¿Sabe cómo hablar con Dios? Aprenda la mejor manera, aquí

Sorpréndase al descubrir cómo se puede hablar con Dios de una manera efectiva, no sólo para ser escuchado, sino también para recibir su respuesta.

hablar con Dios

¿Cómo hablar con Dios?

El mejor método para conversar con Jehová es por medio de cuando claman o glorifican su nombre en la oración y esto lo podemos aplicar a cualquier tipo de tema que queramos tratar con Dios, si bien en las escrituras se encuentran algunos tipos únicos de petición, cada una de las súplicas que ayudaron a reforzar una asociación con Dios comparten prácticamente el hecho de haber sido hechas con el corazón o sea completamente sinceras. (Ver artículo: Oración para triunfar en el trabajo )

Desde el principio de los tiempos, las personas siempre han reflexionado sobre cuál es el método correcto, pues bien a tomar nota, lo primero que hay que saber hacer es orar y que por medio de nuestra oración quede muy claro lo que queremos esclarecer, solucionar o la orientación que se quiere recibir.

De hecho, incluso los seguidores de Jesucristo le pidieron que les mostrara cómo hacerlo y al señalarlos, les dio un buen ejemplo en  el libro de Lucas y sale más detallado en el libro de Mateo.

Muchos creen que al hablar con Dios debemos hacerlo tal cual como la oración que le enseñó a sus apóstoles pero esto está muy lejos de la verdad ya que al evaluar sus palabras se puede notar que solo dio un modelo u orden de cómo en realidad se debe hacer.

Se debe conversar con Dios igualmente que como lo hacemos con  un compañero o amigo que queremos mucho y que realmente nos conoce, conoce todos tus anhelos, alegrías, aflicciones y tu corazón.

Cuando conversamos con compañeros o familiares, en su mayor parte primero le damos la bienvenida, y luego obtenemos información sobre su bienestar o cosas diferentes, demostrando un verdadero entusiasmo por su prosperidad y a medida que avanza la discusión, hay interés de las dos partes.

Esto es esencialmente lo que Dios espera cuando conversamos con él, en la oración, sea como fuere, seguir una organización no es equivalente a repetir lo mismo cada vez que conversamos con alguien, ¿verdad? a fin de cuentas, Dios tampoco necesita que lo hagamos con él, a decir verdad, Cristo mismo nos advierte sobre no utilizar reiteraciones vanas en su nombre cuando hablamos con el Padre. (Ver Articulo: El poder de la oración de madrugada)

Como encontramos en las diferentes historias de la  Biblia, cuando un hijo de Dios reservaba tiempo para conversar con él, lo más normal es que lo hagan de rodillas ya que esa posición representa que nos rendimos a Él y a su voluntad.

Sea como fuere, también lo podemos hacer de pie en la biblia hay muchos ejemplos de cómo varios personajes lo hacían, de hecho  en caso de que prefiera hacerlo muy cómodo en una silla  puede seguir el ejemplo del Rey David y también conversar con Dios cómodamente  sentado.

De hecho, habrá inconvenientes seguros en que cuando tenga que orar y buscar a Dios no se podrá poner de rodillas, en esos casos el acto no es significativo, lo que realmente es significativo es el estado de ánimo con el que vamos a Dios, es sustancialmente más imperativo para Él, cuando suplicamos en la serenidad de nuestros hogares y en el tiempo que lo hemos reservado explícitamente para Él, lo más correcto es hacerlo de rodillas es una postura que muestra respeto.(No dejes de leer el interesante artículo de cuántos profetas escribieron la biblia)

Las instrucciones paso a paso para acercarse a Dios y platicar con él a través de la oración y como seguramente ha ocurrido en su vida diaria, cuanto más conozcamos a un individuo, más sencillo será conversar con él y eso es lo más importante, debemos conocer a Dios; y se da a conocer a través de su palabra sagrada en la Biblia.

Satanás, el increíble traidor, necesita hacernos imaginar que Dios es un ser severo, inflexible a quien debemos obedecer y temer, que está esperando que fallemos para enviarnos al infierno nada podría estar más lejos de la realidad, porque no es así, él es el mejor refugio y dirección en los momentos malos.

En su mayor parte, nuestras primeras conversaciones con otro compañero regularmente parecen estar limitadas, como si nadie se diera cuenta de qué decir inmediatamente, cuando comenzamos una conversación  con nuestro brillante Padre, muy probablemente sentiremos lo mismo, sea como fuere, no debe estresarse.

Dios se da cuenta de que simplemente estamos descubriendo cómo hablar con él, nos escuchará sin importar cuán renuentes o poco confiables seamos al comunicar nuestras necesidades o las de los demás, deberíamos descubrir cómo conversar con Dios de la manera en que lo haríamos con un Padre amable y atento, porque eso es realmente lo que él es.

hablar con Dios

En cualquier momento que vayamos a suplicar, debemos buscar un lugar confinado y tranquilo, Jesucristo les dijo a sus fieles seguidores que debían preguntar en una habitación con la entrada cerrada, para hablar con Dios en privado además, debemos garantizar que tengamos la tranquilidad apagando todos los dispositivos de sonido o televisores que puedan estar cerca y interrumpir ese momento.

Algunas personas ordenan su vida y al igual que el rey David y el profeta Daniel, encontraron tiempo para pedir y hablar con Dios  incluso tres veces al día, simplemente deberíamos estar extremadamente agradecidos por la forma en que podemos acudir a Dios en cualquier momento que lo necesitemos.

Simplemente deberíamos comenzar a hablar, ¿Será tan fácil hablar con Dios? De hecho, en cierto modo lo es, hay discusiones  en la que el otro individuo consume toda la plática, a pesar del hecho de que Dios necesita escuchar lo que tenemos que decir, el también necesita que lo escuchemos.

En el Antiguo Testamento, Dios habló cara a cara con Adán, Noé y Moisés, para dar algunos ejemplos, mientras que otros recibieron sus mensajes a través de mensajeros santos, los evangelios de cada uno de estos profetas han sido salvaguardados para nosotros en la Biblia además, las personas que estaban con Cristo durante su servicio en la tierra también registraron sus palabras en las escrituras.

Dios, habiendo hablado ordinariamente y desde numerosos puntos de vista a los guardianes profetas, Dios se dirige a nosotros a través de la Biblia, su palabra compuesta, accesible para que la examinemos y pensemos.

Después de haber preguntado, busque las soluciones a sus preguntas en las escrituras, nuestra área de estudio de las escrituras será valiosa para comenzar a hacer como tal charlas con Dios es así de sencillo. (Lee también sobre el artículo oración de intercesión de alto nivel para pedir la misericordia de Dios)

(Visited 485 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO