Oración cristiana para que mi esposo me ame conforme a su voluntad

Muchas personas se habrán preguntado en un momento de adversidad matrimonial ¿Será necesario hacer una oración cristiana para que mi esposo me ame? La respuesta es afirmativa; pues orar de acuerdo a la voluntad del señor es necesario; sobre todo cuando se presentan este tipo de dificultades; que en el peor de los casos pueden fracturar un matrimonio. Si deseas conocer todo acerca de estas oraciones; sigue leyendo este post.

Oración-cristiana-para-que-mi-esposo-me-ame

Oración cristiana para que tu esposo te ame

Los matrimonios no son algo que pueda ser llevado con facilidad; pues son incontables las pruebas que se dan en momentos de adversidad; lo que lleva a muchas a considerar esta oración cristiana para que sus esposos las amen; como solución a esos problemas que aquejan su tranquilidad; sobre todo cuando es el esposo el que va pierde interés en mantener toda esa estabilidad matrimonial. Entre todas las oraciones que pueden ser usadas para cumplir con dicha finalidad, tenemos la siguiente:

Dios tu que todo lo puedes y lo sabes, protege a mi esposo y guíalo por la senda del bien; pues solo tu amado señor Jesucristo tienes el poder de mantener su corazón libre de pensamiento impuro ¡oh señor! Escucha mis plegarias, bríndame esa tranquilidad que tanto me aqueja; pues solo “Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones” salmo 46:1

Señor has que su corazón sea llenado de gracia, para que pueda regresar a tu gloria; perdónalo y líbralo de toda atadura que impida que vuelva a su hogar. ” Ten misericordia de mí, oh jehová, porque estoy en angustia; se han consumido de tristeza mis ojos, mi alma también y mi cuerpo” salmo 31:9. ¡oh dios! confió en que solo tu pondrás alivio a mi alma; en el nombre de cristo, amen.

Oración-cristiana-para-que-mi-esposo-me-ame

¿Quiénes pueden realizarla?

Las oraciones pueden ser realizadas por distintas personas cercanas a la pareja; desde familiares, hasta amigos; sin embargo en este caso en particular lo aconsejable es que sea la esposa; pues es esta una de las mayores afectadas en esa relación; claro que tampoco es la única, sobre todo si hay hijos de por medio; en donde los conflictos maritales tienen mayores repercusiones.

Al crear ambientes tóxicos; en los que pueden verse involucrados; ya que resulta poco probable; que las discusiones, perdidas de afectos y falsas atenciones, entre los padres pasen desapercibidas; pues a pesar de que muchos creen que los niños ignoran este tipo de situaciones; al final terminan siendo los que mayor información manejan de dichos conflictos.

Lo que con el tiempo puede generar una serie de conductas repetitivas; en donde los hijos siguen los mismos patrones que los padres, con respecto a las relaciones; pues son muchas las veces que hemos visto matrimonios fracasados; debido a estas conductas adquiridas.

Oración-cristiana-para-que-mi-esposo-me-ame

¿Cuándo realizarla?

A pesar de que la oración cristiana para que un esposo las ame, se hace por lo general  en periodos de crisis; también pueden ser llevadas a cabo durante periodos prósperos; en donde las oraciones forman parte de la rutina diaria.

Pues no se tiene que pasar precisamente por un divorcio, para pedirle a Dios que nuestro esposo nos ame; ya que cualquier momento y circunstancia son apropiados para orar; sobre todo en estos tiempos; en el que las personas parecen creer que las oraciones solo van dirigidas a los afligidos en momento de crisis.

Siendo esta una idea completamente errada; debido a que las relaciones estables también pueden regirse de acuerdo a la palabra del señor; pidiendo porque ese marido que hasta el momento ha cumplido con sus deberes siga obrando de la misma manera, para así continuar gozando de esa felicidad que ya ha sido alcanzada.

Destacando el hecho de que muy pocos disfruten de este privilegio; pues la felicidad es algo que no debería darse por sentado; ya que la vida tiende a dar muchas vueltas; llevándonos de un extremo a otro; donde lo que hoy nos satisface, tal vez mañana no lo haga en la misma medida; debido a que no se tienen garantías que aseguren la estabilidad matrimonial; en el que ambas partes estén igualmente comprometidas.

Llegando a la conclusión de que no existe un cuando, ni un donde exacto en el que se deban realizarse este tipo de oración; pues cualquier momento será apropiado, si la intensión es la correcta; ya que no se puede exigir y pedir por el afecto de nuestra pareja; si antes no respondemos de la misma manera que demandamos; lo que terminaría siendo lo más acertado; debido a que estaríamos dando el todo por el todo; justificándose así dichas peticiones.

Pues no hay nada peor, que demandar un afecto poco merecido; en el que la esposa, responde de la misma forma que el marido; y no obstante sigue demandando afecto. Lo que resulta ilógico; pues ambas partes deben estar dedicadas en la misma medida con esa relación; comprometiéndose a mantener su estabilidad matrimonial. (Ver artículo:  Como Orar por mi Esposo para Protegerlo de todo Mal y todo Peligro)

¿Por qué se realizan este tipo de oraciones?

En la actualidad el matrimonio ha ido perdiendo parte de su credibilidad; debido a la creciente tasa de divorcios, que día a día se presenta con mayor frecuencia; al demostrar un ascenso alarmante que nos hace cuestionarnos la finalidad de dichos enlaces; pues aunque es cierto que muchos creemos en el matrimonio; resulta difícil no poner en duda su objetividad, ante tales cifras.

Lo que nos lleva a la siguiente pregunta ¿por qué realizar esta oración? El recurrir a Dios para salvar nuestro matrimonio, no es algo desconocido, ni descabellado; pues es bien sabido su influencia en cuanto a todos los aspectos que conforman nuestra vida; en donde su palabra es la guía que nos permite orientarnos, al darnos todas aquellas claves, que de muchas formas nos brindan todas esas soluciones que por rabia o frustración obviamos u olvidamos.

Pues sí, es natural que los matrimonios pasen por diferentes pruebas, con el objetivo de afianzar las relaciones; así como también es un hecho que puedan presentarse diversas soluciones con las que puedan evitarse; siendo la palabra del señor una de estas; dando así respuesta a nuestra pregunta; ya que las oraciones son el medio por el que podemos de alguna forma acercarnos a Dios; anteponiendo nuestra fe en él, para conseguir todos esos resultados que por mucho tiempo han sido anhelados; recordando que ante nuestro señor no hay barreras que puedan limitarlo.

Oración-cristiana-para-que-mi-esposo-me-ame

Por otro lado se debe tener en cuenta la finalidad con la que se hacen estas oraciones; debido a que si su objetivo no es otro que el que tu esposo te ame conforme a la voluntad de Dios; entonces debes y tienes que considerar tu participación en la relación; ya que no puedes pretender que estas den solución a todos tus problemas, si tu como mujer, no pones de tu parte.

Pues aunque es cierto que Dios puede brindarte todas esas respuestas al responder a tus plegarias; también es necesaria tu colaboración, y más aún tu compromiso con el matrimonio; ya que las relaciones son acuerdos no de una, sino de dos personas; en donde ambos tienen las mismas responsabilidades.

Otro aspecto a destacar son las causas que llevan a una esposa a realizar este tipo de oración cristiana para que su esposo la ame; pues no es fácil mantenerse ajeno a todos esos factores internos y externos, que repercuten en las relaciones; al dar lugar a todas esas incertidumbres que lo único que hacen es perjudicar un matrimonio; al poner en entre dicho el afecto recibido por nuestro compañero de vida.

Oración-cristiana-para-que-mi-esposo-me-ame

Siendo en ocasiones estas dudas, las responsables del distanciamiento de nuestra pareja; al tener un comportamiento tóxico que nada bueno trae para la relación; sobre todo cuando se ven problemas donde no los hay; en el que solo se dan un conjunto de conflictos innecesarios, que un principio pudieron evitarse.

El llevar a cabo una oración cristiana para que un esposo las ame; es y siguen siendo un medio por el que las parejas dan solución a sus malas relaciones; sobre todo al agotarse aquellas medidas prácticas que en primera instancia carecieron de todas estas contribuciones.

Claro que para orar y hacer este tipo de peticiones, antes se debe conocer la palabra del señor; pues si estas orando para que tu esposo te amé conforme a su voluntad; es porque este está incumpliendo o descuidando sus deberes, de acuerdo a lo establecido en la biblia; razón que te lleva a recurrir a Dios.

Además de tener presente la palabra del señor; debes analizar tu contribución para el buen funcionamiento de ese matrimonio; pues no puedes pedirle que tu marido te ame; si tu como esposa, no das el todo por el todo en esa relación. (Ver artículo: Oración por mi esposo alcohólico para que sane su vicio)

Importancia

El que puedas pedirle a Dios, por medio de estas oraciones que tu esposo te ame; termina siendo una prioridad para todas esas mujeres que quieren ser tratadas de la mejor forma posible; teniendo una relación cristiana conforme a la voluntad del señor; en donde las responsabilidades del marido; son de igual relevancia que los de la esposa. Pues a pesar de que en este post se hace referencia al afecto dado por los integrantes del sexo masculino; debe mencionarse de igual forma los del femenino.

Ya que el matrimonio es un compromiso tomado por dos personas; en el que las promesas cobran mayor importancia; por lo que es entendible que se lleven a cabo estas oraciones; con las que se buscan afianzar los lazos matrimoniales; que en determinadas ocasiones pueden estar expuestos a situaciones bastante comprometidas; ya que todas las relaciones, incluso aquellas conformadas por las personas más cristianas y devotas al señor; son igual de propensas a enfrentar este tipo de pruebas.

Que no necesariamente tienen que implicar infidelidades; pues a pesar de ser esta la principal razón de dichas rupturas matrimoniales; no es la única; ya que existen otros factores que de igual forma logran fracturar la mayoría de las relaciones; como son los celos y la carente demostración de afecto; las cuales obran de forma silenciosa; afectado de a poco estas uniones; trayendo todo tipo de dudas, que solo propician inseguridades.

La importancia que tiene la oración cristiana para que tu esposo te ame, está fuera de cualquier discusión; pues es esta una de las mejores formas en las que podemos acercarnos a Dios; no solo para pedir por el afecto de nuestro marido; sino también para agradecer; pues no todas las parejas toman la decisión de orar al señor para dar solución a dichos problemas; ya que solo los más valientes reconocen sus fallos.

Vale la pena destacar que estas oraciones no tienen credibilidad alguna, si no se tiene fe en su eficacia; pues de nada sirve orar para pedir que nuestro esposo nos ame; si muy en el fondo creemos que esta petición está lejos de concretarse; lo que nos lleva al siguiente punto que son las responsabilidades.

Como esposa debes estar consiente de tu papel en el matrimonio; al igual que debes autoanalizarte para responder a las siguientes preguntas ¿he cumplido con mis funciones? ¿He dedicado el tiempo suficiente para hacer funcionar esta relación? ¿Qué tanto me he dejado llevar por las inseguridades? Las respuestas a estas preguntas son muy importantes.

Pues a veces el trato de nuestra pareja depende de estas; ya que el celarla de cualquier persona, sin alguna razón; o discutir por las cosas menos lógicas; son detonantes que propician esta falta de contribución en el matrimonio.

Por lo que es necesario que como esposa estés comprometida a corregir cualquier fallo, que induzca en cierta medida todos estos resultados; ya que el orar abarca mucho más que el hacer una petición; tomando mayor seriedad que la acreditada por la mayoría de las personas; pues aunque parezca difícil de creer; aún hay segmentos de esta que ponen en duda la veracidad del señor; debido a que lo consideran una invención de una parte de la población; lo que como muchos ya saben, está lejos de ser verdad.

Ya que se ha demostrado en diferentes ocasiones su credibilidad; al dar solución a todos esos problemas; que para el hombre han sido imposibles de explicar; siendo conocidos como milagros; los cuales son interpretados por los cristianos como lecciones de vida; lo que a mi parecer resulta bastante acertado; pues estos traen consigo todo tipo de aprendizajes, que no solo logran llegar a la sociedad; si no que también le dan mayor veracidad. (Ver:  Oración a Dios para olvidar un amor)

¿Cómo construir tu propia oración?

Una de las cosas a las que se ha hecho referencia en la biblia, es a la unión matrimonial; ya que se le ha dado especial importancia a la necesidad de tener un compañero de vida, con el que puedan enfrentarse todos los problemas que surgen en la actualidad; poniendo de manifiesto que dos son mejor que uno en una relación pensada para durar en la posteridad; ya que es más llevadero hacer frente a los problemas cuando se cuenta con otro persona, que sirva como fuente de apoyo; en las alegrías y la adversidad.

Las oraciones siguen siendo un tema de gran complejidad para las personas que integran una sociedad; pues muchos creen que rezar supone lo mismo que orar; lo que no puede estar más lejos de la realidad; ya que el orar requiere un mayor compromiso y sinceridad; sobre todo cuando se hace una petición personal; en donde la voluntad el deseo de hacer llegar tal petición, son necesarios para contar con una notable efectividad.

En los matrimonios las oraciones tienen mayor influencia por su destacable credibilidad; ya que son muchos los que dan fe de su veracidad; pues no son una, ni dos parejas las que hacen uso de esta en la cotidianeidad; sino que son cientos y miles de personas, que ponen su fe en dichas oraciones para la resolución de aquellos percances característicos de una relación matrimonial.

El construir una oración cristiana para que tu esposo te ame conforme a su voluntad; constituye mucho más que una petición personal; pues no todos tienen la habilidad de diseñar una, que sea conforme a los deseos de nuestro Dios; descrito en el santo testamento, usado por la mayoría de la sociedad.

Siendo esto un factor clave para este tipo de oración, hecha con fines de salvaguardar una relación de los percances que aquejan a la pareja en general; ya que no podemos pedir por dicha estabilidad; si en ningún momento pensamos en regirnos por las normas establecidas en la biblia, en cuanto a las funciones de un esposo y esposa; en una unión cristiana matrimonial.

Dentro de los parámetros esenciales para construir una oración propia; tenemos una serie de pasos; que no solo nos guían en la difícil labor de diseñar una oración efectiva; sino que además nos orientan, de manera eficiente para dirigirnos de una mejor forma a nuestro señor; pues no podemos dirigirnos a él, de cualquier forma que nos parezca; si en todo momento desconocemos estos pasos que ayudan a llevar a cabo dicha finalidad.

Sabiendo lo anterior, y considerando su importancia en el diseño de estas oraciones; podemos entonces describir detalladamente estos pasos, de la siguiente manera:

Preparación

Como todas las actividades que realizamos en el transcurso de nuestra vida; es necesaria la preparación; pues no podemos poner en marcha una acción; si antes no nos hemos preparado para ello; ya que de ser así; no obtendríamos esos resultados que tanto pudieran satisfacernos; debido a que seguiríamos hablando sin pensar, y actuando sin saber.

Lo cual ocurre frecuentemente con algunas personas que van a la iglesia; las cuales ignoran la finalidad de esta; llegando a orar, sin tener ningún tipo conocimiento de la palabra del señor; lo que es bastante grave; ya que estas mismas, pueden orientar a nuevos creyentes, de una forma completamente equivocada; que podría llevarlos por un camino distinto al que se quiere.

Cuando nos enfocamos en la preparación para construir oraciones de este tipo en particular; nos referimos a los siguientes pasos que se describen más adelante; los cuales pueden guiar a cualquier persona que tenga la intensión; y más aún la dedicación de diseñar estas oraciones; pues no todo el mundo tiene la voluntad y el compromiso para llevar a cabo esta preparación, que los orientara de tal forma que puedan dirigirse al señor correctamente.

Lectura

La lectura de la biblia es uno de los pasos más relevante; ya que no se puede orar sin antes haberla leído; pues el conocimiento y dominio de esta nos facilitara en gran medida el diseño de estas oraciones; debido a que sabremos exactamente porque nos regimos; cosa que nos lleva a considerar todo tipo de información que en ella se tiene.

El leer y saber interpretarla es de vital importancia, sobre todo para la formulación de estas oraciones; pues no todo el mundo logra entender la palabra del señor; debido a que carecen de la preparación previa que los ayude a interpretarla; como es el caso de aquellos creyentes que no cuentan con alguna persona que pueda orientarlos correctamente; lo que da lugar a confusiones entre los mismos miembros de una iglesia.

Para realizar una oración cristiana de este carácter; se requiere haber leído con antelación la biblia; ya que se necesita conocerla apropiadamente; para poder formular oraciones que complazcan al creador; pues si oramos sin haberla leído; podremos cometer el error de dirigirnos al señor de forma errada; debido a que desconoceremos la manera con la que él quiere que obremos.

Razón por la que no podemos bajo ninguna circunstancia pedir, sin antes actuar de forma correcta de acuerdo a lo descrito en las escrituras; pues sería demasiado impertinente de nuestra parte exigir resultados; que muy poco merecemos; por ello lo recomendable es estudiar la biblia; para no pecar de ingenuo, en ninguno de los momentos que decidamos orar por una petición.

Meditación

Luego de haber leído e interpretado la biblia, lo más recomendable es meditar; y al hacerlo deberemos considerar todo aquello descrito en las escrituras; sobre todo lo que pueda estar relacionado con nuestra petición, que en este caso sería que nuestro esposo nos ame; pues este testamento es fuente de una variedad de contenido que fácilmente podría ser de utilidad para llevar a cabo dicho objetivo.

Cuando meditamos considerando nuestra petición y lo aprendido mediante nuestra lectura; deberemos hacerlo de corazón; buscando en nuestro interior esa razón que en un principio nos llevó a recurrir a Dios; preguntándonos si esta, en verdad merece tal preocupación; pues suelen presentarse situaciones en el que las personas piden por las cosas equivocadas que carecen de importancia; cosa que tiene como respuesta el silencio del señor.

Y no debemos culparlo; pues de tanto problemas que aquejan a la sociedad; resulta inverosímil que pidamos por este tipo de cosas; que lo único que requieren para su solución es nuestra participación; lo que en ocasiones no se da, debido a la falta de compromiso de nuestra parte.

Dar gracias

A veces tenemos la tendencia de pedir y pedir por medio de nuestra oración; sin llegar en ningún momento a agradecer al señor; lo que es completamente inaceptable; ya que lo lógico sería darle las gracias primeramente por todo lo que te ha otorgado; no importa que esto sea mucho o poco; pues al fin y al cabo, el simple hecho de que sigas respirando es razón suficiente para agradecerle.

Más aun cuando este agradecimiento es seguido de una petición. Claro, también se entiende que puedan presentarse situaciones de crisis, que contribuyan a olvidar este paso. Sin embargo no justifica este hecho completamente; pues no seriamos tan flexibles si fuera el señor quien olvidara responder nuestras peticiones.

Por ello debemos recordar dar gracias por todo lo que nos ha dado; para así poder tener esas respuestas que esperamos de su parte; ya que como ocurre en nuestra vida diaria; no seguimos resolviendo los problemas de alguien; si este no es agradecido; pues que objetivo tendría; si al final no valoraría nuestra contribución a la solución de sus problemas; aunque sea con simple gracias de su parte.

Petición

Una vez que nos hemos preparado, leído, meditado y agradecido; procederemos a hacer nuestra petición; la cual debe ser de carácter importante; esas que en su mayoría no pueden ser resueltas por nuestro propios medios; por supuesto que con esto no quiero decir que se deban hacer peticiones solo en momentos de crisis; ya que aun en la prosperidad pueden llevarse a cabo todo tipo de peticiones.

No obstante resultan más frecuentes esas que son formuladas en las adversidades; como son las rupturas matrimoniales; en los que una de las partes ora para que la otra pueda estar igual de comprometida para salvar la relación. Pues cuantas veces no habrás pensado en hacer una oración cristiana para que tu esposo te ame. Siendo esta una de las últimas medidas a recurrir, cuando ya todas las anteriores han fallado.

Cabe destacar que estas peticiones no siempre deberían ser llevadas a cabo por razones personales; pues existen otras factores externos que de igual forma aquejan a una gran parte de la sociedad; factores que merecen ser considerados; sobre todo en la actualidad, en el que los problemas cotidianos están a la orden del día. (Ver artículo: Oración de la sangre de Cristo para proteger la familia de todo mal y peligro)

(Visited 3.479 times, 1 visits today)
Categorías Oraciones

Deja un comentario

DARIO