Aprende cómo hacer la oración a Jesús para el trabajo que necesita mi hijo

La oración a Jesús es parte fundamental de la vida espiritual de todo cristiano por los muchos beneficios que ella nos aporta. Es por ello que en este post nos dedicaremos específicamente a aprender a realizar la oración a jesús para el trabajo de mi hijo.

Oración a Jesús

Oración a Jesús para el trabajo que necesita mi hijo

Como cristianos debemos siempre procurar cultivar nuestra relación con Jesús y una de las mejores formas de hacerlo y comunicarnos con Él es a través de la oración. Así nos lo corrobora Mateo 6:5-8 cuando nos dice que la oración es un diálogo íntimo entre Dios y nosotros para demostrarle que nuestro deseo genuino es estar con Él.

Oración a Jesús

También nos dice Mateo que es menester hablarle desde el fondo de nuestro corazón, haciéndole saber nuestras necesidades, que no estamos meramente repitiendo frases nada más solo para impresionar a los demás, sino que más bien es para tener ese encuentro personal con Él.

En este artículo queremos dar ejemplos e indicaciones de cómo establecer ese diálogo con el Señor Jesús para plantearle nuestros sueños, planes, vicisitudes y ruegos por lograr su intercesión ante el Dios Padre.

Por supuesto que, de acuerdo con lo que expresa Mateo, Dios ya sabe lo que queremos y necesitamos, pero en ocasiones hace falta expresarlo con palabras, lo cual le agrada al Padre, así nos sirve a nosotros como desahogo de las angustias nuestras.

Al ofrendarle nuestras oraciones a Jesús, estamos fortaleciendo nuestra relación con Él, nos acercamos más a su corazón y logramos que nuestra conversación sea más fluida y fructífera.

Tal vez le interese conocer las oraciones milagrosas para conseguir trabajo

Oración a Jesús
Fortalecer nuestra relación con Jesús

En este caso particular se quiere establecer una conversación con Jesús para expresarle la preocupación de una madre o de un padre por su hijo, quien se encuentra desempleado y necesita urgentemente ganarse el pan de cada día honradamente para poder mantener a su familia, que requiere de un ingreso económico y así poder satisfacer sus necesidades básicas.

Sabemos cuán complicado se ha tornado hoy en día obtener un empleo digno que llene nuestros requerimientos fundamentales y satisfaga nuestro corazón.

Es por ello que se recurre a Jesús para que interceda por el afectado ante Dios, elevando una oración con mucha fe, para que el Todopoderoso le provea de un trabajo acorde a sus conocimientos y habilidades y con la remuneración suficiente para mantener su hogar y poder vivir en paz.

Oración a Jesús
Orando por un hijo

En este sentido, se presentan a continuación ejemplos de oraciones que se pueden hacer a Jesús con el propósito de pedir ayuda para un hijo, de manera que consiga un buen empleo.

Esperamos que estas oraciones sirvan de inspiración para los necesitados por casos similares y les permitan abrir su corazón y conversar confiadamente con Jesús.

Oración 1

“Amado Padre, bendigo tu Santo Nombre y agradezco porque siempre has escuchado mis plegarias.

Acudo a ti, mi Señor Jesús, para suplicarte me ayudes ante tu Santo Padre y mío, para que socorras a mi hijo en la necesidad que lo aflige en estos momentos.

Él está necesitado de un empleo digno acorde a sus habilidades y capacidades de ingeniero civil recién graduado, el cual le permitirá llevar el sustento que requiere él, su esposa y su pequeña bebé con el cual satisfacer sus necesidades básicas.

Sé que él ha hecho todas las diligencias y gestiones que le han sido pedidas ante distintos organismos y empresas del área solicitando su contratación, pero hasta ahora todos los esfuerzos han sido infructuosos.

Te puedo decir que mi hijo es una persona de arraigados valores espirituales y morales, que es un fiel cumplidor de sus deberes y que, a pesar de las circunstancias difíciles por las que atraviesa, nunca se ha alejado del camino de Dios, siempre ha sido consecuente con su fe y atento a los requerimientos de nuestra doctrina.

Es por ello que intercedo por él, no solo porque es mi hijo, sino porque me consta de que es una buena persona, educada e instruida en los principios religiosos propios de nuestra fe.

Jesús Mío, tú conoces su situación económica y precariedades. Yo lo he podido ayudar dentro de mis limitaciones, pero sé que con tu indulgencia y misericordia, intercederás por él ante Dios Todopoderoso. Es por ello que me aferro a tu promesa de: “pedid y os se dará, buscar y hallaréis”.

Oración a Jesús

Agradecida por tu infinito amor para con todos nosotros y, en especial, para con mi hijo, que aun siendo pecadores, nos derramas tus bendiciones y misericordia.

Síguenos bendiciendo, concédele a mi hijo el trabajo apropiado que tanto anhela y necesita, y permite pueda ejercer allí su carrera de forma exitosa, ejecutándola de la mejor manera, en un ambiente profesional, ameno, ético con buenas relaciones interpersonales.

Espero, mi Jesús Bendito y por Siempre Amado, que, sobre todo, le dé el sustento requerido por mi hijo para solventar sus estrecheces económicas sin mayores complicaciones que las derivadas de la misma dinámica del trabajo.

Señor Jesús, escúchame, tu eres mi esperanza, en ti confío y espero el auxilio que estoy esperando para mi hijo. Perdona las faltas que he cometido y que te hayan podido ofender. Me arrepiento de haber pecado y pido tu perdón y absolución.

Gracias Jesús Mío, Señor de justicia, de salvación y de esperanza. ¡Muchas gracias mi Señor Salvador!

Amén.

Oración 2

¡Jesús, mi gran Señor, por siempre!

Eres mi guía y fortaleza en tantos momentos de pesar que atravieso. Siempre encuentro tu mano amiga, fuerte y consoladora, que me rescata de las vicisitudes y me da el descanso y la paz que requiere mi alma afligida.

Oración a Jesús
Solicitando la intercesión de Jesús

Hoy acudo a ti para honrarte, adorarte y agradecerte por los favores concedidos.

Pero también acudo a ti para que auxilies a mi hijo en estos momentos difíciles por los que le está tocando atravesar y necesita de tu consejo, ayuda y socorro con urgencia.

Tú lo conoces y sabes que ha sido una persona descuidada, despreocupada, por cuanto no estaba por un buen camino, ya que el maligno lo había atraído por la senda de la perdición.

La bebida y las mujeres deshonestas lo tenían atrapado en sus garras, haciéndole cometer actos impuros, no acordes a nuestra fe.

Yo, como su padre, en muchas ocasiones lo aconsejé, pero siento que no fui lo contundente que debía ser. Me falto fuerza y valor para enfrentarlo. Lo dejé en tus manos, Señor Mío, para que lo rescataras de ese inframundo.

Tú con tu infinita misericordia has entrado en él y poco a poco ha ido recapacitando y cayendo en consciencia que esa mala vida no le traía cosas buenas. ¡Ya lo ha entendido!

Oración a Jesús

Gracias a ti, a tu Palabra y a que con tu guía pude hacer que volviera a la iglesia y comenzara a dejarse orientar por el ministro y por las lecturas de la Santa Palabra que ahora hacemos juntos.

¡Nuevamente, gracias Jesús Bendito!

Pero reitero que acudo a ti pues nuevamente mi hijo necesita de ti para que lo auxilies en esta difícil situación económica en que se encuentra.

Él ha vuelto a su hogar, su esposa e hijos lo han perdonado,  mas se encuentra sin un trabajo digno para dar el sustento a su familia.

Es por ello que te imploro yo hoy y te pido lo ayudes a conseguir ese empleo que le está haciendo falta.

Sabes que a pesar de las circunstancias, siempre fue un buen profesional en su área de administración, por lo cual te ruego le permitas conseguir un empleo en esa área, pues se que allí es donde tendrá buenos resultados muy pronto.

Oración a Jesús
Padre orando por su Jesús

Su arrepentimiento es verdadero y ahora solo quiere alabarte, adorarte y darte las gracias por las bendiciones que derramas sobre él.

Sé que él puede contar contigo, con tu perdón y con tu manto protector que lo aleja de todo mal.

Y yo vengo arrodillado a ti, mi Jesús Amado, a agradecer por tu inmensa bondad y amparo hacia mi hijo adorado.

Confío plenamente en que le has de conceder el empleo que requiere con urgencia, porque tú, mi Gran Señor, estás siempre atento de los agobiados. Siempre alivias las preocupaciones de los que con sincera fe te suplican tu Santa Bendición. Así como lo leí en Isaías.

Oración a Jesús

Mi amado Jesús resucitado, mira las necesidades de mi hijo único y ayúdalo a solucionarlas con un nuevo trabajo.

Sé que tú en tu enorme bondad, no lo dejarás desamparado. Sosténlo en este momento de desesperación y guíalo hacia el trabajo anhelado. Qué sea un trabajo que le agrade y le llene como persona.

Asimismo, espero que le sirva de crecimiento personal y lo haga un ser más colaborador, comprensivo, servicial y responsable de sus deberes tanto del hogar como del trabajo.

Mi Jesús Salvador, gracias por tu amor y tu bondad, gracias por amarnos y perdonarnos todos los pecados.

Todo lo creo en ti. ¡Bendito seas por siempre, Señor!

Amén.

Conozca más sobre el Poder de la Oración

Oración 3

¡Jesús misericordioso y bondadoso! Siempre presente en mis oraciones para alabarte y adorarte por las tantas bendiciones que me has concedido.Oración a Jesús

Señor en este día quiero darte la gracias por la oportunidad que me brindas de poder hablar contigo y que tu me escuches.

Quiero agradecerte, mi Jesús, por el sacrificio que hiciste por todos nosotros al morir en la cruz para redimirnos de todas nuestras culpas.

Por eso Padre, te reconozco como mi Señor y único Salvador.

Te pido me perdones todas las ofensas que haya podido cometer por acción u omisión, al desobedecerte y haber dejado de hacer lo que a ti te agrada.

Me comprometo humildemente a tratar de cambiar aquello que no te agrada y cultivar todo lo que te gusta de mi.

¡Bendito sea por siempre Señor!

Hoy acudo a ti, en la ocasión de interceder por mi hijo, quien acaba de graduarse de abogado con muchos méritos, para que consiga un trabajo a la brevedad posible, ya que tanto él como todos sus familiares, estamos en estos momentos atravesando circunstancias económicas difíciles que requieren de ti, mi Señor.

Oración a Jesús
Madre en oración

Es por ello que te hago esta oración para que consiga el empleo adecuado a su condición de nuevo profesional, de manera que por tu infinita misericordia, lo orientes hacia los sitios y personas que le pueden ayudar en este situación.

Mi Señor Jesús, te pido que lo guardes de todo mal y de todo peligro, pues es una persona sensible, sin ninguna malicia e inexperta en las relaciones interpersonales profesionales.

Te ruego veles por Él, que es muy devoto tuyo, siempre estudioso de tus enseñanzas y aferrado a nuestra fe.

Aléjalo de toda maldad que pueda surgir delante de él. Protégelo con tu manto sagrado, hazlo un profesional, cumplidor de sus deberes, respetuoso de las leyes y fiel a los preceptos divinos.

Te pido, Señor, que pueda encontrar un sitio de trabajo en el que pueda desarrollarse profesional y personalmente, armonioso entre los compañeros y supervisores y de buen nivel de ingresos, que es lo que requerimos en estos momentos.

Oración a Jesús
Pidiendo a Jesús

Sé que tú estás siempre con nosotros acompañándonos y velando por nuestra seguridad.

Te ruego también veles por mi hijo en el lugar de trabajo en el que le toque desempeñarse.

No tengo ninguna duda que escucharás mi plegaria y me concederás mi petición, pues siempre has sido magnánimo con mis pedidos y porque eres piadoso con  nosotros.

Es por ello que me atrevo a tomar esa palabra y cubrir a mi hijo con tu preciosa sangre, para que en todo momento lo guardes bajo tu manto protector.

Quiero agradecerte, Señor, por ese maravilloso hijo que tu me has dado, porque sé que tú has contribuido en todo para él sea la persona que es hoy en día.

Ayúdame a llevarlo por tu camino de amor, bondad y dedicación.

Oración a Jesús
Camino a Jesús

En ti confío tu nombre poderoso de Jesús.

En tus manos dejó la vida de mi hijo.

Amén.

Comentarios sobre las oraciones

Estas oraciones son sumamente sentidas, pues se deben hacer desde el corazón y son del tipo que agradan al Señor.

Son una petición que se hace al Santo Hijo del Dios Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra, para que en su infinita misericordia y benevolencia, interceda ante el Padre y le conceda el favor pedido.

En este caso que se trata de conseguir un trabajo, la persona al solicitar el auxilio, le expone al Santo Padre la imperiosa necesidad que tiene el hermano necesitado por el cual se ora, la lamentable situación por la que está atravesando él y sus familiares.

Oración a Jesús
Orando por un hermano necesitado

Señala también las dolorosas causas que lo llevaron a caer en tan crítica situación y el deseo de redimirse ante Dios, con la promesa de no volver a cometer los mismos errores y su compromiso de consagrarse a Nuestro Señor, acompañando su oración de alabanzas y acción de gracias.

Da cuenta también de su convicción y fe que este favor le será concedido, pues el Rey de Reyes, escuchará su clamor, ya que Él conoce nuestro corazón. Además, así lo dejó plasmado en la Biblia, en Mateo 7:7: “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.”

Por ello, basados en este versículo se presenta ante Jesús las peticiones y ruegos.

Elementos importantes

Ahora bien, ¿cómo oramos? Ya conociendo cuán importante es la oración, es oportuno saber como preparar nuestra oración a Jesús, pero muchas veces nos quedamos mudos, pues no sabemos cómo empezar, qué palabras usar, como dirigirnos a Dios.

Sepa cual es la oración mas poderosa del mundo

Al respecto, la Biblia nos ofrece muchos ejemplos que nos pueden ayudar. De allí la relevancia de leer constantemente las Santas Escrituras y seguir sus enseñanzas.

Oración a Jesús

No obstante, como una orientación, señalaremos a continuación algunos elementos importantes que deben formar parte de nuestra oración. Veamos:

  • Adoptar una actitud de alabanza, adoración y humildad, reconociendo la grandeza de Jesucristo, Salvador, y recordando como Él se sacrificó por nosotros.
  • Expresar nuestra total confianza en Él, haciéndole saber nuestra dependencia de su bondad y voluntad y confirmándole que su intercesión es lo mejor que nos puede pasar en nuestras vidas.
  • Presentar nuestras peticiones, en las que le solicitamos que acuda en nuestro socorro y nos ayude a solventar y satisfacer nuestras necesidades físicas y espirituales.
  • Reconocer la importancia del perdón, solicitar su redención y comprometerse con Jesús que no se volverá a pecar.

Asimismo, le hacemos saber que, por nuestra parte, estamos dispuestos a perdonar y ofrecer gracia a los que nos han ofendido. Con ello hacemos un momento de auto examen de nuestras acciones para con nuestros semejantes.

Al respecto, en este punto, debemos plantearnos la interrogante muy personal: ¿estamos suficientemente transformados como para ofrecer el perdón a los que nos han ofendido? Ello amerita una reflexión profunda por parte nuestra.

Oración a Jesús
Perdonar a los demás
  • Pedir el apoyo del Señor para que nos proteja de las tentaciones y nos ayude a no caer en el mal.
  • Solicitar que nos impregne del Espíritu Santo para que nos dé la debida fortaleza y no ceder ante el maligno.

¿Por qué debemos orar?

Para responder a esa pregunta, simplemente con citar lo que nos dice Santiago en 4:8, donde nos señala que esa la forma de acercarnos a Dios, quedaría contestada.

Oración a Jesús

Y es eso exactamente lo que hace la oración: nos acerca al Padre, ya que a través de ella tenemos la oportunidad de abrir nuestros corazones a Él, le podemos contar lo que pensamos, pedirle su apoyo y consuelo y buscar su mensaje de sabiduría.

Es un tiempo de conversación, de diálogo, no solo para hablarle, sino también para escucharle y disfrutar de su compañía y de sus consejos.

Esta sola razón bastaría para orar, pero hay otras razones por las que debemos orar. Revisemos algunas:

  • Para que Dios sea glorificado. Al hacer nuestra oración debemos entender que de alguna manera lo estamos glorificando, pues lo estamos interpelando a Él, quien es el que todo lo sabe y resuelve. ¡Por ello merece que lo glorifiquemos!
  • Porque debemos seguir el ejemplo que Jesús dio. Podemos ver la relación de amor y oración que siempre tuvo Jesús para con su Padre, mientras estuvo en la tierra.

Es por ello es que nosotros también debemos tener esa misma relación de amor y obediencia, la cual se demuestra mediante las conversaciones que entablamos con Él en nuestras oraciones.

  • Para recibir sanidad física y espiritual. Gracias a su infinita misericordia al concedernos los pedidos por salud y el perdón de los pecados, podemos tener sanidad física y espiritual. Ello nos confirma que la oración es efectiva y tiene poder.

Oración a Jesús

  • Porque si pedimos, recibimos. Así lo dejó expresado en muchas citas bíblicas, como por ejemplo Mateo 7:8-9 y con ello se corrobora cuán grande es el amor paternal de Dios para con sus hijos.
  • Porque demuestra la confianza en la misericordia de Dios. Al presentarle a Jesús nuestros problemas, le estamos demostrando que confiamos que Él nos resolverá por su infinita misericordia, saldremos con bien de la situación difícil por su Santa Gracia.
  • Para recibir su paz. A través de esa conversación con Jesús, podemos recibir sosiego y paz para nuestra alma que a veces está agobiada por el trajín en el que nos movemos continuamente.

Al orar, le podemos entregar a Jesús esas preocupaciones y problemas que tenemos y no nos deja vivir y confiar que Él resolverá adecuadamente. Como bien lo expresó Filipenses en 4:6-7.

No tenemos que enfrentar solos las vicisitudes de la vida. Si nos entregamos al Señor, Él nos dará la paz que anhelamos.

De manera tal que es importante cultivar nuestra relación con Dios, “conversar” con Él a través de las oraciones, ya que ello hará más fácil acercarnos a Él con toda confianza para hablarle y exponerle nuestras necesidades.

Podemos, entonces, recibir más fácilmente su misericordia, su gracia, su paz.

Oración a Jesús
Conversar con Jesús

Le puede interesar también la oración de la noche salmo 4

Formas de hacerlo

En los distintos ejemplos de los pasajes de la Biblia sobre la oración, observamos diferentes formas de dirigirnos a Cristo Jesús. Ahora bien, invocando al Espíritu Santo, podemos entender todo lo que Jesús dijo y poder así conocer las formas como hablarle.

Las distintas formas permanentes de orar que conocemos nos permiten orar para:

  • Bendecir a Dios. Todos sabemos en el fondo de nuestro corazón las bendiciones que hay que dar a Jesús, por todo lo que ha hecho y las redenciones que hemos recibido del Señor, por las cuales le oramos. Por ello le presentamos nuestra adoración a través de la oración.
  • Pedirle perdón. Mediante esta oración, invocamos al Padre para que nos perdone de las faltas y pecados cometidos, haciendo el firme propósito de no volver a caer en él, de buscar el Reino de Dios y su gracia divina.
  • Interceder en favor de otro. Nos permite solicitar en nombre de otra persona la venia del Señor para que le solucione un problema o le perdone sus faltas.

Es posible hacer este tipo de oración también por los enemigos.

  • Pedirle lo que necesitamos. Le planteamos y pedimos a Jesús nos resuelva una situación apremiante, que requiere su ayuda y auxilio.
  • Darle gracias. Le agradecemos de todo corazón a Jesús por un favor concedido, bien sea por una alegría, por una pena resuelta, por un acontecimiento o la satisfacción de una necesidad.

Así lo aconsejaba san Pablo en 1 Ts 5,18, cuando les hablaba a los Tesalonicenses que debían dar por todo.

  • Alabarle. En este tipo de oración, damos toda clase de alabanzas y glorias al Señor por ser magnánimo, misericordioso y piadoso para con todos sus hijos. Es como un canto que se hace a Dios por su grandeza y omnipresencia.

Para alabar a Dios se recomienda lo que señala la Cuarta Parte del Catecismo de la Iglesia Católica.

Oración a Jesús

¿Cómo hacer una oración a Jesús?

A continuación se incluyen algunos aspectos a considerar al momento de comenzar a hacer la oración a Jesús.

  • Buscar un lugar tranquilo. Aun cuando se puede orar en cualquier momento y lugar, pero para lograr la mayor concentración posible a fin de poder expresar lo que se tiene en mente, es mejor hacerlo en un lugar tranquilo, sin distracciones.
  • Apartar cierto tiempo del día. Buscar durante el día el momento propicio para efectuar la oración. Se sugiere a primera hora en la mañana o antes de acostarse.

Para hacerlo es importante apagar la televisión o la radio y poner el celular en modo de silencio para que no haya interrupciones.

  • Orar con otras personas. Es posible hacer la oración en grupo, pero se debe tener la disciplina, respeto hacia el acto de oración y darle la debida seriedad.

Se dice que orar con otra persona puede contribuir a fortalecer la relación con esa persona y con Dios.

Oración a Jesús
Orando en grupo
  • Orar en voz alta o mentalmente. Esta decisión va a depender de con cuál método hay mayor comodidad. A veces se recomienda hacerlo en voz alta para mantener la ilación de lo que se le expresa a Dios.

Pero, si se quiere orar en privado y hay gente alrededor, se puede hacer mentalmente.

De todos modos, Dios escucha de una forma u otra, lo que le importa a Él es cuando se hace de corazón.

  • Arrodillado, sentado o parado. En cualquiera de estas posiciones se puede orar. Para algunos, arrodillado es la mejor porque ello demuestra humildad ante Dios, aparte de que, según ellos, les ayuda a prepararse mentalmente.

Sin embargo, sentado, parado o incluso acostado, son también posiciones válidas, lo que importa es la concentración en lo que se quiere comunicar a Dios.

  • Escribir la oración que se va a rezar. Esta también es una opción válida, ya que así la mente no se distrae al hablar con Dios. Además, es muy útil, porque si nos distraemos, podemos fácilmente volver al tema.

Se sugiere iniciar un diario de oraciones, si se elige siempre escribir las oraciones. Por otra parte, ello permite observar el avance en la forma de orar, lo que corrobora la manera en que Dios ha obrado en la persona.

Oración a Jesús
Escribir nuestra oración a Jesús
  • Llamar a Jesús por nombre o calificativos de cariño. Así, se le puede decir “Querido Jesús”, “Jesús Bondadoso”, “mi Señor” o cualquier otro nombre que sabemos le puede agradar.
  • Reconocer la grandeza de Dios. Es importante alabar a Dios por ser el creador del mundo y de todas las cosas y la vida en la Tierra. Ello lo hace grande.

Además se toma el tiempo para escuchar los problemas y penurias por las que se está clamando solución.

  • Agradecer a Dios por su bondad y misericordia. Ya sabemos que Jesús es misericordioso, amoroso y generoso. Por ello es importante incluir alabanzas en cada oración, para agradecer por todo en la vida, por todas las bendiciones que te ha dado y por responder tus oraciones.
  • Volcar los sentimientos hacia Dios. El Señor conoce todo lo que pensamos y creemos, por las situaciones que se ha atravesado y por los sentimientos que se tiene.

Orar a Jesús no solo se trata de decirle estas cosas, sino de establecer ese encuentro personal con Él mediante la comunicación.

  • Pedir el perdón de los pecados. Es recomendable antes de cualquier otra petición, pedir perdón primero por los pecados.

Se pide perdón por haber fallado y pedir que nos dé la fuerza para no volver a pecar y ser mejores en el futuro.

Oración a Jesús

  • A veces se puede pecar al tener envidia de un colega, ser malo con un hermano, perder la compostura ante alguien o darle prioridad a las cosas materiales antes que la relación con Dios.
  • Pecar no son solo cosas graves y grandes como robar o mentir.
  • Contarle a Dios los problemas y pedir su ayuda. El Dios Todopoderoso quiere se acuda a Él para cualquier situación por la que se esté pasando y pedir su apoyo.
  • Debemos recordar que Dios sabe lo que es mejor para nosotros, por lo que debemos aceptar su respuesta, la cual tal vez no sea la que esperamos.
  • También se puede pedir por la salud, por el auxilio en una circunstancia complicada, por las relaciones personales o cualquier otra necesidad.
  • Orar por los que tienen problemas en el entorno en el que se vive. Interceder por los que tengan alguna necesidad o problema. Podría ser por un familiar o por personas de otro país o por naciones en conflicto en el mundo, las cuales están sufriendo. Ello fortalece la fe.

Oración a Jesús

  • Pedir a Dios comprender su respuesta. A veces no entendemos por que suceden ciertas cosas, cuando nuestra petición a Jesús fue totalmente distinta.

Pero lo que sucede es Jesús tiene formas de responder difíciles de detectar, sobre todo si nos iniciamos en nuestro encuentro espiritual con Él.

Es importante que le hagamos una petición de que nos permite identificar las señales que nos envía respondiendo a nuestras oraciones.

Al orar, se debe hacer convencidos de que Dios responde, por lo que hay que estar atento a su respuesta y no adelantarse.

  • Agradecer a Dios de nuevo y finalizar la oración. Ser siempre agradecido cada vez que se ore, porque son muchas las bendiciones que se reciben de Jesús.

Así que al empezar y terminar una oración se debe dar las gracias, lo cual ayuda a tener la actitud correcta.

Se le agradece porque escucha y por las cosas buenas que sabes que está por concedernos.

Oración a Jesús

Se sugiere hacer la oración de distinta manera cada día, siguiendo lo que se vaya presentando en el día a día, según se vaya aprendiendo o según lo que vaya sucediendo en ese encuentro personal con Dios, según las necesidades y por las bendiciones recibidas.

  • Cómo ser consecuentes en la oración
  • La oración es una práctica que debemos cultivar a diario para beneficio propio, pero especialmente para gloria de Dios. Es por ello indispensable ser consecuentes y perseverar en la oración cada vez que podamos. Ello nos brindará fortalezas y fe en lo que pedimos a Jesús.
  • Orar en todo momento y por todas las situaciones por las que atravesamos o por las personas que vienen a nuestra mente.
  • Interceder continuamente por nuestros hermanos en la fe.
  • Invocar siempre al Espíritu Santo y pedirle nos dé las palabras precisas para orar con sabiduría, según lo que agrada a Dios.

Oración a Jesús

  • Acercarte siempre al Padre celestial con oraciones diarias, cortas o largas, según la inspiración del momento. Ello produce gran gozo y se fortalece la relación con Él.
  • Elevar oraciones milagrosas a nuestro Señor y Salvador Jesucristo fundamentadas siempre en la fe y la confianza.
  • Confiar plenamente que lo que se concede es un milagro divino que glorifica, pero, además, brinda la oportunidad de que la petición espiritual que se hace a nuestro Señor y Salvador Jesucristo será oportunamente atendida.
  • Entregarse siempre en cuerpo y alma al Salvador cada vez que se haga una oración, para que sean perdonados todos los pecados de los cuales se está arrepentido.
  • Orar constantemente alabando a Dios y agradeciéndole por todo lo que ha hecho por nosotros y pidiendo su apoyo, consuelo y fortaleza.
  • Le interesará saber sobre la Oración por mi esposo alcohólico

¿Puedo hablar con Dios y puedo escucharle?

Esta es una pregunta que todos nos hacemos cuando nos iniciamos en este encuentro personal con Dios y la respuesta la encontramos en la misma Biblia y la misma es definitivamente afirmativa.

Oración a Jesús
Escuchar a Jesús

En el Antiguo Testamento, se nos revela que tanto Abrahám, como Moisés y los profetas siempre hablaban con Dios y lo escuchaban. De hecho dejaron sus escritos en los que hacían referencia a ello.

En cuanto al Nuevo Testamento encontramos que Jesús nos enseña cómo podemos establecer una relación con el Santo Padre Dios y todo ello lo dejó documentado a través de los apóstoles en sus distintas cartas y libros.

Esta experiencia de la oración que es escuchada y respondida por Dios la han tenido miles y miles de personas durante muchos siglos.

Una evidencia fehaciente son los santos, quienes son ejemplo de que en diferentes épocas y bajo distintas circunstancias, Dios ha buscado a determinadas personas para comunicarse con ellas y “conversar” y éstas, incluso, le han podido responder manteniendo con Él un verdadero diálogo.

Oración a Jesús
Santos católicos

Al respecto se ha señalado de manera concluyente que:

  • Para escuchar al Señor, se requiere aprender a contemplarlo en su justa dimensión, la cual hay que saber entender.
  • También hay que aprender a percibir su presencia en nuestra vida, en los detalles a veces imperceptibles, que requieren mucha atención de nuestra parte.
  • Se necesita hacer una pausa dentro de la rutina diaria para dialogar con Él, mediante un espacio que se debe reservar de manera muy especial para esa conversación.

Finalmente tengamos presente lo que nos señaló el Papa Francisco sobre la oración en su audiencia del 1 de mayo de 2013, en la que dijo: “Cada uno de nosotros, también vosotros muchachos, muchachas, jóvenes, tan numerosos esta mañana, debería preguntarse: ¿qué espacio dejo al Señor? ¿Me detengo a dialogar con Él? Desde que éramos pequeños, nuestros padres nos acostumbraron a iniciar y a terminar el día con una oración, para educarnos a sentir que la amistad y el amor de Dios nos acompañan. Recordemos más al Señor en nuestras jornadas”.

Oración a Jesús
Papa Francisco
(Visited 7.209 times, 22 visits today)
Categorías Oraciones

Deja un comentario