¿Sabe como agradar a Dios? Descubra todo lo que a él le place, aquí

Desde inicios de los tiempos de la humanidad hemos buscado cómo agradar a Dios, sin saber que el Señor nos entrega el don de la gratitud y el del amor, precisamente para que exista una conexión de amor entre Él y sus hijos. El mejor regalo que se le puede entregar al Señor es precisamente el compromiso y fe que se logra obtener tras ejecutar correctamente sus dones entregados.

como agradar a Dios

¿Cómo agradar a Dios?

Cómo agradar a Dios, siempre ha sido un reto para todos aquellos que creen y le rinden tributo al Creador. Es por ello, que encontrar un presente que le agrade es precisamente un desafío que debemos cumplir como sus hijos.

A pesar de ello, la Biblia nos indica qué debemos hacer y qué no debemos ejecutar pues Dios lo odia.  Por esta razón es que logramos gracias a la lectura constante de las escrituras sagradas saber los elementos que lo complacen.

Debemos tener muy presente que todo aquello que complace a Dios, nos complace a nosotros, pues nos hará muy felices y satisfechos, pues estamos cumpliendo con el trabajo de ser sus hijos.

Una combinación de amor y compromiso por él para realizar lo que su voluntad desea para nuestras vidas es la forma más sencilla de lograr  agradar a Dios, pues de esta forma cumplimos con su propósito para nosotros.

Es importante tener fe

La fe en Dios es un factor realmente importante para complacerle. Se debe entender además, que sin fe es imposible poder agradar a Dios, porque es verdaderamente necesario que el Señor se acerque a nosotros.

Dios hará lo que Él ha dicho que hará, esto es un término que se debe tener muy presente para de esta forma agradar a Dios. Un ejemplo que se encuentra de ello es el de Enoc que vivió antes del diluvio en un mundo que se hacía más perverso al pasar el tiempo, sin embargo él nunca fue dominado por la maldad, todo lo contrario, el siempre caminó con Dios.

Enoc fue un personaje que no solo creyó en Dios, él sintió que el Creador volvería a la tierra y es por ello que su vida fue llena de alabanza hacia el Señor. Enoc, estaba muy consciente de que si cometía hechos impíos esto les generaría malos resultados en sus vida, es por ello que se debían remplazar por buenas acciones.

Caminar con Dios le permitía amor y paz. Es por ello que cuando creemos en el Creador, logramos creer en lo que él dice y a su vez logramos agradarlo, simplemente con nuestra fe  y confianza en él.

Ocuparse del espíritu

Cuando nos ocupamos del espíritu logramos obtener vida y paz. Por ello los designios de la carne son consideradas enemistades contra Dios. Pues no se sujetan a la ley que el Creador tiene para nosotros. Es casi imposible que aquellos que viven de la carne logren agradarle al Señor.

La Biblia describe dos clases de mente, la primera es la normal humana, basada en la mente carnal y terrenal, así como también la mente guiada por el Espíritu de Dios, que cuenta con una mente con elementos espirituales. Por lo tanto, poseer el Espíritu de Dios, es una buena forma de ser guiados y es un pre requisito para agradar al Señor.

Según el apóstol Pedro, Dios ha diseñado un proceso que debemos seguir para recibir su Espíritu, entre los elementos primordiales está arrepentirnos y bautizarnos en el nombre de Jesús, con el objetivo de obtener el perdón de los pecados. Esto a su vez nos permite recibir el don del Espíritu Santo morando en nuestras vidas.

como agradar a Dios

El apóstol Pablo por otro lado, nos explica su experiencia en relación a las dos actividades mentales. Además de ello, nos indica que Jesús es quien nos libera y esto provoca que nos convirtamos en los amados hijos de Dios.

Temor a Dios

Según el Salmo 147:11 el Eterno se complace en aquellos que le temen  y a su vez aquellos que esperan misericordia. Dios es capaz de sanar a los quebrantados de corazón y a su vez vendan sus heridas.

El Señor por lo tanto debe  ser alabado por su misericordia, conocimiento y poder que lo hace salvar y ser humilde ante nosotros. Para la Biblia, nosotros debemos temer a Dios porque es bueno que estemos conscientes de que él es más poderoso que cualquier otro ser. Cuando reconocemos esto, logramos retarlo profundamente.

Cuando se tiene un temor apropiado y a su vez respeto por Dios, somos motivados a evitar más fácilmente el pecado. Además recuerda que Dios siempre nos hará responsable de nuestro accionar.

En el momento en el que comenzamos a temer a Dios, podemos confiar y a su vez reverenciarlo. Esto nos permite aumentar nuestro amor por el Creador lo que permite que nos liberemos.

Estudiar y seguir el ejemplo de Cristo

Es Jesús el hijo amado de Dios, realmente el hijo del Creador y por tanto no ha existido nadie que lo haya complacido más que Jesús y es por ello que debemos escuchar cada elemento de Jesús y a su vez es necesario que sigamos su ejemplo.

como agradar a Dios

El Salvador siempre actuaba bajo elementos que le agradaran al Señor. Es por ello que debemos estudiar con detenimiento cada elemento que accionó Jesús y a su vez lograr agradar a Dios con ello.

Obedecer a Dios

Obedecer a Dios es mucho mejor que sacrificarse, él siempre nos presta atención si respetamos sus normas. Un ejemplo de desagrado de Dios  por aquellos que no le obedecen está el  primer rey de Israel, Saúl. (Ver: La Biblia)

El profeta Samuel expresa el desagrado de Dios, porque Saúl desobedeció la orden directa que le dió Dios, excusándose con que el pueblo deseaba ofrecer lo que debió ser destruido para el Señor, él no desea nuestros regalos físicos si no hemos quebrantado ningún tipo de ley.

Es importante entender con ello que el Creador nos ordena obedecer no solo  porque es algo bueno  para él, más bien es porque es bueno para nosotros. Se debe entender entonces que sus leyes son mandamientos benéficos para los seres humanos.

Entonces, obedecer a Dios es algo que representa alegría para nosotros y complace a Dios de distintos modos, que se pueden visualizar escritos en la Biblia. Es importante entonces tener presente que obedecer a Dios es un acto que lo complace.

Para el Señor la rectitud es parte de los elementos que le agradan al Creador. Él bendice a todos aquellos que guarden con respeto sus días de reposo y a su vez realicen lo que él desea para sus vidas. Se debe evitar entonces cualquier acto que quebrante los mandamientos que hizo Dios para nosotros.

como agradar a Dios

Hacer la voluntad de Dios

Lo mejor que se puede efectuar es realizar la voluntad de Dios y esta se puede observar plasmada en las sagradas escrituras de la Biblia. Gracias a ello podemos estar presentes de qué quiere el Señor para nosotros. Es por ello que se recomienda estudiar la Biblia para tener presente las normas de Dios y a su vez orar correctamente lo que permite un mayor entendimiento de su voluntad.

La voluntad de Dios no está únicamente relacionado a conocer lo que él quiere, también se necesita realizar las buenas obras requeridas. Lo que permite que maduremos espiritualmente y lleguemos a ser personas más parecidas al Señor.

Jesús es el ser que pisó la tierra con el mejor ejemplo de cumplimiento de la voluntad de Dios, justo en el momento cuando decidió aceptar y padecer la crucifixión a cambio de purificar nuestros pecados.

Por otro lado, nos demostró que orar de corazón es sumamente importante para lograr saber y realizar la voluntad que Dios tiene para nuestras vidas. De esta forma contamos con una conexión mucho mayor con nuestro Creador.

Hacer los sacrificios que Dios quiere

Los seres humanos nos ofrecemos ante el Señor a través del sacrificio de alabanza. Esto quiere decir que necesitamos confesarnos ante Dios lo que permite que le agrademos y él nos preste la ayuda necesaria para desarrollarnos como seres humanos felices.

Es importante mencionar que Dios rechaza todo sacrificio que es hecho como desobediencia. Sin embargo, existen sacrificios que si le complacen, esos que están  llenos de alabanza y gracia hacia Él. Además de ello a Dios le gusta que compartamos el amor por Él.

como agradar a Dios

Se debe mencionar también que a Él le importa que el sacrificio deba ser un reflejo de enseñanza del amor que siente nuestro Señor por nosotros y a su vez por el compromiso que sentimos nosotros por sus grandes mandamientos y leyes divinas.

Es importante además que amemos al Señor de corazón, abriendo nuestras almas a Él. Este se considera el más grande de los mandamientos que hay para darle a Dios. El segundo se relaciona a amar al prójimo como a nosotros mismos. De los mandamientos y  leyes dependemos.

La complacencia de Dios

No importa qué tanto le demos al Señor, es imposible que logremos acercarnos a superar lo que Dios ha hecho por nosotros. Sin embargo, Dios siempre quiere hacer todo por nosotros. Es por ello que siempre Él nos ofrece beneficios. (Ver: Nuevo testamento)

Se debe buscar entonces cómo llegar al maravilloso reino de Dios. Esto se logra a través de los buenos actos que se relacionan a la gratitud, amor y fe por el Señor lo que hace que tengamos una vida bendecida llena de amor.

Agradar a Dios es parte de la adoración hacia Él. Es por esta razón que debemos tener presente que el mayor compromiso que debemos tener en la vida es lograr agradar a el Señor a través de nuestras acciones. Todo elemento que se hace para complacerle es producto de adoración.

La adoración como estilo de vida

Cuando adoramos, empieza a ser nuestro objetivo el adorar y complacer al  Señor, no a los demás ni a nosotros mismos. Toda acción ejecutada es para nuestro Creador. Es importante mencionar que adorar a Dios tiene sus beneficios, entre ellos una vida plena.

como agradar a Dios

Debemos contar con una vida motivada por Dios y a su vez glorificada que permite complacer y agradar a nuestro Señor. Él se complace de adorarnos y además nos permite confiar y amar.

La adoración hacia Dios está relacionada a nuestras acciones en la vida. Todo canto, oración y alabanza es en vano si no se hace de corazón y con un real compromiso hacia nuestro Señor.

No existe lugar para aquellos que se consideran a sí mismos espectadores en la adoración hacia el Señor. No es correcta entonces una adoración pasiva. La verdadera adoración se centra en ofrecer nuestra vida a agradarle a nuestro Creador.

¿Qué hace sonreír a Dios?

Agradar a Dios es el principal propósito de nuestras vidas, es por ello que es la principal tarea que tenemos en nuestras vidas y debemos aprender cómo descubrir y realizarla correctamente. Nos ayuda mucho que la Biblia presente un ejemplo claro de qué desea Dios para nosotros.

Lo que Dios desea para nosotros es que nos comuniquemos correctamente con él. Tenemos que tener presente que él nos ama de todo corazón y es por ello que desea que nosotros le amemos de la misma forma que él lo hace con nosotros.

El Señor anhela que lo conozcamos y también pasemos mucho tiempo con Él,  es le complace estar con nosotros. Es por ello que es sumamente importante tener una comunicación real con Él. Aprender de  sus motivaciones y amarlo, es este nuestro mayor objetivo de vida.

como agradar a Dios

La palabra de Dios es la que nos hace ganar realmente la salvación. Es entonces la salvación la gracia del Señor a través de un esfuerzo de nuestra parte. La mejor forma de agradarle a Dios es mediante la obediencia.

Se recomienda buscar en la Biblia los actos de obediencia que agradan a Dios, que son a su vez actos de adoración que agradan a nuestro Creador. Esto permite que le demostremos lo mucho  que le amamos al igual que Él a nosotros.

En el momento en que vemos la luz de la eternidad nuestro enfoque de vida cambia. Esto proporciona una vida positiva, pues le genera placer a Dios, porque cuenta con unos hijos fieles y felices. Es importante entender entonces que Dios busca a personas como Noé, que buscan agradarle y le adoren.

El corazón de la adoración

El corazón de la adoración se relaciona a rendirse y entregarse  a Dios. Es esta la verdadera adoración que permite agradar a Dios, es justo en este momento cuando nos entregamos completamente al Señor.

Ofrecerte a Dios es considerado la esencia de la adoración. Este acto de entrega es denominado consagración para que Jesús sea el Señor de nuestras vidas, lo que permite que limpiemos nuestro espíritu.

Lo que realmente importa es que nos ocupemos de realizar lo que Él quiere para nuestras vidas. Es por ello que debemos confiar en Dios para de esta forma entregarnos de corazón.

como agradar a Dios

Es imposible que nos entreguemos al Señor si no confiamos en Él y la mejor forma de hacerlo es conociéndolo mejor. No debemos sentir temor, pues esto nos impide entregar nuestro amor hacia Él. (No dejes de leer la información del artículo fe en dios)

En el momento en el que entendamos el amor que siente Dios por nosotros, se nos hará mucho más fácil entregarnos. El Señor es nuestro amante y también es nuestro libertador. Es bueno entregarnos por completo a Jesús que no es un tirano, es más bien nuestro Salvador. Jesús es nuestro hermano y amigo, no nuestro jefe ni dictador.

La entrega de Dios se demuestra más con obediencia, laborando en la vida con nuestro Creador. Nuestro Señor entonces es todo lo que pidamos. Es el ser supremo que nos ofrece las bendiciones que sobrellevan una mejor vida para nosotros.

Nuestro Padre es quien elimina de nuestro camino los problemas, dolor y enfermedades. Solo debemos cumplir con el propósito que tiene el enmarcado para nosotros, en busca de la gloria en vida.

Dios trabajará siempre a fondo junto a ti, es de esta forma que iniciará la entrega hacia Él. Es importante que estés sumamente comprometido en entregarle todo, problemas y alegrías, también sueños, temores, debilidades, costumbres, complejos y penas.

Es Jesús quien debe estar junto  a ti en el asiento de conductor de tu vida, es el mejor que soltará tus riendas. No debes temer, el Señor siempre tendrá todo bajo control, cuando Jesús tiene el dominio todo es más fácil de enfrentar.

como agradar a Dios

Hagámonos los mejores amigos de Dios

Al inicio Adán y Eva disfrutaban de una amistad íntima con el Señor. Ellos se deleitaban con el Creador y Él con ellos, fueron los estorbos de la culpa y el temor, de los principales elementos que acabaron con esta relación, tras el pecado cometido.

Dios nos creó con el objetivo de vivir siempre en su presencia, en el momento de la caída la relación se acabó. A pesar de ello nosotros estamos a salvo gracias a Jesús y a su Espíritu Santo que está junto a nosotros y ahora nuevamente si lo deseamos podemos ser amigos de Dios.

La amistad que poseemos con Dios debe ser cultivada. Es necesario que compartamos nuestras vivencias junto a él. Dios desea que seamos más que una cita en nuestra vida para él. Pretende ser incluido en cada actividad que efectuemos, conversación, problema y pensamientos.

Cuando  cultivamos de corazón la amistad con Dios, compartimos con Él el tiempo, alegrías, rutinas, desafíos, estrategias y experiencias. Debemos pasar el tiempo junto a Él, interactuar, conversar, escuchar y vivir junto a Él.

No es posible lograr ser su amigo cuando no sabemos sobre él. Cuando no conocemos al Señor, no tenemos la posibilidad de amarlo, pues es necesario saber sobre la palabra que tiene Dios para nosotros.

La Biblia es  el mejor método que nos permite conocer más sobre el Creador. De esta forma podemos ir valorando y entendiendo qué quiere decir Dios con su palabra y además permitiendo que su sabiduría entre en nuestras vidas.

como agradar a Dios

Otra forma de cultivar una amistad real con Dios, es a través de la sinceridad. Nuestro Creador no espera que seamos  perfectos, pero sí desea que seamos sinceros con Él, la perfección no es requisito para ser su amigo.

Esta es una dicha por gracia de Dios,  a pesar de ser amigos pecadores. En la Biblia se plasma por otro lado, que los amigos del Padre Celestial, fueron sinceros y respetaron los sentimientos que tenían pos Dios, lograron conocerlo y amarlo.

Desarrolla la amistad

Dios desea simplemente que contemos con una sinceridad sin tapujes. Podemos adorarlo y nuestros temores, resentimiento y sentidas pasiones serán sustituidas por alabanza, gratitud y afirmación de la fe.

Es con el Señor con quien debemos confesarnos. Es importante que valoremos lo que Él valora para desarrollar una buena relación. Te debe interesar lo que Dios considera importante. Mientras más conectados estemos con Dios más sentiremos lo que siente. Dios simplemente quiere hallar a todos los hijos que el pecado le llevó a perder.

Por esta razón, es que Jesús vino al mundo, en busca de que nos volvamos a reunir con Él en su reino. Cuando se desarrolla una amistad con Dios entonces, es porque lo deseamos más que cualquier otra cosa.

La amistad íntima con el Señor es una opción, no se considera una cualidad, es por ello que debemos tener intención de buscarla.

como agradar a Dios

En algunas ocasiones Dios te apasiona pero muchos pierden lamentablemente el fervor con el tiempo. La mejor forma para reencender el entusiasmo que se tiene por el Creador, es pidiendo el regreso de esta pasión.

La adoración que agrada a Dios

La adoración que es agradable para el Señor, esta impuesta en las escrituras. Esta debe estar compuesta por la verdad de las palabras. No requiere de la opinión que tengamos por Dios.

Al Creador le gusta  la adoración que viene desde el corazón. Es importante que tengamos en cuenta que hemos sido hechos a su imagen. Somos considerados un espíritu que se encuentra en un cuerpo y el Señor diseñó nuestro espíritu con el propósito de comunicarse con nosotros. Es por ello que la adoración espiritual es la mejor forma de conectarse con Él.

A Dios le gusta que poseamos una adoración reflexiva con Él. La lectura de la palabra puede permitirnos movernos correctamente junto al Señor. Es importante tratar de alabar a Dios.

Por otro lado está la adoración con sacrificio, en ella no podemos exaltar a Dios, no debemos adorar para impresionar ni para agradarnos. Debemos enfocarnos únicamente en lo que sentimos y lo que queremos con el Señor.

Al Señor le agrada la adoración continua. Es entonces necesario que la alabanza sea  la primera actividad que realicemos al iniciar un nuevo día y también debe ser lo último antes de acostarnos.

como agradar a Dios

Cuando Dios parece distante

No siempre nos sentimos cercanos al Señor a pesar de contar con una amistad con él. El nivel que se tiene más elevado es adorar al Dios y también alabarlo, a pesar de sentir algún tipo de dolor. Es importante también agradecerle en cualquier prueba que tengamos, mientras que se confía en él incluso en momentos de tentación.

Debemos aceptarlo y amarlo. Es esto lo que permite que el distanciamiento con el Señor se vaya disminuyendo, aumentando nuevamente la relación entre los dos. Dios nunca nos abandona y eso lo debemos tener presente, somos nosotros los que lo hacemos. (No dejes de ver el artículo de historia de Jesús)

En ocasiones Dios oculta su rostro de nosotros, lo que produce la sensación de desaparición en nuestras vidas de su accionar. Esta faceta es normal en relación a la prueba de la maduración de la amistad que tenemos con Dios.

Todo creyente cristiano atraviesa esta faceta por lo menos una vez en su vida. Es dolorosa e incluso desconcertante, pero es sumamente necesaria para lograr un buen desarrollo de la fe.

La omnipresencia y la manifestación de la presencia de Dios son dos elementos distintos. Una es considerada un hecho y la otra es más bien un sentimiento. El Señor siempre está presente, aunque no lo sepamos.

La presencia de Dios es demasiado intensa para medirla a nivel emocional. El Señor desea que sientas su presencia y a su vez le agrades a través de la fe que sientes por Él no por tus sentimientos.

(Visited 35 times, 1 visits today)
Categorías Doctrina

Deja un comentario

DARIO