La virgen Regina Coeli, y como se reza su oración

Regina Coeli, es la simbolización que le da la Iglesia católica a  la virgen como la reina en los cielos, se le reza en tiempos de pascua, y se trata más de una celebración a la virgen María por la resucitación de su amado hijo Jesús.

Regina Coeli

La virgen Regina Coeli

La plegaria a la virgen se ora en tiempo de pascuas como ya  he mencionado se hace en sustitución al ángelus que otra plegaria de la devoción católica que hace referencia a la  memoria de la anunciación del ángel Gabriel a la virgen María y encarnación de Jesús de Nazaret .

El Regina Coeli o la reina del cielo, es la plegaria que los devotos imploran a la Virgen María,  esta plegaria se realiza desde la vigilia de Pascua hasta el sábado después de cumplirse los 50 días después de la Pascua es el modo que usamos para  festejar junto a nuestra virgencita María por la resucitación de su amado hijo Jesucristo.

Este rito, canto o coro se remonta desde el siglo XII y fue popularizando por la comunidad francesa y romana a finales del siglo XIII  y así hasta extenderse por todos los cristianos hasta nuestros días. El verso mariano forma parte de los  cuatro cánticos de la época de Pascua que se incluyen en la Ceremonia de las Horas, y que se rezan desde el sábado Santo, víspera de la Resurrección del Señor, hasta el domingo después de Pentecostés.

Forma parte de la oración litúrgica nocturna que se llama Completas. Su brevedad y sencillez, además de su hermoso sentido teológico, lo cual hace de esta oración una de las más bellas expresiones de la alegría pascual.

Es totalmente desconocido el origen y el autor de esta oración a Regina Coeli, pero hay quienes dicen que la traducción la realizó San Gregorio Magno, que fue un pontífice y doctor de la Iglesia católica, la historia cuenta que este había escuchado de los mismísimos ángeles esta ovación pero solo recordó las 3 primeras coplas,  San Gregorio se encontraba descalzo en la procesión que se llevaba a cabo de Roma.

Es muy  señalado que el Santo Papa decide añadirle la frase  en la oración: “Ruega por nosotros a Dios”. A lo largo de la historia se ha venido adaptando para que sea más como una especie de oración quedando de la siguiente manera:

V. Alégrate, Reina del cielo. Aleluya.

R. Porque el que mereciste llevar en tu seno. Aleluya.

V. Ha resucitado, según predijo. Aleluya.

R. Ruega por nosotros a Dios. Aleluya.

V. Gózate y alégrate, Virgen María. Aleluya.

R. Porque ha resucitado Dios verdaderamente. Aleluya.

V. Oremos: Oh Dios que por la Resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, te has dignado dar la alegría al mundo, concédenos por su Madre, la Virgen María, alcanzar el gozo de la vida eterna. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.

R. Amén.

Si este artículo fue de tu completo agrado, te invitamos a visitar los siguientes enlaces:

Oración a la Virgen de Schoenstatt

Virgen de Itatí

Oración a la virgen de las mercedes

(Visited 97 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO