Oraciones para celebrar un Bautizo Católico

Las Oraciones para Bautizo, es la  forma para preparamos y agradecer el gran obsequio  que le daremos a nuestro hijos  para su vida en Cristo. Este artículo te damos una muestra de hermosas y sentidas oraciones que te acompañarán en esta celebración.

Oraciones para bautizo

Oraciones para Bautizo

Cuando decidimos bautizar para presentar ante Dios a nuestros hijos la oración de bautizo es una poderosa actividad de Fe, que nos permitirá transitar el camino para acompañarlos en este primer Sacramento.
Este momento que brindaremos a nuestros hijos a través de ser bautizados, los convierte en cristianos y ser santificados en la gracia de Dios. Como familia les iremos inculcando con nuestro ejemplo amoroso la vida de Jesús y sus significados.

Bautismo y Bautismo condicional

Bautizar a los niños para los católicos es una experiencia de gran valor en su vida, ya que es la puerta de entrada a la presencia de Dios como Padre y futuro guía. El Bautizo es  la presentación ante Dios y en esta presentación, afirmamos el compromiso y respeto en la Fe católica y los mandamientos de la iglesia.

El bautismo es el primer sacramento, de los siete del catolicismo, este momento es la primera vez que solicitamos ante la iglesia perdón y su objetivo principal, es lavar o sumergir a la criatura en el agua para llevar a cabo la purificación del alma  y liberarlo del pecado original.

La palabra sacramento dentro del catolicismo, significa la Gracia que nos da Dios para vivir en su Reino, es por ello que cada persona a través de sus Padres y Padrinos inicia su vida cristiana con el Bautismo y es el momento para unirse como familia y encontrar las oraciones para bautizo, que los acompañarán

Los católicos reconocemos que nuestra vida eterna de salvación va acompañada de haber recibido el Bautismo. Jesús dijo que: “Quien no renace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios” (Jn 3, 5). Y de allí ordenó a sus discípulos a dar la buena nueva del Evangelio y bautizar al mundo entero.

Oraciones para bautizo

Oraciones para Bautizo

Al nacer un niño en la  familia o cuando una persona  no ha recibido el Sacramento del bautismo, el decidir hacerlo,  es una tarea  para la familia del  nuevo cristiano a revisarse espiritualmente apoyado en su iglesia para fortalecer este momento.

La primera celebración religiosa que recibe cada cristiano es el Bautismo, se celebra en una iglesia o capilla y va acompañada de rezos y oraciones.

Oraciones para bautizo

¿Quiénes hacen estas oraciones?

  • Los padres o familiares cercanos también bautizados en la Fe cristiana.
  • Los padrinos escogidos.
  • Miembros de nuestra Iglesia.

A través del bautizo  hacemos cristianos a nuestros hijos y al orar en comunidad fortalecemos los lazos familiares y de la iglesia. Te ofrecemos un artículo con unas selectas  plegarias dode encontrarás en cada oración para bautizo católico, una comunión con Dios.

Con  estas  oraciones para el bautizo  nos involucramos para pedir perdón por nuestros pecados y   prepararnos con  agradecimiento y reflexión para estar listos y  con amor,  alegría y esperanza recibir  al pequeño. Están escritas, para que sean meditadas y oradas por los padres, también puede complementarse con  aportes hechos por otros miembros de la familia.

Oración sobre la vida

“Divino Creador queremos darte gracias por la vida misma.Nos has permitido florecer como familia al permitirnos ser padres. Iluminaste nuestra vida cuando supimos que venía en camino nuestro hijo. Y desde ese momento lo sentimos vivo y esperamos su llegado confiamos en Ti.Guía sus pasos para una vida plena llena de tu protección con salud y discernimiento en cada una de sus acciones.

Permítenos como padres verlo crecer y hacerse una persona de bien lleno de la humildad que tus nos enseñas.” Amén

 Rezo sobre El bautismo

“Amado Padre, Nuestro Señor.Hemos decidido bautizar a nuestro hijo en  cristiandad. Acógeme en tu iglesia que es la nuestra, para que crezca nuestra Fe como familia católica, como miembros de esta comunidad en que nos congregamos. Y que esta decisión que tomamos sea para su bienaventuranza como futuro cristiano.

Muéstranos el camino para abordar este Sacramento con humildad y sabiduría, acompañados de nuestros consejeros espirituales en la Iglesia”. Amén

Oración sobre el amor familiar. Que haya paz y amor en todos los hogares

Amado Dios, Padre Todopoderoso:

Has sido nuestro guía desde que llegamos a este mundo y nos amparas cada día. Nos has dado la vida y tu bondadosa misericordia, nos ha permitido vivirla como personas y como familia. Hoy vengo ante Ti, para pedirte por nuestra familia. Nos has salvaguardado de todo mal y por ello acudo a solicitarle que nos sigas manteniendo en tranquilidad, salud,  paz, amor, para seguir unido a Ti en nuestro camino Cristiano

Ahora con este nuevo Sacramento que viviremos en familia, nos fortalecerá para siempre, seguros que cuando nuestra vida termine aquí en la tierra, nos estarás esperando con los brazos abiertos llenos de tu Luz.

Bríndanos la paz hogareña y familiar que necesitamos en la tierra.

Agradecidos eternamente y en deuda contigo, para así cumplir con rectitud tus mandamientos y sacramentos, hasta el final de nuestras vidas”.  Amén

Posible oración

“En este momento santo, en que nos dirigimos a Ti Señor, te pedimos que nos oigas y veas con tus ojos misericordiosos, porque venimos presentarte a nuestro hijo, te solicitamos que junto a la Virgen María, lo iluminen y pueda ver con claridad el camino que transitó en la vida y a nosotros como sus padres amorosos guiarlos en nuestra Fe”. Amén

Oraciones de  Bautizo

“Dios nuestro Padre eterno misericordioso, te presentamos a: (Nombra aquí a tu hijo (a) con los nombres cristianos que escogiste para su bautizo)

Y solicitamos lo sostengas con el amor de tus brazos y  le otorgues el Don del Espíritu Santo. Que al conocer la vida de Cristo, le permita crecer como persona confiando cada día en Ti, como su guía salvador.

 Renueva constantemente su Fe, para que siempre tenga motivos para creer y confiar. Apoya a sus padre,  padrinos y familiares para que lo cuidan amorosamente, lo aconsejan sabiamente y con su ejemplo sean dignos  y así cumplir la promesa de sacramentos que están cumpliendo hoy, siguiendo las enseñanzas que nos dejó Cristo”. Amén

 Espíritu Santo – Bautismo Católico

Es obligatorio y una gran misión  para Iglesia Católica asumir esta responsabilidad y verificar que todos seamos bautizados y de allí la razón del bautismo bajo condición o condicional.

La expresión para bautizar que pronuncia el Obispo, Sacerdote o Diácono al verter agua bendita sobre la cabeza del nuevo cristiano  es: “Yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo”.

 Si existiese duda sobre la certeza de un bautizo en una persona. La iglesia nos otorga la opción del bautismo condicional donde hay que decir:

“Si estás bautizado, no te bautizo de nuevo, pero si todavía no estás bautizado [verter agua sobre la cabeza, asegurándose que toca la piel] yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.”

Si fuese necesario, un Católico puede realizar un bautismo condicional y  puede disponer del bautismo a sus  hijos.

En 1439 el Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, “Exultate Deo,” señaló:

“En caso de necesidad, sin embargo, no solamente un sacerdote o un diácono, sino hasta un hombre o una mujer laico, sí, hasta un pagano y un hereje pueden bautizar, siempre y cuando preserve la forma de la Iglesia y tenga la intención de hacer lo que hace la Iglesia.” (Dez. 696)

El bautismo en el pasado  fue un rito religioso pagano practicado entre los pueblos de la antigüedad y también entre los judíos.  La palabra Bautismo es de origen griego, cuyo significado es sumergir.

En un bautismo colectivo, Jesús se bautizó. Y antes de hacerlo, ¿Sabes lo que hizo?;  Oró y en ese momento   el cielo se despejó,  bajó el Espíritu Santo y se manifestó   en una  paloma, oyéndose una voz del cielo: “Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto.”

El bautismo entonces no es solamente un símbolo sino también una poderosa transformación interior que es producida por Cristo a través de Espíritu Santo.

Como cristianos debemos tener siempre presente  la lectura bíblica donde se señala que hay que bautizar a  niños y adultos. Recordemos cuándo ocurrió eso:

En Pentecostés; que quiere decir que participaremos de la vida de Jesús y ser testigos de ella.

Una vez descendió el Espíritu Santo, Pedro hace la primera prédica sobre Jesús a judíos y gentiles, y advierte al final de su sermón:

“Sepa entonces con seguridad toda la gente de Israel, que Dios ha hecho Señor y Cristo a este Jesús a quien ustedes crucificaron.” Al oír esto se afligieron profundamente y dijeron a Pedro y a los demás apóstoles: “¿Qué tenemos que hacer, hermanos?”  Pedro les contestó: “Arrepiéntanse, y que cada uno de ustedes se haga bautizar en el Nombre de Jesús, el Mesías, para que sus pecados sean perdonados. Entonces recibirán el don del Espíritu Santo.  Porque el don de Dios es para ustedes y para sus hijos.

Por lo tanto,  también para todos aquellos a los que el Señor, nuestro Dios, quiera llamar, aunque estén lejos.” Pedro siguió insistiendo con más argumentos. Los exhortaba diciendo: “Aléjense de esta generación perversa y sálvense.” Los que acogieron la palabra de Pedro se bautizaron, y aquel día se unieron a ellos unas tres mil personas” (Hechos 2, 36-41)

Es por ello que  Nuestro Señor Jesucristo lo instituyó públicamente en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Cuando una familia o padres deciden bautizar a su hijo, es muy importante revisar nuestra relación con Dios; esa cercanía y certeza plena de ser escuchados por Él, nos prepara cómodamente para celebrar este Bautizo y encontrar esas palabras que conformarán las oraciones que santificaran este sacramento.

Esta muestra de Jesús nos invita a una  de las primeras cosas que debemos hacer es realizar oraciones  para el bautizo y que este Sacramento se desarrolle en plenitud espiritual  y por ello es importante que sigamos este proceso.

1.- El bautismo de los niños se ha practicado desde el principio de la iglesia.

En Roma existen Catacumbas  donde se encuentran inscripciones de cristianos se encuentran la de niños fallecidos  que se lee, “Aquí descansa Arquilla, recién bautizada; tenía un año y cinco meses cuando falleció el día 23 de febrero”.

También “ A Domisio inocente, recién bautizado, que vivió tres años, treinta días”.

“O Nacido con el nombre de Pascasio Severo el jueves de Pascua, día anterior a las nonas de abril… quien vivió seis años, recibió la gracia el 11 de las calendas de mayo y depuso sus albas bautismales en el sepulcro la octava de Pascua”

Por  lo antes expuesto se asegura que los niños siempre han sido bautizados por la Iglesia Católica.

2.- El bautismo de los niños los hace aptos para la gracia y no tiene nada que ver con nuestra voluntad, la cual se manifiesta en la confirmación.

Decía San Juan Crisostomos en el siglo IV:  “Nosotros bautizamos incluso a los niños pequeños, aunque no tengan pecados, para que les sea dada la justificación, la filiación, la herencia, la gracia de ser hermanos y miembros de Cristo, así como la morada del Espíritu Santo”

Estas valiosas  palabras que dicen y explican el por qué Bautizamos a los niños en la iglesia católica, porque creemos que este acto es más que una sola declaración de Fe, porque creemos que JESÚS, por el poder del ESPÍRITU Santo obra en la vida del niño con la Gracia y para esto no hay que tener conciencia del hecho.

El Cardenal Godfried Danneels (2009) lo dice en una entrevista que se tituló: Una Iglesia sin niños no es la Iglesia de Jesús: “Cuando Tertuliano dijo en cierto momento de su vida que no se iba a bautizar a más niños, que quienes quisieran el bautismo tenían que esperar a ser adultos, Roma respondió que no, porque fue el mismo Jesús quien dijo a los apóstoles: «Dejad que los niños vengan a mí».

El tema fundamental en favor del bautismo de los niños es que lo pide el mismo Jesús. Me parece muy importante. La presencia de los niños bautizados en la Iglesia es una riqueza que nunca podemos olvidar. Es una gracia y un privilegio inmenso vivir ya desde la primera infancia en una atmósfera de oración, pero también de culto, participando en la misa. Yo todavía conservo la memoria de cuando tenía tres, cuatro, cinco años, antes de la primera comunión, e iba a la iglesia con mis padres y veía a toda aquella gente rezando y cantando”

3.- El bautismo de niños reemplaza el mandato de la circuncisión de la antigua alianza

Desde el principio de la historia existieron dos señales  para marcar el compromiso con  las alianzas celestiales; la circuncisión en el momento de Abraham y el bautismo en el caso de los cristianos, más no son las únicas referencias. En la actualidad el Judaísmo y el Cristianismo les han sido dados nuevos significados, que han permanecido a través de la historia por haber sido asignados por Dios.

Veamos el texto sagrado que lo menciona:

“En Cristo recibieron una circuncisión no humana, no quirúrgica, que los despojó enteramente del cuerpo carnal. Esta “circuncisión de Cristo”  es el bautismo, en el cual fueron sepultados con Cristo. Y en él fueron luego resucitados por haber creído en el poder de Dios que lo resucitó de entre los muertos. ” Colosenses 2, 11-12

“Por dos mil años, desde el tiempo de Abraham hasta la venida de Cristo, Dios mostró a su pueblo que quería que los niños pertenecieran al Antiguo Pacto con Él: Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo… guardarás mi pacto, tú y tu descendencia después de ti por sus generaciones (Gn 17, 7,9-10).

En el Antiguo Testamento, el método para  entrar ante  Dios era la circuncisión: Será circuncidado TODO varón de entre vosotros (Gn 17, 10). Se hacía ocho días después de nacer (Ver Isaac en Gén 21, 4 y Pablo en Flp 3,5).

Con Cristo la señal cambió al bautismo. El Nuevo Pacto es ahora una circuncisión de Cristo; sepultados con él en el bautismo: En él también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo; sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos (Col 2, 11-12).

4.- Cuando Juan Bautiza a Jesús adulto, no estaba ejerciendo el sacramento del bautismo

Cuando observamos un Bautizo ahora, nos damos cuenta que no es igual al que  Juan (El Bautista) le realizó  a Jesús. Quiénes  lo recibieron “el Bautismo de Juan” tuvieron que ser bautizados nuevamente (Hechos 19, 1-7):

“Mientras Apolo estaba en Corinto, Pablo llegó a Éfeso atravesando las regiones altas; encontró allí a algunos discípulos  y les preguntó: “¿Recibieron el Espíritu Santo cuando abrazaron la fe?” Le contestaron: “Ni siquiera hemos oído decir que se reciba el Espíritu Santo.” Pablo les replicó: “Entonces, ¿qué bautismo han recibido?” Respondieron: “El bautismo de Juan.” Entonces Pablo les explicó:

“Si bien Juan bautizaba con miras a un cambio de vida, pedía al pueblo que creyeran en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús.” Al oír esto se hicieron bautizar en el nombre del Señor Jesús,  y al imponerles Pablo las manos, el Espíritu Santo bajó sobre ellos y empezaron a hablar lenguas y a profetizar. Eran unos doce hombres”.

¿Cómo se explica esto? Basta leer Juan 7, 39: “Decía esto Jesús refiriéndose al Espíritu Santo, que recibieran los que creyeran en Él. Todavía no se comunicaba el Espíritu, porque Jesús aún no había entrado en la gloria”

5.- El espíritu no depende de la aceptación de la fe

Para culminar, un niño pequeño no tiene la conciencia ni madurez de reconocer  que está recibiendo su bautizo a través del Espíritu Santo. A continuación los invitamos a ver este video:

El protagonista el día del bautizo es el niño pequeño, tendremos que acompañarle y compartir  en sana paz, mostrándonos dichosos, este ritual católico estará lleno de oraciones para bautizo.

Seguidamente pasamos a recomendarte  unas pequeñas oraciones para bautizo, que te pueden acompañar significativamente en este momento. Únete en plegaria para los días por venir. Te hemos ido aportando oraciones, más dentro de las oraciones para bautizo se pueden agregar  las siguientes:

Oraciones para  antes del nacimiento del bebé

“Padre mío; recibo de ti, la paz, calma, sapiencia  y sabiduría necesaria. Por  ello no temeré y sé que estás a cargo de mi vida Dios. Cada paso que doy y acciones que cumplo es mi preparación para el buen padre (madre), que estoy destinado a ser por tu santificación. Dios, Creador de vida es mi luz para este momento en que naceré mi bebé, el día está marcado y el único que los sabes es  Tú Señor, para que sea el momento perfecto, lleno de Fe y felicidad con mi mente en sana paz para que nada me asuste, ni me haga temer.

Una nueva personita llagará glorificada por Ti,  segura, completa y todo ese alumbramiento será en plenitud, trayendo a este mundo un bebé sano, lleno de amor y gracia. Espero con anhelos amorosos la llegada pues de mi hijo, Gracias Padres bueno, que me has escuchado” Amen

 “Dios nuestro Señor Padre Todopoderoso, Tú nos has dado amor para encontrarnos y unirnos a través de un hermoso noviazgo y ser esposos bajo tu bendición. Permítenos ahora la posibilidad de concebir un hijo y traerlo  al mundo lleno de salud y de amor. La unión de nuestra familia sea para él una constante en su vida. Apóyanos  para hacer de nuestro hogar, donde tu reinas y el encuentre tu apoyo a través de tu Hijo Jesús,  que te reconozca como su Padre amoroso y que nosotros como  padres cristianos le  ofrezcamos todo  el amor”. Amén

“Divino Creador, hoy acudimos a ti con toda la humildad a rogarte que nos permitan lograr el deseo de procrear un hijo y acrecentar nuestra familia y tu familia aquí en la tierra. Te ofrecemos seguir con tu doctrina y hacer de él un buen cristiano. lleno de tu amor y fe”. Amén

“Agradecemos este nuevo amanecer con le certeza que tú Dios, nuestro Padre, nos estas preparando con un amor infinito, como es el tuyo para nuestros matrimonio, para recibir a nuestro bebé, que está pronto a nacer. Te pedimos que esa dicha de verlo nacer, perdure en nuestros corazones y se lo podamos trasmitir con todo nuestro amor. “ Amén

Oraciones para después del nacimiento del bebé

Dedicamos estas sentidas letras, que  nos preparan para realizar las oraciones para bautizo más extraordinarias de nuestra vida, por ello están realizadas especialmente a todos los padres y padrinos y la familia en general:

“Divino Creador queremos darte gracias por la vida misma, nos has permitido florecer como familia al permitirnos ser padres. Iluminaste nuestra vida cuando supimos que venía en camino y desde ese momento lo sentimos vivo y esperamos su llegado confiamos en Ti. Guía sus pasos para una vida plena llena de tu protección con salud y discernimiento en cada una de sus acciones Permítenos como padres verlo crecer y hacerse una persona de bien lleno de la humildad que tus nos enseñas”. Amén

“Hoy te honramos Padre Bueno, por darnos en carne el milagro de la vida, a través de este pequeño que llegó al mundo. Acompáñanos para continuar ahora esta tarea y compromiso de familia, hoy y siempre”. Amén

“Dios bendito, Mi padre y protector permanente, te damos gracias por habernos hechos padres. Queremos agradecerte por esta maravillosa gracia que nos has concedido, permitiéndole a  nuestro hijo nacer. Cuídalo física y espiritualmente para que logré la nueva vida del bautismo”. Amén

“Gracias Dios, por haber oído nuestra súplicas de ser padres y ahora te ofrecemos nuestro compromiso de criar, educar y mantener a este  nueva ser en la fe cristiana. Te suplicamos que cada paso de su crianza nos ilumines con tu infinita misericordia, haciéndonos unos padres amorosos y fieles a tus enseñanzas” Amén

Oraciones durante una semana antes del bautizo

Cuando ya se acerque la semana al bautizo podemos orar cada día de la semana anterior, te dejamos siete oraciones pequeñas para bautismo, realizadas con  devoción:

Oración del lunes:

“Señor, te agradecemos la oportunidad de ser padres, tu amor se hizo carne en nosotros. Somos dichosos en este momento que nos preparamos para llevarlo a tu encuentro a través del sacramento del bautismo. Regálale mi Dios, larga vida y prospera para que con humildad sea un  buen cristiano”. Amén

Oración del martes:

 “Querido Dios: Estamos preparados como  Hijos de Dios, Tú nos permitiste bajo ser padres  y queremos que tu gracia sea regalada a nuestro Hijo, para que crezca en   Tú gracia, ayúdanos a que nuestro hogar Tú reines, que después de recibir este Sacramento nuestra familia crezca en amor”. Amén

Oración del miércoles:

 “Dios me preparó para el Bautizo de mi hijo (nuestro hijo) y uno mis deseos, pensamientos y suplicas para que nos acompañes. Tú que eres nuestro Padre Misericordioso, nos prepares con tu sabiduría Divina para que nuestra  familia crezca en la Fe, Esperanza y Caridad”. Amén

Oración del jueves:

“Amado Dios, acudimos a estos encuentros en la iglesia para  recordar nuestras motivaciones como católicos y seguir encontrándonos en tu Fe. Permitirnos iniciar el camino para que nuestro Hijo reciba su primer sacramento y viva la vida como Hijo de Dios”. Amén

Oración del viernes:

“Dios, te presento a nuestro hijo que va a ser cristiano. Acógelo con tu bendición en tu iglesia. Hoy decidimos realizar su bautizo y nos hemos preparado espiritualmente junto a nuestra familia. Tú sabes Señor, de la nuestra fe familiar, de nuestro ser cristiano, de la devoción de cumplir con este Sacramente del Evangelio, de las fortalezas que nos das, de las realidades que vivimos y de la bienvenida que des este momento le das a nuestro hijo.
Que mientras aprenda junto a nosotros y bajo tu amparo, comprenda nuestra opción al bautizarlo, sienta el gozo de recibir  al Espíritu Santo”. Amén.

 Oración del sábado:

“Señor, nos hemos preparado  humildemente para bautizar a mi hijo y  te presento hoy a tu , amado y deseado hijo. Prometo educarlo  como un  fiel cristiano y por eso te pido que lo acojas en tu Iglesia. El bautizo de este día será el evento más significativo de nuestra  vida de mi ángel más pequeño pues representa todo aquello bondadoso y luminoso de un renacer cristiano.

Te pedimos en familia junto a sus padrinos que lo recibas amorosamente y le permitas entrar en tu Santa Iglesia para que a través de nuestra comunidad cristiana sea bendecido.” Amén

Oración del domingo:

“Señor, humildemente te presento hoy a este hijo mío, amado y deseado. Él será fiel cristiano y por eso te pido que le des sitio en tu Iglesia. fue bautizado y ahora con nuestra familia le mostraremos lo hermoso de la Familia de Nazaret;  el amor, la fe , la esperanza y sobre todo nuestra fidelidad al Evangelio.

Por ello, mi familia y yo te pido que lo acojas entre tus manos amorosas y le permitas entrar en tu Santa Iglesia para que así conozca tus enseñanzas desde ahora y para siempre. Amén”.

Oración de agradecimiento por el bautismo

“Querido Hijo:

La luz de Dios se encenderá en este día especial,  en tu alma…Y así iluminar todo el camino de tu vida”

“Señor, Padre nuestro, haznos sensible a tu Voz a través de la oración y que a través  del Espíritu Santo,  el Fuego de tu Amor nos llene y nos permita compartirlo con  los demás. Dios nuestro, danos Tú el valor para anunciar, sin duda y con certeza, nuestra fe en nuestra comunidad. Señor, Dios Padre, te damos Gracias porque Tú te manifiestas,  hazte  presente en todo momento y espacio. Ayúdanos con tu bondad a saber atender y mirarte en los gestos cotidianos para que tu Voluntad esté presente en nuestras vidas.

Agradecemos, oh Dios Padre Misericordioso, ya que a pesar de nuestras debilidades, Tú confías en nosotros para junto contigo en la lucha constante, para que el mal no tenga la última palabra en el mundo. Ayúdanos Tú, Padre nuestro, a encontrar siempre el bien y a saber entender con claridad el bien en el día a día. Y las actividades pastorales, familiares, laborales, ayúdanos Tú Señor, a cumplirlas según tu Voluntad y siendo  siempre amados por Ti. Te presentamos, también Señor Dios nuestro, por todos los padres y padrinos que bautizan hoy a sus hijos, para que guiados por  Ti, sepan educarlos en la fe cristiana”. Amén.

 

“Gracias Dios por todas la personas que han hecho que nuevamente este Sacramento que se inició con Jesús, se preserve en la vida de nuestro pequeño hijo. Bendice a tu Iglesia Católica para que su sacerdocio nos siga acompañando en esta Fe. Fortalece a los Padrinos de mi Hijos para que nos acompañen en esta tarea de ser padres. Ilumina a toda mi familia y amigos que hoy nos acompañan en esta bendición. Llena de luz a este nuevo cristiano y a nosotros apoyarnos para que seamos dignos representantes cristianos para ser unos padres amorosos y firmes en nuestras creencias y devoción hacia Ti” Amén.

 

Si este artículo fue de tu agrado no olvides visitar los siguientes enlaces:

 

(Visited 9.375 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO