Biografía de San Pablo de Tarso ¿Quien fue? historia

San Pablo de Tarso fue un apóstol cristiano que difundió el mensaje de Jesús luego que este se le apareciera y le entregará un mensaje, conoce la vida y obra de este interesante personaje a través de este artículo.

San Pablo de Tarso

Está considerado uno de los pioneros del cristianismo por llevar las ideas a los niveles más altos durante los primeros años durante el primer siglo, a pesar de ser en sus comienzos de vida un gran crítico del cristianismo, posteriormente ya con la presencia de Jesús, pasó a ser uno de los grandes predicadores de la palabra del señor.

La aparición de Jesús a Saulo de Tarso permitió después de su conversión fomentar y desarrollar el cristianismo más allá de las fronteras romanas viajó por grandes regiones como Asia menor, Palestina, Grecia donde predicaba la para y publicaba interesantes epístolas que dieron posteriormente la base para la creación de un cristianismo estable.

Pablo de Tarso, también  fue llamado “El Apóstol de los gentiles”, “El Apóstol de las naciones”y “San Pablo apostol“fundó infinidades de comunidades cristianas en regiones donde imperaban los gobiernos romanos, evangelizó en grandes ciudades que  tenían ideas Judías y poblaciones no creyentes, como Antioquía, Corinto y Éfeso, redactó diversos artículos canónicos que dieron los cimientos para las bases del cristianismo.

Es uno de los personajes espirituales más influyentes de la historia, a pesar de sus raíces judías, siempre estuvo ligado a la cultura helénica y se relaciona mucho con las actividades humanas, esto le ayudó a formar diversas comunidades cristianas en ciudades donde se encontraba el poder del imperio Romano

Las epístolas paulinas son consideradas los textos más relevantes que determinan la vida de un cristiano y la creación de un movimiento espiritual que ha perdurado por siglos.

Fue un gran misionero que recorrió grandes extensiones cercanas al mediterráneo donde convenció a muchas personas para que creyeran en la palabra santa de Jesús, pero veamos paso a paso cómo fue la vida  obra de este gran apóstol cristiano.san pablo de tarso

¿Dónde nació?

San Pablo nació entre el año 5 y al año 10 de nuestra era, en la región de Tarso, actual Turquía, que para la época era la capital de la provincia de Cilicia, en la costa sur de lo que actualmente es Turquía, aunque no se consiguen registros específicos, sin embargo en el contenido de la Epístola  Filemón, Pablo se declara anciano, para ese entonces corría la finalización del año 50 d.C. del Asia Menor.

De manera que para esa época la ancianidad se declaraba cuando una persona tenía 50 años o más,  por lo que se estima que Pablo había nacido en el siglo I, aproximadamente en el año 10 de nuestra era, de manera que fue contemporáneo Jesús.

Con respecto al lugar de nacimiento, se sabe que fue en la ciudad de Tarso, por lo en su idioma natural era el griego, sin embargo no hay registros en sus epístolas que se refieran a ese idioma, ya que para muchos utilizaba la llamada la Septuaginta, que era una traducción al griego de los textos bíblicos, usadas mucho por las comunidades judías

Curiosidades del su nombre

Se le asignó el nombre de Saulo que traducido del judío  significa Paulo o Pablo, jamás intentó cambiar el nombre con el cual sus padres le colocaron al nacer, este nombre tienen un significado interesante, para los judíos significa “Invocado”, “llamado”, en algunas epístolas se puede apreciar cómo se autodenomina Paulus, el cual era su verdadero nombre romano, que traducido  significa “Pequeño” o “poco”.

En Apóstol, se puede apreciar como aparece llamado Pablos, que también se pueden apreciar en sus cartas escritas en griego, así mismo en las epístolas de Pedro  y en los Hechos de los apóstoles, se utiliza ese nombre, pero antes del versículo b de “Hechos” es llamado en su forma griega “Saoul” y “Saulos”, lo que en hebreo significa “Llamado” o “pedido”.

En la época histórica helénica las personas tenían la tradición de utilizar hasta dos nombres relacionados con el original, recordemos que a pesar de nacer en Tarso, una región dominada por los romanos pero con influencia espiritual Judía.

De manera que el nombre Paulas utilizado en muchos escritos de la gens Emilia (conjunto de familias romanas que utilizaron  el nombre de Emilio o Emilis que dejaron muchas referencias históricas).

Existen muchas versiones que buscan de justificar y describir por qué las variantes formas de nombrar Pablo de Tarso de diversas maneras , se cree que por sus conexiones romanas judías, griegas, helénicas e incluso hebreas,  solamente su nombre se utilizaba con el objeto de describir quien había escrito algún contenido, en función del idioma y que región cultural había elaborado.san pabo de tarso

Así mismo el propio Pablo de Tarso en sus Auto denominaciones, establece su nombre según el idioma y lugar donde se escribían las epístolas, también las traducciones han colocado en los escritos, la traducción del nombre Pablo según las características de traducción en el idioma.

Con toda esta forma de descripción del nombre, es importante mencionar que Pablo  generalmente utilizaba su nombre natal Paulas, el cual había sido asignado cuando nació en tarso, y aclaramos que todo lo referente al nombre se hace con el objeto de evitar las dudas históricas con respecto a otros pueblos que aparecen en el cristianismo.

Por eso se hace la alusión al nombre de Pablo de Tarso, en vez del nombre solo y único, recordemos que a principios de nuestra era, las culturas tienen tradiciones muy variadas, los judíos tenían la facultad para cambiar y duplicar sus nombres, diferente a los romanos que usaban hasta tres nombre.

Estas diferencias para la otorgación del nombre son totalmente diferente a como se utilizan en esta época, Pablo de Tarso refleja el lugar de donde nació el apóstol, de manera que cada persona era llamada por un nombre y se le asignaba un lugar o ‘región para colocar una referencia y evitar la duplicidad de los mismos.

Conforman una especie de apellido que incluso podía ser cambiado cuando la propia persona lo decidiera pero con el consentimiento de las autoridades romanas o judías, este tema de los nombres era muy extenso y se le han dedicado grandes cantidades de líneas con el objeto de aclarar algunas dudas y confusiones que se pueden generar al traducir ciertos escritos de importancia.

Biografía

Saber cómo fue la forma en la cual Pablo de Tarso adquirió su nacionalidad romana, lleva una análisis relevante, la información suministrada con respecto a este tema se encuentra como referencia en los Hechos de los Apóstoles.

Allí es donde  se describen los problemas que tuvo Pablo, sin embargo ningún ciudadano Romano Podía ser apaleado o maltratado, de manera que si Pablo Fue apaleado no era entonces considerado romano.

Sin embargo Paulus era un nombre netamente romano, no obstante algunos historiadores afirman que Pablo era hijo de descendientes de libertos, quienes habían heredado la ciudadanía romana, por lo tanto se consideraba perteneciente a esa nacionalidad.

Primeros años

Las referencias históricas sobre sus primeros años de vida son muy limitadas y las pocas que se consiguen contienen datos un tanto imprecisos, se sabe únicamente que fue hijo de padres hebreos que pertenecían a la tribu de Benjamín, en el libro de los Hechos de los Apóstoles I, se describe que Pablo fue educado en Jerusalén e instruido  bajo los cuidados del rabino Gamaliel, quien era considerado uno de los maestros sabios de la enseñanza, era fariseo

Alumno de Gamaliel

Al igual que las referencias con respecto a los primeros años de vida, también su proceso educativo no presenta mayores informaciones, los especialistas señalan que Pablo Recibió su educación en la misma ciudad de Tarso.

Posteriormente se había mudado a Jerusalén, lo cual era una tradición y forma de educar a sus hijos en muchas regiones, con el objeto que pudieran instruirse en todo lo referente a la Ley y las normas.

En Jerusalén estuvo a los “pies de Gamaliel I el Viejo, autoridad de mente abierta”, textual del libro de los hechos y las cartas paulinas. Lo que indica que Pablo seguramente se estaba preparando para ser rabino, pero no existe verificación para demostrar que esto tenía que ser verdad.

Todos los relatos con respecto a la educación de San Pablo de Tarso, se encuentran establecidos en diferentes libros, aunque con algunas imprecisiones, los historiadores han llegado a la conclusión que alternaba sus estudios entre Jerusalén y Tarso.

Cómo romano

En el libro de Hechos de los Apóstoles Y no existe detalles precisos con respecto a la verdadera nacionalidad de Pablo, sin embargo se presume que por no haber sido apaleado ni castigado por las autoridades romanas durante su aprehensión, se cree que pudo haber tenido dicha nacionalidad.

Pero en Corintios, el propio Pablo describe que si fue golpeado pero no indica por quienes, mientras que otros historiadores sugieren que después de su detención, fue trasladado a roma para enjuiciarlo, lo que es una clara demostración que Pablo era ciudadano romano, a los judíos se les aplicaba la ley romana de otra forma.

Otros historiadores alegan que aparte de judío, San Pablo de Tarso también tenía la ciudadanía romana, ya que era descendiente de algunos libertos (esclavo al que le ha  concedido la libertad (manumisión), sobre todo para designar a los gladiadores liderados por el emperador, después de salir vencedores de grandes batallas en anfiteatros ) sus padres tenían familiares esclavos y gladiadores.

El Fariseo

Al igual que sus dudas con respecto a la ciudadanía romana, las discusiones con respecto a que San Pablo de Tarso tendría fidelización con los Fariseos se extiende en diversos criterios, en la Epístola de los  filipenses, existe una descripción con respecto a cómo fue recibido Pablo para el proceso durante el nacimiento veamos:

“Circuncidado el octavo día; del linaje de Israel; de la tribu de Benjamín; hebreo e hijo de hebreos; en cuanto a la Ley, fariseo; en cuanto al celo, perseguidor de la Iglesia; en cuanto a la justicia de la Ley, intachable.”

Algunos historiadores consideran que este relato es posterior al año 70 d.C lo que indica que sería imposible que se estuviera refiriendo a la circuncisión de Pablo, una gran cantidad de estudios encontrados después de ciertos análisis de la Biblia, establecen que es imposible que Pablo de Tarso Fuera fariseo, ya que en sus cartas Paulinas no se parecía ningún rasgo relacionado con actividades rabínicas.

No obstante en el libro de los Hechos se relata algo interesante, veamos:

“Todos los judíos conocen mi vida desde mi juventud, desde cuando estuve en el seno de mi nación, en Jerusalén. Ellos me conocen de mucho tiempo atrás y si quieren pueden testificar que yo he vivido como fariseo conforme a la secta más estricta de nuestra religión.”

Con esto queda comprobado que no hay duda que San Pablo de Tarso era verdaderamente Judío, pero su condición de Fariseo queda cuestionable y en duda, hasta no saber o encontrar otra referencia que diga lo contrario.

Situación sentimental

Los textos incluidos en Corintios establece que cuando San Pablo de Tarso escribió una de sus primeras cartas por el año 50 d.C: se evidencia que no estaba casado, pero tampoco verifica si había mantenido alguna relación o había enviudado, en esa época los fallecimientos de mujeres durante el embarazo eran muy frecuente, sabemos que por las condiciones y la carencia de los avances médicos actuales.

Existen dos posiciones con respecto al estado civil de Pablo de Tarso, la primera considera que Pablo se mantuvo soltero toda su vida, pero no necesariamente por sus actividades de peregrinación y religión. No obstante la otra versión establece que pudo haber estado casado y posteriormente enviudado.

Esta última posición se basa en diversos contenidos donde se observa una postura de diferente con respecto a la actitud de los rabinos, es decir el mismo lo plantea en un relato existente en Corintios:

“Digo a los solteros y a las viudas, ‘bueno es que se queden como yo estoy'”

Lo que puede ser clasificado como viudo o soltero, pero se cree que pudo haber estado casado si tomamos en consideración su condición de viudo o separado, y que ciertos historiadores italianos establecieron que San Pablo de Tarso pudo haber estado casado y luego haberse separado.

En una de sus epístolas el propio Pablo establece el llamado “privilegio Paulino” el cual es un derecho que tiene cualquier persona cristiana para romper el vínculo matrimonial, cuando una de las partes es infiel, y ya las condiciones de vida junto dejan de ser pacíficas.

Aunque no necesariamente al describir este privilegio, Pablo está refiriéndose a una situación vivida por el mismo, los historiadores consideran que por experiencia propia, Pablo de Tarso utilizado esta condición para establecer esa normativa hacia todos los cristianos.

La conversión

Es importante recordar que San Pablo de Marcos era un perseguidor de los seguidores de Jesús, y según se relata en los Hechos de los apóstoles se establece una situación que cambió totalmente la vida de este importante personaje.

Según el libro, posterior al martirio de Esteban, Pablo viajó a Damasco, con el objeto de llevar las cartas que había solicitado al Sumo sacerdote en Jerusalén para apresar y llevar atados a los hombres y mujeres seguidores de Jesús a Jerusalén.

En el camino hacia, se le apareció de repente una luz muy refulgente que venía del cielo, y al tocar el suelo se escuchó una voz que le dijo: “

“Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? El respondió: « ¿Quién eres, Señor?» Y él: Yo soy Jesús, a quien tú persigues. Pero levántate, entra en la ciudad y se te dirá lo que debes hacer”.

Las personas que iban con Saulo quedaron impresionados, porque no veían nada pero escuchaban la voz, Saulo se levantó del suelo y aunque tenía los ojos bien abiertos no lograba observar nada, los acompañantes lo tomaron de la mano y tuvieron que ayudarlo a llegar a su casa, ya que no podía caminar, donde estuvo tres días y tres noches sin comer, beber ni poder mirar nada.

Pablo detalla en sus epístolas el suceso como una visión, una aparición de Jesús resucitado, también la describe como una revelación de Jesucristo y el evangelio. Pero un dato importante es que Saulo jamás la describe como conversión, ya que los judíos establecen este concepto cuando alguien abandonaba a los ídolos paganos para adorar un Dios verdadero.

Hablará de conversión en esa época no era relevante, ya que el cristianismo todavía no existía como tal, de manera que conseguir el término conversión en la Biblia es imposible, lo que sí es importante son los detalles que el propio Saulo dice con respecto a la revelación de Jesús.

Después del suceso vivido en el camino de Damasco, uno de sus amigos llamado Ananías, lo curó de su ceguera  través de la imposición de manos, posteriormente Pablo pudo ser bautizado y permaneció en Damasco por varios días.

Posteriormente cuando había recuperado la vista, Pablo se retiró al desierto con el objeto de reflexionar sobre los pensamientos que pasaban por su mente, necesitaba la soledad y el silencio para dar forma y sentido a lo que había vivido. En su regreso a Damasco fue atacado por judíos radicales, por lo que tuvo que huir escondiéndose en una cesta, y allí lo encontraron unos cristianos que lo llevaron a Jerusalén,

Allí se puso en contacto con los jefes de la Iglesia, Pedro y el resto de los seguidores de Jesús, sin embargo quedaba aún el recuerdo que tenían muchos sobre ser el perseguidor de los que creían en Jesús, Bernabé que era un pariente suyo lo recibió y lo llevó a la comunidad cristiana más cercana

Cuando regresó a tarso nuevamente en el año 40 aproximadamente, comenzó a predicar la palabra de Jesús hasta que en el año 43 volvió a Jerusalén en busca de su pariente Bernabé, y este al ver la devoción  entrega de San Pablo, deciden a través de las primeras comunidades cristianas enviarlo a Antioquía (Actual Siria), con el objeto de trabajar en la peregrinación y predicación en ese lugar.

La conversión de San Pablo de Tarso es descrita en la epístola de los Galafas de la siguiente forma, pero no es referida como una conversión sino más revelación o suceso veamos:

“[…] pues yo no lo recibí ni aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo. Pues ya estáis enterados de mi conducta anterior en el Judaísmo, cuán encarnizadamente perseguía a la Iglesia de Dios y la devastaba, y cómo sobrepasaba en el Judaísmo a muchos de mis compatriotas contemporáneos, superándose en el celo por las tradiciones de mis padres.”

“Mas, cuando Aquel que me separó desde el seno de mi madre y me llamó por su gracia, tuvo a bien revelar en mí a su Hijo, para que le anunciase entre los gentiles, al punto, sin pedir consejo ni a la carne ni a la sangre, sin subir a Jerusalén donde los apóstoles anteriores a mí, me fui a Arabia, de donde nuevamente volví a Damasco. “Epístola a los gálatas 1, 12-17

La capilla de San Pablo de Tarso se encuentra en la antigua ciudad de Damasco y dicen los historiadores que fue el lugar donde Pablo fue rescatado por los discípulos de Jesús cuando eran perseguidos los judíos y trataba de huir hacia Jerusalén

En el primer Epístola de los Judíos se describe lo siguiente:

“Y en último término Cristo resucitado se me apareció también a mí, como a un abortivo.”

Han existido refutaciones e investigaciones con respecto al problema físico y cuadro clínico que presentó San Pablo de Tarso, posterior a la aparición de Jesús, en el año 1950 algunos investigadores sugirieron que el problema realmente había subido un cuadro de Epilepsia acompañando de  ceguera temporal.

Otros explicaron que se trataba de un diagnóstico de escotoma central, diagnóstico que según sufrió Pablo desde hace algunos años, se presentaron diversas versiones adicionales como la oclusión de la arteria vertebro basilar contusión occipital, hemorragia vítrea secundaria con desgarro de retina, intoxicación por Digitalis, o ulceraciones (quemaduras) de la córnea. E incluso se dijo que la lesión fue causada por un rayo.

Lo importante que el relato es verídico según muchas escrituras y que dudar de la credibilidad de esta conversión de una persona que era enemigo de los nacientes cristianos para luego ser uno de sus líderes espirituales y el más influyente para la evolución de esta corriente espiritual.

Su gran ministerio

Después de la conversión debido a la aparición y revelación de Jesús, San Pablo de Tarso de dedicó a establecer  su ministerio como misionero y predicador de la palabra de Jesucristo, llevo su palabra y su mensaje a todas las regiones de Damasco y Arabia, esta actividad permitió que comenzara a perseguirlo.

Comenzaban entonces las huidas, relatadas en la Epístola de las Gálatas donde  visita a Pedro y Santiago, como habías dicho levado por Bernabé, allí junto a los otros apóstoles recibe toda la información referente a la experiencias de ellos con respecto a Jesús, San Pablo de tarso, les hablo de lo vivido y comenzó una verdadera historia hermosa de peregrinación y devoción.

Su estadía en Jerusalén fue muy corta, ya que andaba huyendo de los judíos que los perseguían por traición y por simplemente predicar su palabra de Jesús,, fue llevado a Cesarea Marítima, y posteriormente se refugió en Tarso, su ciudad natal, no se sabe además que tiempo permaneció en esa ciudad, algunos hablan que duró allí varios años.

Su conocimiento del cristianismo comenzó cuando Bernabé lo llevó a Antioquía después de haber conversado con los Apóstoles, y se cree que a partir de ese momento estaba naciendo “El cristianismo”, de manera que Antioquia fue el centro de conversión de los primeros cristianos en el mundo.

Sus Viajes como misionero

Corría el año 46 d.C. cuando San Pablo de Tarso comenzaba su gran peregrinación, hacia otras regiones, llevando la palabra de Jesús y convenciendo a los no creyentes de la gloria del señor, aunque fueron varios viajes que realizó Pablo, los historiadores han asumido que realmente realizó hacer tres grandes viajes.

Importancia de los viajes

El Traslado de los viajeros en la época generalmente se hacía a pie, pocos utilizaban bestias, si acaso para llevar sus bienes y enseres, San Pablo de Tarso realizar grandes caminatas llevando consigo a una serie de peregrinos y ayudantes que los siguieron en su gran travesía.

Cada viaje fue una aventura, donde por mar y por tierra Pablo tuvo que enfrentar dificultades de envergadura, en un relato descrito en Corintios, el propio San Pablo de Tarso explica por todo lo que tuvo que pasar.

“En peligros de muerte he estado muchas veces. Cinco veces recibí de los judíos cuarenta azotes menos uno. Tres veces fui azotado con varas; una vez fui apedreado; tres veces padecí naufragio; un día y una noche pasé en el abismo.”

“Viajes frecuentes; peligros de ríos; peligros de salteadores; peligros de los de mi raza; peligros de los gentiles; peligros en la ciudad; peligros en despoblado; peligros en el mar; peligros entre falsos hermanos; trabajos y fatigas; noches sin dormir, muchas veces; hambre y sed; muchos días sin comer; frío y desnudez.”

“Y aparte de otras cosas, mi responsabilidad diaria: la preocupación por todas las Iglesias. ¿Quién desfallece sin que desfallezca yo? ¿Quién sufre escándalo sin que yo me abrase?

En estos viajes observamos que como fue víctima de los delincuentes que se encontraba por el camino, sobre todo en las zonas rurales así mismo los viajes por mar aplicaron toda la clase de travesías enfrentando los vientos y las olas que pusieron en riesgo su vida.

El las regiones como Éfeso, San Pablo de Tarso se hacía pasar por judío, llevando una especie de bolso en el hombro, que era lo que identificaba a los judíos de esa región. Es interesante describir que no solo el esfuerzo físico que hizo para llevar la palabra de Jesús a todos los rincones de la naciente Europa tuvo tanto valor como las ideas que llevó en su mente para convencer a miles de no creyentes.

Estos viajes representan un desarrollo espiritual y crecimiento del cristianismo en el mundo, comenzaba gracias a la perseverancia de San Pablo de Tarso, una era espiritual que marcará la vida y la historia del ser humano.

El primer viaje

Antioquia tenía una estabilidad religiosa y espiritual relacionada con el cristianismo que permitió establecer condiciones y planes para promover las ideas en otras regiones, la Iglesia de Antioquia representó el centro de control y funcionamiento de la naciente idea cristiana.

Desde allí partieron por primera vez San Pablo de Tarso y Bernabé, acompañados por Juan Marco (Primo de Bernabé), la historia cuenta según Hechos de la Biblia, que Bernabé dirigía la misión, salieron desde la región de Seleucia, puerto de Antioquía  hacia la isla de Chipre, ciudad natal de Bernabé, pasaron por la isla desde Salamina, hasta Páfos en la costa occidental de Chipre.

San Pablo de Marcos consiguió establecer contacto con las autoridades romanas en la región de Páfos, específicamente con Sergio Paulo, quien era un creyente de Jesús, pero sin embargo uno de sus edecanes y magos llamado Elimas intentaba convencerlo que no profesan esas ideas.

Pablo se expresó de este mago de la siguiente forma: “Repleto de todo engaño y de toda maldad, hijo del Diablo y enemigo de toda justicia”, de manera que dejó a Elimas ciego. El procónsul Sergio Paulo observando lo sucedido, se impresionó y su fe por Jesús creció enormemente, prometiéndole ayuda espiritual y material en su cruzada.

Desde allí partieron a la región de Perge, ubicado en Panfilia, región cercana a las costas de Asia Menor central, en este lugar se ocurrió un hecho que se describe en un relato que está impreso en “Hechos de los Apóstoles”, donde además se comienza llamar  Saulo a Pablo.

No obstante los compromisos de Juan Marcos hicieron que tuviera que regresar a Antioquia y San Pablo De Tarso quedaría a la vanguardia de la misión. Junto a Bernabé siguieron adelante, pero esta vez por tierra, intentando llegar a Antoquia, una región ubicada en sur de Galacia, que tenía en su entorno importantes ciudades como Antioquía de Pisidia, Iconio, Listra y Derbe.

Entre las reglas para impone el orden que había establecido Pablo durante el viaje, destacaban predicar primero a los judíos a quienes suponía más preparados para recibir el mensaje.

En “Hechos de los Apóstoles”, se relatan  situaciones de negación y oposición que recibían los de su raza, cuando Pablo intentaba darles el mensaje de Jesús. Esta situación obligó a Pablo dirigirse hacia los gentiles y paganos, quienes lo recibieron con los brazos abiertos.

Ambos decidieron entonces embarcarse hacia Atalia, en Pergee donde por un tiempo estuvo predicando y convenciendo a muchos hacia la creencia de Jesús.

Las Epístolas revelan muy poco sobre este primer viaje de San Pablo de Tarso y Bernabé,  sí menciona sobre cómo predicaba hacia los gentiles, previamente al famoso concilio de Jerusalén que se llevaría a cabo posteriormente.

Después del primer viaje se llevó la reunión de más importancia que llevaría a crear los cimientos del cristianismo, llamado el concilio de Jerusalén, pero veamos en qué consistió esta reunión.

Concilio de Jerusalén

Cuando Pablo había terminado su primera misión llamada para entonces la ” Misión Paulina”, en algunas regiones existían diferencias en la forma como Pablo y Bernabé estaban llevando la predicación, de manera que se presentó un conflicto con los llamados Judaizantes, quienes eran predicadores que  realizaban su labor únicamente con el objeto de buscar la salvación.

Esto llevó a que Pablo y Bernabé después de su regreso del primer viaje, fueran enviados a Jerusalén para limar los criterios y establecer una comunión y unificar los criterios, junto a ellos viajaron también varios seguidores y predicadores establecidos en Antioquia.

La idea era consultar a los Apóstoles y ancianos con respecto a este tema, de manera que pudieran resolver las diferencias. Para Pablo era su segunda visita  Jerusalén después de la conversión, de manera que corría el año 49 d.C. cuando se realiza este concilio de Jerusalén.

La intervención de Pablo activo en él su propia conversión y realizó en debate público la forma de cómo instruir para la admitir la realización de la circuncisión.

En la Epístola a los gálatas y en el libro de los Hechos, aparece reseñada esta intervención, lo que permitió dar forma y nombre al llamado conciliábulo conocido como el Concilio de Jerusalén, donde la posición de Pablo se impuso por encima de los ritos Judíos que se aplicaban en las tradiciones religiosas cristianas.

Desde ese momento, el concilio comenzó a tomar forma con el objeto de liberar al cristianismo de las tradiciones primitivas de origen judío, el movimiento comenzó a ser moderno, al igual que sus ideas las cuales eran más creíbles por muchas personas, se desligó de las ideas y tradiciones judías primitivas y antiguas.

Resuelto el problema de las diferencias, Pablo Insistía en las incapacidad e ineficacia de las prácticas culturales judías, que incluía otras tradiciones aparte de la circuncisión, como las observancia, donde por se plantea una reflexión en la cual, el hombre no es el que logra su propia justificación como resultado de la observancia de la Ley divina, sino que es el sacrificio de Cristo el que lo justifica gratuitamente.

Dilema de Antioquia

La salvación del hombre es un don gratuito dado por Dios a todos los seres humanos, con esta conclusión terminaba Pablo su reflexión para conformar el “Concilio de Jerusalén”, de donde posteriormente se llevaría a cabo otras reuniones, sin embargo los planteamientos de Pablo causaron revuelo en todo el movimiento inicial cristiano.

Tras su regreso a Antioquía, Pablo y Bernabé juntoa los nuevos cristianos comenzaban a practicar acciones no relacionadas con el judaísmo o mejor dicho con los judíos, un ejemplo de ello era sentarse a comer con los gentiles, los cual era un práctica muy incómoda para todos ellos.

Simón Pedro no creía que se debía modificar el tradicionalismo en las costumbres, sin embargo en gálatas se aprecia como las diferencias comenzaban a florecer: “habiendo Simón Pedro comido con los gentiles, abandonó esta práctica ante la llegada de hombres de Santiago que presentaron objeciones a esa praxis.”

Pablo reconoció la posición de Pedro, quien era el pilar de la Iglesia de Jerusalén, por lo que este se resistió a ciertas ideas planteada por Pablo, sin embargo este le advirtió a Pedro que estaba violando los principios básicos y no comulgaba con las bases del verdadero evangelio.

Para muchos era una rivalidad de criterios más que de diferencias personales, para Pablo, la actitud de Pedro se consideraba ir en contra de todo lo referente al evangelio, minimizando la importancia de la fe y dejando a un lado a su propio maestro.

Este conflicto tuvo consecuencias enormes, en La Epístolas a los gálatas se puede leer lo siguiente:

“Bernabé también tomó posición a favor de los hombres de Santiago, y esta podría ser una razón adicional de la separación de Pablo y Bernabé, así como la salida de Pablo de Antioquía en compañía de Silas.”

Como vemos las diferencias jamás fueron reconciliadas y esto permitió a San Pablo de Tarso continuar separadamente con su tarea de peregrinación del naciente cristianismo, en el cual como veremos más adelante muchos tuvieron que adoptar debido a la gran influencia de Pablo.

El segundo viaje

Esta segunda travesía de San Pablo de Tarso se realizó entre los años 50 y 53 d.C. visitó muchas comunidades cristianas que se encontraban en Antioquia, las cuales habían sido  formadas años atrás. En este viaje estuvo acompañado de Silas, un devoto y gran apóstol que ayudó a la causa cristiana junto a pablo.

Su objetivo era llegar a Siria y Cilicia, para luego pasar por Derbe y Listra, ambas ciudades francesas al sur  de Galacia, en la región de Listra se les unió Timoteo, y junto a él siguieron hacia Frigia donde por fin llegaron al norte de Galacia y allí pudieron fundar muchas comunidades cristianas.

Toda esta información es ofrecida por el contenido establecido en la Epístola a los gálatas, donde incluso se describe la enfermedad que padeció Pablo mientras atravesaba la región norte de Galacia, sin embargo esto no lo detuvo al Apóstol y pudo fundar las primeras comunidades cristianas de Gálatas.

Posteriormente partió hacia Misia y Tríade, donde se le unió Lucas, con quien posteriormente decidió ir a Europa con el objeto de fundar la primera Iglesia Cristiana en esa región, específicamente en Macedonia, allí se crearon diversas comunidades eclesiásticas que sirvieron  para llevar a cabo la misión de evangelización a cargo de las comunidades de Filipos.

​Esto le valió la aprehensión por parte de la autoridades romanas quienes lo azotaron y lo llevaron a prisión, sin embargo su pena fue corta. Posteriormente pasó a Tesalónica, donde a pesar de su corto tiempo de estadía, aprovechó para evangelizar casi todos los días, pero no pudo formar ninguna comunidad cristiana, debido a las diferencias con los judíos.

En esta región recibió muchas oposiciones y obstrucción por parte de la comunidad Judía. En su trayecto de salida de Tesalónica desvió su camino y se dirigió hacia Grecia, huyendo de la persecución judía, donde incluso había recibido amenazas de muerte.

Pasó por Berea y llegó a Atenas, donde hizo grandes esfuerzos por conquistar a los griegos, quienes para la época eran considerados muy inteligentes y creativos en todas sus acciones de vida social y espiritual. Pablo dio un discurso muy interesante en el Areópago, donde habló sobre el evangelio de Jesús resucitado.

Cumplida esta etapa se dirigió a Corinto, donde permaneció por más de un año y medio, fue recibido por Aquila y Priscila, una pareja judía cristiana que había sido expulsada de Roma por sus ideas revolucionarias espirituales, estos dos amigos fueron muy fieles a Pablo durante el resto de su vida.

En su paso por Éfeso, Pablo fue apresado y llevado al tribunal de Galio, quien era para ese momento el procónsul de esa ciudad, además de ser hermano del famoso filosofo Séneca, se cree debido a esta esta detención San Pablo de Tarso escribió su primera Epístola, se considera el documento escrito más antiguo del Nuevo Testamento.

San Pablo de Tarso inició sus actividades como escritor en esa región, envió la segunda Epístola junto a la primera a los tesalonicenses, en ellas describe a los fieles acerca de la parusía o segunda venida de Cristo, así como de la resurrección de la carne, podemos decir entonces que la presencia de Pablo en las regiones Griegas significó de gran importancia para el cristianismo Europeo.

El tercer viaje

Este tercer viaje de San Pablo de Tarso se realiza entre los años 53 y 54 d.C. comenzó visitando las comunidades más importantes de Asia menor, continuando posteriormente con Macedonia  y Acaya, pero no nos adelantemos y vemos el proceso paso por paso.

Considerado el más complejo y difícil de todos, a pesar después de todo lo que había pasado, significó la misión más dura y sufrida de este apóstol, entre sus acciones se encuentra haber recibido la más férrea oposición que jamás haya visto, tan impresionante fueron estas aversiones que el mismo Pablo les llamaba “Fieras”.

Todo esto llegó abrumarlo de una forma considerable, donde además se unieron los conflictos que acaecieron en las comunidades recién formadas de Galacia y Corinto, por lo que tuvo de manera directa, apersonarse e intervenir directamente para poder mantener la igualdad de criterios y eliminar las diferencias.

Desde Antioquía Pablo emprendió su marcha hacia el Norte de Galacia y Frigia, con el objeto de confirmar su presencia y demostrar la lealtad y fidelidad de las creencias cristianas,  posteriormente siguió hacia Éfeso, donde intentó establecer la sede de su misión, allí comenzó un proceso inmenso de evangelización por toda Asia menor, junto a un equipo de fieles que siempre lo seguían.

Su evangelización comenzó con los judíos establecidos en esa zona, dirigía sus sermones y palabras en las diversas sinagogas donde se encontraban los judíos, utilizó por primera vez como lugar de predicación a la «Escuela de Tirano».

Una de las grandes escuelas de enseñanza judía y donde Pablo por su influencia pudo ingresar y dirigirse a muchos judíos. No obstante algunos historiadores consideran que jamás San Pablo de Tarso utilizo estas escuelas, sino que solamente estuvo en otras escuelas creadas y dirigidas por el mismo, y además cerca del teatro en cuestión.

Estos centros eran pequeñas lugares llamados escuelas de teología Paulinas, creadas por el mismo Pablo. Diariamente entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde, enseñaba la palabra de Jesús, lo que para muchos sería el comienzo e inicio de la catequesis cristiana.

Efesios, Pablo se dedicó a escribir las Cartas a las Iglesias de Galacia, dirigidas específicamente a los judaizantes que le adversaron, exigiendo la circuncisión de los cristianos de Gálata de origen Gentil,: La carta realmente es un manifiesto de libertad cristiana para oponerse a las pretensiones de los Judaizantes que estaban en aquellas iglesias.

Estas cartas tuvieron gran éxito en las comunidades de Galacia. Posteriormente, se escucharon noticias de ciertos problemas surgidos en la Iglesia de corinto, donde algunas fieles de la comunidad adversaron contra el Propio San Pablo de Tarso, Los problemas realmente eran de doctrina e ideas.

Esto motivó a Pablo escribir cuatro Epístolas, de las cuales hoy en día sólo se conservan sólo dos, aunque los historiadores consideran que estas dos cartas son la fusión de las cuatro Epístolas, su contenido se basa en criterios y advertencias a la comunidad de Corintios, en contra de las divisiones creadas dentro de ella.

Primera carta a los Corintios

En la primera carta se critica los casos de escándalos, como la unión conyugal tipo incesto y práctica de la prostitución, sin embargo después de la presencia de estas cartas, la comunidad continuó con sus problemas, incluso llegando a la violencia donde ciertos grupos enteros llamados rebeldes se oponen a los paulinos.

Segunda y tercera carta a los corintios

Esto dio pie a la elaboración de la segunda carta que para algunos está fusionada con la tercera y actualmente es uno de los fragmentos que se puede leer en Corintios, una descripción de la situación que encontró Pablo cuando llegó Corinto, la Iglesia estaba en revuelta contra él.

Aunque intentó calmar los ánimos la situación era bastante compleja, en esta carta muestra su dolor por la forma en cómo se habían planteados las cosas, las diferencias eran abismales y resultó cuesta arriba conciliar entre los adversarios.

Cuarta carta a los conjuntos

Llamada también la carta de las lágrimas, San Pablo de Tarso escribe esta misiva con el objeto de enviar un mensaje de tipo apologético en defensa suya frente a sus adversarios, el contenido está cargado de emotividad.

Durante su estadía de 3 años en Éfeso, se narran en Hechos en algunos relatos con respecto a los enfrentamientos entre Pablo y los exorcistas, hijos de sacerdotes judíos que tenían cierto poder e influencia en la ciudad, esta situación fue llamada “La revuelta de los plateros”, la cual consistió en una sublevación provocada por Demetrio un judío recalcitrante que se habla mezclado entre los cristianos para provocar problemas.

Para ellos la diosa Artemisa era la más venerada y basaban sus ideas religiosas en esa ella, lo cual establece una contracción con respecto a las ideas planteadas por Pablo. La prédica del apóstol habría irritado a Demetrio, quien fabricaba pequeños santuarios de plata copiando el de Artemis de Éfeso, con no pocas ganancias para él.

Aunque no hay verificación de lo siguiente, donde supuestamente Pablo fue detenido y apresado en Éfeso debido a estos conflictos, algunos consideran que las Epístolas a los filipenses y la Epístola a Filemón fueron escrita durante ese tiempo. Posteriormente Pablo se marchó a Corinto siendo su tercera visita a esa ciudad, permaneció tres meses en la región de Arcaya.

Allí Escribió la última epístola o carta, la cual se conserva en la biblioteca del vaticano, llamada Epístola a los romanos, está fechada en el año 55 d.C. en ella se expresa el testimonio más claro sobre la presencia de la comunidad cristiana en Roma, además es considerada como “El testamento de Pablo”, donde el Apóstol describe como emprendería su  viaje a Roma, Hispania y Occidente.

Sin embargo una de sus ideas predominantes era regresar a tierra santa, entre sus propuestas existía la que consideraba el comienzo de las actividades pastorales y misericordiosas de los cristianos, la colecta de dinero entre todas las iglesias cristianas con el objeto de comprar comida y enseres para los pobres de Jerusalén.

Al momento de emprender la marcha hacia Corinto para tener como meta Siria, descubrió una jugada de los judíos que pretendían atrapar y encarcelar, por lo que tuvo que regresar por tierra acompañado por algunos discípulos de Berea, Tesalónica, Derbe y Éfeso.

Allí se dirigió hacia Tróade, bordeando la costa de Asia menor, navegando desde la isla de Quíos hasta la isla de Samos para llegar posteriormente a MIleto. En la iglesia de esa ciudad pronunció un hermoso discurso dirigido a los ancianos de la Iglesia de Éfeso, se dieron cita muchas personas que quedaron admiradas con su sabiduría y enseñanza.

Posteriormente emprendió rumbo hacia Cos y Rodas con el objeto de llegar a Jerusalén, donde por fin pudo entregar la colecta que tanto había pregonado. No obstante esta llegada a tierra santa no era de la más placentera para el apóstol, tenía la presunción que sería perseguido una vez más por los judíos.

Pablo estaba con la incógnita de saber cuál sería la reacción de las comunidades cristianas establecidas en Jerusalén después de los diversos conflictos ocurridos en Corinto. Otra situación que le preocupaba era cómo sería distribuida la tan nombrada colecta.

Recordemos que fue una misión titánica, movilizar tantas personas en diversos lugares para la recolecta, lo que representaba una hecho de envergadura Mayor.

Esta falta de control y administración con respecto a lo recogido en las diversas Iglesias trajo como consecuencia que Pablo no disolviera los recelos que existían en las comunidades de Jerusalén, además de no participar ni intervenir de manera directa en la predicación.

Este tercer viaje a pesar de ser uno de los más complicados de Pablo, resultó el más beneficioso para el futuro del cristianismo, se establecieron criterios firmes que permitirían dar por muchos años conceptos y contenidos hacia los fieles y el resto de las comunidades de toda Europa y Asia menor.

Las persecuciones

Desde su  conversión y hasta sus últimos años de vida, San Pablo de Tarso tuvo que vivir con la situación de ser un perseguido, por diversas razas y religiosos radicales, así como de los políticos romanos fue apresado y vejado muchas veces, su convicción y sus ideas basadas en Jesús le permitieron mantenerlo con vida por muchos años.

Paso de ser perseguidor a perseguido, cuando conoció a los primeros Apóstoles de Jesús, tuvo la capacidad de convencerlos sobre lo que había recibido del señor, aunque Pablo de Tarso conoció a Jesús muy joven (Más adelante describiremos este encuentro), en ese momento no representaba un peligro para la causa cristiana, pero la historia demostró que se convertiría en un mártir y una líder espiritual del naciente cristianismo.

