¿Qué es la brujería ? y sus leyes básicas, conócelas

Actualmente escuchamos con frecuencia sobre brujería blanca y negra, ¿cómo quitar amarres de brujería?, brujería para alejar a una persona, entre otras cosas que despierta la curiosidad de cientos de personas alrededor del mundo y no siempre con las mejores intenciones.

brujería

Pero la brujería es un grupo de creencias cuyos orígenes se remontan a muchos siglos atrás y que es común en muchas culturas ancestrales.

Si desea conocer un poco más sobre este tema, le invito a leer este articulo.

¿Qué es la brujería?

Brujería es una palabra al que puede encontrarle diferentes significados y por lo tanto se presta a confusiones, porque todo depende de qué tipo de material que consulte al buscar la información.

El término proviene de bruja, es decir una mujer que está relacionada con las artes mágicas y los eventos paranormales.

La brujería se define como una serie de ritos y creencias que se consideran mágicas, inexplicables o supersticiosas que llevan a cabo brujas y brujos para modificar el desarrollo de los acontecimientos.

En otros casos se designa como una práctica maligna que se vale de una presunta alianza con las fuerzas del mal para lograr su cometido.

brujería

Esta suele representar la oposición a la religión reconocida y es muy frecuente su asociación con la magia negra.

Hacia la mitad del siglo trece se le atribuye a diferentes personas, frecuentemente de sexo femenino, poderes sobrenaturales que le permitían invocar espíritus perversos.

Sin embargo, existe también quienes defienden otro significado totalmente distinto para la brujería, algunos escritores le definen como la religión de los orígenes o el antiguo paganismo.

Este nació con la aparición del hombre en la tierra y lo acompañó a lo largo de los siglos, variando de un lugar a otro, de una cultura a otra.

brujería

Tipos de brujería

Como puede suponer hay varios y muy  diferentes tipos de brujería. La diferencia la hace mayormente el individuo que la practique y la intención con la que se lleve a cabo.

También se debe tomar en cuenta sobre quien es el objetivo de la brujería, si es para el propio hechicero o para otros. 

Es muy diferente la brujería que se emplea para hacer daño, que aquella que se utiliza con intención de hacer bien o atraer cosas buenas.  

Generalmente los tipos de magia o brujería se asocian a los colores, esto porque existe cierta relación entre estos y las cualidades y características de la misma. Los tipos de brujería son blanca, negra, roja y verde. 

Magia Blanca

La brujería o magia blanca, es todo aquel saber, conocimiento y habilidad que tiene como objetivo mantener lejos espíritus y energías malévolas, liberándola de sortilegios, encantamientos o maleficios.

Los hechizos de magia blanca también se refieren a magia natural,  el individuo dedicado a la magia blanca generalmente se denomina curanderos o brujas blancas.

Estas personas eran y aun en muchas culturas son consideradas como hombres o mujeres sabios, que tienen la intención de sanar y prestar un servicio a la humanidad, mucho mas que ganar dinero con su conocimiento.

brujería

Los practicantes de la magia blanca usan cantos, encantamientos, versos y oraciones para sanar a las personas. Este tipo de ocultismo suele ser desinteresado y actualmente practicado en el mundo por muy pocas personas. 

Los primeros vestigios de esta considerada como una  pseudociencia se pueden encontrar en la antigua cultura egipcia, donde se practicaba como religión.

Aunque no hay evidencias claras de que esa época fuera la más antigua en realizar hechizos, sin embargo se puede confirmar que la magia, brujería, ocultismo o hechicería se realiza desde hace siglos.

La magia o brujería siempre se tomó en consideración para prevenir y curar dolencias que se pensaban que eran desastres  en ese momento.

Actualmente, todavía podemos encontrar muchos casos en los que la ciencia moderna sugiere el uso de alternativas como esta cuando cree que una enfermedad o una situación en particular está fuera de control y esto simplemente puede favorecer al paciente y quizás aliviar su dolencia.

Esta forma de hechizos no necesariamente requiere un ambiente especifico o ingredientes rebuscados, suele ser un procedimiento sencillo, flexible y que busca ante todo dar resultados.

Estos sortilegios y encantamientos se ofrecen y recitan a los dioses y diosas, se dice que para hacerlos felices, celebrarlos y así sanar la enfermedad o convertir la miseria en fortuna.

La práctica de la magia blanca es, según muchos dones y aprendizajes espirituales que los ancestros heredan a sus descendientes, razón por la cual son magos.

Este es un legado que se transmite para ser compartido, pues es de beneficio propio y de todos los que le necesiten. 

brujería

Magia negra

La magia negra son practicas que convocan, conjuran e intentan dominar entes y fuerzas malévolas para afectar y dañar a otros, considerada por muchos como brujería satánica.

La magia negra suele aprovechar lo negativo y como tal se considera peligrosa, por lo que no se recomienda abordar este fenómeno en lo absoluto.

Su propósito es ir en contra de los planes beneficiosos y divinos previstos para la humanidad , reuniendo fuerzas oscuras. 

Actualmente muchas personas que buscan causar algún mal o someter la voluntad de otros recurren a este tipo de sortilegios, empleando entes y espíritus para atormentar. 

Encontrará con frecuencia rituales de brujería invocando al anima sola y otras entidades, que dicen que puede conseguir sus propósitos, sin embargo recuerde que nada es mejor que aquello que le hace mejor persona. 

Magia roja 

Se conoce como magia roja a un tipo de hechicería relacionada con la sexualidad y la influencia sobre los sentimientos. Es también llamada magia sexual y se suele emplear para inspirar pasión o interés amoroso.

Es ese tipo de brujería para volver loco a un hombre, dominarle o doblegar su voluntad, como mucha gente supone. Para esto es muy común escuchar del uso de brujería solicitando al anima sola.

Brujería de amarres de amor, de dominación, para doblegar y amansar abundan, pero, ¿funciona la brujería de este tipo?.

No se trata realmente de que sea útil o infalible realizar este tipo de hechizos, sino de que considere si es la alternativa o el recurso indicado para captar la atención de una persona.

Cuando se recurre a este tipo de encantamientos para doblegar la voluntad de una persona o intentar retenerlo a su lado, no es realmente el camino a la felicidad.

Recuerde que todo lo que usted da, regresa, por lo tanto tenga mucho cuidado del tipo de recursos que utiliza solo para complacer sus caprichos.

La magia roja también es conocida como Hoodoo, proveniente del Voodoo, traído a América por los africanos durante el comercio de esclavos y muy practicada por los que se radicaron  al sur de los Estados Unidos. 

Se define como una mezcla de prácticas espirituales indígenas de los pueblos del Congo y otras tribus  africanas.

Se dice que la magia roja se practica al igual que las otras,  con pociones preparadas con hierbas, minerales y en algunos casos tejidos y sangre de animales usados para brujería.

Sin embargo algunos afirman que para los hechizos de brujeria roja se puede emplear semen, sangre menstrual, saliva y orina.

Magia Azul

Cuando se habla de magia azul se hace referencia a aquellas practicas que se centra en el contacto con seres espirituales superiores o evolucionados. 

Se asocia la estudio y el conocimiento constante, pero también a poderes de sanación de males físicos y espirituales.   

Magia Verde

La brujería o magia verde suele considerarse como parte de la magia blanca, pues no busca dañar, perjudicar, someter o torcer la voluntad de alguien,

Su practica está relacionada directamente con la fitoterapia, es decir con el estudio y uso de la propiedad curativa de las plantas, como medicina alternativa para sanar muchas dolencias.

Todas las culturas desde épocas muy remotas emplearon las plantas para poder sanar las dolencias que le aquejaban.

La figura de chamanes, brujas, hechiceras, curanderos, etc., que empleaban la magia verde, llamada para entonces de muchas otras formas, es parte de todas las culturas del mundo. 

En la magia verde se emplean las plantas para la mejoría y cura de diferentes afecciones y dolencias, para mejorar y aumentar la fertilidad y ademas como un método para evitar concebir.

Generalmente en este tipo de magia no se realizan conjuros o sortilegios a la persona, simplemente se le administraban pociones, infusiones, cremas, lociones, ungüento, entre otras cosas, a base de raíces, semillas, tallos y hojas para dar salud y bienestar.

Algunas de las plantas consideradas sagradas en el mundo o las plantas para brujería mayormente empleadas son: la flor de loto, el muérdago, el peyote, albahaca sagrada o tulsi, la albahaca, la altamisa, el bambú, etc. 

Haba de San Ignacio

Es también conocida como Haba de Igasur, es una semilla de sabor muy amargo y olor poco agradable.

Muchos indican que el haba de San Ignacio sirve para quitar brujería, siendo supuestamente muy efectiva. Esta semilla la recomiendan para brujería que fue puesta en la comida.

Sin embargo, es muy importante que este enterado que esta semilla dada a conocer por los misioneros jesuitas en Europa, aun teniendo algunas propiedades medicinales es mortal si se consume en dosis altas, porque tiene un elevado contenido de estricnina.

Brujería blanca y negra

La brujería inicialmente no se consideraba  ni negra ni blanca, pues era una creencia que se trataba del respeto a la madre naturaleza, fue presentando algunos cambios, pues siempre existe el individuo que quiera usarla a su antojo.

Tomando en cuenta esto, se puede decir que la práctica de la brujería no es completamente positiva ni completamente negativa, esto es lo mismo para las brujas o brujos.

Es por eso que en muchas oportunidades podrá escuchar de trabajos y rituales que no son precisamente positivos o muestran una buena cara de este tipo de creencias.

En la actualidad la brujería se emplea con mucha frecuencia para hacer mal a otros, torcer su voluntad u obligarlos a actuar de determinada forma.

La brujería o magia blanca o protectora nunca se desapareció o despreció del todo, pues constituía en muchos casos un beneficio o alivio para las personas, sobre todo cuando era para sanar.

Por el contrario la sociedad organizada desaprobaba la magia negra o destructiva, independientemente de si la religión oficial era monoteísta o politeísta, porque se consideraba que la magia negra hace que sus víctimas no sean aptas para funcionar productivamente en la sociedad.

Brujería del cerco

Se conocía como brujería del cerco o seto, a la practica aislada y solitaria de la brujería, fundamentalmente de la creencias wiccanas.  

Este tipo de practica en la brujería esta relaciona con el  estudio profundo y exhaustivo de las plantas y el mundo natural.

El término bruja del cerco o seto es una manera de homenajear a las mujeres y hombres sabios de antaño,  que generalmente vivían en las afueras de las aldeas, más allá del seto.

Sus prácticas eran muy naturales y caseras, es por eso que las brujas de este tipo suelen ligar las intenciones y labores mágicas con las actividades de la rutina cotidiana. Se les conoció también como Bruja verde o de cocina.

Historia de la bruja del seto

El término de bruja de seto es un homenaje al pasado, a la historia. En días de antaño las brujas o brujos, pero más a menudo mujeres, vivían a lo largo de los márgenes de los pueblos y aldeas, detrás de los setos o cercos.

Un cerco o seto era un cercado hecho con palos y ramas entretejidas o con plantas que crecen muy tupidas o espesas, que delimitaban los pueblos. 

Un lado del seto era el pueblo y la civilización, pero por el otro era la naturaleza desconocida y salvaje.

Generalmente estas brujas estaban en el limite de ambos mundos, pues actuaban como sanadoras o mujeres sabias para los aldeanos y convivían estrechamente con la naturaleza.

Dedicaban mucho tiempo a recolectar hierbas y plantas en los bosques y los campos, mas allá de los setos.

La bruja del seto de la antigüedad solía practicar sola y vivía su día a día con simpleza, pero llenos de magia.

Actos simples como preparar una tetera o barrer el suelo estaban llenos de ideas e intenciones mágicas.

Quizás lo más importante, es que la bruja del seto generalmente  aprendió sus prácticas de otros miembros de su familia o mentores mayores y sabios.

Con el tiempo perfeccionó sus habilidades, a través de  años de práctica, prueba y error.

Estas prácticas a veces se denominan artesanía verde y están muy influenciadas por las costumbres populares de antaño.

Un poco de historia…

Todos aquellos conocimientos y actividades atribuidas a aquellas personas a quienes muchos conocen como brujas o brujos, tienen una larga historia que se remonta a épocas muy antiguas.

A lo largo de la historia es mucho lo que se habla de la brujería y por ende de aquellos que las practican. Son innumerables las culturas sobre esta tierra que están relacionadas o fueron relacionadas con toda intención a estas prácticas.

Es un fenómeno que cambia de una cultura o tradición a otra, cada una como es de esperarse con características distintas y que como ocurre aun en la actualidad, emplean este tipo de conocimientos con diferentes intenciones y finalidades.

A continuación, le presento un pequeño recorrido por la historia de este controversial grupo de creencias:

Paganismo

La palabra paganismo en la historia se refiere a diversas religiones pre-cristianas que pertenecen a varias culturas antiguas, por ejemplo, las de Grecia, Roma, Egipto, Escandinavia, etc.

Sin embargo, se considera que es una frase inexacta para nombrar o englobar estas religiones antes mencionadas, aun cuando actualmente es el término aceptado para las mismas.

Es importante examinar de dónde vino realmente la palabra y qué significaba inicialmente, lo que permite una mejor comprensión del pasado religioso del mundo.

El termino paganismo tiene su origen en la palabra latina pagus que significa campo o territorio, de este se origina a su vez la palabra paganus que significa campesino o poblador del campo.

Por lo tanto, puede deducir, que el termino paganismo hace referencia a las creencias de los habitantes de los campos y las zonas rurales.

El paganismo generalmente es una creencia que no tiene un solo Dios, es decir, es politeísta y casi siempre está relacionada con fenómenos o elementos naturales.

brujería

El término paganismo revivió durante la época del Renacimiento, cuando muchos historiadores y escritores intentaban diferenciar las viejas tradiciones de la fe cristiana contemporánea.

Entonces el término proveniente del latín paganus y que describía realmente a un individuo de cierta localidad en lugar de una religión cambió.

Debido a su uso frecuente en textos antiguos, los autores medievales convencidos equivocadamente que hacía referencia a una secta o agrupación religiosa, le dieron esa connotación.

En realidad, se usaba una palabra distinta para hacer referencia o  describir a los hoy conocidos como “paganos” y esa palabra también, aunque usted no lo crea, surgió principalmente del lugar donde se ubicaron los partidarios religiosos.

La palabra que se utilizó inicialmente en lugar de paganismo, fue Hellene o Heleno y hacia  referencia a Ἕλλην (Hellas), el nombre griego antiguo de lo que ahora se llama Grecia, es decir el nombre nativo.

Cuando la religión cristiana comenzó a aparecer en las comunidades orientales, el termino Heleno o Hellene se utilizó para diferenciar a las personas devotas de la fe cristiana de aquellos que no eran cristianos.

Gran parte de los habitantes de Hellas permanecían fieles a sus antiguas religiones.

Pero con el comienzo de las disputas y luchas entre el judaísmo y el cristianismo, la facción judía debía asegurarse de que no estuvieran asociados con ellos.  Como no eran de Grecia, Hellene se convirtió en el nombre o termino perfecto.

Era común que las diversas religiones se refirieran a sí mismas por sus orígenes étnicos en lugar de por los dioses que adoraban,  simplemente se referían a sí mismas, como romanos, griegos, egipcios, etc. por supuesto en su propio idioma.

Esto anunciaba a la vez de donde procedían  y sus facciones religiosas también.

Esta forma de etiquetarse o nombrarse se debió en gran parte al hecho de que los aspectos políticos y religiosos de la vida estaban demasiado ligados,  eran una misma entidad. Así, esta misma forma o tradición, fue continuada por los primeros cristianos.

Según las fuente antiguas, fue en el Imperio Romano tardío (entre el año 200 hasta la caída del mismo en el año 476 después de Cristo) que el término pagano comenzó a emplearse, siendo este la forma mas fácil de agrupar y separar a todos los no cristianos en conversaciones, documentos, decretos, entre otros.

El termino se hizo popular más como una cuestión de conveniencia, que de precisión y respeto.

Pues vale resaltar que con el surgimiento de las grandes religiones el nombre de paganismo le fue asignado a toda creencia que estuvieran en oposición a estas que eran las establecidas.

Entonces todos aquello que las practicaban pasaron a ser brujas y brujo, que fueron percibidos como seres malvados.

brujería

Es importante señalar que el paganismo era un termino que no se empleó con la intención de diferenciar las religiones politeístas de las monoteístas.

Este termino no se aplica por el número de dioses al que cada religión rendía culto, pues muchos de los llamados paganos no consideraban importante diferenciarse en función del número de dioses que adoraban.

Los seguidores de las religiones antiguas no necesariamente tenían nada en contra del cristianismo, debido a su preferencia por una sola deidad.

Muchas sectas tenían una deidad primaria como centro de la religión y en torno o debajo de esta las que se consideraban deidades subordinadas, a las que también se les rendía culto.

El título o nombre de paganismo solo fue empleado con un único objetivo, hacer referencia a los no cristianos y a los no judíos, aislándolos en una categoría solitaria, que simplemente podría destruirse y reemplazarse con mas facilidad.

Este esfuerzo de agrupar todas las religiones no cristianas bajo un mismo término, como si fueran una sola, fue una estrategia inteligente y efectiva implementada por los primeros cristianos para eliminar por completo las religiones que ellos consideraban se les oponía.

Muchas de las tradiciones de esa época no tenían un nombre, realmente el termino religión no era algo que los identificara porque realmente no era para ellos conocido.

Por ejemplo las tradiciones nórdicas, los vikingos del período medieval temprano no tenían un nombre para sus seguidores religiosos, porque no conocían que era una religión, ellos podían llamar a sus prácticas con una palabra más apropiada: costumbre.

Ya que los Vikingos, similar a los griegos y los romanos, tenían rituales, creencias y tradiciones que eran indefinidas e interpretadas de manera fluida, transmitidas oralmente en lugar de estructuras más estudiadas y rígidas.

No había una palabra que abarcara todas las creencias nórdicas, tampoco hubo un texto escrito que discutiera sus prácticas, hasta que el autor cristiano Snorri Sturluson escribió su mitología en el 13 siglo.

Lo que actualmente se considera la religión nórdica es en realidad el legado de los misioneros cristianos, es decir lo que ellos vieron, apreciaron o simplemente lo que ellos decidieron.

Su producto textual era un material que no recopilo miles de año de tradición correctamente, sino que amalgama creencias, ritos y dioses.

La consolidación no solo de la tradición nórdica, sino de todos los demás “paganos”, en una fe simplificada, restándole valor a culturas que realmente eran muy ricas, proporcionó a los primeros cristianos un objetivo más directo para eliminar y reemplazar.

Aunque la frase “paganismo” se usa ampliamente para describir a los seguidores de las diversas religiones antiguas, es importante entender de dónde se origina el término y los conceptos erróneos detrás de su uso.

Sin embargo, es claro que han pasado demasiados siglos, desde que la palabra “paganismo” etiquetó a los seguidores de estas antiguas culturas, a pesar de su significado original.

Pero siempre es importante conocer y estar informado del origen real del término, que permite a su vez comprender la historia de ciertos aspectos del mundo antiguo.

No quiero con esto emitir ningún juicio referente al comportamiento de los antiguos, su poca tolerancia, si fue o no correcto desaparecer tantas culturas y costumbres.

Pero es muy importante entender que nunca es tarde para aprender, porque conociendo nuestra historia, podemos construir un mejor presente y por ende un mejor futuro.

Edad media

La brujería durante el período medieval se consideraba algo malo y obra de Satanás.

Las leyes civiles fueron influenciadas por la Iglesia y se crearon muchas leyes contra la brujería, por lo que la imagen de las brujas en la sociedad medieval se torno para muchos repudiada.

Quienes contribuyen  través del uso de hierbas y plantas dejaron de hacerlo y cualquiera que fuera declarado culpable de brujería fue severamente castigado y usualmente quemado en la hoguera.

También hubo una distinción entre lo negro o brujas malas y blanco o brujas buenas.

En la Edad Media la religión se afianza, que no fue precisamente sinónimo de paz,  fue más bien una época de descontento racial y religioso significativo.

La religión fue la mayor fuerza impulsora de casi todos los acontecimientos importantes de esta época, esto incluye los conflictos bélicos y los sufrimientos que causaron.

En la edad media temprana, el cristianismo se extendió con rapidez y formo parte de todos los estratos, entro en las cortes de Europa exclusivamente por medios políticos, es decir los reyes aceptaron el cristianismo solo para aumentar el poder y la influencia política.

A medida que progresaron los siglos, los pueblos paganos, es decir todos los que iban en contra de la religión cristiana porque practicaban magia y hechicería, fueron oprimidos, maltratados y convertidos a la fuerza.

Los últimos paganos de Europa fueron las tribus de Lituania y la tribu vecina Finnic Seto.

Las guerras religiosas también fueron desenfrenadas y crueles, las invasiones de los musulmanes provocaron graves y grandes conflictos, que crearon diferencias y distancias entre el cristianismo y el islamismo que aun en la actualidad prevalece.

El catolicismo se abrió paso las cortes de Europa occidental, purgando a cualquiera que se atreviera a pensar y actuar de manera diferente, no precisamente por medios pacíficos.

Puede deducir que la libertad de expresión y de culto no existía en la Europa medieval, situación que no solo estaba relacionada al interés por las creencias religiosas, sino a un interés por la riqueza.

Las guerras, asesinatos, masacres, linchamientos y matanzas, todos tenían el destello de oro a sus espaldas. Todos querían poder y riqueza, compitiendo por más y más riqueza, utilizando a las clases más pobres para su propio beneficio.

El oro tan valorado y ambicionado, envenenó a muchas mentes y conciencias. La forma de vida tradicional de este período fue sometida por la codicia, las guerras, las riquezas y el adoctrinamiento.

Durante la Edad Media, principalmente en sus inicios, la brujería se consideró un delito que se castigaba con la misma fuerza que causar un envenenamiento.

La imposición de la nueva religión cambió las costumbres y formas de vida de la gente común, esto incluyó todas las creencias espirituales y religiosas.

Los pensamientos de la gente sobre lo que sus autoridades consideraban brujería, también cambió, convirtiéndose en supersticiones.

Según el sacramento bautismal, se requería que la gente medieval denunciara todas las obras de los demonios. En el período medieval temprano hasta el siglo X, de la brujería fue constante y cada vez más implacable.

En la era medieval la brujería era un tema muy complejo y no tenía una definición precisa porque las opiniones entre las diferentes culturas y religiones en la época medieval variaban mucho. Sin embargo, su definición más común sería creer y practicar habilidades mágicas.

Durante la Edad Media, la brujería tenía un papel religioso, medicinal y adivinatorio, y podía pensarse en lo paranormal, la brujería, la superstición, la posesión y la naturaleza de la adoración.

En el período medieval, la religión, especialmente el cristianismo, tuvo un gran impacto en los pensamientos de las personas con respecto a la brujería.

Los llamados paganos creían en la “brujería”, en la naturaleza y su poder, en la capacidad de poder controlar la naturaleza con su voluntad y en que cada poder natural estaba asociado con dioses y deidades particulares.

Pero en el periodo medieval muchos predicadores cristianos anunciaban que la brujería era un acto malvado, que la religión y la magia pagana fueron la invención del diablo, por lo tanto, no es necesario que se le explique que se pensaba de quien era creyente y practicante de alguna de esta costumbre llamadas paganas.

También se aprobaron varias leyes civiles, gracias a la presión de la Iglesia, que desalientan la brujería y que imponen castigos a las personas consideradas involucradas en brujería, como ser quemados en la hoguera.

En el período medieval se creía que las brujas tenían demonios en su poder y las controlaban para sus intereses personales, manteniendo además relaciones sexuales con ellos.

Se decía que las brujas o brujos tenían la capacidad de lanzar un hechizo, para lograr algún objetivo o tener influencia en alguien a través de esta acción mágica.

Desde los siglos XI al XIV hubo pensamientos encontrados sobre las brujas y brujos, pues había personas que les consideraban sanadores y serviciales, mientras que había otro grupo de personas que les temían y los consideraban hechiceros malignos.

También hubo una distinción entre las brujas medievales, algunas brujas fueron llamadas brujas blancas, pues eran consideradas mujeres sabias, cuyos conocimientos se consideraban útiles para la humanidad, pues sabían de la curación a través de las hierbas y las plantas.

Mientras que otras brujas se llamaban “brujas negras” principalmente porque muchos pensaban que querían hacer daño a otros para obtener ganancias y poder personales.

Los hechizos beneficiosos se consideraban una bendición, ya que en su mayoría beneficiaron al género humano, como por ejemplo deshacerse de una enfermedad.

Los hechizos dañinos se conocían como “maldiciones” y se realizaban principalmente con una intención negativa o para controlar la naturaleza a través de medios paranormales o místicos.

Brujería en el período medieval temprano

San Agustín, el teólogo cristiano, opinaba que los demonios ayudaban a los hechiceros y que por eso sus artes sobrenaturales eran útiles.

También afirmó que la religión y la magia paganas eran una creación del diablo para tentar a la gente lejos del cristianismo.

Esta percepción se fortaleció con el paso del tiempo y se pensó que las brujas habían hecho un pacto secreto con el demonio.

A principios del Período Medieval también se creía que las brujas podían cambiar su forma, provocar el mal tiempo y otros fenómenos naturales, además de volar cuando quisieran, especialmente de noche.

Brujería en el período medio

A mediados del período medieval, el derecho civil estuvo muy influenciado por el cristianismo, por lo que no fue raro que se establecieran muchas leyes contra la brujería y se declaró como “maleficium”, lo que significaba hacer mal.

Más tarde se declaró que la magia era un acto del diablo y que no solo era un crimen contra la sociedad, sino también un crimen contra Dios.

Esto tenía un efecto negativo en la visión positiva que tenían las personas sobre aquellos considerados brujos o brujas, pero sobre todo en el beneficio que las actividades de estos dejaban a la comunidad.

Especialmente porque muchas de estas personas que consideraban brujas tenían experiencia en el tratamiento de enfermedades a través de plantas y hierbas, pero con este tipo de leyes con el paso del tiempo la mayoría de ellas tuvieron que abandonar estas actividades.

Brujería del período medieval tardío

A finales del período medieval, la gente comenzó a considerar otras ideas en relación con la brujería.

Muchas de las ideas y prácticas se aceptaron en secreto, como aquellas que pronosticaban el futuro, la curación a través de los hechizos, el uso de diferentes tipos de ungüentos, etc.

En algunos países se aceptó la llamada “magia curativa”, esto consideraba el lado positivo de la brujería.

También había las llamadas brujas médicos o brujas blancas, siendo su principal trabajo librar a la gente de la magia malvada y las enfermedades que esta causaba.

Muchas de estas personas no eran brujas, pero fueron consideradas como tal debido a su comportamiento, en algunos casos poco sociable.

Sin embargo fue la época donde las personas les dividieron en  brujas blancas  a quienes consideraban buenas e inofensivas, mientras que los que se consideraban brujos negativos les llamaban brujas negras.

Renacimiento

El Renacimiento fue el inicio de la conocida e inescrupulosa persecución de todos aquellos que practicaban brujería, la llamada caza de brujas.

Atípicamente, este período trajo nuevas creencias sobre lo sobrenatural, fue un repentino interés por las brujas, la brujería, la cacería de brujas, sus juicios y ejecución.

La idea de que los demonios habían reclutado a las brujas para que actuaran como su fuerza y poder en la tierra,  hizo que la brujería en occidente fuera motivo de histeria.

Los actos de brujería con frecuencia se consideraron heréticos, resultando frecuentemente en la ejecución del acusado.

Los primeros libros impresos generalmente eran biblias y algunos otros de temas religiosos que generalmente promovían ideas sobre brujas y brujería, promoviendo y provocando la caza de brujas durante los siglos XV y XVI.

En 1486 fue escrito y publicado el Malleus Maleficarum, tomado por los católicos romanos y los protestantes como una fuente autorizada de información sobre la practica de brujería y una guía para la defensa del cristiano.

Por mucho tiempo fue un manual para los llamados cazadores de brujas de toda Europa.

Centrado en la cita bíblica, “No permitirás que viva una hechicera” (Éxodo 22:17), este libro condenó la brujería como herejía y expuso los procedimientos a seguir durante los juicios de los implicados en este arte maligno.

Durante el renacimiento la iglesia incluía en su definición de practicantes de brujería a cualquier persona con conocimiento de hierbas, “pues si usaban hierbas para curarse lo hicieron solo a través de un pacto con el Diablo, explícito o implícito”.

En esa época las que mayormente eran acusadas ​​de ser brujas eran las mujeres, sin embargo también se presentó con hombres. Generalmente personas solteras o viudas, pobres, viejas y desprotegidas.

Durante la regencia de Isabel I de Inglaterra, considerada una mujer moderna y culta que encamino a la nación por el camino del desarrollo y el progreso en algunos aspectos, también se presentaron persecuciones a las consideradas brujas.

Esta soberana temía la brujería y la hechicería y la persiguió incansablemente, proclamando leyes en contra de la practica de la misma y promoviendo su erradicación.

En la época isabelina, este país Europeo de los doscientos setenta juicios efectuados a practicantes de brujería, 247 sospechosos eran mujeres y 23 eran hombres.

Durante este período, los hombres eran mucho más poderosos que las mujeres, siendo estas totalmente dependientes de los miembros masculinos de la familia.

Lo esperado socialmente era que estas obedecieran a los hombres, disfrutando de muy pocos derechos. Las de mayor edad, pobres e indefensas eran consideradas una carga para la sociedad.

Por lo que muchas aprendieron a solucionar sus carencias y dolencias por si mismas.

Debido a que los médicos no eran muy comunes, se contaba con que muchas de estas mujeres conocedoras del poder de las plantas para curar  la mayoría de las enfermedades.

Sin embargo, llego el momento en que la posesión de muchas de las hierbas, raíces y semillas utilizadas para realizar estas curaciones eran ilegales, se consideraban plantas para brujería y podían causar la ejecución de su propietaria, quemándola en la hoguera.

La pena más frecuente para aquellos acusados de brujería  fue la muerte.

Las acusaciones tuvieron lugar tanto en los tribunales apostólicos como en los seculares y la ley jugó un papel tan importante como la religión en la caza de brujas.

Los tribunales en la provincias solían ser más imprudentes y probablemente más severos y violentos en el trato de los acusados, ​​que los tribunales superiores.

En las localidades, los tribunales recurrirían a medidas toscas, groseras y supersticiosas,  como pinchar a las acusados para ver si el mal  los había desensibilizado al dolor o arrojarlos a un estanque para ver si se hundía, en este caso era inocente.

En las comunidades donde había una autoridad como obispos, reyes o la Inquisición, las condenas generalmente eran poco frecuentes y las penas mucho menos severas. Muchas de las autoridades  intentaron frenar estos juicios.

Las brujas

Las imágenes de las famosas brujas han sido muy diferentes a lo largo de la historia.

Desde las mujeres mayores, de apariencia malvada con nariz torcida y una verruga, que pasan gran parte de su tiempo junto a una hoguera y su caldero lleno de pócimas que burbujean.

Seres hermosos con caras malévolas que vuelan en sus escobas, ataviadas de una capa y sombreros puntiagudos, que sueltan terribles carcajadas, hasta simpáticas brujitas bonachonas que reparten caramelos y dulces.

Pero la verdadera historia de las brujas y brujos, es oscura, atemorizante y a mortal, generalmente para ellos.

Durante algunas épocas, la brujería era un delito punible, alguien acusado de brujería o no creyente del cristianismo era etiquetado como hereje.

Se les acusaba de organizar reuniones de brujas y brujos, para llevar a cabo rituales, sortilegios  y hechizos, los conocidos aquelarre o sabbat.

El acusado era torturado por una confesión y luego ahorcado o quemado en la hoguera.

Las brujas fueron perseguidas en el período medieval temprano ya que la iglesia los había declarado enemigos de Dios y se les consideraba los causantes de cualquier desastre natural, enfermedad o muerte.

Aunque las personas consideradas brujas fueron perseguidas durante el período medieval, muchos investigadores e historiadores han demostrado que la cacería de brujas a gran escala y su ejecución ocurrió terminado el período medieval.

El origen de estos personajes

Los historiadores indican que las primeras brujas eran aquellas que utilizaban hechizos y hacían rituales para pedir ayuda a los elementos naturales y a los espíritus, con la intención de causar un cambio o modificar el curso de los acontecimientos.

Con esto nos referimos a la cura de una enfermedad, la solución a una sequía, una buena cosecha, entre otras cosas. Sin embargo, comenzó a considerarse que la mayoría de estas personas, a quienes comenzaron a llamar brujas, se dedicaban a hacer el trabajo del demonio.

Sin embargo, muchos de estos hombres y mujeres, aunque era mucho más habitual que fueran mujeres, eran simplemente sanadoras naturales o “sabias” cuya elección de oficio, se prestó a una gran confusión.

No está claro exactamente cuándo apareció el termino de brujas en la historia, pero de los primeros registros que se pueden encontrar es en el Antiguo Testamento de la Biblia en el primer libro de Samuel.

El I de Samuel, se presume fue escrito entre el 931 y el 721 antes de Cristo y relata la historia de cuando el Rey Saúl buscó a la adivina de Endor:

Pero, cuando vio Saúl al ejército filisteo, le entró tal miedo que se descorazonó por completo.  Por eso consultó al Señor, pero él no le respondió ni en sueños, ni por el urim ni por los profetas.  Por eso Saúl les ordenó a sus oficiales: —Búsquenme a una adivina, para que yo vaya a consultarla.  I Samuel 28, 5-7.

Su intención era convocar al espíritu del profeta Samuel, que ya había fallecido, para que este le ayudara a derrotar al ejército filisteo.

Otros versículos del Antiguo Testamento también las mencionan y advierten sobre recurrir a las brujas para contactar espíritus.

Malleus Maleficarum

Hacia el año 1400, en Europa el nerviosismo y la histeria colectiva se apodero de muchas comunidades, quienes sospechaban y acusaban de brujas a diestra y siniestra.

Fueron muchas las personas acusadas de brujas y hechiceras, torturadas hasta que hacían la supuesta confesión que les hacía culpables.

Generalmente confesaban, por supuesto siempre bajo tortura, los comportamientos perversos que casualmente predicaban las autoridades.

La cacería de brujas era cada vez más común y la mayoría de los individuos involucrados en brujería y acusados, ​​fueron sentenciados a morir y ejecutados en una hoguera o en la horca.

Muchas mujeres adultas solteras, viudas y otras marginadas o al margen de la sociedad fueron el objeto del ataque frecuentemente.

Entre los años 1500 y 1660, se calcula que unas ochenta mil mujeres de las que se sospechaba practicaban brujería, fueron ejecutadas solo en Europa.

Se estima que cerca del ochenta por ciento de ellas, eran mujeres de las que solo se suponía o simplemente alguien creía que tenían pactos con espíritus malévolos y eran lujuriosas.

En Europa la mayor cantidad de ejecuciones por brujería se realizaron en Alemania, mientras que la nación irlandesa fue la que menos llevo a cabo este tipo de acciones.

El Malleus Maleficarum o El Martillo de las Brujas, fue escrito hacia 1486 y es un tratado sobre la cacería de bruja escrito por dos monjes dominicos alemanes, Heinrich Kramer y Jacob Sprenger.

Se considera que fue una obra que promovió aún más toda la histeria de la época con respecto a la existencia de las brujas y la incesante necesidad de exponerlas y eliminarlas.

Este libro representa una guía sobre cómo identificar, cazar e interrogar a las brujas, convirtiéndose en una autoridad en el tema a la que muchos se remitían cuando era necesario.

El Malleus Maleficarum calificó la brujería como herejía, ademas hizo referencia a la propensión de la mujer por este tipo de conductas debido a un apetito carnal insaciable.

En el texto los autores consideraron a la mujer extremadamente peligrosa por su sexualidad, tendencia a la infidelidad, la ambición y la lujuria, pero siendo necesarias para la reproducción.

Este escrito se convirtió con rapidez en un libro con total autoridad para los protestantes y católicos que intentaban expulsar a las brujas que vivían entre ellos.

Durante más de 100 años, fue una perturbadora obra que vendió más copias de cualquier otro libro en Europa, con excepción de la Biblia.

Los juicios de Salem

A medida que el interés y la histeria debido a las hechiceras fue disminuyendo en el continente europeo, fue incrementándose en el continente americano o como se llamaba comúnmente por ese entonces el Nuevo Mundo.

En estos nuevos destinos las guerras entre los franceses y los británicos, las epidemias y el constante ataque de los nativos por recuperar sus tierras, promovían tensiones y miedo.

Como es de esperarse todo estaba bien dispuesto para buscar y encontrar algún responsable de tantas calamidades, en cualquier momento.

No bastó con culpar a los nativos nada más, el ambiente tenso propició el hallazgo de chivos expiatorios y muchas mujeres fueron acusadas de brujería.

De los juicios de brujas más conocidos que tuvieron lugar en el nuevo mundo fueron los de Salem, Massachusetts, en 1692.

Los juicios de brujas de Salem iniciaron cuando dos niñas de la comunidad Elizabeth Parris, de 9 años, y Abigail Williams, de 11 años, sufrieron ataques y alucinaciones que al parecer fue producto del envenenamiento por un hongo que provoca espasmos y delirios.

Muchas otras mujeres mostraron síntomas muy similares, siendo esto el detonante para una histeria masiva y la captura de tres mujeres que fueron acusadas de brujería.

Sarah Good, Sarah Osborn y Tituba, fueron las sospechosas, la última era una esclava propiedad de la familia Parris. Tituba “afirmó” ser una bruja y acusó a otros de practicar y utilizar magia negra.

Bridget Bishop fue la primera acusada de practicar brujería en ser sentenciada y ejecutada en los macabros juicios de brujas en Salem. La mujer fue ahorcada, seguida por dieciocho ejecuciones más, doce mujeres y seis hombres.

En esta conocida cacería de brujas, alrededor de 150 personas fueron acusadas. Sin embargo, la colonia de Massachusetts no fue la primera en ceder ante la histeria que ocasionó la supuesta existencia de bruja.

De las trece colonias, Windsor en Connecticut, fue el primer lugar en los Estados Unidos en donde se ejecutó a una persona por la supuesta practica de brujerías, en 1647.

Alse Young era su nombre y a ella le siguieron cuarenta y seis acusados y once asesinados por esta causa, eso antes de que el ultimo juicio de brujas de Connecticut tuviera lugar en 1697.

En la zona de Virginia, la histeria colectiva no fue como en las otras colonias, la gente estaba menos frenética por la supuesta existencia de brujas.

Hacia el 1655 en el condado de Lower Norfolk, se propuso y aprobó una ley que declaraba que acusar falsamente de brujería a una persona era un delito.

Sin embargo la brujería siempre fue un tema que causara preocupación y se realizaron cerca de dos docenas de juicios a personas presuntamente brujas entre 1626 y 1730, en el área de Virginia, pero no hubo ejecuciones.

Quizás el caso más famoso en la historia de Virginia es el de Grace Sherwood, a quienes sus vecinos acusaron de matar a sus cerdos y embrujar sus sembradíos de algodón, aparte de otras acusaciones.

En 1706 Grace Sherwood fue llevada a juicio y sometida por el tribunal a la conocida prueba de agua o la ordalía de agua fría, que determinaría su culpabilidad o inocencia.

Esta prueba se realizaba a un individuo acusado de practicar brujería y consistía en sumergirle en una corriente de agua con brazos y piernas atadas.

Si el cuerpo se hundía, era inocente y si flotaba, era culpable. En el caso de Sherwood ésta al parecer no se hundió y por lo tanto se le consideró una bruja y fue condenada. Sin embargo, esta mujer no fue ejecutada, si no que permaneció durante ocho años encarcelada.

Esta prueba del agua fría, era empleada con frecuencia como una forma de descubrir y desenmascarar a las brujas y hechiceras. Es importante destacar que ninguna de estas pruebas de brujas, fue reconocida oficialmente.

Posteriormente hacía 1730, la aparición en la Gaceta de Pensilvania de un artículo, se presume escrito por Benjamín Franklin, referente a un juicio por brujería en Nueva Jersey, ridiculizó muchas de las acusaciones y casos de presunta brujería.

Este artículo en tono de sátira, criticó agudamente este tipo de procesos inspirados en acusaciones infundadas e ilógicas, colaborando así a la desaparición en proceso de este tipo de manías.

No fue mucho el tiempo que transcurrió antes de que la histeria y las manía surgidas por la existencia de brujas, desapareciera en el Nuevo continente.

Además, para terminar de poner fin a este descalabro, en muchos lugares se aprobaron leyes que protegían a las personas, de una falsa acusación y una condena injusta.

Neopaganismo

¿Existe la brujería en la actualidad? Pues si, el paganismo moderno, neopaganismo o paganismo contemporáneo es un movimiento que reúne las tradiciones espirituales que centran su culto en los elementos de la naturaleza y al que muchos llaman brujería.

El neopaganismo generalmente reúne algunas prácticas tradicionales con el pensamiento religioso actual.

Este utiliza sabiduría ancestral que se adaptan a los requerimientos y preocupaciones del hombre actual.

Este movimiento es una reconstrucción, que fusiona el añejo y tradicional paganismo, con alternativas actuales y que sigue apostando a la persistencia de los antiguos cultos paganos.

Muchos le consideran la oposición a las religiones que creen en la existencia de un único Dios, en preceptos que son universales e indiscutibles y que ademas son proselitistas, tales como el cristianismo y el islamismo.

Afirmando que su origen, se debe a la fascinación e idealización de los cultos paganos antiguos y de las sociedades tradicionales.

El paganismo contemporáneo o neopaganismo, se considera una creación reciente, que surgió en diferentes medios y ambientes hacia el siglo XVII  y XVIII.

Algunos suponen que nace del deseo de ciertos románticos de rechazar lo relacionado a la modernidad que provino del cristianismo, la revolución francesa, industrial, etc.

El componente religioso principal del neopaganismo es:

-Concepción panteísta, que se puede traducir como “Dios en todo” y que defiende que Dios, el universo y la naturaleza son lo mismo, es decir la divinidad o Dios no es un ser aparte del mundo, no se considera como en ciertas religiones una entidad aparte, sino un todo con el mundo.

El panteismo es un modelo que se adjudica a varios filósofos, tales como: Juan Escoto Erígena (815-877 d. C.), Nicolás de Cusa (1401-1464) y Giordano Bruno (1548-1600).

-Concepción politeísta, es decir admite varias deidades o dioses. En la actualidad se puede se observa la reaparición de cultos dedicados a las deidades pre-cristianas celtas, germánicas, eslavas, etc.

El termino paganismo se empleó para describir a aquellos que aún no habían abrazado el cristianismo. Considerado por muchos como un término que demuestra desprecio, separa a los creyentes del Dios cristiano, de los que tenían otro tipo de creencias.

Existen varios grupos que se reúnen bajo este nombre y que empuñan la bandera del paganismo moderno, por ejemplo, el druidismo, el chamanismo y la wicca.

Sin embargo, aun cuando todos son diferentes, comparten ciertas similitudes, ya que todos se describen como un movimiento que no es dogmático, no están basados en doctrinas rígidas y la fe está muy relacionada con la experiencia personal.

La gran importancia que se le da a la naturaleza es otra particularidad en lo distintos grupos neopaganos.

El interés puesto en la naturaleza y el ambiente, reconociendo su chispa divina y  promoviendo la conciencia ecológica son cualidades y características importantes de un seguidor de esta tendencia.

Es común, que debido al respeto y la reverencia que tienen por la naturaleza, los paganos tienden a adoptar una forma de vida que minimiza el impacto que pueden tener en el medio ambiente.

Algunos de estos grupos aceptan y creen que así como diversa es la naturaleza, también es diverso el reino divino.

Muchos de estos grupos creen sus deidades habitan en comunidades como las de los mortales y que muchos de los ciclos de estas definen el año y sus celebraciones.

Otros simplemente consideran la existencia de dos grandes deidades, una masculina y otra femenina.

En este tipo de movimientos existe la participación de ambos sexos, es decir se aprecia tanto el culto a la Diosa como al Dios, algo en lo que se hace mucho hincapié.

Wicca

La mayoría de las que se hacen llamar brujas modernas, luchan por eliminar el estereotipo histórico que les acompaña.

Muchas de estas personas practican Wicca, una religión que es oficial en los Estados Unidos y Canadá, considerada parte de los grupos neopaganos, cuyas creencias están estrechamente relacionada a la tierra y todos sus ciclos.

Sus seguidores insisten en que lo esencial entre los wiccanos es aprender a establecer conexiones con la manera de comunicarse que tiene la naturaleza y la tierra.

Los fieles a esta creencia evitan el mal y todo lo que pueda hacerlos parecer malos, su lema es no causar daño a nadie y esforzarse por llevar una vida pacífica y equilibrada, manteniéndose en sintonía con la naturaleza y los seres humanos.

Muchas de estas brujas y brujos modernos realizan rituales y hechizos, pero no para algo siniestro, pues si dañas a otros, sencillamente ya no es wicca, ya que al estar todos conectados, eventualmente el daño regresará a quien lo envió.

Estos hechiceros y brujas utilizan hechizos, que son una serie de rituales y oraciones que se llevan a cabo en la práctica de la brujería para pedir ayuda divina en cierto aspecto de la vida.

Todos los hechizos deben adherirse al código de conducta de este culto neopagano, que indica claramente que cualquier hechizo utilizado para manipular, dominar o controlar a otra persona está prohibido.

En este tipo de brujería, los hechizos pueden cambiarse o adaptarse la personalidad de un Wiccan o los deseos específicos al lanzar el hechizo

El Libro de Brujería de un wiccano es el llamado Libro de las Sombras este servirá como guía de referencia para el arte de brujas, un lugar donde guardas tablas y correspondencias, hechizos y rituales que te gustaría probar, significados adivinatorios y muchas otras cosas de esa naturaleza.

Druidismo

El druidismo o como se conoce actualmente el neodruidismo, es una religión o doctrina celta que fue enseñada por los druidas o la clase sacerdotal hace unos 2000 años.

El druidismo es una filosofía basada en la naturaleza y actualmente los nuevos practicantes imitar ciertos aspectos de la misma.

Comparte muchos elementos en común con la Wicca. no tiene un dogma oficial o una Sagrada Escritura, por lo que puede tomar muchas formas.

Sus practicantes dicen que el principio de esta filosofía es vivir en armonía y respetar al mundo, especialmente a la naturaleza.

Es decir aquellas personas que se consideran panteístas, politeístas, monoteístas y animistas pueden simplemente adoptar esta filosofía, cada quien con sus respectivas diferencias.

Ásatrú o Norsk sed

Asatru, que en nuestro idioma significa Fiel a los dioses, es uno de las doctrinas neopaganas que proviene de la cultura escandinava pre-cristiana,

Es reconocida por naciones como Dinamarca , Noruega, Islandia, Estados Unidos, España, Italia y Rusia.

Es una creencia no dogmática y es practicada de manera diferente por cada individuo o comunidad, pero tienen ciertos aspectos en común.

Por ejemplo la convicción de la bondad y lo benévolo de la vida y que debe vivir con alegría y valor. Existe una conexión cercana entre las deidades y el ser humano.

Las personas son responsables de sus acciones y por lo tanto toda acción genera una consecuencia para quien la realiza, el bien o el mal regresa a nosotros.

También se rinde tributo a la naturaleza, se le tiene afecto y respeto. Se cree en la conexión con los ancestros y en la certeza de que seremos parte de la vida de las generaciones que nos siguen aun en otro plano.

¿Cómo protegerse de la brujería?

Generalmente las personas suelen estar muy interesadas en ¿cómo practicar la brujería? pero muchos conocedores del tema indican que es muy importante ante todo aprender a protegerse.

Muchas personas que practican la brujería suelen emplear algunos recursos para cuidarse de sortilegios, hechizos y encantamientos.

Algunos empleaban elementos y pócimas, con hierbas y plantas, y también algunos compuestos químicos como el famoso azogue o mercurio. Pero ¿para que sirve el azogue en brujería? 

Fue empleado para protegerse contra el mal de ojo y otras influencias negativas desde la antigüedad en casi todas las culturas.

Se le atribuyen grandes propiedades y poderes mágicos, para hacer el bien , pero también el mal.

Muchos individuos aseguraron que era efectivo contra alguno males y dolencias como reumatismo, disentería y cólicos, ademas de enfermedades de la piel.

Algunos brujos y brujas suelen también utilizar símbolos de protección contra la brujería, a manera de talismanes y amuletos, tales como:

-Puños de azabache: la costumbre de emplear un puño viene de algunas regiones españolas, pues en antaño se creía que esta seña repelía o espantaba los seres no visibles indeseados.

Se elabora actualmente en azabache porque es un mineral con la cualidad de rechazar energías negativas. Suele utilizarse mucho en bebes y ancianos que suelen ser los que mas afectan este tipo de malas energias.

-Cruz de Caravaca: suele ser muy empleada para la protección contra mal de ojo, envidia y sortilegios,  por lo que recomiendan utilizarla en una cadena o cordón, como collar.

-Ojo turco: imagen antigua originaria de Grecia y Turquía, se dice que este amuleto protege contra el mal de ojo y las malas energías.

-Hamsa: es conocido como la mano de Fátima, mano de Miriam o Abhaya Mundra,  es un talismán conocido en muchas culturas y que suele utilizarse para protegerse del mal de ojo y las desgracias.

Sin embargo las creencias populares dicen que cuando el amuleto tiene los dedos juntos favorece la buena suerte, pero cuando posee los dedos separados, es para mantener a raya las malas energías.

-Ojo de Horus y Ojo de Ra:

Ra es el dios egipcio del cielo y el sol, el amuleto es la representación de su ojo derecho y sirve para proteger y someter a los enemigos.

Horus es una deidad antigua del cielo y los astros. relacionado con la luna y las sombras, el amuleto es su ojo izquierdo y se emplea para la sanación y  regeneración.

-Medalla de San Benito: efectiva para la protección contra todo mal y se dice quien la porta obtiene el perdón por sus pecados, el dia de la fiesta del santo.

Sin embargo no solo se emplean amuletos que se llevan puestos, sino que algunos se colocan en casa y lugares de trabajo,  también se recitan oraciones, plegarias y salmos contra la brujería.

Muchas personas también suelen se realizan rituales y ceremonias para protegerse de toma magia o sortilegio, tales como la mano poderosa para alejar la  brujería.

La devoción a la Mano Poderosa proviene de Puerto Rico y es una imagen que representa la mano de Cristo con la  herida producida por el clavo cuando fue crucificado.

En las puntas de cada dedo hay una figura espiritual comenzando por el pulgar pueden verse al Niño Jesús, la Virgen María, San José, Santa Ana y San Joaquín.

Se emplea para invocar protección, repeler los males y atraer bendiciones.

La oración a la Mano Poderosa, se debe acompañar de un pequeño ritual. Ante todo se presenta las suplicas y peticiones, se enciende una vela azul clara o blanca y luego se reza la oración:

Dios mio, hoy vengo con fe en busca de tu misericordia, Vivo una situación angustiosa para mi, por eso hoy recurro a tí.

No me desampares y guíame, que la puerta que quiera abrirse en mi camino si no me conviene, sea tu Mano Poderosa la que la cierre y así no entre en ella.

Pero si por ella puede entrar a mi vida la tranquilidad que tanto anhelo, tu Mano Poderos manten esa puerta abierta.

A tus pies pongo mis suplicas, soy un alma afligida por el destino que te ruega le ayudes, porque no puede combatir si tu Mano Poderosa no detiene la ley de la razón.

Dios Todopoderoso, Señor mio, perdona los pecados y desaciertos que he cometido.

Yo, (diga su nombre completo)he cometido muchos errores durante mi existencia, pero te pido, dame fuerzas y valor para soportar las amarguras y tropiezos de la vida. Amen.

En este video puede explican ciertas maneras de hacerlo, si esta usted interesado en el tema:

Oraciones para devolver

Existen ciertas oraciones defensivas que los conocedores de la materia suelen recomendar para protegerse de hechizos, sortilegios, etc.

No solo existe una oración para devolver brujería, pues  muchos emplean algunas dirigidas a ciertos santos y entidades, otras simplemente a Jesucristo, eso queda a decisión de la persona:

Para romper hechizos, magia y sortilegios

En nombre de Jesucristo, yo reprendo, quiebro, borro y elimino de mí (decir su nombre completo), de mis hijos (si los tiene, mencionar sus nombres completos) y de (alguna otra persona que sea necesario mencionar) toda maldición, brujería, hechizo, magia negra, mala suerte o mala energía.

Que todo poder psíquico, encantamiento o brujería que hayan puesto sobre mi o mi familia, por cualquier persona o fuente de ocultismo o psíquica sea rota y borrada.

Ordeno a todos los espíritus relacionados con este tipo de brujerías o encantamientos se alejen ahora, en nombre de Jesús.

¡Gracias Señor por liberarnos! Amén.

Para devolver hechicería y brujería

En el sagrado nombre de Jesús, corto todos los cordones de plata impíos y líneas de conjuros.

Señor Jesús, como tu arma de batalla que soy,  derrumbo, destruyo  desbloqueo y derribo todas los muros que protegen a las brujas y hechiceros.

Quiebro el poder de todas las maldiciones, brujerías,  hechizos, sortilegios, maleficios, conjuros, encantamientos, amuletos, pociones, brebajes, fetiches y poderes psíquicos, de cualquier arte mágica o control mental.

Derrumbó y destruyo toda brujería, vudú, control mental, mal de ojo, mala suerte, pócimas, conjuros, encantamientos, muerte, enfermedad, dolor, tormento,  guerra y poder psíquico, cadenas de oración, incienso y quema de velas, bendiciones impías , cristales, y todo cuanto haya  sido enviado ha mi persona o alguno de mis familiares.

Devuelvo todo esto junto con los demonios al remitente, siete veces más.

Para eliminar una brujería de tu casa

Dios Padre Todopoderoso, pongo en tus manos mi vivienda,              te consagro mi familia, ven a estar con nosotros.

Que en lugar de mi casa estés presente, ven oh Señor y reside en mi morada,

Que nuestro hogar sea fuerte, que mi vivienda este protegida y bendecida por ti Santo Padre.

Gracias padre, por tener presente mis oraciones. Mi hogar es tuyo, reside siempre en nuestras vidas. Amén. 

Para devolver brujería y pedir justicia

Con tu permiso y  bendición gran Padre,
hoy solicito tu poder para voltear cualquier brujería, hechizo, conjuro, daños espiritual y físico.

Protégeme hoy y siempre de mis enemigos. aléjame de ellos y que nunca está a su alcance.

Señor Todopoderoso, Padre eterno, tu que todo lo puedes, voltea todo mal y daño que hacia mi manden.

Te pido que aquellos que quieren dañarme reciban un trato justo por los males que hacen.

Dame serenidad, fortaleza y guía mis pasos bajo tu abrigo y protección. Amén. 

Para voltear trabajos de brujería

Esta oracion para voltear trabajos de brujería y magia, está dirigida a San Miguel Arcángel, efectiva para neutralizar a los enemigos y destruir cualquier mala energía:

Glorioso Príncipe San Miguel Arcángel, Jefe de los Ejércitos de Dios,  terror de los demonios y  los malos espíritus

Te pido que saques, cortes y liberes mi cuerpo y mente de toda energía malévola, destruye las influencia y fuerzas negativa que cualquiera quiera enviarme o me haya enviado. 

San Miguel Arcángel Celestial,  guardián y protector de todas las almas, encargado de todos los trabajos en este mundo, te ruego, te imploro y te envio en esta hora y en este día, y prendo esta vela al revés.

Para que tu te encargues de virar cuanta vela, lámpara, cirio, fetiche, trabajo, brujería, maldición, hechizo, conjuro o sortilegio que se haya hecho y  venga en mi contra.

Que esto se vuelva contra el cuerpo, sentidos y materia de quien quiere dañarme y mis enemigos y venga todo para mi beneficio y mi favor.

Que las tres caídas que dio Jesús en su camino al calvario sean las que mi enemigo dé y la última sea en mi puerta, pidiendo perdón por su falta cometida.

Que sean testigos de mi petición los astros y las estrellas del firmamento. Así sea”

¿Que dice la biblia de la brujería y hechicería?

La posición del cristianismo referente a estas practicas siempre a sido muy clara, se considera inaceptable y dañina, pues va en contra de las enseñanzas de Jesús.

En la Biblia se hace referencia a este tema en diferentes versículos:

Habló Yahveh a Moisés y dijo: “Hombre o la mujer en que haya espíritu de nigromante o adivino, morirá sin remedio: los lapidarán. Caerá su sangre sobre ellos” Levítico 20,1.27.

Ahora bien, las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, odios, discordia, celos, iras, rencillas, divisiones, disensiones, envidias, embriagueces, orgías y cosas semejantes, sobre las cuales os prevengo, como ya os previne, que quienes hacen tales cosas no heredarán el Reino de Dios”. Gálatas 5,19-21

“Pero los cobardes, los incrédulos, los abominables, los asesinos, los impuros, los hechiceros, los idólatras y todos los embusteros tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre: que es la muerte segunda.” Apocalipsis 21,8

En la ciudad había ya de tiempo atrás un hombre llamado Simón que practicaba la magia y tenía atónito al pueblo de Samaria y decía que él era algo grande.

Pedro le contestó: Vaya tu dinero a la perdición y tú con él; pues has pensado que el don de Dios se compra con dinero. En este asunto no tienes tú parte ni herencia, pues tu corazón no es recto delante de Dios.

Arrepiéntete, pues, de esa tu maldad y ruega al Señor, a ver si se te perdona ese pensamiento de tu corazón; porque veo que tú estás en hiel de amargura y en ataduras de iniquidad.” Hechos 8, 9. 20-23

Museo de la brujería

Cuando viajar, explorar o conocer es parte sus intereses, pero además le agrada el tema de la magia, la hechicería o las excentricidades, en el mundo existen algunos museos con colecciones interesantes referente a la magia y la brujería.

A continuación, le presento una breve reseña de los más conocidos:

Museo de Magia y Brujería de Hólmavík (Islandia)

En este museo fue inaugurado en el año 1996 y puede disfrutar en el mucho de la historia de la brujería en Islandia, gracias a una exhibición que muestra una fascinante recopilación de los hechizos y rituales que hacían las personas de esta región.

Desde cosas muy simples como un conjuro para protegerse de las aguas, ganar un combate, encontrar un ladrón o cosas mucho más increíbles como convertirse en un ser invisible con la intención de hallar alimentos.

El lugar alberga diversos objetos para realizar hechizos, conjuros y rituales, tales como piedras con poderes mágicos, runas y algunos textos y libros de sabiduría mágica o grimorios con pócimas de medicinas naturales y primitiva, encantamientos y hechizos.

Estos libros generalmente provienen de algunas colecciones de manuscritos del país.

Además, también tienen algunas colecciones sobre la nigromancia, con objetos un poco extraños y hasta escalofriantes, tales como los necropants o nábrók, unos pantalones de piel humana.

El Museo de la Brujería de Boscastle

El Museo de la Brujería de Boscastle, condado de Cornualles (Inglaterra), es un recinto enfocado totalmente en la práctica de la brujería, teniendo una de las exhibiciones más extensas y variadas de objetos que se vinculan a la brujería, sobre todo de la creencia wiccana.

Se considera uno de los museos más famosos del mundo en este estilo, ya que contiene gran parte de la historia del desarrollo de las creencias paganas en el siglo veinte.

Su fundador fue Cecil Hugh Williamson, que falleció a los noventa años en 1999,  fue una persona bastante interesante, brujo declarado y sin ánimos de ocultarse, dedico una gran parte de su vida a estudiar y practicar la brujería.

Además de trabajar en diferentes áreas, como ser empleado durante la Segunda Guerra Mundial del Servicio de Inteligencia Secreto del Reino Unido conocido como MI6 y en sembradíos de tabaco en la actual Zimbaue, Cecil Williamson fue además guionista, editor y director de cine.

Está demás decir que fue un influyente practicante del neopaganismo inglés, fundador del Centro de Investigación de Brujería, gran amigo de Gerald Gardner, fundador de wicca y del importante ocultista Aleister Crowley.

Posterior a esto planificó la instalación e inauguración de un museo de brujería hacia 1947, pero para ese entonces esta no estaba legalizada en el Reino Unido y fue una tarea imposible.

Hacía 1951, año en que estas prácticas fueron legales en el país, fundó el museo de brujería y magia donde podía exhibir y resguardar su colección de objetos relacionados con la misma.

Inicialmente lo ubicó en la Isla de Man, donde inauguro también un restaurante llamado La Cocina de la Bruja o The Witche’s Kitchen.

Sin embargo, el brujo decidió mudar su museo y luego de unas cuantas ubicaciones distintas por el Reino Unido, se estableció en el pueblito de Boscastle. Este pequeño lugar del condado de Cornualles, ha sido su ubicación hasta hoy.

El museo recibió innumerables visitas de personas interesadas en los cultos neopaganos, dándole a las mismas un espacio donde conocerse, establecer lazos y expandir muchos movimientos de este tipo.

Además de que el museo representó una innovación, que cambió la visión sobre el neopaganismo, dándole cierta relevancia en la cultura.

El museo de la Isla de Man, fue adquirido por Gerald Gardner, quien es considerado el fundador de la Wicca, que lo mantuvo funcionando hasta su muerte en el año 1964.

Williamson decidió vender el Museo de Boscastle en 1999, a Graham King. La transacción se llevó a cabo a la medianoche de Samhain o Samaín​, la celebración de origen celta más importante para la Europa pagana.

El museo permite apreciar un poco la historia de los movimientos del neopaganismo y de la práctica de la brujería cuando eran un tabú y representaban un riesgo para quienes tenían interés por ella.

Un lugar donde se guarda el recuerdo de tiempos difíciles y luego unos más amables, cuando estas prácticas fueron legalizadas.

Algunas de las exhibiciones que se aprecian en el recinto son las colecciones de herramientas,  utensilios y artefactos de brujería, como libros, amuletos, figuras, hechizos, muñecos, botellas, cuchillos, frascos, dibujos antiguos, escobas, sombreros, etc.

Están organizadas en diferentes temas, como la Rueda del Año, el Astado, la Diosa, entre otras. Además existe un apartado dedicado a la Caza de brujas.

Museo de Brujería (Segovia)

En lo que se conoce como el “Antiguo Museo de Brujería” se inauguró una exposición permanente, que visitó con anterioridad algunos otros países como Italia, Portugal, Holanda, México, entre otros.

Esta muestra está centrada en la historia de la brujería y la hechicería,  donde se pueden observar reliquias, venenos, pócimas, fetiches, muñecos y utensilios empleados por algunas brujas o brujo, además de instrumentos empleados durante la época de la Inquisición, para maltratar, torturar y ejecutar hechiceros.

Brujería en la cultura pop

En la cultura pop, la apariencia y características de aquellos que practican brujería puede ir de un polo a otro.

Desde historias infantiles, hasta aterrorizantes películas de terror, las brujas siempre están presente en muchas historias dirigidas a cualquier edad.

Un hechicero puede ser un personaje retratado como una ama de casa que mantiene oculto sus facultades en Hechizada, una adolescente que está aprendiendo a controlar sus poderes en Sabrina la bruja adolescente o tres hermanas que batallan contra el mal en la serie Hechiceras.

Las hermanas Sanderson de Disney, Maléfica con dos películas que demuestran una faceta totalmente diferente de la villana original o  Melisandre de Asshai, un personaje lleno de misterio del  universo de Game of Thrones.

Sin poder dejar de mencionar al famoso mago que junto a sus amigos enfrentaba a un poderoso adversario y que fascinó con sus libros y películas al mundo entero, en la increíble saga de Harry Potter.

La brujería y la magia ha inspirado temibles películas de ficción y terror, interesantes series y sagas, y muchos cuentos infantiles.

Si le agrado este articulo no deje de consultar otros enlaces de nuestro blog:

Fenómeno Religioso

Actos Humanos

Despedida de soltera bíblica

(Visited 734 times, 1 visits today)
Categorías Brujería

Deja un comentario

DARIO