Oración Católica de Esperanza y para la Fortaleza

¿Oración de esperanza? ¿Oración de fortaleza? Oraciones hay tantas como personas en el mundo. Cada una de ellas, nos  ayudan de una manera particular, lo importante es realizarlas con muchísima fe en Dios y sabiendo que él nunca nos abandona.

oracion-de-esperanza-1

Salmo de Esperanza

Antes de compartir una oración de esperanza o cualquier otra, entendamos primero ¿Qué es una oración? Según la Iglesia Católica, es ”un diálogo entre Dios y los hombres”.

El hombre, ha sido creado a imagen y semejanza de Dios, por tanto, hemos sido creados para alabarle y glorificarle y no existe mejor manera de hacerlo que a través de la oración, ya que no solo nos permite comunicarnos de una manera íntima con Dios o solicitarle nuestras peticiones, sino que, al hacerlo, nos beneficiamos espiritualmente.

A continuación, te compartimos una Oración de Fe y esperanza para que puedas disfrutar de esa comunicación con Dios y que tu petición sea respondida.

A ti, Señor, levanto mis ojos

A ti que habitas en el cielo,

Y entre los hijos de los hombres.

Levanto mis ojos

De donde viene mi esperanza.

La esperanza me llega a borbotones de tu inmenso amor,

De que no te olvidas nunca de mí.

Muchos hombres ponen su esperanza

En que tengas suerte en el juego,

En que todo salga bien, en la solución de sus problemas.

Mi esperanza es pronunciar tu nombre,

Mi alegría se llama conocerte,

Saber de tu bondad infinita,

Más allá de donde alcanza mi razón.

Tú eres una puerta abierta,

Una ventana llena de luz.

Cuando los hombres me miran,

Me preguntan porque sigo creyendo,

Por qué tu sigues siendo mi esperanza,

Me digo:

Si te conocieran,

Si solo supieran un poco de ti,

Si ellos descubrieran lo que tú me has dado,

Estoy seguro de que no dirían lo que dicen;

Porque tú eres maravilloso,

Acoges mis pies cansados.

Por eso, por todo y por siempre,

Tú, señor, eres mi esperanza. Amén.

Una oración bellísima. De tan solo leerla podemos sentir que nos llena de gozo, amor y alegría. Podríamos incluirla dentro de las “Oraciones de esperanza en Dios”.

Esta oración nos recuerda que Dios nunca nos abandona, sin importar cual haya sido nuestra falta, siempre podemos contar con él, con su amor, su misericordia y su perdón.

Dios es omnipresente y omnipotente, él siempre nos da,  nos acoge, nos cuida, y nos da esperanzas, aun cuando nuestros problemas puedan parecer cuesta arriba. Dios siempre nos sorprende de las maneras más inesperadas.

El secreto del triunfo y la felicidad

A lo largo de nuestra vida van a existir retos, pero si de algo podemos estar seguros es que Dios está allí. Cada vez que escuches una voz que te diga “no puedes” glorifica a Dios y ora, cada vez, que sienta que no encuentras solución a ese problema, glorifica a Dios y ora más fuerte, cada vez, que te sientas angustiado, agobiado, triste, glorifica a Dios y ora con tantas ganas que todos esos sentimientos se trasformen en gozo, alegría y puedas verlo desde una nueva perspectiva.

Dios tiene siempre la última palabra, así que camina con la frente en alto, con la convicción de que Dios todo lo puede, que no existe ser divino más poderoso que él, ni siquiera el maligno puede contra Dios, entonces ¿a qué le temes?

Algo que debemos entender y reconocer es que Dios jamás nos otorgará una prueba de la cual no podamos aprender y salir victoriosos. Dios nos coloca pruebas, pero también, nos da las herramientas para salir airosos.

Dios es el Dios de los sueños cumplidos, el Dios de la esperanza, el Dios de los triunfos y de las infinitas bendiciones que nos otorga a diario. Dios, es el Mesías, el rey de reyes, el único que ha resucitado y quiere que disfrutemos de la vida eterna en su Reino.

Expresemos, al igual que el salmista: “Que se alegren y se regocijen en Ti todos los que te buscan, y digan siempre los que desean tu victoria: “¡Qué grande es el Señor!” (Salmo 40,17)

Con Dios, no existe obstáculo o circunstancia que pueda doblegarnos o derrotarnos. Confiemos en él, en su palabra y en sus promesas. Vamos a serles fieles, aprender de su ejemplo, sigamos su camino, actuemos y obremos con fe y amor “porque el Señor es sol y escudo; el Señor da la gracia y la gloria, y no niega sus bienes a los que proceden con rectitud. ¡Señor del universo, feliz el hombre que confía en ti!” (Salmo 84,12-13)

oracion-de-esperanza-2

Oraciones

A continuación, explicaremos y analizaremos dos tipos de oraciones en este artículo: oración de esperanza y oración para la fortaleza.

Oración de esperanza

Una Oración de Esperanza normalmente es utilizada en aquellos “momentos duros”, esos momentos en los que sentimos que no encontramos salida. También, aplica a aquellos momentos que sentimos que nadie nos escucha o puede ayudarnos. Recordemos que aunque nadie pueda escucharnos o socorrernos, Dios siempre está a nuestro lado, luchando nuestras luchas y padeciendo nuestro dolor.

Para que la oración sea realmente efectiva y nos ofrezca esta especie de “fuerza purificadora” debe ser sumamente personal y como una reflexión de nosotros con Dios.

Oración para la fortaleza

Una oración para la fortaleza nos trae paz, tranquilidad, quietud de nuestros pensamientos negativos, calma, anta tanta angustia e incertidumbre.

La oración diaria es un acto de adoración y obediencia, una manera de recordarnos a nosotros mismos quien es el único que tiene el control de nuestra vida. También, es nuestra manera de agradecer a Dios por no abandonarnos nunca, ni siquiera, cuando sentimos que estamos a punto de rendirnos.

oracion-de-esperanza-3

¿Te gustó este artículo? Te invitamos a disfrutar de estos otros en los siguientes enlaces:

Oración para la paz interior

Oración en momentos difíciles

Rezando voy

(Visited 1.277 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO