Las misiones católicas y del cristianismo, conócelas

En un mundo donde aun hace falta empatía y caridad, ¿que son las misiones y que papel juegan?.

que son las misiones

Pues muchas de estas organizaciones buscan atenuar el sufrimiento y llevar el mensaje de Cristo a los lugares vulnerables del mundo.

Si desea conocer un poco mas referente a las misiones, continúe leyendo este articulo.

¿Qué son las misiones?

Proveniente del término latín missĭo, esta palabra tiene distintos usos reconocidos por la Real Academia Española.

Entre los más empleados encontramos que es la capacidad o atribución que se le da a un individuo para llevar a cabo alguna encomienda.

También se define como un encargo  función o labor que se debe cumplir.

Podemos encontrar misiones culturales, diplomáticas, empresariales, religiosas, entre otras.

que son las misiones

¿Qué son las misiones católicas?

Se conoce como misiones aquel proyecto de la iglesia que se centra en evangelizar a todos los pueblos y realizar actividades humanitarias o labores sociales.

Generalmente la misión religiosa procura llegar a comunidades de bajos recursos y/o de difícil acceso, para llevar la buena nueva de Cristo.

En los lugares y los territorios donde esa misión se está iniciando se requiere de la presencia de los misioneros y  de la ayuda económica de la Iglesia en general.

que son las misiones

Misiones y la difusión del mensaje de Cristo

Solo a fines del siglo VI podemos comenzar a hablar de misiones como intentos organizados de difundir la fe cristiana: fue el Papa Gregorio Magno quien dio vida al movimiento misionero enviando un grupo de monjes a Inglaterra.

En los siglos siguientes, la evangelización se confió a varias órdenes religiosas: dominicos, franciscanos, capuchinos y  jesuitas.

Los primeros misioneros que desembarcaron en 596, comenzaron la evangelización de los pueblos germánicos.

Una fase diferente y más coherente de las misiones cristianas comienza solo en el siglo XIII, que fue entonces cuando las diferentes órdenes religiosas comenzaron a organizar escuelas para formar clérigos encargados de difundir el mensaje de Cristo.

El descubrimiento y la colonización directa de territorios en las Américas, pero también en África y Asia, dieron un fuerte impulso a la actividad misionera.

La evangelización fue encomendada a órdenes regulares: franciscanos, dominicos, capuchinos, etc., que tuvieron un papel fundamental en denunciar la violencia que caracterizó el trabajo de los colonizadores.

El español Bartolomé de Las Casas, autor de un breve informe sobre la destrucción de las Indias, fue el más importante de estos misioneros y con su trabajo logró, entre otras cosas, conseguir que los indios fueran reconocidos por tener un alma.

La orden jesuita, fundada por Ignacio de Loyola y reconocida por la Iglesia en 1540, abrió nuevas perspectivas. Los jesuitas se consideraban misioneros al servicio del Papa para difundir la palabra de Cristo.

Con este fin, organizaron su propio sistema educativo para jóvenes nobles y vástagos de las clases dominantes. Activos en el frente interno, los jesuitas también estuvieron presentes en las realidades coloniales.

En América del Sur desarrollaron un nuevo modelo de organización colonial, más respetuosas de los derechos de los indios, experiencia que los puso enfrente con las monarquías española y portuguesa, poco inclinados a tolerar modelos alternativos a los suyos.

En el siglo XVI la actividad misionera fue intensa en todo el mundo, los misioneros actuaron junto a los párrocos, extendiendo el territorio de la misión.

El establecimiento de nuevas congregaciones religiosas como la de los lazaristas, los Redentoristas, dio nuevos significados a este tipo de misión.

En 1919, después de las devastaciones de la Primera Guerra Mundial, el Papa Benedicto XV redefinió la actividad misionera en una encíclica.

Se prohibió toda intención nacionalista: los misioneros tuvieron que entrenar al clero local y dedicarse a la asistencia.

En 1923 se ordenó el primer obispo indio y en 1926 los seis primeros de origen chino.

Después del final de la Segunda Guerra Mundial en 1945, la situación general cambió radicalmente debido a la eliminación de los dominios coloniales en África y Asia.

En los países en desarrollo, se crearon iglesias locales en las que se desarrolló un nuevo tipo de actividad misionera.

Las nuevas misiones se caracterizaron por un espíritu ecuménico, es decir, por la apertura a todos los países y por la acentuación del carácter humanitario de las actividades misioneras.

Junto a las iglesias había hospitales, escuelas, centros de recepción y capacitación.

Después de adaptarse a las necesidades de los pueblos en constante cambio, las misiones cristianas siguen activas hoy,en todos los países pero especialmente en los más pobres del planeta.

Obras Misionales Pontificias

Las Obras Misionales Pontificias (OMP) es un organismo perteneciente a la Iglesia católica, que se encarga de brindar el apoyo y la protección requerida a las diferentes misiones católicas y a los misioneros responsables de las mismas.

La figura responsable de estas obras, es el Papa, sirviéndose de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, a la que le conciernen la protección de las OMP y  los 1.115 territorios de misión.

Algunas de estas obras y asociaciones de carácter universal, encargadas de respaldar y colaborar con las misiones son cuatro:

La Obra Propagación de la Fe, la Obra de San Pedro Apóstol, la Obra de la Infancia Misionera y la Pontificia Unión Misional.

Propagación de la Fe

Esta obra misional  pontificia conocida como la Propagación de la Fe tuvo su origen en Lyon, Francia, en el año 1820.

Iniciada por la joven María Paulina Jaricot y el personal obrero que laboraba en la fábrica de tejidos propiedad de su familia.

Inicio como una asociación, que se reunía los días viernes para orar, además ofrecían su ayuda y aporte a los seminaristas del Instituto de Misiones Extranjeras.

Obra de San Pedro Apóstol

Esta dedicada a prestar apoyo principalmente económico, a las diversas vocaciones que surgen en las zonas de las misiones para que puedan realizar su formación, ya sea para el sacerdocio o la vida consagrada.

Infancia Misionera

Fue fundada en 1843, por Monseñor Carlos Augusto de Forbin-Janson, que fungía como Obispo de Nancy, en Francia.

La Infancia y Adolescencia  Misionera tienen como objetivo principal despertar la conciencia misionera, fomentando la caridad con los demás niños y adolescentes a nivel mundial.

Pontificia Unión Misional

La obra fue fundada en el año 1916 en Milán, Italia por el sacerdote Pablo Manna.

Su objetivo  es brindar formación misionera a quienes son responsables  de este tipo de obras, por ejemplo los obispos, sacerdotes, religiosas, agentes de pastoral, etc.

DOMUND

El DOMUND es el día dedicado a la oración por los misioneros y a la  recolección de ayuda para las misiones.

Es celebrado a nivel mundial  el penúltimo domingo de octubre, sin embargo este mes es dedicado en su totalidad a las misiones.

¿Que son misiones culturales?

Son denominadas  plan de asistencia extra-escolar, que tienen como objetivo promover la mejora o progreso en el ámbito económico, cultural y social de las comunidades suburbanas o rurales.

Este tipo de misiones se centra en la formación en el área de artes y oficios, para que se mucho mas fácil acceder al campo laboral.

Le invitamos a consultar otros enlaces de nuestro blog:

Dogmas marianos

Padre Nuestro para niños

¿Cómo leer la biblia católica?

 

(Visited 919 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO