Oración de petición al Espíritu Santo para una situación desesperada

 Oración de petición es una plegaria interesante que muchos creyentes utilizan para resolver situaciones de cualquier tipo, sobre todo cuando se encuentra en un estado de desesperación, vemos cómo se realiza y cual su composición a través de este artículo.Oración de Petición

Oración de Petición

Muchos fieles utilizan la oración de petición, dedicada al espíritu Santo con el objeto de solventar situaciones adversas, cuando estas se encuentran en estado muy difícil de resolver, los seres humanos en su mayoría caen en desespero cuando sucede un acontecimiento o  acción que se sale de los parámetros regulares o esperados.

Para eso existe el desarrollo de las virtudes que Dios nos provee, con el objeto de tener las herramientas y poder buscar la tranquilidad y la paz, la oración de petición al espíritu santo es una de esas armas que la espiritualidad y sobre todo el catolicismo otorga para salir adelante.

¿Qué sentido tienen la oración de petición?

El mayor ejemplo que un creyente puede tener para realizar una plegaria, es Jesús,  siempre oraba en forma de petición, pero a veces nos preguntamos, ?necesita dios realmente que le pidamos?, está dispuesto siempre a otorgarnos lo que pedimos.

Mateo establece algo con respecto a la oración de petición:

“Al orar, no os perdáis en palabras como hacen los paganos, creyendo que Dios los va a escuchar por hablar mucho. Ya sabe vuestro Padre lo que necesitáis antes de que vosotros se lo pidáis” 

Todo católico debe comprender realmente para puede solicitar algo a Dios y mucho más si es a través de un oración, buscar el sentido de la oración para pedir un milagro urgente permite realmente saber la causa de nuestros verdaderos problemas, es importante saber que Dios nunca va a estar moldeando a nuestras necesidades, somos nosotros los que debemos cambiar.Oración de Petición

Muchos estudiosos de la  y la teología consideran que la oración de petición debe ser eliminada de una vez por todas, establecen que no tiene sentido estar constantemente pidiendo a Dios cuando realmente estamos recibiendo de él sin darnos cuenta.

Entender los procesos de Dios resulta complicado, saber nuestras capacidades espirituales a veces puede llevar a no necesariamente realizar la oración de petición, conocer las virtudes puede hacer que por nuestro propios medios podemos resolver las adversidades.

Y no resulta que Dios no tome participación, sino que el sentido real de todo esto, resulta en saber que Dios siempre nos está otorgando gracia divina, bondad y amor, que son las herramientas más fuertes que tienen un ser humano para salir adelante.

Sin embargo hay que considerar que la oración tiene un poder que pocos se imaginan, el sentido de su rezo consiste fundamentalmente en establecer la fortaleza espiritual que nos permita resolver los problemas más difíciles.

La oración es más importante que la petición

Una cosa complementa la otra, la oración de petición en sí, se convierte en un instrumento de energía espiritual, que ayuda a muchos fieles a obtener la solución sus problemas, la petición representa un elemento adicional que la  complementa.Oración de Petición

No obstante establecer de algún modo en la cantidad de creyentes que diariamente realizan la plegaria de petición del espíritu Santo, no quiere decir que están perdiendo su tiempo, tomando en cuenta la necesidad espiritual sobrepasa en muchos aspectos las carencias materiales.

La oración tienen sentido cuando la petición realmente posee un sentido de fe, de sencillez y la forma que Jesús enseñó a los apóstoles para que la manifiestan en todo el mundo, esa raíz de la oración de petición,  permite apreciar su verdadero sentido para poder hacerla.

Cuando hacemos la oración, estamos demostrando que somos unos seres impacientes y ya hemos desbordado el límite, decidimos confiar en Dios con la finalidad de retomar la gracia y el poder espiritual perdido, esto ayuda de algún modo a pensar en la forma como resolver  el problema.

En ocasiones y es muy notable observar que la petición está por encima del sentido de la oración, en personas que realmente carecen de fe, para pedir  a Dios se requiere primero tener la esperanza de que su presencia y existencia es la más importante, para muchos es más importante dar gracias y alabarlo que estar solicitando peticiones sin ningún signo de buena fe.

La petición no tiene un sentido necesario de carencia, sino se basa en las necesidades de cada persona, la petición debe convertirse en un acto de humildad, de agradecimiento y de confianza, Jesús enseñó su palabra por muchos años y pareciera que aún es incomprensible su mensaje, es la fe, la esperanza y la bondad lo que permite obtener la verdadera gracia de Dios y el camino a la verdad.

Dios no cambia

Pensar que está Dios se encuentra obligado a escuchar al hombre y poder doblegarse para complacer algunas solicitudes, es considerar y menospreciar el inmenso poder y valor espiritual Divino que posee el ser supremo.

La oración no es un instrumento para que Dios por medio de una vara mágica nos otorgue lo que queremos, tampoco está allí sólo para escuchar nuestros caprichos, la presencia de Dios es totalmente diferente a la forma en la cual muchos lo han personificado.

La oración de petición establece el mantenimiento de Dios como ser supremo, se debe orar para que Dios sea Dios y no para que cambie. Dios otorga misericordia, vida eterna, bondad, paz y amor. En esto se fundamenta la oración de petición, en promover y conectar los sentimientos espirituales con el ser pensante.

De esa forma obtendremos la fortaleza para poder afrontar las adversidades que todo hombre sufre en su vida, a Dios se debe acoger y recibir en el corazón, cuando alguien piensa que se encuentra solo, es una ausencia de Dios realmente, porque  filosóficamente la soledad no existe, Dios siempre está a nuestro lado.

La oración de petición permite a los las creyentes transformar su espíritu, su comportamiento sus pensamiento y su sus acciones, esas herramientas están dadas por el creador desde el nacimiento, el hombre debe descubrirlas y utilizarlas.

Orar permite abrir el canal para convertir el ser interno de cada persona, en un arma letal para vencer los problemas, conseguirlas es la función de todo creyente. Dios provee siempre y en todo momento se encuentra otorgándonos gracia, cuando hacemos lo que nos pide, así que más importante para él es que podamos aprender todas sus virtudes.

Oración de petición mutua

Cuando se pide a Dios también se están haciendo  solicitudes para para ayudar a otros, orar por los demás y con los demás es un acto de nobleza y bondad que Dios recibe con mucha gracia, la operación de petición no exige a Dios que intente ser bueno con esa persona, estamos pidiendo luz y bondad que permita llegar a su corazón.

Si se le pide a Dios por otra persona, la oración permite unir en comunión a ambas, de esa forma estamos expresando solidaridad, e indirectamente, estamos siendo una parte de Dios hacia esa persona, la relación humana se fortalece cuando dos personas rezan por una misma causa.

En algunas otras corrientes religiosas, le llaman transmisión de energía espiritual, los católicos establecen esta relación como un contacto mutuo con Dios, se denomina la intersección 

Interceder realmente se establece como una acción de transformación humana que utiliza las herramientas espirituales de Dios para hacer el bien y ayudar a los demás, cada uno debe entender que la fe realmente tiene el poder de conceder y modificar realidades. De esa forma actuaba Jesús.

Cuidar a cada persona

El cuidado de cada ser humano con respecto a si mismo y a los otros es una acción de Dios natural que la Iglesia fomenta constantemente, la oración de petición exige esa relación de ayuda  donde cada persona está en la obligación de cuidar espiritualmente a quienes le rodean.

Aunque Dios cuida de cada ser humano y ser viviente en el planeta, Jesús establecía un ejemplo donde decía lo siguiente:

“Fijaos en las aves del cielo; ni siembran ni siegan ni recogen en graneros y, sin embargo, vuestro Padre celestial las alimenta. No se vende un par de pájaros por muy poco dinero? Y, sin embargo, ni uno de ellos cae en tierra sin que lo permita vuestro Padre. En cuanto a vosotros, hasta los cabellos de vuestra cabeza están contados. No temáis, vosotros valéis más que todos los pájaros.”

Uno de los mensajes más importantes de Jesús consiste en hacer énfasis en el amor de Dios hacia cada ser humano, hacia cada criatura existente en el planeta, y constantemente establece constantes con pastores para reunir rebaños y recoger a los que se encuentran descarriados.

Como hacer la oración de petición

Por supuesto para realizar la oración de petición al Espíritu Santo, principalmente los fieles tienen algún tipo de adversidad muy complicada y buscan la bondad de Dios lo más pronto posible, sin embargo estas oraciones poderosas debe hacerse muy calmado y sin desesperación.

La siguiente oración es una de las más recomendadas para obtener beneficios hacia el espíritu Santo, seleccione un lugar tranquilo, sin que nadie pueda molestarlo por unos minutos y trate de concentrarse en la fe y enfocada en la situación.

“Yo creo solo en un Dios, en Abba, como creía Jesús. Yo creo que el Todopoderoso creador del cielo y de la tierra es como mi madre y puedo fiarme de él. Lo creo porque así lo he visto en Jesús, que se sentía Hijo. Yo creo que Abba no está lejos sino cerca, al lado, dentro de mí, creo sentir su aliento como un Brisa suave que me anima y me hace más fácil caminar.”

“Creo que Jesús, más aún que un hombre es Enviado, Mensajero. Creo que sus palabras son Palabras de Abba Creo que sus acciones son mensajes de Abba. Creo que puedo llamar a Jesús la Palabra presente entre nosotros. Yo sólo creo en un Dios, que es Padre, Palabra y Viento porque creo en Jesús, el Hijo el hombre lleno del Espíritu de Abba, Amen.”

Realízala tres veces a la semana y  concluye rezando un padre nuestro y un avemaría.

Oración para peticiones difíciles

A continuación describiremos cómo hacer una oración para enfrentar situaciones difíciles, el espíritu santo otorga la gracia dependiendo de la fe y la esperanza en la cual se pueda realizar esta oración, veamos:

“Santo Espíritu, divino Espíritu, el día de hoy, vengo a tus brazos por tu socorro, para que me ayudes en las difíciles circunstancias en las que me encuentro, que para mí se vuelven imposibles de realizar, deposito toda mi fe y esperanza en ti, y confío rectamente en que escucharás mis suplicas, y me darás pronta solución a mis problemas,  te lo pido, dame la bendición para lograr lo que necesito.” (Se hace la solicitud)

“Santo Espíritu, te amo y te bendigo, infinito consuelo de Dios y Jesús, repleto de virtudes y dones, sáname en estas complicadas situaciones, ilumina y traza un camino en mi vida, bendíceme hoy, mañana y siempre, y yo te glorificaré y te agradeceré eternamente.”

“Ven a nosotros, Santo Espíritu, rodéate de nuestra gente, sé su luz, su fortaleza, su consuelo, su defensa impenetrable, protégelos, llena sus corazones de regocijo, y calcina los malos sentimientos de su corazón, para que sólo habiten las llamas de tu amor, tu pasión y tu poder de sanación.”

“Dame la ayuda que necesito, bríndame tu mano milagrosa, y así podré alcanzar lo que me proponga, porque tú y el Señor todopoderoso son uno. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.”

Oración de petición alternativa

Como alternativa a la anterior oración se puede utilizar la siguiente en ella se sugiere realizarla tres veces al día por espacio de tres días, si la petición es urgente hacerla por nueve días consecutivos. Dice así:

“Jesucristo, tú que eres la filosofía de la vida andante, tú eres la verdad universal, la iluminación, tú eres nuestro sendero por recorrer, Señor, querido Jesús, que dijiste: Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá,  por intervención de la Santísima madre la Virgen María, yo solicito, yo encuentro, yo suplico con muchísima fe y confianza que me entreguéis lo que busco desesperadamente hace tiempo” (SE hace mención a la petición)

“Oh, Jesucristo, tú que eres el unigénito de nuestro creador Dios, tú que eres la justificación de Dios en el mundo, tú eres el Dios entre la multitud, Jesús, Rey de Reyes, que dijisteis: Cualquier cosa que pidáis al padre en mi nombre, será concebido por intervención de vuestra Santísima madre, María, con el corazón en mano y mi alma sencilla

“Te pido con mucha fe a vuestro Padre celestial en tu nombre para que me cumplas mi petición que es casi inalcanzable de obtener por mis manos débiles (Se repite de nuevo su petición).

“Oh Jesucristo, que dijiste: Ven, sígueme sé mi fiel compañero y sé mi mapa y brújula que me guíen en el recorrido  que he tomado para ir con Dios y déjame aprender a siempre estar junto con mis hermanos. Así sea. Amen.”

Se deben rezar tres Avemarías, tres Glorias y tres Padrenuestros.

Conoce mas de estos temas haciendo click en los siguientes enlaces: 

Peticiones de la misa de difuntos

Novena a San Charbel 

Divino niño Jesús

 

 

(Visited 1.302 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO