Antiguo Testamento: ¿qué es?, característica, libros, profetas, personajes, y más

El Antiguo testamento como parte inicial de la Escritura, fue inspirado por Dios. Conoce en el siguiente post mas sobre este tema y cada uno de los libros que los conforman.

antiguo testamento 1

¿Qué es el antiguo testamento?

Es considerado por los expertos como el segmento inicial de la Biblia cristiana. La segunda pieza reconocida de la Biblia cristiana es el Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento está compuesto por el Pentateuco y diferentes arreglos de libros auténticos, profundos y proféticos. (Ver Articulo: La Biblia)

En total, por la parte protestante se reconocen 39 libros en la adaptación, 46 libros en la forma de la Iglesia Católica y 51 libros en el de la Iglesia Ortodoxa están numerados en el Antiguo Testamento.

Los judíos dividen los libros del Tanaj o Biblia en tres reuniones particulares: Torá  como la Ley, Neviim como los Profetas y Ketuvim refiriendose a las composiciones o sabidurías. La reunión llamada Testigos de Jehová se inclina hacia la expresión de las Escrituras hebreas para enfatizar a esta colección de libros. (Ver articulo: Oración milagrosa del Espíritu Santo )

El Tanaj se compone de la Torá de Moisés o el conjunto de libros escritos por el, por su parte el libro principal considerado como dirigido y compuesto por Dios mismo y transmitido a Moisés en el Monte Sinaí; los profetas, que son los libros que se consideran motivados por la Revelación Profética; y los Escritos, que son una reunión de obras con orden cronológico que son vistos como despertados por el Espíritu Santo.

Dado que Dios, en sus instrucciones de la Torá, no debe incluir ni expulsar ninguno de estos libros de Moisés, toda la composición que vino después se estima a la luz de la escritura como propia. En este sentido, los libros que están menos acoplados a la Torá se consideran menos motivados y, en consecuencia, menos significativos.

antiguo testamento 2

Por lo tanto, el judaísmo no piensa en los escritos de los devotos de Jesús como motivación divina, de esta manera la Biblia judía está hecha del propio Tanaj. (Ver Articulo: Oración de agradecimiento a Dios por un nuevo dia)

Algunas reuniones, incluidos los judíos nazarenos y los mesiánicos, es decir, los que no son percibidos como judíos por ninguna categoría consideran el supuesto “Nuevo Testamento” como un material de aprendizaje significativo, a un nivel similar al del antiguo testamento.

Características

En cuanto a la idea inicial, el Antiguo Testamento se concentró en la garantía que Dios ofreció a los individuos de Israel por lo que le sucedió al Mesías, quien podría transmitirlos de los opresores de ese momento. El Mesías estaría a cargo de Justificar a los individuos de sus transgresiones y cada uno de los libros del Antiguo Testamento fortalece esa confianza de los individuos de Israel que se aferran firmemente al Salvador.

Las obras de profetas anticuados que actuaron afectados por el Espíritu Santo y que, a lo largo de numerosos cientos de años, afirmaron de Cristo y su futuro servicio. También contiene un registro de la cuenta de Abraham y sus parientes, en vista de Abraham y el acuerdo, o confirmación, que el Señor hizo con él y sus hijos.

Los primeros cinco libros del Antiguo Testamento fueron compuestos por Moisés y son: Génesis, el libro de Éxodo, Levítico, Números y por supuesto Deuteronomio. El comienzo expresa al inicio de la tierra, de la humanidad, de los dialectos y razas, y del comienzo del lugar de Israel.

antiguo testamento 3

Los libros cronológicos relatan cada uno de los eventos que le sucedieron a Israel. Estos libros son: Josué, el libro de Jueces, Rut, primera y segunda de Samuel,  Reyes, Crónicas, Esdras, Nehemías y el libro de Ester.

Los libros restantes contienen una porción del conocimiento divino y la inclinación artística de los profetas. Estos son: Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés, cantares y Lamentaciones de Salomón. Los profetas aconsejaron a Israel con respecto a sus indisciplinas y afirmaron las señales  de parte de Dios  a través de la obediencia.

Pronosticaron lo que le sucedió a Cristo, quien podría compensar las transgresiones de los individuos que cometían pecados, obtuvieron los estatutos y experimentaron el Evangelio. Los libros de los profetas son: Isaías, Jeremías, Ezequiel, el libro de Daniel, Oseas, Joel, Amós, otros como Abdías, Jonás, Miqueas, Nahúm, Habacuc, el libro de Sofonías. Se toman en cuenta el libro de Hageo, Zacarías y Malaquías.

La gran mayoría de los libros del Antiguo Testamento fueron escritos en hebreo, a pesar de que una parte contiene obras en arameo, otro idioma considerado diferente en esa época.

Libros del Antiguo Testamento

Son libros conocidos que por su transcendencia cronológica están clasificados en pentateuco, los conocidos libros históricos, didácticos y sapiensales. A continuación se explican cada uno de ellos.

Pentateuco

En otras palabras, su significado radica en los “cinco movimientos e historiales”, es el conjunto enmarcado por los cinco libros iniciales de la Biblia, que la convención acredita al patriarca hebreo Moisés. El Pentateuco es visto como aceptado por cada admisión cristiana y es una pieza considerada completa.

Se relaciona con los individuos que en la costumbre hebrea estructuran la Torá, la Ley, el centro de la religión judía. Los cinco libros que lo crean son:

  • Génesis
  • Éxodo
  • Levítico
  • Números
  • Deuteronomio

Está contenido así en el Tanaj, que es visto como consagrado por todas las religiones abrahámicas, es decir el judaísmo, el cristianismo y  por supuesto el islam. (Ver Articulo: Oración de agradecimiento a Dios por un nuevo día)

A pesar de lo anterior y de que es uno de sus tres escritos sacrosantos, los musulmanes aceptan que el contenido soportó las criticas por los registradores judíos y cristianos, por lo que no confían totalmente en algunas versiones. Mientras que los hebreos los nombran por la principal expresión notable de todos, los cristianos generalmente han seguido la terminología de la forma griega.

antiguo testamento 4

En comparación con la clase de los supuestos libros verificables de la Biblia, los libros del Pentateuco describen de manera sistemática y cronológica la historia y los cambios de los individuos de Israel. Los cinco escritos van desde la creación del Universo hasta el fallecimiento del patriarca y oficial Moisés. En ella aparecen los Diez Mandamientos del libro del Éxodo y las 613 “cargas” del Levítico.

Trata de la decisión afortunada de los individuos israelitas por parte de Dios como sus individuos elegidos. Incomprensiblemente, esta raza celestial tendría la intención de que los israelitas hicieran un duro arreglo de desastres por su incumplimiento de Dios.

Así, relata la fundación de un gobierno religioso, la concesión de la tierra garantizada a sus seguidores, la suposición de la ley moral, común y religiosa, y la larga aventura de los hebreos para escapar de su servidumbre en Egipto y llegar a Canaán.

El Pentateuco o la Torá en su idioma único o hebreo nos muestra la decisión de los individuos israelíes por Dios, no para impedir el mundo, sino más bien la forma en que Dios libera el universo de admiración excesiva. Con el Pentateuco y el resto del Tanaj, el monoteísmo abrahámico aparecería alrededor del siglo IV a. C.

antiguo testamento 5

A pesar de que comienza de una manera increíblemente extensa, la producción del mundo, a medida que la humanidad se desarrolla, se propaga, se duplica y contrasta, el Pentateuco comienza a limitar progresivamente cada uno de los hechos.

No mucho después de iniciarlo, se evidencia que es limitado, contando solo las dificultades y los logros de los israelitas desde su despegue de Egipto y su entrada en Canaán. La gran mayoría de estas historias se completan como una estructura para un trabajo hábil y cuidadoso de los estándares que el mismo Dios otorga a los hebreos, lo que le ha valido a los cinco libros la etiqueta de “La Ley”.

El creador

Moisés, generalmente se piensa como el creador del Pentateuco. Habitualmente,  la estructura de los Cinco Libros ha sido atribuida a Moisés. Entonces los judíos lo hicieron saber desde ocasiones anticuadas, y de manera similar los principales cristianos lo hicieron saber. Suponiendo que sea genuino, esto pondría su creación alrededor del siglo XV antes de Cristo. C.  o bien sea, alrededor.

Esta realidad comenzó,  a ser abordada desde el siglo XVII. C., con la Ilustración, y ya para el siglo dieciocho hubo un desarrollo “antimosaico” excepcionalmente sólido que dio a conocer  el origen de Moisés. A lo largo de toda la reunión, pero especialmente dentro de segmentos explícitos de cada libro, los contrastes por lengua y dominio  elaborados existían, mientras que  las historias contadas más de una vez, eran claras.

El modelo ejemplar es la forma en que en partes específicas del contenido se llama a Dios con un nombre que no es el mismo que el utilizó en otros relatos como la división bien conocida entre las convenciones yahvista y eloístas. En el caso de que uno de ellos sea utilizado, nunca se hace referencia al otro.

antiguo testamento 6

Los dos nombres de Dios nunca se mezclan, en ninguno de los cinco libros. Esto recomienda que los creadores fueran múltiples, que utilizaran varias cosas. Según esta teoría, su edad cambiaría según lo indicado por las fuentes entre el siglo X aC.

Julius Wellhausen por su parte detalló la supuesta teoría narrativa, como lo indican cuatro fuentes únicas que se perciben en el contenido, que habría sido el tema de la mezcla que conocemos por los últimos editores, de la temporada de encarcelamiento babilónico.

A lo largo del siglo XX, se han creado traducciones y opciones subsidiarias a Wellhausen, con grados cambiantes de meticulosidad, consistencia y poder lógico.

Sentido religioso

El Pentateuco es la premisa y la directriz de la vida judía, y lo ha sido desde la fecha misma de su estructura, ya que aclara las sólidas relaciones de Dios con el mundo y el hombre. Cada individuo puede descubrir en estos libros la aclaración inconfundible y directa de las explicaciones detrás de su realidad y su predeterminación.

Desde el primer punto de partida, los libros no solo logran respuestas esenciales a las preguntas que atormentan al hombre ¿De dónde se originó el mundo? ¿De dónde nos originamos y hacia dónde vamos?

¿Por qué razón soportamos y por qué razón morimos?, pero explican progresivamente los expertos especializados y, en caso de que las necesite, cada vez más complejas, por ejemplo, los por qué de la asociación única de Dios  con Israel, el Pacto, la equidad, la Ley y demás decretos o promesas.

antiguo testamento 7

El Pentateuco, asimismo, está cargado de maravillosas garantías: garantiza a Adán y Eva el reclamo, y además augura futuras ocasiones para Noé, Abraham, Isaac y Jacob.

Lo que sugiere garantías produce confianza, y esa es la razón por la que no se considera como no planificado que el Pentateuco termine antes de la entrada de los judíos a la Tierra Prometida.

Como libro de expectativas, es necesario dejar las ideas abiertas a la mente creativa, la confianza y la intensidad religiosa que se cumplirá en diferentes libros del Antiguo Testamento y para los cristianos en el radiante suceso de Jesús.

Génesis

El comienzo o Génesis es una palabra griega, que significa “punto de partida”. El libro principal de la Biblia lleva ese nombre, ya que administra las fuentes del universo, del hombre y del pueblo de Dios.

El libro de Génesis está separado en dos grandes partes. La primera normalmente se llama “historia cruda”, ya que muestra una amplia escena de la historia de la humanidad, desde la producción del mundo hasta Abraham es decir, se habla de los primeros capítulos.

El segundo cuenta los lugares de nacimiento más remotos de los individuos de Israel: es la historia de Abraham, Isaac y Jacob, los extraordinarios precursores de los clanes hebreos.

Hacia la parte inicial, la figura de Josué, uno de los hijos de Jacob, asegura un significado específico, ya que su gratitud hacia él y sus hermanos tuvieron la opción de establecerse en Egipto. El trasfondo histórico de los Patriarcas se cierra con la declaración de la llegada de los israelitas a la Tierra garantizada, cuya satisfacción comienza a contarse en el libro del Éxodo.

Estas dos secciones tienen contrastes eminentes en la estructura y enmarque de la escritura, sin embargo, están firmemente relacionadas. El comienzo vuelve primero a los lugares de nacimiento del mundo y de la humanidad.

En ese punto, a través de una progresión de linajes progresivamente limitados, él desarrolla una progresión completa entre Adán, el padre de la humanidad obstinada, y Abraham, el padre de las personas escogidas. Esta conexión genealógica enfatiza sin falla que la raza de Abraham no fue una realidad directa fuera de la historia de la humanidad.

La raza divina no era un beneficio perpetuo para un individuo solitario o un país solitario. En el caso de que Dios mostrara su inclinación por Abraham y sus parientes, fue para entender una decisión  de salvación que incluye a cada uno de los grupos de personas de la tierra.

En la última composición del libro de Génesis, se utilizaron componentes de las convenciones “Yahvista”, “Eloísta” y “Religiosa”. Esta última fuente tiene un significado poco común en todo el trabajo, ya que comprende la base artística donde se integraron diferentes costumbres.

antiguo testamento 8

Las secciones principales de Génesis ofrecen un problema excepcionalmente específico para el hombre presente. En ellos se confirma, por ejemplo, que Dios hizo el universo en el transcurso de siete días, que formo al hombre con barro y que con una de sus costillas enmarcó a la dama.

¿Cómo acomodar estos anuncios con la visión del universo que nos brinda la ciencia? El problema se explica por la posibilidad de que consideremos que el libro de Génesis no trata de aclarar “deductivamente” el lugar de nacimiento del universo o la presencia del hombre en la tierra.

Con las expresiones académicas y las imágenes de la época en que fueron compuestas, estos escritos bíblicos nos dan la bienvenida a percibir a Dios como el principal Creador y Señor de todas las cosas.

Este reconocimiento nos hace ver el mundo, no como el efecto secundario de una víctima con discapacidad visual, sino como la naturaleza hecha por Dios para reconocer en él su Alianza de adoración con los hombres. El cumplimiento de ese pacto será el “nuevo paraíso” y la “nueva tierra”,  iniciado por la Resurrección de Cristo, que es el comienzo de otra creación.

La confianza de Israel en el Dios inventivo descubrió su expresión  académica más notable en la extraordinaria letra de la creación, que actualmente se encuentra al comienzo de la Biblia. A lo largo de esta historia se enmarca una realidad: el universo, con cada una de las maravillas y acertijos que contiene, ha sido creado por el único Dios.

antiguo testamento 9

Sea como fuere, el relato de la raíz del universo se completa como un preámbulo de lo que comprende el enfoque principal de las once partes iniciales del Génesis, para ser específico la dramatización de la condición humana en el planeta.

Los diferentes personajes que se persiguen entre sí: Adán y Eva, Caín y sus parientes, los individuos que intentan fabricar el pináculo de Babel, originalmente hablan a toda la humanidad, lo que significa involucrar la situación de Dios, convirtiéndose en su propia y definitiva conducta estándar.

Este caso, en lugar de convertir al hombre en el propietario de su destino, trajo perdurabilidad al mundo, rompió los lazos íntimos entre los hombres y causó la dispersión de grupos de personas. Dentro de la estructura de esta historia, Dios comprenderá su arreglo de salvación.

Para retratar este espectáculo, los creadores propulsados ​​no recurrieron a detalles conceptuales. Lo hicieron a través de una progresión de historias solicitadas con ayuda, de profundo contenido emblemático, que llevan el grabado del tiempo y la forma de vida en que fueron compuestas.

En consecuencia, al leer estos escritos, es básico reconocer la realidad descubierta por Dios, que mantiene su valor y hecho inmutable, y su sólida expresión, que refleja la base social regular para cada uno de los grupos de personas del Viejo Oriente.

Éxodo

Las narrativas de este segundo libro  se mueven entre dos focos terrestres exactos: Egipto y Sinaí. Allí ocurrieron las ocasiones que hicieron de Israel el Pueblo de Dios: el despegue de Egipto, la sección del Mar Rojo y la Alianza del Sinaí.

El recuerdo de estas ocasiones se registró siempre en la memoria de Israel, y se convirtió en el establecimiento mismo de su confianza. Posteriormente, el libro del Éxodo involucra un lugar notable entre cada uno de los libros de la Biblia, y ha sido llamado apropiadamente el “Evangelio” del Antiguo Testamento.

El éxodo se puede dividir en dos partes principales. El primero relata la obra del Señor, que escuchó el llamado de los israelitas subyugados en Egipto y los adquirió luego de la sujeción.

El pico de este segmento inicial es la melodía triunfante de Moisés que elogia la libertad de Israel y el triunfo del Señor sobre los enemigos de su pueblo. La narrativa de esta actividad celestial es lo que da nombre a todo el libro, ya que “partida” significa “salida”.

La parte posterior retrata la experiencia del Señor con Israel en el Monte Sinaí. Después de mostrar su adoración y poder, Dios construye su Pacto con los israelitas y declara su ley a través de Moisés. Bajo este Pacto, Israel se convierte en la “propiedad de élite” del Señor y comprende un país bendecido, es decir, completamente santificado para él.

antiguo testamento 11

Las historias de Éxodo son la idea  nacional de Israel. En su arreglo, las fiestas y festivales sociales asumieron un trabajo concluyente.

El sacramento de Pascua, lo más importante, revisó y renovó esas increíbles ocasiones del pasado, para que todas las edades de los israelitas pudieran restaurar la huida de Egipto y recargar la responsabilidad esperada por el Pueblo de Dios en Sinaí.

En este sentido, el libro de Éxodo no es una “historia” en el sentido vanguardista de la palabra: es una declaración concebida de confianza, el reconocimiento de que la presencia de Israel como país no es creada por hombres. Considerada una formación de Dios en la última composición del Libro, cabe destacar que se utilizaron componentes de la convención “Yahvista”, “elohísta” y “santo”, a pesar de los diferentes escritos del lugar de nacimiento.

Los increíbles temas de Éxodo están disponibles en toda la Biblia. Los profetas aluden a ellos para informar otro éxodo y otro Pacto  más explicito que el primero.

Además, el Nuevo Testamento introduce el antiguo Éxodo como una prefiguración de la obra redentora de Cristo, la genuina “Pascua”, que fijó con su sangre “un Pacto cada vez más fantástico” . El éxodo es el modelo de todas las demostraciones de Dios, particularmente del bautismo.

antiguo testamento 12

Se estima que después del fallecimiento de José, los hebreos se quedaron en Egipto durante unos 300 años. Su rápido desarrollo provocó la respuesta del faraón y su motivación para matarlos. Esa es la razón por la que abusó de ellos y no los dejo salir.

En medio del abuso, los parientes de Abraham gritaron al Señor, y el Señor recogió su promesa y levantó a un libertador. Es Moisés, quien poseerá un lugar inconfundible en el resto del Pentateuco.

Moisés espera y satisface su objetivo central, no sin desafíos increíbles. “Quería compartir los sufrimientos del Pueblo de Dios, en lugar de apreciar las alegrías transitorias de las malas acciones, y se mantuvo firme como si estuviera viendo lo Invisible”. Posteriormente, se enfrentó al faraón para solicitar la libertad de su pueblo.

En esa batalla, Faraón tipifica los intereses insignificantes que contradicen la oportunidad de los hijos de Dios. Moisés, nuevamente, es el modelo de los individuos que luchan por lograr esa oportunidad. La dramatización con la que se exhibe tal batalla, particularmente en el registro de las enfermedades, muestra claramente el último triunfo de Dios.

Levítico

Los judíos de habla griega llamaron al tercer libro del Pentateuco Levítico. Este nombre da una idea genuinamente satisfactoria de su contenido, ya que comprende solo las medicinas ceremoniales que los ministros del clan de Levi deberían probar.

El segmento inicial del Levítico está comprometido con la costumbre de las penitencias. En ese momento llega lo majestuoso para la inauguración de los clérigos, y la ley sobre lo no adulterado y lo inmundo, que termina con la costumbre del incomparable Día de la Expiación.

Los primeros capítulos contienen la supuesta “Ley de Santidad”, que se cierra con una progresión de regalos y recompensas. Como inicio se  decide las condiciones para el rescate de personas, criaturas y mercancías santificadas al Señor.

El Levítico tiene un lugar en conjunto con la convención “religiosa”. En consecuencia su estilo exhaustivo y exacto, sobrecarga con términos especializados y redundancias. Esto es normal para todas las leyes de la camarilla, que se extienden hasta las sutilezas más pequeñas para garantizar la adecuación de los rituales.

A pesar de que el Libro obtuvo su estructura autoritativa en una red conocida como postexilica, es decir una parte de los componentes que lo contienen incluyen una fuente antigua. Las negaciones alimentarias  y las pautas con respecto a la virtud tienen indicios de una época cruda, cargada de tabúes y misteriosos orígenes.

El estilizado del incomparable Día de la Expiación  compara una idea extremadamente alta de maldad con un antiguo ritual.

Como en el resto del Pentateuco, las leyes están confinadas dentro de un sistema de cuentas. En cualquier caso, en el Levítico ese sistema es excepcionalmente sencillo, y con frecuencia se reduce a una receta ordinaria, lo que hace que todo el amor israelita dependa de una solicitud dada por Dios a Moisés en el Sinaí.

antiguo testamento 14

La lectura del Levítico deja inevitablemente la sensación de que su contenido tiene un lugar con una cultura lejana e inusual para el hombre actual.

Esto es válido, pero se encuentra en su entorno auténtico, el Libro verifica un sentimiento excepcionalmente profundo de calidad asombrosa celestial y de la preocupación de enmarcar a un pueblo bendecido, santificado por el amor del Dios genuino en medio de países diferentes.

La antigua Ley era solo “la sombra de los productos futuros”, y el Sacrificio principal de Cristo hizo que todo el templo formal anticuado caducara.

Sea como fuere, las peticiones de santidad y virtud en la administración de Dios permanecen consistentemente legítimas, y la referencia a Levítico es fundamental para comprender numerosas entradas en el Nuevo Testamento, que discuten a Cristo y su sacrificio redentor.

Para Israel, con respecto a cada religión, la demostración de amor insuperable, la expresión de reconocimiento más normal y sin restricciones debido al poder absoluto de Dios, es la “penitencia”.

Al ofrecer una penitencia, el hombre se despoja de algo significativo, de un sustento vital para su vida, y lo entrega al Señor sobre la llama en pleno sacrificio. El humo que asciende de la ofrenda se asemeja a un vínculo entre el paraíso y la tierra.

antiguo testamento 15

La penitencia se puede ofrecer en acción de gracias, o para pedirle alguna ganancia al Señor. Asimismo, se pierde la penitencia por transgresión, donde la sangre satisface un pecado o una mala acción.

En diferentes ocasiones, solo una parte de la desafortunada víctima se consume; la otra parte es participar en una cena sagrada, estableciendo así una obligación de comunión con el cielo, de quien provienen la calidad y la vida.

El ceremonial israelita despoja las penitencias de cada componente misterioso y presenta el punto de vista individual. Sea como fuere, estas ceremonias, similares a todas las actividades o rituales, se presentan para terminar simplemente en prácticas externas, sin alma.

Israel causó estos hechos  comúnmente, y los profetas necesitaban alzar la voz para recordar que Dios aborrece el humo de las penitencias, cuando la equidad y la fiabilidad de sus instrucciones son deficientes. De esta manera, el sacrificio insuperable es el de Cristo, quien reconoció “por sumisión el paso y la desaparición de la cruz”.

Números

El título Numeros refleja de manera incompleta el contenido del cuarto libro del Pentateuco, pero presenta, en cualquier caso, una de sus cualidades: la preocupación por las sutilezas numéricas.

Esta preocupación se muestra, además de otras cosas, en los dos censos registrados en el Libro, en las pautas sobre penitencias  y en las instrucciones para la transmisión de las joyas de la corona  y para la división del dominio alrededor de las áreas urbanas levíticas.

Los judíos del idioma hebreo llamaron a este libro “en el desierto”, a la luz del hecho de que estas son las expresiones más significativas de la sección real. Este título invoca otro de sus temas característicos: la caminata de los israelitas a través del desierto, desde el Sinaí hasta la periferia de la Tierra Prometida.

El libro de Números da la impresión de ser una gran cantidad de componentes heterogéneos, sin asociación coherente. Independientemente de todo, es concebible establecer una solicitud específica, teniendo en cuenta el sistema de tierras que incluye:

  • El despegue del Sinaí se establece con un registro de los individuos y con las contribuciones exhibidas en el evento de la devoción del Santuario.
  • Después de elogiar la Pascua posterior, los israelitas abandonan el Sinaí y aterrizan en Cades, donde hacen un esfuerzo terrible para entrar en Canaán desde el sur.
  • Después de permanecer mucho tiempo en Cades, se reenfocan y llegan a las estepas de Moab, antes de Jericó.

Alrededor de estos relatos, se mezclan varios arreglos legítimos y rituales, que completan la promulgación del Sinaí o establecen la fundación de Israel en Canaán.

En el libro de Números regresan las convenciones “Yahvista”, “elohísta” y “santo”. El último es el que dio una estructura completa a todo el trabajo e imprimió su alma no convencional.

Es inútil buscar en esta agregación de convenciones antiguas, un registro preciso y metódico de las certezas. La convención del horario del desierto es fragmentaria y está limitada a un par de escenas. Además, la historia se ve desde un punto de vista religioso.

Probablemente demostrará la amable provisión de Dios para su pueblo, a pesar de los murmullos y levantamientos del equivalente.

Durante su caminata por el desierto, Israel experimentó sus primeros encuentros como pueblo de Dios. Allí, la masa heterogénea de delincuentes que habían salido de Egipto bajo la dirección de Moisés comenzó a tener en cuenta su predeterminación normal.

En el momento en que llegó la finalización del tiempo, la introducción del nuevo Pueblo de Dios también se relacionó con el desierto. Allí dio conferencias y santificó a través del agua a Juan el Bautista, para establecer el método para el Señor. (Ver Articulo: Oración cristiana para un enfermo terminal)

Además, allí Jesús “fue guiado por el Espíritu”, para planear satisfacer su objetivo principal de “iniciador y consumador de nuestra confianza” Israel ya se está preparando para salir del Sinaí, la Montaña Sagrada de su experiencia con Dios.

Sin embargo, antes de saltar, el registro de los clanes se completa y Moisés complementa la representación con ciertos arreglos que se identifican con el Santuario, la religión y los levitas. En este sentido, el libro de Números retoma la trama de la cuenta que se había puesto en espera hacia la parte del trato de Éxodo.

El Pueblo de Dios aparece aquí como una fuerza armada eficiente, reunida en torno a sus gerentes y sus banderines. Sea como fuere, lo más importante es la Asamblea del Señor, una red ritualista reunida en círculos concéntricos alrededor del Santuario. El Señor está disponible en su medio y muestra su calidad a través de la “nube”.

La caminata de Israel por el desierto tiene todos los atributos de un desfile serio: la “nube” da la solicitud de despegue y el Arca del Pacto, la posición obvia de la realeza del Señor, avanza al frente de la tropa.

Esta introducción nos da una perspectiva extremadamente admirada sobre el número y la asociación de los israelitas en el tiempo del desierto. De hecho, la reunión que dejó a Egipto bajo la dirección de Moisés, estaba muy lejos de enmarcar una empresa tan variada y pequeña como se sospechaba de vez en cuando.

En cualquier caso, esta introducción romántica, que la santa convención propone como estándar y modelo para Israel, tiene un profundo significado: el Pueblo de Dios es y debe ser una red de avance, sin morada inmutable.

Su asociación y la forma en que debe perseguir no son independientes de nadie más, sin embargo, por el Dios que lo liberó de la esclavitud y lo bendijo para su administración. Esto se aplica de manera similar a la Iglesia, la Gente del Nuevo Pacto.

Deuteronomio

El libro de Deuteronomio es una expresión del lugar de nacimiento griego, que significa “segunda ley”. Dicha asignación comunica, en cierta medida, el contenido del quinto libro del Pentateuco, ya que esto, en lugar de un código de leyes en sentido estricto, es un impulso largo y vivo destinado a “recordar” a Israel el significado y los requisitos previos de el pacto.

El Deuteronomio se organiza como una progresión de discursos atendidos por Moisés a los israelitas antes de que ingresaran a Canaán.

Esta estructura abstracta se aclara por las condiciones que ofrecen ascender a la creación del Libro. Desde ocasiones anticuadas, los ministros levíticos retrasaron la acción de Moisés, transmitiendo seriamente en los festivales formales el Pacto del Señor con su pueblo elegido.

En estos festivales, no se vieron obligados a repetir siempre un conjunto de leyes, sin embargo, lo terminaron y lo renovaron para reaccionar ante las nuevas circunstancias y necesidades.

De esta manera, las leyes contenidas en los códigos convencionales de Israel se adelantaron con componentes únicos de importancia, que luego se registraron en la promulgación deuteronómica.

Entre estos compromisos, la ley sobre la solidaridad del Santuario, los criterios para percibir profetas genuinos y las soluciones serias contra la admiración adoradora merecen una consideración única. Esto fue planeado para equilibrar el impacto maligno que la religión Baal y las facciones cananeas practicaban en la confianza de Israel.

La pieza de Deuteronomio experimentó algunas fases. Su composición cruda puede situarse en el siglo VIII a. C., en las condiciones levíticas del Reino del Norte. Después de la pulverización de Samaria, estas reuniones tomaron asilo en Judá y el Libro se guardó en los archivos del Templo de Jerusalén.

En el año 622 a. C, el rey Josías había arreglado el Templo, y había un “libro del Pacto”, que se examinó a la vista del señor y dio una nueva fuerza impulsora al cambio religioso iniciado por el. Este “libro del Pacto” fue sin duda el Deuteronomio, a pesar del hecho de que en una estructura más corta que la actual.

A partir de ese momento, la promulgación deuteronómica se convirtió en el tema de la contemplación ordinaria y dio una primera solicitud para descifrar toda la historia de Israel. De esta manera, el primer trabajo se terminó y avanzó con nuevos compromisos, hasta que resultó ser una pieza del Pentateuco.

Entre todas las obras del Antiguo Testamento, Deuteronomio destaca por su curioso estilo. Su lenguaje es grave, pero inmediato, cálido y preocupado por hacer una devoción ilimitada al Señor.

Es un estilo que necesita hablar en su mayor parte al corazón. La ansiosa reiteración de palabras y giros específicos le da a todo el trabajo un sorprendente poder influyente.

La entrada regular de “usted” a “usted” es otra normal para el estilo deuteronómico. Esta rotación es un método de discurso para escudriñar a los miembros de la audiencia: el “usted” dirige menos hacia las personas específicamente que hacia la voz interna de la red, en la que cada uno debe hablar y medir su propio deber.

Deuteronomio dibuja un programa de vida para Israel, despertado por la proclamación de los Profetas, en las obras astutas y en las costumbres registradas del Pentateuco, desde ocasiones céntricas masculinas hasta la sección en la Tierra garantizada.

El Dios que muestra aquí ciertamente no es una santidad fría e inaccesible, sin embargo, es el Dios que perdona que está cerca de su pueblo y descubre su Ley, ya que lo adora y espera ser apreciado con un poder similar.

De esa manera, Deuteronomio denota un logro que hace un curso para la revelación concluyente de Dios en el Nuevo Testamento, donde el Apóstol San Juan afirma: “Dios es amor, y el que habita en la adoración vive en Dios, y Dios tolera”.

Libros Didácticos

Al referirnos a los libros didácticos se reconocen del antiguo testamento, el libro de Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés y Cantar de los Cantares. Sea como fuere, también hay individuos que incluyen otros libros, sin embargo, estos son cada vez más inaceptados, no son los del genuino manual autorizado para el Antiguo Testamento.

Job

Debido a su extraordinaria belleza y valor humano, el libro de Job posee un lugar inconfundible, dentro de la Biblia, pero además de estar entre las obras de arte perfectas de la escritura inclusiva, su creador estaba muy familiarizado con la astucia de Israel y el Viejo Oriente.

Conocía por completo a los profetas del resto de ellos, particularmente las “Admisiones” de Jeremías y algunas obras de Ezequiel, y había preguntado con los Salmos que se cantaban en el Templo de Jerusalén. Las salidas ampliaron su experiencia, y lo más probable es que haya experimentado algún tiempo en Egipto.

Lo que es más importante, sintió en su propio tejido el problema interminable de la malevolencia, que emerge en toda su agudeza cuando lo equitativo perdura, mientras que el mal aprecia la prosperidad.

Este trabajo fue compuesto hacia principios del siglo V a. C. C., y para crearlo, el creador dependía de un viejo registro de viejas historias palestinas, que contaban los terribles sufrimientos de un hombre honorable, cuya dedicación a Dios en medio de la prueba le valió una recompensa notable.

Esta conocida leyenda comprende el preámbulo y el epílogo del Libro. Al poner su personaje en una nación alejada, fuera de los márgenes de Israel, el creador propone que la dramatización de Job influya de manera similar en todos los hombres.

El libro de Job no puede ser comprendido sin considerar la educación habitual de los israelitas “astutos” sobre las represalias celestiales. Como lo indica esa instrucción, las grandes y terribles actividades de los hombres esencialmente obtuvieron en este mundo la merecida recompensa o disciplina.

Este fue un resultado inteligente de confianza en la equidad de Dios, cuando todavía no había idea de represalias después de la muerte. Sin embargo, la oportunidad llegó cuando esta convención comenzó a ser insostenible, ya que fue suficiente para abrir los ojos a la realidad y ver que la equidad y la dicha generalmente no van juntas en la vida actual. Además, si no todos los sufrimientos son el resultado de una mala acción, ¿cómo podrían aclararse?

Al pensar en las tribulaciones de Job, un hombre equitativo que languidece sin ninguna razón evidente, examina la inteligencia de los “hombres astutos” anticuados y la reduce a sus límites justos.

Esa inteligencia trató de comprender todo: grande y maldad, alegría y contratiempo, vida y muerte. Este deseo era sin duda genuino, pero en general desestimaría el dominio, la oportunidad y el rompecabezas inimaginable de Dios. En la censura que el Señor hace a los compañeros de Job, rechaza de manera verificable todo conocimiento que se erige como un estándar absoluto e intenta encerrar a Dios en las clases de equidad humana.

El carácter central de este libro llegó a encontrar la sustancia del Dios genuino a través de la miseria. Para esto, necesitaba entregar su propia visión y su caso para ser visto como razonable. No hay otro enfoque para el cristiano, sin embargo, esto lo ilumina el mensaje de la cruz, lo que le da un significado totalmente nuevo al enigma de la agonía humana.

Salmos

“Salmo” se origina en una palabra de acción griega que significa “tocar un instrumento de cuerda”, y se utilizó inicialmente para asignar las melodías unidas por ese instrumento. El último fue designado “Salterio”, pero más tarde el nombre perdió su importancia única y comenzó a utilizarse como una palabra equivalente para Libro de los Salmos.

El Antiguo Testamento contiene varios mensajes encantadores con cualidades como las de los Salmos. El famoso Cantar de Moisés, el salmo del triunfo cantado por Deborah y Barak, el réquiem de David por la desaparición de Saúl y Jonatán y el agravio de Jonás, son una parte de los numerosos modelos a los que se puede referir.

Sea como fuere, la fortuna de la camarilla y el verso religioso de Israel se encuentra en un nivel muy básico en el Salterio. Una convención judía, que generalmente se dispersó en la Iglesia, acredita a David la mayor parte de los Salmos.

Esta atribución depende de la declaración de los libros grabados del Antiguo Testamento, que se refieren una y otra vez al virtuoso melódico y encantador de David.

No obstante, las numerosas circunstancias individuales y nacionales reflejadas en los Salmos, su variedad de estilos y tipos artísticos, así como su asociación acogedora con la existencia ritualista de Israel, nos impiden dar fe de que el Salterio fue creado por un creador solitario o el resultado de una epoca diferente.

Libros Históricos

Los libros auténticos en el Antiguo Testamento manejan la disposición de los individuos de Israel, los marginados a Babilonia y la llegada a Jerusalén. En estos libros descubrimos los divisores que cayeron en Jericó, el gobierno de David, conocemos al profeta Elías y una progresión de gobernantes despectivos.

El ejercicio extraordinario es que Dios se mantiene fiel a sus obligaciones y anticipa la sumisión y la confiabilidad de sus parientes. Este arreglo de libros en la Biblia es después del pentateuco y antes de los libros encantadores.

Josué

Del considerable número de israelitas que abandonaron Egipto durante el Éxodo, solo Josué y Caleb tocaron la base en la tierra garantizada. Dios utiliza a Josué para vencer a Canaán. Josué fue un hombre que condujo a las personas a su nuevo hogar y al amor de Dios. El libro de Josué fue compuesto entre años posteriores.

Jueces

A pesar del hecho de que los israelitas tenían su propio territorio y su propia forma de vida como individuos de Dios, no tenían un gobernante ya que Dios los guió.

Este libro contiene el relato de 12 hombres y la dama principal, Deborah, quienes fueron jueces o pioneros de los individuos en tiempos de increíbles preliminares y persecuciones. Los jueces fueron compuestos alrededor de 1050-1000 a. C. potencialmente por Samuel.

Ruth

La historia de Ruth es conocida por el increíble parentesco entre ella y su pariente Naomi. Este libro puede considerarse como un progreso entre la fase de los jueces de Israel y el gobierno. Rut y Noemí fueron distinguidas entre los clanes de Israel durante la temporada de los jueces.

La propia historia de Ruth se cierra con su unión con Booz. El inevitable gobernante David dejó su ascendencia. Ruth fue potencialmente compuesta por Samuel entre 1050-500 a. C.

Samuel 1 y 2

Samuel fue el último juez de Israel. En 1 Samuel percibimos cómo este increíble profeta se comprometió con Dios desde su juventud y cómo Dios lo utilizó para dirigir a los individuos durante el gobierno de su primer señor, Saúl.

En 2 Samuel, David es bendecido como señor de Judá por Samuel. Las sutilezas de su reino, su propia vida, la disciplina que recibió por sus fechorías, sin embargo, además, los votos de Dios para él e Israel están compuestos aquí.

Reyes 1 y 2

David fallece  en las secciones principales de 1 Reyes y su hijo Salomón tiene su lugar. Conocemos al profeta Elías, que persistentemente daba conferencias sobre la expiación a un pueblo desafiante. Israel se convirtió en un país separado.

Los señores de Israel y Judá generalmente no perseguían el deseo de Dios y algunas veces llevaron a los individuos a una admiración excesiva. Los resultados no fueron una broma. En 2 Reyes Israel cae bajo el control de Babilonia.

Cronicas 1 y 2

Estos dos libros fueron compuestos por el ministro Esdras después de los marginados de los individuos a Babilonia. Su objetivo era mantener el carácter de Israel como individuos de Dios mientras estaban en el extranjero. Los dos libros complementan 1 y 2 de Samuel y 1 y 2 de Reyes. Se compusieron en algún lugar en el rango de 425 y 400 AC.

Esdras

En este libro, Israel se queda marginado y regresa a Jerusalén y Esdras los guía para modificar el santuario. En la última parte, los individuos expiaron sus fechorías. Esdras y Nehemías fueron compuestos mucho después en el rango de 538 y 475 a. C.

Nehemías

Al igual que Esdras, este libro trata sobre los esfuerzos de las personas para reequilibrarse en Jerusalén. Específicamente, Dios utiliza a Nehemías para ordenar la recreación de los divisores de la ciudad.

Ester

Este es el libro principal de la Biblia que no hace referencia directa a Dios. Desde las ocasiones en que podemos ver que Dios estaba sin duda presente. Ester era una judía joven cuya familia vivía en el extranjero en Persia.

Fue elegida como gobernante de Persia y estaba en la posición correcta para interceder cuando existía el riesgo de matar a cada uno de los israelitas. La convención dice que su tío Mardoqueo fue la persona que probablemente compuso este libro en 465 a. C.

Libros Poéticos

Se llaman libros de conocimiento, algunos le conocen como libros idílicos o libros de astucia, son establecidos como un subconjunto de libros judíos o de la Biblia hebrea y el Antiguo Testamento cristiano. En la forma de la Septuaginta, estos libros son siete, mientras que en el Canon hebreo utilizado por el judaísmo rabínico, caraíta y mesiánico, y por el cristianismo protestante, anglicano y restauracionista, hay solo cinco de ellos.

Profetas del Antiguo testamento

Es esencial demostrar que no la mayoría de los Profetas de Israel aparecen fundamentalmente en el increíble segmento posterior de la Biblia hebrea.

En su interior, y como lo indica la costumbre judía, las figuras escriturales distintivas también son vistas como profetas cuyo relato aparece en el área principal de la Biblia hebrea, que incluyen: el profeta Moisés, Aarón, Miriam o en su tercer segmento como Job, Esther, Daniel, Esdras, Nehemías y otros anexos.

Moisés

Moisés es una figura importante para las religiones abrahámicas, donde es venerado como profeta, pionero oficial y profundo. Era un hebreo que creció como soberano egipcio. En hebreo su nombre es Moshé, es el profeta más importante del judaísmo. También es un profeta importante en el cristianismo, el islam y los bahaíes y otras religiones abrahámicas.

Las referencias centrales sobre Moisés se encuentran en las Sagradas Escrituras del monoteísmo Torá, Antiguo Testamento y Corán. Para el judaísmo, Moisés es el hombre dotado por Dios para liberar a los individuos hebreos de la servidumbre en Egipto y conducir el éxodo a la tierra garantizada, siendo en este sentido el principal profeta y administrador de Israel.

Según la costumbre bíblica, Moisés era pariente de Leví, transmitió la Ley a los individuos hebreos y estableció el marco para la hermandad y el amor israelita. La convención judeocristiana acredita a Moisés la creación de los primeros cinco libros de las Escrituras  o Pentateuco.

En cuanto a la prueba material extrabíblica sobre Moisés, los arqueólogos la necesitan. Fuera de la estructura de convicción, la ausencia de elementos que justifiquen o incluso evalúen la legitimidad de los escritos de las Escrituras, crea una variedad de teorías y contenidos.

Habitualmente, el inicio del nombre Moisés se identifica con el pensamiento del agua, tanto en fuentes egipcias como hebreas. En el idioma egipcio anticuado, la suma Moises tenía la estimación de “generado por” (transmitido por); simultáneamente, la fuente del punto de partida o creación solía ir antes que así mismo.

Moisés al principio significaría “transportado por las aguas”, debido a la forma en que se encontró al bebé hebreo en ellas, con el objetivo de que las aguas del río Nilo fueran traducido como su lugar de nacimiento.

La representación del Libro del Éxodo en general recomendará un pensamiento comparable, donde la demostración de presentar ofertas asciende a la de ahorrar: «Y cuando creció el tipo Moisés, ella, su madre natural, lo llevó a la niña del faraón, que lo restringió, y lo llamó Moisés, diciendo: “Desde que lo saqué de las aguas” ».

A partir de esto, la importancia de “salvado de las aguas” se atribuye generalmente al nombre de Moisés. En su registro conocido como Antigüedades judías, el anticuario judeo-romano Flavio Josefo reafirma lo que fue comunicado por la Biblia, volviendo también al trasfondo histórico egipcio, para finalmente afirmar que el nombre de Moisés significa “salvado del aguas “.

Como nombre, Moisés se identifica con el pensamiento del agua y no solo en el sentido inactivo, ya que la costumbre de los individuos hebreos de los que se “salvó” hizo que un amigo lo necesitara y en ese caso por las aguas “transmitió” él descubrió a su libertador (es decir, quien lo liberó de la sujeción en Egipto).

En consecuencia, el nombre Moisés en hebreo se articula Moshé, una estructura funcional que considera tanto al pionero de los israelitas como a quien actuará como su delegado ante Yahweh y, por fin, les dará la Ley.

Moisés es un emisario de la voluntad perfecta y, en consecuencia, se lo comprende como proveedor o proveedor tanto de la oportunidad de los individuos israelitas como de “los diez estatutos increíbles”.

Daniel

Como lo indican las referencias en la Biblia, Daniel era un individuo del clan de Judá, rehén en Babilonia después de la pulverización de Jerusalén a causa de Nabucodonosor.

Como lo indica el Libro de Daniel, fue uno de los asalariados de Nabucodonosor, de quien se convirtió en un abogado después de intrigar al gobernante con su aclaración de una fantasía.  Más tarde fue arrojado, como resultado de su confianza, a la guarida de leones, de los cuales se desarrolló sólidamente, demostrando así al rey Balthasar la intensidad de Yahweh.

La figura de Daniel debe ser comprendida en el minuto verificable en que se compuso su libro: durante el gobierno de Antiochus Epiphanes, cuando la cultura y la religión judías se vieron comprometidas.

Es una historia modelo, que demuestra la dedicación de un hombre a su Dios en las condiciones más problemáticas, mientras pronostica, como el caso principal de la escritura proféticamente calamitosa, la parte del acuerdo despeja el camino para el reino de Dios.

Ester

Hadassah, también llamada Ester, fue una profetisa del judío Tanakh y del Antiguo Testamento cristiano. Era una maravillosa dama judía que, siendo una niña vaga y abrazada de su primo Mardoqueo, se convirtió en la gobernante de Persia y Media cuando se casó con el rey Asuero. Su historia se cuenta en el Libro de Ester y se elogia en la gala de Purim.

Como lo indica el Libro de Ester, esta joven de raíz hebrea se llamaba Hadassah, que significa “mirto o puro”. Cuando resultó ser una parte de la colección de amantes del gobernante, por sugerencia de Mardoqueo, eligió utilizar el nombre de Ester.

Este nuevo nombre tal vez se obtiene de un método para llamar diferente a lo desconocido (ya que el nombre está cerca de la base de la palabra que demuestra lo bello y lo puro. Diferentes investigadores hacen que provenga del nombre de la diosa Istar, pero claramente se deduce que este argumento no se ha confirmado.

La importancia del nombre que Ester obtiene del nombre bíblico de la causa asirio-babilónica que implica estrella, estrella. Un Targum de la costumbre hebrea dice que ella era la “estrella de la noche” más encantadora.

Esther era la niña de Abihail, del clan de Benjamin, uno de los individuos que comprendía el Reino de Judá, y cuya clase mundial sabía desterrar en Babilonia, para obtener, después de un tiempo, el consentimiento para volver a su país a través de un decreto persa.

La Biblia dice, a pesar del procedimiento a través del cual Esther progresa para convertirse en gobernante, la fortaleza mental y la confianza que tiene en Yahweh, en la necesidad de perdonar a sus individuos judíos, independientemente de renunciar a su situación como gobernante, y a pesar de expresar su afecto por su propia vida y su pareja.

Ester aparece en la Biblia como una dama representada por su confianza, audacia, preocupación por sus parientes, juiciosidad, equilibrio, acomodación, perspicacia y seguridad. Ella es fiel y respetuosa con su primo Mardoqueo, y planea cumplir con su obligación de hablar con las personas judías y lograr la salvación.

En la convención judía se ve como un instrumento de la voluntad de Dios para evitar la aniquilación de los individuos judíos, para asegurar y garantizar la armonía durante el paria.

Samuel

Samuel en hebreo: “El que sintoniza con Dios”, “el nombre de Dios” era, como lo indica el contenido de las Escrituras, un profeta hebreo, pionero militar y último juez de Israel. Según el primer libro de Samuel, el profeta tenía un lugar con la tribu Levi.

Su madre, Ana, estaba desolada y tuvo un hijo maravilloso al que Samuel llamó y bendijo al Señor, dejándolo en el refugio de Silo para que lo considerara el clérigo Eli. Fue él quien eligió al principal gobernante de los israelitas, Saúl, quien controló el Reino de Israel durante el tiempo del gobierno reunido, siendo el antepasado de David.

En la costumbre judía tiene un peso extraordinario, hasta el punto de que el Talmud declara que este profeta valía tanto como Moisés y Aarón. Como lo indica esta costumbre, después de la desaparición de Moisés y Josué, hubo una perplejidad con respecto a leyes específicas, particularmente en relación con la restricción del matrimonio entre amonitas, moabitas e israelitas.

Josué

Es el nombre del sucesor de Moisés, cuyo significado es la recuperación de Jesús de salvación. Es un profeta establecido de las Escrituras, cuya vida se describe en el Libro de Josué. Fue elegido por Dios para suceder a Moisés como pionero de los israelitas durante la victoria de Canaán.

Josué venció la gran mayoría del dominio de la tierra garantizada y la transmitió entre las doce tribus de Israel, posiblemente ocurriendo alrededor de 1230-1210 a. C.

Como lo indican  las Escrituras, Josué fue el sucesor de Moisés en las cruzadas militares completadas por los hebreos en el triunfo de Canaán. Era el hijo de Nun, del clan de Efraín. Fue concebido en Egipto y probablemente tenía una edad similar a la de Caleb, con quien normalmente se relaciona.

Se interesó en las ocasiones descritas en Éxodo como el ayudante de Moisés. Fue el administrador de los israelitas en la lucha contra los amalecitas en Refidin. Se convirtió en el teniente de Moisés y se sentó a su lado a la mitad cuando subió al Monte Sinaí para obtener los Diez Mandamientos.

Además, fue uno de los doce peregrinos enviados por Moisés al lugar conocido por Canaán, y el único, junto con Caleb, que trajo un informe enriquecedor.

Su nombre único era Oseas o Oseas, y Moisés lo nombró Josué, cuya importancia en hebreo es Yahweh recuperaciones o Yahweh de salvación, y en verdad Yahweh lo elige como un instrumento para completar su acuerdo para vencer la tierra garantizada.

Ezequiel

Profeta hebreo a quien se le atribuye la composición del libro homónimo del Antiguo Testamento (Libro de Ezequiel), o nada más, una gran parte de él. (Ver Articulo: liberacion espiritual)

Según la convención bíblica, era hijo de Buzzi, un clérigo de Jerusalén. En el momento en que el señor babilónico Nabucodonosor aplastó a Jerusalén, Ezequiel persiguió a sus ocupantes en su paria a Babilonia.

Según la secuencia generalmente reconocida, la primera vez que Ezequiel pronostica es entre 592 a. C. En la primera de estas etapas, informó sobre la eliminación temprana de Jerusalén, debido a la multiplicación de la traición y la expansión de los rituales no aprobados.

En el segundo, declaró la reconstrucción del lugar de Israel a través de la intermediación de una elegancia asombrosa e instó a los marginados a abandonar la diáspora y regresar a la tierra de donde vinieron.

Compuesto de 48 partes, el Libro de Ezequiel comienza con una visión masiva de criaturas, de brillantes serafines, que guían el vehículo en el que descansa la posición honrada de Dios. Esta increíble creación, difícil de comprender, fue repetida por San Juan Evangelista en su Apocalipsis.

El elegido, aterrorizado, cae al suelo y en esta posición recibe la solicitud de ir “en busca de la descendencia de Israel, lobos con piel de cordero y escorpiones genuinos que inmunizan sustancias tóxicas para otras personas, desaprobado y cruel”.

Ezequiel durante siete días permanece callado en su casa. Después de este tiempo, escucha una voz interna que descubrió el deber de la vida y el paso que lo agobia desde que obtuvo la misión. Además, aquí se convirtió en el centinela de sus parientes, suscriptor de Israel hacia Dios.

Para sorpresa de los hebreos desterrados en Babilonia, satisface estas manifestaciones únicas con una expresiva quietud que simbolizan los terribles cataclismos que dominan a los individuos que rompen la confianza.

Jonás

Significa “paloma”, en latín Ionas, o en árabe, fue un profeta de Yahweh, en el Antiguo Testamento y del judío Tanaj; Es el quinto de los profetas menores de los Neviim, hijo de Amitai. En el Corán, Jonás es, además, uno de los profetas del Islam.

Según la Biblia, el Tanach y el Corán, Jonás fue un profeta. En satisfacción de la expresión de Yahweh, difundida por la boca de Jonás, el rey Jeroboan II de Israel logró un logro positivo al restablecer “el punto de ruptura de Israel, desde el propósito del paso de Hamat hasta el océano del Arabá (el Mar Muerto)” .

Entonces parece que Jonás fue un profeta en el reino de diez clanes durante el gobierno de Jeroboan II. Él es un individuo similar a quien Yahweh designó para anunciar el juicio contra Nínive, y en esta línea piensa en el escritor del libro de escrituras homónimo.

Jeremias

Jeremías era un profeta hebreo, hijo del clérigo Hilcías. Jeremías vivió en Judá, Babilonia y Egipto. Fue contemporáneo con Ezequiel y antes de Daniel. Él es el escritor del volumen de la Biblia conocido como el Libro de Jeremías. Se le atribuye la creación de los libros de los Reyes y el Libro de las Lamentaciones.

Diseñado por Jeremías, el profeta debía llamar a la contrición al reino de Judá y, en su mayor parte, a los gobernantes Josías, Joacim (también llamado Joaquim), Joaquín y Sedequías, debido a la disciplina forzada por Yahvé que serían derrotados por los caldeos si no se volvieran sus corazones hacia Dios.

Su vida, como profeta, se describió sufriendo con una columna vertebral inamovible los diferentes imperativos y acusaciones que soportó a causa de estos gobernantes y el jefe de Israel, desde flagelos hasta ser abandonado en lagos o arrojado a las cárceles.

La mayoría de sus predicciones fueron escritas en miradas por el grabador Baruc, hijo de Nerías, quien fue con él en una pieza decente de su objetivo central.

Con sus predicciones sobre la intrusión de los “grupos de personas del norte” (Babilonia), probó los problemas gubernamentales y el agnosticismo de los gobernantes de Judea, Joaquim y Sedequías y declaró la disciplina de Yahweh para el salvajismo y la corrupción social, que rompió la colusión con Dios : Hablan de armonía, pero no hay armonía, compuso.

Salomon

Igualmente llamado Jedidías, fue por la Biblia el tercer y último gobernante del reino reunido de Israel, es decir, antes de la división de la región israelita en los reinos de Judá e Israel. Hijo del rey David, lideró una amplia región para casi cuatro décadas, posiblemente en algún lugar en el rango de 965 y 928 aC

Durante el gobierno de Salomón, se reunió el Templo primario en Jerusalén y se le atribuye la creación de las escrituras tituladas Libro de Eclesiastés, Libro de Proverbios y Canción de Canciones.

Salomón fue el segundo de los hijos que tuvieron el rey David y Betsabé. En la Biblia, el profeta Natán le aconseja a David que Dios ha solicitado la muerte de su primer hijo como disciplina por la transgresión del gobernante, que había enviado a Urías, esposa de Betsabé, a la muerte para casarse con su pareja (2 Samuel 12: 14).

“Has injuriado a los adversarios de Dios” (en realidad: ‘has despreciado los estatutos de Dios’) Después de siete días de petición y ayuno, David recibió las actualizaciones sobre el fallecimiento de su hijo y casó a Betsabé, quien esta vez quedó embarazada.

La historia de Salomón se cuenta en el Primer Libro de los Reyes, y en el Segundo Libro de las Crónicas. Sucedió a su padre, David, en la posición de autoridad de Israel alrededor del año 970 a. C. Su padre lo eligió como sucesor a las órdenes de Betsabé y Natán, a pesar del hecho de que tenía más jóvenes establecidos con otras mujeres.

Fue elevado a la posición de realeza antes de la desaparición de su padre, ya que su pariente Adonijah se había declarado señor.

Adonijah fue ejecutado más tarde por solicitud de Salomón, y el ministro Abiatar, su partidario, fue destituido de su situación, en la que fue reemplazado por Sadoc. El general Joab también fue asesinado sin tener en cuenta el privilegio de refugio del santuario.

Del registro de las Escrituras se deduce, según todos los relatos, que en el levantamiento de Salomón para controlar una limpieza ocurrió en las unidades principales del reino, que fueron suplantadas por individuos fieles al nuevo señor. (Ver Articulo: Oración para dormir bien sin pesadillas)

Personajes

En el Antiguo testamento se muestran diferentes personajes con una destacada participación y enseñanza. Algunos de ellos se especifican a continuación:

Abraham

Abraham, inicialmente Abram, es el primero de los tres patriarcas del judaísmo. Su historia se cuenta en todos los escritos consagrados de las religiones abrahámicas y asume un trabajo significativo, por ejemplo, la confianza en el judaísmo, el cristianismo y el islam.

El relato de las Escrituras gira en torno a los temas de los sucesores y la tierra. Abraham es llamado por Dios para salir, Taré, y establecerse en la tierra inicialmente dada en Canaán, pero ahora Dios garantiza a Abraham y sus parientes.

Hay algunos solicitantes que podrían adquirir la tierra después de Abraham, sin embargo, todos son despedidos por Isaac, su hijo con su hermanastra Sara.

Abraham compra una tumba (la Tumba de los Patriarcas) en Hebrón para ser la tumba de Sara, estableciendo así su derecho a la tierra; en la segunda era, su beneficiario Isaac se casa con sus propias parientes, y luego prohíbe a los cananeos de cualquier legado.

Abraham, más tarde, se casa con Cetura y tiene seis hijos más, sin embargo, en su fallecimiento, cuando está cubierto junto a Sara, es Isaac quien obtiene “cada una de las mercancías de Abraham”, mientras que diferentes niños obtienen “dotaciones”.

La narrativa de Abraham no puede identificarse con precisión con un momento en particular, a pesar del hecho de que se percibe ampliamente que la Era Patriarcal, junto con el Éxodo y el tiempo de los jueces, es un desarrollo artístico tardío que no se identifica con un tiempo particular de la historia.

Noe

Carácter bíblico en su habilidad elegida por Dios para sostener a la humanidad después del diluvio, Noé aparece dentro de la convención bíblica como el inicio de todas las razas del mundo, a través de sus hijos Sem, Cam y Japheth, y como líder del linaje semítico.

Según Génesis, Noé era hijo de Lamek y tenía un lugar en la novena era después de Adán. Patriarca respetable y devoto, cuando Dios decidió eliminar la contaminación de los hombres en la tierra enviando el diluvio, escogió a Noé para defender el destino final de la humanidad.

Luego de darse cuenta de lo que ocurriría, Dios le ordenó a Noé que trabajara según sus pautas un arca equipada para deslizarse sobre las aguas y mantener en él varias especies de criaturas. Finalmente, Noé, su media naranja y sus tres hijos con sus esposas entraron al arca y el diluvio resultó, que continuó durante cuarenta días.

Cuando dejó de llover, Dios estableció una sociedad con Noé y sus hijos “para que las aguas del diluvio no erradiquen más sustancia alguna, de modo que no haya más diluvio para aplastar la tierra”.

Asimismo, recargó los estatutos forzados en la creación, con dos variedades: los hombres podían matar y comer criaturas, y el hombre que asesinó a otro sería rechazado por sus semejantes.

Más tarde, Noé, el ranchero principal, encontró fríamente el vino y, al probarlo, “se puso alcohólico y fue expuesto en su tienda”. Mientras Sem y Jafet lo aseguraban con deferencia, Cam ridiculizó a su padre. En ese momento, Noé injurió a su hijo, Canaán, por ser cautivo de la herencia de Sem, los semitas, de cuyo tronco crecerían los individuos de Israel.

Sobre esta premisa, los israelitas generalmente garantizaban su derecho a llegar a Canaán (Palestina y Fenicia). En el Corán, el libro sagrado de los musulmanes, existe además la figura de Noé, a quien el Islam piensa acerca de uno de los profetas.

Isaac

Es el segundo de los patriarcas de los individuos de Israel; hijo del principal patriarca de los hebreos Abraham, quien condujo el movimiento de los hebreos de Mesopotamia al Levante mediterráneo, y su pareja Sara.

Su nombre significa “te hará reír” y se debe al humor que causó a su madre la declaración de un viajero que había facilitado que ella tuviera un hijo, ya que “dada su edad, no podía aceptar que estaba embarazada”.

Como lo indica el registro de las Escrituras, Sarah tenía 90 años y Abraham tenía 100 años en ese momento. En la costumbre bíblica, el nacimiento de otro mundo de Isaac fue una consecuencia de la promesa de Yahweh con Abraham.

Eso fijó la decisión de los individuos judíos como beneficiarios de la ley asombrosa; El resultado de ese contrato sería la circuncisión, cuyo nombre típico en hebreo realmente significa “acuerdo”.

En este sentido, el libro de Amós recomienda que Israel fuera uno de los nombres de Isaac; No obstante, el análisis de las Escrituras en su mayor parte piensa que esto se aplica a su hijo Jacob. Jacob era uno de los dos hijos gemelos de Isaac.

Adan y Eva

En las religiones abrahámicas, Adán y Eva fueron el hombre principal y la dama principal en poblar la tierra. Fueron hechos por Dios en el sexto día de la creación.

Como lo indican la Biblia y el Corán, Adán fue hecho primero, y Dios, al verlo solo a él, concluyó que necesitaba un amigo hecho de una costilla del hombre. Los primeros jóvenes de la pareja fueron Caín, Abel y más tarde Set

Dios puso a Adán y Eva, para demostrar su lealtad y obediencia les dio la orden de comer cada uno de los productos del árbol del vivero, aparte de uno, llamado el árbol de la información del bien y la malicia (sin embargo, los negó comer del árbol de la vida) diciéndole a Adán y Eva que en caso de que comieran los productos de él, patearían el cubo.

La serpiente explotó este estándar único, y en este sentido atrajo y dirigió mal a Eva; que comió el producto orgánico prohibido. (Ver Artciulo: Oracion para triunfar en el trabajo)

Diferencias con el Nuevo testamento

A pesar de que la Biblia es un libro reunido, existen contrastes entre el Antiguo y el Nuevo Testamento. Desde varias perspectivas, son recíprocos. El Antiguo Testamento es esencial.

El Nuevo Testamento se expande sobre esa premisa con más revelación divina. El Antiguo Testamento construye reglas que se consideran ilustrativas de las realidades del Nuevo Testamento.

El Antiguo Testamento contiene numerosas predicciones que se cumplen en el Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento da el trasfondo histórico de un pueblo. (Ver Articulo: Oración cristiana corta)

El Nuevo Testamento se centra en un individuo. El Antiguo Testamento demuestra la furia de Dios contra la transgresión (con miradas a su belleza); El Nuevo Testamento demuestra la elegancia de Dios hacia los malvados (con miradas a su destacada actitud).

El Antiguo Testamento predice un Mesías, y el Nuevo Testamento descubre quién es el Mesías. El Antiguo Testamento registra la transmisión de la Ley de Dios, y el Nuevo Testamento demuestra cómo Jesús el Mesías cumplió esa Ley.

En el Antiguo Testamento, los tratos de Dios son básicamente con sus individuos escogidos, los judíos; En el Nuevo Testamento, los tratos de Dios son fundamentalmente con su congregación. Los dones físicos garantizados bajo el Antiguo Pacto  ofrecen un acercamiento a los favores profundos bajo el Nuevo Pacto.

(Visited 158 times, 1 visits today)

Deja un comentario