionada, estas de diferentes clases sociales y de todas partes del mundo., de entre los cuales se han hecho estudios universitarios y quienes no han estado nunca en escuelas.

Es igualmente sabido que son pocos los seres humanos que viven sin una religión, por motivos de que no acepten la existencia de Dios o porque tienen una modo de vida que deja a un lado la hipótesis o la realidad de Dios, o simplemente no tienen un hogar establecido o en el sitio de crianza el cual nunca se hablo de la existencia de Dios.

La cantidad que existe de religiones permite que el panorama se dificulte. Algunas personas relacionadas con la religión piensan que la misma fue creada por Dios mismo, debido a una idea definida, bien sea apariciones, luces de mensajeros, inspiraciones, etc.

Los cristianos afirman con una forma particular de pensar que Dios mismo en la persona del Hijo (Jesucristo), se hizo hombre y existió, hablando y actuando en determinados lugares de la historia y del tiempo.

Otros seres humanos practican una religión apartada de reglas y dogmas de tradición. Estos buscan caminos de tipo personal con la idea y esperanza de que existan espacios abiertos en su parte interior, en relación con algo superior, todo lo cual les permita elevar el corazón en un nivel más allá de lo que los ojos ven y los oídos escuchan.

Logrando de esta manera vivir experiencias de un “Algo” que no terminan de definir totalmente. Existen algunas formas nuevas sobre esto denominadas New Age lo cual tienen el pensamiento de un encuentro con lo divino.

Por tal motivo se puede decir que el panorama en relación con este mundo religioso, es complejo. Ser ateo o creyente, budista, musulmán, podría pensarse o expresar la siguiente afirmación ¿qué más da? Sería suficiente que cada persona tenga sus propias ideas de lo que prefiera y luego tenga un comportamiento correcto como no matar, no robar, etc.

Sin embargo una respuesta como lo señalado anteriormente no es satisfactorio para el corazón de las personas, debido a que para el creyente sincero no basta con apegarse a dogmas o prácticas, sino existe una necesidad que no se puede evitar de pensamiento y vivencia verdadero.

Con esto lo que se quiere determinar es que por medio de la religión se permita la relación verdadera con Dios y avanzar a el encuentro con él.

Opinión del Cardenal Joseph Ratzinger (Benedicto XVI)

Por tal motivo no debemos ver la religión como desde el punto de una relatividad de que todo da igual o da lo mismo. Esta situación la determinaba el cardenal Joseph Ratzinger (hoy Benedicto XVI) en entrevista realizada en el año 2003 donde afirma:

“No podemos sostener que las religiones son vías equivalentes ya que están en diálogo interno, y es natural que no pueden ser medios de salvación asuntos que contradigan: la verdad y la mentira no podrán ser vías de salvación. Por ello, esta idea sencillamente no corresponde a lo real de las religiones y no responde a la necesidad de los hombres de conseguir la respuesta coherente a las interrogantes”.

El corazón de los hombres se caracteriza por buscar la verdad, belleza, el bien. O dicho más profundamente y destacando lo dicho por San Agustín, busca la verdadera belleza, la bella verdad, el bien hermoso y verdadero.

Debemos destacar que la vida tiene sentido si hay más allá de las seguridades frágiles encontradas en el mundo actual o moderno, o las heridas profundas que son causales de sucesos más duros de la existencia de la humanidad.

fenómeno religioso

El corazón de las personas necesita y solicita el encuentro con algo que nos de salvación, relacionado con la verdad, el amor, la misericordia. Ese algo es definitivamente de Dios.

Este es considerado uno de los ejes mas profundos de la experiencia de la humanidad, este es el verdadero sentido de la experiencia del fenómeno religioso de todos los tiempos.

La cultura en la actualidad ha observado aflorar el fenómeno que se distingue en los términos siguientes: no hay una sola visión de la realidad, es decir, no se provoca una sola visión del objeto propio de la naturaleza.

Por el contrario, nacen otras visiones, posturas o alternativas, que traten de dar justificación a la esencia o sentido final.

De allí que todos los elementos del mundo son descifrados a la luz de varias posiciones que estén presentes en los mismos, esto permite un entendimiento más amplio y completo.

