Oración para bendecir el dinero que llevamos al alfolí de la iglesia

Entre las personas se plantea siempre la necesidad de acudir a un ser supremo para bendecir el dinero. En este post nos referiremos específicamente a la oración para bendecir el dinero que se lleva al alfolí de la iglesia en calidad de diezmo, presentaremos ejemplos de oración de bendición del dinero y revisaremos algunos aspectos importantes e interesantes de este tipo de oración.

Oración para bendecir el dinero

Oración para bendecir el dinero

Resulta una práctica cotidiana entre las personas creyentes bendecir el dinero, fruto de su trabajo, no solo para no malgastarlo, sino también para que se multiplique y no falte.

Es por ello que se acude a Dios para que derrame sus bendiciones sobre los ingresos obtenidos y también para que bendiga la porción que los fieles acostumbran a dar como ofrenda, en agradecimiento, a la iglesia por algún favor alcanzado o simplemente para lograr la bendición del Santo Padre del diezmo hecho.

Como sabemos en la antigüedad se tenía por costumbre pagar con mercancía, que normalmente eran granos, por un trabajo realizado y para resguardar dicha mercancía se habilitaba un espacio especial para almacenarla.

Ese lugar de almacenaje se denominaba alfolí, que era una especie de silo o granero, en el que se depositaba maíz, comida y otras provisiones.

Este concepto de depósito o almacenamiento fue trasladado al ámbito religioso, con lo cual se comenzó a colocar en el alfolí de la iglesia las ofrendas de los feligreses.

Esa era la práctica que seguían los creyentes del pueblo de Israel, quienes colocaban en el alfolí sus ofrendas y diezmos derivadas de sus cosechas en señal de gratitud.

Los devotos al hacer la entrega de la ofrenda en el alfolí, oran al Santo Padre para que bendiga la ofrenda y bendiga también al oferente pidiendo seguir recibiendo sus favores.

Este alfolí en la actualidad ha conservado ese nombre.

Lea también sobre la oración a Jesús para el trabajo

Oración para bendecir el dinero que llevamos al alfolí de la iglesia

De manera ilustrativa y para de alguna forma ayudar a los fieles que desean bendecir el aporte que hacen a la iglesia a partir de sus ingresos, le presentamos algunas oraciones que les pueden muy bien servir de inspiración para que la persona pueda hacer la suya propia con sus palabras, pero con el fervor que nuestro Señor merece.

Oración 1

¡Oh Padre Santo, Creador de todo el Universo!

Acudo a ti, Padre Celestial, para presentarte primeramente mi agradecimiento por haberme traído hasta aquí, por bendecir mi vida, mi hogar, mi familia y por permitirme estar cada vez más cerca de ti y de tu palabra.

Quiero pedir tu perdón si en algo he fallado, si no he cumplido debidamente tu palabra y si he realizado acciones que no son de tu agrado. Te pido me perdones.

Oración para bendecir el dinero
Pidiendo perdón a Dios

A través de esta sentida oración, quiero pedir tu bendición por el dinero que he podido recibir honradamente, producto de mis ventas de mercancías.

Sabes que lo hago de la manera más honesta posible, siguiendo tus divinas enseñanzas de no maltratar al prójimo, sino más bien estar a su servicio.

Derrama, Señor Todopoderoso, todas tus bendiciones sobre este dinero que entrego al alfolí de la iglesia y permite sirva a tus Sagrados Fines.

También bendice ese dinero para que pueda seguir recibiendo estos ingresos gracias a tu divina intercesión y me depares la abundancia, prosperidad y los recursos necesarios para llevar una vida digna y poder satisfacer las necesidades de todos mis familiares.

Permite también, Padre Omnipotente, que esa bendición que se derroche también para que yo pueda seguir aportando al alfolí mayores cantidades de dinero que humildemente destino como diezmo.

Oración para bendecir el dinero
Aporte a la iglesia

Haz, Bien Amado Señor, que se multiplique y sirva del mejor provecho, no solo de la iglesia, sino también de los que se beneficiarán de las obras de caridad que se harán con estos diezmos, las cuales oro fervientemente sean de tu Beneplácito.

Bendice también, Glorioso Padre, al alfolí de la iglesia para que siempre esté abundante de recursos, que nunca haga falta pedir donaciones, que por Tu Santa Intercesión, acudan siempre los fieles a ofrendar al alfolí para beneficio de toda la comunidad parroquial.

Pero sobre todo que ese dinero para el alfolí sirva para tu Gloria, Señor, quien eres el que con tu infinita misericordia permite que recibamos tus favores, tus enseñanzas y la vida.

Eterno y Poderoso Dios, agradezco por permitirme ser parte de Tus Santos Planes y quiero que sepas que cuentas conmigo para llevar a cabo tu Sagrada Obra para con todos nosotros tus fieles seguidores.

Oración para bendecir el dinero
Orando ante Dios

Ayúdame, Santo Padre, a administrar debidamente y con honestidad todo el dinero que me concedes para que siempre sea utilizado en buenas obras según Tu Santa Voluntad.

Sé que con tu guía podre alcanzar los deseos que me he planteado con mi familia y oro porque de ese dinero que concedes pueda seguir aportando cada vez más al alfolí de la iglesia.

También sé que por tu amor e infinita misericordia estás bendiciendo ahora mismo mis bienes, mi familia y mis relaciones con el prójimo.

¡Oh Gran Dios, quiero declarar mi amor a ti, así como sabiduría y buen criterio para saber administrar debidamente el dinero que me está llegando!

Deseo que sirva, no solo para mi bienestar y de mi familia, sino también que sea utilizado en obras a mis semejantes, quienes de alguna manera estarían también recibiendo tu Bendición de amor y bienestar.

Al bendecir este dinero, que entrego como diezmo al alfolí de la iglesia, estoy plenamente segura de que tu bendición está cayendo sobre todos mis ingresos.

Oración para bendecir el dinero

Por ello visualizo que  podré dar un mayor aporte al alfolí, gracias a Tu Bendición, Amado Dios, y a la intercesión de mi Ángel de la Guarda. Visualizo también que son muchas las obras que se podrán llevar a cabo. Todo ello gracias a Tus Bendiciones, ¡oh Amado Padre!

Gracias, mi Amado Dios. Sé que has escuchado mis plegarias y lo pedido está hecho.

Amén, Amén y Amén.

Oración 2

¡Oh Jesús Mío, siempre presente en mi vida, a quien dedico mis oraciones de amor y súplica!

A ti me dirijo con alabanzas para agradecerte por todo lo que me das. Siempre has sido generoso y misericordioso conmigo, pues todo cuanto te pido, tu intercedes ante tu Santo Padre para que me lo conceda.

Llego igualmente ante ti con dolor de corazón porque sé que he cometido faltas que te entristecen. Te pido perdón por mis pecados y rezo porque tú y mi virgencita María, por siempre venerada, me perdonen y hablen en mi nombre al Señor Todopoderoso sobre mi real arrepentimiento.

Acudo a ti con humildad, inmensa fe y esperanza para pedir tus bendiciones económicas, con las cuales, gracias a ti, puedo satisfacer las necesidades básicas de mi familia.

Gracias a que siempre acudes en mi auxilio, Señor, tengo todo lo que me hace falta, con lo cual he podido resolver conflictos económicos en el pasado, por lo que ya no paso más escasez ni pobreza.

Es por ello que siento que debo contribuir con mi diezmo a nuestra iglesia para que otros también puedan de alguna manera solventar un poco sus necesidades.

Bendice, pues, Jesús Bendito, este dinero que entrego con mucho amor al alfolí de nuestra parroquia. También bendice este dinero para que nunca falte en el alfolí, para que sea abundante, para que muchas personas se puedan beneficiar de él, para que se aleje toda mala racha económica, para que llegue la riqueza y la bendición a la iglesia.

Bendice este dinero, Señor Eterno, bondadoso y misericordioso, para que se multiplique, pues así permitirá salir de las carencias y estrecheces financieras de la iglesia y de los fieles que seguro se beneficiarán de ello.

Oración para bendecir el dinero
Multiplicar el dinero

Con tu auxilio bendiciendo el dinero del alfolí se podrá hacer frente a muchos pagos y deudas, así como de los gastos diarios que siempre surgen. Ello permitirá a la parroquia trabajar más holgadamente en cada una de las obras que lleva a cabo.

Con tu Poderosa Ayuda, Jesús Mío, sé que siempre tendré dinero y no voy a carecer de ninguna cosa buena y ello me permitirá siendo de ayuda a mi iglesia.

Gracias a ti ningún camino en lo económico está cerrado, porque si se presenta alguna necesidad, si hay alguna carencia, o si se requiere tener más abundancia, tú nos las provees orando a ti solicitando la ayuda que nunca niegas.

Porque todo lo que se pide con fe y confianza y creyendo en tu generosidad, nunca nos faltara lo necesario, porque nunca abandonas a tus fieles seguidores y nos enseñas a no desviarnos del camino a ti.
Oración para bendecir el dinero
Camino a Dios
¡Oh Señor! Tú que tienes el poder de dar al necesitado, bendice este dinero para que nunca falte y permite, Señor, que se use con sabiduría. ¡Qué pueda ser distribuido entre los más necesitados! ¡Qué pueda cubrir con amplitud sus necesidades, que sea abundante y nunca falte!
Gracias, mi Bienaventurado Señor Jesucristo, por bendecir este dinero para que se multiplique para beneficios de muchos.

Amén.

Se recomienda leer también la oración mas poderosa del mundo

Oración 3

Oh, Señor Dios, te pido en esta ocasión tu gracia para que me concedas, desde tu altar celestial, las ganancias suficientes para apoyar a mi iglesia y poder contribuir con creces en el alfolí.

Tú sabes bien, Santo Padre, todas las necesidades que se tienen en la parroquia y que ameritan de muchos recursos económicos para resolverlas.

Es porque con tu Santa Bendición al dinero que todos los fieles devotos que hacemos presencia en esta iglesia, se pueden resolver satisfacer muchas de las necesidades que allí se tienen.

Alabado Señor, siempre Amado por todos tus feligreses, bendice este dinero que con humildad, pero con mucho amor, entregamos al alfolí, para que tú con tu infinita misericordia, permitas que sea debidamente empleado en obras que son para el bien de todos los fieles y para tu gloria.

Oración para bendecir el dinero
Entrega al alfolí

Sabemos que con tus Bendiciones podemos contar con que no se despilfarre este dinero, para que se administre su caudal de la mejor manera, para que sea empleado a satisfacción de los necesitados y a tu Satisfacción, Padre Amado.

Entre nosotros, fieles seguidores tuyos, siempre atentos a tus designios, rogamos nos permitas poder seguir proveyendo este dinero que con nuestro esfuerzo y constancia hemos podido obtener humilde y honestamente.

Es por ello que aprovechamos esta oración elevada a ti, Santísimo Padre, para que bendigas también nuestros empleos y empresas, gracias a los cuales hemos podido apoyar el alfolí de la iglesia con nuestras contribuciones.

También hemos podido colaborar con las distintas obras de nuestra comunidad, así como con todas las personas necesitadas que se acercan a la parroquia a solicitar el auxilio de la iglesia.

Oración para bendecir el dinero
Trabajo parroquial sobre los frutos del alfolí

¡Oh, Señor, que Todo lo puedes! Bendice nuestro esfuerzo y constancia!

Glorioso Señor Creador de los Cielos y Padre Nuestro, si está en nosotros que se deba mantener el alfolí con nuestra ayuda, permite que podamos ganar decentemente el dinero que aportaremos a la iglesia.

Bendice también Rey Celestial nuestra salud para que podamos seguir trabajando por nuestra familia, nuestros hogares y por todos nuestros hermanos necesitados a quienes amamos, tal como tú no has enseñado.

Este dinero que estamos ofreciendo está aquí esperando tu sagrada bendición, por lo cual hemos elevado esta sentida oración para que con tu Santa Palabra sea de mucha utilidad para los necesitados.

¡Eres grande, Santo Padre, por eso siempre acudimos a ti por bendición, por la paz que nos brindas y por tu Infinito Amor!

Amén.

¿Por qué bendecir el dinero?

Todos conocemos cuán duro y difícil es ganar el sustento diario, ya que ello amerita sacrificio y tiempo.

Si se es empleado, se debe procurar no perder el trabajo, pues es el que provee el salario diario, quincenal o mensual que cobramos. Pero resulta que tan pronto se cobra, el dinero se esfuma rápida y misteriosamente.

Igual le ocurre al que trabaja en forma independiente. Es mucho el esfuerzo que emplea para obtener el ingreso, pero éste no le rinde lo suficiente para sufragar todos los gastos.

Es por ello que se acostumbra a bendecir el dinero, para que satisfaga las necesidades básicas, para que rinda en lo que más se pueda y también para que se multiplique.

Oración para bendecir el dinero

Muchos acuden a la oración al Dios Supremo directamente o al Ángel de La Guarda, a la Virgen María o algún santo para que interceda ante el Dios Padre para bendecir el ingreso que se gana.

Se ha comprobado que la oración elevada con verdadera fe, puede llegar a surtir efecto y crear la abundancia monetaria que estamos solicitando y así poder pagar deudas y cubrir necesidades y gustos.

Se dice, entonces, que bendecir el dinero genera abundancia, facilita el lograr metas y objetivos y conocer sobre como invertir para multiplicarlo.

Tal vez le interese leer sobre las Oraciones milagrosas para sanar enfermedades

Se requiere para esta oración:

  • Rezar con devoción para obtener ganancias.
  • Agradecer por las ganancias obtenidas.
Oración para bendecir el dinero
Agradeciendo por las ganancias obtenidas
  • Orar con credibilidad absoluta y con el fervor de que ya se ha logrado lo que se pide.
  • Pronunciar cada palabra sintiéndola profundamente.
  • Colocar sobre la mesa el dinero que se haya obtenido en el trabajo.

La oración tiene poder, solo es menester hacerla con la devoción necesaria, como si le estuvieras pidiendo un favor a tu mejor amigo.

A través de la oración se agradece a Dios y al Universo y se pide por la bendición de recursos de que se dispone, porque se multipliquen y se mantengan.

Es cierto que el dinero no es igual a felicidad plena, no obstante, es un fruto necesario para la subsistencia humana.

Bendecir el dinero con oraciones nacidas del corazón, es una práctica sana que se difunde entre el pueblo creyente de muchas corrientes cristianas, quienes confían en el Ser Supremo para que Él haga el resto.

Oración para bendecir el dinero
Alabando a Dios
Se ha señalado que cuando se ha hecho la oración, es conveniente rezar tres Padre nuestros, tres Avemarías y tres Glorias, como acción de gracias.
Hacer la oración para bendecir el dinero y luego los rezos con mucha devoción y con toda la confianza, fe y esperanza posible, ayuda al orante a aumentar su creencia en los beneficios de este tipo de oración.

La Biblia y el diezmo al alfolí

Diezmar es un precepto que viene desde el Antiguo Testamento y que, además, también era un requerimiento legal, por el cual el pueblo israelita debía ofrendar al templo el 10% de sus cosechas, así como del ganado que criaban.

Esto lo vemos expresado en Levítico, versículo 27:30, que indica que hay un diezmo del producto del campo, que debe ser consagrado al Señor. Asimismo, Números, versículo 18:26, indica que de los diezmos de los Levitas, se debía ofrendar un diezmo de esos diezmos.

Oración para bendecir el dinero

Por su parte, Deuteronomio 14:23 también señala que la décima parte del vino, trigo y aceite y del rebaño se comerá en presencia del Señor. Igualmente lo ratifica la 2da carta de Crónicas 31:5 que refiere como los israelitas cumplieron con abundancia con el diezmo que se les solicitaba.

De hecho, históricamente se habla que como parte de la ley que se expresara a través del Antiguo Testamento, se hacía una diferenciación entre los tipos de diezmos que se debían ser llevados para ser guardados en el alfolí del templo. Así se señala en las Escrituras que se distinguían tres diezmos; a saber:

  1. El primer diezmo, que era el previsto para los sirvientes levitas de los sacerdotes.
  2. El segundo diezmo, se le denominaba el diezmo de las fiestas, por lo cual no requería ser llevado para ser guardado en el alfolí del templo.
  3. El tercer diezmo, que era el diezmo de los pobres, tampoco era llevado al templo de Jerusalén.

Esto habría hecho un total de aproximadamente el 23,3 por ciento, con el cual se beneficia la iglesia.

Para algunos estudiosos del tema, se tomaba el diezmo del Antiguo Testamento como un método de imposición de tributos con lo cual se satisfacían las necesidades de los sacerdotes y los levitas del sistema Mosaico, vigente en ese entonces, que regulaba quién, cómo y cuánto.

Oración para bendecir el dinero
Ley Mosaico

En cuanto al Nuevo Testamento no se ha encontrado ninguna parte en la que se ordene, o aun que se recomiende que los cristianos debían someterse a un sistema legalista de diezmos.

No hay, pues, en el los libros del Nuevo Testamento ningún apartado que estipule porcentaje alguno sobre el ingreso que se debía apartar como diezmo para llevar al alfolí.

Solamente se señala que se ponga aparte algo de lo que “según haya prosperado” para llevar al alfolí del templo. Así se puede leer en la 1era carta de Corintios, versículo 16:2 que habla que cada quien debía apartar algún dinero según sus ingresos para evitar hacer colectas.

Al respecto, la iglesia cristiana ha utilizado fundamentalmente el porcentaje del 10% que se especificaba en el Antiguo Testamento, señalando que ese sería el “mínimo recomendado” para los cristianos que hacían ofrendas al templo.

Oración para bendecir el dinero
Ofrenda al templo

Más bien, el Nuevo Testamento se enfoca en puntualizar la importancia y los beneficios que genera en la persona el dar, de manera de que el se sienta motivado, podía hacer su aporte según su condición y posibilidades. Se señala allí que se debe dar lo que se puede dar.

Ello implica que algunas veces se da más que un diezmo, otras veces puede significar dar menos. Eso va a depender de los recursos que posea el creyente, así como también de las necesidades de la iglesia.

Para estimar más específicamente cuánto se puede dar, se pide que el creyente que haga oración diligentemente para así buscar y lograr la sabiduría de Dios sobre lo que debe dar en calidad de diezmo, así también sobre como participar con la iglesia con su aporte y definir cuándo debería ofrendar.

Así lo destaca Santiago en 1:5, en donde resalta que debemos recurrir a la sabiduría de Dios, quien nos la dará generosamente.

Oración para bendecir el dinero

En tal sentido, la Biblia nos enseña, sobre todo, que los diezmos y ofrendas hay que darlos por motivos puros, por el servicio que ello implica y, además, con una actitud de adoración a Dios, para su gloria eterna.

En la 2da carta de Corintios, en el versículo 9:7, se expresa el amor que siente Dios por el dador que con alegría, no tristeza, hace su ofrenda.

En la mayoría de las menciones del diezmo en las Sagradas Escrituras, éste consistía solamente en alimentos o animales y que, por lo general, era en el lugar en el que se habitaba. Es por ello que no es casual esa mención del alfolí. Esto es porque éste se refiere a un silo o granero, con el fin estricto de ser de uso social y alimenticio.

Se trata, pues, de un precepto antiguo, que ha generado distintas interpretaciones dentro del entorno cristiano.

¿Y Jesús qué opinaba sobre el diezmo? Al respecto, el evangelista Lucas en 18:10-14 destaca la parábola del hombre fariseo y del publicano en la que Jesús nos muestra en esa época se entregaba diezmo de todo lo que la persona ganaba.

Oración para bendecir el dinero
Evangelista San Lucas

Vemos, así, que el diezmo tuvo vigencia en el Nuevo Testamento, pero no era de carácter tributable o por imposición y aplicable tanto para el pueblo de Israel como para la iglesia cristiana.

El diezmo con Jesús, ya no se hacía por obligación, sino que se hace por amor, como una actitud que brota del corazón, tal como lo hacían los patriarcas antes de la ley y como lo debería hacer la iglesia regenerada actual.

(Visited 1.021 times, 4 visits today)
Categorías Oraciones

Deja un comentario