Primera persecución

Antes de ser perseguido, Pablo era un perseguidor de los seguidores de Jesús, se consideró el mismo acérrimo para combatir encarcelar y ajusticiar a todo aquel que nombrara la doctrina de Jesús, en Hechos de la Biblia se detalla la forma como Pablo buscaba y sentenciaba a los fieles de Jesucristo.

Sin embargo y un poco antes del primer encuentro con los seguidores de Jesús en Jerusalén, Pablo lideró un movimiento en contra de los cristianos que lo llevó a enfrentar a un grupo judío helénico liderado por Esteban, a quien unos meses después estaría dando la sentencia para su lapidación.

Esta situación creó mucha polémica antes y después de su conversión, donde incluso algunos historiadores justifican la acción de Pablo contra Esteban, Pablo era muy agresivo en las persecuciones en Jerusalén contra los seguidores de Jesús.

No respetaban mujeres y niños, en muchas de sus Epístolas describe cómo eran los procedimientos, también se detallan algunas referencias con respecto a la forma de como también recibió persecuciones de sus propios fieles que lo adversaron así como de los judíos enemistad y algunos fariseos.

Después de la Conversión y el encuentro con los Apóstoles Pablo pasaría a ser perseguido por sus adversarios, judíos y romanos. En su primera estadía en Jerusalén la persecución motivó a que todos los apóstoles se dispersaron por las regiones de Judea y Samaria.

La persecución llevada a cabo por los judíos, tenía como meta matar a todo aquel que profesaba ideas relacionadas con Jesús o estuviera vinculado con Pablo.

El celo hacia  Pablo era enorme pero su firmeza en la prédica y el discurso para llevar la verdad del señor adelante fueron determinantes para lograr el objetivo planteado por Jesús en ese segundo encuentro entre ambos.

Encuentro con Jesús

Durante su aprendizaje y en el proceso de de enseñanza al lado r a “Los pies de Gamaliel», tuvo el privilegio de conocer a Jesús, estuvo presente durante sus predicaciones e incluso en el proceso de crucificcion y muerte, aunque Pablo no menciona en ninguna de sus Epístolas haber estado en contacto o haber visto a Jesús en todo su ministerio.

Muchos historiadores hacen coincidir a ambos debido a la fecha histórica relacionada con el nacimiento de Pablo y el de Jesús. De haber habido un encuentro en su juventud no hubiera duda que San Pablo de Tarso lo hubiera revelado, no una, sino muchas veces en varias de sus cartas.

Se cuestiona la presencia constante de Pablo en Jerusalén durante su juventud, y algunos se preguntan, ¿si visitó la ciudad santa varias veces cómo es posible que no hubiera tenido información o conocimiento sobre la presencia de Jesucristo?, aún algunos consideran el hecho de que Pablo también era fariseo y conocía además varios idiomas.

Esto permite establecer que de algún modo algunos griegos y hebreos habían comentado sobre Jesús y su presencia en Jerusalén, por lo que aunque sea por curiosidad, pablo hubiera hecho contacto y buscado la forma de aunque sea observar al maestro.

Las conclusiones afirman que realmente no hubo tal encuentro, pudiera ser las diferencias de ideas que permitieron nacer paulatinamente en San Pablo de Marcos aversión hacia  los seguidores de Jesús, lo que ocasiona no importancia ni relevancia espiritual para él.

El apóstol de los gentiles

Sus diversas actividades apostólicas y de peregrinación en diversas regiones de Europa y Asia menor le permitieron otorgar este apodo, se cree que fue en Chipre donde comenzó su actividad directa con los gentiles, recibiendo grandes logros y apoyando a muchos adeptos que día a día se alegraban con su presencia.

En esa ciudad dejó a un lado su nombre romano (Saulo) para adoptar el nombre latino de Paulo, esto le ayudaría para llevar a cabo la misión de evangelizar en muchas regiones habitadas por los gentiles. Quienes comprendieron de una forma más sencilla y rápida el nuevo mensaje que les traía Paulo.

Los constantes fracasos de Pablo durante sus  predicaba en las diferentes sinagogas judías le permitieron enfocarse hacia otras comunidades, sin embargo algunos hebreos creyeron en su palabra y lo siguieron porque representaba ideas espirituales renovadoras.

De la misma forma,  los gentiles y no creyentes que se encontraban dispersos muchas regiones Europeas, escucharon con mucha atención el mensaje que les enviaba Pablo, y este al notar su atención, comenzó a buscar regiones en cuales existían  más personas con esas características. Pablo concluye que realizando visitas a Chipre, Asia menor comenzaría un gran ministerio.

Las primeras comunidades de creyentes de Jesús se fueron formando por gentiles específicamente en Perge, Debe de Licaonia, Antioquía de Pisidia, Listra e Iconio, nacieron muchas congregaciones y el éxito en sus prédicas fue inmenso, pero también tuvo consecuencias trágicas.

En la región de Listra estaba a punto de morir, luego de una golpiza que sus enemigos y persecutores le habían propinado, y después de creer que había muerto huyeron, sin embargo Pablo estaba vivo y pudo salir de esta trágica situación.

Durante los dos primeros viajes, Pablo estuvo viviendo por mucho tiempo en Antioquia, cuando acudió al “Concilio de los Apóstoles ” en Jerusalén, se establecieron condiciones importantes para el nuevo movimiento, allí se discutieron temas como a forma de realizar el bautizo a los paganos, a los gentiles y los no creyentes. Muchos se opusieron a esta propuesta.

También se discutió la obligación de los preceptos judíos para los conversos que procedían del paganismo. Debido a esto Pablo de Tarso obtuvo un éxito rotundo sobre todo en los fieles de las comunidades, imponiendo la tesis donde los cristianos gentiles debían tener la misma consideración que los judíos.

Asimismo llevó a cabo la exposición de la ley mosaica y la importancia que tienen en la historia, defendió la redención de Cristo la cual está marcada por el definitivo ocaso de dicha ley y rechazó la obligación de numerosas prácticas judaicas.

Su influencia en las comunidades de cristianos gentiles en Antioquía fue considerable, fundando muchas congregaciones, llevando sus ideas a diferentes ciudades como gálata, poblaciones de Asia menor, Macedonia y Acaya, esta evangelización se cristaliza de forma muy contundente, con los gentiles de Filipos, Tesalónica, Berea y Corinto.

En Grecia, después del famoso discurso en el Areópago, obtuvo una gran cantidad de seguidores que no conocían las ideas de Jesús. Su estadía en Corinto le permitió establecer contacto con las autoridades le permitieron comenzar su actividad como escritor.

Las comunidades de Asia menor recibieron a Pablo de Tarso con beneplácito, existía muchos gentiles que no habían podido ser convencidos por los judíos, y Pablo con su mensaje de la nueva de Jesús convenció y formó muchas comunidades cristianas primitivas.

Con la escritura de diversas Epístola manifiesta su proyección de ideas y canalización de la creación y fortalecimiento del cristianismo, los gentiles fueron los que más apoyaron sus ideas, de allí su denominación, estos consideran a Pablo un gran líder y maestro, comprendieron además que a través de sus enseñanzas, la importancia que  la palabra de Jesús es firme y está llena de fe.

Aprehensión De San Pablo

Las últimas actividades de San Pablo se llevaron a cabo en Jerusalén, allí recibió consejos de Santiago quien le sugirió que debía comportarse como un judío piadoso y practicante, a lo que Pablo aceptó. Esta situación comprenderá la realización de un rito de setenta días en los cuales los judíos permanecen en tranquilidad y evitando algún tipo de conflicto o diferencia.

Santiago había hecho la propuesta a Pablo porque sabía que los judíos no podían acceder a su aprehensión mientras estuvieran cumpliendo este rito, finalizando los setenta días, llegaron unos judíos que provenían de Asia menor, observaron a Pablo en el templo y lo acusaron de violar la ley.

También alegaron que Pablo había introducidos unos griegos en el templo, se le encimaron e intentaron asesinarlo, sin embargo fue salvado por los miembros del tribuno de la cohorte, quienes a pesar de salvarlo lo apresaron, llevándolo a fortaleza de Antonia.

Presentado ante el Sanedrín, Pablo se defendió de todas las injurias, sus criterios fueron tan firmes y convincentes que crearon una disputa entre fariseos y saduceos, donde estos últimos no creen en la resurrección mientras que los fariseos si la respetan y creen.

Los judíos estaban convencidos de los pecados y violación de la ley de Pablo y querían asesinarlo, pero el tribuno no lo permitía, de manera tal que inmediatamente fue enviado al procurador de la provincia de Judea, Marco Antonio Félix.  Allí  también Pablo supo defenderse y el procurador tomó la opción de postergar el juicio y apresarlo por dos años.

Con la llegada del nuevo procurador ¨Porcio Festo”, quien revisó el caso, pero Las acciones las acciones legales cambiaron de rumbo Cuando Pablo apeló al César delante del procurador y fue enviado a Roma, realizar esta acción era una especie de defensa que todo ciudadano judío tenía como opción en esa época y servía como última opción para salvarse de ser lapidado o asesinado.

Es llevado a roma en calidad de prisionero, la travesía duró mucho tiempo y los caminos por donde transitaban eran tortuosos, tanto que una parada en la isla de Malta duró aproximadamente tres meses.

En el libro de los Hechos de los Apóstoles se describe la llegada de Pablo de tarso a Roma. Para los seguidores, fieles cristianos y el propio Pablo esta situación representaba un momento importante, ya que se estaba cumpliendo lo que Jesús había considerado como la llegada del evangelio a todas las naciones.

Pablo entendía que su llegada a Roma significaba de una importancia enorme, permitiendo establecer, sin importar su condición de prisionero, la culminación del proceso de evangelización y expansión del cristianismo.

La descripción en el libro de los Hechos es de la siguiente forma:

“No por libre voluntad, como se lo había propuesto una década antes sin lograrlo, sino como prisionero sujeto al César, con lo que los romanos se convirtieron en agentes indirectos del afianzamiento del evangelio en el centro mismo de su Imperio.”

Se cree que en Roma fue liberado y continuó predicando hacia otras regiones, otros dicen que fuese mantuvo preso hasta su muerte, pero realmente  no hay certeza al respecto, solo contradicciones, de lo que sí estamos seguros, es que representó un momento cumbre para el futuro del cristianismo.

Saber con fidelidad y certeza qué sucedió con el apóstol en Roma, resulta hoy en día una tarea de investigación enorme, algunos argumentan que después de ser liberado en la capital del imperio, emprendió una importante evangelización hacia Hispania.

Otros alegan que sencillamente murió en Roma (De lo cual sí hay certeza), sin embargo en la Epístola de Clemente y en uno de los fragmentos del libro Muratoriano, se puede leer que Pablo solo murió encarcelado en Roma.

Las reflexiones consideran que si Pablo de Tarso hubiera sido liberado en Roma, sencillamente estuviera reseñado en alguna de sus epístolas e incluso en algún otro contenido donde se relata su vida. La polémica con, los historiadores pica y se extiende, Armand Puig i Tàrrech, profesor de Nuevo Testamento y decano de la Facultad de Teología de Cataluña, explica que:

“Existen razones suficientes para afirmar como plausible y altamente probable, que Pablo haya realizado una misión en Tarragona después de su liberación en Roma, en condiciones penosas debidas a su condición de exiliado.”

La tradición de la Iglesia Cristiana establece que la muerte de Pablo ocurrió en Roma bajo el mandato de Nerón y la misma fue de forma violenta, pero no vamos adelantarnos. Con respecto a la estadía como prisionero en Roma algunos afirman que Pablo recibió maltratos físicos.

Esta situación pudo haber provocado su muerte unos años después, de manera que se contradice con algunos donde consideran que San Pablo de Tarso había sido liberado, lo importante en todo esto es que el apóstol representaba una puntilla de incomodidad para los romanos, en su celda de prisión Pablo continuaba predicando y llevando el mensaje de Jesús.

Muerte y sepultura

Se cree que Pablo murió el mismo año que Pedro, 64 d.C. E sus cartas a los Efesios señala todo el sufrimiento que recibió mientras se encontraba en la cárcel, algunos historiadores establecen la fecha de fallecimiento de Pablo hacia el año 67, de manera que sucede durante el mandato de Nerón.

Muchos historiadores han realizado diversos análisis con respecto a la fecha de nacimiento de Pablo, algunos afirman que murió cerca del año 58 y otros dicen que ocurrió hacia el año 60, la muerte de San Pablo de Tarso fue similar a la de Juan El bautista, ambos murieron   decapitados.

El historiador de origen judío llamado Tertuliano describe la muerte de Pablo de la siguiente forma:

“¡Cuán feliz es su iglesia, en la cual los apóstoles derramaron toda su doctrina junto con su sangre! ¡Donde Pedro soportó una pasión como la de su Señor! Donde Pablo ganó su corona en una muerte como la de Juan”

Pedro y Pablo fueron martirizados por autorización de Nerón quien era un perseguidor de cristianos, implacable con ellos y directamente dio la orden para aplicar la sentencia de muerte a Pedro y San Pablo de Tarso, el primero crucificado boca abajo y el segundo decapitado.

Tradición y culto

Después de su muerte se desconoce realmente qué sucedió con sus restos, por las informaciones y tradiciones romanas el cuerpo debió ser entregado algún familiar o seguidor quien  posteriormente le realizaría la santa sepultura.

Se sabe que la muerte de Pablo  fue muy trágica, de manera que esta situación pudo haber creado más afición y lealtad por parte de  sus seguidores, quienes con el pasar de los años el culto a San Pablo de Tarso creció considerablemente.

Recientemente se realizaron excavaciones en la Basílica de San Pablo Extramuros, donde un grupo de arqueólogos autorizados por el Vaticano descubrieron en el 2006 varias fosas con restos humanos, estos se encontraban en un sarcófago de mármol ubicado bajo el altar del templo mayor.

Esta tumba se cree que data del año 390 o 400, según la información generada por el proceso de medición que se hace a través del Carbono 14,  las investigaciones y exhumaciones de las osamentas tuvieron un resultado y análisis final en el año 2009.

El papa Benedicto XVI anunció dichos resultados de las investigaciones, las cuales arrojaron  importantes referencias, como la siguiente: los restos podían ser del apóstol San Pablo de Tarso, debido a que las referencias, antecedentes y ubicación demostraron que podían ser del apóstol.

Con respecto al culto que se le rinde a este apóstol algunos consideran que puede existir una diferencia entre el paulista y el cristianismo, aunque Pablo defendía y predicó por muchas regiones la palabra de Jesús, sus criterios para la implementación y crecimiento del cristianismo lo hacen ver como una figura con criterio propio dentro de la corriente religiosa.

En el Cristianismo, Pablo desplaza a toda la figura de Jesús e incluso a el resto de sus  discípulos, la autoridad ideológica del Cristianismo es realmente Pablo, ni siquiera el propio Jesús ni Pedro, siendo incluso el padre de ese movimiento y considerado el padre de toda su ideología.

Algunos afirman que el movimiento debería llamarse Paulismo, en vez de cristianismo, pero estas consideraciones están siendo analizadas por muchos teólogos y estudiosos de la historia, con el objeto de determinar si realmente el protagonismo de San Pablo de Tarso es más fuerte en el cristianismo que el propio Jesús.

Ellos se basan en que Pablo en sus epístolas constantemente habla del evangelio como una forma de  conseguir la verdad y el camino a la vida eterna, pero realmente ¿el evangelio de Pablo era el mismo que intentaba llevar a cabo Jesús?

En muchas descripciones Pablo establece y dice de manera tajante en sus cartas “Mi evangelio” e incluso en Romanos se puede leer lo siguiente:

“Pablo afirma que el evangelio que está diseminando entre los gentiles, es suyo, no el del Padre Celestial.”

Lo cual representa una contradicción ideológica, para todo católico y creyente de Jesús el evangelio es uno solo, esta discrepancia se  cree que Pablo la realizó con el objeto de mostrar autoridad ante los que buscaban de disgregar el naciente movimiento cristiano en Antioquia y Corinto.

En sus escritos Pablo jamás menciona ninguna parábola de Jesús, tampoco menciona sobre su crucifixión ni el juicio que le hicieron los judíos y los romanos, parece que sus intenciones no eran demostrar o que se trajera a colación su antigua  actividad de perseguidor de seguidores de Jesús.

Sin embargo establece todo lo referente a la conversión y el mensaje que Jesús le encomendó, su tarea como misionero del señor y que debía hacer para llevar la palabra a todos los confines del mundo, incluso al llegar a Roma, vimos anteriormente como describió el objetivo de Jesús, llevar la palabra a todas las regiones de la tierra.

“Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí.”

Esta cita textual se encuentra en Corintios y representa una pequeña parte de lo que Jesús representaba para San Pablo de Tarso. De manera que el Paulismo realmente es un contenido de Idas de Pablo De tarso con el objeto de llevar cabo una misión especial encomendada por Jesús, donde toma los planteamientos y reflexiones del propio Mesías y lleva a cabo un movimiento que permite crecer a través de los años.

El cristianismo está subdividido hoy en día en muchas corrientes, siempre basadas en las ideas principales de su creador San Pablo de Tarso, el catolicismo lo recibe como un gran apóstol que representó un impulso y un gran apoyo para el nacimiento de la Iglesia católica.

Importancia histórica del apóstol

La figura y las ideas de San Pablo de Tarso han sido motivo de discusiones por muchas generaciones, han provocado diversos juicios de valor muy contrastantes, llegando a incluso a crear contradicciones y enfrentamientos extremos, algunos creen incluso que la entrega de Pablo a los romanos fue ocasionada por sus propios seguidores que lo adversaron y envidiaban.

Así como tuvo detractores, también ha tenido infinidad de seguidores y defensores, por ejemplo los tres padres apostólicos más importantes del siglo I y II, Clemente de Roma, Ignacio de Antioquía y Policarpo de Esmirna, se refieren a Pablo en sus cartas y pistolas propias sobre Pablo como un gran sabio, bienaventurado y glorioso hijo de dios.

Policarpo se refiere a Pablo como lo siguiente:

“Porque ni yo ni otro alguno semejante a mí puede competir con la sabiduría del bienaventurado y glorioso Pablo, quien, morando entre vosotros, a presencia de los hombres de entonces, enseñó puntual y firmemente la palabra de la verdad; y ausente luego, os escribió cartas, con cuya lectura, si sabéis ahondar en ellas, podréis edificaros en orden a la fe que os ha sido dada”

No obstante la naciente Iglesia Primitiva cristiana, fue muy renuente las ideas de San Pablo de Tarso, quien además lo considero un rival directo de Pedro y Santiago, Los padres de la Iglesia a finales del siglo II señalaban a Pablo como las bases de la Iglesia junto a Pedro.

Algunos establecieron que Pablo era incluso el Señor del evangelio y consideran lo siguiente:

“Todavía hemos de añadir a las palabras del Señor las palabras de Pablo, examinar su pensamiento, exponer al apóstol, aclarar todo lo que ha recibido de otras interpretaciones por parte de los herejes, que no comprenden lo más mínimo de lo que dijo Pablo, mostrar la estupidez de su locura y demostrar, precisamente a partir de Pablo, que son unos mentirosos, mientras que el apóstol, heraldo de la verdad, enseñó todas las cosas plenamente de acuerdo con la predicación de la verdad” Epístolas de Ireneo.​

Otros que nunca dudaron de la fidelidad y entrega de Pablo fueron Agustín de Hipona, San Juan Crisóstomo, quienes a comienzos del siglo II se rendían en admiraciones y alabanzas para con el apóstol, e incluso lo consideraban superior a ciertos Arcángeles y Ángeles.

Para Martín Lutero representaba un líder espiritual de renombre diciendo incluso que no había nada en el mundo tan audaz y persistente que la predicación de San Pablo de Tarso. En el siglo VIII un hereje ibérico llamado, Migecio, dijo que gracias a Pablo l, se había encarnado el Espíritu Santo.

Así mismo muchos pensadores religiosos católicos en el siglo XX, han considerado a Pablo como un hombre valiente e incluso lo llamaban “El decimotercer apóstol”, “El misionero más grande” y hasta “El vaso de la elección”.

El legado de San Pablo de Tarso en la historia del cristianismo es muy grande, su influencia en grandes líderes espirituales y políticos abarca figuras como Juan Calvino y Martin Lutero, quienes gracias a la inspiración de sus ideas pudieron llevar cabo la Reforma Protestante del Siglo XVI. John Wesley en Inglaterra propuso El epistolario Paulino gracias a las ideas de Pablo,

Sin embargo en el siglo XI  comenzó un periodo de reacción en contra de las ideas renovadoras del apóstol, siendo uno de los pioneros Friedrich Nietzsche, quien describe en su obra acusaciones contra Pablo:

“A la «buena nueva» le sucedió inmediatamente la peor de todas: la de Pablo, La vida, el ejemplo, la doctrina, la muerte, el sentido y el derecho del evangelio entero, todo eso dejó de existir cuando este falsario por odio comprendió que era lo único que podía usar. ¡No la realidad, no la verdad histórica!”

“Borró sencillamente el ayer, del anteayer del cristianismo, se inventó una historia del cristianismo primitivo Más tarde la Iglesia falseó incluso la historia de la humanidad, convirtiéndola en prehistoria del cristianismo”

Uno de los propagadores de la Iglesia nacional de Alemania, Paul de Lagarde consideró el movimiento de peregrinación y la formación de ideas nuevas referentes a Jesús como “La revolución nefasta del cristianismo”, llamando a Pablo directamente como una persona incompetente,

En Europa todavía se discute la importancia e influencia de San Pablo de Tarso en el crecimiento y desarrollo del cristianismo, algunos consideran que las ideas de Pablo eran anacrónicas e insensatas, pero su don de convencimiento y liderazgo le permitieron lograr un peso importante incluso por encima de los discípulos de Jesús.

Recientemente se han establecido conceptos como el “Cristianismo Paulino” y el “judeocristianismo”, corrientes de pensamiento que conceptualizan al primero, como el cristianismo moderno y avanzado llevado a cabo por Pablo de Tarso y el segundo un cristianismo más ortodoxo y primitivo, que no tuvo tanta influencia como el primero pero que sirvió para agrupar a los cristianos que no comulgaban con San Pablo de Tarso.

Ambas corrientes mantuvieron una idea común, la fe el Jesús, e incluso Pablo en su segunda carta menciona algo interesante con respecto a esto, dice que “Las diferencias de opinión existentes entre las distintas corrientes básicas del cristianismo primitivo no sofocaron su pluralidad interna, tal como cristalizó en el canon bíblico.”

Legado de Pablo   

Se ha dicho muchas veces, que como fundador del cristianismo dejó las bases que sirvieron a muchos permitir conocer la verdad de Jesús, algunos creen que sin sus peregrinaciones enseñanzas y vocación, el cristianismo se hubiera dispersado e incluso desaparecido y ni siquiera haber tenido un criterio propio.

acusado de ser un modificador de la palabra de Jesús, realmente se puede considerar que San Pablo de Tarso ayudó a conciliar las ideas que los discípulos de Jesús no habían podido cuestionar, aunque estos llevaban ia palabra del Mesías a cada región que llegaban no había podido crear una fortaleza de ideas que permitiera darle impulso total al movimiento.

Pablo dio esa fuerza y poder cuando plantea un cristianismo moderno, diferente al que ellos planteaban, dejando a un lado los conceptos tradicionales y culturales judíos, que seguían amarronado a los cristianos a los preceptos  hebreos.

Esta situación como hemos visto generado mucha polémica, los ortodoxos que aún existen mantienen un cristianismo con procedimientos y ceremonias primitivas, que realmente pertenecen al Judaísmo. El trabajo de Pablo fue arduo y si se puede decir más comprometido y responsable que el resto de los apóstoles.

Supo interpretar de una forma entendible todas las ideas de Jesús, sobre todo hacia los no creyentes y gentiles, llevó su peregrinación y alcanzó regiones que inclusive eran imposible lograr con la actitud de los discípulos naturales de Jesús.

Separar el judaísmo en las tradiciones y ritos cristianos fue uno de sus más grandes legados, sin necesidad de establecer una religión diferente, respetando las acciones de los judíos que se convertían al cristianismo. Pablo aisló el cristianismo de las ideas griegas y Helénicas, estableciendo un idealismo espiritual propio y natural, proveniente de Jesús.

Cada viaje del apóstol llevaba consigo la concepción teológica del cristianismo, donde el punto principal era la universalidad de la redención y la nueva alianza establecida por Jesús, aboliendo la vieja ley de Moisés y creando una nueva imagen del ser humano basada en la imagen del cuerpo y sangre de Jesús.

La fuerza de su palabra el vigor de sus argumentos convencieron a miles de personas. Las referencias de estas acciones están plasmadas en sus doce cartas o epístolas, dirigidas comunidades,  grupos y personas con el objeto de unificar y mantener la unión entre todos los cristianos.

Estos textos son una poderosa base que con el tiempo permitieron establecer los cimientos del cristianismo, la inspiración que recibió Pablo de Tarso para escribir cada una de sus epístolas son un valor literario y narrativo enorme, en ellas se pueden apreciar canciones, oraciones, poemas y descripciones de diversas situaciones y pensamientos propias del apóstol.

Los griegos que pertenecían a una de las culturas más cerradas y expansivas de la época, recibieron de Pablo argumentos que con el tiempo permitieron modificar los pensamientos relacionados con las divinidades y la religión…

Su influencia llega a niveles muy altos cuando más del 70 % del Nuevo testamento está conformado por las Epístolas de Pablo, son uno de los legados más importantes para el mundo espiritual del hombre.

Entre las ideas más importantes dejadas por Pablo se encuentran por ejemplo la forma de manifestar el pecado original, convencer muchos no creyentes que Jesús murió en la cruz para perdonar los pecados de los hombres, así como manifestar como el sufrimiento de Jesucristo fue para redimir a la humanidad.

Entre otros criterios de importancia, la confusión con respecto a si Jesús era Dios, también determinó de manera tajante, que Jesús era el camino para llegar a Dios. Mantuvo el criterio sobre adán de que se heredó el cuerpo incorruptible y donde también formaba parte de dios.

Rechazó la sexualidad libre y sin control, la subordinación de la mujer, temas que jamás fueron tocados por el mesías. Acabo con las diferencias entre judíos y gentiles, estableciendo para ello la desconexión de la Ley mosaica.

Según Pablo de Tarso los mandatos Bíblicos no son los que salvan al hombre de sus pecados sino la fe en cristo, estas aseveraciones resultan para la época ideas revolucionarias e incluso para muchos representan una blasfemia a la palabra sagrada. Según muchos judeocristianos.

Las consecuencias y polémicas que se presentaron cuando Pablo estableció estos pensamientos hicieron que los discípulos de Jesús lo adversaron, e incluso con respectos las tradiciones culturales judías con la elaboración de ritos judíos y responsabilidades de alimentación. San Pablo De Tarso tuvo muchos enemigos que intentaron incluso asesinarlo por la contrariedad de ideas.

Se cree que el gran legado de Pablo fueron las miles de comunidades que formó a través de Europa y Asia menor, las cartas o epístolas y el mensaje basado en los pensamientos de Jesús, hoy en día se sigue hablando de los criterios y la forma en la cual Pablo de Tarso llevó a cabo su ministerio, lo que significó para muchos la utilización de la figura de Jesús como parte de sus ideales.

Toda esta gama de conceptos ideas y reflexiones, basadas siempre en Jesús, permitieron que San Pablo de Tarso se convirtiera en un líder espiritual de renombre, llegando a convencer incluso a gobernantes judíos y romanos, dando inicio también a un tipo de pensamiento que para muchos es llamado el Paulismo.

El Paulismo

Conforma un grupo de ideas y pensamientos específicos basados en la forma de peregrinación y enseñanzas de San Pablo de Tarso, durante su apostolado por llamarlo de alguna forma, permitió dar todo por establecer las ideas de Jesús en el máximo de territorios conocidos, a pesar de ser uno de sus más acérrimos adversarios durante muchos años atrás.

Esto no permitió influir en las ideas  que posteriormente llevó a cabo, aunque muchas veces fue criticado por los discípulos de Jesús, tuvo la fortaleza y los suficientes argumentos para convencerlos, tanto fue la influencia que permanece como líder del naciente movimiento cristiano hasta su muerte.

 ¿Qué son los temas Paulinos?

Representan la forma y las principales influencias que recibió el apóstol para poder llevar a cabo la creación del movimiento cristiano mundial. Estos pensamientos están considerados en las diversas epístolas que son el fundamento esencial de la doctrina Paulista, veamos varios temas paulinos.

las Epístolas

Conforman una serie de textos escritos originalmente en griego que conforman  los planteamientos generales y específicos de toda la idea, pensamiento y forma de peregrinación con respecto a las ideas de Jesús, en ellas también se establecen consejos sugerencias y recomendaciones a personas y comunidades cristianas.

Son la base principal del cristianismo, las reflexiones más relevantes de San Pablo de Tarso, agrupando una gran cantidad de ideas y exhortaciones con el objeto de enseñar la doctrina de Jesús, a cualquier persona. Estas obras literarias están conformadas por las Siguientes:

  • Primera epístola a los tesalonicenses
  • Epístola al filipense
  • Primera epístola a los corintios
  • Segunda epístola a los corintios
  • Epístola a los gálatas
  • Epístola a Filemón
  • Epístola a los romanos.

Primera epístola a los tesalonicenses

Conforma uno de veintisiete libros del Nuevo testamento incluido en la Biblia, es como una de las trece Epístolas atribuidas directamente al Apóstol, considerada cronológicamente como la primera en redactarse por parte de Pablo, está dirigida específicamente a toda la comunidad de cristianos en Tesalónica.

Contiene temas relacionados con la escatología cristiana (estudiar al ser humano y al universo antes y después de la extinción de la vida en la tierra o la vida después de la muerte), así como alentar con respecto a la moral humana y relacionar sus recuerdos con el mensaje que predicaba.

Epístola a los filipenses

Incluida también en el Nuevo testamento de la Biblia, es una carta escrita por Pablo dirigida a los fieles cristianos que habitaban en Filipos, data entre los años 54 y 61 a.C. y fue escrita mientras se encontraba en prisión, contiene cuatro capítulos.

Se basa específicamente en un agradecimiento a todos los cristianos por las ofrendas recibidas, en ella también se describen conceptos y mensajes referentes a la bondad, la humildad, la unidad y la forma de vida cristiana.

Recordemos que Filipos era una ciudad perteneciente al imperio griego ubicada en Macedonia, y la comunidad cristiana se había fundado aproximadamente en el 50 a.C. de manera que era una congregación de mucha importancia para el apóstol.

Primera epístola a los corintios

Escrita de manera muy simple por el apóstol alrededor del año 54 a: C., dirigida a toda la población cristiana de Corintios,  fue redactada en Éfeso durante el tercer viaje de Pablo, previamente al viaje hacia Macedonia, contiene 15 capítulos y se basa en una serie de recomendaciones donde se expresa la postura del apóstol con respecto a las ideas renovadores.

El contenido es extenso pero en un lenguaje simple, ya que le interesaba que fuera leída por muchos cristianos, haciendo énfasis en la fe, pero sobre todo  la capacitación que deben tener los gentiles y cristianos para tener acceso al cielo, así como de la descripción de tradiciones judías adaptadas a la vida cristiana, y coloca como ejemplo la forma de comer carne de sacrificios hechos a los ídolos.

También plantea enseñanzas hacia la profecía del señor, realza la fuerza del amor y crítica las situaciones relacionadas con el misticismo, que para muchos cristianos gentiles  aún estaban dentro de sus tradiciones.

Segunda epístola a los corintios

También es una carta dirigida a los cristianos que habitaban en corintos y algunos historiadores consideran que es una segunda parte de la primera epístola a los Corintios, fue escrita en el año 57, contiene 2 capítulos.

Su contenido tienen como objetivo enfatizar sobre el pensamiento del apóstol y su ministerio, los cristianos son tratados con mucho afecto por parte del apóstol. Así mismo se defiende de las falsa acusaciones de quienes lo adversa, estimula las acciones necesarias para la convivencia mutua.

El apóstol profundiza sobre las condiciones físicas humanas y cómo deben ser combatidas ciertas enfermedades, también plantea sobre los procesos de alimentación en las comunidades y exhorta a los líderes a que utilicen la fe como forma de predicación.

Epístola a los gálatas

También incluida en el Nuevo Testamento, es una carta dirigida a los habitantes cristianos de la población de Galacia, en Asia Menor, contiene 6 capítulos y data del año 55 d. C. aproximadamente, fue escrita después de la segunda visita que realizó a esa región junto a Bernabé.

La carta vincula el evangelio de Jesús en contraposición a los conceptos ideológicos judíos, sobre todo en el acto ceremonial, recordemos que el cristianismo primitivo continuaba realizando ceremonias y ritos que provenían del Judaísmo.

Esta carta busca de orientar el camino que deben seguir los cristianos, es realizada con el objeto de enderezar el camino de los gálatas, quienes habían comenzado a tomar un rumbo diferente, esta apreciación la obtuvo Pablo después de la segunda visita.

Directamente es una forma de hacer recapacitar a los llamados Judaizantes, quienes adversaban de manera muy fuerte al apóstol, además habían sido capaces de penetrar en las bases de las primeras corrientes y comunidades cristianas primitivas.

Epístola a Filemón

Filemón era un líder del cristianismo primitivo que habitaba en la región de Colosas, siendo además uno de los primeros fundadores de la Iglesia en esa región, la carta fue escrita mientras San Pablo de Tarso se encontraba prisionero. Su contenido comprende temas relacionados con el perdón, la bondad y la reconciliación.

Se llega autodenominan un prisionero de Jesucristo, establece la condición de colaborador a Filemón y trata a Timoteo de hermano, el caso curiosos es que un esclavo de Filemón que había huido, fue quien posteriormente entregó al cortar este solicitando su perdón.

Filemón era un cristiano de buena posición económica que probablemente había llegado a ser obispo antes de convertirse al cristianismo. Esta epístola es una de las más cortas de San Pablo de Tarso y contiene apenas 25 versículos cortos.

Epístola a los romanos.

Fue escrita por Pablo durante su estadía en la ciudad de Corinto, en la biblia se destaca únicamente como “Romanos”, es el sexto libro del Nuevo testamento, y se considera una de las más largas, a pesar de no poseer capítulos, fue escrita  aproximadamente en el año 57.

Su contenido explica detalladamente la forma de cómo la salvación es ofrecida a todos los hombres de la tierra por parte de Jesucristo, para muchos historiadores es la carta más importante de Apóstol siendo llamada incluso “legado teológico más importante de Pablo”, o como dicen en la Iglesia el magnum opus de Pablo.

La epístola o carta (Que los historiadores no han determinado) consiste en una serie de sugerencias de Pablo a los cristianos que habitaban en Roma, sin embargo reflexiona sobre los momentos en los cuales el mismo estuvo apartado de Dios.

Intenta además enseñar a todo aquel romano que la pueda leer la carta,  la seguridad y la fortaleza que otorga la entrega hacia Jesús, con el objeto de encaminar su vida hacia la vida eterna que Dios les regala.

Pablo considera importante esta carta a los romanos ya que como él mismo lo dice, busca algunas acciones como estas:

  • Pedir oraciones que lo protejan de su próximo viaje a Jerusalén.
  • Esperar que la ofrenda solicitada sea recibida y entregada en la capital del imperio romano.
  • Conseguir respaldo suficiente de los romanos cristianos.
  • Intenta aclarar que su mensaje no es igual al de los “falsos maestros” que constantemente se presentaban en Roma.
  • Concilia en esta carta entre los cristianos gentiles y la Iglesia romana, expresando de manera muy conmovedora la preocupación que le causa esta situación.

Es importante mencionar que, la Iglesia Cristiana romana fue fundada por Judeocristianos, los cuales tenían un soporte bastante fuerte en los liderazgos, sin embargo y por el llamado de Pablo, muchos gentiles se habían sumado a esa Iglesia romano cristiana, a petición y convencimiento del propio apóstol.

Con la persecución de los judíos por parte del emperador Claudio en el año 49, estos huyeron exiliados de la capital y los cristianos gentiles habían tomado posesión de los liderazgos de la Iglesia, sin embargo la minoría de judíos que habían permanecido en Roma, intentaba reaccionar y luchar para no perder ese liderazgo.

En conclusión, la Epístola a los romanos representa un documento sumamente relevante en la historia del cristianismo, permitiendo posteriormente que Pedro pudiera establecer su apostolado  y ulterior sacrificio, siempre coincidiendo con las ideas de Pablo

Este primer grupo de epístolas y cartas conforman el llamado “Epístolas auténticas”, debidos a que se conoce realmente su autenticidad, comprobada y reconocida por autoridades cristianas, quienes a través de los años las han sometido a investigaciones y análisis científico.

Las Epístolas se reconocen como auténticas porque se ha verificado su autor, científicamente se comprobó la autenticidad con procesos específicos de tiempo y lugar, donde el análisis del material constituyente de los papiros el papel y la forma de escritura.

La fecha de redacción son más antiguas que el Nuevo testamento, se establecen 25 años después de la muerte de Jesús y anterior a los evangelios de los apóstoles, así mismo no existe otra documentación similar en las antiguas escrituras que puedan establecerse como copias y simples versiones de algún hecho o idea de Pablo.

Pablo hablaba fluidamente el hebreo y el griego, esto era una ventaja con respecto a otros apóstoles y predicadores cristianos que únicamente lo hacían en hebreo, de allí que le permitieron escribir las epístolas en esos dos idiomas.

Sin embargo cuando Pablo recurre a las nociones básicas griegas las cuales estaban alejadas de judaísmo, no era muy bien comprendido por gentiles y no creyentes, a quienes les resultaba incómodo escuchar aceleraciones diferentes a sus tradiciones.

En estas epístolas existen algunas consideraciones que para muchos resultan difíciles de entender, sobre todo al momento de traducirlas a otro idioma. Las epístolas tuvieron en su momento una función específica, fueron dirigidas a los cristianos de las comunidades existentes en varias regiones, así mismo a los no cristianos y personas  relacionadas con el movimiento.

Son de un valor espiritual e histórico importante, porque no solo sirven para apoyar los pensamientos que Pablo quería establecer en los cristianos, sino que ayudaron en referencias históricas y culturales con respecto al modo de vida judío y helénico de los primeros siglos de nuestra era.

Sirven de apoyo para verificar la forma de pensamiento entre las dos corrientes que se abrieron campo hacia cada uno de sus lados el judaísmo y el cristianismo. Realmente es uno de los delegados s más importantes dejados por San Pablo de Tarso.

Epístolas pseudoepigráficas

Aparte de las epístolas auténticas, San Pablo de Tarso escribió una serie de cartas dirigidas a personas y comunidades que servían de crítica o soluciones a problemas, llamadas Pseudoepigráficos, las cuales y según muchos historiadores no fueron escritas directamente por Pablo.

Se cree que son una serie de cartas en la cual se utiliza  una técnica literaria proveniente de Grecia y Asia menor, donde el autor hace referencias descriptivas que también representaban historias y en ocasiones con estilo poético.

Estas cartas nombradas anteriormente en este artículo están clasificadas de la siguiente forma:

  • Segunda epístola a los tesalonicenses
  • Epístola a los colosenses
  • Epístola a los efesios
  • Primera epístola a Timoteo
  • Segunda epístola a Timoteo
  • Epístola a Tito.

Segunda epístola a los tesalonicenses

Atribuida a los seguidores del Paulismo en un 50%, algunos también consideran que sí es totalmente por puño y letra del propio Pablo de Tarso, es la segunda carta que envió el apóstol a los cristianos que se encontraban en las comunidades de esa ciudad.

Se cree que fue escrita en Corinto o Grecia algunos meses después de la primera, y según ciertos análisis, Pablo la vuelve a escribir para aclarar ciertas dudas que habían quedado con respecto al contenido de la primera.

La confusión estaba planteada por el tema de la segunda venida de Jesucristo, donde muchos fieles estaban con la duda y no creían realmente en una segunda venida del redentor, Pablo había expresado “El día de Cristo venía con prontitud”, esto lleno de dudas a muchos, e incluso de indignación sobre todo en los discípulos del maestro.

Pablo corrige el error en esta segunda epístola a los tesalonicenses, donde aclara que era una situación planteada a futuro y que igualmente se vendría la llegada de Jesús pero en una forma espiritual.

Epístola a los colosenses

Incluida en el Nuevo testamento y escrita aproximadamente en el año 57 a.C., esta carta está dirigida a los habitantes cristianos que se encontraban en la ciudad de Colosas antigua Frigia. Algunos creen que por ser dirigida a los habitantes de las comunidades cristianas de Frigia, la cual estaban cerca de Grecia, pudo haberse escrito en idioma griego

Durante el siglo XIX se comenzó a cuestionar que esta pistola era autoría propia del apóstol. Esta comunidad cristiana no había sido fundada por Pablo, de manera que sus habitantes jamás habían visto personalmente al apóstol, únicamente tenían conocimiento a través de su discípulo llamado Epafras.

El contenido de la epístola es aclarar las condiciones e ideas que se venían formando y parecían contrarias al recién formado cristianismo, en esas comunidades llegaban muchos predicadores haciéndose pasar por cristianos y creyentes de Jesús, de manera que creaban confusión entre los creyentes.

Estos predicadores de oficio, decían que entre Dios y el hombre existía otro poder intermedio que permite la conexión con Dios, por lo que la misma Epístola difiere de ese criterio y lo rechaza, a través de la implementación de conceptos sólidos, donde se explica que su única forma de llegar a Dios es a través de la palabra de Jesús.

Plantea situaciones de ideas oscuras relacionadas con pensamiento no propio de los creyentes, y establece conceptos importantes con respecto a las tradiciones de los seguidores de Jesús con respecto a las costumbres y la alimentación.

Epístola a los efesios

Aparece en la Biblia como Efesios, es el décimo libro encontrado en el Nuevo Testamento, se considera que el apóstol la escribió hacia el año 62 d.C., mientras otros la atribuyen casi hacia el año 70 d.C. cuando se encontraba en Roma encarcelado.

Para el año 1792 fue considerada como documento Deuteropaulinas (No escrito por el apóstol), ya que algunos comenzaron a relacionar el contenido y observaron que la verbigracia en las palabras no era igual a otras epístolas originales.

Sin embargo la Iglesia ha determinado su veracidad y ha establecido la epístola como real. Por otro lado esta carta es un tanto polémica en el aspecto doctrinario, donde se refutan ciertas prácticas teosóficas (Ideas relacionadas con lo esotérico).

Estas ideas un tanto empíricas y antiguas habían entrado en la Iglesia de los Efesios, sin embargo Pablo no se refiere directamente a ellos, sino establece los términos de  las ideas que constantemente predicaba, así como el amor y la bondad hacia todos sus seguidores de esa región.

Solicita además que cumplan las órdenes emanadas por él, así como la compresión integral del evangelio de Jesús, también hace énfasis en dejar sentada las bases firmes de un nuevo movimiento religioso, defendiendo su causa, la meta y objetivo final de la futura Iglesia de Jesús.

Solicita sobe todo la unión de la Iglesia verdadera de cristo, para muchos cristianos es considerada la Epístola más interesante y profunda que se le atribuye a Pablo De Tarso, toca de manera específica puntos que determinarán el futuro del cristianismo.

Primera epístola a Timoteo

Timoteo fue un discípulo de Pablo, que él mismo pudo realizar la circuncisión acompañó a Pablo en la mayoría de sus viajes, La carta tienen un significado de importancia, porque Timoteo representaba la primera generación de cristianos que iban a llevar el movimiento hacia adelante. Fue incluso el pastor de la Iglesia de Éfeso por mucho tiempo.

La epístola está basada en un enfoque de tipo ético, el propio apóstol hace recomendaciones sencillas para la vida como fieles cristianos, critica a los falsos doctores que utilizan mucha palabrería creando confusión entre los seguidores. Textualmente dice:

“Están cegados por el orgullo y no saben nada”.

Se cree que es una especie de manual práctico para todos los cristianos, y la forma de ordenamiento eclesiástico, parece una manera de dejar los lineamientos precisos a Timoteo. Está carta contiene 4 capítulos y es muy extensa.

Plantea incluso el papel de la falsa ciencia, donde un grupo de cristianos eran seducidos por los nacientes pensadores llamados los gnósticos. En el último capítulo condena y critica a la mujer por haber usado el papel de pecadora y haber llevado a adán al precipicio:

 “La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.”

Segunda epístola a Timoteo

Está incluida dentro de las cartas pastorales de la Biblia, junto a la primera Epístola a Timoteo y la Epístola a Tito, es una especie de despedida que envió a su discípulo, donde plantea la situación que vive en la cárcel, dice en una parte: “a mí ya me sacrifican, y el tiempo de mi partida está cercano”.

Ordena mantener la fe en Dios: “no se recibe un espíritu de temor o cobardía, sino de fortaleza, de amor y sobriedad” realiza la consideración donde explica que los que quieran vivir piadosamente en Jesús, sufrirán repercusiones terribles también explica el deseo que tienen para sus enemigos, que consiste en la conversión, la cual les permitirá conocer su verdad en todas sus formas y podrán liberarse de la mano de diablo.r

Realiza advertencias con respecto a la presencia de egoístas y avaros, los cuales se presentarán en forma de amantes del placer por encima de Dios, aparentando piedad pero negando su eficacia.

Esta epístola es llamada por muchos como el “testamento espiritual ” de Pablo de Tarso, y considera a Timoteo como el hijo querido, le sugiere también que luche por mantener la verdadera doctrina, plantea además la espera que confiadamente, la corona que el justo juez le tiene preparada.

Es una carta muy extensa y conmovedora, donde también insiste en el anuncio de la promesa de vida que se encuentra en la búsqueda de cristo, fórmula ciertos agradecimientos  Dios y sobre todos los fieles de todas la comunidades cristianas. Resalta al igual que la primera epístola el papel que debe asumir Timoteo dentro del movimiento

“Por eso te recomiendo que avives el don de Dios que has recibido por la imposición de mis manos. Porque el Espíritu que Dios nos ha dado no es un espíritu de temor, sino de fortaleza, de amor y de sobriedad. No te avergüences del testimonio de nuestro Señor, ni tampoco de mí, que soy su prisionero.”

“Al contrario, comparte conmigo los sufrimientos que es necesario padecer por el Evangelio, animado con la fortaleza de Dios. Él nos salvó y nos eligió con su santo llamado, no por nuestras obras, sino por su propia iniciativa y por la gracia: esa gracia que nos concedió en Cristo Jesús, desde toda la eternidad, y que ahora se ha revelado en la Manifestación de nuestro Salvador Jesucristo.”

Está cita textual es solo una parte de la propuesta de despedida de Pablo, y continúa explicando una serie de recomendación muy detalladas y extensas que dan a lugar a pensar que su situación donde se encontraba era precaria, pero lo importante es que no se aprecia en el contenido de la carta, momentos de desespero sino de tranquilidad.

Epístola a Tito

Tito era un gentil que se había convertido al cristianismo desde muy joven, acompañó a Pablo en sus diversos viajes misioneros, aparece nombrado en otras pistolas y había sido designado para ser líder en la comunidad cristiana de Creta. Donde tenía órdenes de formar la Iglesia en toda esa región.

Fue escrita después de la segunda carta a Timoteo, es decir después del año 60 d.C. de manera que se encontraba en Roma cumpliendo su segunda condena, aunque no es tan emotiva y sensible como la segunda Epístola de Timoteo, esta carta representa un documento valioso para los cristianos y líder de la época.

En la epístola, El apóstol habla de los deberes y la forma de comportamiento de todos los cristianos sobre todo los que dirige la Iglesia, establece las responsabilidades que deben cumplir su discípulo Tito, y su papel con respecto a cada miembro de la comunidad y la Iglesia.

Entre las recomendaciones más importantes se encuentra, la exigencia de utilizar la autoridad para beneficiar al pueblo de dios, sin dejar de lado a ninguno creyente. Plantea también algunas consideraciones referentes a la ética y la predicación, la forma como debe ser planteada la fe para que pueda ser comprendida por los fieles y así poder mantenerla como una fuerza que no permita desviarla de sus mentes y corazones.

También se consideran deuteropaulinos ya que se cree que no fueron escritas por el apóstol Pablo, sin embargo estas cartas para muchos ayudaron enormemente al desarrollo del cristianismo y su consolidación, fueron desarrolladas por las diversas escuelas Cristianas que estaban bajo la orden del apóstol Pablo, según algunos historiadores el propio apóstol autorizo su propagación.

La redención

Establecida como la Teología de la redención, consiste en uno de los principios básicos que el apóstol utilizó para llevar cabo la masificación del cristianismo, la enseñanza a los cristianos sobre la remisión de la ley mosaica  y la liberación de los pecados capitales a través de la muerte de Jesús junto a la resurrección.

La redención explica la paz entre el hombre y Dios, donde jesucristo es el puente para esa comunicación, desde ese momento comenzaba el proceso el cual sería el principio para los futuros procesos sacramentales,  que oficialmente rigen hoy a la Iglesia, cada acción que estableció Pablo como redención, no es otra cosa que la entrega de un cristiano a Dios a través de Jesucristo.

Estos criterios para la época eran innovadores y modernos, de allí que muchos judíos y fariseos encontrarán aversión por esos principios y su vez contrariedad y odio hacia las ideas y persona del Apóstol.

El rol de las mujeres

Pareciera que directamente Jesús no se enfocó en el problema de la mujer hebrea judía y sobre todo la cristiana, por su parte pablo lo enfrentó de manera directa, en la primera epístola a Timoteo, Pablo describe brevemente el papel de la mujer en el proceso con respecto a la vedación de la mujeres en el sacramento de la orden.

Este acto ceremonial limita a las mujeres cristianas asumir liderazgos y presentar la opción de un ministerio dentro de las comunidades, la epístola a Timoteo es usada por muchas Iglesias para dar soporte a la negación del voto a las mujeres en los asuntos eclesiásticos así como asumir posiciones de enseñanza liderazgo dentro de la comunidad cristiana.

  • En las Epístola se planten criterios y sugerencias como las siguientes:
  • La mujer de aprende en silencio y con sujeción.
  • No permitir que la mujer enseñe ni ejerza dominio sobre el hombre, debe guardar silencio.
  • Recordar siempre que primero fue adán que Eva
  • Debido a la transgresión de Eva, Adán no se considera culpable de los actos, por lo que la mujer siempre debe estar detrás del hombre.

Queda claro que el papel que la mujer debe asumir en la iglesia, no se le permite el liderazgo. Con respecto a la conducta fuera de la Iglesia, ninguna mujer puede señalar a otra, tampoco proceder a instruir a otra mujer.

El sacerdocio femenino está prohibido, ni siquiera se permite interpretación con el objeto de favorecer a las mujeres, de lo contrario tendría que buscar una interpretación en las escrituras para poder conformarse con solamente las dificultades teológicas.

En la Iglesia antigua y según investigaciones realizadas por el teólogo Daniel Kirk, se aprecian  diversas posiciones de la mujer en la Iglesia, un ejemplo de eso es cuando Pablo elogió a Febe por su trabajo como diaconisa, así mismo cuando alabo las acciones de Junio, quien para muchos es la única mujer nombrada en el Nuevo testamento.

La restricción de Pablo hacia las mujeres cristianas, se establece principalmente en Corintos, que durante los conflictos generados en esa ciudad, limitaron a las mujeres hacer preguntas  o conversar dentro de las capillas y templos.

Sin embargo el don de la poetización si era otorgada a las féminas, algunos historiadores consideran  que “Había mujeres del Nuevo Testamento que enseñan y tenían autoridad en la iglesia antigua y que estas enseñanzas y esta autoridad eran sancionadas por Pablo y que el apóstol mismo ofrece un paradigma teológico dentro del cual la superación de la subyugación de la mujer es un resultado esperado”.

Lo que demuestra cierta contradicción con las órdenes de Pablo en la pistola  Timoteo, sin embargo el papel de la mujer en la Iglesia primitiva era importante más no relevante, se dice que ellas

Relación con las comunidades

Una de las características que tenía la predicación del apóstol era el poder de la palabra y la convicción, eso permitió que visitará muchas comunidades, recibiendo  grandes elogios y permitiendo formar inclusos grandes amistades.

Las comunidades eran para Pablo un medio para poder comunicar su verdad y enseñar con pasión sus ideas,, a los tesalonicenses les escribió muchas veces sobre temas relacionados con la esperanza, la corona y la gloria de Dios, a los Filipenses les explicó que Dios era el único testigo del amor hacia las personas.

A los Corintios les previo sobre la indulgencia que podía recibir por parte de ellos, sin antes decirle que las cartas que había escrito las hizo con lágrimas en sus ojos, con el objeto que conocieran el amor tan grande que sentía por ellos.

Como dijimos al principio, San Pablo de Tarso, desarrolló la conversación y esto le ayudó para obtener muchas amistades que incluso los siguieron durante sus viajes, la lealtad mostrada por el apóstol  hacía muchas personas le permitieron mantener entre ellos el respeto y la admiración.

San Pablo de Marcos tenía un equipo de personas pertenecientes a comunidades diversas, entre lo que se destacaban Timoteo, Tito y Silas, quien pertenecen al grupo de confianza y de viaje del apóstol, también enviaban las cartas e informaciones a las diversas comunidades cristianas.

Recordemos que los esposos Aquila y Prisca le dieron alojamiento y lo acompañaron varias veces a Corinto y Antioquia después de ser expulsados de Roma, Cuando llegó a Éfeso esta pareja de Judíos fueron los que prepararon su bienvenida, Pablo en varias epístolas los recordaba con cariño, en las epístolas a los romanos d se expresó de ellos de la siguiente forma:

“Saluden a Prisca y Aquila, colaboradores míos en Cristo Jesús. Ellos expusieron sus cabezas para salvarme. Y no solo les estoy agradecido yo, sino también todas las Iglesias de la gentilidad.”

También se puede decir que Lucas el creador del evangelio de Lucas y aparición en los Hechos de los apóstoles, estuvo acompañando  Pablo durante un largo tiempo incluso hasta su muerte, su nombre aparece en la segunda a Epístola a Timoteo.

Estas acciones permiten describir a pablo como una persona socialmente estable, que por medio de su buena conversación pudo convencer a muchas personas sobre todo judíos y gentiles que conjuntamente le profesaban su amistad y confianza.

Relación con el judaísmo

La escuela de Gamaliel, acogió a Pablo de Tarso como el comienzo de su iniciación como judío, refrendado posteriormente como fariseo, el apóstol se sentía orgullosos de su raza, en su mensaje a los filipenses exhortó a muchos gentiles a que no tenían necesidad de circuncidarse como lo hacían los judíos.

Las enseñanzas de Pablo estaban dirigidas mayoritariamente hacia los gentiles, quienes debieran comprender de manera integral el concepto del cristianismo, una forma nueva para ellos y una forma de vida completamente diferente a las costumbres judías.

Los judíos que se encontraban en esas regiones debían cumplir con las tradiciones y ritos judíos, de manera que el naciente cristianismo en sus comienzos, tuvo un gran apoyo en las raíces primitivas del judaísmo. Algunos historiadores creen que cuando se habla de la fe en los gentiles judíos hacia Dios, sencillamente se está planteando también la fe en cristo.

La fe debe ser algo necesario que permite recibir a Dios en su corazón, el mensaje de jesucristo fue entendido muy bien por el apóstol, siempre trato de llevarla a todos los seres humanos del plantea, de manera que para Pablo, los seguidores de Jesús que provenían de los gentiles no necesariamente tenían que seguir los mandamientos otorgados y establecidos en la Torá.

Estos preceptos son únicamente establecidos para los hijos de Israel, y Pablo Por consiguiente no se consideraba, ni tampoco consideraba a ninguna tribu o comunidad cristiana como hijos de Israel. Durante el famosos “Concilio de Jerusalén”, quedó establecido en el grupo de los gentiles, únicamente guardar los preceptos judíos para ellos, sencillamente se convirtió en una opción.

En su mayoría estas enseñanzas no eran muy comprendidas por los gentiles, quienes malinterpretan las ideas y tendían a la confusión, pensando que la maldad iba a recaer sobre ellos, sin no cumplían con las leyes judías.

Pablo en ningún momento intentó modificar, reformar ni superar  las tradiciones judías, como muchos han tratado de afirmarlo, algunos historiadores han desmentido con hechos estas acusaciones, este movimiento se llamó “Nuevo enfoque radical sobre Pablo” y representó un contraste con respecto al movimiento que denigraba de Pablo llamado “Nueva perspectiva sobre Pablo”.

Esta última corriente no contó con mucho apoyo, sin embargo intentaron involucrar a grandes jerarcas de la Iglesia para buscar apoyo, pero la propia Iglesia  marcó territorio y se mantuvo neutral en todas estas discusiones.

Teología de Pablo

Consiste en toda variedad de pensamientos e ideas que Pablo experimentó durante su vida apostólica, llamada también teología Paulina, resultado de las primeras propuestas dadas a Pablo por parte de Jesús, y este posteriormente las llevo a todas las regiones posibles.

La forma como se ha venido sistematizando las ideas paulinas en los últimos años han permitido considerar el criterio propio del apóstol que incluso algunos no han podido diferenciarlo y han optado por establecerlo como un idealismo paulino, más que un simple idea teológica.

Las escuelas de religión teológica han mantenido por años discusiones sumariales con respecto a la forma y el contenido de las ideas paulinas, los luteranos manifiestan que el tema básico del Paulismo es la fe, sin necesidad de contar con la obras de la ley, desde ese punto de vista se considera el movimiento paulista como el centro espiritual cristiano.

Durante el siglo XX han venido creciendo diversas ideas con respecto a la posición ideológica de Pablo de Tarso, estableciendo que la postura del apóstol, era sencillamente el principio de la fidelidad a Dios, algunos filósofos consideraron establecer diversas variables en el pensamiento, ya que no consideran directamente que la idea de Jesús se encuentre establecida en los pensamientos de Pablo de Tarso.

El catolicismo ha resuelto el problema de manera simple, establecieron a San Pablo de Tarso como un elemento más en la creación y desarrollo del cristianismo, más no, la idea fundamental en el desarrollo del catolicismo, donde la Iglesia, estaría por encima de las ideas de Pablo de Tarso.

Por otro lado los protestantes han tratado de establecer conceptos y criterios en los últimos años, para llevar a cabo una idea que les permite consolidar el pensamiento paulino en todos los movimientos cristianos de los fieles.

El evangelio de Jesucristo se estableció desde el momento en el cual el propio Jesús estaba vivo, directamente recomendó a Pedro de manera alegórica que levantara la Iglesia del señor  a partir de su muerte, Pedro obedeciendo e intentó llevar su apostolado a todas las regiones del mundo.

Con la llegada de Pablo se difumina un poco el criterio único del cristianismo, los discípulos de Jesús tuvieron que relacionar y unir sus ideas con las del apóstol Pablo, quien por su perseverancia y tenaz lucha por imponer las ideas que Jesús le había otorgado, creó un movimiento muy fuerte que se ha mantenido hasta nuestros días.

La teología de Pablo, requiere entonces de la alimentación principal de conceptos e ideas establecidas por Jesús, la diferencia con los discípulos del nazareno, (y es  allí es donde el punto de la teología se dispersa), es con respecto a la combinación y adaptación de las tradiciones judías y helénicas.

Los discípulos mantuvieron hasta su muerte ritos ceremonias y tradiciones culturales basadas en el judaísmo, mientras que Pablo de Tarso intentó modificar esas tradiciones y adaptarlas a las nuevas tendencias, su creencia era el predominio de la fe y la evangelización para promover nuevas formas de predicación y acciones  cristianas.

Las epístolas son un reflejo de este criterio, permitieron evolucionar las ideas y las tradiciones pasaron a ser primitivas, la forma del bautizo, las ceremonias de iniciación, entre otras acciones espirituales realizadas por Pablo, permitieron retomar el movimiento, que incluso después de unos siglos ayudaron a considerarlas en las reformas hechas por Martín Lutero.

Se ha llegado incluso a denominar la “Teología de las Epístolas”, donde algunos pensadores consideran que por encima de los pensamientos de Jesús establecidas en ellas, se encuentran los lineamientos de Pablo, que permitieron darle el impulso por toda Europa y Asia mero a todos los pensamiento cristianos.

Referencias artísticas

La inspiración que manifestó San Pablo de Tarso Pablo hacía muchos políticos, sacerdotes, papas y reyes incluso, sirvió para mostrar su ministerio en diversos lugares como  templos, Iglesias, castillos y museos, la cobertura artística que se le ha dado a Pablo de Tarso es impresionante.

Aunque todo el movimiento religiosos que comenzó en el siglo I, fue interpretado de manera elegante y de una belleza muy espectacular durante los siglos siguientes, quedo demostrado que la espiritualidad reformó las ideas de los hombres entre los siglos II y XIV.

Después de su muerte, no se esperó mucho para su canonización, aunque el cristianismo estaba naciendo, fue en el año 67 cuando San Pablo fue declarado apóstol y santo cristiano, que junto a San pedro celebran el 29 de junio su festividad, esta fecha significó para muchos artistas momentos de creatividad religiosa, donde comenzaban a florecer muchos movimientos humanistas, y religiosos.

Los artistas inspirados por esas ideas, representaban a los apóstoles y todo aquel protagonista histórico que pudiera haber marcado la vida de los fieles. En el caso de Pablo de Tarso, existen miles de esculturas, Pinturas, fresco y monumentos desplegados por todo el mundo, no existe país donde se manifiesta la cultura católica y no existía una imagen o cuadro de este importante Santo.

Entre los famosos artistas que plasmaron la figura de San Pablo de Tarso al arte se encuentran, Miguel Ángel, Parmigianino, caravaggio, quienes interpretaron en muchas obras los momentos de predicación del apóstol.

En muchas pinturas se puede apreciar una disputa entre los el discípulo de Jesús Pedro y el apóstol de la reforma Pablo, se observan fresco donde Pedro aparece con las llaves en la mano y detrás Pablo observando en forma disuasiva. Estos cuadros han dado forma a la vida y obra del apóstol que ha permitido ayudar a muchos pensadores en la clarificación de las posturas teológicas.

La figura de San Pablo de Tarso estuvo asociada en el siglo XV con la llamada “cumbre mística experimental cristiana” la cual era una teoría teológica caracterizada por la búsqueda apofática de una experiencia personal, unitiva y amorosa con Dios.

Comprendiendo una cantidad de disciplinas relacionadas con el ascetismo y la filosófica y meditativa, que pretenden encaminar las ideas de Dios hacia un fin específico. También llego a llamarse la “teología negativa”, de manera que Pablo al ser asociado con esa corriente de pensamiento sirvió de inspiración a muchos artistas

Se pudo observar cómo diversos artistas desarrollaron obras en el área de la escultura, la pintura, la música y la literatura que dieron un impulso humanístico y estético a una época de la historia de la humanidad.

Consideraciones finales

Algunos creen que por ser dirigida a los habitantes de las comunidades cristianas de Frigia, la cual estaban cerca de Grecia, pudo haberse escrito en idioma griego

Sobre San Pablo de Tarso se han escrito cualquier cantidad de libros de tipo investigativo, narrativas, historias, hasta el punto que se han llevado a la pantalla grande producciones importantes sobre su vida y obra, asimismo se han proyectado miniseries relacionadas con la vida y obra de este fascinante apóstol.

Sabemos de sus diferencias con Pedro, pero al comparar las ideas de cada uno, se entiende la profundidad y similitud en la búsqueda de la misa idea, llevar el mensaje de la fe de cristo a la humanidad.

la creación del cristianismo y posteriormente el desarrollo del catolicismo a través de la figura de Pedro, no aísla de ninguna forma en la figura ideológica de Pablo de Tarso, y  mucho menos en la proyección de la evangelización que la Iglesia católica ha mantenido por muchos años.

Ambos criterios, el Paulismo y el cristianismo están íntimamente relacionados, y se puede decir que el Paulismo como tal es solo un concepto que reaviva las brasas ardientes del cristianismo, otorgándole vida y aportando los criterios necesarios para que los fieles puedan tener la seguridad de contar con Dios.

Por siglos se ha tratado de separará el cristianismo del catolicismo, así como de confrontar a Pedro y Pablo, sin embargo la Iglesia en su posición como líder espiritual de la religión católica, ha mantenido inteligentemente el criterio de amplitud y aceptación de ambos santos.

Las diferencias que hemos descrito en este artículo, solamente son de criterios y principios entre cada uno,  simplemente comenzaron cuando Pablo intentó dejar a un lado las tradiciones Judías, las cuales consideraba dañinas hacia el nuevo movimiento.

El cristianismo tienen diversas corrientes nacidas a partir de  esa premisa, muchos han tratado de mantener el tradicionalismo de Pedro dentro del cristianismo, pero el choque generacional y de tiempo, así como de criterios religiosos budistas, no permiten  que tome cuerpo y fuerza.

Para comprender u poco el sentido cristiano de la fe manifestada por San Pablo de Tarso y su filosofía con respecto a las ideas de Jesús dejamos algunas frases célebres den apóstol para su reflexión:

“Las malas compañías echan a perder los hábitos útiles. “}

“Sobre este particular tenemos muchas cosas que decir, aunque difíciles de explicar, porque os habéis hecho tardos de entendimiento. “

“El amor al dinero es el origen de toda maldad”

“El fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí”

“No vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mi”

“Porque en otro tiempo fuisteis tinieblas; mas ahora sois luz en el Señor. Vivid como hijos de la luz”

 “Veo el bien y no lo hago, pero hago el mal que no quiero”

“Para mí la vida es Cristo, y la muerte, una ganancia”

“No hay poder que no venga de Dios.”

“Veo los peligros de la vida presente; peligro en el mar, peligro en la tierra y peligro en los falsos hermanos.”

“Que el esposo dé a esposa lo que le es debido; pero que la esposa haga lo mismo también a esposo. La esposa no ejerce autoridad sobre su propio cuerpo, sino su esposo; así mismo, también, el esposo no ejerce autoridad sobre su propio cuerpo, sino su esposa. No se priven el uno al otro, a no ser de común acuerdo por un tiempo señalado.”

“La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven”

“Si yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles y me faltara el amor, no sería más que bronce que resuena y campana que toca”

“Los pecados de algunos hombres son públicamente manifiestos, y conducen directamente al juicio, más en cuanto a otros hombres, también se hacen manifiestos más tarde. De la misma manera también las obras excelentes son públicamente manifiestas, y las que no lo son no pueden mantenerse escondidas.”

“No perdáis ahora vuestra confianza, que lleva consigo una gran recompensa.”

Esperamos que sirva de mucha ayuda haber leído este artículo, te invitamos a reforzar y conocer más de este y otros temas haciendo clic en los siguientes enlaces.

San Nicolás de Bari

Primeras comunidades cristianas 

San Álvaro de Córdoba

 

(Visited 2.387 times, 1 visits today)

Deja un comentario

DARIO