Por ello podemos afirmar que el “Fenómeno Religioso”, que trata en cuanto a la forma con la que las personas tienen un vínculo con lo sagrado o absoluto o el fundamento final de la vida, no se escapa a esta situación debido a en el mismo lugar se encuentran varias expresiones capaces de representar la existencia humana.

Igualmente se observan la apertura de ambientes en individuos que deciden apartarse de dichas orientaciones, ya que admiten que son determinantes en su momento vital.

Debemos aclarar que, dentro de las perspectivas, el cristianismo ha presentado la posibilidad de dialogar y compartir doctrinas, ideas, convicciones diferentes de la vida, a objeto de llegar a ser una ayuda a que el sujeto asuma de forma conjunta, el aprendizaje de lo que es la religión.

En cuanto a la historia de las religiones, aseguran la antropología y la sociología que en todas las sociedades, épocas y culturas los seres humanos son personas religiosas. Sin embargo, otros sostienen que actualmente vivimos una crisis en el fenómeno religioso de índole profundo.

Se ha tratado la “muerte de Dios” o “eclipse de Dios” así como una sociedad post religiosa. El hombre muchas veces reemplaza a Dios por la ciencia, el dinero, poder, individualismo y notoriedad.

Otros datos de interés

El ser humano es netamente religioso, tiene dos cualidades: es un ser finito o mortal, frágil, necesitado, vulnerable; por otro lado busca ir más allá de él mismo, debido al reconocimiento de realidades que no son de él y que tienen su lógica.

Las experiencias religiosas son costumbres de inicio de nuestra visión de una realidad distinta de la diaria u ordinaria. Por medio de este conocimiento se le da sentido a nuestra realidad que al principio nos resulta caótica e incomprensible.

El ser humano percibe una fractura o diferencia en cuanto al orden de lo real, donde observa dos planos: el profano, el orden humano y ordinario y lo que corresponde a una verdad desligada, la cual enseña la existencia de lo divino.

El ser humano trata de conseguir fundamento para su existencia y la del mundo. La realidad nace de forma. Primeramente como ministerio, como algo inabarcable, inalcanzable, incomprensible. Dios es la solución a la búsqueda. Es una situación totalmente distinta a la realidad humana y gigante de ella en cuanto a poder y plenitud, por tal motivo se le llama Otro Absoluto.

El humano tiene dimensión espiritual. Algunos la perciben de manera consciente, madura e integrada. Otros niegan lo real o suelen ser indiferentes de lo espiritual. Existe quienes dudan o tienen vacilaciones con respecto al nacimiento de esa realidad.

La religiosidad es parte integrante del ser humano, en relación con el esfuerzo que hace por que su vida tenga sentido. Para ello se vale de utilizar el símbolo y lenguaje como forma de expresión religiosa. Ni la ciencia, ni la tecnología serán capaces de ver la profundidad de la experiencia humana.

La religiosidad es, por tanto, el encuentro con lo sagrado, lo divino, en pocas palabras con el mismo Dios, es lo que se denomina experiencia religiosa. Lo que se transmite por medio de esa experiencia se llama “revelación”.

Este tipo de experiencia modifica al ser humano, despierta en él sentimientos de temor, admiración, veneración. Existen momentos, objetos, sitios y rituales que dañan el orden normal permitiendo ingresar al orden de lo sagrado.

Podemos decir que la religiosidad es el fenómeno religioso que se vive de forma externa: son compartidas creencias en comunidades de fe, asimismo se forma parte de tradiciones de tipo religioso (Islam, Judaísmo, Hinduismo, etc.), donde cada comunidad presenta su propia historia e instituciones religiosas.

Todo lo que sucede a cada persona de una determinada sociedad de fe, es apreciado como parte de sus tradiciones religiosas.

Dios es nuestra única respuesta a los límites de lo que podemos llegar a hacer o decir. Aparece cuando nos vemos perdidos, por falta de conocimiento, palabras y darle sentido a lo que estamos pasando.

La religión es la única forma de expresión del encuentro del hombre con lo sagrado. Este encuentro es algo que no se espera y es decisivo ya que cambia la personalidad de la persona y de lo que vive. Se trata de algo que recibimos que no es producido por nosotros mismos (gracia), pero que se activa en la persona indicada con una respuesta comprometida (la fe).

El lector podrá revisar también:

El Bautismo de Jesús

Las Bodas de Cana

(Visited 90 times, 1 visits today)

Deja un comentario